Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Ciencia » Alexiis: Cuadernillos Nº 5, Nº 6 y Nº 7

Alexiis: Cuadernillos Nº 5, Nº 6 y Nº 7

26 de julio, 2009

Logo de reiki a distancia

· La Dieta mental de siete días

Emmet Fox
· Almas Gemelas
· Adquisición de conocimientos
· Desde las estrellas:
§ Viajeros de las estrellas
§ Falta de preparación para el futuro
§ Balanza de la justicia

*****

 

LA DIETA MENTAL DE SIETE DIAS

EMMET FOX

El objeto de la dieta es hoy día uno de los primeros tópicos de interés público.

 

Los periódicos y las revistas están llenos de artículos sobre este tema. Los estantes de las librerías están repletos de tomos que descubren los misterios de las proteínas, los almidones, las vitaminas, etc. Actualmente, el mundo tiene conciencia de comida. Los expertos en la materia dicen que físicamente se convierte uno en lo que come, que todo el cuerpo se compone realmente del alimento que uno ha ingerido en el pasado.

 

Lo que Ud. come hoy, dicen, estará en su corriente sanguínea después de un lapso de tantas horas, y la sangre construye los tejidos de su cuerpo – ahí lo tienen -.

 

Por supuesto, ninguna persona sensata discute eso. Es perfectamente cierto, según su alcance, y lo único sorprendente es que el mundo haya tardado tanto en averiguarlo; no obstante, aquí voy a tratar sobre este asunto de las dietas en un nivel infinitamente más profundo y de efectos de mayor alcance. Por supuesto, me refiero a la dieta MENTAL.

 

El factor más importante en la vida es la dieta mental de la cual se vive. Es el alimento que se proporciona a la mente, el que determina completamente el carácter de la vida.

 

Los pensamientos que Ud. se permita, los asuntos en los que distraiga su mente son los que harán que Ud. y lo que lo rodea, sea lo que son. TAL COMO SEAN sus pensamientos, así será su vida. Todo lo que hoy existe en su vida, el estado de su cuerpo, esté sano o enfermo; el estado de sus finanzas, ya esté próspero o empobrecido; el estado de su hogar, sea que esté feliz o lo contrario; de hecho, las condiciones actuales de cada fase de su vida, están totalmente acondicionadas por los pensamientos y sentimientos que Ud. tuvo en el pasado, así como por el tono habitual de sus pensamientos pasados. Igualmente, las condiciones de su vida mañana y la próxima semana y el próximo año, en su totalidad, serán acondicionados por los pensamientos-y sentimientos que Ud. decida abrigar de ahora en lo adelante.

 

En otras palabras, Ud. escoge su vida, es decir, Ud. escoge todas las condiciones de su vida, cuando Ud. escoge los pensamientos en los que su mente se ocupa. En la vida, el pensamiento es la verdadera fuerza causal y no hay otra, Ud. no puede tener un tipo de mente y otro tipo de medio ambiente. Esto significa que Ud. no puede cambiar su medio ambiente y dejar su mente intacta, así como tampoco puede Ud. cambiar su mente sin que también cambie su medio ambiente.

 

Esta es la verdadera llave de la vida: Si Ud. cambia su mente, sus condiciones tienen que cambiar; también su cuerpo tiene que cambiar; su trabajo u actividades, tienen que cambiar; su hogar tiene que cambiar; la tonalidad de toda su vida, tiene que cambiar; ya que su felicidad o tristeza habitual dependen sólo de la calidad del alimento mental que componga su dieta.

 

Que esto quede muy claro. Si Ud. cambia su mente, las condiciones de su vida tienen que cambiar también.

 

NOS TRANSFORMA LA RENOVACION DE NUESTRAS MENTES. Así es que ahora verán que su dieta mental es realmente lo más importante en su vida. Esto puede llamarse la Gran Ley Cósmica y su Verdad es evidente una vez que se exprese de este modo. De hecho, no conozco a ninguna persona reflexiva que niegue su Verdad esencial. La dificultad en aplicarla, sin embargo, se desprende del hecho de que nuestros pensamientos están tan cerca de nosotros que es difícil sin un poco de práctica, retirarnos como quien dice y verlos objetivamente; no obstante, esto es justamente lo que debemos aprender a hacer. Tienen que acostumbrarse a escoger, en un momento dado, el objeto de sus pensamientos y también a escoger el tono emotivo o lo que llamarnos la disposición de ánimo que le da color. Sí, es cierto, pueden escoger su disposición de ánimo. Indudablemente, si no pudiesen hacerlo no tendrían ningún control sobre su vida. Las disposiciones de ánimo producen las inclinaciones de la persona que a la larga producen o estropean su dicha, que están predispuestas al famoso “pero”.

 

Ud. no puede ser sano, no puede ser feliz, no puede ser próspero, si Ud. está mal dispuesto para serlo.

 

Si Ud. está malhumorado, si es indolente, si es cínico, si está deprimido, si se siente superior, si está asustado, su vida no vale la pena. A menos que esté decidido a cultivar una buena disposición, pierda todas las esperanzas de hacer que su vida valga la pena, es preferible decirlo claramente de una vez.

 

Si no está decidido a empezar ahora y a seleccionar cuidadosamente todo el día la clase de pensamientos que Ud. va a tener, entonces pierda toda esperanza de hacer de su vida lo que quiere que sea, porque es la única manera.

 

En pocas palabras, si desea que su vida sea feliz y valga la pena, lo cual es lo que Dios quiere que hagan de ella, tiene que empezar de inmediato a entrenarse en el hábito de seleccionar y controlar sus pensamientos. Los primeros días esto será muy difícil, pero si tienen constancia, podrán hacerlo cada vez con más facilidad y es realmente el experimento más interesante que puedan hacer.

 

Es más, ese control del pensamiento es el pasatiempo más interesante que pueda practicarse. Ud. se sorprenderá de la cantidad de cosas interesantes que aprenderá de Ud. mismo y obtendrá resultados casi desde el principio.

 

Ahora bien, muchas personas que conocen bien esta verdad una que otra vez hacen esfuerzos esporádicos para controlar sus pensamientos, pero la corriente de pensamientos está tan acerca, como ya he dicho y los impactos desde afuera son tan constantes y variados que no parece que progresan mucho. El único modo es decididamente formarse, un nuevo hábito de pensar que responda cuando Uds. estén preocupados o cuando no estén en guardia, del mismo modo que si concientemente se estuviesen ocupando del asunto.

 

Este nuevo hábito de pensar tiene que adquirirse definitivamente y la base para ello puede establecerse en pocos días, del modo siguiente: Decida que dedicará una semana exclusivamente a construir un nuevo hábito de pensar; y durante esa semana todo lo demás carezca de importancia en comparación con eso.

 

Si lo hacen, esa semana será la más significativa de toda su vida. Literalmente será el punto decisivo. Si lo hacen, puedo asegurar que toda su vida dará un cambio favorable.

 

Es más, nada permanecerá inalterado. Esto no significa que podrán enfrentarse a sus problemas actuales con espíritu superado; significa que las dificultades desaparecerán.

 

Este es el modo científico de alterar sus vidas y como está de acuerdo con la Gran Ley, es infalible. ¿Comprenden ahora que al trabajar de este modo no tienen que cambiar las condiciones? Lo que sucede es que Uds. aplican la Ley y luego las condiciones cambian espontáneamente. Uds. no pueden cambiar las condiciones directamente; con frecuencia lo han intentado y han fracasado pero hagan la dieta mental de siete días y las condiciones tienen que cambiar.

 

Esta es entonces la receta: durante siete días no pueden permitirse albergar ni por un momento pensamientos que no sean positivos, constructivos, optimistas, amables. Esta disciplina será tan forzada que concientemente no podrán mantenerla por mucho más de una semana, pero no les pido que lo hagan. Una semana será suficiente porque al cabo de ese tiempo el hábito de pensar positivamente comenzará a establecerse; algunos cambios extraordinarios se habrán sucedido en sus vidas, animándolos enormemente; y luego el futuro se encargará de sí mismo. El nuevo modo de vida será tan atractivo y mucho más fácil que el viejo, que Uds. encontrarán que sus mentalidades se alinean solas.

 

Pero los siete días serán forzados. No quiero que se metan en esto sin considerar el costo. Las dietas físicas son un juego de niños en comparación, aunque tengan buen apetito. La gimnasia más agotadora, combinada con marchas de 45 Km. es suave comparada con esta empresa. Pero es sólo por una semana de su vida, y decididamente alterará todo, mejorándolo. Por el resto de su vida aquí, es más, por toda la eternidad todo será diferente y mejor que si jamás la hubiesen emprendido.

 

No comiencen a la ligera. Antes de empezar piénselo por uno o dos días. Entonces comiencen y que la gracia de Dios les acompañe. Pueden empezar cualquier día de la semana al levantarse, después del desayuno o del almuerzo, no importa, pero una vez que empiecen tienen que continuarla durante siete días. Eso es esencial. La idea es que tengan siete días ininterrumpidos de disciplina mental para poder lograr que definitivamente la mente se encauce por un nuevo sendero. Si falsean el comienzo, o si les va bien por dos o tres días y luego por cualquier razón se salen de -la dieta, tienen que dejarla del todo durante varios días y luego comenzar de nuevo. Uds. recuerdan que en el cuento de Rip Van Winkle, éste juraba abstenerse de tomar licor y de inmediato aceptaba el primer trago que le ofrecían, diciendo tranquilamente “no contaré éste”. Bien, en la dieta mental de siete días, esto es inaceptable. Tienen que tomar en cuenta cada desliz y aunque Uds. no lo hagan, la naturaleza lo hará. Al haber un desliz deben dejar la dieta del todo y empezar de nuevo. Ahora bien, para prevenir en lo posible las dificultades, las consideraremos en detalle.

 

PRIMERO. ¿Qué quiero decir por pensamientos negativos? Un pensamiento negativo es cualquier pensamiento de crítica, de rencor o despecho, de celos, de condenación de otros, de culparse a uno mismo; cualquier pensamiento de enfermedad o accidente, en resumen, cualquier pensamiento pesimista o de limitación; cualquier pensamiento que no sea positivo y de naturaleza constructiva, relacionado con uno mismo o con otro, es un pensamiento negativo. No se preocupen mucho en cuanto a la clasificación, en la práctica nunca tendrán dudas, de si es positivo o negativo; aunque su cerebro trate de engañarlos, el corazón les dirá la verdad.

 

SEGUNDO. Que esté claro que lo que se pide es que no alberguen cosas negativas. Noten esto cuidadosamente. Lo importante no son los pensamientos, que vengan a su mente, sino sólo aquellos que Uds. acojan y entretengan. No importa cuáles sean los pensamientos que les vengan, siempre que no los cobijen. Cobijarlos o albergarlos es lo que importa. Por supuesto, muchos pensamientos negativos les vendrán todo el día. Algunos se colocarán en sus mentes aparentemente de su cuenta y otros serán pensamientos de la raza; otros pensamientos negativos les vendrán de otras personas, por, la conversación o por su conducta, o bien oirán noticias desagradables, por carta o por teléfono, o verán crímenes o desastres anunciados en los titulares de la prensa.

 

Estos casos no importan siempre que no les brinden hospedaje. Es más, estas son las cosas que suministran la disciplina que les va a transformar durante esta semana trascendental. Lo que hay que hacer al presentarse el pensamiento negativo es rechazarlo. Rechacen el periódico, rechacen el pensamiento de la carta o el comentario estúpido o lo que sea. Cuando el pensamiento negativo se deslice en su mente, de inmediato rechácenlo y piensen en otra cosa. Lo que es mejor, piensen en Dios. Una analogía perfecta es el caso del hombre que está sentado junto a una fogata, cuando le cae una chispa en la manga. Si sacude la ceniza de inmediato no puede pasar nada, pero si permite que se quede allí sólo un momento, no importa cuál sea el motivo, el daño habrá sido hecho y costará trabajo reparar esa manga. Igualmente sucede con un pensamiento negativo.

 

Ahora bien, qué hacer con los pensamientos y condiciones negativas que en nuestra etapa actual no podemos evitar? ¿Qué tal los problemas de, la oficina y de la casa?

 

La respuesta es que tales cosas no afectarán su dieta siem­pre que no las acepten, ni les teman, ni crean en ellas, ni se in­dignen, ni entristezcan por ellas, ni, les den poder alguno. Nin­guna condición negativa que deban atender afectará su dieta. Vayan a la oficina o enfréntense a los asuntos de la casa, sin permitir que los afecten.

 

Digan mentalmente: Ninguna de estas cosas me conmueve, y todo saldrá bien.

 

Supongamos que almuerza con un amigo, quien habla negativamente. No trate de callarlo, ni de desairarlo. Déjelo hablar, pero no acepte lo que él dice, y no se afectará su dieta. Supongamos que al llegar a casa se encuentre con mucha conversación negativa. No predique un sermón, sencillamente no lo acepte.

 

Recuerden, la aceptación mental es lo que constituye la dieta. Supongamos que presencia Ud. un accidente o una injusticia. En vez de reaccionar aceptando la apariencia y respondiendo con lástima o con indignación, rehúse aceptar la apariencia, hagan lo que puedan por enderezar las cosas, piensen debidamente y déjenlo de ese tamaño.

 

Aún estarán a dieta. Claro, será de gran ayuda si pueden evitar esta semana a cualquiera que muy expresamente pueda despertar malos instintos. Las personas que los sacan de quicio o les caen mal, o los fastidian, es mejor evitarlos mientras estén a dieta; pero si no es posible evitarlos, entonces disciplínense un poco más, eso es todo.

 

Supongamos que la próxima semana le espera una prueba muy difícil. Bien, si tienen suficiente conocimiento espiritual, sabrán como enfrentarla del modo espiritual; pero para el caso, creo que sería mejor esperar comenzar la dieta tan pronto haya pasado el asunto. Como dije antes, no tomen la dieta a la ligera, piénsenlo bien primero.

 

Para terminar, quiero decirles que frecuentemente las personas encuentran que empezar esta dieta alborota toda clase de dificultades. Parece que de repente todo empieza a marchar mal. Esto puede parecer desconcertante, pero en verdad es una buena señal; significa que las cosas se están moviendo y ¿no era eso precisamente el objetivo que teníamos en mente? Supongamos que todo su mundo parece estremecerse en sus bases. Agárrense fuertemente, dejen que se estremezca y cuando deje de mecerse, el cuadro se habrá reensamblado solo y comenzará a parecerse a lo que anhelaba nuestro corazón.

 

Este punto es importante y algo sutil ¿no comprenden que al detenerse a pensar en esas dificultades de por sí es un pensamiento negativo que quizás los hizo salir de la dieta? Claro, el remedio no esta en negar que su mundo aparentemente está convulsionado, sino negarse a aceptar la apariencia como una realidad. No juzguen las apariencias, juzguen correctamente. Mantengan sus pensamientos positivos, optimistas y amables mientras las apariencias se están bamboleando; manténgalos así a pesar de las apariencias y una gloriosa victoria será segura.

 

Cada fase de su vida radicalmente se alterará, mejorando. Un último aviso. No le digan a nadie que están en dieta o que piensan empezarla. Mantengan este enorme proyecto estrictamente personal. Recuerden que su alma es el Lugar Sagrado del Altísimo. Cuando terminen la dieta satisfactoriamente y han asegurado su demostración, permitan que pase un tiempo razonable para que se establezca la nueva mentalidad y luego cuentan la historia a cualquier persona a quien Uds. piensen que pueda ayudarle.

 

Finalmente, recuerden que nada que diga o haga otra persona, puede sacarlos de la dieta. Sólo la propia reacción a la conducta del otro puede hacerlo.

 

*****

 

ALMAS GEMELAS

Las almas gemelas existen desde que existen las almas. Ya Platón, el filósofo griego que vivió entre el 429 y el 347 a.C., estudió el tema y escribió sobre él. Platón decía que en el comienzo de los tiempos los cuerpos humanos eran hermafroditas, es decir, tenían los dos sexos al mismo tiempo. Pero en un determinado momento los dioses castigaron a los hombres separando sus sexos. Y aquel ser antes completo debió buscar el Paraíso, que sólo sería posible cuando las dos mitades originales se encontrasen.

 

Por el otro lado, considerándolo desde el punto de vista del espíritu, se sabe que cuando se genera el espíritu individualizado, éste es doble. Estoy hablando de los andróginos. Todo espíritu individualizado goza de una doble polaridad -masculina y femenina- o sentido de giro espiral distinto (observa que espiral y espíritu tienen la misma raíz).

 

Luego es cierto, como afirman tantas culturas, que todo espíritu, en origen, tenía integradas las dos polaridades -masculina y femenina- y hoy está separado en dos encarnaciones distintas.

 

También es verdad que cada espíritu tiene su propio “nombre cósmico”, aunque puede cambiar la última letra según sea masculino o femenino. El nombre cósmico es el ¡dentificativo de cada espíritu, por el que puedes encontrar tu registro akáshico. Es, al igual que las huellas dactilares, personales y únicas. A medida que el espíritu va evolucionando, aumenta el nivel de vibración de su nombre cósmico.

 

No necesariamente los andróginos están encarnados simultáneamente en el tiempo y en lugares geográficos próximos, por cuanto no hay un patrón fijo, pues cada uno está viviendo sus propias experiencias, que suelen ser complementarias; por eso no es necesario que cada ser humano viva todas ellas para alcanzar la perfección; porque los andróginos se trasvasan esas experiencias.

 

Ese trasvase de las experiencias se produce constantemente, pero de forma natural cuando el consciente está anulado. A veces, la sensación de que conoces a alguien que no habías visto nunca, reconocer lugares donde jamás habías estado e, incluso, vivir situaciones que uno ya creía haber vivido, puede deberse a trasvases de información del andrógino.

 

Hay que tener en cuenta que los trasvases se incorporan como experiencias propias, por lo que si durante una regresión un paciente revive una vida pasada, podría suceder entonces que lo que realmente crea “recordar” sea la vida de su andrógino…

 

Sin embargo en los casos en que se quieran tratar ciertos traumas que hipotéticamente pertenecen a algún acontecimiento de una vida pasada, no es habitual que se trate de un trauma del andrógino, porque generalmente la información que se trasvasa entre ambos son cosas superadas, no en proceso.

 

En muchas ocasiones sucede que dos andróginos encarnados simultáneamente se encuentren y se casen.

 

En nuestro nivel evolutivo actual la única posibilidad de comunicarnos con nuestra alma gemela es en estado de meditación profunda y siempre que el andrógino tenga el consciente “cerrado”.

 

Una cosa es cierta que un día, al final del camino evolutivo, todos nos uniremos definitivamente al andrógino. Los espíritus andróginos tienen limpio el canal de comunicación porque gozan de la misma esencia. Cuando ambos espíritus, pletóricos de energía, se encuentran, se produce una liberación de energías tan fuerte que sólo una estrella las puede albergar.

 

*****

 

ADQUISICION DE CONOCIMIENTO

En la vida corriente el Ego está dentro de sus cuerpos y sus fuerzas se dirigen directamente al exterior. Toda la voluntad y la energía humana se emplean en el mundo externo. No puede librarse de las impresiones de su alrededor ambiente y obrar libremente en sí mismo durante las horas de la vigilia. Durante el sueño, cuando se presenta esa oportunidad, debido a que el cuerpo denso ha perdido la consciencia del mundo, el Ego está fuera de sus cuerpos. Si el hombre puede obrar en sus vehículos de algún modo, debe ser cuando el mundo externo esté, ajeno a él, como en el sueño, y que el espíritu permanezca, sin embargo dentro y con pleno dominio de sus facultades como en las horas de vigilia hasta que no se obtenga ese estado es imposible que el Espíritu obre internamente y sensibilice propiamente sus vehículos.

 

La concentración es ese estado. Cuando se sumerge uno en ella, los sentidos se cierran y la persona se encuentra respecto al mundo externo en la misma condición que en el sueño profundo, si bien el espíritu permanece dentro plenamente consciente. La mayoría de los hombres han experimentado ese estado en algún grado, como cuando se queda uno absorbido en la lectura de algún libro.

 

El aspirante a la vida superior cultiva la facultad de absorberse a voluntad en cualquier asunto que elija, o más bien no en un asunto general, sino en un simple objeto que él mismo imagina. De esta manera, cuando la condición o estado apropiado de absorción se obtiene, cuando los sentidos están completamente cerrados, se concentra el pensamiento sobre los diferentes centros sensoriales del cuerpo de deseos, y entonces éstos comienzan a girar.

 

Al principio su movimiento es lento y trabajoso, pero gradualmente los centros sensoriales del cuerpo de deseos se harán lugar a sí mismos dentro de los cuerpos denso y vital, los que aprenderán entonces a acomodarse por sí mismos a esa nueva actividad. Entonces, un buen día, cuando la vida apropiada haya desarrollado la requerida in adherencia entre las partes superior e inferior del cuerpo vital, se produce un supremo esfuerzo de la voluntad; un movimiento en espiral tiene lugar en muchas direcciones y el aspirante se encuentra fuera del cuerpo denso. Lo mira como si mirara a otra persona. La puerta de su casa—prisión se ha abierto. Ahora puede ir y venir libremente lo mismo en los mundos internos que en el Mundo Físico, funcionando a voluntad en los unos y los otros, para ayudar a todos los que lo necesiten en cualquiera de esos mundos.

 

Antes de que el aspirante aprenda a dejar voluntariamente el cuerpo, debe haber trabajado el cuerpo de deseos durante el sueño, porque en algunas personas el cuerpo de deseos queda organizado aun antes de que pueda producirse la separación citada en el cuerpo vital. Bajo esas circunstancias es imposible traer experiencias subjetivas a la conciencia de vigilia, pero generalmente en tales casos se notará, como primer signo en ese desarrollo, que todos los sueños confusos cesan.

 

Entonces, después de cierto intervalo, los sueños se irán haciendo más vívidos y perfectamente lógicos. El aspirante soñará, entonces, el estar en lugares con gente (conocida o no de él, esto importa poco) en los que se habrá conducido en forma razonable como si estuviera despierto. Si el, lugar con el que ha soñado le es accesible en las horas de vigilia, podrá comprobar fácilmente la realidad de su sueño si toma nota de algún detalle físico de la escena, pudiendo verificarlo al día siguiente.

 

Después verá que puede, durante el sueño, visitar cualquier lugar que desee sobre la superficie de la Tierra y estudiarlo mucho mejor que si hubiera ido a él con su cuerpo denso, porque en su cuerpo de deseos puede ir a cualquier parte, no sirviendo para nada ni los cerrojos ni las rejas. Si persiste en sus esfuerzos, llegará un tiempo en el que ya no necesitará esperar al sueño para disolver la conexión entre sus vehículos, sino que podrá separarse de ellos conscientemente.

 

No se pueden dar promiscuamente indicaciones específicas para libertar a los vehículos superiores. Esta separación se efectúa no por medio de un juego de palabras, sino más bien por un acto de voluntad, si bien la manera en que debe dirigirse la voluntad es individual y sólo puede ser indicada por un instructor competente. Todo lo que podemos hacer aquí es dar algunas indicaciones sobre los primeros pasos que conducen a la adquisición de la clarividencia voluntaria.

 

El tiempo más favorable para ejercitarla es al despartan por la mañana, antes de que las molestias y los cuidados de la vida háyanse apoderado de la mente. En ese momento acaba uno de dejarlos mundos internos y, por lo tanto, puede volver a ponerse en contacto con ellos con más facilidad que en cualquier otra hora del día. No esperéis a vestiros o a sentaron en la cama, sino relájese el cuerpo perfectamente, y que el ejercicio sea el primer pensamiento del día.

 

La relajación no significa simplemente una posición confortable; es posible mantener todos los músculos tensos con expectación, y ese solo hecho frustra el objeto, porque en ese estado el cuerpo de deseos está presionando a los músculos. No puede ser de otra manera hasta que calmemos la mente.

 

CONCENTRACION

Lo primero que hay que practicar es mantener los propios pensamientos sobre un ideal y mantenerlos así sin permitir que se desvíen. Es una tarea sumamente difícil, pero debe ser realizada en alguna extensión, por lo menos, antes de que pueda hacerse algún progreso ulterior.

 

El pensamiento es el poder que empleamos para formar imágenes mentales, pensamientos—forma o ideaciones, de acuerdo con nuestras ideas internas. Es nuestro poder principal y tenemos que aprender a mantenerlo bajo nuestro absoluto dominio, de manera que lo que produzcamos no sean fugaces ilusiones inducidas por las circunstancias exteriores, sino verdaderas imaginaciones generadas por el espíritu desde el interior.

 

Los escépticos dirán que todo eso son imaginaciones, pero, como ya indicamos, si el inventor no hubiera podido imaginar el teléfono, etc. no poseeríamos hoy esas cosas. Sus imaginaciones no fueron, generalmente, correctas o ciertas al principio, pues en caso contrario todos los inventos hubieran realizado su objeto con todo éxito desde el principio, sin los fracasos ni los experimentos inútiles que han precedido siempre a la producción de todo instrumento o máquina servicial y práctica.

 

Tampoco es la imaginación lo que los ocultistas nacientes corrigen al principio. La única manera de hacerla cierta y segura es manteniendo el pensamiento enfocado sobre un asunto, objeto o idea, excluyendo todo lo demás. El pensamiento es un gran poder que nos hemos acostumbrado a malgastar. Se le permite fluir sin objeto alguno, así como se deja que el agua caiga a un precipicio sin utilizarla antes para que mueva una turbina.

 

Los rayos de sol difundidos sobre la superficie de la tierra producen solamente un calor moderado, pero si se concentran sólo unos pocos, por medio de un cristal de aumento, son capaces de producir fuego en el punto focal.

 

La fuerza del pensamiento es el medio más poderoso para la adquisición del conocimiento. Si se concentra sobre un asunto, se abrirá camino a través de cualquier obstáculo y resolverá el problema. Si se posee la cantidad necesaria de energía mental no hay nada que esté más allá de la humana comprensión. Mientras la malgastamos, la energía mental es de muy escasa utilidad para nosotros, pero tan pronto como estamos preparados para tomarnos el trabajo necesario para dominarla, todo el conocimiento es nuestro.

 

Muy a menudo oímos a la gente exclamar petulantemente: “¡Oh, yo no puedo pensar en cien cosas a la vez!”, cuando en realidad eso es exactamente lo que han estado haciendo, lo que les ha causado ya la molestia misma de la que se están quejando. La gente está pensando constantemente en cien otras cosas que aquella que tienen entre manos. Todo triunfo, todo éxito se ha conseguido por medio de la concentración persistente en el fin deseado.

 

Esto es algo que el aspirante a la vida superior debe aprender positivamente a hacerlo. No hay otro camino. Al principio se encontrará pensando en todo cuanto existe bajo el sol, en vez de pensar sobre el ideal en el cual ha decidido concentrarse, pero esto no debe desanimarlo. A su tiempo verá que ya le es más fácil cerrar sus sentidos y mantener claramente sus pensamientos.

 

PERSISTENCIA, PERSISTENCIA Y siempre PERSISTENCIA, y ganará al fin. Sin ella, es imposible obtener un resultado fructífero o alentador.

No tiene utilidad alguna el realizar el ejercicio dos o tres mañanas o semanas y abandonarlo otro tanto tiempo. Para que sea efectivo, es necesario hacerlo fielmente una mañana tras otra, sin descuidarlo nunca.

 

Puede elegirse cualquier asunto, de acuerdo con el temperamento o convicciones del aspirante, siempre que sea puro y mejore la mente por su tendencia, Unos se concentrarán en Cristo; otros, a quienes les gusten las flores especialmente, pueden tomarlas como asunto de concentración. El objeto importa poco, pero cualquiera que él sea, debemos imaginarlo viviente y con todos sus detalles. Si es Cristo, debemos imaginarnos un Cristo real, con rasgos movibles, llenos de vida sus ojos, con una expresión viviente que no sea la del crucifijo. Debemos construir un ideal viviente y no una estatua.

 

Si es una flor, debemos, imaginativamente, plantar la semilla en la tierra, fijando bien nuestra mente sobre ella. Después mirémosla desarrollarse, echando raicillas que penetran en la tierra en forma de espiral De las raíces principales miremos cómo salen miríadas de pequeñas raicillas, ramificándose en todas direcciones. Entonces comienza a surgir el tallito de un color deliciosamente verde. Crece; sale una yema; dos pequeñas ramitas que brotan del tallito principal. Sigue creciendo: otro juego de ramitas aparece; de éstas brotan pedúnculos con hojitas. Entonces surge un capullo en una punta; crece hasta que llega un momento en el que se abre y sale una hermosa rosa roja entre la verdura de las hojas. Se desarrolla en el aire emitiendo un perfume delicioso, que sentimos perfectamente, como cuando llega hasta nosotros la embalsamada brisa estival, todo ello hermosamente creado por nuestros ojos mentales.

 

Únicamente cuando “imaginarnos” en forma tan clara y tan distintamente como lo expresado, penetramos ciertamente en el espíritu de la concentración. No debe haber sombras ni apariencias.

 

Al principio las imaginaciones producidas por el aspirante serán obscuras y de pobre parecido, pero al fin podrá, por medio de la concentración, evocar imágenes más reales y vivientes que las cosas del mundo físico.

 

Cuando el aspirante puede formar tales imaginaciones y cuando ha conseguido mantener su mente sobre las imágenes así creadas, puede tratar de hacer desaparecer súbitamente la imagen y mantener la mente firme, sin pensamiento alguno, esperando lo que venga a ese vacío.

 

Durante largo tiempo puede no aparecer nada y el aspirante debe guardarse cuidadosamente de crearse visiones él mismo, pero si guarda esa actitud puntual y pacientemente todas las mañanas, vendrá un día que en el momento de desaparecer aquella imagen en algo así como un relámpago, se desplegará el Mundo del Deseo de su alrededor ante su visión interna. Al principio puede ser nada más que una vislumbre, pero es una vislumbre de lo que vendrá más tarde.

 

MEDITACION

Cuando el aspirante ha practicado la concentración durante algún tiempo, enfocando la atención sobre un mismo objeto, construyendo un pensamiento—forma viviente por medio de la facultad imaginativa, aprenderá, por medio de la Meditación, todo lo referente al objeto así creado.

 

Suponiendo que el aspirante haya evocado, por medio de la concentración, la imagen de Cristo, es muy fácil reproducir meditativamente todos los incidentes de su vida, sus sufrimientos y su resurrección, pero mucho más allá de todo eso es lo que puede aprenderse por la meditación. Un conocimiento jamás soñado fluirá en el alma llenándola de gloriosa luz. Sin embargo, algo que carezca de interés y no sugiera por sí mismo nada interesante o maravilloso, es mejor para la práctica. Tratad de descubrir todo lo referente a un fósforo o a una mesa, por ejemplo.

 

Cuando la imagen de la mesa se ha formado claramente en la mente, tratad de pensar de qué clase de madera es y de dónde ha venido. Retrocédase hasta el tiempo en el que, como pequeña y delicada simiente, el árbol de cuya madera está formada la mesa, cayó por primera vez en la tierra del bosque. Obsérveselo año tras año, cubierto por las nieves del invierno o calentado por el sol estival, creciendo continuamente, mientras sus raíces van constantemente penetrando en la tierra. De ahí en más demos vuelo libre a nuestra imaginación, tratando de ver todo con el mayor lujo de detalles posibles, hasta llegar a los tablones, la elaboración de los mismos y la mueblería en que compramos la mesa, para finalmente llevarla a nuestra casa y ubicarla en el comedor.

 

De esta manera, por medio de la meditación, nos hemos familiarizado con varias ramas de la industria, necesarias para convertir un árbol del bosque en una pieza de moblaje. Hemos visto todas las máquinas y hombres y observado las peculiaridades de los diferentes lugares visitados hemos seguido además el proceso de la vida por el cual surgió el árbol de la delicada semilla, y hemos aprendido que tras toda apariencia, por común que sea, hay una historia interesante en sumo grado. Un alfiler; el fósforo con el que encendemos el gas; el gas mismo; y la habitación en la que encendemos ese gas, todos tienen historias muy interesantes que bien vale la pena de aprender.

 

OBSERVACION

Uno de los más poderosos auxiliares del aspirante en sus esfuerzos es la observación. La mayoría de los hombres van por el mundo casi ciegos. De ellos es literalmente cierto el que “tienen ojos y no ven… tienen oídos y no oyen”. En la mayor parte de la humanidad hay una falta deplorable de observación.

 

Es muy importante para el aspirante a la vida superior el que pueda ver todas las cosas en torno suyo de una manera clara, nítida y distinta, y en todos sus detalles. Para uno que sufre de la vista, el empleo de los lentes es lo mismo que se abriera ante El un mundo nuevo. En vez de perfiles borrosos, todo se ve claro y definido.

 

DISCERNIMIENTO

El aspirante debe observar sistemáticamente todas las cosas y a todo el mundo, deduciendo conclusiones de los actos, para cultivar la facultad del razonamiento lógico. La lógica es el mejor instructor en el Mundo Físico, así como el guía más seguro en cualquier mundo.

 

Cuando se practica este método de observación, es absolutamente necesario tener bien presente que sólo debe emplearse para agrupar hechos y no con propósitos de crítica o por lo menos de crítica malévola. La crítica constructiva, que señala los defectos y el modo de remediarlos, es la base del progreso; pero la crítica destructiva, que salvajemente destruye todo cuanto toca, bueno o malo, sin ir en pos de ninguna realización superior, es una úlcera del carácter que debe desaparecer.

 

La charla y las conversaciones triviales son obstáculos y barreras. Si bien no es necesario que digamos que lo blanco es negro y hacer como que no se ve la mala conducta ajena, la crítica debe siempre hacerse con propósitos de ayudar y no para agriar el carácter a nuestro prójimo porque hayamos encontrado en él una manchita. Si recordamos la parábola de la pajita y la viga, volveremos de mutuo propio nuestra crítica contra nosotros mismos. Ninguno es tan perfecto que no necesite mejorarse. Cuanto mejor es un hombre, menos encuentra faltas en los demás y menos se atreve a arrojar a nadie la primera piedra.

 

Si señalamos alguna falta e indicamos el medio de corregirla, debemos hacerlo sin el menor sentimiento personal. Debemos siempre buscar lo bueno que está oculto en todo. El cultivo de esta actitud discernidora es especialmente importante.

 

Cuando el aspirante al conocimiento directo ha practicado los ejercicios de concentración y de meditación, durante algún tiempo, y cuando ya se ha hecho proficiente en ellos, debe dar un paso más.

 

Hemos visto que la concentración consiste en enfocar el pensamiento sobre un solo objeto. Es el medio por el cual construimos una imagen clara, objetiva y viviente de la forma sobre la que deseamos adquirir conocimiento.

 

La meditación es el ejercicio por el cual seguimos la historia del objeto y nos ponemos en relación con todos los detalles del mismo con respecto al mundo en general.

 

Esos dos ejercicios mentales se refieren en la más profunda manera imaginable a las cosas. Y conducen a un estado más elevado, penetrante y sutil, de desarrollo mental, que se refiere al alma de las cosas. El nombre de ese estado es Contemplación.

 

CONTEMPLACION

En la contemplación no se necesita imaginar o pensar para conseguir la información deseada, como en la meditación. Aquella consiste simplemente en mantener el objeto ante la visión mental y dejar que el alma de aquél nos hable. Reposamos tranquilamente sobre el lecho – no negativamente, sino perfectamente alerta esperando la información que vendrá con toda seguridad si hemos alcanzado el debido grado de desenvolvimiento. Entonces la Forma del objeto parece desvanecerse y vemos únicamente a la Vida en trabajo. La contemplación nos enseñará todo lo referente al aspecto vital, así como la meditación nos enseñó referente a la forma.

 

Cuando llegamos a este estado y tenemos ante nosotros, por ejemplo a un árbol del bosque, perdemos de vista a la forma por completo y sólo vemos la Vida, que en ese caso es un espíritu-grupo. Nos encontraremos entonces, para nuestro asombro, con el espíritu-grupo del árbol que comprende también a los diversos insectos que de él se alimentan; que el parásito y su presa son emanaciones del mismo espíritu-grupo, porque cuanto más ascendemos en los dominios de lo invisible, hay menos formas separadas y distintas, y la Vida Una predomina más completamente, imprimiendo sobre el investigador el hecho supremo, de que no hay sino Una vida – la Vida Universal- de Dios, en Quien en realidad “vivimos, nos movemos y tenemos nuestro Ser”.

 

Los minerales, las plantas, los animales y el hombre – todos sin excepción – son manifestaciones de Dios, y este hecho suministra las bases de la Fraternidad, una fraternidad que lo incluye todo, desde el átomo hasta el Sol, porque todos son emanaciones e Dios. El concepto de fraternidad que se, basa sobre otra fundación cualquiera, tal como las distinciones de clases, afinidades de raza, ocupación similar, etc., fracasarían, porque el ocultista comprende claramente que la Vida Universal fluye en todo lo que existe.

 

ADORACION

Cuando se ha alcanzado esa altura por medio de la contemplación, cuando el, aspirante ha comprendido que es verdad que Dios sustenta toda vida penetrando en todas las cosas, hay que dar aún el paso más elevado, la Adoración, por medio de la cual se unirá él mismo con la Fuente de todas las cosas, alcanzando por ese acto la mayor altura posible de realización para el hombre, hasta que llegue el tiempo en el que esa unión permanente tenga lugar al final del gran Día de Manifestación.

 

Todo lo que el estudiante necesita es comenzar a mejorarse a sí mismo y continuar diligente y persistentemente en ello. De esa manera purificará sus vehículos. Comenzará entonces a brillar en los mundos internos, lo que no podrá menos que atraer la atención de los instructores, que están siempre vigilantes y que muy gustosamente ayudan a todos aquellos que, por sus vigorosos esfuerzos en purificarse a sí mismos, han adquirido el derecho de ser ayudados. La humanidad necesita muchos auxiliares que puedan trabajar desde los mundos internos, por lo tanto: “buscad y encontraréis”, pero no vayamos a imaginarnos que por ir de un instructor a otro estamos buscando.

 

“Buscar” en ese sentido, no significaría nada para este mundo de tinieblas. Nosotros mismos debemos encender la luz, la luz que invariablemente irradia de los vehículos de todo aspirante diligente. Esa es la estrella que nos conducirá hasta el instructor, o mejor dicho, lo que conducirá al instructor hasta nosotros.

 

*****

DESDE LAS ESTRELLAS…

VIAJEROS DE LAS ESTRELLAS

De la Tierra me han llegado oleadas de miedo y de vergüenza. Los hombres colocan en uno de los platillos de su particular balanza de la justicia a la vida humana y en el otro no tienen claro si poner lo conveniente o lo necesario. Mientras tanto, miles y miles de seres humanos mueren de hambre y de sed, siéndoles negada la más elemental ayuda humanitaria por sus propios compatriotas que miran más su etnia que su carácter de personas.

 

Las grandes potencias juegan a las políticas moviendo las piezas como si las mujeres y niños inocentes fuesen peones de un sangriento ajedrez. La historia, tarde o temprano, pasará factura a tanta incongruencia, pues estáis repitiendo los mismos errores generación tras generación.

 

Si en lugar de mantener las fronteras que os separan -no sólo físicamente-, os dedicaríais a dejar fluir libremente vuestros sentimientos, no habría hambre, ni muerte, ni genocidios, ni políticos corruptos, ni vergüenza, ni temor en vuestro planeta. Las fronteras que os separan están en vuestra mente, en vuestra cultura, en vuestro egoísmo.

 

Llamáis injerencia a la ayuda que podéis prestar. Sólo aquellos que han hecho del amor su única ley, han saltado por encima de los convencionalismos políticos, raciales y culturales y se han implicado personalmente con sus hermanos de piel oscura, a pesar de correr peligro de muerte. Ellos son un ejemplo vivo de gente de la Nueva Era. Ellos serán los primeros.

*****

FALTA DE PREOCUPACIÓN PARA EL FUTURO

Son muchos los viajeros de las estrellas que después de visitar vuestro planeta cuentan cómo van las cosas por ahí. Son gente acostumbrada a pasar inadvertida pero que cuentan con una gran capacidad de observación y análisis, por eso no se les escapa que las cosas están cambiando; que la masa crítica que provocará cambios sociales de trascendencia planetaria está comenzando a tomar una forma cada vez más significativa.

 

La revolución de los que quieren un mundo diferente y mejor, con ser silenciosa no es por ello menos evidente; los hombres y mujeres de la Tierra estáis empezando por fin, a tomar posición y actitudes congruentes con vuestros propios deseos y sentimientos, y aunque eso signifique crisis, bienvenida sea si sirve para crecer, para evolucionar desde uno mismo. Al fin y al cabo la crisis, lo mismo que la crisálida, es el preludio de un nuevo ser.

 

El futuro deparará grandes satisfacciones a todos aquellos que han confiado en el ser humano como realizador de los grandes cambios que siempre han sido en cada rincón del universo.

*****

BALANZA DE LA JUSTICIA

Independientemente de las creencias de cada uno, una de las cosas que marcan el carácter humano es su falta de preparación para el futuro.

 

Todas las especie, preparan su propia supervivencia excepto el hombre de la Tierra. Parecería que no cree en él mismo o que no tiene confianza en sus capacidades para poder alcanzar una vida más armónica.

 

Observando vuestras actitudes, vemos no sin cierta sorpresa, que todo lo hacéis tiene un carácter efímero; pensáis en el hoy, en vosotros, pero poco en el mañana, en vuestros descendientes.

 

Sólo las grandes empresas multinacionales establecen sus programas a medio y largo o plazo, pues son conscientes de que su propio futuro está supeditado al de la sociedad que las sostiene, por lo que vuestro planeta puede vivir, si no le ponéis remedio, sometido al dictado de las grandes oligarquías económicas.

 

Tened presente que la abdicracia es una de las lacras sociales que lleva a la ruina a planetas enteros. Implicaos en vuestro futuro y no os pongáis en manos de aquellos que sólo ven en el ser humano a un consumidor de sus productos.

 

Cuidad de dar a vuestros hijos esperanza en el mañana, por que sólo así, teniendo una posibilidad de realizarse en el futuro, es como construirán su presente.

 

Con Amor, Acael

 

Cuadernillo N° 6

LA CONQUISTA DE LA LIBERTAD

MAESTRO HILARION

INTRODUCCION

Hilarion 003
Les traigo ahora un tema que, aunque mucho de él se habla, pocos procuran enterarse de lo que él representa: La Libertad.

Para los encarnados comunes, la libertad significa medios y modos de no ser subalternos a nadie y a ningún concepto social que les impida el derecho de proceder como bien lo entienden, sin la necesidad de rendir cuenta de sus actos a quien quiera que sea.

Para otros, la libertad está en el libre derecho de vivir su preciosa vida al gusto de sus propios designios, no preocupándose con lo que por su comportamiento, pueda afectar o herir a su semejante.

Para otros tantos, la libertad tan soñada es construida en planos de poder, de gloria, de riquezas inconmensurables, medios por los cuales podrían usufructuar la vida con el máximo de satisfacción, de fama, tapando todo y cualquier comentario desairoso por el poder del dinero.

Otros sueñan la libertad cimentada en las intrigas y artimañas con las cuales pisan y destruyen las mínimas ambiciones de aquellos que les hacen competencia o que perturban a sus maquiavélicos y fantásticos planes de acción en causa propia.

Así, la libertad de palabra, de pensamiento y de acción queda restringida, enteramente, a las contingencias y oportunidades de la vida terrena, de lo físico que es mortal y, como tal, no tiene su continuación después de la llamada “muerte”.

Todos luchan para volverse libres, basándose en el tiempo imprevisible de una vida terrena, sin darse cuenta de que “lo que es de la tierra en la tierra quedará” y, asimismo, lo que ocurrirá del otro lado del velo.

Intentaré llevar hasta vosotros en lenguaje simple y comprensible a todos, el verdadero concepto de “libertad” que urge ser concientizado por el ser humano procurando, con esto, remediar errores que perduran por los siglos de los siglos en detrimento de la verdadera libertad… la libertad de ser un hijo de Dios.

LIBERTAD MATERIAL

En la incesante búsqueda por la libertad, el ser humano se llena de toda una cantidad de razones que justifiquen a sus ansias, menospreciando las mínimas reglas de conducta, por cuanto él actúa solamente en lo físico, viendo lo material.

La Tierra se encuentra en un estado calamitoso, demandando urgencia en el mejor aprovechamiento de la Vida humana que es hoy, restringido al criterio erróneo de los hombres de que ser libre es tener lo máximo que él pueda conquistar, para usufructuar los placeres y la vida, sin límites y sin obstáculos. No le importa que, para satisfacción propia y en el ansia de ser libre, se transforme en un “esclavo”.

La conquista de la libertad físico-material genera un caudal inmenso de infracciones bien graves para quien la realiza y para con sus semejantes. Muchos hombres que se encaminaron por el rumbo del poder se volvieron verdaderos “déspotas”, pisoteando a los más humildes, robando, matando, engañando, hiriendo y despreciando.

La conquista de la gloria fue para otros el resultado de adulaciones sin fin, intrigas, maledicencia como también envilecimiento de conducta.

El poder de la riqueza genera la codicia cada vez mayor y muchos hombres para llegar a su fin usan de engaños, estafas, engañan a los menos advertidos, hacen negociados siempre para su propio bien, no importando que tan despreciables prácticas alcancen a los humildes, los menos favorecidos, que sólo desean vivir en paz con relativo confort y con lo necesario para su sustentación.

La libertad, es un bien más profundo, cuando la vemos por los dictámenes Divinos. Ser libre sin Dios es cautiverio de los más pesados. Esa falsa libertad oprime a sus depositarios de pesadas liberaciones kármicas; por lo tanto, entreguen la conducción de sus vidas a su Divino Ser, la Centella Divina que existe en sus corazones. Reformulen sus conceptos y comportamiento mientras que aun puedan. Luchen por sus vidas con denuedo, coraje, más sobre todo con el respeto debido al Padre Divino y a su semejante.

Tomen conciencia de que la libertad físico-material no es la verdadera libertad preconizada por Nuestro Padre, sobre la cual hablaré más adelante.

LA VOZ DE DIOS

La Libertad de ser el heredero del Padre redunda en gran esfuerzo y mucho empeño en la conducta del hombre, demandando fuerza de voluntad, aspiración y persistencia para conquistarla.

Al principio se encuentra el muro de la indecisión, del sacrificio en el cambio radical de conceptos por muchos y muchos años y, también por las facilidades exigidas por el Yo material y sus cuerpos inferiores y también los llamados externos.

Así, se vuelve necesario que el hijo que pretende conquistar la verdadera libertad, la libertad con Dios, despliegue grandes esfuerzos y poder de renuncias para comenzar a subir la ladera que lo elevará, cuando tenga persistencia, a la cima de la escala evolutiva del ser humano.

Antes de enfrentar la empresa a la que se propone se tiene que entrar en estado de absoluta ausencia de ansiedad y deseos materiales, viviendo la vida con normalidad de comportamiento y procurando, en su corazón, encontrar la respuesta a sus propuestas. Dios, que está en todo y también en el corazón de todos sus hijos, hablará en voz audible y por cierto guiará al hijo que realmente a El desee aproximarse.

Aunque lo sepan, quiero recordarles que Dios es quien anima y da la vida a todo. En el hombre su Chispa Divina se encuentra en su corazón, teniendo su entrada en el momento que da su primera inspiración al nacer. Esta chispa invisible es la voz de Dios en todos, ricos, pobres, miserables, feos, bonitos, en fin, en todo ser humano y es para muchos llamada “la voz de la consciencia”. La consciencia es justa y verdadera, más por las actitudes y pensamientos generados por los cuerpos inferiores que los humanos poseen ella es tapada por la inclinación para el mal, originado por la parte esencial que está contenida en la materia.

Para que se consiga la libertad real urge que se procure oír la voz de la consciencia en todos los momentos, sobre todo cuando haya duda en cuanto al buen o mal resultado que se obtendría de una acción, sentimiento o pensamiento. No dejen que la propensión para el mal los lleve a no oir la percepción, pues sería un error por el cual tendrían que pagar tarde o temprano.

CONCEPTOS

Por más que el ser humano hable, proclame, enseñe y discuta sobre la libertad plena y absoluta, más y más se hunde en delitos, conceptos erróneos y desvirtuados, perjudicándose a todos los que tuvieron la oportunidad de convivir con tales errores.

La libertad que se pregona por todos los rincones no representa nada más que una mistificación del verdadero sentido para Nuestro Padre Divino de lo que El realmente representa.

La conquista de la verdadera libertad requiere gran fuerza de voluntad, persistencia, renuncias, remodelaciones de conducta, de pensamientos y sentimientos. Es menester que aquel que desee conquistar la libertad, con Dios, reformule teorías o procedimientos seguidos por casi la totalidad de los seres humanos. De esto sobrevendrá la renuncia de comportamientos milenarios donde la riqueza, la gloria, el poder y la ambición representan el ápice de la libertad cuando, en la verdad, si mal usados, generan más errores que deberán ser redimidos en posteriores reencarnaciones. Sólo tiene valor delante del Padre Divino aquel que con la riqueza que le fue dada temporariamente, la usa dentro de los límites adecuados., procurando ayudar a los menos favorecidos en vez de explotarlos. Si todos los ricos procurasen, dentro de las posibilidades de lo que les sobra, ayudar a los menos favorecidos abriéndoles fuentes de trabajo, generando empleos, no habrá en la Tierra tanta mendicidad, hambre, desamparo, desgraciados e infelices que se vuelven criminales y asaltantes organizados.

Una de las peores pruebas kármicas es la riqueza, pues requiere mucho equilibrio, solidaridad y justicia para que se poseedor pueda convivir con la abundancia mientras muchos hermanos suyos viven y mueren en la miseria.

De ahí veremos que la ambición, la codicia, la avaricia y la ausencia de solidaridad y de caridad toman al hombre prisionero de si mismo en la Tierra y en el Más Allá.

Procuren evitar, hasta en pensamiento, que entren en sus vidas cualquier vestigio de codicia y ambición procurando vivir como hermanos que, realmente, lo sois unos con los otros.

EL LIBRE ALBEDRIO

Por mucho que se hable o se escuche sobre asuntos que tiendan a dirigir al ser humano, muy poco provecho puede sobrevenir a las almas recalcitrantes en sus errores, rebeldía e incomprensión.

Es necesario hacer que el hombre procure evolucionar, que salga de su capullo tejido de artimañas que emplea para perjudicar y destruir a sus hermanos, a las criaturas llamadas irracionales y a la naturaleza.

Cuando nuestro Padre otorgó a sus hijos humanos el “libre albedrío”, establecido estaba que esa libertad no podía alcanzar, de modo alguno, trayendo desesperación, sufrimiento, perjuicio o daños, a los humanos ni a las demás Creaciones Divinas. Es más, que cualquier trasgresión en este sentido sería pasible de culpa, error que tendría que ser redimido en reencarnaciones posteriores. Por el olvido de errores cometidos en vidas pasadas, el ser humano viene teniendo innumerables posibilidades para liberarse de sus faltas más, dejándose llevar por las facilidades encontradas en el camino, muchos, sino casi todos, vuelven a caer en la tela que para sí mismos tejieron y los errores continúan. Como todo lo que Dios hace es perfecto el olvido de las faltas pasadas es una bendición, pues El quiere que Sus hijos realicen el bien sin mirar a quien y por el propio bien, volviéndose puros a Su Imagen y Semejanza.

La hora hoy en día es de revalidación de conceptos y procedimientos. ¡Viene de tantos errores! La Tierra necesita de sus hijos en la era de La Libertad, que ya se preanuncia. Todos deben tener en mente que la “era de la libertad” no es la era de desmanes, crímenes, torturas, persecuciones, libertinajes y mentiras. Esta era es de la libertad, libertad calcada de la voluntad del Padre, cimentada por las almas más puras y que de algún modo, tienen aceptada la libertad con Dios.

Mientras el don de la vida aún pulsa en sus cuerpos, procuren en la meditación encontrar la certeza de la centella de Dios que habita en su ser, pidiéndole auxilio para el reconocimiento de sus errores y culpas y la manera como podrán compensarlas con el bien y el amor. En todas sus búsquedas no traten de culpar sus propios errores por la conducta de sus semejantes. Usted es libre más no se olvide de que “quien mal hace, para sí lo hace”.

Para ser conquistada la libertad verdadera únanse a Nuestro Padre y sigan las pisadas de Cristo Jesús y de muchos otros instructores que por la Tierra pasaron dando con su ejemplo y enseñanzas la llave para la conquista de la libertad con Dios.

EL SEXO

Ya les mostré algunos caminos que impiden la conquista de la libertad plena y absoluta. Además de esos, hay también muchos otros que desvirtúan las directrices trazadas por Nuestro Padre. Sino, veamos: la maledicencia, la falta de caridad, la envidia, la mentira, la traición, la vanidad desmedida, la presunción, la calumnia y, con mucho mayor peso, el descontrol sexual.

Dios concedió a todos los seres vivos el poder de multiplicación de la especie a que pertenecen: vegetal, animal, hombre. La diferencia entre el animal y el hombre está en que, en el animal, la reproducción es movida solamente por el instinto, mientas que, para el hombre, además del instinto Dios dio el raciocinio y la razón. Infelizmente, el ser humano, con el pasar de las eras, viene abusando del poder creativo que posee, usándolo más para la satisfacción carnal, física, que para lo que fuera predestinado. El sexo, hoy en día, se volvió en un medio de placer, de sensaciones y asimismo de envilecimiento de las criaturas humanas. No es más un acto de amor, más si, de experiencias que proporcionan placer diversificado. Para una gran parte de los seres humanos la animalidad instintiva está mucho más activa que la de los animales propiamente dichos. No tiene sentido y tampoco meta que justifique tanta incoherencia y falta de respeto humano.

Es con inmensa tristeza que venimos observando el declive y menosprecio de esta facultad Divina en el hombre, que cada día es menos respetada, entendida y ejecutada. ¿Qué es lo que ocurrió con el ser humano? ¿Adónde el amor por meta y no la degradación? ¿Estará el hombre volviéndose inferior a los propios animales?

El hombre es un ser, por excelencia, dotado de raciocinio y de la razón, a imagen y semejanza de Dios, el Creador. ¿Será que todos los humanos, sin parcialidad, reconocen este hecho?

Mientras estén usufructuando la vida aquí en la Tierra procuran profundizar en su interior para encontrar la respuesta que los dirigirá hacia mejores conceptos, normas y actitudes. El tiempo urge para que medidas drásticas y eliminación de errores de comportamiento sean concientizados y realizados. Ayúdense para que puedan hacer por merecer la recompensa que es dada a los que viven según los dictámenes del Padre Divino.

FINAL DEL CICLO

Todos aquellos que reparen a su alrededor y en todos los más lejanos rincones de la Tierra constatarán que acontecimientos, los más dolorosos y sufridos, se suceden causando destrucción y muerte. Muchos se preguntan el “por qué” de tan infaustos hechos y no tienen como solución el cuestionamiento. Otros, con mayor vivencia, presienten el origen, las causas determinantes, no obstante nada o casi nada hacen para aminorar las consecuencias que de esto, todo tendrá.

Estamos en un final de ciclo cósmico de este maravilloso planeta que, a duras penas, hospeda un exagerado número de habitantes cada vez más recalcitrantes en el error y que, además de hacer de sus vidas un caudal de crímenes, agreden, destruyen, contaminan y diezman las dádivas que la Madre Tierra les proporciona para que se sientan más felices y contentos y el amor puro conmoviese lo íntimo de cada uno. Más, no. ¿De qué valen la belleza de los bosques, el agua cristalina, el aire puro, la generosa tierra para la cosecha, en fin, todo el encanto que la naturaleza les ofrece?

La época que se atraviesa en este planeta es de reformulación de acciones destructivas en conservadoras para que haya menos sufrimiento en un futuro que no está muy remoto.

Para ayudarlos es que procuro abrir una brecha en sus conceptos erróneos de bien vivir, trayéndoles algunos mensajes para dirigirlos a la conquista de la libertad. Me refiero a la libertad física porque ésta, en realidad, no existe, nunca existió ni existirá, pues todo ser humano depende uno de otro, de una u otra forma, para su sustentación, como también depende de los vegetales, minerales y hasta de los animales.

La libertad a que me refiero es la libertad plena, absoluta de cada ser humano en particular, tomándola a verdadera imagen y semejanza de Su Creador, reeducándose interiormente para la propia redención, vivenciando las virtudes Divinas y dirigiendo sus vidas para el camino de la Realidad Divina del hombre.

En los mensajes anteriores, cité algunas de las mayores fallas en el comportamiento humano que generan grandes rescates (ahora casi imposibles por la premura de la situación de final del siglo y comienzo de una nueva era: la de la libertad). Continuaré, en el transcurrir de los próximos mensajes, a indicar los errores y la manera de transmutarlos para que la verdadera libertad inunde este Planeta tan hospitalario mas, también, muy desgastado por las maldades de sus hijos.

REQUISITOS

La conquista de la libertad plena y absoluta con Dios, requiere del ser humano varios requisitos y en el principio del camino demanda voluntad firme y la persistencia que forman la base para su concretización. También, una vez que se disponga a esta tarea en dirección a la luz, el pretendiente tendrá que, antes de cualquier paso, despojarse de sus ideas preconcebidas de vanidad, presunción y prisa.

Los principales requisitos y etapas son: Paciencia, Tolerancia, Alegría, Discernimiento o Conocimiento, Mansedumbre, Amor y Sabiduría. Cada etapa a ser vencida requiere del pretendiente gran esfuerzo para neutralizar su campo emocional e impulsos, concentración absoluta y vigilancia continua de sus impulsos involuntarios, oriundos de años y años de falta de control y vigilancia. No le deben bastar que las etapas sean vencidas esporádicamente, sino que haya un entrenamiento severo y rígido de autocontrol consciente en todos los momentos aunque la turbulencia los incite para ímpetus negativos de explosiones de desagrado, de modo de evitar que la rabia o el descontrol lo lleven a decir cosas que redundarían en discusiones sin fin y agresiones de parte a parte.

Para que esto no ocurra, aquel que desea unirse a su Dios debe imprescindiblemente entregarse a su Dios Interior y a El, con fe y amor y con confianza pida que lo ayude y lo encamine, eliminando de su ser físico las imperfecciones y barreras existentes.

No se deje llevar por la prisa, desconfianza, orgullo y vanidad. La humildad y la confianza son imprescindibles para la victoria en la lucha que tendrá que enfrentar contra los llamados del ser físico en la tentativa de sobreponerse al maravilloso Ser Divino que usted, mi amigo, posee en su interior, como asimismo todos los seres humanos. Nunca se olvide de que usted y toda la humanidad fueron creados a imagen y semejanza de Dios, por lo tanto son emanaciones Divinas que a Dios deben volver tan puras y divinas como cuando se originaron.

Mis amigos, luchen por la conquista de su libertad para Dios, la libertad integral, eliminando de su vida todos los errores pasados, compensándolos con el Bien y procuren, con urgencia, ejercer el dominio de sus cuerpos inferiores dirigiéndolos para que la Luz brote de manera inextinguible ahora y para siempre. El momento cíclico que el Planeta Tierra atraviesa exige el inmediato esfuerzo en el perfeccionamiento de los seres que lo habitan pues el tiempo de los ajustes ya está en vigor y las oportunidades de nuevas reencarnaciones son escasas y limitadas para los millones recalcitrantes en los errores contra sí mismos y contra sus hermanos.

PACIENCIA Y TOLERANCIA

Espero, ardientemente, que hayan comprendido y asimilado lo que expliqué sobre los requisitos exigidos para conseguir la libertad plena. Intentaré, ahora, en lenguaje claro y accesible, hablarles de cada uno en particular, de modo de facilitarles la procura para su concretización.

Paciencia: Sé que es difícil, pero no imposible, el control de sí mismo para ejercitar la paciencia. Ser paciente es soportar los males y los inconvenientes sin quejarse y con resignación, sin irritaciones, excitación o accesos de cólera o mal humor contra el prójimo, sin desorientarse, sufrir con resignación.

La paciencia debe ser ejercida en el transcurso de todas las horas del día para que no haya explosiones de desagrado o enfado dando al practicante de esa virtud la posibilidad de ver, oír y presenciar acontecimientos sin participar en ellos o compartir, entrando en estado de apatía y desinterés por lo que ve, oye u observa sin endosar, aprobar o desaprobar.

Para ejercitar la paciencia tenga siempre, en mente, que en el mundo de las formas, en el mundo físico, nada existe que sea eterno o duradero y que la vida física es un pestañear de ojos comparada con la eternidad. Mientras el Bien de la Vida, otorgado por Dios aun se encuentra, temporariamente en su cuerpo físico, busque con tenacidad su plena realización en la Luz.

Tolerancia: La tolerancia es hija de la Paciencia. Es una cualidad o atributo que, con el pasar del tiempo, se torna inherente al ser que se propone llegar a ella, sea de tipo personal o general.

Con el ejercicio continuo y la voluntad de perfeccionarse se vuelve capaz de enfrentar todos los hechos adversos con tranquilidad, sin ningún vislumbre de desagrado, enfado o ímpetus de agresividad. Así, toleran al mentiroso o falso, al engañador, sin endosar sus actos y palabras, no dejando que ninguna cosa altere o encolerice a quien se dispone seguir la meta de la Luz.

ALEGRIA

Vencidas las dos primeras etapas, Paciencia y Tolerancia, el ser se siente invadido por la Alegría pura de los que anhelan llegar al tope de la escala evolutiva, aun en cuerpos físicos.

No se trata de la alegría ruidosa del exterior por hechos o adquisiciones oriundas de bienes físicos o generados por la emotividad. Es la Alegría Interior, silente y actuante, que impele al ser para nuevas conquistas en el campo del autoconocimiento, del dominio de sus pensamientos y sentimientos que lo llevan a una gran felicidad íntima, con la perspectiva de poder llegar a ser un colaborador del Padre Omnipotente en la gran obra de redención de muchos seres humanos.

Es la Alegría consciente de que, por lo poco que ya conquistó, podrá ayudar con ejemplos y palabras a sus semejantes que aun se encuentran sumergidos en las tinieblas, ejerciendo el sagrado deber de “servir”, aunque sea en pequeña escala.

CONOCIMIENTO

Jesús, el Gran Maestro, dice: “Conocerás la Verdad y ella os liberará”.

El conocimiento lleva al ser a distinguir el bien del mal en sí mismo, en su semejante y en todo lo que ocurre y, con este discernimiento, con humildad, sin alarde e imposiciones, tiene condición de ayudar a los que quieran o se muestren interesados en la adquisición de la Paz Interior, con el cambio de viejos conceptos y opiniones.

El conocimiento trae la Luz del origen Divino de todo lo que existe, existió o existirá en el Universo. Siendo el hombre hecho a imagen y semejanza de Dios, tiene él la obligación de volverse uno con el Padre, vigilar y proteger todas las Creaciones Divinas, procurando hacer a su semejante solamente aquello que para sí mismo desea.

Que el Conocimiento adquirido te proporcione mucha paz, serenidad y progreso en la Senda de la Luz para que, con su ayuda, la ignorancia, el fanatismo, la intolerancia, el odio o la venganza sean desterradas de la vida humana y que las directrices correctas trazadas por Nuestro Padre sean seguidas por todos Sus hijos.

MANSEDUMBRE

Con la concretización, en sí mismo, de los cuatro primeros requisitos o virtudes (Paciencia, Tolerancia, Alegría y Conocimiento) al ser que desea, realmente, conquistar la libertad plena y absoluta siguen los dictámenes del Padre, despojado de ideas preconcebidas de vanidad y presunción, iniciará, ahora, la práctica y esfuerzo en la realización de una virtud primordial por la cual podrá juzgar lo aprendido y esfuerzo inicial: La Mansedumbre.

La Mansedumbre es una etapa difícil que exige mucho control emocional de modo de no dejarse contaminar por las múltiples y diferentes reacciones que puedan advenir de alguna situación conflictuante con el objeto anhelado.

Ser manso es no dejarse contaminar, interiormente, por la agitación reinante externamente, procurando en su Yo Interior la fuerza, el equilibrio, para resguardarse de las vibraciones groseras y bajas por la elevación del pensamiento hasta el Padre, pidiéndole la complacencia, el perdón y la Paz.

Procuren en la mansedumbre la firmeza de su fe, sabiendo que la turbulencia dejará de existir una vez que llegue el silencio expresado por la mansedumbre y la certeza íntima de que nada de real existe, en el mundo de las formas, que pueda alcanzar a aquel que en Dios se apoya.

No se desgasten en contiendas inútiles, vacías y sin sentido. En cualquier situación conflictiva, en momentos de turbulencia, recójanse en su interior y neutralicen cualquier ímpetu de indignación o de rabia entregándose al Padre Divino. El silencio, sin pensamientos, os llevará a conclusiones y experiencias inusitadas. Hagan la experiencia y verán que valió por el resultado obtenido.

Recuerden siempre lo que dijo el Maestro Jesús: “Los mansos heredarán el Reino de Dios”.

AMOR

De la mansedumbre, del esfuerzo para sentirse parte integrante del Todo, nace en lo íntimo del ser que se propone evolucionar en la Luz el Amor Impersonal, sublime y divino, que no precisa de palabras para expresarse. Es, en esencia, aunque en el silencio y sin ostentaciones, el sustentáculo del bien, de la ternura, de la protección y del respeto por todo lo que existe y que fue creado por el infinito Amor de Dios. Es El, el precioso eslabón de unión entre el Padre y todos sus hijos.

Para que se amen unos a los otros tanto como El os ama, Dios creó al hombre a Su imagen y semejanza, un Dios en potencia. Más, por incontables milenios, viene el ser humano ignorando y desvirtuando de su origen divino y abusando del “libre albedrío” que le fue concedido, encaminándose por los tortuosos caminos de los delitos, errores, vicios, atrocidades y egoísmo en perjuicio a sus hermanos.

Los errores e infracciones se aglomeran de tal forma que todo el Planeta Tierra se encuentra en un verdadero caos, exigiendo incansable e inconmensurable esfuerzo, asistencia y trabajo de las huestes cósmicas para la purificación y salvación del Planeta y de sus habitantes menos comprometidos por sus errores.

Con un procedimiento basado en el odio, la intriga, envidia, calumnia, muertes, torturas, ambición y desamor, además de muchos otros de carácter destructor, ¿cómo logrará el hombre ser digno de ser llamado “hijo de Dios”?

Dios, es sólo Amor y con ese Amor Inconmensurable, El espera, da oportunidades, protege y bendice y también no abandona uno solo de sus hijos, ofreciéndoles oportunidades de redención a través de innumerables reencarnaciones. En su bondad infinita, Dios sólo espera y ansia para que todos sus hijos se amen unos a los otros y que hagan a sus semejantes lo que gustarían que les fuese hecho. Donde existe el Amor no hay lugar para sentimientos negativos y tampoco actos destructivos.

Con el nacer del Amor el hombre será incapaz de, igualmente por pensamiento, perjudicar a quien quiera que sea y tampoco herir, destruir o matar las Creaciones Divinas.

Amen y respeten todo lo que Dios creó, protegiendo con su amor a su semejante, los animales, vegetales y hasta igualmente los minerales, procurando sentir, en todo, el pensamiento concretizado en la forma de nuestro Padre Todopoderoso: Dios.

Recuerden siempre que el Amor redime y eleva a aquellos que lo tienen en su corazón de modo impersonal y ardiente.

SABIDURIA

La Sabiduría es el total conocimiento de las verdades Divinas que deben tener como norte los hijos de Dios.

El amor, como resorte propulsor, surgido de la práctica y asimilación de los requisitos que lo preceden, lleva al Hombre a la Sabiduría plena, posibilitándolo a entender, comprender y discernir los llamados “misterios” que existen como leyendas o cuentos de hadas.

En la quietud del silencio total de pensamientos y emociones, la Sabiduría desnuda la penumbra de la mente y el ser tiene, sin saber como, todo el conocimiento que necesita para continuar su ardua misión de instruir y enseñar a aquellos que lo procuran, buscando una luz, una directriz para sus ansias más íntimas, problemas y cuestionamientos.

La Sabiduría a la que me refiero no es aquella obtenida a través de los libros terrenos e informaciones vagas e impresiones, de asidua presencia en centros culturales de gran renombre y tampoco de la vivencia entre pueblos cultos o igualmente de las agrupaciones religiosas. Toda esa abundancia de literatura, lecturas, conferencias, etc., queda como paralizada y circunscripta al mundo en que se vive y que enriquece el intelecto.

La verdadera Sabiduría, obtenida por las etapas vencidas para el perfeccionamiento del ser es la voz de Dios dirigiendo al hijo en el camino de la Verdad para que él sea el portavoz e intérprete fiel de la sabiduría Infinita de Dios.

Para ser un sabio no hay necesidad de gran cultura terrena, de leerse libros antiguos inmensos, millares y millares de libros escritos por la imaginación del hombre. La Sabiduría no depende de nada del exterior pues ella está en el interior del ser humano en estado latente, sea él rico o pobre, en la Centella Divina que lo anima y que también le da vida.

Cuanta Sabiduría podemos obtener hasta de los niños que aun no fueron contaminados con la maldad y malicia que los rodean, cuanta sabiduría se puede encontrar en hombres simples de campo, operarios, mendigos y hasta en los analfabetos.

La sabiduría está dentro de todos los hombres, basta que la dejen manifestar con el aquietamiento de los sentidos y el amor abrazados en auxilio de un hermano, eliminando dudas, consolando o aconsejando, llevando la palabra justa en la hora justa. En fin, servir con amor, elevando la Luz donde exista la tiniebla.

Gustaría inmensamente que todos los que lean este mensaje puedan alcanzar la Sabiduría de Dios, cimentada en el Amor Impersonal y en la certeza de que Dios, el Padre, está en el corazón de todos sus hijos.

LA META ALCANZADA

Después de la larga jornada recorrida en el perfeccionamiento del Ser Interior, la Sabiduría de Dios coronó la tarea con la victoria de la libertad plena. Para la conquista de tan grandioso bien, fueron necesarios grandes esfuerzos, dominio de ímpetus, desapegos terrenos, luchas y cuestionamientos íntimos, también la veracidad y la existencia real, en sí mismo, de todas las virtudes que deberían llegar a la superficie como resultado de su trabajo silente y continuo.

Los que persisten en alcanzar la meta deseada, la libertad calcada en los moldes Divinos, verán sus esfuerzos coronados por el éxito y de ahí, por su procedimiento adecuado, muchos podrán ayudar a sus hermanos para que también encuentren el camino de la luz.

Urge que todos se concienticen que nada valen, delante del Padre Divino, las glorias y honores terrenos que, por regla general, finalizan siempre y sin excepción igualmente antes de la muerte física del cuerpo. Esas conquistas se asemejan a burbujas de jabón que se deshacen al menor soplo de viento, mientras que la gloria Divina es un bien eterno que, una vez conquistado, posibilitará al ser su entrada y permanencia entre aquellos que, ya habiendo conquistado su libertad caminan en la Senda de la Luz y de la Verdad, colaborando con su ayuda y auxilio en la asistencia a los hermanos encarnados que, no obstante ansiando, no saben como pueden obtener su liberación.

Existe, también, otro factor preponderante en la conquista de la libertad plena que es la disminución de los rescates de culpas e infracciones, milenarias, que también constan en los registros kármicos. El ser que deseó, practicó y adquirió las virtudes necesarias a su liberación, tomando las inherentes a su naturaleza, está apto para liberar gran parte de sus deudas kármicas por la práctica de sólo pensar, desear y hacer solamente el bien a todo y a todos, en la expansión de Amor que, unido a Dios, la unió a todos sus semejantes y demás creaciones divinas.

No podría dejar de acrecentar que la conquista de la Libertad Plena sólo puede ser conseguida cuando el ser aun se encuentra bajo la oeste de materia, del cuerpo físico, pues su conquista representa la supremacía de Dios, lo Inmortal sobre lo mortal, lo Divino sobre lo material, lo físico y por la ley del Creador, todos los hombres y mujeres deberán retornar al Padre tan puros como cuando fueron creados.

LA DIVINA PRESENCIA

En las páginas anteriores indiqué las directivas necesarias para que el ser humano consiga la libertad plena y absoluta. Hoy, intentaré abordar una cuestión que, tal vez no sea del conocimien­to de muchos seres que ansían el acceso a los conocimientos o enseñanzas Divinas, teniendo en vista el perfeccionamiento humano.

Cuando les dije que Dios, el Padre, está en el corazón de todos sus hijos, me quise referir a la Emanación Divina que, con la primera inhalación del recién nacido penetra y se fija en el corazón del hombre o mujer. Esta Emanación Divina invisible a los ojos humanos toma la forma de una llama tripartita y contiene en sí la potencialidad del Padre, esto es, Poder, Sabiduría y Amor, la Trinidad Divina: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. De ahí, la aseveración de que Dios hizo al hombre a Su Imagen y Semejanza.

“Divina Presencia”, “Yo Soy”, “Dios Interior”, “Voz de la Conciencia”, “Voz de Dios”, son algunas denominaciones dadas a la Centella Divina, mas no importa el nombre que se le dé, porque en verdad, es Dios actuante en el corazón del ser humano, que le concede el don de la vida física. Una vez que esa Centella se retira del interior de la materia bruta que lo envuelve, el cuerpo físico se descompone y vuelve a ser polvo.

Es muy importante en la era en que la humanidad atraviesa que todos se concienticen de esta gran verdad y glorifiquen al Padre Divino, entregándose enteramente a los designios dictados por su Dios Interior. Cuando se hace con humildad, fe y confianza la entrega total de la vida a la dirección y protección de esa Presencia Invisible, más actuante, Su Voz sin sonido se torna audible o perceptiva dirigiendo actitudes, procedimientos y todo lo que sea más necesario teniendo en vista solamente el Bien.

Antes de cualquier decisión que tuvieran que tomar, o en momentos difíciles y agitados, cualquier consejo, duda, entren en el silencio, en la quietud de los pensamientos y sentimientos y pidan la orientación de la Divina Presencia que habita en sus corazones. Sin que haya ruido, usted tendrá la orientación cierta para el mejor camino a tomar. Estén siempre alertas y avivados de que la Voz de Dios sólo dirige todo y a todos para el Bien y el Amor y jamás en detrimento o perjuicio de quien quiera que sea y de toda la creación.

Con este procedimiento, ustedes verán que muchos errores no serán más cometidos, culpas pasadas y presentes irán siendo liberadas y entonces, la Paz, la Confianza, la Fe y el Amor llenarán de alegría a sus corazones.

LLAMA VIOLETA DEL AMOR Y DE LA LIBERTAD

Les traigo hoy, una palabra de ánimo con un conocimiento de gran valor para qu3e todos puedan remediar sus deudas kármicas pasadas y presentes.

Dios, en su Infinita Misericordia, para liberar a sus Hijos de las faltas milenarias que acumularon contra la Vida, en general incluyendo ellos mismos, por los desvíos de procedimientos, el desamor, los vicios, los crímenes y muchos otros errores, aun no redimidos, autorizó el empleo de la maravillosa Llama Violeta, oriunda del Gran Sol Central, que tiene la propiedad de consumir y purificar las impurezas adquiridas y acumuladas en el ser humano por los errores e infracciones contra la Ley Divina.

El Ascendido Maestro Saint Germain, responsable por la evolución de la Tierra para el próximo ciclo de 2.000 años, teniendo por lema “Amor y Servir”, se ofreció para esta tarea tan ardua en tentativa de salvar, si es posible, todos los seres humanos, limpiándolos de sus manchas. Este magnánimo Ser, con una legión de auxiliares, Ángeles, Arcángeles, Maestros, Elohims y otros calificados seres, ya, hace años, se encuentra en este trabajo de purificación, inclusive de toda la vida en la Tierra que se encuentra enteramente contaminada por las vibraciones negativas de los seres que la habitan, poniendo en riesgo la estabilidad y equilibrio del Planeta.

Si se pudiese juzgar, de modo terrenal, el esfuerzo, sacrificio, abnegación y amor, no habría palabras que pudiesen, de manera correcta y adecuada, expresar la grandiosidad del trabajo y la inconmensurable dedicación del Maestro Saint Germain y de todos sus auxiliares.

El conocimiento que El presenta es simple y muy fácil de ser seguido y practicado. Basta que se lo propongan los hijos de la Tierra. Con el ejercicio continuo y específico para cada caso, cualquier persona puede quedar limpia de sus manchas y, también, ayudar en la purificación de toda la Tierra y su humanidad.

No se olviden de que todo es vibración y, como tal, hasta los propios Elementos (aire, Tierra, Agua y Fuego), se resienten de la vibración pasada emanada de la humanidad, originada por millares de infracciones que se repiten hasta nuestros días.

En su propio bien y de todo el Planeta, procuren modificar sus conductas diarias y habitúense al empleo de la Llama Violeta. Dejen que el sentimiento de amor y confraternización los una a sus semejantes y a toda vida generando La Paz, la Armonía y el Amor.

ACTUACION DE LA LLAMA VIOLETA

llamavioleta rayo violeta
Les di a conocer, en líneas generales, un poco sobre la Llama Violeta o el Fuego de la Transmutación, Purificación y Libertad. Procuraré hoy, acrecentar algunos informes sobre su actua­ción en el Ser Humano para limpiarlo de las impurezas originadas de las infracciones cometidas en el presente y en el pasado.

La Llama Violeta es inteligente y actuante. Una vez que se realice con fe y convicción, un decreto para que sea envuelto con ese Fuego Divino. Ella penetra en el que la requiere y, recorriendo todos sus cuerpos inferiores, retira de los electrones que componen los átomos todas las impurezas que allí fueron depositadas Tales impurezas son el resultado de incontables infracciones, faltas y errores que se han cometido en todas las reencarnaciones que el suplicante tuvo y que aun no fueron redimidas. Ella entra por todos los espacios de los electrones, expulsa las impurezas y los transmuta en Fuego Blanco que retorne para el Reservatorio Divino; con la salida de las impurezas, los electrones giran libres en los átomos y dependiendo de la constancia en el uso de la Llama Violeta, el suplicante quedará enteramente libre de sus deudas kármicas.

Como son innumerables las infracciones que casi todos los humanos practicaron y practican, no será apenas con un decreto que la limpieza total se hará. Por lo tanto, cuanto más decretos hiciesen menos quedará para liberar. Es esencial que el Amor Incondicional los dirija en sus súplicas en favor, también, de sus hermanos terrenos, los Seres Elementales, animales y vegetales y, también, por la purificación de todo el planeta que se encuentra en un verdadero caos.

El decreto al que me refiero es un pedido hecho con sinceridad y fe, dirigido para el objetivo que se tiene en mente. Para aquellos que aun no conocen esta Poderosa Llama y la manera de por ella pedir, daré un ejemplo. En voz audible y concentrados en sus objetivos, con amor, digan: “Divina Presencia, “Yo soy”, Bien Amado Maestro Saint Germain Flamead, Flamead, Flamead la Llama Violeta del amor y de la Libertad sobre mi y sobre toda la humanidad para que todas nuestras imperfecciones y errores sean transmutados en Pureza y Perfección. Yo te agradezco”.

Se puede hacer para todo lo que se encuentre en desequilibrio, en desarmonía, por los animales, etc.

Cuanto más soliciten y empleen la Llama Violeta más puros quedarán y, por lo tanto, con mayores posibilidades de retorno más rápido al Padre que os Creó.

HIJO PRODIGO

Llegamos al final de los mensajes sobre la Conquista de la Libertad”, hijos del deseo inmenso que me mueve de que todos mis hermanos terrenos encuentren el camino que los llevará a Nuestro Padre Divino.

Intentaré, de algún modo, concientizarlos de que el error y la maldad, vicios e infracciones, sólo producen el atraso del ser por las reencarnaciones que se han repetido en una sincronía de los mismos delitos, retardando el regreso del hijo pródigo al Hogar Paterno.

Les indicaré los caminos, que, cualquiera que sean, los llevarán a la meta final que ya debería existir en todo ser humano, esto es, a su plena Liberación para proseguir en la jornada de la Luz.

Debido a la premura del tiempo para los cambios que ocurrieron con la Nueva Era, el nuevo ciclo de 2000 años, urge que todos se preparen para la transición con el cambio de normas y conductas, teniendo en vista, tan sólo, el mayor mejoramiento interior y con él, la Paz de la Conciencia, la Armonía de la Comprensión y, sobre todo, el Amor compasivo para con todo y todos. Mucho será exigido de los humanos en lo que concierne a la Fe, al Equilibrio, la Paciencia y la Solidaridad. Prepárense desde ya, pues los días pasan y el tiempo de la gran cosecha pronto llegará.

Olvídense y abandonen las honras, las glorias, las vanidades y la sed de poder, sea por medios moderados o violentos, mientras aun están vivos y vuélvanse al mejoramiento interior en el deseo ardiente de modificarse viendo en sus semejantes un hermano y en toda la Naturaleza la manifestación del Padre Divino para garantizar y embellecer la sobrevivencia física de sus hijos.

Hagan un minucioso examen de sus vidas, cuál es el saldo final positivo a la colectividad, al hermano y a la Naturaleza. Cuáles son sus errores contra las leyes Divinas.

En tanto la savia de la Vida aun circula en sus vestimentas materiales, producen redimirse de sus infracciones aunque sean pequeñas. La voluntad firme de elevarse del lodazal de errores en que se sumergen mucho les ayudará para obligarlos al uso constante de la Llama Violeta de Purificación y Libertad.

Gustaría muchísimo que un día, en el futuro, yo pudiese abrazar a todos mis hermanos de la Tierra dándoles la bienvenida al Hogar Paterno, regocijándose por su empeño y tenacidad en procurar la Libertad con Dios.

EL BIEN Y EL MAL

En el torbellino de las mentes sin norte, de los sentimientos menos dignos y de los actos de profundo desprecio al Padre Supremo y a sus propios hermanos, la humanidad, cada vez más, se hunde en el lodazal de pasiones descontroladas en busca de una ficticia felicidad. ¡Pobres hermanos míos! La voluntad de gozar la vida por el bien y provechos temporales e ilusorios que se presentan fáciles de conseguir, desvirtúan toda una gama de valores inestimables que el ser humano trae en sí, porque cuanto más el hombre se hunde en los placeres físicos, más se distancia de la Verdad Suprema.

Ninguno viene hacia la Tierra para apenas beneficiarse de las cosas fútiles y efímeras. No. Todos los que aquí se encuentran necesitan volver a reencarnar para compensar errores cometidos en vidas pasadas, aunque no se recuerden de tal. Este olvido que el Padre les concedió fue para que no se sintieran de algún modo culpables y en su sabiduría infinita Dios les otorgó el Libre Albedrío para que pudiesen escoger el bien o el mal por el uso de la razón y del raciocinio.

Para mayor comprensión del bien y del mal, Dios se proyectó en todos sus hijos fijando a su Centella Divina en cada corazón y es esta Llama la voz silente que siempre alerta al ser humano para que haga o deje de hacer algo contrario a los dictámenes Di vinos, lo que redundaría en un aumento aun mayor de la deuda a ser redimida.

Esta Centella de voz silente es la voz de Dios en el hombre; es por ello el hombre la imagen y semejanza de Dios. Mas para que el hombre dignifique esta afirmación, se torna necesario que se abstenga de pensar, hacer, aconsejar o regocijarse con el mal. El Bien y el Mal son antagónicos, más el hijo de la Tierra tiene en sí la simiente del mal, alimentada por errores cometidos en incontables reencarnaciones y aunque hubiere querido empeñarse para redimirla, no todos (apenas pocos), han conseguido la victoria total.

Ahora, los tiempos han llegado y no podrá haber mayores demo ras. La era es de separar la cizaña del trigo y volver la Tierra al Paraíso para lo cual fue creada, el verdadero Edén para los puros de pensamiento, sentimientos y acciones.

Dé su contribución para que la Luz del Bien se haga en el corazón de todos los hombres.

SEMBRAR PARA COSECHAR

Para que la cosecha sea generosa se hace necesario que la se milla haya obedecido métodos adecuados en cuanto al poder nutritivo del suelo, la selección de las mismas y la adecuada plantación, la frecuencia del riego, los cuidados necesarios para que las plagas no alcancen las plantas y las maten o que las dejen sin defensa exigida para la sobrevivencia y fructificación. En este ejemplo tan simple, está toda la historia de la vida del ser humano.

La criatura es igual a una plantita sembrada en el vientre materno, que debe ser deseada y generada como fruto de Amor y nunca sólo por un rato de placer inconciente.

La vida humana es una dádiva Divina, tan preciosa que cualquier abstinencia de pensamiento desairoso influirá en la vida embrionaria del feto, modificando todo un sistema que debe ser de amor, paz, tranquilidad y felicidad y que consiste, a ejemplo de Dios, en generar un hijo. Al nacer, el pequeñito ser ya trae consigo la trayectoria que deberá trillar para el resarcimiento de sus vidas pasadas y es necesario que los padres, desde el comienzo comprendan que necesitan orientar al hijo para vivir las Verdades Divinas, alertándolo en cuanto a las vicisitudes del mal camino, los desvíos peligrosos ya que ese ser tiene latente la noción del bien y del mal. No es solamente con besos, obsequios, satisfacción de todos los deseos que se educa un niño para la vida.

Para el éxito de esa misión se exige mucho más consejos, reprimendas por faltas graves, conversaciones sobre los valores verdaderos, ejemplos y el propio espejo de la vida de los padres y de su comportamiento en toda y cualquier situación que se presente.

Mucho es exigido del horticultor que siembra una semilla para que la planta nazca fuerte y dé buenos frutos. Así también, el padre y la madre tienen mucho que dar de lo mejor que toman dentro de ellos mismos para alimentar la vida interior del pequeño ser que generaron, encaminándolo para el bien y la fraternidad. Ese pequeño ser llegará, con los años, a tornarse en un hombre o mujer y, si lleva en sus registros la simiente, el ejemplo de la vida honesta y digna vivida por sus padres, difícilmente caerá en los engaños preparados a los incautos.

La simiente germinó, la planta creció e irá a dar buenos frutos. A los padres de hoy cabe la responsabilidad de los padres de mañana. Enseñar y ejemplificar el bien, el amor, la fraternidad, la lealtad, la paz interior y física, la fe en el Padre Supremo a sus propios hijos de hoy y que, en un mañana no muy lejano, también irán a cultivar las simientes que plantaron inculcándoles todo lo que les fue enseñado cuando eran pequeños. Con esto estarán colaborando con los designios de Dios, el Padre Supremo, en la transformación de la Tierra en Paraíso y el regreso de sus hijos al hogar Paterno.

COMPRENSIÓN Y TOLERANCIA

Muchos hombres piensan que la comprensión es tolerancia o viceversa. No obstante existe una gran diferencia entre comprender y tolerar. La comprensión y la tolerancia son Virtudes Divinas de gran auxilio en el perfeccionamiento humano.

Comprensión, para casi todo el mundo, es juzgar que un hecho, un comportamiento, una actitud que encontró resonancia en su interior y que está claro y definido, tiene el beneplácito de su comprensión. En verdad, la comprensión predicada por las Leyes Divinas, no confunde la razón como juez ciertamente, sin los dictámenes del amor. La comprensión es el fruto de un amor profundo que, menospreciando el lado negativo de la cuestión, del comportamiento y de los hechos, encuentra siempre el lado positivo, de ahí disculpando y entendiendo una acción considerada como incomprensible.

Nada existe que no se pueda comprender. Si todos los seres poseen en sí el Dios Interior y fueron hechos “a imagen y semejanza de Dios”, basta que se consulte, por la meditación y aquietamiento de los sentidos, la voz sin ruido de Dios en todos nosotros. Si entran en el silencio de la meditación, encontrarán la comprensión total, porque Dios es Amor, Comprensión!

Comprensión no es tolerancia, felizmente la Comprensión lleva a la Tolerancia, una vez que se obtenga la orientación segura, la orientación Divina.

La Tolerancia es una virtud que tiene gran mérito por cuanto abarca otras más como la caridad, paciencia y humildad.

La Tolerancia de la que hablo es aquella que se debe dedicar a hechos, comportamientos y actos que, aparentemente en el primer momento, parecen procedimientos irracionales, monstruosos, errados e imperfectos, cuando no imperdonables. Antes de tomarse una posición condenatoria es preciso que se encuentre, por la meditación, los motivos reales que pudiesen haber originado ese procedimiento inexplicable. Tenga mucho cuidado y recuerde: “No juzguéis para no ser juzgados”. El verdadero juez es Dios. Las raíces de los acontecimientos que rodean a la humanidad son profundos e innumerables. Todo lo que ocurre tiene su razón de ser, sea por la voluntad de Dios o por el peso de deudas de culpas pasadas. Si no se es capaz de saber cuál es la raíz de todo, lo acertado es que se acepte con amor, que se tolere lo que se juzga errado. En la decisión de entender comprender, se ejercita la humildad, pues se pone la cuestión en las manos del Todo Poderoso, sabiéndolo capaz de (todo) entender y saber todo.

Quien ama de verdad, con el amor Divino, comprende y tolera con humildad, dada su incapacidad de ser juez. Antes de emitir un consejo con mira a dar un medio mejor de vivir y actuar, analícese, colóquese en la misma situación que no acepta o condena. Verá como es difícil la tarea. De ahí, se llega a la conclusión de que el Amor es el mejor camino para vivir en Paz. Comprendiendo, tolerando con humildad, a semejanza de Francisco de Asís.

En el “Amaos los unos a los otros”, está la esperanza de días más venturosos.

CONTROL DE SENTIMIENTOS Y EMOCIONES

En la fuerza incontrolable de los sentimientos y emociones negativos, el ser humano transforma todo un sistema de armonía que debe existir entre lo físico y lo inmortal, entre la materia y el Ser Divino que habita en cada corazón.

De ese descontrol nacen las infracciones a las Leyes Divinas, llevando al hombre a cometer desatinos, sin medir o pesar las consecuencias que puedan tener. Un momento de odio, envidia, ambición, cólera, egoísmo o maldad producen la irreflexión y ceguera, llevando al hombre, que fue hecho a semejanza del Creador, a tornarse una fiera salvaje, llegando al punto de matar para vengarse de quien, a veces, sin querer, hirió su sentimiento, mereciendo por ello su condenación en todo un caudal de maldad y desvarío. El odio ciega a quien lo alimenta; la envidia incomoda a aquel que se juzga merecedor de todos los regalos materiales; la ambición se une a la envidia y aquel que las cultiva se halla disminuido y ofendido por la paz, felicidad y prosperidad de sus semejantes. En su egoísmo férreo el infeliz se juzga merecedor de todos los beneficios, no obstante nada hace para merecerlos.

Las bendiciones de Dios envuelven a todos sus hijos más corresponde a cada uno de ellos (hacer) lograr recibir esta bendición por su comportamiento ante la vida y todo ser viviente. Es preciso que haya el debido respeto de ser para ser, cada cual procurando por sí mismo, mejorar sus conceptos de la vida, sus sentimientos, controlando sus emociones para que puedan recibir la bendición del Padre Divino que les traerá comprensión, la serenidad, la tolerancia, la paz y la felicidad de una conciencia limpia de la mancha del error y del crimen.

Todo ser humano debe respetarse a sí y a sus semejantes sin distinción de color, credo o religión y sólo desear y hacer a su hermano aquello que le gustaría le fuese hecho. Si todos actuasen así, el mundo, hoy, no estaría en las condiciones caóticas en que se encuentra, demandando medidas drásticas para que los designios del Padre se realicen, esto es, la Tierra gozando del bien, abundancia y entendimiento entre todos los seres vivos.

Recuerden siempre, de que el mal nada crea, más destruye a aquel que lo alimenta.

Cuídense para conseguir mejores días y esto sólo depende de la manera de actuar y vivir de cada ser por sí mismo.. No piensen en vengar el mal, pues aquel que alimenta tal sentimiento por sí mismo se destruye.

Estamos alertas y vigilantes, trabajando a favor de la Armonía entre todos los pueblos.

LA PALABRA

La palabra hablada o escrita tiene su fuerza y su poder. Es preciso que todos sean cautelosos, principalmente de la palabra hablada pues a. ella, además de su fuerza generada por el pensamiento, se agrega el valor del sonido. Son dos fuerzas enormes con cada palabra que se emite. Tengan mucho cuidado con lo que piensan, dicen para sí mismos o para cualquier otra persona. Procuren usar, lo más que puedan, palabras amenas, suaves, transmitidas con Amor para que ellas no formen ondas negativas que alcancen a quien las pronunció y a quien las escucha por la resonancia que poseen, por la longitud y cualidad de onda que alcanzan.

Eviten, tanto como sea posible, las alteraciones por divergencias de puntos de vista. Cuando sientan que las vibraciones emanadas ya están llegando al punto de las discusiones agresivas, cállense, entren en el silencio de la súplica por la paz y comprensión. Recuerden siempre de que “el silencio es oro” y para el espiritualista él representa mucho más que el metal noble, pues el confiere la facultad de orar y suplicar al Padre para que un entendimiento sea alcanzado y que la amenaza de la tormenta sea alejada.

En una divergencia de opiniones, cuando los ánimos se inflaman y no se tiene la necesaria vigilancia, una simple palabra puede terminar en crimen, en infracción grave ante las Leyes Divinas.

Vean, como poco se conoce, aquí en la Tierra, los preceptos que el Padre les dio para que viviesen en Paz y Armonía. Muchas veces, una simple palabra infringe las virtudes que el ser humano debería y debe cultivar, tales como: Tolerancia, Complacencia, Vigilancia, Paciencia, Humildad, Caridad, Paz, Armonía y Amor.

No se dejen llevar por la ira, por el odio o prepotencia en sus opiniones. Cada ser humano es diferente de los demás y muy difícilmente se encontraría uno similar pues cada cual tiene su propio modo de pensar y actuar, según la ley del libre Albedrío.

Mi consejo de hoy es para que cultiven en el corazón el Amor, la Armonía y la Paz, no dejándose cegar por las críticas u opiniones que les son contrarias. Respeten las opiniones de sus se­mejantes y hagan lo posible para callarse, evitando resultados menos robles.

CONSECUENCIAS

Todo lo que ocurre en este Planeta tiene su razón de ser. Los habitantes de hoy en día se asustan, aterrorizan y viven temerosos por lo que pueda ocurrir mañana o al momento siguiente.

Nada existe que no tenga una causa, un motivo, una explicación.

La Tierra fue creada con todo lo que existe para ser un paraíso para los hijos de Dios. Para que ello ocurra, millares de Seres trabajan y continúan trabajando con Amor para sustentar el equilibrio necesario, mientras el propio hombre se encarga de destruir y arrasar.

Muchas modificaciones ya se hicieron con el transcurrir de tantos milenios con el intento de ayudar al progreso de los hijos de la Tierra. Todo tiene su duración marcada y la hora de la renovación ha llegado. Entramos ahora en un nuevo ciclo de 2000 años, el marco exacto de las grandes metamorfosis para el progreso general.

El ser humano que habita aquí hoy ya vivió millares de veces, en reencarnaciones sucesivas, con el propósito de ayudar al progreso del Planeta con su mejoramiento interior, redimiendo sus deudas y auxiliando a su hermano, contribuyendo para que la Tierra adquiriese su propia luz a través de sus hijos. Infelizmente, la dádiva de una nueva oportunidad está vedada para los recalcitrantes. En este momento urge que vengan para la Tierra Seres que posean más Luz y Sabiduría, que sirvan de guía y ejemplo a los que aún puedan merecer, una vez más, la preciosa dádiva de la Vida.

Como nada se pierde, los recalcitrantes de que hablé tendrán nuevas oportunidades de vida en otros astros pues el Padre tiene muchas moradas y El no quiere perder una sola oveja de su rebaño.

Con la llegada de los pioneros de la nueva raza poco a poco la situación del Planeta se irá modificando para tener el destino para el cual fue creado, teniendo su Luz propia generada por la Luz Interior de sus hijos que permanecen fieles a los dictámenes del Creador.

Urge, pues, que todos los seres humanos transgresores de las Leyes Divinas, cambien sus conceptos erróneos del bien y del mal, procurando comprender y seguir el trabajo grandioso del Maestro Jesús, sus ejemplos vivos de todas las Virtudes, y sobre todo, del Amor.

Mucho he hablado ya sobre el Amor y, hoy, vuelvo a decir el Amor Impersonal es el resorte propulsor del progreso, de la armonía y de la paz. Quien ama a su prójimo jamás podrá perjudicarlo en lo que quiera que sea.

Practiquen y aprendan a amar con el amor-desapego, amor-caridad, amor-ternura, amor-desinterés, amor-servicio. Sólo así conseguirán proseguir en la gran trayectoria infinita de la Vida.

LA ESCALA DE LA SABIDURIA

Cuanto más alto se sube en una montaña, mayor es el horizonte que se divisa. Quien queda en la base del monte sólo tiene la visión de la periferia, mientras que, venciendo etapas difíciles, muchas veces cayendo en la subida y luego levantándose para alcanzar la cumbre, venciendo todos los obstáculos con la determinación de conquistar su meta, el intrépido escalador divisa toda la belleza del paisaje en un círculo inmenso del horizonte. Este fue el premio que obtiene por la tenacidad y persistencia en la realización de un ideal, no llevando en cuenta los obstáculos que tendría que vencer para alcanzar su fin.

Tal cual el obstinado escalador de montaña, todos los hombres y mujeres de la Tierra deberían, con todas sus fuerzas físicas, psíquicas y espirituales empeñarse para subir la montaña del conocimiento y de la Sabiduría Divina. Una vez iniciado el camino, no debería el ser que ello se propusiese sentirse desanimado al primer impedimento, a su propia mente objetiva, generando el análisis. ¿Cómo se puede analizar aquello que no se conoce profundamente? ¿Será que un simple y pequeño obstáculo tenga más valor que la Iluminación Interior que de ese esfuerzo ciertamente podría resultar?

Procuren encontrar en sí mismos la fuerza, la persistencia, la fe en la realización del desenvolvimiento espiritual que les traerá el conocimiento indiscutible del Dios Interior, el Padre Divino, que está en cada hijo que creó a su Imagen y Semejanza. Más, para que el hombre se divinice, no basta apenas “saber”, es preciso “vivir” las virtudes divinas. La alabanza que debe sustentar, alimentar y distribuir se llama Amor – con la misma intensidad, misma expansión, enteramente impersonal, sin apegos, más abarcante, el ejemplo del Amor del Padre que nos creó. Del Amor Impersonal nacen todas las virtudes exigidas para que el ser humano renazca de sus propios errores y, en la práctica del bien, reciba los triunfos de la victoria de lo Divino sobre lo humano, de lo Inmortal sobre lo mortal.

Intenten, la escalada de la montaña del bien y del Amor, practicando la Fe, la Caridad, la Esperanza, la Tolerancia, la Paciencia, el Desapego Material y humano, la Comprensión, sólo deseando y haciendo a su hermano lo que desearían para sí mismos.

La caminata es larga y ardua, mas lo que se conquista es eterno.

CONSIDERACIONES FINALES

Ya les hablé sobre las Virtudes Divinas exigidas para el desenvolvimiento de todo ser humano de modo que la Luz se haga en todos los corazones y con Ella, la liberación de los ciclos reencarnatorios, casi siempre cargados con nuevos errores, nuevas deudas.

También ya les enseñé que, con el empleo de la Llama Violeta se consigue limpiar todos los átomos del cuerpo humano de manera que los electrones y neutrones puedan cumplir el trabajo que les es debido para la armonía de todo un sistema y, con esto, tendrán la salud, la paz y armonía y la felicidad de Vivir. Cuanto más usen la Llama Violeta más limpios quedarán de las máculas milenarias acumuladas en sus cuerpos inferiores, tornándose seres puros y con esto apresurando su entrada en los reinos más Elevados; teniendo Luz y transmitiendo Luz. No se olviden, además, de que todo tiene que ser hecho con base en el Amor, la Ley Mayor Universal que rige todo el Universo.

En palabras simples y sin procurar entrar en parábolas o filosofía de difícil comprensión a los menos favorecidos por el saber físico, Yo procuré en esta serie de mensajes sencillos, entrar en contacto con todos para que fuese más fácil el aprendizaje de los conceptos emitidos.

Siento que ya estamos recogiendo algún resultado sobre la imperfección por la escasa divulgación, y elevo al Padre Mi agradecimiento por la oportunidad concedida y dándole gracias por el pequeño y gran impulso que yo hubiese conseguido a través de conceptos de fácil asimilación.

Mis hermanos, Yo les agradezco y les bendigo por la atención que dieron a Mis Palabras y ardientemente espero que, de vez en cuando, las relean para que no caigan en el olvido. Que están siempre presentes en su día a día la necesidad de mejoramiento interior por el empleo de las Virtudes Divinas. Que sean Ellas la tónica constante en todas las situaciones y ocasiones pues, con el tiempo, Ellas formaron parte de su propio ser, de su proceder, pensar y sentir. Divúlguenlas, procurando reunir más ovejas para el rebaño de Cristo Jesús. Enseñen a sus hijos, amigos y parientes en que consiste la Voluntad de Dios y lo que se debe hacer para satisfacerla. Con esto ustedes estarán ayudando a traer la Luz para la Tierra, a si mismos y a muchos hermanos que continúan en las tinieblas de los errores e impulsos del hombre inferior que existe en todos, el lado animal.

Estará siempre listo a ayudarlos tan pronto me llamen, también en pensamiento.

Que las bendiciones del Todopoderoso caigan sobre todos Sus Hijos de la Tierra para que la Paz, la Armonía y el Amor, existan entre toda la humanidad que sufre.

Con mucho amor Yo los bendigo.

HILARION

 

Cuadernillo N° 7

· El Mundo físico

· Agua energetizada

· Salón metafísico de la belleza

· Para mujer embarazada

· Coloco mi persona, mi familia y todos mis asuntos en las amorosas manos del Padre

*****

EL MUNDO FÍSICO

En la actualidad hay una tendencia a cultivar el físico, que va desde la práctica deportiva hasta la alimentación especializada, pero todo ello apunta, por lo general, al mantenimiento de la silueta para poder encuadrar en el modelo exigido por los medios publicitarios.

Debemos ver a nuestro cuerpo no como un producto de “exportación” que debe ser agradable a las exigencias de los demás, sino como el vehículo en el cual se asientan y desarrollan los otros planos que nos integran, y al que debemos mantener en las mejores condiciones.

Para ello en el desarrollo del presente capítulo, vamos a ver técnicas respiratorias, de relajación, y ejercicios físicos.

LA RESPIRACIÓN

Mientras haya respiración hay vida. Un ser humano puede estar varios días sin comer, algunos días sin tomar agua o descansar, pero solo unos cuantos minutos sin respirar.

A través de la respiración tomamos energía del medio exterior en forma constante, pero sorprendentemente muy pocas personas respiran en forma correcta. Los beneficios de hábitos respiratorios adecuados son innumerables, basta solo tener en cuenta

la oxigenación de la sangre con todo lo que ello implica.

Podríamos clasificar cuatro procedimientos respiratorios generales:

1) Respiración alta

2) Respiración media

3) Respiración baja

4) Respiración completa.

1) Respiración alta o clavicular: es la que exige mayor esfuerzo para un menor beneficio. Cuando se practica esta forma de respiración las costillas se levantan, se alza el abdomen oprimiendo el diafragma y se bajan los hombros.

2) Respiración media o intercostal: es menos perjudicial que la anterior, pero sus resultados no son óptimos.

3) Respiración baja o abdominal: es mucho más apropiada que las otras, al llenar los pulmones en la parte baja se produce un descenso del diafragma con lo que se provoca un masaje en los órganos abdominales.

4) Respiración completa: es una combinación de las tres respiraciones, alta, media y baja, pone en acción todo el aparato respiratorio.

Para ir corrigiendo los malos hábitos respiratorios, las personas que practican la respiración alta, deberían ir ejercitando las otras dos, para recién allí efectuar la respiración completa. La respiración media se logra acostándose boca arriba, con los brazos al costado del cuerpo, recogiendo las piernas de manera que las rodillas queden levantadas y los talones toquen la cola. Para lograr la respiración baja, bastará con colocarse un cinturón a la altura del esternón, de manera tal que impida que se levanten las costillas.

Preparativos

Excepto que se indique lo contrario, los ejercicios pueden realizarse acostado sobre una superficie dura, sentado con la columna recta o de pie, erguido con los talones juntos.

Lo ideal es realizar la práctica al aire libre, o en su defecto en ambientes bien ventilados. Debemos evitar interrupciones y buscar una perfecta relajación; la vestimenta debe ser suelta y en lo posible de algodón.

Es conveniente practicar los ejercicios lejos de las comidas; el horario más apropiado es a la salida del sol o durante las horas de la mañana. La respiración debe hacerse por nariz tomando absoluta conciencia de cada uno de los pasos, se debe guardar un ritmo que puede estar marcado por las pulsaciones cardíacas, un metrónomo, por conteo, etc.

E J E R C I C I 0 S

Nº 1: Respiración completa

En posición de pie o sentado se inspira firmemente por nariz llenando en forma continua la parte baja, media y alta de los pulmones. Se retiene el aliento unos segundos, y se exhala lentamente el aliento en forma inversa, es decir, vaciando parte alta, media y baja.

Es muy ventajoso practicar este ejercicio frente a un espejo de cuerpo entero, con las manos puestas suavemente sobre el abdomen para observar los movimientos. El límite de tiempo lo marca el organismo, no se debe experimentar agitación, mareo, ni cansancio.

Nº 2: Respiración básica

Se practica de tres a cuatro minutos, pudiendo realizarse 2 o 3 veces por día. Se hace una inspiración completa en 4 tiempos, se retiene el aire un tiempo; se hace la espiración en 4 tiempos, y se mantiene los pulmones vacíos un tiempo.

Hasta no dominar por completo este ejercicio no es prudente pasar a los siguientes. La ventaja de esta práctica radica en la ejercitación y tonificación de todos los componentes del aparato respiratorio.

N° 3: Depresor

Este ejercicio es apropiado para estados de alteración o de excitación. Debe realizarse de 3 a 4 minutos. Se hace una inspiración completa en 3 tiempos, se retiene el aire 1 tiempo, se espira en 12 tiempos y se mantienen los pulmones vacíos un tiempo.

Nº 4: Tonificante

Este ejercicio es apropiado en estados depresivos o de melancolía, debe realizarse de 3 a 4 minutos. Se hace una inspiración completa en 12 tiempos, se retiene el aire 1 tiempo, se espira en 3 tiempos y se mantienen los pulmones vacíos 1 tiempo.

Nº 5: Estimulante

Es ideal para practicarlo antes de encarar las actividades cotidianas ya que logra por contraposición, predisponernos adecuadamente a ellas. En primer lugar se hacen 3 minutos del ejercicio depresor y luego igual tiempo del ejercicio tonificante.

Nº 6: Purificador

Con este ejercicio logramos eliminar el aire residual de los pulmones, es conveniente realizarlo después de cualquier práctica respiratoria a modo de “limpieza pulmonar”. Hacer una inspiración completa, retener el aire unos segundos, juntar los labios como para silbar, pero sin abultar las mejillas, y soplar con bastante ímpetu un poco de aliente, retener el aire unos instantes y volver a expeler otro poco de aliento de la misma manera, y así sucesivamente, hasta vaciar los pulmones por completo.

N° 7: Neurovitalizador

Es un buen tónico para el sistema nervioso, su práctica requiere concentración y concientización para lograr el efecto deseado. Se deberá practicar en tanto no cause mareos ni cansancio, en posición de pie, erguido, y con los talones juntos.

Se efectúa una inspiración completa reteniendo el aliento, se extienden los brazos solo con la energía suficiente como para mantenerlos en esa posición. Lentamente se llevan las manos hacia los hombros contrayendo poco a poco los músculos y poniendo fuerza en ellos, de modo que al llegar las manos a los hombros estén los puños tan firmemente cerrados que se note su estremecimiento.

Manteniendo la tensión se mueven lentamente los puños hacia afuera para luego retraernos rápidamente hacia adentro, repitiendo varias veces este movimiento. Exhalar vigorosamente por la boca.

N° 8: Vocal

Con esta práctica respiratoria se fortalecen y suavizan las cuerdas vocales, logrando así una voz vibrante y armoniosa. Hacer una inspiración muy lenta pero vigorosa por la nariz, tardando tanto tiempo como sea posible en la inhalación, retener el aliento unos cuantos segundos y espirar de un solo y vigoroso golpe todo el aire por la boca completamente abierta.

N° 9: Retenida

Contribuye a desarrollar y fortalecer los músculos respiratorios y los pulmones, y a ensanchar el pecho. De pie y erguido, con los talones juntos, hacer una inspiración completa reteniendo el aire tanto tiempo como sea posible, exhalar vigorosamente por la boca abierta.

N° 10: Estimulación de los alvéolos

Como su nombre lo indica, este ejercicio nos beneficia con la estimulación alveolar, tan importante en la oxigenación de la sangre. Se lo debe practicar con prudencia pues puede provocar mareos.

De pie, erguido, con las manos a los costados, se inspira lenta y gradualmente mientras se golpea ligeramente el pecho con la punta de los dedos, cambiando continuamente el sitio de la percusión. Una vez llenos los pulmones, retener el aliento y pasar suavemente la palma de las manos por el pecho. Exhalar.

N° 11: Expansión de las costillas

Mantiene la capacidad elástica de los cartílagos de las costillas y aumenta la capacidad pulmonar, pero no es prudente abusar de este ejercicio. De pie y erguido con los talones juntos, colocar las manos a los costados del cuerpo, tan cerca como sea posible de las axilas, con los pulgares hacia la espalda, las palmas apoyadas en el costado del tórax, y los dedos hacia el frente sobre el pecho. Efectuar una inspiración completa, retener el aire unos cuantos segundos, al mismo tiempo oprimir suavemente los costados. Exhalar.

N° 12: Expansión del pecho

Es muy apropiado para las personas que realizan tareas de escritorio o labores que los obliguen a adoptar posturas semejantes. Su práctica debe ser realizada con moderación.

De pie, erguido y con los talones juntos, efectuar una respiración completa, retener el aire y extender los brazos hacia adelante con los puños cerrados la nivel de los hombros. Retraer los brazos vigorosamente y colocarlos extendidos a uno y otro lado de los hombros. Volver a colocarlos hacia adelante al nivel de los hombros y volver a retraerlos, y así varias veces. Exhalar vigorosamente por la boca.

N° 13: Deambulante

Activa la coordinación de la respiración con la función motriz, pudiendo ser realizado en cualquier tipo de caminata que se practica en un lugar ventilado.

Andar con la cabeza alta, el mentón ligeramente recogido, los hombros hacia atrás y el paso mesurado. Efectuar una inspiración completa contando mentalmente desde el uno hasta el 4, correspondiendo a cada número un paso. Espirar lentamente por la nariz contando del 1 al 4, un número a cada paso. Retener el aliento sin dejar de caminar contando nuevamente del 1 al 4, equivalente a 4 pasos. Repetir esta sucesión hasta que se manifieste fatiga o cansancio.

Los tiempos pueden ir variando pudiendo llegarse a ocho, diez o doce pasos, de acuerdo a la capacidad de cada individuo.

N° 14: Matinal

Es ideal practicar este ejercicio por la mañana, a fin de estimular y preparar nuestro cuerpo para la jornada que se inicia.

De pie, en posición firme, la cabeza alta, la vista al frente, los hombros atrás, las piernas rígidas y las manos en los costados, levantar lentamente el cuerpo sobre la punta de los pies mientras se hace una vigorosa y lenta inspiración. Retener el aliento unos cuantos segundos sin cambiar de posición, volver lentamente a la posición de firme exhalando el aliento por nariz. Repetir varias veces este ejercicio levantando alternativamente el cuerpo sobre la pierna derecha y sobre la izquierda.

N° 15: Circulación

Este ejercicio es muy eficaz para estimular la circulación, de modo que la sangre arterial llegue a las extremidades y se provoque el reflujo sanguíneo en forma conveniente.

De pie y erguido, hacer una inspiración completa y retenerla, inclinarse ligeramente hacia adelante como para agarrar con firmeza un bastón, aumentando el esfuerzo en forma gradual. Aflojar la tensión mientras se vuelve a la posición de erguido y exhalar lentamente el aliente. Repetir varias veces este ejercicio.

N° 16: Desintoxicante

Elimina los gases disueltos en la sangre y es ideal realizarlo después del abuso alcohólico.

Se realiza una inspiración completa, se retiene un breve instante y lentamente se espira el aliento, se presiona la nariz de modo que no pueda entrar aire y luego de unos segundos se vuelve a espirar, nuevamente se presiona la nariz para luego de un instante volver a exhalar, repitiendo una vez más la operación.

N° 17: Compresión y depresión

Es 1 apropiado para la otorrinolaringología pues a través de su práctica desaparecen zumbidos o ruidos extraños del oído medio.

Mientras se hace una inspiración completa continua, se presiona y suelta la nariz. Es importante no dejar de hacer la fuerza inspiratoria mientras la nariz está presionada, porque solo así se logra la compresión deseada.

N° 18: Respiración rectangular

Esta práctica respiratoria no requiere ninguna exigencia especial por parte de quien la practica, por lo que deberíamos incorporarla como nuestra forma permanente de respirar, ya que no provoca cansancio, agitación o mareos y puede ser realizada tanto en reposo como en movimiento.

Se hace una inspiración completa en X cantidad de tiempo, reteniendo el aire en X, se espira en X tiempos y se mantienen los pulmones vacíos en X: 2. Por ejemplo, si inhalamos en 4 tiempos, retendremos en dos tiempos, exhalaremos en 4 y mantendremos vacíos en 2 tiempos, o bien 6-3-6-3 o 8-4-8-4.

LA RELAJACIÓN

La relajación es fundamental en la vida del ser humano, quien logra dominar las técnicas que la producen, realiza un gran ahorro de energía y se aleja de los riesgos del stress, pero para poder comprender la relajación, es necesario entender qué es la contracción y qué la provoca.

Cuando pensamos, los estímulos nerviosos de nuestro cerebro se traducen en respuestas fisiológicas, enviamos un impulso y el músculo cumple la función requerida, pero sucede que en muchas ocasiones pensamos cosas que no hacemos, damos una orden y contraorden simultáneamente, el impulso es enviado y retenido al mismo tiempo y la energía se acumula en una forma nociva, por ello, la mayor parte de las contracciones se dan en los hombros, brazos y manos.

De la misma forma sucede con las cosas que decimos y que nos lleva a tener la lengua presionada contra el paladar superior, cuando la posición correcta sería blandamente apoyada sobre el piso de la boca.

Podríamos decir entonces, que las contracciones son consecuencia de haber pensado cosas que no hicimos ni dijimos, en suma, de habernos comportado de una forma “civilizada y diplomática”. Con esto no quiero decir que debemos volvernos salvajes, pero si quiero dejar por sentado que es necesario recuperar algo de nuestra espontaneidad, no solo para exteriorizar las cosas que nos molestan sino, fundamentalmente, para hacerlo con aquellas que nos agradan. Nos contractura de igual manera el puñetazo que no dimos, que el abrazo que nos privamos.

Para lograr una buena relajación tenemos que elegir el lugar y el momento apropiado, haciendo preparativos similares a los dados para la respiración. Los ejercicios se hacen preferentemente acostados sobre una superficie plana y semidura, pudiendo también realizarlos sentados con la columna recta. La respiración cumple un papel fundamental, siendo la más apropiada la indicada en el ejercicio Nº 18.

E J E R C I C I 0 S

N° 1: Por distención continua

Una vez encontrada una posición cómoda, proceder a relajar los pies hasta sentir un hormigueo o cosquilleo. Continuar con el mismo procedimiento hacia las pantorrillas, luego hacer lo propio con rodillas y muslos, pasar a los glúteos, al abdomen, espalda y tórax, seguir con las manos, brazos, hombros y cuello. Relajar el cuero cabelludo, los músculos de la cara, la mandíbula y por último la lengua.

Es importante tomarse el tiempo necesario para relajar cada parte de nuestro cuerpo y, recién allí, pasar al siguiente sector. Una vez completado el circuito debemos volver a controlar la perfecta distensión.

N° 2: Por ilusión

Se llega a la relajación visualizando nuestro cuerpo como un bloque de hielo que va fundiéndose lenta y progresivamente hasta licuarse totalmente, logrando una placentera sensación de ingravidez.

N° 3: Por contracción

Se hace una inspiración completa y se retiene el aliento en tanto vamos tensionando al máximo y en forma progresiva, las diferentes partes del cuerpo, en forma ascendente hasta llegar a la cabeza.

Al tener contraído todo el cuerpo de modo que se perciba el temblor, se cuenta hasta diez y se suelta el aliento aflojando todos los músculos al mismo tiempo. Repetir este procedimiento tres veces.

Podríamos considerar el desperezo como un ejercicio de relajación, basta observar a los animales para comprender que debemos despertar lentamente la musculatura antes de exigirla, y si bien no es apropiado estar desperezándonos en cualquier sitio, deberíamos como mínimo, practicarlo antes de levantarnos de la cama.

EJERCICIOS FISICOS

La gimnasia que comúnmente se practica tiende a exigir al músculo de manera que se obtenga la mayor firmeza posible y el menor contenido adiposo, pero el riesgo de estas prácticas está implícito en la no continuidad, en cuyo caso sobreviene una pérdida total de la tonicidad muscular.

Desde mi punto de vista lo ideal es la práctica de técnicas que eduquen los músculos, brindándole elasticidad a las fibras y una buena estimulación circulatoria, pudiendo lograr estos resultados en la práctica del Yoga y la Eutonía.

En ambas técnicas es necesaria la presencia de una persona bien entrenada que corrija las posturas y coordine la secuencia para evitar la saturación de algún músculo en particular, lo que ocasionaría una descompensación energética.

La siguiente secuencia de ejercicios apunta a una activación de todo el aparato muscular, debemos tomar conciencia de cada movimiento, descubrir qué músculo actúa y con qué resultado, tenemos que complementar cada ejercicio físico con la parte respiratoria y disfrutar de ese mecanismo maravilloso que es el cuerpo humano.

E J E R C I C I 0 S

Al comenzar cada ejercicio deberán colocarse con los pies juntos, de modo que se toquen los talones; la cabeza erguida, la vista al frente, los hombros hacia atrás, el pecho saliente, el abdomen algo retraído y los brazos a los costados.

Nº 1: Extender ambos brazos hacia el frente, al nivel de los hombros, juntando la palma de las manos. Colocar los brazos en cruz en línea recta con los hombros o un poco más atrás si ello no requiere esfuerzo. Volver rápidamente a la primera posición, repitiendo varias veces el movimiento. Deben moverse los brazos con mucho ímpetu.

Es un ejercicio muy útil para fortalecer el pecho, los hombros y los brazos. Al poner los brazos en cruz es más provechoso levantarse en puntas de pie y reasentar los pies al volver a la primera posición.

N° 2: Extender los brazos hacia el frente con las manos abiertas, poner los brazos en cruz y trazar con las manos doce círculos en el aire, manteniendo los brazos lo más atrás posible a fin de que las manos no pasen por delante del pecho.

Este ejercicio favorece la completa inspiración del aire, robustece el pecho, hombros y espalda.

Nº 3: Extender los brazos hacia el frente con las palmas de las manos hacia arriba, de modo que se toquen los dedos meñiques. Haciendo un movimiento circular llevar las manos hasta tocar con los dedos a la altura del plexo solar de manera que los pulgares queden hacia abajo y los codos en oposición hacia uno y otro lado, formando una línea recta.

Después de un momento se llevan los codos hacia atrás junto con los hombros y se bajan los brazos hasta quedar en la posición de pie, firme.

N° 4: Extender los brazos en cruz y doblarlos por el codo hasta que la punta de los dedos toquen los hombros. Sin cambiar esa posición de los dedos, esforzarse para que se toquen los codos. Manteniendo los dedos en la misma posición, separar los codos tanto como sea posible. Repetir el movimiento varias veces.

N° 5: Colocar las manos en las caderas con los pulgares hacia atrás y los codos hacia la espalda. Inclinar el tronco hacia adelante con el pecho fuera y los hombros atrás. Volver el cuerpo a la primera posición sin quitar las manos de las caderas y enseguida inclinarlo hacia atrás. En estos movimientos han de permanecer quietas las rodillas y deben efectuarse pausadamente.

Con las manos todavía en las caderas, inclinar suavemente el cuerpo hacia la derecha, manteniéndose a pie firme, sin doblar las rodillas ni contorsionar el cuerpo. Volver a la primera posición, y enseguida inclinar suavemente el cuerpo hacia la izquierda.

Este ejercicio es muy fatigoso y no se debe exagerar en un principio, sino proceder gradualmente. Con las manos en las caderas, mover el tronco y la cabeza en sentido circular, sin mover los pies ni las rodillas.

N° 6: Derecho, firme, levantar los brazos sobre la cabeza con las manos abiertas de modo que se toquen los pulgares. Sin doblar las rodillas, inclinar el tronco hacia adelante desde la cintura, intentando tocar el suelo con la punta de los dedos. Este movimiento puede resultar difícil al principio, por lo que debe hacérselo hasta donde se pueda. Levantarse y repetir varias veces el mismo ejercicio.

N° 7: De pie, firme, con las manos en las caderas, levantarse de puntillas varias veces con un movimiento semejante al de un resorte. Se hace una pausa mientras se está en puntas de pie y se vuelve a la posición firme. Los talones juntos y las rodillas firmes. Este ejercicio es apropiado para fortalecer las rodillas y puede causar picazón las primeras veces que se lo practique.

Con las manos en las caderas separar los pies unos sesenta centímetros, ponerse luego en cuclillas, sostener esta posición un momento y volver a la primera posición. Este segundo movimiento será más eficaz si se carga el peso del cuerpo sobre el metatarso en vez de sobre los talones.

N° 8: De pie, firme, con las manos en las caderas, balancear la pierna derecha en oscilación hacia adelante unos cuarenta centímetros con la rodilla por eje y la punta del pie algo inclinada, pero con la planta horizontal. Después se balancea la pierna hacia atrás hasta que la punta del pie toque el suelo. Repetir varias veces ambas oscilaciones, y hacer lo mismo con la pierna izquierda.

Con las manos en las caderas, levantar la pierna derecha doblando la rodilla hasta que el muslo quede en línea recta o algo más elevado si es posible. Volver a colocar el pie en el suelo y hacer el mismo movimiento con la pierna izquierda. Repetir el movimiento varias veces, primero con una pierna y después con otra, lentamente al principio y aumentando poco a poco la velocidad hasta que parezca dar un trote pausado sin moverse del sitio.

N° 9: Derecho, firme, con los brazos extendidos hacia el frente, las manos con las palmas hacia abajo, los dedos extendidos menos los pulgares, que estarán replegados bajo la palma y las manos en contacto lateral. Inclinar el tronco hacia adelante desde las caderas, tanto como sea posible, y al mismo tiempo mover los brazos hacia adelante y abajo, en actitud rígida y sin doblar las rodillas. Volver a la posición inicial y repetir varias veces este ejercicio.

Nº 10: Colocar los brazos en cruz y mantenerlos rígidos con las manos abiertas, cerrar fuertemente las manos con un movimiento rápido, oprimiendo los dedos contra las palmas. Abrir las manos rápida y violentamente, extendiendo los dedos tanto como sea posible y en forma de abanico. Repetir varias veces este movimiento con la mayor rapidez posible.

Nº 11: Acostarse boca abajo extendiendo los brazos hacia adelante. Imprimir un movimiento en los brazos y en las piernas hacia arriba, de manera tal que el cuerpo quede arqueado y apoyado sobre la región abdominal. Relajarse, volviendo a la posición inicial, y repetir este ejercicio varias veces.

Ponerse de espaldas con los brazos extendidos sobre la cabeza de modo que el dorso de las manos toque el suelo. Levantar ambas piernas desde la cintura hasta quedar en posición erguida, mientras el resto del cuerpo y brazos permanecen tendidos. Bajar y volver a levantar las piernas varias veces.

Nuevamente en posición boca arriba con los brazos extendidos sobre la cabeza, incorporar el cuerpo hasta quedar sentado y luego lentamente volver a acostarse.

Colocarse nuevamente boca abajo con el cuerpo rígido de cabeza a pies y extender los brazos hacia adelante con las manos abiertas, de modo que el peso del cuerpo descanse por un extremo sobre las palmas de las manos y por el otro sobre los dedos de los pies. Poco a poco se doblan los brazos por el codo de manera que el pecho toque el suelo, se vuelven a extenderlos brazos, se levanta el pecho, volviendo a la posición inicial.

N° 12: Exhalar completamente el aliento, pero sin esforzarse, retraer y levantar el abdomen tanto como sea posible. Detenerse un momento y volverlo a su posición natural. Repetir varias veces el ejercicio y luego dar un suave masaje al abdomen.

Este ejercicio es ideal para reducir el abdomen y para fortalecer los músculos del estómago.

Nº 13: De pie, firme, con los talones juntos y las puntas de los pies ligeramente hacia afuera. Levantar los brazos de ambos lados con movimiento circular hasta que las manos se encuentren sobre la cabeza y se toquen los pulgares. Con las rodillas firmes, el cuerpo rígido y sin doblar los codos, bajar lentamente las manos con un movimiento lateral circular hasta llegar a los lados de las piernas, de modo que solo las toque el dedo meñique y las manos con sus palmas miren hacia el frente.

Repetir varias veces el movimiento sin apresurarse. Este ejercicio es el indicado para adquirir apostura.

*****

AGUA ENERGETIZADA

El agua energetizada, mediante la vibración de los colores más la energía cósmica que va acumulando, tiene una particularidad muy especial, o sea, sirve para curar y aliviar una cierta cantidad de males o enfermedades.

Todo este procedimiento ha sido investigado durante más de 20 años en laboratorios, pero no se produce a nivel industrial ya que no se puede comercializar.

Lo único que se requiere para preparar esta agua energetizada es una botella de champagne, no de sidra, ya que su color no permite que el rayo solar entre, pero si puede penetrar la energía cósmica a través del conito, la cual es absorbida por el agua, energetizándola consecuentemente. Sobre la botella de champagne se coloca un arito de madera, como se venden para cortinas, y arriba de ello colocamos un conito (o cucurucho) de papel afiche, cartulina o cartón, pero tiene que ser de color.

El aro de madera es para que el cono no toque la botella, formándose entre el cono y la botella un campo energético, el cual va cargando el agua.

Se empleará cartulina de distintos colores, de acuerdo al efecto que se desee conseguir.

La botella llenada con agua común, con el aro de madera y encima el cucurucho de cartulina, se deja 24 horas a la intemperie. Puede ser un balcón, no hace falta que sea jardín, pero no debe ser dentro de la casa, ya que nunca se sabe qué clase de caños puedan estar cruzando el techo, con lo cual quedaría anulada toda entrada de energía.

Se coloca a las O horas de un día afuera y se deja hasta las 24 horas.

Generalmente conviene tomar este agua como mínimo 3 veces por día, salvo indicaciones al contrario.

Una vez energetizada el agua se puede trasvasar a una botella común, pudiendo guardarla en la heladera o fuera de ella, tapada. El agua se puede tener guardado en la botella hasta 1 año, o sea 360 días, este es el lapso durante el cual la energía funciona. Se puede tomar en cualquier momento durante ese lapso de tiempo.

La forma en que se usa es poniendo en un vaso común 10 cm3 de esta agua, agregando el resto de agua común, o también puede ser jugo, etc. Pero no hay que hervirla. Por lo tanto, durante el día se toman en total 30 cm3 de agua energizada, distribuido en 3 tomas.

No existe ningún problema en tomar varios tipos de agua durante el día, solamente hay que tomar siempre con su vaso de agua correspondiente.

Este tratamiento utilizándolo para chicos, tiene la ventaja de que se le puede dar los 10 cm3 de agua energetizada junto con algún jugo u otra cosa que el chico toma, es decir, puede suplantar un montón de medicamentos que a veces hay que darles.

También se puede mezclar medio vaso de esta agua energetizada con 1 litro de agua común y utilizar esta mezcla para regar plantas. Se obtendrán unos resultados fabulosos, especialmente con el agua de la Luna, que es la que regula el crecimiento.

Vamos a dar ahora los distintos colores, días a los que corresponden y para qué sirven:

SABADO – Cono color naranja – Saturno

Esta agua se utiliza para ciática, gota y todo tipo de traumatismos. Desinflama todo, incluso sirve para algunas afecciones intestinales. Todo lo que sea la parte traumatológica, articulaciones, artrosis y artritis también.

Comúnmente conviene tomar como mínimo 3 vasos por día. Si alguien tiene gota por ejemplo, tiene que tomarlo como mínimo de 10 a 12 días, dependiendo de la gravedad del caso.

DOMINGO – Cono color celeste – Sol

Esta agua es muy usada en magia, porque cuando se usan los cuatro elementos dentro de la magia, comúnmente agarran agua de la canilla o agua mineral, pero como no se sabe que tipo de carga tiene, el que realmente quiere hacer un ritual mágico, directamente prepara agua energetizada y la usa de acuerdo al día o al tipo de ritual que tiene que hacer.

Entonces el día domingo, sirve exclusivamente para la armonía y también, aunque parezca mentira, une a las parejas. Tranquiliza muchísimo a la pareja y realmente la armoniza. Lógicamente tienen que tomarla los dos.

LUNES – Cono color plateado – Luna

Se llama agua de plata. Sirve para las infecciones. Es utilísimo, sobre todo para las mujeres, para los dolores menstruales. En este caso hay que tomar 1 vaso en ayunas y nada más que una sola vez por día.

Para infecciones también se pueden utilizar compresas, en cuyo caso no hace falta tomarla. Se aplica una compresa con esta agua sobre la infección, en un grano o un furúnculo, y directamente ayuda.

MARTES – Cono color verde – Marte

Se llama agua de hierro. Es antianémica, estimulante del hígado, vesícula y de la masculinidad. En el último caso se toma un vaso a media mañana, no en ayunas. En el caso de la anemia se toma 1 vaso en ayunas.

Para la vista, puede ser esta agua ya que regenera todo el organismo y es muy probable que potencie la vista.

Depresión – ayudará física y anímicamente. Hay que tomar todos los días.

MIÉRCOLES – Cono color amarillo – Mercurio

Anginas, asma, activa el cerebro, o sea la capacidad y la actividad cerebral. Comúnmente conviene tomar 3 vasos por día.

JUEVES – Cono color rojo – Júpiter

Depuración, elimina todo tipo de toxinas, ayuda directamente a la depuración del hígado, estómago, intestino, bronquio, riñones, etc., limpia todo. Viene a ser el barrendero de las aguas, y en forma externa, es decir sobre la piel, frena, no cura, la psoriasis y sí elimina los erpes. Hay que tomar 3 vasos por día.

VIERNES – Cono color rojo y verde – Venus

Lleva dos conos, uno rojo y uno verde, superpuestos, no importando cuál de los dos va arriba.

Actúa sobre el crecimiento, quiere decir, cuando los chicos están en edad de desarrollo, que necesitan calcio, fósforo, todo, directamente eso es para los chicos.

Sirve también para soldar huesos, actúa en el caso de quebraduras. Actúa sobre el riñón. Es contra alergias y sobre todo calcifica a la persona de la tercera edad, cuando empiezan a perder el calcio de los huesos y están tan propensos a las quebraduras que después no sueldan, directamente ayuda a regenerar un poco el calcio.

También se usa para los estudiantes, cuando hay chicos que no quieren estudiar o cuando no les entra, que les cuesta el aprendizaje. También 3 vasos por día.

*****

SALÓN METAFÍSICO DE BELLEZA

Todos los días de pie frente a un espejo, la mano izquierda levantada con la palma hacia el cielo y la derecha sobando el vientre en rotación de izquierda a derecha (en el mismo sentido que las agujas del reloj, decir en voz alta o mentalmente:

“YO SOY” LA MAGNA ENERGIA ELECTRONICA QUE ENTRA, FLUYE Y RENUEVA CADA CELULA DE MI CUERPO Y MI MENTE, ELIMINANDO TODO LO QUE NO SEA SIMILAR A ELLA, AHORA MISMO.

Para proceder en otras partes del cuerpo que obligan a usar la mano derecha, hay que bajar la mano izquierda que polariza, ver mentalmente un circulo de LUZ PLATEADA que sube y baja en contorno del cuerpo, masajear suavemente y en forma circular todas las partes que se desee adelgazar, repitiendo la afirmación.

Otra forma es colocándose las manos en los hombros, deslizándolas por todo el cuerpo, hasta los pies, sintiendo y afirmando la simetría y perfección de la forma que se desea tener.

La afirmación antes dada puede variar según el resultado que uno quiera obtener, p.e.:

“YO SOY” LA MAGNA ENERGIA ELECTRONICA QUE ENTRA, FLUYE Y EMBELLECE, o que REJUVENECE.

Recuerda que la FE es una fuerza, uno de nuestros poderes innatos. Basta con afirmar al hacer el ejercicio:

YO TENGO TODA LA FE QUE ME ES NECESARIA y esta fuerza se hará sentir.

El Maestro Saint Germain dice, cuando se miren al espejo, díganle a lo que ven reflejado ahí:

POR VIRTUD DE LA INTELIGENCIA Y LA BELLEZA QUE “YO SOY”, TE ORDENO ASUMIR PERFECTA BELLEZA DE FORMA, PUES “YO SOY’, ESA BELLEZA EN CADA CELULA DE LO CUAL ERES COMPUESTA. RESPONDE-RAS A MIS ORDENES Y TE CONVERTIRÁS EN RADIANTE BELLEZA, EN PENSAMIENTO, SENTIMIENTO Y FORMA. “YO SOY” EL FUEGO Y LA BELLEZA DE TUS OJOS Y LLEVO ESTA RADIANTE ENERGIA HACIA TODO LO QUE MIRO.

*****

PARA MUJER EMBARAZADA

Debe sentarse a la mujer con sus miembros bien relajados, en estado de paz mental y receptiva, o sea deseosa de recibir lo que tú vas a darle. Entonces haces la invocación de la siguiente manera:

“En el nombre de mi Amada y Todopoderosa Presencia YO SOY, que reconozco presente en mí y en esta hermana, invoco amorosamente a los Ángeles de la Llama Violeta para que rodeen a esta madre y al hijo que lleva en sus entrañas, con la Llama Violeta, que los penetren, los traspasen, los envuelvan totalmente en esta bendita Llama, para que el niño nazca perfecto, sin karma, y que la madre tenga un buen parto que no dure más allá de dos horas, con el mínimo de sufrimiento y si es posible, sin ningún sufrimiento, ni para ella, ni para la criatura, ni para nadie.

Gracias Padre que ya me lo concediste”.

Cuando la mujer siente los primeros síntomas del parto debe decir:

“Gracias Padre por este nuevo hijo que me envías, el cual considero una bendición para mí y para todo el mundo.

Te pido que encarne en él un ser de Luz, que sea un bienhechor para la humanidad.

Declaro y decreto que tendré un parto feliz que no durará más allá de dos horas, sin complicaciones ni sufrimientos para mí, ni para la criatura, ni para nadie.

Gracias Padre que ya me lo concediste.”

*****

COLOCO MI PERSONA, MI FAMILIA Y TODOS MIS ASUNTOS EN LAS AMOROSAS MANOS DEL PADRE

El colocarme a mí mismo, mis seres queridos y todos mis asuntos en las amorosas manos del PADRE, trae una gran sensación de paz y alivio a mi alma.

No tengo nada que temer, pues el AMOR DE DIOS me rodea, me envuelve y protege. No tengo que estar ansioso acerca del resultado de ninguna situación, porque DIOS está presente en ella y en todas las personas envueltas en la misma. DIOS es el poder que trabaja para el bien y hace todas las cosas bien.

No me inquieto ni preocupo por mis seres queridos pues los coloco amorosamente en las manos del PADRE. Confío SU ESPIRITU en ellos para que los guíe, para que sea su luz e inspiración, para que les muestre el camino.

No me impaciento porque sé que en el momento correcto y de la manera correcta, vendrán las respuestas. Se me mostrará qué hacer.

Coloco mi persona, mis seres queridos y todos mis asuntos en las amorosas manos del PADRE.

 

De: Alexiis

wayran@gmail.com

Ver cuadernillos anteriores en

http://wayran.blogspot.com

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
Un comentario
  1. User comments
    judyth ramirez herre

    Maravilloso el art{iculo , muchas gracias a Alexiis y a uds. Hermandad Blanca por ser tan buenos de adentro y ayudarnos a ser mejores hijos de Dios ya que todos lo somos , pero necesitamos ayuda en cada momento para no seguir errando y poder llegar dignos a los ojos de nuestro Padre Celestial, Gracias Hermandad Blanca , todos los dias leo sus art{iculos y son siempre bellos.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend