Ciudad Virtual Gran Hermandad Blanca Banner

¿Cómo crear el buen hábito de los pensamientos positivos?

Separador

hermandadblanca.org puente de luz ¿Cómo crear el buen hábito de los pensamientos positivos? sabiduria y conocimiento evolucion crecimiento personal sabiduria fuerza positiva decretos conciencia afirmaciones description multimedia

¿Cómo crear el buen hábito de los pensamientos positivos?  1ra. Parte – Por Marisa O.

 

Para comprender claramente la relación que existe entre nuestros pensamientos y nuestros resultados es interesante efectuar el siguiente ejercicio:

 

1- Identifica un área de tu vida en la que crees que te va bien

 

2- Identifica un aspecto de tu vida que sientas como un fracaso

 

Luego, repasa las imágenes mentales, creencias ó ideas que sostienes en ambos casos. No tardarás en llegar a la conclusión de que,  por un lado, los contenidos son mayormente optimistas y positivos y por el otro, carecen de esta cualidad.

 

La realidad muestra que “nos convertimos en lo que pensamos”, “somos la manifestación concreta de nuestras creencias más profundas” y “nuestros resultados tienen el mismo tamaño que el de nuestras ideas”.

 

Si somos mezquinos para pensar en nuestros triunfos, él éxito será escaso en nuestra vida. Por el contrario, si imaginamos generosamente lo bueno y positivo para nosotros, entonces iremos encontrando, más fácilmente, prosperidad a lo largo de nuestro camino.

 

Dice el Maestro Saint Germain: “Cuando el estudiante comprende que aquello en lo que él conecta su atención se le adhiere, que se convierte en él mismo ó (dicho de otro modo) que él se convierte en aquello en que se concentra con toda la intensidad que él emplee, verá la importancia de mantener su atención lejos de todo lo destructivo en la experiencia humana”.

 

De aquí que la regla básica, en este tema, podría ser formulada del siguiente modo:

 

EN EL CAMPO DEL PODER MENTAL, AQUELLO EN LO QUE NUESTRO PENSAMIENTO SE CONCENTRA Y GRABA (CONCIENTE ó INCONSCIENTEMENTE) AUMENTA Y SE MULTIPLICA CREANDO LA REALIDAD QUE INEVITABLEMENTE TENDREMOS QUE VIVIR.

 

En consecuencia, nuestras palabras, nuestro discurso y toda nuestra conversación interna reflejan el tipo de pensamientos que han estado activos en nuestra mente.

 

¿Quieres comprobarlo una vez más? Toma un papel y un lápiz y escribe lo primero que te surja ante la siguiente pregunta: “con qué frases me identifico más?”,“con qué palabras podría describir los aspectos más característicos de mi personalidad?”, “¿cómo califico habitualmente mis resultados?”. Vuelve a leer el inicio de esta nota y establece la relación entre tus pensamientos dominantes y la calidad de tu vida.

 

Si llegas a la convicción de que tu vida podría ser mejor, entonces puedes considerar la posibilidad de mejorar tus pensamientos ahora mismo. Date el permiso para pensar en positivo y elegir mejor las ideas que vas a grabar en tu mente porque ellas estarán atrayendo el éxito para ti.

 

Condiciones necesarias para instalar este buen hábito:

a) Prestar especial atención al modo en que “redactamos” nuestros pensamientos. En este caso se trata de evitar comenzar la frase con la palabra “NO” Ej. “No quiero tener miedo a…”, “No me gusta estar enferma/o a cada rato…”. Lo adecuado es sustituir este modo de expresión por, siguiendo los ejemplos: “Quiero sentirme segura/o ante…” y “Quiero y decreto buena salud para mí, siempre”. Esto nos lleva al próximo punto.

 

b) Comprobar que la imagen que se está eligiendo expresa lo que verdaderamente se desea obtener y no lo que se quiere evitar. Si, por ejemplo, se siente rechazo por el exceso de peso reforzar la idea de “odio estar gorda/o” solo hará perpetuar ese estado. En cambio, preguntarse: “¿qué es lo que realmente estoy queriendo decir?”, “¿cuál es mi verdadero objetivo?” nos saca del dilema. Aquí sería: “me gusta verme delgado/a”. Nos pasa frecuentemente, por no darnos cuenta, que dejamos de nombrar lo que es positivo/bueno para nosotros y quedamos adheridos a una lucha con lo que nos desagrada o limita; lucha que termina convirtiéndose en un “polo de atracción improductiva de más de lo mismo”.

 

c) Finalmente, conjugar la idea en tiempo presente porque es allí donde estamos viviendo continuamente y donde la energía tiene el poder de manifestarse. Tanto el pasado como el futuro representan “ausencia”. Si al pensar lo hacemos “hacia delante” (ej. Voy a conseguir un mejor trabajo…voy a ganar más dinero… etc.”) la energía se desplazará también hacia delante omitiendo su plena actuación en el momento presente. Por tanto, como la orden es para otro momento que el actual, la concreción del resultado queda cesante. Por eso es fundamental recordar que el futuro es un resultado directo del presente; es decir, de acuerdo al tipo de ideas que sembremos aquí- ahora en nuestros archivos mentales será la cualidad del futuro que nos “toque” vivir.

 

Con estos tres ejes de observación y entrenamiento podrás empezar a depurar tu circuito de pensamientos y si le agregas continuidad a tus intentos verás cómo rápidamente empiezan a cambiar muchas cosas en ti y en tu vida.

 

En nuestro próximo encuentro seguiremos presentando más detalles técnicos para que sigas creando más fácilmente tu mejor realidad.

 

Infinitas bendiciones de Amor Universal! Namaskar!

 

 

¿Cómo crear el buen hábito de los pensamientos positivos?    2da. Parte – Por Marisa O.

 

En la primer parte de esta nota te he planteado que La realidad muestra que “nos convertimos en lo que pensamos”, que “somos la manifestación concreta de nuestras creencias más profundas” y que “nuestros resultados tienen el mismo tamaño que el de nuestras ideas”.

 

Por lo tanto, si prestamos mayor atención a cómo estamos pensando las relaciones, las situaciones, la vida e incluso a nosotros mismos podemos darnos cuenta de qué ideas y creencias nos están jugando en contra y mejorarlos de inmediato.

 

Recién en estos tiempos estamos más preparados para comprender más profundamente el funcionamiento de nuestra mente. Hoy podemos aceptar con menos resistencias la existencia de las llamadas Leyes Universales o Cósmicas como verdades irrefutables.

 

Una de ellas es la Ley Mental que consiste en el hecho de que todo lo que cobra vida en la dimensión física-visible- externa es generado desde el plano mental (o mundo de las ideas).

 

Ningún pensamiento es sin efectos. Si pudiéramos verlos, ver sus formas y sus consecuencias por anticipado, nos horrorizaríamos por el uso inadecuado que hacemos de esta herramienta de poder creador y querríamos transformarlos de inmediato.

 

Cada vez que pensamos algo, una parte de nuestra corriente de energía se mantiene activa y ligada al cumplimiento de esa creación. Si, hasta ahora, no hemos sido muy concientes del tipo de formas mentales hacia las que estamos dirigiendo esa buena parte de nuestra energía aumentan notablemente las probabilidades de estar creando algo limitado para nosotros mismos y para los demás.

 

La clave para hacer un óptimo aprovechamiento de esta Ley es centrar nuestra voluntad en decretarnos sin límites lo positivo, lo bueno y lo benefactor (lo constructivo). Estar presentes allí hará que vayan desapareciendo espontánea y fácilmente de nuestra programación mental los miedos (pensamientos ilusorios y limitantes), las dudas (pensamientos contradictorios, en lucha) y el pesimismo (pensamientos negativos y de fracaso). De otro modo, estaremos sumando Karma negativo en nuestros haberes existenciales.

 

Decretar no es orar. El uso de los decretos se diferencia de la práctica de la oración en que son afirmaciones claras, precisas y contundentes. En cambio las oraciones son más laxas e implican un mayor margen de espera. Cuando decretamos aseveramos la infalible realización de lo mentado mientras que cuando oramos nos queda incertidumbre acerca de su concreción. Lo que, a su vez, alimenta el sentimiento de desamparo, inseguridad, angustia y/o impotencia.

 

Esto responde al lugar en el que decidamos ubicar el poder creador y según la amplitud de conciencia que se tenga en el momento de calificar las energías. En el caso de las oraciones, la definición la tiene un Dios externo, residente en los Cielos, casi ajeno al individuo. Por tanto, se le formula una petición reconociendo una responsabilidad personal limitada en el proceso de creación de los resultados deseados. Se apela a la bondad y buena voluntad de ese Dios para obrar el milagro.

 

En cambio, en el uso de los decretos estamos reconociendo desde el inicio que ese dios creador está activo manifestándose a través de nosotros… que cada uno de nosotros es ese dios y que el poder de manifestación está bajo la propia responsabilidad con un total convencimiento de la eficacia de ese poder. Veamos un ej.

 

 

Mientras en la oración diríamos: “Pido por el restablecimiento de mi salud…”, la formulación del decreto versaría: “Yo soy creando y manifestando perfecta salud en todo mi cuerpo, aquí y ahora. Gracias porque hecho está!”.

 

Como se ve, el decreto consiste en:

1* AFIRMAR EN POSITIVO AQUELLO QUE SE DESEA REALIZAR, ALCANZAR O SENTIR

 

2* reconociendo la divinidad creadora en uno mismo con la llave gramatical /código “YO SOY”

 

3* especificando claramente el cuándo; es decir, se ubica la concreción en el tiempo presente y se lo redacta como si ya estuviera sucediendo. Por tal razón es que, además,

 

4* se agradece por “anticipado”, como cierre de la fórmula. Ese agradecimiento es, justamente, el gesto de confianza que merece la victoria. Este punto nos lleva a otra Ley Cósmica (que no es objeto de esta nota) llamada “Ley del Dar y del Recibir”. Ya tendremos oportunidad de hablar de ella.

 

Si deseas seguir entrenándote en esta práctica, te sugiero algunos decretos para tener en tu “botiquín de primeros auxilios mentales”. Verás rápidamente sus buenos efectos:

- Para dudas e inseguridades: “YO SOY EL PODER DE DIOS EN ACCIÓN Y REALIZO MI MAYOR BIEN EN CADA MOMENTO. YO SOY EL QUE YO SOY!”

 

“YO SOY SAGRADA INMUNIDAD PORQUE ELIJO SER GUIADO/A SIEMPRE POR EL PODER DE MI DIVINIDAD! Y HECHO YA ESTÁ!”

 

- Para claridad y comprensión: “YO SOY CONTINUAMENTE UNO EN LA LUZ Y EL AMOR DE MI MAESTRO INTERIOR.”

 

“YO SOY LA LLAVE DE ACCESO A TODO EL CONOCIMIENTO DEL SER. YO SOY MI SANTO CRISTO DESPIERTO HACIENDO UN PERFECTO USO DE ÉL!”

 

- Para sanar el corazón herido: “YO SOY FLUYENDO FÁCILMENTE EN EL AMOR SAGRADO QUE ME ABRE LAS PUERTAS A NUEVAS Y MAS DICHOSAS FORMAS DE SER, PENSAR Y VER.”

 

“YO SOY UN SER DE PLENA LUZ Y BENDITO AMOR. YO SOY LA ETERNA PUREZA QUE ENCARNA PARA GLORIA DEL NUEVO HUMANO EN ASCENSIÓN!”

 

Que sigas escribiendo los mejores decretos de Amor, Armonía y Prosperidad en los libros de tu mente para vivir la alegría de ser la manifestación de Dios, aquí, en la Tierra.

 

 

 

Om Shanti.

 

Marisa and Co.

Que laLuz Sea tu Guía y tu Corazón la fuerza en tu acción, cada instante, cada día.

http://www.fuerzapositiva.com/

DEJANOS AQUI TUS COMENTARIOS



11 Respuestas a “¿Cómo crear el buen hábito de los pensamientos positivos?”

  1. SOFIA -- 20 diciembre 2010 22:48

    Gracias Marisa por este valioso aporte, especialmente hoy lo requeria, bendiciones de Amor y Luz para ti.

  2. Maria Eugenia Jaimes -- 20 diciembre 2010 22:48

    gracias Marisa, leer y releer todos estos consejos es una brisa fresca de re-cuerdo en mi alma …creo que es el entrenamiento diario a lo que a mi se refiere para tener coherencia con lo que se y vivo el dia a dia…gracias de nuevo.

  3. Tweets that mention ¿Cómo crear el buen hábito de los pensamientos positivos? Ciudad Virtual de la Gran Hermandad Blanca : Ciudad Virtual de la Gran Hermandad Blanca -- Topsy.com -- 21 diciembre 2010 14:07

    [...] This post was mentioned on Twitter by Wim R2. Wim R2 said: RT @hermandadblanca: ¿Cómo crear el buen hábito de los pensamientos positivos?: ¿Cómo crear el buen hábito de los… http://goo.gl/fb/ZU2pG [...]

  4. Yolanda -- 21 diciembre 2010 17:53

    Gracias Marisa, que la Luz y el Amor no dejen de fluir en tu corazon para que puedas continuar ensenandonos y recordandonos que somos responsables autenticos de todo lo que sucede en nuestras vidas…

  5. MARISA O. -- 6 enero 2011 5:16

    Hermosos corazones, todos! me uno a uds en el Amor Agradecido. Me honran con vuestras generosas intenciones, honro sus presencias en este planeta y bendigo vuestras sagradas existencias. Les deseo un año pleno de Divina Conciencia para Ser todo lo Esplendentes que están llamados a ser aquí. Les auguro el mas mágico despertar a los legítimos poderes espirituales y que, en nombre de la Gran Verdad, los vuelvan uno a uno gloriosamente terrenales. Para el Mayor Bien de todos y en cada quien. Namasté!!!

  6. ¿Cómo crear el buen hábito de los pensamientos positivos? – Ciudad Virtual de la Gran Hermandad Blanca : Ciudad Virtual de la Gran Hermandad Blanca « Espacio de aaron gimi -- 5 abril 2011 16:43

    [...] ¿Cómo crear el buen hábito de los pensamientos positivos? – Ciudad Virtual de la Gran Herma….  5 abril, 2011  arongimi Categorías: motivacion LikeBe the first to like this post. [...]

  7. carmen aguilera -- 22 abril 2011 14:32

    gracias,marisa justamente necesitaba algo asi,agradezco que pongan estos escritos al alcance de mi mano,desde este momento estan en practica,ayer apenas pedi claridad y me llega esto mil gracias.BENDICIONES!!!

  8. Ana María -- 26 noviembre 2011 1:36

    Estoy muy agradecida por el artículo y lo quiero compartir con todos mis contactos, porque entre mas compartimos el conocimiento mas ayudamos a todos nuestros hermanos en la Luz del Conocimiento

  9. norma ester -- 16 julio 2012 21:06

    Ya me siento mejor, despuès de leer este artìculo, ya que he tenido que pasar cosas muy negativas, que espero superar.Gracias

    Gracias por este artìculo, ya me siento mejor…..

  10. sabio1232 -- 11 enero 2014 23:15

    excelente articulo

  11. Yamilette Torres -- 25 febrero 2014 7:50

    Gracias por compartir :D. Les dejo un video de como lograr pensamientos positivos
    http://www.youtube.com/watch?v=gLS8ZY3j–0

Sientete libre dejando un comentario en respuesta al articulo...
Y si deseas que tu imagen aparezca en tu comentario solo debes tener activado tu cuenta en gravatar!




Notificarme los nuevos comentarios por correo electrónico. Tambien puedes suscribirte sin comentar.