Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » “11 Razonamientos para despertar y liberarse”, Autor: Carles Gallego Arjona

“11 Razonamientos para despertar y liberarse”, Autor: Carles Gallego Arjona

Flor de lotus 02
Me llamo Carlos Gallego, tengo 30 años, soy ingeniero técnico mecánico y terapeuta de sanación intuitiva. Hace ocho años, en un momento personal de colapso, descubrí el mundo de las terapias “alternativas”, y este fue el inicio del camino del despertar de la conciencia y de la sanación, el cual me ha traído al momento actual.

 

En mi trabajo de ingeniero, o el de terapeuta, o en mi vida social extralaboral, observo la luz y la oscuridad. La luz ahí está creciendo cada vez más, y la oscuridad se revela y se percibe como antes no percibíamos. Los medios de comunicación casi solo muestran la oscuridad, lo cual hace parecer que cada vez hay más maldad en el mundo; y eso, no es así. Lo que pasa es que un árbol al caer en un bosque hace más ruido que los 100.000 que están de pie; no hay que caer en esa trampa.

 

En mi camino de sanación y de reconexión con mi esencia me han ayudado maestros terapeutas, conferenciantes, escritores y periodistas independientes, entre otros de todos los oficios posibles. Algunos me han liado, o me han enseñado algunas cosas correctas y otras que no lo eran. Pero, al final, encuentras verdades que sientes como correctas por qué te vibran como nunca lo habían hecho, y por qué son algo que verificas personalmente mediante tu tan preciada experiencia personal. Hoy en día parece que muchos se atreven a escribir un libro, o a conferenciar o a liderar un proyecto político. Transmitir conocimiento, o ideas, es una gran responsabilidad social, y se debe hacer desde el corazón, respetando el libre albedrío, con los pies en el suelo, y sabiendo de primera mano de que se está hablando. Hay que tener claro que es necesaria la experiencia personal para la verificación de los conceptos.

 

Actualmente hago mucho más el bien que antes, y esto no es así porqué yo sea mejor persona, es por qué estoy más equilibrado, más limpio, con más conocimiento y más conciencia. Sé que experimentamos el mal (la oscuridad) para saber identificar el bien (la luz) y aumentar nuestra conciencia de luz. El mal es la ignorancia, la debilidad, el desequilibrio, el ir cargado de energías parásitas, el no saber más, el no ser capaz de sentir, el estar atrapado, etc… Por eso sé que fomentar una cultura del conocimiento, de la salud, de la espiritualidad conciente, del bien común, del arraigo a la Tierra, es trabajar para la luz.

 

He conocido, por ejemplo, grupos “antisistema conspiranoicos” los cuales denuncian la mentira de la versión oficial del 11S o de la gripe A; las sociedades secretas que se reúnen para decidir como manipular el mundo; la manipulación, mentira y omisión de la información en los telediarios; las técnicas de hipnosis masiva; o de cómo los que imprimen el dinero no son una institución pública; etc…. Y está bien difundir la verdad sobre la manipulación en el mundo. Hay periodistas independientes que están haciendo un gran trabajo, como por ejemplo en la web http://elproyectomatriz.wordpress.com/. Pero no siempre tienen en cuenta lo básico: “Sanador sánate a ti mismo”. Puedes manifestarte para denunciar engaños globales, pero si no estás limpio, si estás lleno de rabia, si no te mueves des del el corazón, si no hay humildad, si cuando llegas a casa hay conflicto, no llegará  la paz al mundo. Si no tenemos paz individualmente no la tendremos colectivamente. El error más típico ha sido y suele ser mirar hacia afuera, en vez de mirar hacia adentro. Se trata de ser luz antes que predicarla.

 

Y es que la inocencia, que nace de la pureza, nos perjudica y no nos deja ver la verdad. ¿Como puede ser que existan manipulaciones y engaños tan grandes a nivel planetario? ¿Cómo puede ser que uno vaya a reconectarse con el Universo y le desconecten? Estas cosas pasan. Y pasan por no conocer ni la oscuridad ni la luz, la externa a nosotros y la que está en nuestro interior.

 

En las pocas conferencias, entrevistas de radio y de televisión que con motivo de la publicación de mi libro he hecho, siempre hay personas que agradecen la información que transmito. Y en otras conferencias a las que he ido, como la de hace unos días de Álex Rovira (autor de “La buena suerte” y “La buena crisis”, entre otras) las personas salen creyendo más en ellas, teniendo unos pilares más fuertes, agradecidos por la información recibida. Agradecen ver que no están solos, que no son los únicos que piensan y ven “diferente”, que aquella “trampa” en la que cayeron ahora la han entendido, que hay mucha más buena gente de lo que nos quieren hacer creer, que no hay que caer en la culpa autodestructiva, que tenemos un gran poder, que hay algo más y que es posible sanarse.

 

Por eso filmé mi conferencia y la colgué en internet, para facilitar la transmisión de la información. Y por eso también escribí el libro “11 Razonamientos para despertar y liberarse”. Años de experimentación y crecimiento tenían que ser compartidos.

 

Sé que tengo cosas que sanar todavía y, sin duda, el futuro, junto con el proceso de ascensión de la Tierra, me irá mostrando nuevas revelaciones. Pero sé que actúo correctamente siguiendo lo que siento y rindiéndome a lo que creo que es mi papel en esta vida, aunque a veces la mente interfiera y me desvíe un poquito. Año tras año mi conciencia ha ido aumentando, me he dado cuenta de errores y de aciertos, se que de aquí un año veré y sabré cosas que ahora no sé, pero sé que en el momento en el que estoy ya debe ser transmitido, no como mandamientos, sino como información para que cada uno haga con ella lo que sienta. No se trata de ir detrás de la gente gritando “Despertar!”, sino de facilitar la información a quien la busque.

 

¡El conocimiento nos hace responsables! ¡La verdad nos hará libres!

 

Carles Gallego  20/02/10

 

Carlos

 

 

 

 

 

 

Aqui os dejo un capítulo de mi libro:

 

1 – RAZONAMIENTOS

 

Introducción

Todos tenemos ideas y creencias sobre la vida, sobre la sociedad, sobre el mundo, sobre el sistema, sobre quién somos, sobre quién queremos ser, etc… Podemos tener estas ideas de manera más o menos consciente, más o menos definidas, pero todos las tenemos.

Continuamente hay hechos, ya sean comportamientos de otras personas o sucesos en nuestro ambiente, que primero interpretamos y delante los cuales luego reaccionamos. Para interpretar cada hecho hacemos servir, como base para analizar y sacar una conclusión, una creencia. Estas creencias son la base de nuestros razonamientos/interpretaciones/juicios. Estos pensamientos activan nuestras emociones y nuestras reacciones.

– Hecho/situación + creencia => Razonamiento/juicio => Emoción

– Razonamiento negativo => emoción negativa

– Razonamiento positivo => emoción positiva

Por ejemplo:

– Si crees que la vida es para gozarla al máximo y que esta está llena de oportunidades positivas, esto normalmente hará que allí donde estés busques el placer y la diversión. O sea, que si en el trabajo te cambian de departamento tu razonamiento podrá ser de que es un premio o que no lo es; pero te será igual y enseguida te pondrás a pensar en las posibilidades de aprendizaje y de gozo que te ofrecerá esta nueva ubicación. Afrontarás el cambio con ganas y alegría.

– Si crees que la vida es un esfuerzo constante y un sufrimiento para poder sobrevivir, entonces delante de los hechos del día a día razonarás buscando la reafirmación de estas creencias. O sea que, si en el trabajo te cambian de departamento, tu razonamiento podrá ser que ha sido para perjudicarte y para castigarte, y que allí a donde vas todo será difícil y que no te gustará. Afrontarás el cambio con desgana y rabia.

– Si crees que la intención de los demás casi siempre es de hacerte daño, tus razonamientos tenderán a pensar malamente, casi siempre, sobre las intenciones de los demás. Y cuando alguien venga hacia ti de todo corazón le pondrás una barrera. Esta barrera te salvará de algunos, pero te impedirá gozar de otros. Además, podrá llevarte hacia la soledad.

– Si crees que todas las personas son buenas y que no tienen mala intención, te pondrán la zancadilla y no te darás cuenta de lo que te están haciendo, ya que en tu mente no entrará la posibilidad de que otras personas tengan malas intenciones. Este comportamiento cándido te hará gozar de grandes momentos y ser querido, pero también hará que haya gente que se aproveche de ti y te haga daño.

Hace falta tener en cuenta que estas creencias, aunque no estén a nivel consciente, si que están a nivel subconsciente. En el caso de estas últimas, el nivel de intensidad no tiene porque ser igual al nivel consciente. En el subconsciente hay las raíces, las cuales pueden ser más o menos profundas.

 

Tipos de razonamiento

Microrazonamiento / pensamiento pequeño

Son los más comunes y habituales. Continuamente recibimos estímulos los cuales nos hacen razonar y sacar una conclusión. Un razonamiento puede ser de tres palabras y durar dos segundos en nuestra cabeza, y no por eso deja de ser importante, ya que provoca una pequeña emoción.

Ejemplo: Conoces alguien con unas gafas de estética muy chillona.

– Como que a ti no te gusta nada llamar la atención, piensas que no te gustan nada. Puede haber una pequeña emoción de rechazo, la cual la otra persona puede percibir.

– Te gustan las cosas atrevidas y los colores vivos. Tienes una emoción de aceptación y de que te gusta.

Ejemplo: Tu jefe te insinúa que un trabajo no está suficientemente bien hecho y te da un pequeño toque de atención.

– Crees que no haces suficientemente bien las cosas. Tienes una emoción de culpa.

– Crees que lo haces todo lo mejor que puedes y que a veces te equivocas como todo el mundo. Tienes una pequeña emoción de enfado con tu superior.

– Crees que no tienes porque hacer bien las cosas necesariamente, y por eso no le pones interés. Crees que lo importante es que suene la bocina cuando antes mejor. La indiferencia hace que no cambies tu estado de ánimo. O al contrario, crees que lo haces muy bien y con interés, y por lo tanto, te es indiferente la opinión de tu superior.

Ejemplo: Estando con un grupo de compañeros de trabajo, se hace broma sobre una situación en la que has estado implicado.

– Crees que la gente quiere reírse de ti. Te enfadas y te molestas.

– Crees que se están riendo de la situación sin faltarte al respeto. Ríes tu también.

Razonamiento muy trascendental

Son razonamientos que, al ser ejecutados tienen unos efectos perdurables y poderosos. Además, el hecho o la situación a menudo permiten tener tiempo para decidir la reacción.

Ejemplo: Uno de los candidatos a presidente de un país es un político bajito, que ha sido mal estudiante, con antiguos problemas con el alcohol, de ideas muy estrictas, con una seguridad en sus creencias muy fuerte.

– Crees que es alguien como tú, mal estudiante, no muy guapo, a ratos fracasado. Crees que es mejor que mande alguien como la mayoría de la gente; alguien que no sea un “empollón” triunfador. Crees que un buen líder tiene que tener una gran seguridad y no tiene que dudar. Tienes una emoción positiva.

– Crees que cualquier persona no puede ser el presidente de un país. Este tiene que tener estudios, ser equilibrado, muy sabio y triunfador. Tienes la creencia de que un exceso de seguridad no es de persona savia, ya que crees que el sabio es capaz de ver un mar de posibilidades, mientras que el no sabio no lo ve, y por eso no duda tanto. Además, crees que lo que este quiere siendo presidente no es hacer cosas buenas para el país, sino trabajar para sus intereses y sentirse importante. La emoción es de rechazo.

Ejemplo: Hay cosas de tu pareja que no te gustan y discutís mucho. La relación hace años que existe y hay mucha presión, tanto de la propia pareja, como de la familia y amigos, para que os caséis y tengáis un hijo.

– Crees que no encontrarás nada mejor, que si rompes lo pasarás muy mal, te quedarás solo y sufrirás el rechazo de tu entorno. También crees que discutir es muy normal y que una boda más tener un hijo te traerá estabilidad y hará que la relación de pareja mejore. Casarte y tener un hijo te acaba convenciendo.

– Crees que una pareja no tiene que ser un esfuerzo constante, que no puede ser que hayan cosas en donde te tengas que callar, que una boda más un hijo no cambiaran a tu pareja y que el entorno no tiene nada que decir y decidir en tu vida. Rechazas casarte.

Ejemplo: Estás en un momento de tu vida en que, por edad y trabajo, lo normal seria comprarse un piso y hipotecarse 30 o 40 años en vez de pagar un alquiler. Tienes ganas de tener tu propio hogar, pero dudas sobre si es el momento para comprar y sobre las consecuencias que tendrá esto en tu vida. El entorno te incita a comprar.

– Crees que si la mayoría compra y piensa que tienes que comprar es porque es lo que tienes que hacer. También crees que pagar un alquiler es lanzar el dinero ya que lo que estás pagando nunca será tuyo. Te compras un piso.

– Crees que los demás no tienen que mandar en tu vida y que lo que cuenta es tu criterio. También crees que es mejor pagar un alquiler que te deja aire para respirar que tener una hipoteca la cual te ahoga y no te deja margen para vivir. Sigues viviendo de alquiler.

 

¿Vivimos influenciados?

¿De dónde nacen nuestras creencias? ¿Las hemos adquirido nosotros o nos las han inculcado? ¿Son beneficiosas o nos están perjudicando? ¿Son correctas o son erróneas?

¿Estamos realmente seguros que las cosas que pensamos a lo largo del día no son influenciadas por nada ni nadie? ¿Estamos seguros que nuestro comportamiento es libre? ¿Actuamos según se nos ha dicho? ¿Según nuestros miedos gravados por nosotros mismos a influencia nuestra o de algún otro? ¿Realmente somos capaces de sacar una conclusión 100% nuestra? ¿O esta está influenciada por la sociedad, por la televisión o por alguien en concreto? ¿Hay creencias colectivas las cuales han sido deliberadamente inculcadas? ¿Estamos hipnotizados? ¿Somos capaces de decidir desde nuestra esencia, independientemente de cualquier influencia externa, ya sea del presente o del pasado?

¿La experiencia de la vida hace que encontremos nuestra propia esencia? ¿Qué encontremos nuestro propio pensamiento? ¿O nos grava nuevas creencias negativas en la cabeza? ¿Es decisión nuestra gravar negativa o positivamente? ¿Si estás con un grupo de gente los cuales piensan de una manera concreta, te será fácil pensar y expresar ideas diferentes a ellos?

En el momento que un comportamiento, un pensamiento, una idea, o cualquier cosa que salga de dentro nuestro esté influenciada por otra persona, o por algo que nos hemos inculcado nosotros mismos partiendo de un hecho, y que no sea pura esencia, dejamos de ser libres.

Estas influencias nos afectan en cosas como:

– Ideas políticas / filosofía de vida

¿Tiene que gobernar un partido de derechas, de izquierdas o de centro? ¿Se tiene que invadir un país con tal de llevarle la democracia? ¿Se tiene que aprobar un nuevo estatuto? ¿Se tienen que legalizar los matrimonios homosexuales? ¿Vivir de alquiler o de hipoteca? etc… ¿Sacamos la conclusión según nuestra esencia o según lo que hemos gravado en la cabeza? Puede que hayamos tenido un padre muy de derechas, y por lo tanto, nosotros somos de derechas. O por rabia hacia el padre somos del lado contrario. ¿Pero, realmente, de dónde somos?

– Comportamientos

Nos podemos pasar la vida intentando demostrar que no tenemos miedo, que somos muy valientes. Y resulta que lo estamos haciendo porque nuestro padre nos maltrató diciéndonos que éramos unos débiles y unos lloricas.

O bien llevamos una estética extremada y oscura para demostrar nuestro rechazo al materialismo superficial que tanto daño nos hace. Y resulta que, en realidad, nos gustaría vestir de otra manera más sencilla y armónica.

Podemos creer que tenemos que ser “guais” y que tenemos que estar en “la onda”; que los que no son de un determinado tipo de comportamiento con una determinada estética son inferiores. ¿Pero quién ha definido que es ser “guai”? ¿Y por qué es necesario ser “guai”? ¿No está bien ser tal y como somos?

– Traumas/bloqueos

¿Si tienes miedo a ir solo por la calle debido ha haber sufrido un atraco y esto hace que años después continúes con el mismo miedo, está libre tu mente? ¿O la posee el ladrón que te robó?

¿Si has sufrido maltratamiento psíquico, físico o sexual, y esto hace que vayas por la vida con mucha inseguridad, miedo y autorechazo, tu mente es libre? ¿O la pose el que te agredió?

– Relaciones personales

Si gran parte de tu vida te han pisado, es probable que te juntes con gente que te pisa. Puedes tener una pareja donde tu seas el sumiso y el otro, el dominante, o puede ser que parte o todo tu grupo de amigos se ría de ti, o incluso que en tu trabajo seas pisado por compañeros y superiores. Incluso puede ser que te creas que no vales para gran cosa.

O bien puede ser que seas una persona agresiva que cree que la mejor defensa es un buen ataque, y que prefieras pisar a ser pisado.

Toda idea o comportamiento que tengamos el cual esté ligado a algo que no sea puro nos aparta de nuestra esencia y nos captura la mente. Algunas personas tienen un nivel alto de libertad mental, la mayoría estamos medianamente capturados y hay que lo están completamente.

 

La televisión

Aunque las influencias vienen de muchos lugares, como la familia o la sociedad, el elemento de influencia más poderoso que hay es la televisión. Es el mejor hipnotizador del mundo. La TV te dice cual es la realidad del mundo y que es correcto y que no. Que es “guai” y que no. Como tienes que ser, como tienes que sentir y como tienes que vestir. Qué conceptos son populares y progresistas, y cuales son fachas y conservadores; cuales son del bien y cuales son del mal.

La televisión define los grupos sociales a los que puedes pertenecer. Define cuales son los grupos de éxito y cuales son los fracasados. Si te quieres oponer a un lado, también te dice quien es el lado correspondiente que se opone.

La televisión no es una fuente de información sino de desinformación. Las noticias se dan a medias, distorsionadas, o bien se omiten. Estas inculcan el miedo a los demás y la bipolarización de la sociedad.

La televisión hace servir la puerta de detrás de nuestra mente. Mientras tanto ves un video clip, una película o un programa, sin darte cuenta, te estás gravando creencias y patrones de conducta. Cada imagen, cada sonido musical, cada pauta de comportamiento con el consecuente resultado, cada relación social y cada acción determinante, queda asociada en nuestra mente.

Por ejemplo: Si un escenario “A”, más una forma de comportamiento “B”, más una acción “C”, es igual a “D”, y “D = felicidad”, gravarás que A+B+C=D, y lo intentarás imitar. En el momento que no puedas cumplir una de les tres premisas A-B-C te frustrarás y te deprimirás. Y lo peor de todo es que, normalmente, conseguir “D” no es igual a felicidad.

Se tiene que vigilar mucho con la televisión, ya que esta no refleja la realidad, sino que la crea. Por contra, aunque son pocos, también hay programas, series y películas que trabajan para desprogramarnos y despertarnos.

 

 

La verdad

Cada uno vive en su mundo con su verdad. En la Tierra hay 6700 millones de habitantes, 6700 millones de verdades, 6700 millones de mundos. Pero realmente la Tierra es solo un mundo y, por lo tanto, es solo una verdad. Así de simple.

¿Pero cuál es la verdad? ¿Cuál es la pura realidad? ¿Hay muchas personas que se piensan que conocen la verdad, pero hay alguien en todo el planeta que realmente conozca la pura verdad? ¿La pura realidad?

Por ejemplo: ¿Cual podría ser la verdad sobre el amor hacia los hijos? ¿Es criarlos de manera que lo tengan todo y acaben siendo unos sobreprotegidos? ¿Es no recriminarlos nunca nada y dejarte pisar por ellos? ¿Es enviar tus hijos a una academia militar para que se hagan unos hombres fuertes, disciplinados y seguros? ¿Es ayudarlos a crecer como personas equilibradas, según sus necesidades y inquietudes, enseñándoles el terreno en el que pueden actuar?

En el camino de la evolución personal descubres que la fuerza más grande, la que une el Universo, es el amor. Y esta verdad, sabes que es verdad. Pero entonces hace falta descubrir que es realmente amor y que no. En el proceso de crecimiento personal poco a poco vas descubriendo verdades del puzzle. No estás seguro al 100% de la verdad que has descubierto, o sí, pero sabes que esta te acerca más a ella.

Otra verdad que vas descubriendo es que todo está en el punto medio, en el equilibrio. No dar nada a tu hermano no es bueno, y dar mucho tampoco es bueno. Actuar pasivamente te perjudica, pero actuar de manera intimidatoria también te acaba perjudicando. Todo tiene un punto medio.

Hay verdades que se fusionan progresivamente con nosotros y se van constituyendo en pilares sólidos de nuestra vida. Si esta verdad es correcta nos beneficia, pero si no es correcta nos lleva hacia el sufrimiento.

Relatividad de la verdad

– Tienes un plato en tus manos y te lo miras, decides que no te gusta, lo lanzas al suelo y se rompe. ¿Quién ha decidido lanzar el plato al suelo? Has sido tu.

– El plato que tienes en las manos, y que estás mirando, tiene un dibujo infantil de un personaje de unos dibujos animados que mirabas cuando eras pequeño. Tu padre los criticaba y los aprovechaba para recriminarte que eras poco hombre y que verlos era cosa de niñas. Viendo el dibujo, una rabia interna te posee y acabas lanzando el plato al suelo. ¿Quién a lanzado el plato al suelo? Lo has lanzado tú. ¿Pero lo habrías lanzado si tener el doctor Slump en un plato no hubiera sido algo malo? ¿Si no hubieras tenido una asociación negativa respecto al dibujo? En todo caso, la decisión ha sido tuya.

– Por alguna extraña razón, estás en el medio de un auditorio donde 100 personas están pidiéndote a gritos que lances el plato al suelo. Y tu no lo quieres tirar. Pero resulta que ahora en vez de 100, son 1.000 los que están gritando. Y ahora, en vez de 1.000 son 10.000. Y si con 10.000 no lo lanzas pasan a ser 100.000. Al final acabarías lanzando el plato al suelo. ¿Quién es capaz de llevar la contraria a tanta gente? En todo caso, la decisión final habría sido tuya.

Dar la culpa 100% a la persona que ha lanzado el plato al suelo seria razonar de manera simple y limitada. Razonar que es lo que ha producido que al final este plato haya sido lanzado al suelo transcendiendo la persona y pensando en el colectivo, es hacerlo con conciencia.

Cuando un terrorista se inmola y provoca su muerte y la de mucha gente, el culpable es él y los que le han ayudado. ¿Pero lo habrían hecho si no hubieran vivido la injusticia de la pobreza? ¿De ser invadidos? ¿De ser pisados? ¿De ver niños con piernas amputadas por minas antipersona occidentales? ¿Lo habrían hecho si no les hubieran lavado el cerebro? El ser pisado provoca miedo y rabia; eso te lleva al sufrimiento, el sufrimiento al odio, y este al lado oscuro. El culpable de la explosión es el terrorista que es el que tiene la última palabra, y no está en ningún caso justificado. Pero tenemos que tener en cuenta que alguien que crece en un ambiente de amor y comprensión nunca será un terrorista. Limitarse a que el terrorista es el culpable es muy fácil y incluso es egoísta; lo correcto es ver más lejos, ver el contexto, ver el porqué.

Si una persona alimenta su odio hacia un determinado grupo de personas, cada vez que siente a un político determinado, o quién sea que se meta con el grupo con el que ella se identifica, estará condicionando su opinión a las acciones de las personas que considera que se están metiendo con ella. Su pensamiento no será libre. La naturaleza de las personas es amar a todos y a todo el mundo, y si por efecto rebote y manipulador dejas de hacerlo estarás renunciando a tu esencia y condicionando tu sentimiento a otras personas.

Un joven puede estar conduciendo un coche y ir detrás de otro coche en donde van sus colegas. Puede pasar, y pasa, que se encuentran con un coche que ellos consideran que va muy lento, y aunque el avance no es seguro, los colegas avanzan. El joven que va detrás no lo ve claro, de hecho, lo ve muy peligroso. ¿Pero qué pensarán sus colegas si no avanza? Una voz en su cabeza le comienza a decir que tiene que avanzar, que no sea una nena. Una imagen de sus colegas haciendo broma de lo nena que es, y insinuándole que es un cobarde que no ha avanzado, viene a su cabeza. No lo ve nada claro, pero hay una presión en su interior que le empuja a avanzar. Al final avanza en un lugar no muy seguro y, a medio avance, se encuentra un coche de cara el cual, por suerte, lo acaba esquivando, o no. ¿El joven ha avanzado por qué él a querido o por qué le ha empujado la influencia de sus colegas? La última decisión siempre es nuestra, pero tenemos que ser conscientes de la importancia que tiene el colectivo. Aunque no te empujen a hacer una cosa físicamente, también tiene fuerza, incluso la misma, que te empujen mentalmente.

 

Creación

El futuro lo creamos día a día, paso a paso, instante a instante. Las consecuencias de nuestras acciones son el futuro, el presente de mañana. Para cambiar el futuro tenemos que cambiar el presente.

Nuestro entorno se forma según nuestras creencias. Buscamos y vivimos aquello que creemos. La creencia crea la realidad. Incluso nuestro cuerpo físico, en parte, se forma según nuestras creencias.

Por eso es muy importante estar atento a nuestras creencias, ya que son nuestras paredes, nuestras ventanas, nuestros caminos, nuestras amistades, nuestro lugar en donde vivimos, nuestra economía, etc… El cerebro es como un proyector que nos pone la película que le decimos, o como un taxista que nos lleva allí donde le pedimos.

Tenemos la capacidad de crear. Las creencias crean. Si no creamos cosas positivas es por qué no tenemos creencias correctas.

 

Conclusión

Tenemos la cabeza llena de grabaciones y creencias, las cuales muchas no son correctas y nos perjudican. A parte de esto, las influencias externas también están presentes.

Cada vez que razonamos tendríamos que fijarnos en si lo hacemos libres de influencias presentes o pasadas; y si lo hacemos pensando en el contexto y el colectivo o en la individualidad.

 

Los 11 razonamientos hablan de:

Creencias y patrones de conducta; la voz que nos guía; buenas y malas decisiones y su grado de consecuencia; las religiones como arma opresora, distorsionadora y ensuciadora; influencia personal en nuestro entorno, y viceversa; concepto del bien y del mal; el sistema tal como es y ha sido; el porqué y el como de les profecías; las energías y los otros mundos y dimensiones; el como y el porqué terapias naturales y crecimiento personal; los proyectos personales y la humildad.

Más información en www.despertar-social.com

 

La Conferencia, Si clickais dos veces os llevará directamente al vídeo de Vimeo:


11 RAZONAMIENTOS PARA DESPERTAR Y LIBERARSE from MIZAR-PETRUS on Vimeo.

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
7 comentarios
  1. User comments

    FELICITATS¡¡¡ Uno nunca se equivoca si hace las cosas desde el corazón con humildad y fe

  2. User comments

    Estimado carles,felicidades por tu libro, te deseo mucha suerte,solo quisiera darte un para de recomendaciones.

    La primera es que cuando comenzamos a elevar nuestra conciencia y a despertar y darnos cuenta que es lo verdaderamente importante en nuestras vidas, no será necesario utulizar titulos como los que utilizas a principio de tu escrito y al principio de tu video,tu eres Carles Gallego Arjona (Depertador Social) a estas alturas del partido no se necesitan mayores credenciales mas que las de tu corazon y las ganas de abrir los ojos a la gente, para que sean felices desde el corazón.

    La segunda y esta no estoy seguro porque no he leido tu libro completo, ni todos los articulos de web, pero me parece que estas dejando a Dios,nuestro Creadro, Fuente, o como le conozcas, fuera de la ecuacion,creo que es muy importante reconocerlo y tomarlo en cuenta ya que es nuestro socio mayoritario,y si lo tomamos en cuenta todo se hace mas facil, cualquiera que sea el camino que elijamos en nuestra vida.

    un abrazo

    MIGUEL

  3. User comments

    felicidades hermano sige adelante contribuyendo con el despertar social. gracias….

  4. User comments

    Realmente sigo sosteniendo que estas redes sociales donde podemos encontrarnos…escucharnos…enseñar…mostrarnos …brindar una partecita de nosotros a otros que quizás necesiten lo que aprendimos es maravilloso! Gracias por escribir desde el corazón! admiro mucho tu capacidad y tu plasticidad para lograr compatibilizar algo tan estructurado y a la vez creativo como lo es la ingeniería con palabras tan pero tan llenas de sabiduría existencial, llena de amor comprensión, humildad y humanidad! Éxitos y un gran cariño!!!! Vero- de Argentina-

  5. User comments

    Hola Carlos,

    felicitaciones, por tu valentía al abrirte al mundo, mostrando tu experiencia personal.

    Me ha causado profunda imprensión al percibir mientras hablablas, sobre la naturalidad de las cosas, y sobre todo la naturalidad del ser humano. Es natural del ser humano el conectarse, con otras dimensiones, con las energías, con Dios, y sobre todos con nuestros hermanos humanos. Es natural intuir, ver, y oir.

    Siento alivio, porque muchas veces he dudado de esa capacidad, y a cada día siento y compruebo que es lo natural del ser humano, somos seres conectados, unos a los otros, siempre lo fuimos, pero en un momento de nuestra trayectoria se nos ha cortado, esa union, y siento que estamos en un punto fantástico. Pues estamos recobrando todo eso, que nos es natural como seres humanos. Agradezco, una y varias veces a Dios, por ser, y por aprender a ser, de a poquito, ser humano.

  6. User comments

    Desde mi humilde punto de vista, ya no estamos en el tiempo de tanta hipótesis, propuestas, señores, propuestas!!!, fórmulas sencillas aplicables a la generalidad, no tanta palabra, debemos ser más escuetos, menos ególatras, que si nos reunimos con quien o con quienes, que somos esto o aquello, que tenemos 30 títulos, 20 masterados….Los maestros siendo quienes son sin tanta palabrería llegan a nuestro corazón. No caigamos en la trampa de la mente, la ilusión, LA MATRIX , no vaya a ser que terminado el acto, al caer el telón nos demos cuenta de una triste realidad: que todo en lo que creímos, al amparo de nuestro ego, no exixte… que el tiempo lineal propio de nuestra dimensión ya no es… y los que pregonaban tanta y tanta humildad, se fascinaban internamente ante el aplauso y la gratificación… Todos somos capaces de alcanzar nuestra ascención, estemos atentos al latido universal, a los requerimientos sinceros de TODOS…Todos somos valiosos, ante la esencia divina, no importa lo que alcanzamos como conocimiento académico, sino el conocimiento + amor = SABIDURÍA.

    Con amor sincero:

    Victoria

  7. User comments

    gracias,por los consejos, siempre es bienvenida los deseos de progreso sobretodo espiritual…sigue adelante…bendiciones

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend