Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Crecimiento Personal » Cambiar la energía del hábito

Cambiar la energía del hábito

yoga hermandadblanca.org

 

 

Generalmente se vive ausente de nuestras emociones, incluso no se sabe como manejar los pensamientos. La actividad del día día en el que se acostumbra a vivir , no deja detenerse, ver ni sentir . Por lo que el cuerpo enferma. Las emociones están unidas a nuestro cuerpo, mente y espiritu y si se viviera más consciente de nuestros sentimientos, aflicciones, inseguridades o si nos detuvieramos un momento para analizar el porqué nos sentimos atormentados o porqué hacemos lo que hacemos, podriamos poco a poco traer la calma y la curación.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

Tchi Nhat Hanh nos cuenta una historia zen que dice: El caballo galopa rápidamente y parece que el jinete se dirije a un destino importante. Una persona le dice en voz alta: ” Dónde vas? ” Y el Jinete , le dice: “no lo sé! Pregúntele al caballo! “

 

Esta es también nuestra historia de vida. Muchos de nosotros estamos montando un caballo, pero no sabemos hacia dónde vamos, y no podemos parar. El caballo es nuestra “energía del hábito”, la implacable fuerza de la costumbre que nos arrastra, que a menudo desconocen y se sienten impotentes para cambiar. Siempre estamos corriendo. Se ha convertido en un hábito, la norma de nuestra vida cotidiana. Corremos todo el tiempo, incluso durante el sueño el tiempo que se supone que debemos descansar y regenerar nuestros cuerpos. Nosotros somos nuestros peores enemigos, en conflicto con nosotros mismos, y por lo tanto, podemos fácilmente comenzar a conflictos con los demás.

 

Cuando una emoción fuerte surge dentro de nosotros como una tormenta, estamos en una gran agitación. Nosotros no tenemos paz. Muchos de nosotros tratamos de apaciguar la tormenta, mirando la televisión o comer alimentos que nos gustan. Pero la tormenta no se calma después de esto. La tormenta no desaparece después de una bolsa de papas fritas o un plato de helado. Muy posible después nos odiamos por comer las patatas fritas y el helado. Tenemos miedo de volver hacer esto al día siguiente. Nos comprometemos a no volver a hacerlo. Pero una y otra vez, lo que hacemos.

 

¿Por qué? Debido a que nuestra energía del hábito nos empuja. ¿Cómo podemos detener este estado de confusión? ¿Cómo podemos detener el miedo, la desesperación, la ira, y de nuestros deseos? Tenemos que aprender a ser sólida y estable como un roble, y no dejarse llevar por la tormenta emocional. Tenemos que aprender el arte de parar, detener nuestra marcha, para que podamos estar presentes para que nuestras energías y abrazar el hábito de la preocupación, la culpa, la culpa y el miedo, y calmar las emociones fuertes que nos dictan. Tenemos que aprender a vivir plenamente el momento presente. Tenemos que practicar la respiración y exhalar con todo nuestro conocimiento. Tenemos que aprender a ser consciente.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Cuando somos conscientes, tocando profundamente el momento presente, en el aquí y ahora, ganamos más comprensión, más aceptación, más perdón y el amor propio y el de los demás, nuestra aspiración para aliviar crece, y tenemos más posibilidades de tocar la alegría y la paz.

 

Necesitamos la energía de la atención plena, para reconocer y estar presentes con nuestra energía del hábito, para que podamos evitar que nos domine y detener su curso a menudo destructivos. La atención plena nos permite reconocer nuestra energía del hábito cada vez que aparece: “Hola, mi energía hábito. Sé que estás ahí.” Si conscientemente le regalamos una sonrisa a está energía habitual, perderá mucha de su fuerza. Y así los chips permaneceran en el armario, el helado en el congelador. La tormenta pasa, mientras observamos, respirando y exhalando al mismo tiempo.

 

Después llegamos a ser más tranquilo, podemos reconocer a nuestro problema de peso con mayor claridad y reconocer que en vez de negarlo. Esto podria no ser fácil en inicios para hacer. Usted puede sentirse enojado, frustrado o cansado por su peso. No hay que suprimir estos sentimientos de ira. En su lugar, como el Buda nos ha enseñado, aceptar y abrazar estas emociones, como una madre acunando a su bebé que llora. El bebé que llora necesita el cuidado amoroso de la madre. De manera similar, las emociones negativas y la agitación están llorando en voz alta, tratando de llamar su atención. Sus emociones negativas también necesitamos su amor y cariño. Al aceptar los sentimientos negativos que cada vez que surgen, usted puede evitar que sea arrastrado por la tormenta emocional, y puede calmarse. Cuando esté más tranquilo, usted es más capaz de ver que ya tienes en tu interior el poder y las herramientas para empezar a cambiar. Detener, calmarse y el descanso son condiciones previas para la curación. Si no podemos parar, vamos a seguir en el curso de la destrucción causada por el consumo irreflexivo.

 

Fuente: Sarvavita

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en Córdoba (España) - 03 al 09 de Noviembre de 2017
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend