33 plantas milagrosas

 

plantas mágicas

¿Qué es un milagro? ¿Cuál es su relación con la sanación? ¿Por qué  las culturas se niegan a sí mismas acceso a la sanación y a la visión? ¿Cómo explicar el origen de las adicciones? ¿Por qué  se está abusando de los dispositivos de poder? Algunos dirían que es un signo de lo enfermos que estamos, de lo degradados, corruptos, contaminados e incluso innaturales que nos hemos vuelto. Algunos dirían todo esto y lo dejarían allí, refunfuñando acerca del terrible estado en que se encuentra el mundo, tan impío, tan falto de sacralidad. Pero la verdad es otra.

Al no conseguir modificar la mentalidad, las costumbres, y principalmente todo el universo de los antepasados, que hoy denominamos folclórico y supersticioso, el poder religioso, con fines totalitarios, convino que era preferible integrar lo maravilloso del mundo pagano en su propia idea de lo real. Así nació el milagro.  Maravilla y milagro derivan ambas de mirus, que significa “sorprendente”, ver o mirar con sorpresa; todo hace pensar que lo maravilloso precede al milagro. 

La sorpresa y la capacidad de maravillarnos son sentimientos a los que somos muy sensibles, y acerca de los cuales pensamos actualmente que son defectos. Cuando padecemos migraña, nos tomamos una aspirina. Nada hay sorprendente ni maravilloso en este gesto, ni en el hecho de que un poco más tarde, nuestro dolor de cabeza se esfume. Para nuestro antepasado que tal vez un día respiró o masticó unas hojas o pétalos de reina de los prados, fue sin duda sorprendente y maravilloso constatar, que esta flor,  que se encontraba  normalmente a su alrededor, podía tener efectos, que hoy llamamos febrífugos, somníferos, diuréticos, para uso interno, y cicatrizantes, para uso externo. Así, ¿desde cuándo el hombre sabe que la reina de los prados contiene ácido salicílico, al mismo tiempo que calcio y azufre, sin haberlos llamado así jamás?

 

LO REACTIVO

fod-403143

Los ancestros reconocían al fuego como un transmutador y liberador del poder de ciertas sustancias. El fuego hace las cosas más yang, o sea, más activas que pasivas y libera la esencia de la sustancia. Por eso es que los ancestros quemaban o fumaban una variedad de cosas.

El jengibre toma su nombre de una raíz etimológica tamil que significa “cuerno”. En la Edad Media se hacían galletas y bizcochos de jengibre que, además de su sabor delicado, tenían la fama de poseer virtudes laxantes, de depurar la sangre y prevenir contra numerosas enfermedades. También se preparaban licores y elixires muy sabrosos, de propiedades digestivas, utilizando la raíz de esta gran planta tropical, de hojas estrechas, flores blancas estriadas de púrpura y odoríferas. Se maceraba en vino o cerveza. También se utilizaba como cataplasma para estimular la circulación de la sangre. Sus poderes afrodisíacos debidos a su acción revulsiva (que provoca una afluencia de sangre hacia los órganos periféricos) es célebre en el mundo entero.

El ginseng es una planta de origen chino que recibe tal apelación “planta hombre” porque la forma de su raíz evoca  la del cuerpo humano. Se ha considerado una panacea, palabra que hace honor a la diosa mítica, la cual simboliza la curación universal a través de las plantas: “todo remedio”. Sus virtudes estimulantes de los sistemas nervioso e inmunitario, del estómago y las facultades cerebrales, revitalizantes y tónicas para los pulmones y el corazón, febrífugas, es decir, que combaten la fiebre y, por supuesto, afrodisiacas se conocen y emplean normalmente.

El romero es un pequeño arbusto, provisto de tallos largos y rectos que pueden alcanzar 1 metro de altura y que dan bonitas flores violetas o azul claro. Se trata de una planta de virtudes tonificantes, estomacales, antisépticas y antálgicas. Las infusiones de romero hacen maravillas y tienen efectos sedantes y curativos en caso de dolores de estómago, de indigestión, de trastornos hepáticos y de migrañas, por ejemplo. Por otra parte, tomar un baño a base de cocción de romero, preferentemente silvestre, puesto que sus principios son mucho más activos, se le recomienda a las personas que sufren anemia, que se sienten cansadas, agotadas, o que se ven física o intelectualmente debilitadas.

La caléndula es el nombre de una flor que también ha sido conocida como “maravilla”. A su vez la palabra procede de mirabilia que pasó a significar “cosa extraña”, “hecho notable”, nombre que le viene muy a propósito por sus cualidades. La caléndula es una planta muy rica en virtudes medicinales, se utiliza normalmente en homeopatía en forma de tintura y cuyos principios antisépticos son muy eficaces y de sobra reconocidos. Su vínculo con lo inesperado y lo anormal la pone en relación directa con la inquietud, cualquiera que sea su origen o causa, y cuando está muy exacerbada hace de ella la flor del desasosiego. Tradicionalmente se recomienda un emplasto de tallos y hojas para irritaciones, eczemas, pequeñas heridas y cicatrización. La caléndula tenía la función de talismán.

 

LO ETÉREO 

la vid

El alcohol es uno de los compuestos químicos más comunes y empleados, se ha obtenido desde antiguo por fermentación: unas enzimas procedentes de células de levadura provocan la descomposición de féculas o azúcares en alcohol y dióxido de carbono. Este proceso sigue siendo la base de la industria productora de vinos y cervezas y de la fermentación con destilación que da origen a licores como el whisky.

Hay personas que hacen un  fetiche el conseguir la cosecha correcta del vino que irá mejor con su primer plato.

La vid  es un género con alrededor de 60 especies aceptadas, de las casi 800 descritas. Su importancia económica se debe al fruto, la uva, utilizada tanto para consumo directo como fermentada para producir vino. El vino se consideró la bebida de los dioses y la vid un árbol sagrado, Jesús utiliza el símbolo del vino al decir “esta es mi sangre”. La infusión de hojas de vid era un excelente regulador de la circulación sanguínea, que combate todos los trastornos de las venas y varicosos. La uva posee propiedades desintoxicadoras del organismo, estimula las funciones hepáticas y posee virtudes energéticas fuertes y reconocidas.

La caña de azúcar tomó su nombre del árabe sukkar y el griego sakkharon. La sacarosa se ha convertido pues en el nombre químico del azúcar extraído de la caña. El azúcar común es un glúcido fabricado y almacenado por las plantas, de las que se extrae para el consumo humano. En las regiones templadas se obtiene de la remolacha azucarera y en las regiones tropicales de la caña de azúcar.

La mayoría del azúcar viene de la planta de la caña, el tallo de una hierba perenne nativa de Asia. Cerca de un tercio del azúcar que consumimos viene de la remolacha dulce o de sólidos o jarabes de maíz. Todos ellos son extraídos de las plantas mediante un proceso químico para darnos el azúcar refinado. La miel y el jarabe de maple están menos refinados y tienen más micronutrientes que el azúcar refinado, que ayudan al cuerpo a absorberlos y metabolizarlos mejor. La melaza, un subproducto del azúcar refinado, también contiene muchos de estos nutrientes.

Son sobre todo las raíces de la caña de azúcar las que se emplearon en forma de poción debido a sus efectos saludables en las inflamaciones reumáticas causadas por la gota o por fuertes accesos de fiebre, también tiene propiedades diuréticas, puesto que favorecen la eliminación del ácido úrico.

La adormidera es una planta de doble naturaleza, su jugo se llama opio, mezcla compleja de sustancias que contiene la droga narcótica y analgésica llamada morfina y otros alcaloides, con los que se fabrica la heroína y la codeína. Los hombres conocieron muy pronto sus virtudes soporíficas, calmantes, analgésicas, sedantes e hipnóticas, aunque todavía no les daban estos calificativos, y sin saber que los granos de adormidera contenían tales sustancias químicas, tan  conocidas hoy en día. En todo caso, si se utiliza correctamente, esta bella y efímera flor es muy útil en caso de insomnio, ansiedad, en los estados infecciosos y en enfermedades agudas. Tiene el poder de disipar el dolor. Papaver es el nombre que recibe la flor de amapola en latín.

La cebada es un cereal de gran importancia tanto para animales como para humanos y es el quinto cereal más cultivado en el mundo.  Aún se utiliza como alimento para consumo humano, mediante un proceso de tostado y molido cuyo producto final es la máchica. Sin embargo, es mucho más utilizada en el malteado y obtención de mostos para la elaboración de la cerveza y para destilar en la fabricación de whisky escocés y de ginebra holandesa. Existe una parte del pan que se elabora con cereal.  Además de nutritiva, otras de  sus virtudes son: antiespasmódica, algo astringente, digestiva, antifebril.

Se utiliza para tratamiento de tos irritativa, digestiones pesadas, deficiencias en la secreción de jugos digestivos, irritaciones digestivas, enfermedades febriles. Combate el estreñimiento en general por su contenido en fibra, especialmente si se utiliza el grano entero.

 

 

LO ENERGÉTICO

ACEITE DE GERMEN DE TRIGO

Los cereales han proporcionado alimento al hombre desde hace miles de años. Derivados de su origen de gramíneas salvajes, han sido sometidos a un cultivo selecto tal, que algunas especies evidencian muy poca relación con sus antepasados silvestres. El arroz, el trigo y el maíz ocupan más de la mitad del terreno de cultivo mundial.

 

Del arroz sabemos que existen más de 3000 variedades, que fue y sigue siendo el alimento básico de miles de millones de seres humanos. De manera que se producen más de 500 millones de toneladas de arroz cada año en el mundo. Según una leyenda mítica china, llegó enviado por los dioses, que mandaron a cinco personajes a lomo de cabras, llevando cada uno una espiga de los siguientes cereales: avena, trigo, mijo, cebada y arroz. Tales personajes fueron a visitar la ciudad de Cantón y le entregaron al hombre dichas plantas. Este cereal es muy rico en vitaminas A, B1, B2 y B6, así como en calcio, sodio, magnesio, cloro, yodo, cinc, flúor, e incluso arsénico entre otros. Pero además de ser nutritivo y energético, el arroz posee otras virtudes. El agua de arroz, por ejemplo, es un excelente remedio contra la diarrea y la hipertensión.

El maíz que utilizamos hoy día, tanto para fabricar la pasta de papel a partir de sus tallos y para el aceite vegetal y harinas a partir de sus granos, como para el pegamento, la seda artificial, los antibióticos y alimento para el ganado, era ya conocido desde hace mucho tiempo en todas las partes del mundo. Lo que no excluye que tuviera un papel simbólico importante en la mitología maya. Aproximadamente 130 millones de hectáreas de tierra se dedican al cultivo del maíz en el mundo cada año, un poco menos que el arroz, siendo el trigo el  más vasto cultivo de cereales en el planeta. Es cierto que esta planta es nutritiva, energética, reconstituyente y que todavía hoy el aceite de germen de maíz que se obtiene con la primera presión fría, tomando a razón de una cucharada de sopa cada día al levantarse y al acostarse, favorece la eliminación del exceso de colesterol en la sangre.

El trigo junto con el pan tiene una carga simbólica relacionada con la metamorfosis, la alquimia del cuerpo y el alma, los alimentos terrestres y materiales que se pueden transformar en alimentos celestes o espirituales. Sin saber que el grano de trigo era rico en fósforo, en magnesio y en calcio, nuestros antepasados conocían sus beneficios, antes incluso de haber hecho pan, cuyo nombre emparentado con el latín pascere, “pacer” entra así en relación con el “pastor”. El pan de trigo, de centeno o con levadura, favorece el crecimiento de los niños, combate la desmineralización, estimula el tono vital y las facultades cerebrales. Al igual que el huevo, el trigo contiene todos los elementos que un organismo necesita.

El estragón, pequeño dragón o hierba del dragón, es una hierba aromática originaria de  Rusia y Siberia, tiene virtudes aperitivas, es decir, estimulantes del apetito y tonificantes para el estómago, es decir, que favorecen la tonicidad  y la energía de los órganos. Así pues, se utilizaba para combatir las flatulencias, restaurar el apetito a los anoréxicos, favorecer la menstruación a las mujeres, incluso para ser más resistentes a lo que todavía no se denominaba virus, pero que ya causaban estragos entre nuestros antepasados. Era muy eficaz contra los venenos.

LO ADICTIVO

Las sustancias empleadas para reprimir emociones no placenteras como la ansiedad, la tristeza o el enojo, pueden generar adicción. Las emociones tienen su origen en el dolor, razón por la cual la morfina fue una de las primeras sustancias usadas para calmarlo, llamada así en honor a Morfeo, el dios griego de los sueños. Un adicto es alguien que está esclavizado por la sustancia.

La pimienta tiene su origen en el latín pigmentum, que significaba colorante para pintura, pero a la vez se utilizaba con el sentido de “droga”, “ingrediente” y “condimento”. Procede de los frutos del pimentero, un arbusto tropical de 5 o 6 metros aproximadamente , que en estado salvaje, a veces puede alcanzar 15 metros. Cuenta con principios activos que hacen de ella un valioso remedio e incluso un afrodisiaco potente, que usaban con frecuencia los orientales, aunque con mucha prudencia. La pimienta, reina de las plantas aromáticas, posee propiedades aperitivas y funciones digestivas y estomacales.

El cáñamo es una hierba anual originaria de Asia que ahora se cultiva en todo el planeta debido a sus múltiples usos. La fibra de cáñamo se usa para hacer cuerdas, papel y ropa. Las semillas se utilizan como alimento para pájaros y el aceite de la semilla para manufacturar pinturas, barnices y jabones. Desde hace mucho tiempo se considera que la marihuana es una hierba medicinal y en la actualidad se utiliza para reducir los efectos secundarios de la quimioterapia y en el tratamiento del glaucoma. El hachís, otro producto del cáñamo, está hecho de la resina seca que se encuentra en la superficie de los cogollos de la planta hembra y es más potente que la marihuana pero se utiliza menos frecuentemente en Occidente.

El peyote es un cactus que crece en el sureste de los Estados Unidos y el Noreste de México. Es una droga que produce visiones y cambios en la percepción. Los chamanes han utilizado el peyote durante miles de años para entrar en trance y hoy en día se utiliza como una sustancia sacramental en la Iglesia Nativa Americana que mezcla la cristiandad con las creencias de los nativos americanos, especialmente de los navajo. El principio activo del peyote es la mezcalina.

Fuera de su contexto iniciático, el peyote tiene efectos perversos,  más cercanos a la locura psiquiátrica que a la revelación espiritual. Muchas variedades de hongos producen sustancias que también se encuentran en esta categoría. Han sido utilizadas en todas partes del planeta por seres humanos deseosos de inducir estados alterados de conciencia. Rara vez son adictivas, pero sirven para las mismas funciones de alterar la conciencia que las otras sustancias de esta categoría.

El muérdago es una planta parásito que se halla frecuentemente  en el olmo, el pino, el álamo y sobretodo el manzano, así como en el sauce y el tilo, crece excepcionalmente en el roble razón por la cual los druidas,  celtas y galos le dieron ese valor simbólico, mágico y sagrado tan grande. Era el símbolo de la regeneración y de la inmortalidad del reino vegetal por excelencia, de la vitalidad y el vigor eternos. El muérdago era la cortisona de la Antigüedad. De manera que se empleaba para combatir los vértigos, los malestares, los zumbidos en el oído, las palpitaciones, síntomas que hoy reconocemos como los de la hipertensión, así como todos los espasmos, convulsiones, crisis nerviosas y epilepsias. El muérdago era muy beneficioso en caso de asma y de tos ferina, para detener la tos y aliviar la migraña.

LO ACTIVO

 

Se le conoce como principio activo a la molécula bioactiva que, en virtud de su estructura y configuración química, puede interactuar con macromoléculas proteicas, generalmente denominadas receptores. De ahí que se le llame fármaco  a aquella sustancia de interés clínico, es decir, aquellas usadas para la prevención, diagnóstico, tratamiento, mitigación y cura de enfermedades, se prefiere el nombre de tóxico para aquellas sustancias no destinadas al uso clínico pero que pueden ser absorbidas accidental o intencionalmente; y droga para aquellas sustancias de uso social que se usan para modificar estados del ánimo.

El tomillo tiene su origen etimológico griego en una palabra que significa “ofrenda que se quema, perfume, aroma”. Así que los griegos quemaban hojas de tomillo secas, de cuyo humo se desprendía un perfume dulce, como ofrenda a sus dioses y como muestra de agradecimiento. Señalemos que el timo, la glándula situada en la base del cuello, tiene un papel esencial en el sistema inmunitario y simboliza, pues, la vitalidad de un ser. Los antiguos ya conocían los principios estimulantes, tónicos y balsámicos, y sobre todo antisépticos, del tomillo. De manera que sabían que las infusiones de tomillo eran milagrosas para curar los catarros, combatir la angustia y la ansiedad, eliminar las malas ideas, estimular las funciones digestivas, curar el asma, y también eran conscientes de que la decocción de las hojas de esta planta, o su esencia mezclada con agua en un baño, revivifica el organismo y alivia los males reumáticos y artríticos.

La quina toma su nombre del indio kina kina “la corteza de las cortezas”. Esta corteza tiene alcaloides, entre los cuales el más fuerte y el más conocido es la quinina, que hizo desempeñar a ese polvo de corteza de quina un verdadero papel de polvo mágico en la Europa del siglo XVII, la cual estaba muy enferma. En gran parte, inspirados en la quinina, los autores y actores de ese siglo inventaron el término “polvos de perlimpimpín”, también llamados “polvos de la madre Celestina”. Pero debemos reconocer que es cierto que era un remedio absolutamente milagroso. No fue sintetizada sino hasta 1945 y se empleó como febrífuga  y antiséptico. Obró maravillas en los casos de paludismo. Los incas conocían sus virtudes tónicas y digestivas que por supuesto, son propiedades medicinales muy útiles para el hombre.

Los clavos son, evidentemente los capullos desecados de las flores amarillas y rojas en corolas de una planta tropical que a veces se convierte en un árbol de una altura de 9 a 15 metros. Durante el primer milenio después de Cristo, sus propiedades analgésicas, especialmente para  los dolores de cabeza y de muelas, ya eran conocidas, así como sus virtudes afrodisiacas y sus poderes antisépticos que han sido confirmados por los químicos, pues han conseguido aislar un componente químico contenido en este clavo, el eugenol, popular, precisamente, por su potente acción antiséptica.

El corazoncillo tiene desde tiempos inmemoriales la reputación de ahuyentar el mal y los demonios. Se distingue porque sus hojas que rodean a sus flores provistas de cinco pétalos amarillo oro, parecen repletas de miles de pequeños puntos negros, los cuales son de hecho, innumerables glandulillas secretoras. Contienen una esencia antiséptica que obra maravillas en los tratamientos de heridas, equimosis, úlceras, quemaduras y todas las afecciones cutáneas y neuralgias reumáticas. También posee propiedades estimulantes y digestivas, astringentes, es decir, que favorecen la contracción de los tejidos y las mucosas, y aperitivas, esto es, que devuelven el apetito y fortalecen las funciones estomacales, además de ser febrífugas, vermífugas y diuréticas. Lo cual significa que el corazoncillo en infusión, cura la bronquitis y el asma, combate la fiebre, descongestiona el hígado y el estómago. Se trata de una planta milagrosa que nos da el jardín de la naturaleza.

 

LO ORGÁNICO

 

alcaloides

Los alcaloides son un  grupo de compuestos cíclicos nitrogenados que ejercen efectos de tipo fisiológico. En la mayoría de los casos actúan como bases en sus reacciones químicas.

El café se prepara con los granos tostados de la planta perenne del cafeto. La cafeína que se encuentra en el café es un estimulante cuando se usa con moderación. Puede causar irritabilidad, depresión, insomnio, indigestión y, si se usa en exceso eventualmente puede ocasionar a irregularidades cardíacas y delirios.  La cafeína está contenida en las bayas del cafeto, así como en las hojas de té, en las nueces de cola y en el cacao.  Hay personas sofisticadas que hacen un fetiche del acto de escoger los mejores granos y mezclarlos de la forma precisa.

El té hecho con las hojas de la planta perenne del té nativa de la India y quizá de China y Japón, un pariente de la camelia que ha sido usado durante miles de años. El té se ha producido a escala comercial en china desde el siglo VIII debido a los mercaderes holandeses. El contenido de cafeína del té es menor que el del café. Los tés negros, se fermentan antes de lanzarse al mercado, los tés rojos están parcialmente fermentados y el té verde no lo está. Cada uno de estos procesos afecta ligeramente el poder de las propiedades de esta bebida preparada con las hojas secas.

El té es más benigno que el café, pero sus efectos en el cuerpo son similares si se consume en grandes cantidades. En el nivel energético el té afecta la mente consciente de una forma ligeramente diferente. Mientras el café nos apoya en el mundo del trabajo y nos da energía para integrar la visión en el mundo del trabajo, el té tiene el efecto contrario.

El mate, la yerba mate o té de Paraguay, se prepara con las hojas y los tallos de un árbol perenne de la sagrada familia que crece en Sudamérica. Aunque se usa poco en América del Norte y en Europa, es la bebida más popular de gran parte de Sudamérica y contiene más cafeína de la que contiene el arbusto del té. Sus efectos sobre el cuerpo son similares a los del café. Sus efectos sobre la conciencia son algo intermedio entre el té y el café, de forma que nos separa un poco de la vía del trabajo, pero no tanto como lo hace el té.

El cacao tiene su nombre genérico en la teobroma “alimento de los dioses”, de su simiente se extrae la teobromina, un producto químico natural conocido por su acción diurética. Para los aztecas el fruto del cacahuatl era un alimento digno de los dioses, del que se prepara la bebida el chocolatl   a partir de la manteca de cacao, la grasa que  se extrae del fruto, a la que se añade miel, vainilla y guindillas. Esta mezcla tiene virtudes tonificantes y afrodisiacas.

La canela tiene el mismo origen etimológico de la caña por su corteza, que cuando se seca, se presenta a menudo bajo la forma de pequeños tubos. El cinnamomun es una planta totalmente aromática. Es su corteza, la que resulta muy apreciada debido a sus virtudes, sus beneficios y su gusto tan agradable. Sus efectos son astringentes, es decir, que favorecen la contracción de mucosas, antisépticas y estimulantes. El vino caliente de canela sigue siendo conocido para combatir las infecciones gripales. También posee populares virtudes afrodisiacas.

LO INORGÁNICO.

Hubo un tiempo en que se creyó que los compuestos existentes en los organismos vivos no se podían hacer en el laboratorio. Los científicos mismos creían que sólo se podían obtener de materia viva o que hubiera estado viva. Hace más de 150 años se demostró que esa idea estaba equivocada, sin embargo la rama de la química que trata de los compuestos de carbono todavía se llama química orgánica.

La sangre humana contiene hemoglobina, un compuesto complejo, cuyas moléculas se componen de proteínas coordinadas con un átomo central de hierro. Otros complejos similares son esenciales para muchos sistemas biológicos.

El tabaco es una planta de la familia de las solanáceas que incluye a las patatas blancas, los pimientos rojos, los tomates, las petunias, la mandrágora y la belladona. El tabaco de los nativos norteamericanos y de la América tropical es una planta perenne de grandes hojas usualmente cultivado en ciclos anuales. Requiere un clima cálido con tierra rica y bien drenada. Después de ser cosechadas, las hojas son curadas, fermentadas y envejecidas para usarlas en cigarrillos, cigarros, rapé, pipas y tabaco para masticar.

La nicotina del tabaco es la responsable de sus efectos y se ha encontrado que es cancerígena, al igual que los alquitranes y el monóxido de carbono del humo del tabaco. La nicotina estimula todos los sistemas del cuerpo.

El incienso, del latin encensum, que significa “lo que se quema”, designa a una planta arbustiva resinosa aromática oriental que los griegos denominaban libanos. Se transportaba en caravanas con la mirra, la canela y el azafrán. Poco a poco el incienso sustituyó a las grasas animales que se utilizaban en los sacrificios. Los efectos tonificantes e hipnóticos del incienso no pasaron desapercibidos para la salud.

La verbena que encontramos en nuestros jardines es también llamada cidronela porque exhala un dulce perfume acidulado que recuerda el del limón que es un cítrico. La verbena tenía el poder de eliminar los malos espíritus y los hechiceros la utilizaron para preparar ungüentos y brebajes mágicos. Actualmente se conocen sus principios digestivos, tónicos, antiespasmódicos, sedantes y antineurálgicos. La infusión de verbena pasó a llamarse “té árabe”, puesto que en el norte de África era costumbre beberla después de las comidas, para ahuyentar la digestión y pasar una noche tranquila.

La digital fue durante muchos años la fuente principal del fármaco llamado digitoxina, empleado en cardiopatías del tipo paro cardíaco. Actualmente ese medicamento se ve sustituido en general por la digoxina, obtenida de otra especie de digital, la Digitalis lanat. Muchos  otros medicamentos y compuestos químicos de gran utilidad siguen obteniéndose de plantas o animales, generalmente porque esas sustancias no se pueden sintetizar de un modo rentable y en algunas ocasiones porque los químicos no han logrado sintetizarlas todavía.

 

LO SINTÉTICO

mandragora

Hasta tiempos recientes todas las sustancias adictivas estaban hechas de sustancias naturales o refinadas a partir de ellas. Sólo a partir de los pasados doscientos años los llamados ingredientes activos de las plantas y minerales fueron aislados y después reproducidos químicamente en laboratorios.

La belladona, tomó su nombre latino Atropa belladonna, de Atropos, una de las parcas encargada de cortar el hilo del destino con unas tijeras de oro. No es la menor de las paradojas que esta bonita planta de flores violetas y con bayas negras , lleve el nombre de “bella dama” cuando por otro lado, todas las partes que la componen contienen un fuerte alcaloide tóxico , la hyosciamina, que puede fácilmente transformarse en atropina, un veneno extremadamente virulento, que le valió el sobrenombre de hierba envenenada. El poder de la belladona es tal que, si se absorbe uno de sus frutos rojos, “aumenta la tensión ocular, provoca una midriasis (dilatación de la pupila), provoca la parálisis de la acomodación, la aceleración cardíaca, aumenta la tensión arterial, implica una congestión de los centros nerviosos”. Únicamente la angélica, llamada hierba de los ángeles, puede utilizarse como antídoto contra los temibles efectos de la belladona. Sin embargo, el mal también puede hacer el bien, el veneno mortal puede servir igualmente como remedio milagroso: tiene efectos antiespasmódicos y sedantes, y en homeopatía es un buen remedio contra el insomnio y la tensión arterial.

La mandrágora contiene el veneno mortal, la atropina, por lo que presenta semejanzas con la belladona, pero se distingue por sus propiedades afrodisiacas que le valieron el nombre de planta fecundante. También era utilizada por sus virtudes somníferas, alucinógenas y anestésicas. En la Edad Media se convirtió en un talismán muy buscado, que se empleaba para atraer el amor y protegerse de los maleficios.

La amanita muscaria es una seta mágica cuyas propiedades tónicas, hipnóticas y narcóticas y, consecuentemente, sus poderes, son conocidos desde tiempos inmemoriales por los chamanes, los médicos y los hechiceros de Europa. La utilizaban con frecuencia para ponerse en estado de trance y “desincorporación” es decir, para hallarse en condiciones de dejar su espíritu libre y salir de su cuerpo y penetrar así en el del hombre o la mujer enferma, con el fin de curarles. Los resultados obtenidos por los chamanes que han adquirido el poder de volar gracias a las propiedades alucinógenas de la amanita muscaria son sorprendentes.

La calabaza es un símbolo de fecundidad por dos razones: primero porque sus semillas tienen la propiedad de hacer fecundas a las mujeres; segundo, porque su forma abultada nos recuerda el vientre redondo de la mujer en cinta. Sus propiedades medicinales y fitoterapéuticas son numerosas, en efecto, actúa contra las afecciones cardíacas, el insomnio, la diabetes, el estreñimiento, las inflamaciones urinarias, la insuficiencia renal, etc. Pero la más célebre de ellas es sin duda su poder laxante.

La salvia “ayuda a estar bien de salud”.  El origen etimológico de su nombre  también dio lugar a salvar. La salvia se consideraba una planta sagrada de virtudes medicinales y salvadoras. Actualmente sabemos que la salvia contiene un aceite esencial, rico en componentes, principios y sustancias de gran eficacia terapéutica. Tiene muchas propiedades como la de ser antiséptica, cicatrizante, calmar los trastornos nerviosos, los espasmos y combatir los estados depresivos, le fiebre, etc. Hay quien asegura que fumar hojas secas de salvia en una pipa tiene efectos prodigiosos para las crisis de asma o las bronquitis crónicas.

 

El sueño alquímico se ha hecho cotidiana realidad. Hoy la química usando los más avanzados sistemas ha llegado a la transmutación de la materia, no ya, mediante enormes manipulaciones que duraban años sino a través de la ingeniería molecular que permite en instantes fabricar nuevos materiales, nuevas sustancias, nuevos componentes de los alimentos y nuevos fármacos.

 

El azúcar, la heroína y el alcohol se preparaban a partir de las plantas y de productos derivados de las plantas, mientras que las píldoras para adelgazar, los tranquilizantes y otras drogas similares son manufacturadas.

Cada día se crean en nuestros laboratorios nuevas drogas. La mayoría de ellas tienen funciones medicinales, pero alguna de ellas no. Muchas de ellas pueden ser muy adictivas, aunque los alucinógenos o psicodélicos usualmente no lo son. En general, pueden ser divididos entre los que deprimen el sistema nervioso central, depresores (descargar), y los que lo estimulan, estimulantes [subir). Las drogas manufacturadas como la cocaína y la heroína tienen un profundo efecto sobre los chakras y los cuerpos energéticos. Estos efectos se deducen muy claramente de los nombres que hemos escogido para ellas.

He presentado las 32 plantas milagrosas (8×4) que ahora sintetizaré en este cuadro resumen en relación con los ocho centros de energía del cuerpo humano. Terminando con  la salvia, para hacer referencia a la salvación, a la savia que recorre las plantas, pues la clorofila es muy similar a la sangre.

 

Plantas milagrosas 

 

NOTA DEL AUTOR

Este artículo fue fundamentado en el La Enciclopedia de Astrología: Presagios, creencias, misterios de Didier Colin, actualizado con el libro de Las adicciones.

 

 

 

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge Ariel (Editor GHB)
Es uno de los colaboradores de la hermandad desde 2009. Pedagogo del comportamiento, orientador escolar de una Institución educativa en Caldas-Colombia, seguidor del Maestro Tibetano y estudiante de cuarto grado de la Escuela Arcana. Lleva 130 artículos publicados durante siete temporadas y a partir del año 2016 empezó a difundir los fundamentos de la alquimia, la magia y la astrología en términos de creatividad.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend