Home » Sabiduria y Conocimiento » Interpreta tus sueños » El Cofre de Los Sueños por Isabel Vázquez

El Cofre de Los Sueños por Isabel Vázquez

Cofre_de_los_sueños_hada_dibujando_sueños_en_el_cielo

 

Este monográfico sobre los sueños, no se ha realizado para sustituir el trabajo de profesionales de la psiquiatría, psicología o psicoterapia. Pretende ser un monográfico ameno, que pueda dar luz a algunas dudas que aparecen a raíz de lo que soñamos. Se ha de tomar como un simple entretenimiento sin más pretensiones.

 

Empieza una nueva singladura en esta web, en la que se irán, poco a poco, desgranando, los significados de los sueños.

 

Conocer los mensajes de nuestro subconsciente, es una labor complicada a la vez que hermosa. Complicada porque se trata de nuestros miedos y deseos más escondidos, hermosa, porque nos acerca a nuestra Sabiduría Interior.

 

Como guerreros y guerreras de la Luz, debemos estar dispuestos y dispuestas a cruzar cualquier camino, por difícil y duro que sea. Nadie dijo que era fácil moldear a una bella tacita de té.

 

Cómo se han visto los sueños a lo largo de los siglos:

Se piensa que nuestros ancestros primitivos, no distinguían la realidad de los sueños; hecho que no habría de sorprender. Ya que sus mentes eran como la de niños pequeños, los cuales, no tenían en su mente conceptos de real o irreal. Cuántas veces nos habrá pasado, de recordar algo y no estar seguro/a de si era realidad o lo habíamos soñado. Pues lo mismo le pasaba a aquellos primeros seres humanos, sus mentes no estaban lo suficientemente desarrollada como para distinguir sueño de realidad.

 

Sin embargo, en la época dorada de las antiguas Grecia y Roma, los grandes mandatarios tenían cerca una persona capaz de interpretar sueños y símbolos, para poder seguir una estrategia en la guerra o en la política.

 

En Egipto, la interpretación de los sueños, estaba más cercano a lo religioso y espiritual.

 

Las personas con el don de interpretar los sueños eran muy bien vistas, y los sueños se entendían como una forma de comunicación que tenían los dioses, o en la Biblia, Dios, con los seres humanos.

 

Desde siempre, se ha creído que los sueños eran la herramienta perfecta para las decisiones de los políticos e, incluso en China, para poder dilucidar un diagnóstico.

 

Precisamente en este país, China, se pensaba que el alma y el espíritu viajaban cada noche a un mundo que en verdad existía, para conectar a saber con qué Energías de sabiduría.

 

Con todo esto, se puede deducir que el ser humano siempre ha tenido una tendencia a la interpretación de los sueños.

 

Incluso se piensa, que algunos de los sueños pueden ser proféticos.

 

Pero en el siglo XVIII, los sueños fueron relegados a un tercer plano, quitándoles importancia y tomándolos como resultado de las preocupaciones o las indigestiones. Fue ya en el siglo XIX, con la aparición del Psicoanálisis de la mano de Sigmund Freud, que cambió la perspectiva. Freud fue el que empezó a dar forma a las imágenes de los sueños y revolucionó el mundo onírico. Tras él, otros estudiosos del tema, fueron puliendo el significado de nuestros sueños, para que podamos aprender de ellos.

 

Para qué soñamos?

Durante mucho tiempo los profesionales de la psiquiatría han tenido, y tienen, muy claro, que todos soñamos. Incluso que sectores de nuestro cerebro se activan durante el sueño.

 

Pero el saber la razón por la que soñamos y para qué nos sirve, quizá cueste más saberlo; no podemos olvidar que cada ser humano es un Universo por sí mismo.

 

La razón por la que soñamos y la utilidad de nuestros sueños, es muy sencilla, lo complicado es la forma en qué se manifiesta:

 

SOÑAMOS PORQUE NECESITAMOS DESCARGAR

Durante años y durante nuestro día a día, nos vemos inmersos en situaciones las cuales no siempre nos permiten reaccionar de la forma que nuestro instinto nos pide. Por ejemplo, que un día vayamos a comprar y que cuando encontramos aparcamiento, viene un o una caradura y nos quita nuestro aparcamiento, pero callamos y no perdemos los estribos; sin embargo, sentimos como el enfado se mueve en nuestro interior. Luego compramos el artículo que sea, vamos a pagar y justo cuando ya nos toca, una persona, que estaba cerca nuestro, hablando con otra, se nos cuela. No reaccionamos, volvemos a enfadarnos:”Vaya día llevamos hoy¡”.

 

Y así, hasta un par de anécdotas que nos enervan. Pero, a medida que va pasando el tiempo durante ese día, se nos olvida porque vivimos otras situaciones más amenas.

 

A nosotros/as se nos olvida; a nuestro subconsciente NO.

 

Y pueden pasar días, incluso meses.

 

Y entonces soñamos que vamos a aparcar, pero nos quitan el aparcamiento y nos vemos dentro del coche de quien nos ha quitado la plaza de parking. Y nos sorprendemos porque un burro está conduciendo el vehículo.

 

Ya está. Nuestro subconsciente ha hecho lo que nosotros/as no hicimos ese día: llamar burro a quien nos robó la plaza de parking.

 

En nuestros sueños descargamos nuestros deseos: “deseo de insultar al que nos robó el aparcamiento”, pero también nuestros miedos. Soñar que caemos, es un miedo que permanece en todos nosotros desde tiempo inmemorial: “es el miedo a caer”, que puede ser sinónimo de perder el control.

 

Nuestro subconsciente es muy consecuente con nosotros mismos/as. No así nuestra mente racional, que pretende llevar el control de todo. Es por eso que nuestros miedos más oscuros, nuestros deseos más vehementes aparecen cuando nuestra mente está fuera de cobertura.

 

Sin embargo, hay personas que dicen que no sueñan.

 

Bueno.

 

Puede haber tres razones:

1.- Que la persona esté tomando medicación y ésta no le permita recordar los sueños (he dicho recordar, no dejar de soñar).

 

2.- La persona tiene tanto control en todos los niveles, incluso el subconsciente, que no se permite la descarga ni durmiendo. Tal como sueña lo olvida, y por eso dicen que no han soñado. La autocensura es tan grande, que bloquea la parte de la memoria, que hace recordemos algún detalle de algún sueño.

 

3.- La persona NO necesita descargar. Está en un buen momento de su vida y su ser no necesita limpiar ni descargar nada.

 

También puede suceder que pasemos temporadas sin soñar, semanas, días… Eso no es motivo de preocupación. Puede ser por la razón dada en el punto 3. O puede ser, muy probable, que nos han interpretado (o hemos interpretado a nosotros) un sueño. En este caso, el subconsciente hace lo que yo denomino:”un mutis por el escenario”. Se queda en silencio y desaparece unos días. Hasta que vuelva a confiarse y, de nuevo, venga a nosotros a contarnos historias sobre nosotros/as.

 

El subconsciente, es un buen y viejo amigo. Escuchemos todo lo que nos tiene que decir.

 

 

Autor: Isabel Vázquez, redactora familia hermandadblanca.org

Más información:  http://hermandadblanca.org/?s=isabel+v%C3%A1zquez

 

 

 

 

 

 El Cofre de Los Sueños por Isabel Vázquez

 

 

 

 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Isabel Vazquez
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend