Home » Mensajes del Cielo » Entidades y Maestros Cósmicos » Adama » Adamus Serie de los Maestros Shaud 7: "Cuerpo de Conciencia" – por Adamus

Adamus Serie de los Maestros Shaud 7: "Cuerpo de Conciencia" – por Adamus

Adama

 

 

 

 

 

 

 

 

Bienvenidos, Shaumbra, yo soy el que yo soy, Adamus de Dominio Soberano, y no un tipo tan duro después de todo.

 

Queridos Shaumbra, bienvenidos a nuestra reunión. Estamos introduciendo las energías de Shaumbra de todo el mundo; de Shaumbra que han cruzado al más allá – ido más allá de lo físico y están trabajando con todos y cada uno de ustedes desde los otros reinos. Introduciendo la energía del Concejo Carmesí, de los seres angélicos, en este gran tiempo de honor, y como decía la canción, tiempo de bendiciones, el tiempo de la vida.

 

 

 

Hoy no es ayer para nada, queriendo decir que ustedes están… no te tienes que mover por mí (risas cuando Adamus pasa encima de las piernas estiradas de Garret).

 

 

 

Hoy no es ayer, y esa es la buena noticia. Vamos a hablar más de ello en nuestra disertación, pero qué diferentes están, aún no más desde que nos reunimos el mes pasado. Qué diferentes están. Ahora nos estamos moviendo a un tiempo de experiencia, yendo más allá de las teorías y las lecciones y ese espantoso procesar dentro del que eran seducidos.

 

 

 

Entrando en la experiencia real de la vida. Por supuesto, ello ocasiona que tu mundo cambie. Ocasiona que tu mundo quizá se voltee patas arriba un poquito. Pero, sabes, si de veras te estás abrazando a ti mismo, encuentras que estos cambios, esta evolución, esta novedad, en realidad es bastante estimulante, tan diferente de los cambios del pasado que eran desafiantes, difíciles, a veces tortuosos, afectaban a tu cuerpo. Los cambios por los que estás pasando ahora y por los que continuaremos pasando con ustedes son excitantes. Son nuevos tiempos. Nuevos tiempos que podrían decir que fueron profetizados o esperados por un largo tiempo. Los nuevos tiempos que ustedes ayudaron a configurar, ayudaron a soñar con, y lo estamos haciendo ahora. Absolutamente lo estamos haciendo.

 

 

 

No por ponerme sensiblero con ustedes pero cómo disfruto, cómo me encanta trabajar con ustedes. Especialmente hay algo acerca de este mes. Por supuesto, aquellos que estuvieron en nuestro viaje con Kuthumi, con los antiguos dioses, y conmigo, por supuesto – un dios no tan antiguo – pero el resto de ustedes, el resto de todos nosotros, estamos pasando por un verdadero tiempo de integración dentro de esta Nueva Energía. (Adamus se está refiriendo al viaje Shaumbra “Sonidos del Alma” a través de Egipto). Oh, a veces todavía es un poco atemorizante, supongo que podrían decir, preguntándose qué va a sucederle a esa plataforma que crearon para sus creencias y para su vida. Pero se están empezando a emocionar por ello, no temiéndolo. Como Cauldre dijo hoy, en realidad están saliendo de la hibernación y están empezando a demostrar lo que valen.

 

 

 

Para ti, mi querida (Adamus le da una rosa a Linda).

 

 

 

De hecho están empezando a…

 

 

 

LINDA: ¿Estás teniendo un buen momento?

 

 

 

ADAMUS: No, es el nuevo Adamus de gran corazón (muchas risas y algunos aplausos).

 

 

 

Entonces, queridos Shaumbra, qué placer estar reunidos hoy aquí en una energía muy diferente – quizá lo notaron. Quizá lo notaron.

 

 

 

Pakauwahs

 

 

 

Así que hablemos por un momento y reanudemos lo que conversábamos el mes pasado. Entonces dime, Elizabeth, ¿dónde está tu Pakauwah ahorita?

 

 

 

ELIZABETH: De hecho él estaba justo aquí mismo antes de que lo nombraras.

 

 

 

ADAMUS: Excelente. Es un él.

 

 

 

ELIZABETH: Sí, Guapo (dicho en español).

 

 

 

ADAMUS: Guapo, llamaste a tu…

 

 

 

ELIZABETH: Muy Guapo.

 

 

 

ADAMUS: Muy Guapo, llamaste a tu Pakauwah.

 

 

 

ELIZABETH: Está muy Guapo (dicho en español).

 

 

 

ADAMUS: Excelente. ¿Y qué es tu Pakauwah?

 

 

 

ELIZABETH: Es un hermoso tigre de bengala blanco. Es increíble.

 

 

 

ADAMUS: Sí.

 

 

 

ELIZABETH: Grande y primoroso y Guapo – muy Guapo.

 

 

 

ADAMUS: Sí, y estás absolutamente en lo correcto. Este Pakauwah, que es una extensión de tu propia energía, está aquí ahorita, porque has estado trabajando con él – mucho más que la mayoría de los otros Shaumbra, tengo que decir.

 

 

 

ELIZABETH: ¡Ah!

 

 

 

ADAMUS: La mayor parte de ellos no tienen idea de dónde está su Pakauwah. Pero tu Pakauwah no necesariamente es un bengala blanco grande…

 

 

 

ELIZABETH: ¡Oh…!

 

 

 

ADAMUS: …y definitivamente no es un él.

 

 

 

ELIZABETH: ¡¿Qué?!

 

 

 

ADAMUS: No, lo siento (risas). Así que, gracias. Siguiente, Edith, ¿dónde está tu Pakauwah ahorita?

 

 

 

EDITH: Lo mantengo justo aquí, lo mantengo cerca de mi corazón. Y no me preguntes su nombre, no lo sé.

 

 

 

ADAMUS: ¿Y qué es?

 

 

 

EDITH: No sé.

 

 

 

ADAMUS: Y Edith, no está ten cerca de ti ahorita. Está muy lejos.

 

 

 

EDITH: ¿Dónde está? (Risas)

 

 

 

ADAMUS: ¿No sabes dónde está tu Pakauwah?

 

 

 

EDITH: ¿Quieres que mienta?

 

 

 

ADAMUS: Lo has hecho antes (muchas risas).

 

 

 

EDITH: ¡No lo creo!

 

 

 

ADAMUS: Klaus. ¿Y dónde está su Pakauwah, señor?

 

 

 

KLAUS: De hecho, no lo sé. Supongo que está corriendo por ahí en alguna parte.

 

 

 

ADAMUS: ¿Y qué es tu Pakauwah?

 

 

 

KLAUS: Es un puma.

 

 

 

ADAMUS: Puma. Hmmm. ¿Y si te dijera que en realidad no es un puma?

 

 

 

KLAUS: Sí.

 

 

 

ADAMUS: Sí.

 

 

 

KLAUS: ¡Adelante!

 

 

 

ADAMUS: Okey, en realidad no es un puma.

 

 

 

Y mi tema es, queridos Shaumbra, como lo hablábamos el mes pasado, la conciencia. Les dije que íbamos a hablar de ello hasta que los volviera completamente locos, porque hay tanto sucediendo ahorita, y ustedes aún tienden a operar en la modalidad de la conciencia limitada. Todavía están usando una pequeña, pequeña parte de su conciencia. Su conciencia es vasta, expansiva. Está ahí, esperando por ustedes. No está apagada o desconectada, está ahí. Pero, vean, entraron en un cierto patrón, una cierta manera de pensar, y se cerraron. Entonces asumen, ya que en un momento su Pakauwah fue un cierto tipo de animal o de un cierto sexo, que permanece de esa manera. No lo hace. No lo hace. Cambia constantemente.

 

 

 

Oso Erguido, ¿qué es tu Pakauwah?

 

 

 

OSO ERGUIDO: Un oso pardo.

 

 

 

ADAMUS: Un oso pardo.

 

 

 

OSO ERGUIDO: Sí.

 

 

 

ADAMUS: En realidad no. En realidad no. Eres tan hmmm hmmm hmmm um hmm, Oso Erguido. Oso Erguido, mira, entras en este patrón de pensamiento de creer que estás tan conectado al Oso, pero no lo estás. Eso es viejo. Oh, el Oso a veces todavía está ahí. Pero ¿y si fuera una mariquita? No crees ser el tipo de tío mariquita (risas).

 

 

 

OSO ERGUIDO: Libélula.

 

 

 

ADAMUS: Crees ser el tipo de tío oso pardo, o quizá un pez – una perca pequeña quizá. Y, mira, la cuestión es – permanecer consciente. Esos Pakauwahs cambian. Se están transformando. No tienen que estar encerrados en pumas y lagartijas y osos pardos y halcones.

 

 

 

Hace varios meses iniciamos esto trabajando juntos con un Pakauwah, el cual no es nada sino una extensión de tu propia energía. Es tú. No es algo o alguien más, es tú. ¿Dónde está el tuyo?

 

 

 

HOMBRE SHAUMBRA: Esta mañana se sentía como un hongo (risas).

 

 

 

ADAMUS: Un hongo.

 

 

 

HOMBRE SHAUMBRA: Sí.

 

 

 

ADAMUS: Y, ciertamente, podría ser. No más no te lo comas (risas).

 

 

 

HOMBRE SHAUMBRA: Sí.

 

 

 

LINDA: No, creo que es más sobre lo que los hongos comen.

 

 

 

ADAMUS: Sí, (riendo entre dientes) eso es correcto, ¡no te lo comas! (Más risas).

 

Entonces Jeff, ¿dónde está tu Pakauwah ahorita?

 

 

 

JEFF: Tratando de comunicarse.

 

 

 

ADAMUS: ¡Exactamente! Deberíamos tener premios para otorgar (risas). En las raras ocasiones en que Shaumbra aciertan.

 

 

 

LINDA: Alguien acierta. ¡Oh!

 

 

 

ADAMUS: Absolutamente.

 

 

 

PUBLICIDAD GOOGLE

ADAMUS: De manera que, Shaumbra, conciencia. Las cosas están cambiando muy, muy rápidamente ahorita. Su mundo se vuelve muy expansivo cuando abren su conciencia y son conscientes.

 

 

 

¿Dónde está su Pakauwah ahorita? Bueno, algunos de ustedes no lo han visto o hablado con él en meses. Afortunadamente no damos calificaciones en esta clase, pero sí quiero otorgar premios de regalo. Sí, los regalos de Adamus.

 

 

 

LINDA: Trabajaremos en ello.

 

 

 

ADAMUS: Regresa enseguida (a Linda cuando va a localizar los “regalos de Adamus”).

 

 

 

Así que, muchos de ustedes no han trabajado con sus Pakauwahs en un largo tiempo, pero los Pakauwahs aún están ahí. Lo crearon. Lo llamaron. Ellos están esperando, esperando pacientemente a que todos ustedes hagan algo con él, sean juguetones, sean expansivos, estén conscientes. Ese Pakauwah, esa extensión de ustedes, está ahora constantemente transformándose para hacer frente a la situación en la que suceda que ustedes estén metidos.

 

 

 

¿Necesitan un pájaro para un vistazo general? No solamente literal, ver desde… (dirigiéndose a un miembro de la audiencia). Ese ahí es un atuendo lindo (risas). ¡Eso es de lo que estoy hablando pues! (Más risas y aplauso). Ese… un poquito más dorado… (Adamus ríe).

 

 

 

Entonces, ¿dónde estábamos? ¿Se acuerdan de lo que estábamos apenas hablando? Sí, su Pakauwah. Así que sus Pakauwahs están cambiando constantemente. Cuando ustedes necesitan un vistazo general, él se puede transformar, alquimizar, inmediatamente en un pájaro. Si necesitan un poco de paz y tranquilidad, necesitan alejarse de las cosas, ¿en qué se convierte ese Pakauwah? Un pez. Está tranquilo, abajo. Si necesitan…

 

 

 

LINDA: Aquí hay algunos premios (risas cuando Linda le da a Adamus una taza con dulces de chocolate).

 

 

 

ADAMUS: Yo estaba pensando en algo bastante más valioso que esto, pero… (más risas). Lo comerán y se olvidarán de ello de inmediato.

 

 

 

LINDA: Tienes que ser creativo al instante.

 

 

 

ADAMUS: Sí, lo utilizaremos hoy, pero sería lindo conseguir algo realmente memorable.

 

 

 

LINDA: Lo platicaremos.

 

 

 

ADAMUS: ¿Monedas de oro? Sí, sí. Hablo de tener un montón…

 

 

 

LINDA: Tú manifiéstalo, ¡nosotros lo haremos! (risas).

 

 

 

ADAMUS: No me retes.

 

 

 

LINDA: Te reto (más risas). ¡Te acoso y te reto doble! (vítores y aplauso).

 

 

 

ADAMUS: Es un grupo duro el de hoy. Entré intentando ser un tío amable regalando flores y ahora quieres oro (risas).

 

 

 

De manera que sus Pakauwahs están cambiando constantemente. Y pueden cambiar, por cierto, de una forma animal. Empezamos con eso debido a su amor y a la pasión que tienen por los animales. Pero ahora los Pakauwahs pueden cambiar prácticamente a cualquier cosa. Cualquier cosa. Apenas una partícula de energía, lo que ustedes llaman orbes. Apenas un pequeño orbe flotando alrededor.

 

 

 

Sus Pakauwahs están ahí. Es esa parte de ustedes que puede atravesar dimensiones, que puede servirles cuando están en medio de una situación. Y, por cierto, mientras estén en el cuerpo humano en la Tierra entre otros humanos que están pasando por su evolución, se encontrarán con situaciones. Pero el Pakauwah puede ayudar a desenmarañar la complejidad de la situación para ambos, ustedes y potencialmente con el que estén trabajando.

 

 

 

El Pakauwah los puede regresar a un equilibrio. El Pakauwah puede expandirse para observar soluciones potenciales a la situación entre manos y darles recomendaciones, las cuales vienen en forma de los pequeños “¡Ahh!”. Los han estado teniendo últimamente. ¡Ah! Pero desafortunadamente, me han estado dando el crédito a mí – de alguna manera merecido pero no totalmente; le han estado dando el crédito a los guías; unos cuantos de ustedes aún en esa energía ajena – mm, vamos a tener que retenerlos después de la escuela para eso; y algunos de ustedes están sencillamente agradeciéndole a algunos seres angélicos desconocidos. ¿Qué tal, como dijo Tobías hace años, darte las gracias a ti mismo? Sus Pakauwahs, ustedes. Ustedes lo están haciendo en realidad. Esa es la buena noticia. Ustedes lo están haciendo en realidad, pero no necesariamente están conscientes de ello.

 

 

 

Entonces, Timothy… fastidiaré a Timothy aquí. Uh, hora del micrófono.

 

 

 

LINDA: Oh sí…

 

 

 

ADAMUS: Te doy una rosa y…

 

 

 

LINDA: Corre, Linda, corre… (risas).

 

 

 

ADAMUS: Timothy.

 

 

 

TIMOTHY: ¿Sí?

 

 

 

ADAMUS: Seducción (risas mientras Adamus agita los brazos con un chocolate), si puedes contestar correctamente. ¿Dónde estás ahorita, Timothy? Tic tac, tic tac, tic tac.

 

 

 

TIMOTHY: Ahorita no del todo en la Tierra.

 

 

 

ADAMUS: No del todo en la Tierra. Eso es mitad correcto, así que te daré una pieza de todos modos. Excelente.

 

 

 

Conciencia

 

 

 

De hecho estás aquí, pero la mayoría de ustedes sólo están conscientes de estar aquí ahorita. ¿Saben que parte de ustedes está ahora mismo en esta Nueva Tierra continuando el trabajo que han estado haciendo ahí por un largo tiempo? Y pueden hacer ambos simultáneamente. Parte de ti, Mary, todavía está encerrada en un sueño que has estado soñando por semanas, y todavía estás en esa energía. Pero a pesar de todo puedes estar aquí al mismo tiempo.

 

 

 

Parte de ti, Alan, está trabajando en un nuevo proyecto del que aún no estás consciente. Y voy a hablar de eso al final del día – no solamente de tu proyecto, sino de cosas para todos ustedes – está en esa energía. Para que estén conscientes puesto que el cuerpo físico puede ser un poco demandante en querer su atención solamente aquí mismo.

 

 

 

Vean, de hecho los llevamos de regreso a sus cuerpos, lo cual era importante, y luego les estoy diciendo, bueno, que vuelvan a salir, pero de una manera diferente; no a manera de tratar de negar o escapar. Vean, antes estaban usando este fuera-del-cuerpo para escapar, y cuando lo hacían, cuando dejaban el cuerpo como hacían la mayor parte del tiempo, no tenían conciencia. No había un solo componente de ustedes que tuviera conciencia, puesto que estaban tratando de estar completamente inconscientes.

 

 

 

Y entonces tenían dolor en su vida – quizá físico o emocional – es una de las únicas cosas que los mantenían conscientes de algo – gracias a dios. Gracias a dios. ¿Qué le sucede a una persona cuando se vuelven tan completamente inconscientes, están fuera de sus cuerpos, no están existiendo realmente, y no tienen conexión en forma de dolor o trauma o enojo o algo? ¿Qué sucede?

 

 

 

SHAUMBRA: Mueren.

 

 

 

ADAMUS: De hecho mueren, pero no mueren. La biología continúa en una modalidad de supervivencia, para lo cual fue programada, pero ellos entran en una nada, absoluta nada, en los otros reinos además de aquí. Eso es lo más difícil, regresar a alguien de – cuando entran en una nada absoluta. Y ni siquiera es depresión. Ni siquiera es tristeza. Ni siquiera es sentirse bajo. Es una nada absoluta. Jalar a alguien de regreso de la nada toma mucho.

 

 

 

Los seres angélicos en el otro lado tienen que ser particularmente cautelosos con la demasiada-interferencia. Generalmente, dentro del alma de la persona cuando entran a este estado absoluto de inconsciencia, de nada, todavía hay algo profundo dentro de su alma, llamando. Pero esa voz, esa llamada, está tan apagada y tan olvidada que a veces no más no la oyen.

 

 

 

Y ellos podrían morir una muerte física, lo cual obviamente harán, ni siquiera conscientes de que están muriendo. Ustedes han conocido gente así. Ustedes han sido gente así, en tiempos pasados. De manera que ellos mueren y cuando van al otro lado, aún en una forma de nada, a menudo no hay ni siquiera suficiente enojo, odio, compasión o amor o ninguna otra cosa – deseo o algo – para jalarlos de regreso para entrar a otra vida – a veces eso es un regalo llovido del cielo – algún atractivo que los empujaría a ustedes, a ellos, de regreso para entrar a otra vida, intentando concientizarlos a ustedes o a ellos de nuevo.

 

 

 

Hay entidades, seres, que se han marchado a los reinos no físicos dentro de su nada; muy difícil para cualquiera de nosotros traerlos de regreso. Pueden existir ahí por lo que ustedes llamarían millones de años, y es en un estado de nada. De manera que, queridos Shaumbra, estoy ligeramente desviado aquí, pero es un tiempo para su conciencia.

 

 

 

Parte de ustedes está aquí ahora mismo, y parte de ustedes no está solamente escuchándome u observando o esperando la próxima payasada. Parte de ustedes está de hecho en este mismo momento haciendo algún interesante trabajo de energía. ¿Qué es? ¿Qué están haciendo? Sé que pueden sentirlo Hay algo ocurriendo aquí. Sé que si se sintonizan por un momento y se salen de su cabeza y solamente entran directo al corazón, directo a su centro, pueden sentir que algo está ocurriendo; algo en ustedes personalmente, algo con este grupo. ¿Qué está pasando? (Un Shaumbra responde en voz baja). Ah, no hables tan fuerte (risas).

 

 

 

EDITH: No queremos ser llamados mentirosos.

 

 

 

ADAMUS: ¡Ahhh! Todos hemos mentido. Oh, espero haberte hecho enojar, Edith.

 

 

 

EDITH: Lo hiciste.

 

 

 

ADAMUS: Exactamente. Exactamente.

 

 

 

LINDA: Espera, necesitamos tener un micrófono.

 

 

 

ADAMUS: Okey.

 

 

 

LINDA: Lo siento. ¿Te hizo enojar?

 

 

 

EDITH: Definitivamente.

 

 

 

ADAMUS: Absolutamente.

 

 

 

EDITH: Absolutamente.

 

 

 

ADAMUS: Absolutamente. ¿No te encantaría sencillamente cachetearme ahorita?

 

 

 

EDITH: No.

 

 

 

ADAMUS: Sí te encantaría.

 

 

 

EDITH: No, ¡no me encantaría! (Risas)

 

 

 

ADAMUS: ¡Me estás mintiendo otra vez! (más risas).

 

 

 

EDITH: No, ¡no estoy mintiendo! (Adamus se ríe).

 

 

 

ADAMUS: Edith, querida Edith, es una manera de mover energía.

 

 

 

EDITH: Yo sé.

 

 

 

ADAMUS: Es una manera de reaccionar de la inconsciencia.

 

 

 

EDITH: Pero yo creí que estábamos integrando nuestros Pakauwahs o nuestros aspectos. Y entonces ¿si no podemos ni siquiera sentirlos, qué estamos sintiendo aquí mismo?

 

 

 

ADAMUS: Bueno, algunos de ustedes están sintiéndolos. Algunos de ustedes no han trabajado con ellos en meses. Algunos de ustedes lo hicieron como un ejercicio de una vez y siguieron adelante, y a veces sencillamente se olvidan por completo. Tu Pakauwah ha venido a ti muchas veces, Edith, y no has oído.

 

 

 

EDITH: Estoy segura… lo creo.

 

 

 

ADAMUS: Oh, no es algo malo. Es algo común, pero podrías imaginar por un momento si esa conciencia de las energías en torno tuyo, la conciencia de estar aquí ahorita, pero también una parte de ti está ahora mismo ayudando a unas cuantas personas en tu vida con las que estás trabajando en ayudar – parte de ti está ahí. Y parte de ti en realidad está descansando. Y parte de ti – una gran parte de ti ahora mismo – está lista para arrojar algunas viejas energías que ya no te sirven.

 

 

 

EDITH: Suena bien.

 

 

 

ADAMUS: Sí, pero quizá un poco de enojo para sacarlo.

 

 

 

EDITH: Okey (riendo entre dientes).

 

 

 

ADAMUS: Quizá un poco de conciencia. ¿Ves? Y tú sabes qué sucede, Edith, es que nosotros – todos nosotros – hemos tenido muchas pláticas durante los años. ¿Sabes qué sucede? Muchas veces va directo aquí arriba y se posa ahí y luego cogitas en ello, y se fermenta en el cerebro. Y sabes, cuando se fermenta en el cerebro, no huele muy bonito (risas). Y hay una tendencia a pensar en ello más que a estar consciente de ello. Hay una tendencia a analizarlo más que a sencillamente experimentarlo.

 

 

 

De manera que a veces te provoco o a otros como lo he hecho – gracias a dios no es como al que recientemente cacheteé, casi lo mandé a otra dimensión con una cachetada – a veces eso hace regresar la conciencia.

 

 

 

Así que, volvamos a la pregunta. ¿De veras te molesté?

 

 

 

EDITH: No… no, no tanto.

 

ADAMUS: ¿Te gustaría que lo hiciera?

 

 

 

EDITH: A pesar de todo te amo.

 

 

 

ADAMUS: ¿De veras?

 

 

 

EDITH: Sí.

 

 

 

ADAMUS: ¿De veras?

 

 

 

EDITH: Pero sí me cabreo contigo (risas).

 

 

 

ADAMUS: Voy a preguntarte una tercera vez. ¿De veras?

 

 

 

EDITH: De veras te amo pero de veras sí me cabreo contigo.

 

 

 

ADAMUS: Gracias. Dejémoslo ahí – “”De veras te amo”, punto. Gracias (risas).

 

 

 

Edith y Shaumbra… Edith y Shaumbra y todos, me pidieron que entrara y los enojara. Y puede que haya un día en que no lo haga, pero probablemente no.

 

 

 

De manera que, queridos Shaumbra, conciencia. Hay muchas cosas pasando ahora mismo mientras estamos hablando. Ustedes están fuera existiendo, trabajando, creando en alguna otra parte simultáneo a estar sentados aquí mismo.

 

 

 

Saben, es un viejo truco que los humanos desarrollaron. Se llama “pretendamos”. “Pretendamos que soy un humano sentado aquí en Coal Creek Canyon escuchando a Adamus y a Edith tener su intercambio”. Y eso es pretender, porque hay tanto más ocurriendo. Están trabajando en otros niveles. Están trabajando en otras dimensiones. Están ayudando a transicionar graciosamente la energía de la Tierra, esa alquimia de la energía, que es tan importante ahorita.

 

 

 

Ahorita en este mismo instante hay una parte de ustedes que está jugando y experimentando con la Nueva Energía. Hicieron algo de ello durante este último mes desde nuestra última plática, y algunos de ustedes tuvieron experiencias maravillosas; algunos se frustraron bastante. Pero dijeron: “Esperemos hasta el día del Shaud. Esperemos y de verdad traigámosla a casa, introduzcamos esta Nueva Energía, experimentémosla, no solamente pensemos en ella”. Y eso es lo que están haciendo ahorita.

 

 

 

Algunos de ustedes tienen ahorita una pequeña opresión en la barriga. Algunos de ustedes están teniendo un poco de presión en su cabeza, quizá preocupados por el ataque de un dolor de cabeza. ¿”Por qué es que vengo acá y escucho a Adamus y me da dolor de cabeza?”. Porque, Shaumbra, hay mucho ocurriendo. Deténganse por un momento y sean conscientes de ello. En realidad ni siquiera tienen que definirlo. Ahí es cuando a veces se meten en problemas – cuando tratan de definir qué está pasando.

 

 

 

Así que solamente tomen un momento… hay mucho ocurriendo.

 

 

 

(Pausa)

 

 

 

Solo porque no puedan ponerle una etiqueta no quiere decir que no esté sucediendo. De hecho, incluso es mejor cuando no le ponen una etiqueta y está sucediendo.

 

 

 

Esto es algo que no solamente aplica ahorita a nuestra pequeña reunión. Esto es algo que está pasando todo el tiempo. Muchos de ustedes han tenido a sus Pakauwahs ociosos. Algunos de sus Pakauwahs han tratado de morderlos y han intentado ladrarles. Algunos de ellos han mandado sus excrementos desde arriba, si son pájaros, para llamar su atención. Y a veces se manifiesta literalmente – literalmente, físicamente. A veces es solamente esa sensación que están recibiendo, pero la ignoran; han tenido su mente enfocada en seguir adelante. Eso también es una ilusión.

 

 

 

No Más Hacia Adelante

 

 

 

De hecho, tomemos solamente eso por un momento. La vieja programación, hipnosis, cubiertas, condicionamientos, todo lo demás desde hace eones – La Atlántida, incluso más atrás que eso – “sigue adelante”. Sigue adelante. Entonces los humanos tienden a hacerlo ciegamente. Están programados a seguir adelante, a hacer progresos. Qué ilusión. Qué mentira. Eso es una mentira.

 

 

 

Ya no tienen que avanzar. No quiere decir que vayan hacia atrás; no quiere decir que permanezcan en la misma posición. Se expanden – y hay una gran diferencia entre avanzar y expandir.

 

 

 

Atrás en mis días le ponían anteojeras al caballo para abstener a ese caballo de ver lo que estaba a su alrededor, para abstener a ese caballo de avanzar. A veces incluso ponían una zanahoria justo enfrente del caballo De manera que, Shaumbra, ustedes han hecho mucho de eso – anteojeras y zanahorias. Sirve a un propósito hasta un punto – llegan a ver cuán limitados podían estar; pueden ver cuán concentrados se pueden quedar en una sola realidad. Pero ahora quitamos las anteojeras, quitamos las zanahorias, y ahora verdaderamente empiezan a vivir.

 

 

 

Empiezan a expandirse, y la verdad de ello es… eh, voy a redefinir aquí, hoy voy a hacer un montón de redefinir, quizá haga que algunos de ustedes se molesten. Empezamos redefiniendo y diciendo que ustedes en realidad no se expanden, porque ya están expandidos. Solamente se hacen conscientes… (Adamus besa a alguien). Dos piezas aquí (risas). Y cómo desearía que fueran oro. Bueno, en realidad son doradas – la envoltura. Pero de hecho se hacen conscientes de cuán expandidos ya están. De hecho, de repente se dan cuenta de que no hay nada que tengan que lograr. En otras palabras, no estamos tratando de empujar las paredes hacia afuera para hacerte a ti mismo expandido; solamente te das cuenta de cuán expandido estás. Es asombroso. Es realmente fácil.

 

 

 

Así que, tomemos una respiración profunda. Se trata de la conciencia.

 

 

 

Más sobre la Conciencia

 

 

 

Ahora bien, voy a abordar esto hasta el punto de optimistamente enojarlos de verdad, aburrirlos de verdad con ello, realmente aburrirlos. Pero si quieren decir dónde están ahorita en este proceso de apertura, es sobre estar consciente.

 

 

 

Saben, muchos de ustedes esperan ver cosas flotando por ahí. No lo hagan. Suelten ese concepto. Siéntanlo. ¿Se dan cuenta de cuánto está circulando ahorita en este salón? ¿Cuánta energía? Algo que es relativamente fácil de describir – tenemos ángeles aquí, por supuesto; tenemos muchos Pakauwahs que pavorosamente fueron llamados de regreso (risas) al momento en que empecé a hablar de dónde está su Pakauwah. “¡Ah caray!”. (Risas). “¡Oh Bowser, regresa! ¡Rápido! ¡Rápido! ¡Él me va visitar, más me vale poder decir que tú estás aquí mismo!”.

 

 

 

Hay muchas energías de la Tierra – energías de Gaia – hoy aquí, más de lo normal. ¿Por qué es eso?

 

 

 

SHAUMBRA: ¿Nos estamos conectando con ellas?

 

 

 

ADAMUS: Muchos cambios ocurriendo ahorita en la Tierra. La Tierra está buscando una manera de alquimizar su vieja energía estancada. ¿Entonces qué sucede? Al momento en que este espíritu de la Tierra siente a un grupo de humanos que realmente entienden lo que está pasando y que no entran en miedo por todas estas cosas, sino que entienden que es una liberación grácil, esa energía es atraída, y hoy está aquí. Así que pueden sentir la energía de la Tierra entre nosotros.

 

 

 

Ahora bien, Tobías les ha hablado de esto muchas veces. Hay una tendencia a pensar que es suya propia. “¿Qué está mal conmigo hoy? ¿Cómo es que tengo unos cuantos achaques y dolores? ¿Cómo es que siento que precisamente tengo que soltar gases aquí en un momento? ¿Cómo es que sencillamente siento como que quiero gritar?”. Bueno, porque no es de ustedes; son todas estas energías que están siendo atraídas.

 

 

 

Sientan dentro de esto por un momento; déjenme concentrarme con ustedes. Hoy aquí hay un grupito específico de seres. No físicos, pero sus energías están aquí… (pausa) …vean, cuando ustedes expanden su conciencia, se dan cuenta de que hay un grupo de lo que ustedes llamarían estudiantes o “novatos” de la Nueva Tierra que están aquí visitando. Están a punto de entrar en un cuerpo físico. Esto les sucede mucho a ustedes: los nuevos, los frecuentan por un rato. A veces están asignados a ustedes. A veces solamente sienten atracción por ustedes, y los siguen por ahí. Los espiarán. Quieren ver cómo es ser un humano. Quieren comer comida con ustedes, porque nunca antes han comido comida. Quieren estar alrededor cuando ustedes se rían.

 

 

 

Los ángeles en realidad no saben cómo reír. ¿Alguna vez escucharon de un comediante angélico? (Risas). Aparte de mí, no más no hay ninguno. Estos nuevos ángeles, en particular los que nunca han estado aquí, están fascinados por esto llamado la experiencia humana. Y, en particular, están fascinados por… no están realmente fascinados por cosas Vieja Energía. Están fascinados por nuevos cambios, alquimia, transmutación de energía, llegar a conocerte a ti mismo, llegar a amarte a ti mismo. Así que andan dando vueltas.

 

 

 

A veces ustedes creen que son ustedes. Piensan: “¿Por qué me siento tan ignorante hoy? ¿Cómo es que no más no siento como que sé cómo manejar esta situación?”, porque están sintiendo la energía de ellos. Están sintiendo su presencia en torno suyo. A veces ustedes están abrumados o fascinados por algunas de las cosas que están sucediendo o por sentimientos que están teniendo; son estos nuevos que los están espiando.

 

 

 

De manera que, conciencia. Conciencia. Conciencia. Ustedes operan fácilmente en miles de niveles en un momento. Algunos no son tan importantes y no tienen la prioridad. Algunos son muy, muy importantes. Trabajando ahorita con la energía de la naturaleza, Gaia, ahora mismo está al parecer casi todo el tiempo alta. Patrones climáticos, terremotos, nevadas globales, ese tipo de cosas – todas estas son parte de un proceso hermoso con Gaia y ustedes lo están sintiendo.

 

 

 

De manera que cuando respiren conscientemente, lo cual sé que hacen todo el tiempo (algunas risas cuando Adamus pone los ojos en blanco), Aandrah, sin nombres aquí, pero… Cuando respiren conscientemente ahora, usen esa oportunidad para también ser conscientemente sabedores; conscientemente sabedores de que Linda de Eesa me está mirando fijamente; conscientemente sabedores que están operando en muchos niveles todos al mismo tiempo, y es ustedes, pero también están sintiendo otras energías.

 

 

 

Esto no es – cómo lo digo – esto es muy práctico. Esto no son cosas del estado de sueño. Esto no es esotérico. De hecho, esto se está volviendo muy práctico, y les va a servir muy bien.

 

 

 

Como un pequeño ejemplo: tienes que comprar algunas ropas nuevas para un evento y quizá parte de ti lo está temiendo. ¿Te das cuenta de que ya estás mandándote allá afuera a comprar las ropas nuevas? Ahora bien, una vez que te das cuenta de ello, te conectas con esa parte de ti que sabe cómo vestir elegante y apropiadamente, supongo que dirías, para la situación. Sí, ya estás afuera comprando el atuendo del próximo mes para que esté aquí mismo. Sí. Y ahora te das cuenta de ello. Ahora comienzas a introducir la energía y te sales de tu cabeza, y empieza a suceder. Luego llega fácilmente a ti. No tienes que temer la experiencia de comprar. Sales a comprar, y vas a encontrar tu camino exactamente a lo que quieres, o va a llegar a ti.

 

 

 

Un pequeño ejemplo. Puedes imaginar ahora aplicándolo a todo – comida, relaciones, tu próxima gran aventura que vas a llevar a cabo. En vez de batallar con ello aquí arriba – oh, haces que me duela la cabeza con todo el batallar, yo también, los dos – pero tú deja ir eso. Date cuenta de esa parte de ti, Alain, que ya está trabajando en el proyecto, que ha desarrollado o está viendo su hermosa energía, y la parte de ti que no se preocupa por el retorno financiero, por los recursos, por estas necesidades mundanas. Sencillamente está ahí afuera en gran creación. Está ahí. De hecho está más cerca de lo que piensas. Está ahí. Es tú. No soy yo haciéndolo, eres tú haciéndolo, y está ahí.

 

 

 

Cada respiración, cada trago de agua, cada bostezo, cada tos que tengan, recuerden la conciencia. Tantísimo más está sucediendo.

 

 

 

Ahora bien, esa es la buena noticia. Se dan cuenta del vivir multidimensional. Se dan cuenta de muchas, muchas facetas de la joya que son.

 

 

 

La mala noticia – no hay ninguna. Pero lo que sí sucede a medida que su conciencia se expande: al principio va a haber una parte de ustedes que va a sentirse un poco cansada, un poco abrumada, porque su cerebro no puede manejar la conciencia. Entienden de pronto que su cerebro… no pretendo hablar mal del cerebro todo el tiempo, pero hoy vamos a alquimizar su cerebro, si no les importa. Hoy lo vamos a transmutar. Hoy (aplauso de la audiencia).

 

 

 

El cerebro no es un contenedor de conciencia. No lo es. Es un contenedor de memoria, recuerdos. Pero la verdadera conciencia no es memoria para nada. Ella está en el momento. Tiene sentimientos adheridos a ella. Tiene pasión manteniéndola fluyendo y dándose más cuenta de sí misma.

 

 

 

El cerebro recuerda. La conciencia es sabedora.

 

 

 

Así que nos movemos más allá de solamente el cerebro. Nos movemos más allá de la conciencia singular. Hay mariposas en el salón ahora mismo, y no estoy bromeando. Están aquí. Son algunos de sus Pakauwahs y están flotando alrededor.

 

 

 

Sé que una de las cuestiones es que ustedes dicen: “Bueno ¿no voy a ser considerado un poco lunático fuera de este espacio seguro?”. No, para nada. Vamos a hablar de ello en junio cuando haga mi taller de salud mental. Vean que Cauldre no estaba consciente de que ya lo va a estar haciendo (Adamus ríe entre dientes). Así que vamos a hablar de eso.

 

 

 

El mundo quiere soñar ahora mismo. El mundo quiere escapar de su prisión ahora mismo. Está desesperado por ello. Pero tiene dudas. La humanidad ha sido, oh, se han aprovechado de ella muchas veces, así que ellos están un poco escépticos. Entonces si ustedes empiezan a hablar de las mariposas que hoy estaban flotando a todo su alrededor y de la mariposa que está posada en su hombro mientras están hablando con ellos y del gran puma blanco que está ronroneando justo junto a ellos, sí, al principio se van a cuestionar sobre ustedes. Pero no realmente.

 

 

 

A la larga… ahorita la humanidad quiere tanto conocer sus sueños. Quieren tanto estar abriéndose a la conciencia. Quieren saber que hay algo más allá y más allá. Quieren saber que hay una razón para todo esto. Quieren saber que… sientan esto conmigo por un momento. Ustedes tienen esta capa muy vieja de la creencia de Dios. Mi opinión es, si sienten esto por un momento, que los humanos ya no quieren creer en ese Dios, pero tienen miedo. Están programados. Se les ha dicho que si no creen en ese Dios entonces el diablo los va a agarrar, así que están encerrados con llave en el lugar. Yo lo llamo hipnosis. Lo llamo congelarse en un sistema de creencia. Es un estancamiento – estancamiento de la energía. Pero algo adentro profundo los está llamando, su alma, diciendo que tiene que haber algo más. No puede ser de la manera en que fueron enseñados cuando eran jóvenes. No puede ser de la manera en que las iglesias profetizan que esto es. Tiene que haber algo más.

 

 

 

¿Y quién se los va a enseñar a ellos? ¿Quién va a ayudar a destapar esto dentro de ellos? ¿Quién los va a ayudar a descubrir no a un Dios que otro grupo esté creando, sino al Dios que está adentro, el cual es absolutamente único y personal para cada ser? Son ustedes. ¿Quién va a ayudarlos a entender que pueden volar? ¿Cuán frecuentemente han soñado ustedes con volar?

 

 

 

SHAUMBRA: Mucho.

 

 

 

ADAMUS: Absolutamente. Porque lo están.

 

 

 

No solamente es un sueño. Hay partes de ustedes que están remontándose ahora mismo. Y dicen: “Pero no, no podría ser porque estoy aquí sentado en forma física”. Esa es una ilusión de estar encerrado en el cuerpo físico. Dicen: “Pero mi cuerpo tiene que pararse y volar y todos tienen que estar absolutamente sorprendidos y verme flotar alrededor del salón” ¿De veras? ¿De veras? ¿Y si están volando ahora mismo, revoloteando? Revoloteando. Parte de ustedes lo está.

 

 

 

Ahora bien, sí yo sé, ahora mismo querrían acto seguido levitar en esa silla. ¿Sucederá?

 

¿Importa? ¿Importa? La respuesta es: sí serán capaces de, pero no se enfoquen en eso. No se distraigan en eso. Sí, vamos hacia ese punto, esa parte, donde la absoluta integración ocurre; en que x & y se cruzan y se vuelven el punto de todo; en que lo que está sucediendo en los otros reinos y en las otras dimensiones empieza a suceder aquí. Pero ahorita solamente comiencen a estar conscientes de lo que está pasando allá afuera.

 

 

 

Liberando el Pasado

 

 

 

Punto dos. Liberen. Liberen.

 

 

 

De manera que el otro día fui cuestionado por una Shaumbra – no ninguna de ustedes aquí – sino una Shaumbra y esa Shaumbra dijo: “Así que estoy frustrada, Adamus”. De hecho, fue peor que eso. El lenguaje fue bastante tenso, así que no lo repetiré. “Adamus, ¿cómo supero las cuestiones? ¿Cómo lo supero? ¿Cómo supero mi karma? ¿Cómo llego más allá de estos asuntos? Cada vez que pienso que estoy llegando más allá de ellos, están justo de regreso. Están justo ahí otra vez. ¿Cómo se supera el karma?”.

 

 

 

Ah, respuesta simple: no eres tú. No eres tú. Vean, todavía existe esa creencia, tanto si los humanos creen en el karma como si no, creen en su pasado. Tanto si creen en vidas pasadas, ellos creen en algún pasado y creen que es suyo. Y creen que es la cruz que tienen que cargar, su carga, su como quiera que ustedes lo quieran llamar – su karma, su condicionamiento – y lo arrastran por ahí con ellos. Y luego se preguntan por qué la vida se pone un poco dura, por qué las oportunidades sencillamente no se les aparecen, por qué ellos parecen estar siempre en la misma condenada ruta día tras día tras día. Misma ruta.

 

 

 

Aunque ellos crean que están avanzando, la realidad es, cuando lo miran, que la ruta fue la misma hoy como lo fue ayer y va a ser la misma mañana – hasta que ustedes dicen: “Ese no soy yo, Eso no es mío”. Ustedes no son su vida pasada, créanlo o no. Yo de hecho – yo, Adamus – de hecho estoy cansado de todo el rollo de la vida pasada. No hay vidas pasadas. No hubo reencarnación. ¿Qué tal eso? Ni siquiera hubo un ayer, de una manera, de una manera muy, muy real. Eso es tan viejo y no es ustedes.

 

 

 

Pero ¿por qué es, Aandrah, por qué es que tantos de ellos quieren colgarse del ayer y de la última vida y las 18,000 otras vidas que ustedes pudieran haber tenido y las vidas de sufrimiento y las vidas de ser quemados y torturados – por qué ellos quieren colgarse de ello? Sólo entre tú y yo, en el micrófono.

 

 

 

AANDRAH: Ha, y unos cuantos miles más. En parte para probar que existen, Tienen miedo. “Si no tengo ayer, no existo”.

 

 

 

ADAMUS: ¡Sí! ¡Conseguiste toda la taza! ¡Toda la taza! (la audiencia aplaude cuando Adamus vacía toda la taza de chocolates en el regazo de Norma). Necesitaremos más premios para el próximo mes. Me encanta esta escuela. Ah, gracias.

 

 

 

Sí, en parte porque sin el ayer, existe el miedo de que no existes. Así que se cuelgan de los ayeres – no estoy necesariamente hablándoles a ustedes, estoy utilizando la palabra genéricamente, los humanos – los humanos se cuelgan desesperadamente de los ayeres. Y cuando olvidan sus ayeres, porque en realidad no están… ¿Cómo vamos con el tiempo? Tengo un largo camino por recorrer.

 

 

 

LINDA: No importa.

 

 

 

ADAMUS: Okey (risas y aplauso de la audiencia).

 

 

 

Entonces se cuelgan de sus ayeres y luego cuando no pueden lidiar con sus ayeres y salen de su cuerpo hacia la nada, entonces van a consulta para recordar sus ayeres para recordarles que realmente están existiendo; y luego el consultor les da droguitas que les hacen olvidar sus ayeres; y ahora están en su profundo, profundo yogurt. Ahora ni siquiera pueden estar en la nada, ¿y saben ustedes cuán frustrante es cuando quieres estar lejos de todo ello y no puedes? ¿Pero tampoco estás aquí? ¿Dónde estás? En el infierno. Estás en el infierno en ese punto, y es difícil recuperar a esos humanos.

 

 

 

La razón por la cual les estoy diciendo esto – ustedes lo saben todo. Ya saben esto. Lo han experimentado. Han jugado con ello, y aquí están, ahora mismo, humanos iluminados, maestros de la Nueva Tierra, lo cual, por cierto, también puede ser esta vieja Tierra. Hablaré de eso en otro Shaud.

 

 

 

“¿Entonces cómo liberas esto?” preguntó esta Shaumbra. “¿Cómo liberas?”. Y yo dije: deja de creer en quien fuiste. Deja de creer en tu Karma. Deja de creer en el ayer. Ahora todavía estoy… Edith, si piensas que te molesté un poco, esta Shaumbra todavía está muy molesta conmigo. Todavía muy molesta, todavía muy enojada, observando hoy y pensando que soy una especie de… (alguien dice “diablo”). No dije la palabra diablo, pero sí quizá; pensando que estoy tratando de darle gato por liebre; mirando la transmisión por la web a ver qué truquitos estoy utilizando. Porque este hermoso ser no puede imaginar soltar su pasado, porque, bueno, ella está invertida en él. Más de 1800 vidas invertidas en ello. Eones de tiempo antes de jamás venir a la Tierra invertidos en ello. Y hemos forcejado. Ella siente que si lo deja ir, todo lo que ha hecho para descubrir la respuesta a la pregunta “¿Quién soy yo?” es por nada – explota, se disuelve, se marcha, vuelve al inicio, vuelve al principio. No puedes volver al principio.

 

 

 

Al soltar tus ayeres, estás soltando las ilusiones. Estás soltando la energía que está atrapada y estancada. No estás soltando la experiencia, el sentimiento. No estás soltando la pasión y la sabiduría. Estás soltando la perspectiva. La perspectiva, de lo que creías que estabas haciendo cuando tenías ocho años y te sucedieron unos incidentes. Fue una perspectiva. Si has estado totalmente consciente, mucho como de ustedes están hoy, hubieras caído en cuenta de que realmente hay un montón de otras cosas ocurriendo.

 

 

 

Así que cuando sueltas las vidas pasadas, las creencias, todo lo demás, no sueltas realmente tu identidad. ¿Cómo podrías soltar algo que es tuyo? ¿Cómo puedes soltar un alma que está llena de experiencia y pasión? Sueltas la perspectiva. Sueltas la manera de verlo. Sueltas la energía estancada. ¿Y entonces qué sucede?

 

 

 

¿Qué sucede cuando la Tierra, a través de un terremoto o de un volcán, libera? ¿Qué le sucede a esa energía? (Adamus silba) me quedé sin premios así que supongo que no recibiré respuestas. Entonces…

 

 

 

KATHLEEN: Transmuta.

 

 

 

ADAMUS: Ella transmuta. Se desplaza. Cambia. Gracias, Kathleen, te dije cuán brillante eras cuando empecé, y ahora estás revelándote con ello. Lo estás dejando llegar a la superficie. Oh, cuánto tiempo te han denigrado los demás. ¿No se siente liberador?

 

 

PUBLICIDAD GOOGLE

 

KATHLEEN: Sí.

 

 

 

ADAMUS: Sí, absolutamente (aplauso de la audiencia).

 

 

 

Entonces la Tierra tiembla, La Tierra cambia, la Tierra tiene fuego y nieve y todo el resto de eso. Lo que está sucediendo es que la energía está transmutando. Está regresando… (Adamus ríe entre dientes cuando Linda le trae un plato lleno de premios de chocolate).

 

 

 

LINDA: Tus deseos son mis órdenes.

 

 

 

ADAMUS: (Riendo). Gracias, querida. ¿Ya ven? Ni siquiera tienes que pedir; ¡no más llega a ti! ¡No más llega a ti!

 

 

 

De manera que la energía transmuta. Regresa a, digamos, a un depósito o estanque. Podría ser tu propio depósito individual, podría ser un depósito de la comunidad o un depósito del país o global, pero regresa. Regresa diferente de la manera en que bajó en principio. No necesariamente es más poderosa o más grande. Solamente es más sabia.

 

 

 

Si la persona llamándola de regreso – digamos que su energía que liberan, su vieja conciencia que liberan, regresa a su depósito del alma – ya no solamente regresa como la misma energía para servirles otra vez. Tiene un componente de sabiduría; tiene un componente de gracia adherido a ella, si están conscientes. Si no lo están, solamente la van a usar como siempre han usado la energía de la misma manera, las mismas limitaciones de antes. Sin embargo, si están conscientes de que hay una liberación cuando sueltan todas sus vidas pasadas, cuando sueltan al que fueron ayer y luego están conscientes hoy, ya pueden toquetear el magnificente nuevo componente que ha sido añadido – sabiduría, amor, facilidad – cualquier componente que ustedes quieran que sea.

 

 

 

Cuando llaman a esa energía para servirlos… (Adamus está buscando marcadores con los cuales escribir).

 

 

 

LINDA: ¿No hay marcadores? ¡Oh dios mío! (Risas, Linda va a conseguir unos marcadores).

 

 

 

ADAMUS: Es un complot. Sé que es un complot. “Adamus está dibujando demasiado en la pizarra. Está actuando como un profesor. Quitémosle sus marcadores”. Pobre de mí (riendo entre dientes).

 

 

 

De manera que cuando llaman eso de regreso, regresa para servirlos. Sin embargo, algo brillante – no necesito marcadores, tengo pelotas (algunas risas cuando Adamus saca dos grandes pelotas rojas) – algo brillante entra con ello. La Nueva Energía. Nueva Energía.

 

 

 

Utilizo estas pelotas rojas como un símbolo de la Nueva Energía. Ella se conecta con la Vieja Energía entrando ahora, y se enrollan juntas. Pero ustedes solamente van a ser capaces de usarla si están conscientes de ella.

 

 

 

Ahora bien consciente no significa pensar en ella. Consciente significa sentirla. Consciente significa darse cuenta de ella. Entonces cobra vida. Entonces va a trabajar para ustedes.

 

 

 

De manera que, el mundo está liberando ahora mismo. Ustedes lo ven en terremotos, lo ven en el clima raro – eso es lo obvio. Hay un montón de otras cosas igualmente pasando. Pueden darse cuenta de ello no más toqueteándolo. No solamente está cambiando a la Tierra física en sí misma. Está cambiando las rejillas magnéticas. Está cambiando el eje y luego llega un terremoto y de verdad lo mueve de lugar. Para aquellos de ustedes involucrados en la astrología, ¡so-o-o! Deténganse y echen una segunda mirada. Está cambiando toda la ilusión de esta astrología. La astrología es algo maravilloso y yo fui un gran practicante de ella en algunas de mis vidas. Pero lo que sabía entonces ya no aplica. Repiensen la astrología o re-sientan la astrología.

 

 

 

Tanto ocurriendo en el mundo ahora mismo, tomemos una respiración profunda y estemos conscientes.

 

 

 

Hay tanto ocurriendo dentro de ustedes ahora mismo.

 

 

 

(Pausa)

 

 

 

Experiencia

 

 

 

Así que el mes pasado hablé de ello siendo un tiempo muy especial. Dije que ya están saliendo de la teoría y entrando a la experiencia. Algunos de ustedes gimieron y gruñeron. La experiencia es vivirlo. La experiencia es irremplazable. Van a descubrir que solamente pensar acerca de las cosas era realmente bastante pesado y aburrido. Entonces entran a la experiencia. Y dije que la mayoría de ustedes iban a tener una experiencia durante este último mes, y la experiencia va a abrir una nueva parte de ustedes. La experiencia va a proveer uno de los muchos conductos para introducir la Nueva Energía, para integrar ese potencial a este momento del Ahora.

 

 

 

Así que con el micrófono en mano, Linda va a ir hacia el público y pregunto, Marc Ritter, ¿qué experimentaste? Sabías que iba a recurrir a ti.

 

 

 

MARC: Por supuesto que lo sabía. Hay tanto que experimenté.

 

 

 

ADAMUS: Exactamente. Ahora, por supuesto, tú estuviste en nuestro viaje Sonidos del Alma, para que todos entiendan.

 

 

 

MARC: Sí.

 

 

 

ADAMUS: Y, primero que nada, ¿fue una experiencia?

 

 

 

MARC: Definitivamente lo fue.

 

 

 

ADAMUS: ¿Cumplí mi promesa del último Shaud de que tendrías una experiencia? No, no lo hice. Tú lo hiciste. Tú lo hiciste. ¿Entonces qué fue lo que experimentaste?

 

 

 

MARC: Hay tantas cosas que experimenté… como, ¿a qué te refieres?

 

 

 

LINDA: Ooh, una pregunta con una pregunta.

 

 

 

ADAMUS: Si fueras a contarle a Shaumbra sobre lo que experimentaste a un nivel espiritual personal, un nivel del alma, ¿qué experimentaste?

 

 

 

(Pausa mientras Marc busca las palabras).

 

 

 

Casi estás ahí. Casi estás a punto de decirlo, pero te estás preguntando si yo voy a decirte que estás mal puesto que probablemente lo haré. Lo diré por ti – tú no puedes ponerlo en palabras. Es casi indefinible, y no quieres ponerlo en palabras, porque en el momento en que lo haces, se distorsiona. Casi lo tuerce y lo pervierte o al menos lo limita. Ahora bien, eso no va a ser perennemente de esa manera, porque vas a desarrollar una elocuencia del alma en que vas a estar hablando, pero en realidad vas a estar proyectando o irradiando sentimientos y no palabras.

 

 

 

Así que fue indescriptible. Fue personal. Fue… oh, fue. Eso es….

 

 

 

MARC: Definitivamente.

 

 

 

ADAMUS: Sí, sí. Fue. Entonces Linda, tú escoge. Yo cerraré mis ojos. Tú escoge a alguien.

 

 

 

LINDA: ¿Una pregunta en particular?

 

 

 

ADAMUS: No, la misma pregunta – ¿qué experimentaste este mes pasado?

 

 

 

LINDA: Oh, okey (Risas cuando Linda le trae el micrófono a Deb).

 

 

 

ADAMUS: Sabes, es curioso porque esa también hubiera sido mi elección. Deb, ¿cómo fueron tus experiencias este mes pasado? ¿Y asumo que estamos bien, tú y yo?

 

 

 

DEB: Estamos bien.

 

 

 

ADAMUS: Okey. ¿Hablarías con Edith más tarde y le dirías que en realidad es algo bueno molestarse conmigo?

 

 

 

DEB: Mueve la energía.

 

 

 

ADAMUS: Se mueve. Se sacude, sí. Sí. Y yo lo hago, obviamente, por amor.

 

 

 

DEB: Por supuesto.

 

 

 

ADAMUS: Por supuesto. Okey, así que tuviste… no lo revelaré. ¿Cómo fueron tus experiencias este mes pasado?

 

 

 

DEB: Oh por favor, preferiría si tú nada más lo compartieras por mí (muchas risas).

 

 

 

ADAMUS: Yo… y sabes que lo haré después de que intentes identificarte a ti misma. Oh sé que ello… ¡adelante!

 

 

 

DEB: Bueno, acabamos de decirlo. Es realmente difícil ponerlo en palabras.

 

 

 

ADAMUS: Sí.

 

 

 

DEB: Para mí creo que fue un montón de… hubo mucho trabajo interno. No tenía ninguna energía externa…

 

 

 

ADAMUS: Premio grande. Premio grande.

 

 

 

DEB: Oh, gracias.

 

 

 

ADAMUS: Una experiencia no tiene que ser dramática. Una experiencia no tiene que estar en tu cara. Una experiencia generalmente no va a venir del exterior. Ahí es donde han estado buscando – afuera.

 

 

 

Algunos de ustedes se están sintiendo mal consigo mismos. Dicen: “No tuve una experiencia este mes pasado”. Sí la tuvieron (risas ante el tono de Adamus). Pero estaban buscando allá afuera. Si hubieran buscado aquí mismo, hubieran tenido una tremenda experiencia.

 

 

 

Las experiencias no tienen que ser fuertes y ruidosas. Las experiencias no tienen que ser caóticas y llenas de conflicto. Las experiencias no tienen que ser almibaradas o poco realistas. Oh, dicen: “Bueno ¿entonces cómo sé que es una experiencia?”. Conciencia.

 

Gran conciencia. Si siempre estás mirando por la ventana, ¿cómo vas a saber qué está sucediendo aquí mismo? Si estás esperando drama, ¿cómo vas a saber cuando acabas de tener el más hermoso cambio en ti mismo?

 

 

 

Bueno tarde o temprano se va a poner de manifiesto en su vida cotidiana, sí, pero entonces se van a preguntar: “Me pregunto por qué las cosas están al parecer resolviéndose un poco diferente ahora, un poco mejor. Me pregunto qué sucedió”. Tuvieron una experiencia, cada uno de ustedes.

 

 

 

Ahora bien, obviamente, si estuvieron con nosotros durante el viaje a Egipto, la experiencia fue muy evidente. Hubo experiencias afuera, pero en realidad la experiencia que todos tuvieron fue realmente muy personal. Muy personal. Si le preguntara a la mayoría de los que estuvieron en el viaje qué hicieron, lo que vieron, qué días hicieron ciertas cosas, no tendrían ni idea, porque estaban pasando por una experiencia personal muy profunda. La experiencia no tiene que ser catártica. No tiene que traer lágrimas a sus ojos. La experiencia puede solamente ser experiencia.

 

 

 

Entonces dicen: “Bueno ¿como la defino? ¿La experiencia no es algo que es muy tangible y muy identificable?”. No. No. Quítense esas anteojeras.

 

 

 

La experiencia finalmente es acerca de dejarte vivir, dejarte estar aquí, dejarte estar consciente. El mes pasado cada uno de ustedes, desde nuestra última plática, tuvo una experiencia que cambió su vida de una manera que no ha ocurrido en un largo, largo tiempo.

 

 

 

A algunos de ustedes puede que les tome un poco de tiempo para realmente darse cuenta de ello o para que ello, lo que ustedes dirían, se manifieste o tenga lugar aquí. Pero la tuvieron. ¿Cómo saben? ¿Cómo saben que no nada más les estoy diciendo eso? Conciencia. Conciencia. Sintiendo adentro.

 

 

 

Va a haber más experiencia llegando a su camino – quizá no lo que pensaban que iba a ser, y quizá sea lo que pensaban que iba a ser – porque nosotros como Shaumbra estamos en este estupendo barco, juntos e individualmente, yendo hacia la experiencia.

 

 

 

Ahora bien, entre ahora y nuestra próxima reunión, tu sí mismo te va a pedir que trabajes con ella, que trabajes con la experiencia, trabajes con la Nueva Energía, la apliques, hagas algo con ella. Puede ser una gran creación. Puede ser cualquier cosa, pero juega con ella precisamente como jugarías con la pelota; para empezar a acostumbrarte a ella, empezar a vincularte con ella.

 

 

 

Experimentando la Nueva Energía

 

 

 

Recuerden que el mes pasado dije que sienten algo alrededor de ustedes. Sienten algo arrastrándose alrededor de ustedes tratando de meterse a su cerebro o a su cuerpo o lo que sea, y no es un sondeo extraterrestre. En realidad los extraterrestres no son así de listos. Uno de estos días cuando tengamos un tiempito extra, iremos a visitar una nave extraterrestre y les mostraré cómo son realmente. Y tendremos una experiencia grandiosa.

 

 

 

Pero en el ínterin esta Nueva Energía, que es ustedes, no un potencial futuro, sino de su conciencia más grandiosa, está viniendo a visitar. La Nueva Energía – verdadera Nueva Energía, expansional – ya está bajando a esta realidad o subiendo a esta realidad. Está viniendo para jugar con ustedes. Los está probando. Quiere ver de qué están hechos. Como dije el mes pasado quiere saber qué los hace reír, qué los hace llorar, qué los hace sentir diferentes cosas. ¿Cómo funciona ese cerebro? Y está sondeando o está investigando de una manera muy amorosa, no intrusiva, compasiva. Y es ustedes. No el gran ángel dorado, no algo que es distinto o separado. De hecho es ustedes. Está entrando.

 

 

 

Y este mes, entre ahora y nuestra próxima reunión, es hora de empezar a jugar con ella. Primero tienen que estar conscientes de ella, pero ya empiecen a jugar con ella. ¿Qué hacer? Cualquier cosa. Salgan a dar un paseo – ustedes, su Pakauwah y la pelota roja. Salgan a dar un paseo. Llévenla al trabajo. Muchos de ustedes no llevan su espiritualidad al trabajo. A veces no los culpo, pero ya es hora de empezar a llevarla al trabajo. Manejen con ella junto en un coche. Platiquen con ella en voz fuerte, o mejor aún, no hablen para nada. Siéntanla.

 

 

 

Para ponerlo de una manera teórica, retórica, es el Tú que siempre has anhelado. Es el Tú que siempre has querido que te ame y no podía amarte, puesto que tú no querías que lo hiciera. No estabas listo para ello. No te amabas a ti mismo lo suficiente para permitir que algo tan precioso como el Tú real entrara. Lo mantenías alejado, esperando mejorar, esperando superar tu karma, esperando perfeccionarte, esperando hasta aprender cómo meditar como es debido o rezar como Dios manda. Siempre ha querido entrar y ya puede.

 

 

 

Liberas los ayeres. No significa renunciar a tu identidad. Tu identidad es tú. La identidad es Yo Soy el que Yo Soy. Eso es la identidad. ¿Qué más necesitas aparte de Yo Soy? Nada. Absolutamente nada.

 

 

 

Asesinando Molinos de Viento

 

 

 

Así que, siguiente tema. Okey ¿entonces qué ha estado sucediendo en todo este juego? Me vuelvo a referir a esto muchas veces – los veo asesinando molinos de viento, luchando en contra de los molinos de viento. Don Quijote. Vean, Don Quijote dejó la realidad, lo cual significa sus limitaciones. Él quería algo más, tenía que haber algo más allá afuera; volviéndose loco al permanecer en la norma. Así que salió. Pero cuando salió de su norma, creó algunos sorprendentes delirios de que todo estaba en combate con él. Los árboles, el viento – eran los demonios. Los molinos de viento – los gigantes, los guerreros. La noche era el demonio. Las estrellas lo estaban espiando – los ojos de los otros reinos. Así que frecuentemente estaba asesinando molinos de viento.

 

 

 

Ahora bien, esos en torno suyo miraron y dijeron: “Ahora es un loco ¿no es cierto? De hecho, no lo era para nada. No lo era para nada. Estaba luchando porque siempre estaba luchando, siempre había estado luchando, siempre combatiendo algo incluso si solamente era un molino de viento, incluso si no lo combatían de regreso. Y, queridos Shaumbra, ustedes han estado luchando en contra de unos cuantos molinos de viento, combatiendo cosas que ya no necesitan combatir, teniendo peleas que ya no necesitan pelear.

 

 

 

Ahora bien, Don Quijote finalmente desistió de luchar en contra los molinos de viento, regreso a la norma, regresó a su vieja realidad. Bueno, ustedes no pueden. No quieren, debiera yo decir. Han intentado, pero es muy difícil.

 

 

 

Entonces eso los deja en la situación – una interesante situación única – diciendo: “Bueno, aquí estoy fuera de la norma. Me he expandido. ¿Qué hago?”. Bueno, primero que nada, date las gracias por sí saltar de la caja. Pues, cuando saltaste de la caja, todavía tenías esa espada en operación. Todavía estabas combatiendo los demonios y combatiendo prácticamente todo.

 

 

 

Ya es hora de reconocer que solamente es un molino de viento. Nada más es el viento moviéndolo, y solamente es el sol metiéndose por la noche lo que causa la oscuridad, y solamente son estrellas en el cielo recordándoles de dónde vinieron ustedes pero no hacia dónde van. Es hora de bajar las espadas y dejar de asesinar a los molinos de viento, a los demonios. Ellos no son realmente los demonios.

 

 

 

Es una ilusión. Es un hábito. Es un hábito, saliendo a pelear, a defender, a proteger. Es una dinámica Vieja Energía que, de alguna manera, efectuabas para mantenerte ocupado. Asesinar molinos de viento te mantiene realmente ocupado por un largo tiempo, y cuando ese molino de viento es conquistado, encontrarás otro molino de viento. Si no es un molino de viento, será una montaña; y si no es una montaña, un río.

 

 

 

Dejemos de luchar en contra los molinos de viento, empezando hoy. ¿Okey? No hay nada que combatir. ¿Se dan cuenta de lo que realmente han estado combatiendo?

 

 

 

SHAUMBRA: A nosotros mismos.

 

 

 

ADAMUS: ¡Ah! ¡Regalos para todos! (Aplauso). Tú mismo. Absolutamente. Tú mismo. Muchas veces te proyectarás en otras cosas, otra gente, pero realmente eras tú mismo. Pero ¿no es eso un poco viejo ahora, un poco agotador ahora?

 

 

 

Usemos esta coyuntura de la conciencia en que tantas cosas están sucediendo ahora mismo – ustedes creen que nada más me están observando a mí; tantas cosas están sucediendo ahora mismo – usemos la ocasión, si eligen, para hacer una elección consciente para dejar de luchar en contra los molinos de viento, para detener la batalla. Pero antes de que lo hagan, déjenme añadir una nota preventiva. Existe una tendencia – una tendencia Vieja Energía – a decir: “Bueno ¿entonces qué hago?”. Hay una cierta dinámica en siempre combatir los molinos de viento, porque, bueno, está justificado – justificado como el demonio. Pueden decirles a todos que ustedes están ocupados combatiendo molinos de viento. ¡Están ocupados cambiando el mundo! Están ocupados creando la nueva dinámica espiritual para la Tierra y por lo tanto, tienen que ser el Jedi Nueva Energía (risas).

 

 

 

¿Qué sucede cuando desistes de eso, Aandrah? Micrófono por favor, y déjenme preparar una flor aquí. ¿Qué sucede cuando desistes de eso?

 

 

 

AANDRAH: Ah, me quita la respiración. Empiezas a reír, jugar, celebrar…

 

 

 

ADAMUS: Una palabra más.

 

 

 

AANDRAH: … respirar y vivir de verdad.

 

 

 

ADAMUS: Vivir. Vivir es la palabra (aplauso). Realmente empiezas a vivir (le entrega una flor). Creo en primer lugar que tú las compraste, así que es… (risas). Ve, lo que repartes regresa.

 

 

 

Entonces, sí, empiezan a vivir. Parte de ustedes no puede imaginar vivir sin ser el defensor justo. Parte de ustedes no puede imaginar vivir sin una causa, pero les digo – y van a llorar en mi hombro y me dirán más tarde: “¿Por qué no nos dijiste eso antes?”. Van a llorar en mi hombro y van a decir: “Cuando dejé ir, cuando dejé de asesinar molinos de viento y cualquier otra cosa que aparecía; cuando dejé ir eso, me di cuenta de lo que realmente era vivir. Me di cuenta de que estaba tan limitado antes y ahora está más allá de las palabras. Más allá de las palabras”.

 

 

 

Ahora bien, para estar de acuerdo con el asesinar molinos de viento y bestias peludas que han estado efectuando, también está, queridos Shaumbra, que han tenido la pelea, han tenido la persecución, han tenido toda esta ilusión de propósito y causa, pero eso también ha creado limitación. De manera que soltemos todo eso ahora. La lucha… la lucha. Dejan ir eso ahora.

 

 

 

Ahora bien, el mundo a pesar de todo es el mundo y todavía los va a seguir empujando ¿okey? Pero cuando los siga empujando, ustedes no tienen que sentir su empujada. No tienen que resistirse. No tienen que pelear de regreso. No hay nada que pelear de regreso. Lo inhalan y se dan cuenta de que no puede quitarles nada. Se dan cuenta de que no puede engañarlos. Ciertamente no puede llevarse su alma. Ya no puede esclavizarlos.

 

 

 

Hablé un poquito sobre la esclavitud en nuestra reciente reunión en el barco. Ahí les hice una afirmación a los Shaumbra que creo molestó a unos cuantos de ellos, que es lo que estaba tratando de hacer. Dije que es sólo un Maestro – sólo un Maestro – el que puede ofrecer verdadero servicio. Todos los demás son esclavos. Todos los demás son esclavos.

 

 

 

De manera que, queridos Shaumbra, ustedes han tenido esta mentalidad de esclavo – dejando que otros los esclavicen, esclavizándote a ti mismo – ¿y cómo podrían posiblemente estar en servicio cuando son un esclavo? No pueden. Son un esclavo. Cuando se sobreponen a eso, cuando llegan al punto en que estamos ahora mismo, dejan ir todo eso. Se dan cuenta de que son el Maestro. No están aspirando a ello, ustedes son. Están conscientes de ello y no en busca de ello. Entonces verdaderamente pueden estar en servicio. Entonces podemos hablar sobre cambiar la conciencia de la Tierra. Cualquier otra cosa es solamente Vieja Energía.

 

 

 

LINDA: No tiene importancia, pero son las 4:45.

 

 

 

ADAMUS: Yo sé, y me estoy divirtiendo mucho aquí. Pero si alguien se quiere levantar y retirar, pueden.

 

 

 

LINDA: Una pareja lo hizo.

 

 

 

ADAMUS: Sí, y yo estoy dando caza a los demás afuera de la puerta. Así que, queridos Shaumbra, a continuación vamos a redefinir.

 

 

 

Cuerpo de Conciencia

 

 

 

Ustedes han hablado acerca de los componentes que creían que eran ustedes; (Adamus escribe) espíritu, mente – ¿está mejor mi manuscrita? – y cuerpo. Cuerpo, mente, espíritu – así es como a muchos les gusta definirse a sí mismos. Anulemos eso ahora. En vez de verte a ti mismo como estos componentes individuales, los cuales básicamente se aíslan uno del otro, es hora de ir más allá.

 

 

 

Tomemos una respiración profunda mientras lo hacemos.

 

 

 

Es hora de estar consciente de ti mismo como un Cuerpo de Conciencia. Ya no cuerpo, mente y espíritu; ya no humano, divino; ya no bueno o malo o luz u oscuridad o niño o niña. Ustedes son un Cuerpo de Conciencia.

 

 

 

Cuerpo como en un navío. Eso es un navío – navío de navegación. (Adamus dibuja un velero debajo de las palabras “Cuerpo de Conciencia”). Un cuerpo es una soberanía. Es suyo propio. Ustedes son un Cuerpo de Conciencia. La conciencia es conocimiento. La conciencia es conocimiento. Ustedes son un Cuerpo de Conciencia, y es hora de empezar a usar eso. Es hora de empezar a estar conscientes.

 

 

 

La mente, ahora – si eligen – la mente se mezcla dentro del Cuerpo de Conciencia. La biología física se mezcla dentro de su Cuerpo de Conciencia. Su espíritu, al que una vez mantuvieron tan apartado del resto de ustedes, su espíritu se mezcla dentro de su Cuerpo de Conciencia. De alguna manera, pudiesen decir que retornan a de donde eran, de donde vinieron, pero no realmente. No regresan. Ahora evolucionan, expanden; regresando a algunas de las partes medulares de ti mismo – conciencia – pero ahora grandemente expandida.

 

 

 

Como un Cuerpo de Conciencia no te tienes que ver a ti mismo como ninguna otra cosa más que tú mismo, tu alma, tu soberanía, tu Cuerpo de Conciencia. El cuerpo no tiene que ser físico. El cuerpo puede ser muy no físico, muy multidimensional. Cuerpo de Conciencia.

 

 

 

De manera que ya no usemos estas palabras – estas formas de definirte a ti mismo como cuerpo, mente y espíritu. Era bueno tiempo atrás. Les daba un poco de conciencia de que eran muy multidimensionales, pero ahora son un Cuerpo de Conciencia.

 

 

 

Así que en el tiempo entre ahora y nuestra próxima reunión, me gustaría que estuvieran realmente conscientes de lo que eso significa, realmente conscientes de todos los componentes que están integrados e interconectados, no separados. No separados.

 

 

 

Hace mucho tiempo en la evolución de la humanidad y tu evolución, se trataba de la supervivencia. Se trataba de ver si podías bajar a la Tierra y mantenerte en la biología, sobreviviendo. Cuando dominaron eso en su mayor parte, entonces se volvió acerca de la siguiente forma de evolución, la cual fue la religión. La religión, puesto que ahora te tienes que dar una razón para querer sobrevivir. Entonces te diste la religión. Te diste un montón de dioses. Y luego se volvió tan confuso que lo resumieron a nada más un dios. Eh, hablan de un dios, pero en realidad todavía creen en muchos de ellos.

 

 

 

Y luego después de que superaron su fase religiosa, en esta vida o en otras vidas, cuando se cansaron un poco de las iglesias, entraron en su fase espiritual – nueva era, búsqueda espiritual, metafísica. Eso les permitió ir más allá de tener un dios alejado en otro lugar, pero a pesar de todo era un dios separado. Al parecer sabían que era ustedes y que tenían un espíritu y había otras cosas sucediendo; sencillamente lo llamaron espiritual. Redefinamos eso. Redefinamos a Dios. ¡Con tal de que no estemos haciendo ninguna otra cosa, redefinamos a Dios!

 

 

 

Conciencia. Conciencia.

 

 

 

De manera que vayamos incluso más allá de usar palabras como “religión”, lo cual obviamente ustedes no son, “espiritual” o “nueva era” o incluso quizá “Nueva Energía”. Se trata de la conciencia. Ustedes son seres de conciencia.

 

 

 

Ahora bien, ¿cuán conscientes quieren estar? Esa, queridos Shaumbra, es la pregunta. ¿Cuán conscientes?

 

 

 

Ahora bien, ustedes dicen: “Oh, mucho”, pero al ir más allá, al salir de las viejas comodidades, las cosas van a cambiar, como han notado. Pero el cambio no tiene que ser difícil. El cambio no tiene que ser agotador. El cambio puede ser la cosa más liberadora que alguna vez les pudiera suceder. No le tengan miedo al cambio. No tengan miedo de investigar y descubrir su Cuerpo de Conciencia.

 

 

 

(A Linda). Yo sé, sólo tengo unos instantes.

 

 

 

LINDA: No, no…

 

 

 

ADAMUS: No, yo sé. Tengo otra cita. Así que sólo tengo unos instantes (risas). ¡No tiene nada que ver contigo!

 

 

 

Voy a pedirles, hablando de eso, que hagan esto. Esto no estaba en mi agenda sobre lo que hablaría hoy, pero me gustaría que hicieran esto.

 

 

 

Expandiendo su Cuerpo de Conciencia

 

 

 

De manera que aquí estás, existiendo, consciente de ti mismo, y empezando a concientizarte, oh, hay muchas otras cosas ocurriendo. Okey. Puedes proyectar tus energías en otras cosas. Ahora bien, okey, entonces puedes proyectar tus energías en un perro o un gato. ¿A través de qué?

 

 

 

SHAUMBRA: Tu conciencia.

 

 

 

ADAMUS: Tu Cuerpo de Conciencia trabajando con tu Pakauwah.

 

 

 

Ahora bien, ¿entonces quieren hacer lo que a mí me encanta hacer? Me encanta entrar en un perro. No me apodero de su alma y no estoy tratando de controlar al perro. Solamente estoy entrando y planeando una pequeña colaboración con el perro. Digo, saben, “voy a entrar y pasar algún tiempo ocupándote”, y el perro o el gato acceden en cierto grado o encuentro uno que esté conforme. Me permite estar en la realidad física y estar realmente inmerso en ella por un corto periodo de tiempo. Ustedes pueden hacer lo mismo.

 

 

 

Ahora bien, no significa que se vayan a convertir en un perro o un gato. Significa que ahora están expandiendo ese Cuerpo de Conciencia dentro de otro Cuerpo de Conciencia. Eso significa que te puedes sentir a ti mismo en un perro al otro lado del planeta o un gato o cualquier otra cosa – permanece alejado de los humanos por ahora; más adelante entraremos en eso, pero proyéctate a ti mismo – o un pájaro o lo que sea.

 

 

 

Van a descubrir ahora esta conexión con su Pakauwah que siempre está cambiando, y cómo se relaciona ahora con las energías externas. Pueden observar, pueden estar conscientes de lo que está sucediendo ahora mismo en Noruega en una ciudad específica, en una casa específica o comunidad, a través de un pájaro. Expanden su Cuerpo de Conciencia y entonces están allá. Realmente están. Realmente están.

 

 

 

Ahora bien, puesto que han pasado tanto tiempo regresando a su cuerpo y respirando y entendiendo el momento del Ahora, no van a saltar afuera. No van a dejar su cuerpo físico. Ahora expanden ese Cuerpo de Conciencia, trabajando con otro Cuerpo de Conciencia.

 

 

 

Los pájaros, gatos, perros, otros animales no son seres álmicos – con muy pocas excepciones. No son seres álmicos, así que ustedes no están apoderándose de su alma y no van a quedarse ahí para siempre. Van a encontrar que querrán salirse después de un ratito. Yo generalmente nunca paso más de alrededor de tres días si estoy cohabitando con un animal o un humano.

 

 

 

Entonces esa es otra cosa que hacer para el próximo mes. Un punto más y luego acabaremos esto. No, vamos a seguir adelante, pero terminaremos mi disertación.

 

 

 

El Llamado

 

 

 

Punto muy importante, aquí es donde juntamos todo si ustedes dicen: “¿De qué estaba hablando Adamus hoy?”. Hay un llamado ahorita. Es de dentro de ustedes esta vez. No está allá afuera. No es el Arcángel Gabriel o Gabriela llamando. Y el llamado ha sido persistente, constante.

 

 

 

Es ustedes. Es su… como sea que lo quieran llamar. Yo lo voy a llamar su Cuerpo de Conciencia porque ya ni siquiera me gusta la palabra “alma”. Es su conciencia, su conciencia expandida, su potencial completo de conciencia llamando. Pero no han estado conscientes de ello por la mayor parte. De hecho, ha sido bastante fastidioso, así que han tratado de apagarlo, mucho como cerrarían una ventana si afuera hubiera un coche ruidoso enfrente. Están como “¿qué es ese ruido? Es tan irritante”, y está llegando de su interior y han tratado de ahuyentarlo. El llamado es de Tú a ti mismo.

 

 

 

El llamado es, podrías decir, Tú queriendo venir a casa a ti, aquí ahora, no allá afuera. El llamado es para la integración, para reunir, vivir.

 

 

 

El llamado no tiene agenda salvo reunir. No quiere que ustedes hagan ciertas cosas – no regresen y me digan que esta voz interior quiere que caminen desnudos por la autopista a las cuatro de la mañana. El llamado no quiere nada salvo estar con ustedes; compartir las experiencias de la vida; traer un nivel de pasión con él que ha estado cerrado por un largo tiempo.

 

 

 

Es el Cuerpo de Conciencia que ha estado fragmentado en partes el que está llamando para volver a reunirse, y lo hace a través de ustedes en este momento del Ahora. En esta no-encarnación en la que ahora existen, en esta identidad que no es del ayer sino que es el Yo Soy del hoy. Quiere regresar.

 

 

 

A través de su conciencia, apertura, van a entender y sentir realmente este llamado. Ha estado intentando movilizarlos a través de sus sueños, ha estado intentado movilizarlos con vocecitas fastidiosas, achaquitos y dolorcitos del cuerpo, pequeñas incomodidades emocionales. Ha estado intentando llamar su atención, intentando regresar a su conciencia. Escúchenlo. Viene del interior.

 

 

 

No necesariamente va a hablarles con palabras, no va a decirles qué hacer. Este `Tú´ no quiere decirles qué hacer, solamente quiere estar con ustedes. No quiere decir: “tienes que aceptar este trabajo o estar con esa persona”, porque eso sería absolutamente contradictorio a lo que la conciencia y el conocimiento y ustedes son. Pero está llamando. Está ahí.

 

 

 

De manera que, queridos Shaumbra, tomen una respiración profunda y entre ahora y nuestra próxima reunión, estén conscientes de ello. Y puede que no sea lo que piensan que va a ser. Puede no sentirse como lo que piensan de cómo se va a sentir, pero está ahí.

 

 

 

Entre ahora y nuestra próxima reunión, queridos Shaumbra, por favor dense cuenta de que en realidad el mundo es maravilloso. Hemos pasado por muchos momentos difíciles, pero es un gran lugar. Cuando miren a los ojos de otros humanos – ya no luchando contra los molinos de viento, ya no pensando que tienen que defender o proteger nada, pero sean capaces de mirar genuinamente directo a sus ojos – se darán cuenta de qué precioso lugar es este planeta. También se darán cuenta de que lo que parece ser caos no lo es para nada.

 

 

 

Todo está realmente perfecto en toda la creación, y particularmente en la suya.

 

 

 

Con eso, queridos Shaumbra. Yo Soy el que Yo Soy, en servicio a ustedes, Adamus. Gracias.

 

 

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Los Materiales del Círculo Carmesí con Tobías, Adamus Saint-Germain y Kuthumi lal Singh han sido ofrecidos gratuitamente desde agosto de 1999,

 

El Círculo Carmesí es una red global de ángeles humanos, llamados Shaumbra, quienes están entre los primeros en hacer la transición a la Nueva Energía. A medida que experimentan las alegrías y retos de la ascensión, ellos se convierten en los Estándares para otros humanos en su viaje de descubrimiento de Dios en su interior.

 

El Círculo Carmesí se reúne mensualmente en el área de Denver, Colorado donde Adamus presenta la última información a través de Geoffrey Hoppe. Estas reuniones del Círculo Carmesí están abiertas al público y todos son bienvenidos.

 

Si estás leyendo esto y sientes una sensación de verdad y conexión, ciertamente eres Shaumbra. Eres un maestro y un guía para humanos y ángeles semejantes. Permite que la semilla de la divinidad florezca dentro de ti en este momento y por todos los tiempos por venir. Nunca estás solo, ya que hay familia por todo el mundo y ángeles en los reinos en torno tuyo.

 

Puedes distribuir libremente este texto en una base no-comercial, no-costo. Por favor incluye la información en su totalidad incluyendo estas notas al pie. Todos los otros usos deben ser aprobados por escrito por Geoffrey Hoppe, Golden, Colorado. Ve la página de contactos en el sitio web: www.crimsoncircle.com

 

© Derechos de Autor 2010 Geoffrey Hoppe, Golden, CO 80403

 

 

Gracias Irma Sztabinski!!!


LOS MATERIALES DEL CÍRCULO CARMESÍ

La Serie de los Maestros

SHAUD 7: “Cuerpo de Conciencia”

Presentando a Adamus, canalizado por Geoffrey Hoppe




Presentado al Círculo Carmesí

Marzo 6, 2010

www.crimsoncircle.com




Traducción: Irma Sztabinski irmasz@yahoo.com


Pueden descargar todos los Shauds de todas las Series en archivo Word desde el sitio del Círculo Carmesí en el Manantial del Caduceo http://www.manantialcaduceo.com.ar/tobias/tobias.htm


PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend