Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Desarrollo Interior » El camino real del Alma, por el Maestro Petar Deunov

El camino real del Alma, por el Maestro Petar Deunov

almas5Practiquen las siguientes cuatro cosas en su Vida: ¡Conserven la libertad de su alma, la fuerza de su espíritu, los pensamientos luminosos de su mente, y los buenos sentimientos de su corazón! ¡Consideren sus buenas obras como piedras preciosas, que han recolectado durante su vida!

Ellas son la recompensa de su vida. ¡Disfruten mucho más el camino de luz sobre el que van, que el oscuro camino de perdición que han dejado atrás! Recuerden: El camino real del alma es el buen pensamiento del espíritu. Disfruten mucho más lo pequeño, que crece y se incrementa, que lo grande, que disminuye y se consume. Cuando sale el Sol, comienza el reino de la Luz. Cuando se pone el Sol, se instaura la oscuridad. Practiquen el sabio orden del Alma Divina, en donde la fuerza precede a la libertad; la libertad precede al pensamiento luminoso; el pensamiento luminoso precede al noble sentimiento; el noble sentimiento precede a las buenas obras. De esta manera pueden obtener la felicidad que buscan. Recuerden y no lo olviden: No fueron enviados a la Tierra para recoger los abandonados huesos de sus antepasados. Cada alma consciente tiene un lugar definido en el mundo. ¡Agradezcan por lo que se les ha dado! Tejan su bienestar como la araña teje su red. Para la Gloria de Dios Conferencia dominical dada por el Maestro Beinsá Dunó el 11 de Julio, 1926, en la cumbre del Musalá.

Voy a hablar, en resumen, de una idea esencial, es decir, sobre la verdadera manifestación de Vida. ¿Cómo pueden interpretarse las palabras “La Gloria de Dios“? Gloria, puede explicarse sólo a través de la Ley de Sabiduría o conocimiento.

La ciencia revela la Gloria de Dios, pero cuando la gente adquiere conocimiento, no lo usa para la Gloria de Dios, sino para su gloria y en consecuencia surge la intolerancia. Considero a las personas como unidades individuales. Cada unidad tiene dos posibilidades en la vida: tomar el camino correcto o desviarse de este camino. Así que, cada alma, como unidad individual, tiene la posibilidad de dilatarse y de contraerse. La ciencia esotérica explica esto de diversas maneras. Los ocultistas occidentales lo explican con el llamado “éter calorífero”. Éter, significa la materia de la cual las cosas se originan y se forman. La partícula “ét”, es el principio del cual las cosas son creadas. “Ther”, es lo que forma las cosas en la Tierra.

El éter no es una materia densa. El éter calórifero, es decir, la energía primordial, que comienza a actuar, está vinculada con el afecto, con el Amor. En consecuencia, en la primera manifestación de Vida aparece el Amor, cuando el éter calórifero comienza a actuar en la materia. Por tanto, la Vida se manifiesta por medio del calor. Cuando surgió el calor, la corriente de vida inició su descenso a la Tierra para organizarla.

Está dicho en la Génesis: “En el principio Dios creó los Cielos y la Tierra” (Génesis 1: 1-3) Dicha corriente es el Espíritu Santo que desciende para organizar las cosas. En su actual estado de evolución, ustedes deben comprender la ley del éter calorífero. Es un movimiento de fuera hacia adentro. Cuando decimos que tenemos que amar a los demás, captamos la idea de este éter calorífero viniendo del exterior. La gente nos pide amor. Alguien quiere amarte y ser amado por ti. ¿Por qué? – Esta es una energía de la Naturaleza que requiere manifestarse. Cuando ustedes no comprenden la ley, distorsionan las cosas. ¿Cuando una fuente quiere manifestarse, qué debe hacer? – Comenzar a brotar. Cuando el agua brota de ella, la fuente se manifiesta. Sucede igual con la gente. Cuando un ángel ama a una persona, observarán que de este ángel surge algo. Lo que surge de él es líquido, en tanto el amor de ustedes es denso.

Cuando aman a alguien, también surge algo de ustedes. Si en este momento un ángel, que regresa de un largo viaje, los observa, dirá: “Voy a tomar un descanso en esta fuente”. Él llenará su escudilla con algo de su agua y valorará correctamente si su fuente es buena o no. Cuando la gente ama en el mundo físico, sólo tienen lugar manifestaciones físicas entre ellos pero esto no es así en el mundo invisible. Ahí, el Amor es una fuente. Estos son conceptos abstractos para ustedes. Sólo dicen: “Ellos se aman”. Sí, es correcto, pero recuerden que la Vida está relacionada con el éter calorífero y si no logran recibir este estímulo del exterior, entonces la Vida no puede manifestarse en ustedes. La Vida, que surge del interior, es una manifestación del éter calorífero. Cuando la Vida se manifiesta, su éter creador de vida, se halla en el centro de la Tierra. El éter creador de vida es lo que crea. Para manifestar esta vida, primero, debe llegar del exterior dicha ola. Ahora, cuando hablo a propósito de la Tierra, ustedes se le asemejan.

Por eso, el éter calorífero debe llegar a ustedes, a toda costa, como estímulo exterior, para estimular su corazón a actuar. A veces quieren amar. Así que, al momento de recibir un estímulo del exterior, del centro de su corazón debe surgir otro impulso para que se manifieste la vida. En consecuencia, quien quiera vivir tendrá que transformar la materia sólida. Quienquiera quiere amar tendrá que transformar la materia sólida. El que no pueda trabajar con materia sólida tampoco podrá vivir. A este respecto, desde el punto de vista de la Vida, los sufrimientos son piedras por medio de las cuales ustedes construyen su futuro. Después llega la luz, la cual es igualmente necesaria para la vida.

Es también una corriente, llamada “éter luminoso”. Todas estas manifestaciones exteriores de la Vida tienen forma propia. El calor crea ciertas formas en la gente. La luz también crea ciertas formas. La Vida tiene ciertas formas también. Cada corriente crea sus propias formas definidas. El calor y la luz del Sol tienen una gran influencia, principalmente en el estado religioso del hombre, tanto como en el de la ciencia. Hagan esfuerzos para conservar el calor y la luz en su interior. ¡Jamás pierdan el calorcito que tienen en su plexo solar! Este calor siempre debe existir en ustedes.

Les es indispensable. Si tienen este calor, serán invulnerables. Nadie podrá causarles daño alguno. Sin embargo, si pierden este calorcito, las mayores adversidades podrán sucederles: tormentas, catástrofes. Los pueden destruir por completo, así nada quedaría de ustedes. Si conservan este calorcito en su interior, en consecuencia la luz llegará. Cuando llega la luz ésta le aporta conocimiento al hombre. Así es como el éter luminoso tiene influencia sobre el cerebro.

El éter calorífero tiene influencia sobre el corazón. En el corazón humano, de dentro a fuera, ocurren un número de procesos químicos. Estos determinan cómo una persona se manifestará, de una u otra manera. ¡No se confundan ante las diferentes manifestaciones de la vida humana! El mundo exterior puede confundirse, más ustedes no deben confundirse. Sepan que a pesar del camino por medio del cual la gente se manifiesta, todo es para la Gloria de Dios.

Porque sus omisiones, sus errores, les representan oportunidades de progreso a seres que están más avanzados que ustedes. Cuando cometes algún error, estos seres, invisibles para ti, aprovechan tu error para crear una gran virtud. Todo en el mundo ha sido creado de manera tal que estos seres conscientes utilizan cada error suyo para crear una virtud. Ahora, no digan: ¡si todo es para bien, cometamos errores! No, eso no es así. Cuando inconscientemente cometen algún error, cuando inconscientemente incurren en una omisión, en ese caso les digo que no tienen por qué arrepentirse. Su error será usado por otro ser para algo bueno.

Sepan que mientras estén en la Tierra cometerán errores. Estos son inevitables. Sin embargo, los errores no deben hacerse a propósito. El único peligro de parte de la fraternidad negra, consiste en que ellos tienen por tarea implantar en cada persona un espíritu de crítica de que él no vive bien. Sabemos que una persona no puede hacerse santo en un día. Para ser santos debemos conocer todas las leyes de la Naturaleza, incluso saber nuestro futuro. Alguien viene a mí, diciendo: “Soy una persona santa”. ¡Bien, dime entonces mi futuro! Si él no puede decir mi futuro, le digo:

Tú no eres un santo en absoluto”. Un santo puede predecir el futuro de la gente. Una persona evolucionada debe poseer este conocimiento interior. Debe presentir cómo se van a suceder las cosas. Hasta ahora, todos han tenido la oportunidad de ser influenciados por el mundo exterior. Ustedes son reflectores del mundo exterior, de su luz, pero deben saber que la luz de la gente es la luz de ellos, mientras que la luz de ustedes es su luz propia. Sin embargo, si ustedes sólo reflejan la luz de ellos, ésta no es luz en absoluto. Si ustedes tienen luz propia, sólo ésta es real. Si ustedes reflejan la luz de ellos, en cuanto desaparece, ustedes también dejan de tenerla; pero si la luz está en ustedes, la conservarán por siempre. Si alguna luz llega del exterior a su reflector, alégrense aún más, pues ésta intensificará su luz.

En este caso, y siempre, deben conservar su luz y su calor. Ya subimos al Musalá. Aquí, todos están bien dispuestos, pero abajo, en Sofía, no es así. Allá tienen malos sentimientos, hostiles, entre sí. Una hermana va con ustedes, no la pueden soportar, quieren que se marche. ¿Cuáles son las causas de esos sentimientos? – Son cosas mínimas, comunes y corrientes pero que no resuelven la cuestión. No aman a una hermana, quieren liberarse de ella. ¿Por qué? Por ahora no quiero dar solución a estas vicisitudes entre ustedes, pero les digo que estas situaciones existen en todo el mundo.

No aman a una persona, sin embargo existe otra persona que tampoco los ama. Aman mucho a alguien más. Sucede lo contrario también: ustedes aman a alguien, quieren tener una cita pero él o ella, los rechaza. ¿Por qué sucede esto? Esto se debe a estas corrientes en el espacio. La ley del Amor es la siguiente: cuando un sentimiento de Amor nace en mí, puesto que el Amor desciende de lo alto, del cielo, necesariamente debo llevar algo, debo dar algo. Si no doy algo, no puedo manifestar Amor. Cuando Dios, Quien nos ama, se manifiesta, nos da algo. Igualmente, cuando queremos amar a Dios también debemos dar algo de nosotros mismos. Debemos sacrificar algo. Debemos dar de nuestros frutos. Puesto que Dios también quiere algo de nosotros.

Leemos en las Sagradas Escrituras que los judíos ofrecían sacrificios a Dios. ¿Qué Le ofrecemos nosotros? Actualmente no queremos hacer sacrificios. ¿Qué debemos hacer entonces? ¿Qué debemos dar? ¿Dulces frutos de nuestro huerto? –

No, debemos llevar frutos del huerto de nuestro corazón en bandeja especial, hecha de oro, de diamante. Arriba, donde está Dios, nos recibirá un ángel y tomará nuestros frutos. Dirán: todo esto es pura ilusión. Sí, estas cosas son sublimes, difíciles de comprender. Ahora, vayamos a los hechos tal como suceden en la Tierra. Cuando aman a alguien, ¿qué hacen? Una madre primero le da a su hijo calcetines, le hace un vestido, un sombrero, una camiseta e incluso en la mayoría de edad siempre quiere darle algo, ella siempre está manifestándole su amor. Cuando el Amor se manifiesta en un hijo o hija, la misma ley actúa. Para que se cumpla esta ley en nosotros también, siempre debemos estar conectados por medio de nuestra conciencia con el mundo Invisible. Para estar conectados con el mundo Invisible siempre debemos conocer a alguien de ese mundo y saber su nombre. ¿Cómo se comunican ustedes con el mundo Invisible?

ç- Mientras duermen, rezan, o en su pensamiento. ¿Cómo son sus intérpretes? Cuando regreso al lejano pasado, observo que en muchas ocasiones no aprovecharon las oportunidades que tuvieron para evolucionar. Cometieron semejantes errores, que levantaron enormes barricadas frente a ustedes. Ustedes mismos antepusieron montañas enteras en sus vidas.

Ahora se topan con sus propios errores, en sus vidas. Lo que le hicieron alguna vez a otros deben superarlo ahora. Por eso, hoy se les dan condiciones favorables para mejorar su camino. Su camino actual es una oportunidad para acabar con todas las contradicciones que existen. Pueden terminar con ellas ahora mismo. Estas contradicciones no son tan grandes. Ahora, cuando reflexionemos sobre esa cuestión, cada uno de ustedes debe estar en una circunferencia. Cada uno de ustedes tiene una circunferencia definida donde puede actuar. Cada pensamiento tiene su contorno esbozado y fuera de este contorno no puede manifestarse.

Por ejemplo, ¿quieren cantar de modo que toda Bulgaria les escuche? Llegará el tiempo en que los escuchará como si estuvieran cantando en la radio. Habrá un instrumento especial para todo. ¡Si los escucharan a través del aire, qué estruendo, qué alarido se escuchará! ¿Qué tan fuerte tendría que ser este sonido para que se escuchase en todo Bulgaria? En las circunstancias actuales, para transmitir el sonido a un lugar distante, debe ser producido muy fuertemente porque al atravesar el aire disminuirá. Dentro de algunos años, la gente desarrollará sus capacidades internas y cuando uno hable y cante en cualquier parte, el sonido se transmitirá por el éter a grandes distancias y ellos lo percibirán. El sonido atravesará el aire sin obstáculo alguno. Por ejemplo, si cantan en Varna, la voz se escuchará por todos lados. Por tanto, dedíquense a estudiar el éter calorífero, el cual está vinculado con el Amor.

Dedíquense a estudiar la Luz o éter luminoso, el cual está vinculado a la fe y a la Sabiduría. Familiarícense con el éter químico o con las manifestaciones volitivas del alma humana, con el agua. Los antiguos alquimistas y ocultistas hicieron las siguientes clasificaciones: la tierra es la vida; el agua es el proceso químico; la luz es el aire y el calor es el fuego. Uno mismo debe dominar estos elementos: tierra, agua, aire, fuego, luz y calor. Uno mismo debe producir su propio fuego.

Si tu corazón es frío, debes ser capaz de calentarlo interiormente por tú mismo, no esperar que lo calienten desde el exterior. Dirán: “¡Que Dios lo haga!” Es Dios Quien actúa interiormente. Él puede hacerlo todo por Sí solo, pero quiere impulsarnos a actuar nosotros mismos. Él quiere que amemos. De esta forma, aprenderán un gran arte. Si tienen fuego y pueden dominarlo, pueden incluso descender al infierno. Una persona que no puede dominar el agua; una persona que no puede dominar el aire; una persona que no puede dominar la luz y una persona que no puede dominar el calor – nada puede llegar a ser. Todas estas son oportunidades en cuanto se refiere al hombre. Si uno no aprovecha estas oportunidades, hace lo que el pez. Éste, vive en el agua, pero no domina el agua. Dicha persona hace lo que el topo. Vive en la tierra pero no domina la tierra. ¿Qué hacen los pájaros? Viven en el aire pero no dominan el aire y hasta ahora nada han hecho.

No tienen cultura alguna. Cuando nos referimos a quienes se han familiarizado con el fuego, observamos que tampoco lo pueden dominar. Hacen grandes fuegos: prenden fuego a una casa, detonan una bomba, la cual produce una gran sacudida, pero en seguida se alejan.

Nuestras casas quedan destruidas, sufrimos, mientras ellos se ríen y festejan. De modo que, a ustedes se les pide estudiar estas fuerzas. Sin embargo, existe cierto peligro al revelarles algunos secretos que pueden no usarlos razonablemente. Por esto, les digo: cuando observen a una persona no pongan atención en sus debilidades sino en sus virtudes. Dicen: “creí que eras mi amigo, pero tienes tal y tal debilidad.” No, para comprender a una persona tenemos que poner atención en sus virtudes, porque las cosas malas en una buena persona sólo son una sombra en su vida. Sólo una persona extremadamente buena puede tener sombras en su vida. Sólo él puede revelar lo malo. ¿Acaso los lobos van con un pastor que no tiene ovejas?

Dondequiera que haya una oveja, también hay lobos y osos. ¿Acaso los piojos se propagan en un muerto? Si en alguien observan piojos o pulgas, saben que está vivo. ¿Adónde van los piojos? – Se van sobre los vivos. Les digo: cada uno de ustedes debe formarse un carácter noble.

Sus almas deben estar abiertas de par en par de modo que quienquiera que los encuentre sienta que de ustedes emana vida, lozanía. Debe haber en ustedes una plenitud interior y bondad, sin esfuerzo alguno. Manifiéstense con naturalidad, de una manera Divina. Deben ser buenos en esencia, sin pretender ser buenos. Aunque a veces no quieran ser buenos, sean buenos. Y aún si no quieren hacer el bien, sean capaces de hacerlo. A éstos les llamo, buena gente. Ahora lo importante para ustedes es conservar algo de esta excursión al Musalá. ¿Qué van a conservar de este día? ¿Un día, cuando tengan 60-70 años recordarán algo de éste? Podrán decir: “¡Ya déjenos. Esto no tienen nada que ver con nuestras canas!”

¿Entonces, dónde está su fe? No deben envejecer sino rejuvenecerse diariamente. No deben morir sino volver a la vida, a diario. ¡Tienen que vivir alegres incesantemente! Así, cuando vayan al otro mundo, ahí también subirán al Musalá. Sin embargo, verán el Musalá de otra forma.

Es esencial que hagamos esta excursión porque tenemos ciertas tareas en la Tierra que debemos resolver. Cada ascenso al Musalá nos da un impulso. Aquí, estamos en el lugar más alto y nadie puede evitarlo. Nuestra fuerza vital es tan grande que podemos llegar hasta aquí desde cualquier parte. Estamos a una altura donde la logia negra no tiene poder. Nada puede hacer. Abrámonos paso por todas partes. Sin embargo, si regresáramos sin haber subido al Musalá, nos hubiéramos retirado de este lugar como Kuropatkin y como los alemanes durante el cerco de Verdún. ¡Todos nosotros, cada uno, debemos esforzarnos!

El error de todos está en la falta de esfuerzo. ¡Deben tener un ideal! Si te detienes ante la más pequeña dificultad, no hay fuerza vital en ti. Si tienes fuerza vital serás como los pájaros – te irás de paso. Si tienes fuerza vital, si tienes un ideal, ningún demonio te detendrá. Así que, el elevado ideal – el esforzarse por Dios – da calor. Observen que incluso aquí en el Musalá, a esta altura tenemos una temperatura de 22 grados Celsius. ¿Qué indican físicamente 22 grados Celsius de calor? Cuando sumamos 2 + 2 tenemos al número 4 – el número más poderoso en el lugar más elevado. El fuego de estas energías, de estas fuerzas, actúa en un cuadrado. Cualquier cosa que esté aquí, será destruida. Así que, aquí tenemos el cuadrado de la Vida. A una temperatura de 22 grados Celsius, la Vida puede destruir todos los obstáculos que se crucen en su camino. Aquí, la Naturaleza demuestra lo mismo.

Todo es destruido en el Musalá. Lo cual significa que este número se corresponde con el Musalá. También en el alfabeto hebréo hay 22 letras. Los judíos interpretan toda su filosofía acorde con la Cábala. Por tanto, todas las unidades separadas viven para la unidad común.

La unidad común es Dios, a Quién estamos conectados. Y todas nuestras ideas son corregidas de acuerdo con esta unidad común. Siempre pensamos en Dios, pero no podemos ser conscientes de Él. Y no hay necesidad de que lo seamos pues ya existe una idea divina en nosotros. Cuando llegamos a cierto punto, siempre corregimos nuestros errores exactamente de acuerdo con esta idea. Quien corrige nuestros errores es Dios. Él dice: “¡No hagas esto!” Y tú, con corazón gratuito lo admites. Luego te dice: “¡Acepta esto!” y tú lo aceptas. No existe persona alguna en el mundo que no haya sido corregida por Dios. A veces lloras hasta que Dios viene, te observa, te toma de la mano y te liberas de todas las dificultades de la vida. No hablemos ahora de sus dificultades. Estas, son una bendición para ustedes. Tienen que sobrellevarlas. Sépanlo. No vamos a liberarlos de sus dificultades.

Liberarlos de las dificultades sería hacerles un mal mayor. Les damos los conocimientos y las oportunidades de usar estas dificultades para bien. En dichas dificultades se oculta toda su riqueza.

Alguien dice: “Ojalá que Dios me libre de esta dificultad.” No digas esto, sino di: “¡Dios, dame conocimientos para superar todas las dificultades en mi vida!” Ustedes tienen dificultades especiales en su vida que a nadie pueden decir. ¡Se necesita un médico! Si eres un comerciante en bancarrota y le cuentas tu situación a otro comerciante, a tu adversario, nada quedará de ti. Sin embargo, si se la dices a un amigo tuyo que te ama, que puede comprender tu situación, él te dará un consejo a través del cual te librarás de tu dificultad. La Biblia dice también: “Confía tu carga sólo en Señor.” Puedes confiarle tu carga sólo a quien te ama y a quien tú amas. Si le amas cuando te unes a él, él tomará tu carga.

Pero si él no te ama y no es amada por ti, él no tomará tu carga. Ahora, la niebla a nuestro alrededor nos muestra que este año el mundo pasará por grandes dificultades. Los profanos serán rodeados por niebla muy densa, la cual tendrán que superar. Así será todo el año, pero en el lugar más elevado habrá calor, habrá muchas fuerzas allí. En la niebla hay fuerzas. ¡Cualquier cosa que venga, no teman! Sean valientes y decididos! Ustedes llevan una idea divina. Y si los arrojan diez veces al fuego no teman, no se quemarán.

Serán como Daniel que fue arrojado al foso de los leones. ¿Acaso los leones lo devoraron? Serán como los tres jóvenes en el horno encendido. ¿Acaso se quemaron? Serán como Cristo en la cruz. ¿Acaso Él murió? ¿Acaso Él permaneció en la sepultura? Cuántos santos fueron enterrados en la tierra pero más tarde no estaban ahí. Ni la tierra, ni la prisión los retuvo. Un inglés, en Inglaterra, sabía de la Fraternidad Universal Blanca, poseía conocimientos sobre el yoga hindú pero no era estimado por el gobierno inglés. Por eso, lo encerraron en la India y pusieron un guardia para custodiarlo. Cuando fueron en la mañana a la cárcel, descubrieron que no estaba ahí.

Lo capturaron por segunda vez, lo encerraron y pusieron diez guardias a custodiarlo pero desapareció de nuevo. Finalmente les escribió una carta: “No pueden mantenerme encerrado. ¡Déjenme y sigan su camino! ¡No estoy contra las leyes pero también tengo ciertos derechos, por los cuales tienen que dejarme proseguir mi camino! No crean que pueden encarcelarme.”

El poder de este hombre radica en su fe. A ustedes les puede suceder igual, pero necesitan fe. Pueden encerrarlos tantas veces como quieran, pero Dios los liberará de la prisión. ¡Eso es lo bello del mundo! Si alguno de ustedes ha comprendido, a pesar de estar encarcelado, con diez guardias custodiándole, saldrá afuera y se sentirá libre, amo de su situación.

¡Tienen fe, pero se necesita mucho más para aumentar su fuerza! ¡Tienen conocimientos, pero es necesario obtener mucho más! Tienen virtudes, pero estas virtudes deben trabajarse mucho más. Su Sabiduría, Justicia, bondad – todas estas virtudes en nosotros deben fortalecerse y pueden ser fortalecidas. Tienen todas las oportunidades para fortalecer estas virtudes. Entonces, a aquellos de ustedes que me escuchan ahora no voy a hablarles de filosofía alguna, porque ninguna filosofía puede ser discutida en el Musalá.

En vez de ello, les voy a dar algunos puntos prácticos para que los apliquen. El Musalá es un lugar único para llevar a cabo experimentos. Ahora, debo dejarlos aquí, en la cima, durante al menos una hora, para que se acuesten. En este lapso aprenderán tres veces más que si les diera una conferencia. Cuando bajen, lo primero que harán será el siguiente experimento: concentren su mente en lo alto, en Dios, y digan: “¡Dios, así como hemos tomado este camino pues queremos servirte, que venga a nosotros este calorcito para sentirlo!

¡Estoy dispuesto a sobrellevar mis sufrimientos, pero dame este calorcito para sentirlo!” ¡No le pidan a Dios grandes cosas! Siempre quieren grandes cosas de Dios y por eso pierden las pequeñas. ¡Deben pedir lo pequeño! Cuando este calorcito llegue, traerá lo nuevo a su vida. ¡Es una ley: cuando Le pidas a Dios, pídele este calorcito!

Este es el primer experimento, la primera condición. Cuando sientas el calorcito, di: “¡Dios, dame la lucecita para sentirla!” Cuando lo hayas dicho, una lucecita brillará en tu mente. Notarás en el centro de tu cerebro esta blanquecina luz. Esta lucecita será tan pequeña como un alfiler. Así, tendrán dos posibilidades: el calor y la luz. Entonces, comenzarás a vivir ya. El calor reacciona con la vida, la luz – con la química, y la religión. Deben llegar a ser valientes y decididos. De modo que, al levantarse en las mañanas tendrán un par de cosas por las cuales Le pedirán a Dios. Ahora, cuando hayan puesto en práctica uno, dos, tres métodos y por último se encuentren en medio de dificultades, digan: “¡Dios, dame calorcito, dame lucecita!” Cuando los sientan, digan: “¡Dios, que todo sea para Tú Gloria!” Cuando las dificultades y los sufrimientos lleguen, digan de nuevo: “¡Dios, de nuevo, que sea para Tú Gloria!”

Díganlo ante todo lo que suceda en su vida: “¡Para la Gloria de Dios!” Esto será su provecho del Musola. Si les preguntan qué les dijeron en el Musola, digan: “¡Que todo sea para la Gloria de Dios!” Es el resumen de todo lo que les he dicho en el Musola. “¡Que todo sea para la Gloria de Dios!” Actualmente, estamos aprendiendo acerca del más pequeño calorcito, el cual existe en nosotros y de la más pequeña lucecita que puede manifestarse en nosotros – ¡El Calor y la Luz! Ahora durante todo el año, sepan: ¡todo sucede para la Gloria de Dios! El próximo año, cuando vengamos aquí, les diré: ¡muéstrenme su calorcito y su lucecita! Ahora, haremos un ejercicio. Sepárense a una distancia por lo menos de un metro, alejados uno de otro.

Volteen al sur y digan la fórmula: “¡Que la Virtud se instaure y todos los malos pensamientos del mundo sean dispersados! Volteen al este y digan la fórmula: “¡Que la Justicia de Dios se instaure en el mundo y que toda la injusticia desparezca de nuestra vida!” Volteen al norte y digan la fórmula: “¡Que la Verdad de Dios se instaure en nuestra vida y toda la esclavitud desaparezca de nuestras almas!”

Volteen al oeste y digan la fórmula: “¡Que la Sabiduría de Dios se instaure en todas las manifestaciones de nuestra vida y desaparezca el mal de nuestro camino!” Volteen al este de nuevo y digan la fórmula: “¡Que Dios reine y sea glorificado en todo Su Amor, Sabiduría y Verdad!” “¡Que Dios sea instaurado en Su Amor, Su Sabiduría y Su Verdad!” “¡Que hagamos todo para la Gloria de Dios en la Tierra!” ¡Amén!

EL CAMINO REAL DEL ALMA Conferencia Del Maestro PETAR DEUNOV

www.omraam.es

http://alma-espiritulibre.blogspot.com.ar/

El camino real del Alma, por el Maestro Petar Deunov

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend