Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Iniciativas solidarias » “Caminando a Jerusalén por la Paz”

“Caminando a Jerusalén por la Paz”

Caminando a Jerusalen

Un Viaje Interior

 

Los acontecimientos del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York fueron un momento inolvidable en la conciencia del mundo.  Para mucha gente, los ataques fomentaron un camino hacia el miedo y la desconfianza.  Pero para otros inspiraron algo mucho más positivo; en nuestro caso, un Camino por la Paz cuyo fin era llevar un mensaje: “La Paz comienza en nuestro interior”.

 

No teníamos patrocinadores ni respaldo religioso ni político, solamente dos personas, una canadiense y un español que se encontraron en el Camino de Santiago y que compartían un gran deseo de hacer algo por la paz y de vivir una vida con más sentido.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

Nuestro camino consistió en una marcha de 5000 kilómetros a pie a Jerusalén por la que cruzamos 13 países durante 13 meses, llevando impreso en nuestras mochilas el mensaje de “Caminamos por la Paz”.  Ésta fue una experiencia inolvidable que impactó en gran medida nuestra vida y nuestra manera de ver las cosas.

 

Nuestro mensaje nunca fue deja tu trabajo y tu vida, cuélgate una mochila y síguenos, sino persigue tus sueños, cualesquiera que estos sean y confía en que puedes hacerlos realidad.  Compartíamos entonces nuestra experiencia, lo que nuestro camino nos estaba confirmando.  Que este mundo no es un lugar peligroso.  Que este mundo y todo lo que hay en él nos apoya a todos cien por cien desde el momento en que decidimos liberarnos de nuestros miedos, ser quién siempre deseamos ser y vivir la vida que siempre soñamos vivir.

 

Hoy por hoy creemos que el trabajo quizás más difícil pero a la vez más duradero e importante es el llamado trabajo interior, y este consiste sobre todo en expandir poco a poco nuestra perspectiva de nosotros mismos y del mundo que nos rodea.  En aprender a confiar en nosotros mismos y en la vida, en arriesgar un poco más cada día y llegar a convertirnos en quién en nuestro corazón y nuestra conciencia deseamos ser.  Cada uno de nosotros tiene un don, algo especial para compartir con el mundo y que hará de éste un lugar mejor.  Es nuestro reto, nuestro destino y nuestra alegría el hacerlo brillar.

 

Ocho años después de aquella odisea, hemos llegado a comprender que nuestro Camino por la Paz fue mucho más que la proclamación y el intento de vivir aquel mensaje de Paz.  A niveles más profundos, entendemos que en realidad recorrimos un camino iniciático, un camino hacia nosotros mismos cuyo objetivo no era solamente la paz en Jerusalén y en el mundo, sino la oportunidad de sanar nuestras propias heridas y divisiones internas, las de nuestra Jerusalén interior.  La paz y la luz que pretendíamos llevar a Jerusalén era la que nuestro corazón reclamaba y éste era su principal destino.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Mony Dojeiji y Alberto Agraso González

 

Mony y Alberto disponen de una página web www.caminandoporlapaz.com donde se puede encontrar fotos, mapas, recortes de prensa, entrevistas de radio y TV, etc., así como consejos para realizar el camino exterior y el interior basados en su experiencia.  Acaban de terminar de escribir un libro sobre su Camino por la Paz que están en proceso de publicar.  También están difundiendo este mensaje a través de artículos y charlas.  Alberto además también expresa su inspiración a través de su obra artística la cual se puede visitar en www.artalbertoagraso.blogspot.com.

 



Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend