Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Ciencia » ¿Confirma la ciencia a la astrología como una ciencia?

¿Confirma la ciencia a la astrología como una ciencia?

Tal vez este título te llamó la atención por confuso. O quizás por singular. Pero la pregunta es en realidad muy clara. ¿Es capaz la propia ciencia de confirmar que la astrología también es una ciencia propiamente dicha? Algunos estudios así lo confirman.

De hecho, mentes de gran importancia en la historia de las civilizaciones ya confiaron en la astrología. Y no solo nos referimos a personajes como Ronald Reagan o la Reina Isabel de Inglaterra. También hay nombres de la talla de Platón, Francis Bacon, Isaac Newton o Carl G. Jung.

Así pues, ¿existe realmente una influencia magnética de las estrellas y planetas que describe la personalidad humana según el día que nace? ¿O hemos de caminar hacia la idea jungiana de la sincronicidad intuitiva que encontramos en los arquetipos que se reflejan en las constelaciones del cosmos?

Estudios que confirman la astrología como una ciencia

Lo cierto es que aun a día de hoy, todavía se llevan a cabo estudios que acaban por referirse a la astrología como una ciencia. Si bien pasan inadvertidos para la comunidad científica, y a veces también para la esotérica, no dejan de ser una realidad.

Es evidente que la astrología ha sufrido enormes reveses con la oleada de adivinadores telefónicos que poco o nada tienen que aportar a esta ciencia. Sin embargo, aun hay otras personalidades de la talla de Alejandro Jodorowsky capaces de demostrar que en tarot, por ejemplo, tiene mucho que ofrecer si se trabaja desde el prisma adecuado.

Esta línea de pensamiento nos lleva hasta un estudio de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, Tennessee, en Estados Unidos. Según la investigación llevada a cabo por diversos científicos, la astrología sí tendría una base científica clara.

¿Confirma la ciencia a la astrología como una ciencia?

En este caso, grupos de ratones fueron modificados genéticamente. Luego eran expuestos a diversas estaciones invernales y veraniegas de forma artificial. De esta manera se observó que según la época en que nacían, mostraban condiciones y disposiciones diferentes. Por ejemplo, se observaba disminución de actividad durante el día.

Quiere esto decir que sí existe una biología estacional. De este modo, personas nacidas en invierno muestran mayor predisposición a sufrir trastornos neurológicos.

Pero también es cierto y hay que aclarar una cosa. Este estudio no muestra que la posición de los planetas influya en la predisposición humana. Sin embargo, sí que demuestra que la situación de nuestro mundo sí es importante y afectará claramente a la personalidad de un individuo. Es decir, que hay ciertas características que se quedarán como impronta en la personalidad de una persona según el día en que nazca.

Más ciencia defendiendo la astrología

Astrónomos como Percy Seymour, de la Royal Astronomical Society, sí que consideran que existe un efecto físico en el ser humano según la posición de los planetas. Para este científico, la influencia de campo magnético solar, así como el de otros mundo aledaños a la Tierra, afectan a la personalidad del hombre.

¿Confirma la ciencia a la astrología como una ciencia?

No hemos de olvidar que el equilibrio del Sistema Solar es total. Cada movimiento de un planeta afecta sobre los otros. Al fin y al cabo, los campos magnéticos de mundos como Júpiter o Saturno tienen diferentes efectos en nuestro vecindario cósmico. Es más, incluso la influencia de la Luna afecta poderosamente a los ciclos menstruales femeninos, la agricultura, las mareas…

Así pues, para Seymour el feto en el vientre materno recibe señales magnéticas. Estas llegan mediante el sistema nervioso, que sería la antena receptora. Además, hasta el nacimiento actuaría como detonante según la impronta recibida por la posición de los planetas.

Evidentemente, este es un tema que levanta espinas entre la comunidad científica mundial. ¿Realmente se puede considerar la astrología como una ciencia? Cada vez hay más pruebas que parecen indicar que si. Sin embargo, no cabe duda de que la charlatanería hace mucho daño. Pero quien sabe, tal vez algún día encontremos el equilibrio educativo adecuado para que cada cosa esté en su justa medida donde le corresponda.

Visto en pijamasurf, por Pedro, redactor de la Gran Hermandad Blanca

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Pedro González (Redactor GHB)
ESPACIO PATROCINADORES
Un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend