Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » Arrogancia y Humildad, por Carlos EFR

Arrogancia y Humildad, por Carlos EFR

Humildad es reconocer LO ILIMITADO en mi.

Humildad es reconocer LO ILIMITADO en mi.

ARROGANCIA Y HUMILDAD

Arrogancia y Humildad

La arrogancia, según el diccionario de la lengua española es “sinónimo de arrogante, el cual a su vez es sinónimo de soberbia y altanería”.

Por su lado la humildad es  “Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con este conocimiento. Sumisión y rendimiento”

El mundo, nuestro amado mundo irreal, con sus contradicciones y sus verdades irreales, si podemos reconocer que lo que vemos es solamente el producto de nuestra mente separada, habríamos de reconocer que todo lo que vemos no existe más que para los ojos que lo ven, pero que no pueden ver el mundo real,  este mundo es tan sólido tan colorido, pero no existe más que como imágenes que nuestro cerebro nos facilita, es tan variable tan cambiante y demente, está basado en el miedo Y la enfermedad, aquí todo tiene un principio y un final, nada es permanente, así nos lo enseña un curso de milagros, pero para cualquier observador profundo, o no, basta con detenerse en cada acontecimiento, en cada acontecer del día a día para darse cuenta que esta es una verdad contundente. Nos basamos en ilusiones, en las que pensamos que todo ha de cambiar, en que veremos un mundo mejor, y aunque de hecho se hace mucho esfuerzo para que así sea, cuando pensamos que hemos avanzado en la dirección correcta todo se derrumba y volvemos al principio.

Este que vemos es el mundo del “ego”, el ego por pertenecer a este mundo también es irreal, pero a toda costa desea permanecer inalterado, su alimento es la falsa humildad, el miedo, el dolor, el sufrimiento y la muerte, porque eso le garantiza su continuidad. Para el mundo la humildad es una virtud, pero eso es falso, es creación del ego, a él, el “ego”, le gusta que nos sintamos limitados, débiles, enfermos, adoloridos  y desde luego que obremos según sus dictados de sumisión y rendimiento.  Sumisos  y rendidos a él desde luego, mientras más sumisos mejor, mientras más rendidos mejor, así seremos sus esclavos y haremos su voluntad. El ego crea egos de egos, egos que subyugan aún más, creando esclavos que actúan de acuerdo a sus dictados.

No estamos solos hermanos, no somos ese tal “ego”. Lo inventamos nosotros mismos para sustituir lo Real, Lo Eterno, Lo Verdadero, lo inventamos porque nos sentimos solos y separados, pero no estamos ni solos ni separados. El PADRE, que es Amor, previó inmediatamente esto y lo soluciono, instantáneamente, pero a nosotros el Hijo Amado, nos ha tomado mucho espacio tiempo irreal para ir despertando de este sueño pesadilla que parece real y permanente, la avanzada de luz  está hoy más presente que nunca, hay cursos para reconocer la VERDAD para cada uno, cada uno se acoge al que le garantiza el despertar, a mí me ha llegado UN CURSO DE MILAGROS. Arrogancia es quitarle a DIOS, por supuesto en cada mente separada, la perfección de su divina creación, arrogancia es pensar que que DIOS pudo haber hecho una creación enferma, defectuosa, basada en el odio y el resentimiento, arrogancia es pensar y peor aún creer que es cierto que pudo haber creado un mundo finito y limitado, si EL NO LO ES.  Eso sí que es arrogancia, permitirse el derecho irreal de juzgar, criticar y sentencia al prójimo. Eso sí que es arrogancia.

La verdadera humildad consiste en reconocer que nuestro PADRE es AMOR, Ilimitado, que crea perfección ilimitada, y que sus creaciones son cocreadores puros santos y perfectos, sin ninguna limitación y llenos del más puro amor. Si hermanos así somos y no lo podemos creer, porque no hemos sentido separados demasiado tiempo, si esa expresión cabe aquí, porque pueden haber pasado millones de años y pueden seguir pasando otros muchos, pero seguirán siendo irreales. Atrévete y sal del sueño o la pesadilla, no importa ambos son irreales, busca tu propio curso, aquel que te hará ver, percibir y realizar la verdad de nuestro ORIGEN DIVINO. Y participa con la avanzada espiritual ascendida el despertar de todos y entonces el tiempo irreal terminara y será para siempre, ya no habrá más sufrientes, ni solitarios, ni enfermos, ni desamorados. Y los felices COCREADORES del PADRE, seguirán su camino de amor en este o en otros distantes mundos.

Bienaventurados los humildes, pues ellos heredarán la tierra. Matero 5.5

 

Con amor Fraterno

Autor. Carlos EFR

Basado en UN CURSO DE MILAGROS.

 

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Carlos Flores

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend