Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Crecimiento Personal » Bienvenidos a la Nueva Tierra – Patricia Cota Robles – Enero 2013

Bienvenidos a la Nueva Tierra – Patricia Cota Robles – Enero 2013

Patricia Diane Cota-Robles hermandadblanca.orgBIENVENIDOS A LA NUEVA TIERRA  Por Patricia Cota-Robles

 –  Enero 2013-   Traducción: Alicia Virelli –   www.eraofpeace.org

 

Felicitaciones! A través de los esfuerzos unificados del Cielo y de la Tierra hemos hecho nacer a la Nueva Tierra en Dios Victoriosa en los Reinos de la CAUSA de 5ta Dimensión. Durante la alineación celestial sin precedentes que se llevó a cabo el 21 y el 22 de diciembre del 2012, nuestro Padre-Madre Dios Inhaló a la Tierra y TODA la creación hacia arriba a la Espiral de Evolución hacia la próxima octava de nuestras experiencias de aprendizaje. Este evento, que fue llamado el Cambio de las Eras, es una parte natural de nuestra experiencia evolutiva que ocurre sólo una vez cada tantos millones de años.

 

Este cambio involucra no sólo a los Hijos e Hijas de Dios en evolución en la Tierra, sino también a los Hijos e Hijas de Dios a través del Infinito. Todos y cada uno de los hijos de Dios están ahora en condiciones de co-crear con nuestros Padres Dios la siguiente fase de nuestro viaje de regreso al Corazón de nuestro Padre-Madre Dios. Este será un proceso único para cada Hijo de Dios en todo el universo, pero en la Tierra será glorioso, más allá de toda imaginación.

 

Para comprender la magnitud de lo que el Nacimiento de la Nueva Tierra en los Reinos de la Causa de la 5ta dimensión significa para cada uno de nosotros, tenemos que entender que la 5 ª Dimensión es una frecuencia de Luz que trasciende la separación y la dualidad. En el interior de esta frecuencia de vibración más elevada, las mutaciones graves de enfermedad, pobreza, hambre, guerra, codicia, odio o dolor y el sufrimiento de cualquier tipo no pueden ser sostenidos. La 5ta. Dimensión es una frecuencia sin tiempo, sin espacio, de Luz Infinita de Dios y Perfección. Es la frecuencia que siempre hemos conocido como los Reinos Celestiales. Ahora, con el cambio de las Eras en Dios Victoriosamente consumadas, los Reinos Celestiales han Ascendido en la Espiral de Evolución hacia los Reinos de Luz de la sexta Dimensión.

 

En el interior del Amor Divino de la 5 ª Dimensión y la conciencia, la Unidad y Reverencia por la Vida son la UNICA realidad. Los Hijos e Hijas de Dios morando en la 5 ª Dimensión están destinados a co-crear experiencias que acentúen la vida con cada pensamiento, palabra, acción, sentimiento y creencia que expresamos. Vamos a co-crear situaciones beneficiosas para todos ya que siempre nos enfocamos en el Amor, la Luz y el mayor bien para TODOS los involucrados. Esto puede sonar demasiado bueno para ser verdad, pero en realidad ni siquiera comienza a describir las maravillas y el gozo que vamos a co-crear una vez que aceptemos que la Nueva Tierra ha Nacido y que vivamos cada día y cada hora en esa profunda verdad.

 

Sé que los acontecimientos del Solsticio de Diciembre de 2012 han creado mucha confusión. Esto se debe a las expectativas de la gente y porque es difícil para la gente dar un paso atrás y ver la imagen más grande. Durante eones de tiempo nuestros egos humanos fragmentados, basados ??en el miedo nos han manipulado hacia la creencia que nuestro cuerpo físico es lo que somos y que el plano físico es nuestra única realidad. Nada podría estar más lejos de la Verdad, pero esa ilusión es un hábito difícil de romper. Nos fijamos en el mundo exterior y llegamos a conclusiones erróneas acerca de los acontecimientos que han sucedido en niveles multidimensionales de nuestra existencia. Nuestras conclusiones son erróneas porque somos Seres multidimensionales de Luz morando dentro de muchas dimensiones simultáneamente. El plano físico es el menos real de todas las dimensionas en las que moramos y es la última dimensión en reflejar los cambios que han ocurrido en los Reinos de la Causa.

 

La Compañía del Cielo está muy consciente del desafío que tenemos con nuestros egos y están haciendo todo lo posible para ayudarnos a percibir la Verdad del Nacimiento milagroso de la Nueva Tierra. Pidan a su Presencia YO SOY y a la Compañía del Cielo por claridad mientras ustedes llevan la siguiente información hacia su corazón de corazones. Ustedes ya son conscientes de las maravillas que han sucedido. Eso es verdad incluso si ustedes no recuerdan estos eventos en un nivel consciente. Ustedes han sido un instrumento de Dios durante este Momento Cósmico y fueron una parte compleja en la consumación de esta parte importante del Plan Divino.

 

El 21 de diciembre de 2012, durante los momentos de la alineación de la Tierra con el Centro Galáctico de la Vía Láctea, nuestro Padre-Madre Dios Inhaló este planeta y toda Vida en evolución sobre ella en la Espiral de Evolución. Durante ese Momento Cósmico, este precioso planeta recuperó el lugar que le corresponde en nuestro Sistema Solar. Ese acontecimiento sagrado allanó el camino para otra actividad de Luz que tenía que ser victoriosamente consumada para que la Nueva Tierra y TODA la Humanidad diera a luz con éxito, hacia el abrazo pleno de la 5 ª Dimensión.

 

Hace ya más de 2.000 años atrás Jesús, el Avatar de la Era de Piscis, dio a conocer una actividad de Luz que se llevaría a cabo durante los “últimos tiempos”, que serviría como un catalizador para hacer regresar a los Hijos e Hijas de Dios caídos en la Tierra hacia la Conciencia de Cristo. El evento que reveló era un Bautismo a través del Fuego Sagrado que sería iniciado por nuestra Madre Dios, el Espíritu Santo, en nombre de la Humanidad que está despertando. Este acontecimiento milagroso fue consumado en Dios Victoriosamente el 22 de diciembre de 2012, allanando así el sendero para el Nacimiento exitoso de la Nueva Tierra en la 5 ª Dimensión

 

Para que podamos comprender la enormidad de lo que ha ocurrido para la Humanidad y la Tierra, la Compañía del Cielo me pidió que reitere alguna información importante que nos dio acerca de los acontecimientos que prepararon el camino para el nacimiento maravilloso de la Nueva Tierra. Hay miles de nuevas personas en nuestra lista de correo del boletín de noticias y estos antecedentes son muy importantes. Este artículo es un poco largo, pero yo les prometo que vale la pena su tiempo.

 

Bautismo a través del Fuego Sagrado

 

Al comienzo, nosotros éramos una Existencia de Luz en total desarrollo y una Flama Triple Victoriosa Inmortal envolvía nuestros cuerpos terrenales. La Flama Azul de Poder de nuestro Padre Dios activó el hemisferio cerebral izquierdo y la parte racional y lógica de nuestro cerebro. También se activó el centro de poder masculino dentro de nuestro Chakra Garganta. La Flama Rosa de Amor de nuestra Madre Dios activó nuestro hemisferio derecho del cerebro y la parte creativa e intuitiva de nuestro cerebro. Este Fuego Sagrado también activó el centro de amor femenino dentro de nuestro Chakra Corazón. Nuestra Madre Dios es la polaridad femenina de Dios. Ella es el Consuelo Sagrado y expresa la Naturaleza del Amor de Dios. Ella es el Ser que conocimos como el Espíritu Santo dentro de la Trinidad Santa.

 

Inicialmente, las polaridades masculinas y femeninas de nuestro Padre-Madre Dios se equilibraron perfectamente dentro de nosotros. Esto permitió que la Flama Azul de nuestro Padre Dios de Poder y la Flama Rosada de Amor de nuestra Madre Dios se fusione en la Llama Violeta de la Perfección Infinita de Dios

 

 

Esta Flama Violeta en perfecto equilibrio activó nuestros centros cerebrales espirituales, que son nuestras glándulas pituitaria, pineal, hipotálamo y los centros ganglionares en la base de nuestro cerebro. Cuando estos centros cerebrales espirituales fueron activados, nuestro Chakra Corona de Iluminación se abrió a su máxima amplitud, permitiendo que la Flama Amarilla-Dorada de la Conciencia Crística diera a luz al Hijo de Dios que está en el plano físico de la Tierra. Esta Flama Amarilla-Dorada completó nuestra Flama Triple Victoriosa Inmortal y la manifestación de la Santísima Trinidad en nosotros.

 

 

 

Después de nuestra caída de la Gracia, creamos dolor y sufrimiento abrumador para nosotros mismos. Utilizamos nuestro regalo del libre albedrío y nuestras facultades creativas de pensamiento y sentimiento para crear patrones de imperfección que resultaron en todas las dolencias que ahora existen en la Tierra. Cuando comenzamos a experimentar dolor por primera vez teníamos miedo, y no teníamos idea de cómo hacer frente a lo que estaba sucediendo en nuestras vidas. Estábamos tan enterrados en nuestra contienda auto-infligida que no podíamos levantar la cabeza por encima del charco de barro de nuestras deformaciones lo suficiente para ver la Luz. Esto nos impidió comunicarnos con nuestro Yo Dios o de la percepción de soluciones viables a nuestros problemas a través de la Conciencia de Cristo. Todo lo que queríamos hacer era detener el dolor.

 

 

 

Sabíamos que nuestro Chakra Corazón era el portal a través del cual nuestros sentimientos eran expresados en el plano físico. Pensamos que tal vez, si bloqueábamos este portal, el dolor se detendría. Así que los Hijos de la Tierra, en un intento desesperado por detener nuestro dolor, tomamos la desafortunada decisión de cerrar nuestros Chakras Corazón.

 

 

 

Los Seres de Luz nos revelaron que cuando cerramos nuestros Chakras Corazón, bloqueamos el portal a través del que el Amor de nuestra Madre Dios ingresaba en el plano físico de la Tierra. Este suceso catastrófico forzó a nuestra Madre Dios a retirar su Amor y dejar sólo un mero goteo de su intensidad original. Esto creó problemas monumentales que catapultaron a la Tierra y a toda su Vida hacia una espiral descendente de oscuridad, dolor y sufrimiento.

 

Una vez que cerramos nuestros Chakras Corazón, la cantidad infinitesimal de Amor Divino que nuestra Madre Dios era capaz de proyectar a través de nuestros hemisferios cerebrales derechos fue apenas suficiente para mantener la conciencia cerebral. Esto hizo que nuestro cerebro derecho se tornara casi inactivo. Cuando eso ocurrió, la Flama Azul de Poder de nuestro Padre Dios y la Flama Rosada de Amor de nuestra Madre Dios ya no se fusionó en la Flama Violeta de la Perfección Infinita de Dios perfectamente en balance.

 

 

 

La Flama Violeta de nuestro Padre-Madre Dios en equilibrio fue el catalizador que activó nuestros centros cerebrales espirituales y abrimos nuestro Chakra Corona. Sin el apoyo de la Flama Violeta, nuestros centros cerebrales espirituales comenzaron a atrofiarse. Esto obligó a nuestro Chakra Corona a cerrarse, lo que nos impidió comunicarnos con nuestro Yo Dios y la Compañía del Cielo. No fuimos capaces de mantener por más tiempo la Conciencia Crística.

 

 

Cuando perdimos la percepción consciente de nuestro Yo Dios y la Compañía del Cielo, comenzamos a percibir el plano físico como nuestra única realidad. Llegamos a la conclusión distorsionada que nuestro cuerpo físico es todo lo que somos y que la gratificación de nuestros sentidos físicos es nuestro propósito y razón de ser. A medida que transitábamos pesadamente a través de nuestra existencia Terrenal tomando decisiones que nos llevaron más lejos en la separación y la oscuridad, desarrollamos un alter-ego (otro yo) basado en el miedo. Este aspecto fragmentado de nuestra personalidad es conocido como nuestro ego humano. Nuestro ego humano usurpó el control que se suponía que nuestro Yo Dios tenía sobre nuestros cuerpos Terrenales.

 

 

 

Sin el equilibrio del Amor de nuestra Madre Dios, comenzamos a abusar de nuestro poder masculino. Tomamos decisiones orientadas en el poder que no tuvieron en cuenta cómo nuestras elecciones afectarían a otras personas, o si ellas reflejaban Amor o Reverencia por la Vida. Cuando estábamos en cuerpos masculinos abusamos de nuestro poder siendo violentos y agresivos. Cuando estábamos en cuerpos femeninos, abusamos de nuestro poder suprimiéndolo y permitiéndonos ser dominados y oprimidos. Cuanto más abusábamos de nuestro poder, más profundo caíamos en el abismo de nuestras deformaciones humanas. A medida que pasaba el tiempo, nuestra situación se hacía mucho peor.

 

 

 

Luego, hace 2.000 años, durante el amanecer de la Era de Piscis, nuestro Padre-Madre Dios y la Compañía del Cielo realizaron una evaluación para ver cuál era la mayor necesidad del momento para la Humanidad. El Cambio de las Eras se avecinaba y nuestros corazones estaban todavía cerrados. Habíamos olvidado todo acerca del Amor de nuestra Madre Dios y ya no funcionábamos con la Conciencia Crística. Estaba claro que sin la poderosa Intervención Divina, la Humanidad no estaría lista para hacer el cambio hacia la 5 ª Dimensión.

 

 

 

Los Hijos de Dios en la Tierra habían caído en una conciencia patriarcal abusiva y orientada hacia el poder. Estábamos siendo totalmente manipulados por la actitud “Perros que se comen los unos a los otros” de nuestros egos humanos fragmentados y basados en el miedo. No teníamos en cuenta a nuestra Madre Dios y su Amor Divino. Sabíamos que había un solo Dios y que todos somos Hijos de Dios, pero no se nos ocurrió que esta Presencia de Dios que todo lo abarca, era tanto masculina y femenina. Sorprendentemente asumimos que como Hijos de Dios habíamos tenido un solo padre y nosotros creíamos que el padre era un hombre, un Padre-Dios. ¿Qué niño ha nacido alguna vez sin una Madre? “Como es arriba, es abajo”.

 

Durante la evaluación de la Tierra hecha a través de nuestro Padre-Madre Dios y la Compañía del Cielo en el inicio de la Era de Piscis, era claro que la mayor necesidad del momento era que la Humanidad reclamara nuestro Derecho de Nacimiento Divino como Hijos e Hijas de Dios. La única manera de lograr ese objetivo era para nosotros regresar a la Conciencia Crística. Y la UNICA forma para regresar a la Consciencia Crística, era para nosotros abrir nuestros Chakras Corazón y el portal en el interior de los hemisferios cerebrales derechos a través del que nuestra Madre Dios podría regresar a la Tierra. En otras palabras, sin el Amor de nuestra Madre Dios no había manera de recuperar la Conciencia Crística. La Humanidad tendría que abrir nuestros chakras Corazón y equilibrar la Flama de Amor Divino de nuestra Madre Dios dentro de nuestra Triple Flama Victoriosa Inmortal. Sólo entonces podrían nuestros hemisferios cerebrales derecho e izquierdo equilibrarse y nuestros centros cerebrales espirituales ser reactivados, abriendo así nuestro Chakra Corona y regresándonos hacia la conciencia Crística.

 

Con el fin de lograr esta hazaña poderosa, un Plan Divino fue puesto en marcha. Nuestro Padre-Madre Dios convocó a un Amado Hijo e Hija de Dios desde el Gran Silencio. Estos preciados Seres eran Llamas Gemelas que habían estado en el Gran Silencio por un tiempo muy largo aprendiendo a anclar los arquetipos, tanto para el regreso de nuestra Madre Dios y el retorno de la Humanidad a la Conciencia de Cristo. Ellos son los que hemos conocido como Jesús el Cristo y María Magdalena. Estos Seres de Luz desinteresados, ??se ofrecieron como voluntarios para encarnar en el Planeta Tierra para demostrar a los Hijos de Dios caídos la realidad de nuestra Madre Dios y el sendero de Amor Divino que la Humanidad debe seguir para volver a la Conciencia de Cristo.

 

Jesús y María Magdalena sabían que, debido a la creencia arraigada de la Humanidad en la autoridad patriarcal de un solo Padre Dios, el rol de María sería inicialmente como un socio silencioso. Su parte del Plan Divino fue mantenido en secreto para evitar que el plan fuera bloqueado a través del abuso de poder esgrimido por egos humanos patriarcales de la Humanidad en ese entonces. Jesús y María Magdalena eran socios iguales y juntos consumaron en Dios Victoriosamente el Concepto Inmaculado de sus Divinas Misiones.

 

Durante lo que es referido como “Los 18 años Perdidos”, Jesús y María Magdalena estudiaron en las escuelas de misterio de la India, el Tíbet y Egipto. Cuando llegó el momento de comenzar su misión de anclar los arquetipos para el regreso de nuestra Madre Dios y el retorno de la Humanidad a la Conciencia de Cristo, Jesús demostró para que todo el mundo lo viera, el primer paso imperativo hacia el retorno del Divino Femenino, nuestra Madre Dios, el Espíritu Santo.

 

A la edad de 30, Jesús y María Magdalena llegaron a las orillas del río Jordán, donde Jesús se sumergió en el elemento agua sagrado. El Agua representa los estratos emocionales para la Tierra, así como también los cuerpos emocionales para la Humanidad. Una vez que Jesús estuvo en el agua, participó en una Ceremonia Divina que ancló el arquetipo para el regreso de nuestra Madre Dios. En esa ceremonia, Juan el Bautista lavó los pecados del mundo al Bautizar a Jesús con el Amor de nuestra Madre Dios, el Espíritu Santo.

 

Todos hemos visto imágenes de Jesús permaneciendo en el Río Jordán con la Paloma del Espíritu Santo descendiendo en su Chakra Corona. En ese momento, el hemisferio cerebral derecho de Jesús fue puesto en equilibrio perfecto con su hemisferio cerebral izquierdo. Sus centros cerebrales espirituales fueron activados y su Chacra Corona se abrió a su máxima amplitud. Cuando esto ocurrió, Jesús se convirtió en el Cristo con pleno poder y su misión de modelar un Potencial Divino para la Humanidad como un Amado Hijo de Dios, comenzó de verdad. Simultáneamente María Magdalena experimentó la misma unción a través de un Bautismo del Espíritu Santo. En ese momento, Jesús y María Magdalena se convirtieron en los Avatares de la Era de Piscis.

 

 

Durante los siguientes tres años Jesús modeló al mundo, el sendero de Unidad y Amor Divino que cada uno de nosotros debe seguir para recuperar la Conciencia Crística. Día tras día, María Magdalena apoyó a Jesús con su amor y sostuvo el espacio sagrado para el cumplimiento de sus Misiones Divinas.

 

El sendero de Unidad y Amor Divino es la única manera en que los Hijos de Dios regresarán a través de la Conciencia de Cristo al Corazón de nuestro Padre Divino y Madre. Jesús demostró este camino y nuestro Potencial Divino a través de diversas actividades de Luz y los milagros que él realizó. Tanto él como María Magdalena claramente revelaron la Unidad de Vida a través de su dedicación a los demás y su reverencia por TODA Vida.

 

A la edad de 33 años Jesús cumplió las facetas finales de su Divina Misión. Treinta y tres es el número maestro que refleja el Cristo puesto de manifiesto. Existen muchos argumentos en este momento acerca de si Jesús fue crucificado en realidad y si él resucitó o no de su cuerpo. La Compañía del Cielo ha confirmado que estos dos eventos eran de vital importancia para el cumplimiento del Plan Divino de Jesús y de María Magdalena.

 

Contrariamente a las cosas que nos inducen a la culpabilidad y que nos han dicho a menudo, la razón por la que Jesús fue torturado y crucificado no fue la de expiar los pecados de la Humanidad porque nosotros somos pecadores tan indignos y gusanos en el polvo que alguien tenía que salvarnos. En verdad, nuestro Padre-Madre Dios nos dio a cada uno de nosotros el don del libre albedrío y a NADIE se le permite interferir con la experiencia de la Humanidad, o las ramificaciones de las elecciones de nuestro libre albedrío. Nosotros somos responsables de cómo hemos utilizado nuestro don de Vida y nosotros debemos experimentar las consecuencias de nuestros pensamientos, palabras, acciones, sentimientos y creencias ya fueran positivas o negativas.

 

Jesús aceptó ser crucificado porque quería demostrar al mundo que no hay nada que el ego humano caído pueda hacer al cuerpo físico que vaya destruir la divinidad dentro de nosotros. Su crucifixión y resurrección demostró que, incluso si el cuerpo es denigrado, torturado y crucificado, la Divinidad en el interior es eterna y vive en nuestro Cuerpo de Luz.

 

Jesús y María Magdalena vinieron a anclar los arquetipos para el regreso de nuestra Madre Dios y para demostrar el sendero de Unidad y Amor Divino que cada uno de nosotros debe seguir para regresar a la Conciencia Cristica. Jesús sabía, sin embargo, que nuestros egos humanos eran poderosos y que nuestra falta de confianza en nosotros mismos era abrumadora. Él era muy consciente de que el potencial era grande y que nosotros malinterpretaríamos su misión. Después de todo, muchos avatares habían ido y venido desde la caída de la Humanidad de la Gracia, cada uno con la intención de enseñar a la Humanidad el sendero del Amor Divino, que conduciría a la Conciencia Crística. En cada intento, la Humanidad nos separó de los Avatares y los endiosó con la esperanza de que ellos nos iban a salvar. Jesús estaba decidido a no dejar que eso sucediera esta vez, así que creó un plan que demostraría claramente a la Humanidad que cada uno de nosotros somos responsables de nuestro regreso individual a la Conciencia de Cristo.

 

En el acto final de la misión del Amado Jesús, él quiso revelar claramente a la Humanidad que él no podìa hacer esto por nosotros y que no estábamos a salvo simplemente porque él estaba aquí. Jesús dejó un arquetipo poderoso para demostrar que no importa qué dedicados fuéramos hacia él, cada uno de nosotros somos responsables de nuestro retorno a la Conciencia Crística. Con el fin de crear este arquetipo, Jesús invocó la ayuda de sus Amados Discípulos.

 

Después de la resurrección de Jesús en su Cuerpo de Luz, él permaneció en la Tierra durante 40 días. Durante ese tiempo, expandió su Cuerpo de Luz y elevó a los discípulos en la Conciencia de Cristo, para que pudieran experimentar el regreso de nuestra Madre Dios y lo que era volver a conectarse con sus Yoes Dios. En la Conciencia de Cristo los Discípulos fueron capaces de realizar todos los milagros que Jesús realizó. Rápidamente ellos aprendieron las lecciones que les permitirían continuar la misión que había sido iniciada por su querido hermano, Jesús. Se prepararon para difundir la verdad de nuestra Madre Dios, la realidad de la Divinidad de la Humanidad y el Sendero de Unidad y Amor Divino que conduciría a la Conciencia de Cristo por cada alma en evolución.

 

Al final de los 40 días, llegó el momento para que Jesús Ascendiera a la siguiente fase de su misión. Cuando los Cielos se abrieron y Jesús Ascendió a los Reinos de la Verdad Iluminada, retiró su Cuerpo de Luz de los Discípulos. Dado que los Discípulos no habían alcanzado la Conciencia de Cristo a través de sus propios esfuerzos, ellos comenzaron a vacilar y perdieron la capacidad de sostener la Conciencia de Cristo.

 

Los Discípulos se dieron cuenta de que a pesar de su gran amor por Jesús y por su dedicación a él y a su misión, él no podía salvarlos o sostenerlos en la Conciencia de Cristo. No era suficiente que ellos lo amaran, o que lo acepten como su salvador personal. Alcanzar la Conciencia Cristica era algo que cada uno de ellos tendría que realizar por su cuenta. Lo máximo que Jesús y María Magdalena podían hacer era anclar los arquetipos para el regreso de nuestra Madre Dios, y demostrar el sendero de Unidad y Amor Divino que cada uno debe seguir para volver a la Conciencia de Cristo.

 

Durante diez días los discípulos lucharon con su predicamento. En el día 50 después de la resurrección de Jesús, el día que hoy llamamos Pentecostés, los Discípulos se dieron cuenta de lo que tenían que hacer para lograr y mantener la Conciencia Crística. En ese día los Discípulos entraron en lo que se llamó el Cenáculo. Este fue un estado superior de conciencia al que cada uno de ellos alcanzó, consagrando sus vidas al sendero de Unidad y Amor Divino. En ese estado elevado de conciencia, cada uno de los Discípulos abrió su corazón y desde las profundidades de su Ser invocó el regreso de nuestra Madre Dios a través de un Bautismo del Espíritu Santo. Esta vez el Bautismo fue a través del Fuego Sagrado en vez de agua.

 

En ese instante, los hemisferios cerebrales derechos de los Discípulos fueron puestos en equilibrio perfecto con sus hemisferios cerebrales izquierdos. Sus centros cerebrales espirituales fueron activados y sus Chakras Corona fueron abiertos a su total amplitud. Esto permitió a los Discípulos de Cristo recuperar la Conciencia Crística y conectarse con sus Yoes Dios. Todos hemos visto las representaciones de los Discípulos después de su Bautismo con Fuego Sagrado a través del Espíritu Santo. Ellos se muestran con una Flama pulsando de sus Chakras Corona indicando que habían recuperado la Conciencia Crística.

 

Incluso con todos los arquetipos que fueron anclados cuidadosamente durante la Era de Piscis, Jesús y María Magdalena sabían que iba a llevar más de mil años antes de que la Humanidad realmente entendiera su mensaje y reclamara nuestro Derecho de Nacimiento Divino como Amados Hijos de Dios. Era obvio que nuestros egos humanos no iban a renunciar a su control patriarcal fácilmente. La resistencia sería grande y todos los esfuerzos posibles harían lo posible por suprimir el rol de María Magdalena y la Verdad de nuestra Madre Dios. Jesús confirmó este conocimiento en Revelaciones cuando dijo: “En el Día del Séptimo Ángel, cuando comencemos a tocar la trompeta, el misterio de Dios será cumplido y el tiempo no será más”. Él dijo que esto implicaría la Segunda Venida de Cristo a través de un Bautismo por el Fuego Sagrado.

 

 

 

La Era de Piscis fue el Día del Sexto Ángel. Jesús es conocido como el Príncipe de la Paz, debido a las Cualidades Divinas asociadas con el Sexto Aspecto Solar de la Deidad, que fue la influencia predominante durante el ciclo de 2.000 años de la Era de Piscis. El Símbolo de Jesús es el pescado porque él y María Magdalena fueron los Avatares de la Era de Piscis, que se representa por el símbolo del pez.

 

El Cambio de las Eras y el Nacimiento de la Nueva Tierra.

 

Ahora hemos entrado en la Era de Acuario y el Séptimo Ángel está empezando a sonar. Durante los próximos 2.000 años, el Séptimo Aspecto Solar de la Deidad que pulsa con la Flama Violeta será la influencia predominante en la Tierra.

 

 

 

Durante los últimos 25 años, la Humanidad en masa llegó a un punto clave que permitió el regreso de nuestra Madre Dios de maneras profundas y sin precedentes. La Presencia YO SOY de cada hombre, mujer y niño en la Tierra ha hecho la decisión de reclamar nuestro Derecho de Nacimiento Divino como Hijos e Hijas de Dios y regresar a la Conciencia Crística. El 21 de diciembre del 2012, pasamos a través del Cambio de las Eras en Dios Victoriosamente. El 22 de diciembre de 2012, la Humanidad recibió un Bautismo proveniente de nuestra Madre Dios-el Espíritu Santo-que bañó a la Humanidad y la Tierra en el Fuego Sagrado Solar Cristalino de la 5 ª Dimensión. Esto allanó el camino para el nacimiento de la Nueva Tierra en Dios Victorioso hacia los Reinos de la Causa de 5ta D.

 

 

El 22 de diciembre 2012, literalmente, millones de personas de la Humanidad despierta en todo el mundo enfocaron el poder de nuestra atención en el Nacimiento de la Nueva Tierra. Juntos creamos un Campo de Fuerza de Luz Divina que movió a la Tierra y TODA su Vida a través de un cambio imparable de energía, vibración y conciencia. Ahora, cada partícula de Vida en la Tierra está residiendo en las frecuencias de Luz Divina que transformarán este bendito planeta en los patrones de perfección para nuestra nueva Causa Planetaria de Amor Divino mientras nos enfocamos en ellos a través de nuestros pensamientos, palabras, acciones, sentimientos y creencias. Este es el comienzo del Renacimiento del Amor Divino que la Humanidad está destinada a co-crear en el mundo físico de la forma mientras vivimos, nos movemos, respiramos y actuamos motivados por esta nueva realidad. Presten atención. Enfóquense SOLAMENTE en lo que quieren co-crear en la Nueva Tierra a través del Amor y Reverencia por TODA Vida.

 

Con el nacimiento de la Nueva Tierra nos hemos trasladado a un Orden Superior de Existencia. El amor es la Orden del Nuevo Día en el Planeta Tierra. Esto no es sólo un dicho trivial elevado o un profundo deseo. Esta es la realidad de la Nueva Tierra en la que estamos viviendo. Una conciencia suprema del amor se está filtrando en el corazón y la mente de cada persona en el planeta. Las masas de la Humanidad pronto van a “ver con nuevos ojos y escuchar con nuevos oídos.” Diariamente y a cada hora mantengan este conocimiento interior en su corazón y mente. Presten atención a todas las experiencias Amorosas que se manifiestan a su alrededor. Ustedes se sorprenderán de las cosas que están sucediendo dentro de la Humanidad, que reflejan una nueva conciencia del Amor, Unidad y Reverencia por TODA Vida.

 

Sólo por un momento, tomen una profunda respiración e ingresen a la Divinidad de su corazón. Perciban el regocijo que se vierte desde nuestro Padre-Madre Dios y la Compañía del Cielo en respuesta a la Victoria sin precedentes en la Luz que las Presencias YO SOY de la Humanidad han co-creado. Nunca en la historia del tiempo ha dado la energía colectiva, la vibración y la conciencia de la Humanidad, un salto cuàntico hacia las frecuencias de la Luz de tal magnitud.

 

 

 

Durante el transcurso del 2013, 2014 y 2015, la Compañía del Cielo nos guiará a través de las oportunidades asombrosas que acelerarán el proceso de nuestra manifestación tangible de la Nueva Tierra. Todo lo que tienen que hacer es pedir. Estos patrones de perfección existen aquí mismo, ahora mismo. Estos son tiempos maravillosos. Manténgase enfocados en la Luz y presten atención. Este es el comienzo de nuestra Nueva Realidad gloriosa. Y así es!

 

 

 

 

 

Patricia Diane Cota-Robles

New Age Study of Humanity’s Purpose

a 501 (c) 3 nonprofit educational organization

 

www.eraofpeace.org

 

FAX: 520-751-2981;

Phone: 520-885-7909

 

New Age Study of Humanity’s Purpose

PO Box 41883

Tucson, Arizona 85717

 

Este artículo está registrado pero tienen mi permiso para compartirlo a través de cualquier medio siempre y cuando se ofrezca de forma gratuita, no sea alterado, y los créditos correspondientes estén incluidos. Gracias.

 

©2013 Patricia Diane Cota-Robles

 

La información de este mes ha sido dada a la Humanidad por los Seres de Luz en los Reinos de la Verdad Iluminada. La Intención Divina de este compartir celestial es animar, dar poder, elevar e inspirar a la Humanidad para ver el panorama completo, durante estos tiempos maravillosos, pero frecuentemente llenos de desafíos.

 

Traducido y Compartido por www.destellosdeluz.com.ar

Bienvenidos a la Nueva Tierra – Patricia Cota Robles – Enero 2013 

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
Un comentario
  1. User comments
    edmundo aramando pozzo chavarry

    lomas hermoso es estar en el camino delamor donde podamos serbir a nuestro padre el gran yo soy yque la chispita de luz en esta era nos alcanse para regresar a la fuente del amor padre madre dios armando pozzo ch

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend