Home » Sabiduria y Conocimiento » Contaminación electro-magnética y posible neutralización de factores geobiológicos patógenos – Alejandro Mir Flor – Raúl de la Rosa

Contaminación electro-magnética y posible neutralización de factores geobiológicos patógenos – Alejandro Mir Flor – Raúl de la Rosa

Antena
ELECTROMAGNÉTICA

 

El gran avance tecnológico de los últimos años, ha traído consigo un aumento de los campos electromagnéticos, líneas eléctricas, transformadores, antenas de telefonía móvil, emisoras de radio, televisión, rádares, etc., que han creado un nuevo fenómeno, al que muy bien podríamos llamar contaminación electromagnética o ELECTROSMOG.

 

Constantemente somos irradiados por millones de impulsos tanto eléctricos, como magnéticos, sean estos digitales o bien analógicos; distintas frecuencias interactúan con nuestra bio-electricidad corporal; nuestras neuronas son bombardeadas por radiofrecuencias y diferentes señales eléctricas. Todo ello hace que nuestra psico-fisiología este constantemente envuelta en un microclima electromagnético perturbador…

 

Por desgracia en su día no se hizo excesivo caso de las advertencias del docto Nicolás Tesla… El ya nos advirtió que el magnetismo de la ciencia actual era un tremendo error, creado por novatos irreverentes de las leyes físicas de la madre naturaleza. Él sabia que se pueden producir campos magnéticos que no producen residuos electromagnéticos, o sea, que no contaminan… Pero la ciencia divorciada de la intuición, nunca a querido seguir sus iluminados pasos.

 

Las consecuencias podrían ser muy desastrosas para una humanidad que lentamente acabará desquiciada por miles de impulsos eléctricos y magnéticos que bombardeando nuestra afligida fisiología, nos convertirán en meros acumuladores de estrés ionizante…

 

Dependiendo del tiempo de exposición, de la intensidad del foco emisor, de la frecuencia emitida y de la dosis recibida; los efectos de los campos electromagnéticos generan un aumento del riesgo de padecer ciertas enfermedades y una pérdida en la calidad de vida.

 

Los estudios epidemiológicos independientes, nos indican que las manifestaciones más habituales son las siguientes: insomnio, fatiga, cambios de comportamiento, irritabilidad, depresión o incluso enfermedades degenerativas, como son el cáncer y la leucemia. De ello, podemos deducir la importancia de comprobar el medio-ambiente electromagnético y los posibles focos emisores que inciden en la zona donde actualmente vivimos, o donde pensamos vivir.

 

Podemos afirmar sin miedo a equivocarnos, que más o menos un 75 % de las instalaciones e infraestructuras eléctricas de las viviendas actuales, no son biocompatibles… Parte de nuestra felicidad y con ello parte de nuestra calidad de vida, deberían proceder de instalaciones eléctricas factibles con nuestra bio-electricidad corporal…

 

Alejandro Mir Flor

 

Escritor y divulgador de la salud del hábitat.

 

LAS BIOFRECUENCIAS SCHUMANN

 

Telefono
Las ondas de Schumann son unas ondas electromagnéticas beneficiosas que oscilan entre la tierra y las capas altas de la atmósfera. Fueron identificadas en 1952 por profesor W. O. Schumann, científico alemán. Éste descubrió que estas ondas tienen una frecuencia similar a la de las ondas cerebrales y siguen un patrón periódico similar. Su frecuencia vibratoria es de 7.8 Hertzios, parecida a la frecuencia cerebral alfa: De 7 a 14 ciclos por segundo.

 

Estas BUENAS ONDAS nos ayudan a regular el reloj interno del sistema psico-físico. Cualquier modificación de estas frecuencias biológicas afecta a los patrones del sueño, a los ciclos circadianos y a las secreciones hormonales, pudiendo incluso alterar los estados de conducta social…

 

Los teléfonos móviles o celulares y los inalámbricos DECT, en ese aspecto son muy perjudiciales, pues modifican la polaridad del epitelio celular, bombardeándonos asiduamente con cantidad de radiaciones digitales pulsantes, conocidas como micro-ondas…

 

Estas emisiones alteran los ciclos vigilia-sueño, afectan al sistema endocrino y perturban la bio-electricidad de nuestras células, llegando incluso a destruir parte de la información del sistema inmunológico. Si usted, usa el móvil y percibe que tiene pequeñas lagunas de memoria, se vuelve despistado y se desorienta con facilidad, si aparca su coche en la ciudad y no es capaz de encontrarlo, si le cuesta dormirse, si nota una presión o calor en la oreja minutos después de dejar el móvil, podemos afirmar sin miedo a equivocarnos, que usted recibe excesivas emisiones de radio-frecuencias…

 

Somos seres biológicos interconectados a un complejo holograma multi-dimensional, unidos por millones de circuitos electromagnéticos neuronales, cualquier modificación artificial y nociva sobre nuestras frecuencias cerebrales, pude tener consecuencias desconocidas para nuestro organismo. EL SENTIDO DE PRECAUCIÓN y el respeto por la vida, nos deben hacer reflexionar sobre el uso y el abuso de lo que denominamos modernidad tecnológica…

 

Alejandro Mir Flor

 

Escritor y divulgador de la salud del hábitat.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

ALGUNOS CONSEJOS PRÁCTICOS DE AUTO-PROTECCIÓN

 

1. No viviremos a menos de 100 metros de torres de 100.000 voltios. La regla es la siguiente: Por cada 1000 Voltios, 1 metro de separación del foco emisor. Las torres eléctricas deberían estar prohibidas en núcleos urbanos por el simple sentido de precaución y por que son completamente antiestéticas y tienen formas no-armónicas.

 

2. Nunca viviremos a menos de 50 metros de un transformador. Lo mejor siempre es solicitar los servicios de un experto en mesurar el “electrosmog”. Algunos transformadores obsoletos o sobrecargados, contaminan a más de 150 metros de distancia.

 

3. No viviremos a menos de 300 metros de una antena de telefonía móvil. Las viviendas cercanas a estaciones base de telefonía móvil cada vez se hallan más devaluadas, las que tienen la antena en el tejado o en el edificio de enfrente, muchísimo más…

 

4. No instalaremos en la vivienda “módems de ADSL inalámbricos”. Todos los ADSL pueden ser conectados por cable telefónico convencional, convertirlos en inalámbricos es un riesgo electromagnético innecesario, sobre todo si tenemos niños en casa…

 

5. No instalaremos en nuestra casa los peligrosos teléfonos DECT. Los teléfonos inalámbricos DECT, en ese aspecto son muy perjudiciales, pues modifican la polaridad de nuestras células, bombardeándolas constantemente con cantidad de radiaciones digitales pulsantes, conocidas como micro-ondas…

 

6. No instalaremos peligrosos radio-relojes sobre las mesitas de noche. Contaminan en un radio de 150 centímetros aproximadamente. Utilizaremos un inofensivo reloj a pilas, eso si, luego acordémonos de reciclar las pilas, esto es muy importante…

 

7. Cuidado con los cables empotrados detrás del cabezal de la cama. Es muy habitual encontrar cargas electroestáticos de 100 a 300 voltios sobre la cabecera de la cama y capos eléctricos de 100 V/m. Estas energías no permiten conciliar un buen sueño reparador…

 

8. Por las noches desconectaremos todos los teléfonos móviles. Pensamos que el móvil o celular si no emite o recibe llamadas no contamina, esa idea es una grave equivocación. Los teléfonos móviles siempre están emitiendo constantes pulsos digitales en busca de su operador, de la cobertura y de la posible “posibilidad”, de que alguien este llamando a su número, en ese aspecto, son electro-magnéticamente muy hiperactivos…

 

9. Nunca debemos utilizar el móvil dentro de vehículos y ascensores. Si recibimos o emitimos llamadas en estos sitios lo más probable es que estemos siendo irradiados 100 veces más de lo habitual. Para atravesar las paredes de metal el teléfono móvil emite en su máxima potencia… A mayor potencia de emisión, mayor peligro de que nuestras neuronas sean “excesivamente recalentadas…”

 

10. No pondremos transformadores eléctricos en las habitaciones. Las salas de descanso no son laboratorios técnicos, simplemente son lugares para dormir siempre sometidos a un microclima eléctrico y telúrico benigno. Convertir nuestra habitación en un taller de telecomunicaciones o complejo laboratorio electrónico, es un grave error de consecuencias imprevistas…

 

11. No instalaremos nunca televisiones en las habitaciones de los niños. Es absurdo… A que van los niños a la habitación… ¿A ver la tele, o quizás a dormir? Los televisores aunque estén apagados, siempre que estén conectados a la red eléctrica emiten peligrosas ondas de forma, campo eléctrico y cargas electro-estáticas.

 

12. No permitiremos que los menores en edad escolar utilicen el móvil. Es una grave imprudencia que los padres regalen a sus hijos teléfonos móviles o celulares. ¿Para que los quieren los niños? ¿Quizás para perder aún más la capacidad de comunicación y la adaptabilidad social? ¿Qué precio pagaremos en un futuro no excesivamente lejano?

 

13. No utilizaremos el teléfono móvil más de 10 minutos cada día. Ese es el tope lógico bio-compatibilidad basado en el sentido común, que por cierto a veces es el menos común de los sentidos…

 

14. No hablaremos por teléfono móvil más de 1 minuto seguido. Ese tiempo es más que suficiente para pactar una posterior conversación mantenida en un teléfono fijo… Cuando hablamos en móvil en una cafetería o en publico, a parte de hacer el ridículo, estamos molestando a los demás. En ese aspecto, existe muy poca diferencia entre encender un cigarrillo en un local publico y contestar a una llamada del móvil…

 

15. El teléfono móvil aunque esté en (stand-bye) espera, irradia micro-ondas. Por ello es muy importante que por las noches apaguemos completamente el teléfono móvil o celular…

 

16. Los menores de 16 años no deberían utilizar el teléfono móvil. El cerebro aún está formándose, la glándula timo aún se haya activa… Permitir que nuestros menores utilicen el teléfono móvil, es un acto de irresponsabilidad por parte de sus padres.

 

17. No viviremos a menos de 80 m. de una antena de radioaficionados. Dada mi gran experiencia como técnico en una multinacional de las telecomunicaciones, he podido evidenciar que los chalet o viviendas cercanos a radioaficionados, sufren problemas de comunicación con sus teléfonos fijos, interferencias en los televisores y en las emisiones de radio. Inclusive algunos han tenido problemas con las alarmas y el alumbrado domestico. La potencia de emisión de un radioaficionado a menos de 80 metros de distancia de nuestra vivienda, es potencialmente muy peligrosa.

 

18. Nunca deben existir estaciones transformadoras en el núcleo urbano. Las viviendas deben estar separadas como mínimo 1 kilómetro de una estación trasformadora.

 

19. Desconectaremos las camas eléctricas antes de acostarnos. Aunque la cama eléctrica este desconectada, si está enchufada a la clavija emitirá constantemente radiaciones de campo eléctrico. No debemos olvidar que todas la camas eléctricas tienen una bobina oculta bajo el somier.

 

20. No utilizaremos los desvitalizantes hornos de micro-ondas. Las microondas ponen en fricción las moléculas de agua de nuestros alimentos, este hecho es más que suficiente para que tengamos precaución en su uso. Los padres jamás deberán calentar los biberones, ni las papillas de los bebes en el horno micro-ondas. Lo que no queremos para nosotros, menos aún se lo podemos dar a nuestros tiernos e indefensos bebes…

 

21. Detrás del cabezal de la cama no deben existir aparatos eléctricos. Todos los cabezales de las camas se apoyan en un tabique o pared, si detrás de esta pared existe una encimera, un horno eléctrico, un lavavajillas, una lavadora, una nevera, un termo eléctrico, o el tubo catódico de un monitor de ordenador o un televisor, lo más seguro es que tengamos serios problemas para conciliar el sueño… Debemos tener mucha precaución.

 

22. No instalaremos en la vivienda emisores de ultrasonidos. Muchos empresas de construcción los ocultan dentro de los tabiques para ahuyentar plagas de ratas o de cucarachas. Pueden destruir la felicidad de una familia al cabo de algunos meses o años de soportar sus terribles efectos neuronales… Son ocultos y peligrosismos emisores de ondas de forma.

 

23. Evitaremos las alarmas que funcionen con radiofrecuencias. Las alarmas son poderosos emisores de ondas de forma. Deben ser testadas por un verdadero experto en ondas de forma. Las alarmas inalámbricas inundan nuestra casa de emisiones de radio-frecuencias las 24 horas del día.

 

24. No permitiremos la instalación de pico-antenas en la fachada. Las pico-antenas no dejan de ser diminutas estaciones base de telefonía móvil. Si vivimos en un primer piso y nos instalan una junto a la habitación de dormir que da a la calle, podemos tener algunos problemas relacionados con el estrés, el insomnio o quizás el agotamiento psico-físico…

 

25. No compraremos un chalet sin el plano de los circuitos eléctricos. Comprar un chalet o vivienda de bajo, medio, o alto standing sin un plano bien dibujado de todas las instalaciones eléctricas, es una temeridad, aparte de que ante cualquier avería eléctrica el electricista no sabrá por donde van los tiros, con lo que el problema del electrosmog aún se acrecentará muchísimo más… ¿Si nos gastamos 500.000 € en una vivienda, acaso no tenemos derecho a un correcto plano eléctrico de la misma? Ustedes que opinan… Las instalaciones eléctricas de las viviendas nunca se realizarán en forma de bobina, (muy peligroso) si no en OPUS ESPICATUM, o sea, en espiga… ¿Quizás es por ello que no nos entregan casi nunca el plano eléctrico de la vivienda que compramos?

 

26. No compraremos un chalet que tenga en su tejado una antena colectiva. Algunas veces la antenas colectivas se convierten en tremendos receptores de radiofrecuencias, que re-envían las emisiones de telefonía móvil por todos los forjados, mallazos y vigas de hierro de nuestro hogar… Si cerca de la vivienda existe una antena de telefonía móvil, la antena colectiva se puede comportar como un receptor inesperado de micro-ondas, introduciendo la señal digital por los forjados y mallazos de nuestro hábitat. No es la primera vez que en una vivienda separada un kilómetro de una antena de telefonía móvil, hemos tenido que alejar la cama de la pared más de 30 centímetros, por que éstas estaban literalmente saturadas de señales radio-eléctricas. Igual nos ha ocurrido con algunas rejas de hierro de ventanas y balcones.

 

27. Un chalet que tenga en sus bajos todos los contadores comunitarios, es potencialmente un emisor de contaminación electromagnética. Tenemos que tener mucha precaución. Antes de comprar un chalet con estas características, debe ser evaluado por un experto en mesurar la radiación electromagnética de 50 ó 60 Hz.

 

28. Exigiremos un certificado de “instalación eléctrica biocompatible”. Esto no es obligatorio por ley. (por desgracia) pero si así lo hacemos, pondremos en un serio aprieto tanto al constructor, como al promotor… Si no exigimos derechos básicos, basados en el sentido de precaución, jamás se modificaran las obsoletas normas de instalación de circuitos eléctricos en la construcción de las viviendas…

 

29. Muchos creemos que tenemos toma de tierra, pero 60 de cada 100 viviendas o no la tienen, o ésta ya no es operativa. Es conveniente que la revisásemos cada 3 o 4 años y si no la tenemos instalada, como mínimo debemos apantallar los conductores eléctricos.

 

30. Las viviendas construidas con armazón de hierro, vigas y pilares de hierro, aparte de ser generadoras de estrés geopático, nos bombardearan el hábitat de campos eléctricos, ondas de forma y quizás también convirtiéndose en una inmensa bobina, inundaran nuestro hogar de campos electromagnéticos.

 

31. Si pensamos comprar una vivienda nueva, es importante que antes de firmar el contrato de compra-venta, o las escrituras, solicitemos a un experto que nos realice unas mediciones electromagnéticas de alta y baja frecuencia, para así evitar sustos posteriores. MAS VALE PREVENIR, QUE CURAR.

 

32. “Cuidado con los aparatos de escucha nocturna para bebes”. Su misión es la de informar de posibles problemas, pero también están constantemente captando y retransmitiendo cada una de las respiraciones del bebe, con no-deseables señales de radiofrecuencias. Nuestros bebes no-solo necesitan dormir en “Buenos Sitios”, si no que también necesitan un clima eléctrico biocompatible. Su fisiología aún es extremadamente débil, como para poder soportar un clima eléctrico altamente hostil.

 

 

Alejandro Mir Flor

PUBLICIDAD GOOGLE

 

Radiestesista y domoterapeuta del Buen Sitio, experto en estudios geobiológicos y mediciones electromagnéticas de alta y baja frecuencia. Experto en psico-diagnostico radiestésico y terapias holísticas. Escritor y divulgador de la salud del hábitat.

Socio de GEA. electrosmog@eresmas.com

 

Fuente: http://usuarios.multimania.es/alejandromirflor/Paginas%20principales/Medicion%20CEM.htm

 

 

 

 

 

——————————————————————————–

 

La Neutralización

 

por Raúl de la Rosa

 

La neutralización de zonas o factores patógenos es uno de los temas más controvertidos dentro de la Geobiología y abierto siempre a la polémica. Cada día van apareciendo más “sistemas neutralizadores” en el mercado, la mayoría de ellos absolutamente ineficaces. Por ello pensamos que, al menos desde nuestra asociación, deberíamos intentar mantener el máximo rigor posible, y no dejarnos influir por campañas de ventas más o menos encubiertas, por afanes de protagonismo o simplemente por nuestro deseo de encontrar alguna forma para aliviar los malestares que provocan las zonas alteradas.

 

Por neutralización, en el ámbito de la Geobiología, podemos entender la reducción o eliminación del efecto de un elemento perturbador sobre un ser vivo. Defensores de diversos sistemas abogan por sus excelencias para la neutralización de radiaciones y energías nocivas, aunque en su mayoría con escaso rigor a la hora de estudiar las bondades o carencias de su sistema. Dentro del significado de la palabra neutralización englobamos todos los sistemas cono son las llamados revitalizadores, armonizadores, acumuladores, desviadores, reequilibradores, eliminadores, regeneradores, por supuesto neutralizadores, y otras denominaciones que utilizan los distintos autores para definir el fenómeno que se produce cuando un factor nocivo deja de serlo total o parcialmente.

 

En temas .referentes a neutralización, sólo la investigación y la experiencia son válidas para demostrar las cualidades de cualquier sistema o método neutralizador, en unas circunstancias determinadas. Así pues, antes de difundir teorías, generalmente don débiles argumentos de carácter físico, debería experimentarse en profundidad sin dejarse llevar por la autosugestión o por mentes demasiado imaginativas. En muchas ocasiones se pretende dar explicaciones de carácter físico o material a un fenómeno que suele tener un carácter puramente mental. pero en el afán de lograr el respaldo y el aval de bases ‘científicas’, los creadores de tales métodos acaban teorizando fuera de la realidad, en contextos de pura invención. Por lo tanto debemos diferenciar los neutralizadores que actúan a nivel físico y los que se relacionan con procesos psíquicos, e incluso mas sutiles. Por otra parte están los neutralizadores que actúan sobre el elemento perturbador y los que lo hacen sobre la persona elevando sus defensas contra dicho elemento.

 

Asimismo se tendrán que distinguir los objetivos a neutralizar: telúricos, eléctricos, electromagnéticos, radiactividad,… ya que cada uno se comporta de distinta de distinta manera en su relación con los sistemas biológicos, e igualmente sus características físicas son diferentes. Por ello mismo hay que saber cual es el objetivo a neutralizar y luego buscar la solución apropiada a cada caso, ya que debemos advertir que no existen las soluciones universales, en contra de la publicidad que rodea a ciertos sistemas cada día mas de moda, que son mayoritariamente ineficaces, desde el punto de vista, y a unos precios generalmente elevados para su nula o escasa efectividad.

Para comprobar la efectividad de un dispositivo neutralizador, podemos realizar pruebas donde determinamos las variaciones fisiológicas que se producen al estar sometidos a su influencia. Uno de los tests mas utilizados son las comparaciones de las curvas de resistividad eléctrica cutánea realizada con un galvanómetro, también se puede utilizar un medidor de ondas cerebrales, u otros sistemas que nos indiquen las diferentes reacciones fisiológicas ante la posible influencia del neutralizador. Otros elementos de comprobación como la kinesología o la radiestésica se deben realizar por personas competentes, y en pruebas ciegas, tanto éstas como las anteriores, donde no se pueda comprobara por los sentidos más habituales la presencia o ausencia del dispositivo, ya que conviene tener en cuenta el factor psíquico en ocasiones puede falsear estas pruebas, ya que si creemos en la bondad del sistema neutralizador, por sugestión podemos inconscientemente variar nuestras constantes fisiológicas, por ello es importante realizar las pruebas ciegas.

 

Saberse rodear de un entorno apropiado o equilibrado para cada uno, ya sea el color de las paredes, la ropa o los objetos, es importante, mas no debemos olvidar que el verdadero equilibrio parte de dentro hacia fuera, por lo tanto nuestro trabajo interior será el que nos haga estar bien en casi todos los lugares. Esto, evidentemente, no es fácil, pero sí debemos esforzarnos o dedicar nuestro tiempo a la búsqueda de algo externo que nos haga estar mejor, también deberíamos intentar poner parte de esa energía en ser mejores nosotros como seres humanos, ello conlleva que el equilibrio del entorno evolucione sistemáticamente con nuestra evolución personal.

 

Continuamente nos hacen llegar sistemas de neutralización, incluso de otros países, donde también está de moda su utilización, y según dicen sus vendedores son una panacea contra las radiaciones o energías negativas, aunque en la mayoría de ocasiones son simplemente un engaño, que pueden actuar, en algunos casos, sobre la psique de la persona actuando incluso favorablemente al producir un estado inducido por el propio deseo de las personas en creer la veracidad de su publicidad, esto ocurre durante un tiempo más o menos breve, pero donde seguro que actúan es sobre su bolsillo.

 

Con ello, no queremos englobar, ni muchísimo menos, a investigadores y personas de buena fe que, con absoluta seriedad buscan incansablemente sistemas de neutralización y que en algunos casos consiguen buenos resultados, o al menos alentadores.

 

En todos los casos la colocación de un sistema neutralizador debe ser efectuado por un experto, si nos decidimos a intentarlo por nuestra cuenta y riesgo, al menor cambio desfavorable debemos quitarlo del entorno.

 

Nuestra experiencia personal nos indica que en ciertos casos, alguno de estos sistemas producen alguna mejoría en personas sometidas a zonas alteradas, aunque no en la misma medida que si cambian a un lagar neutro, incluso suele ocurrir que, al pasar un cierto periodo de tiempo, el proceso positivo cese y se revierta, agudizando aún más el problema. Por lo tanto, si decidimos la implantación de alguno de estos sistemas, siempre y cuando no exista otra posibilidad, debemos efectuar un seguimiento y control de sus efectos. Algo similar a si nos medicáramos: hay que saber las dosis apropiadas, así como el tiempo y la frecuencia de exposición más convenientes.

 

Todo lo que tiene forma emite en mayor o menor medida ondas de forma. Ciertamente algunas formas geométricas reconducen la energía del entorno y emiten unos tipos de ondas más significativas para los seres humanos. Los efectos de las ondas de forma sobre sistemas más complejos como son los seres humanos, son a veces difíciles de discernir aunque sin dada ejercen influencia sobre ellos. Sin embargo, como neutralizador de zonas patógenas, especialmente cuando estas son muy agresivas, son de dudosa eficacia en términos generales, aunque en un momento determinado puedan servir de apoyo como terapia alternativa, siempre y cuando se lleve un seguimiento por un especialista.

 

La pirámide y el cono, al igual que otras figuras geométricas, concentran la energía del entorno en ella para remitiría, especialmente a través de su vértice superior, por ello si está colocada en un lugar alterado concentrará parte de esa energía pe Judicial en su interior, de ahí la peligrosidad de permanecer dentro de ella en estas circunstancias; aunque igualmente puede ser perjudicial estar en su interior con la cabeza mucho tiempo cerca del vértice, aun siendo zona neutra, ya que en él se concentra más energía y una sobreexposición puede crear problemas de cierta -envergadura, como recordarán las personas que las utilizaron para meditar hace algunos anos cuando las pirámides estuvieron especialmente de moda.

 

Tarjetas radiónicas, dibujos radiestésicos, figuras geométricas (pirámides, cono, dodecaedros…) circuitos oscilantes, piedras preciosas o semipreciosas, colores… pueden dar buenos o malos resultados según el azar decida, de ahí la importancia de realizar un estudio en profundidad del problema y su idiosincrasta por parte de un experto, determinando el sistema más idóneo, en caso de existir la posibilidad de neutralizar o al menos paliar la agresión. Aunque personalmente no realizó ninguna neutralización si existe la posibilidad de trasladarse a un sitio neutro. En cada caso concreto existen muchos parámetros a tener en cuenta, al elegir un neutralizador: tamaños, formas, material, color, así como el lugar o la orientación donde se ha de colocar, o las horas del día y el tiempo que se deben usar. Por ejemplo, el color rojo nos puede ayudar a revitalizarnos en un momento dado, pero si pintamos la habitación donde dormimos totalmente de rolo, al cabo de un cierto tiempo, este color que nos puede haber ayudado a salir de un problema determinado, nos puede polarizar al otro extremo, creándonos estados de nerviosismo o ansiedad. Por ello es importante conocer, en cada caso, los efectos de cualquier sistema a corto o largo plazo, y prever sus consecuencias con una adecuada dosificación del tiempo necesario, para no permitir que un efecto inicialmente positivo se transforme en algo perjudicial. sin embargo dudamos que por sí solos estos métodos puedan equilibrarnos totalmente ante la presencia de un elemento perturbador, especialmente si se trata de alteraciones geofísicas así como de campos eléctricos o electromagnéticos artificiales de cierta importancia.

 

En cuanto a determinar radiestésicamente la bondad de sistema neutralizador, en ocasiones es posible que las defensas del operador ante la agresión hayan aumentado, pero en muchas ocasiones nos queda la dada de si realmente las que han quedado neutralizadas son sus capacidades para percibir la alteración, por pura autosugestión. El verdadero radiestesista puede ‘ayudarse’ de sus percepciones físicas, en trabajos de campo, pero siempre prevalece en él la parte psíquica, que no puede ser engañada por estos Juegos de magia’ o por el deseo de neutralizar un lugar. En un momento dado, si está o cree que está utilizando sus percepciones físicas, deberá anularlas y centrarse en lo que realmente es la radiestesia: un fenómeno psíquico con el que se puede discernir si un lugar ha quedado realmente neutralizado o atenuado su efecto patógeno, o por el contrario continua ejerciendo un efecto negativo sobre las personas.

 

Debemos diferenciar dos tipos de neutralizadores: los que podemos comprobar por los cambios medibles con aparatos por sus efectos sobre el medio o por las variaciones’ que provoca en las constantes fisiológicas de las personas sometidas a su influencia, y por otra parte los que tienen unos efectos más sutiles, y por tanto sólo se pueden comprobar estadísticamente, o con la experiencia y los resultados.

 

Si colocamos uno de los sistemas, llamémosles sutiles, anteriormente citados en un lugar alterado, por ejemplo, por un campo electromagnético, los aparatos de medición de campos eléctricos o magnéticos, no detectarán ninguna variación de estas con el neutralizador 0 sin él, y así ocurre con todos los métodos de medición que la tecnología pone hoy en día a nuestro alcance. A pesar de que los aparatos o sistemas electrónicos no indiquen siquiera variación, realmente algo puede haber cambiado, algo tan sutil que nuestros sentidos habituales no pueden percibir, pero que de alguna forma actúa sobre los organismos, ya sean animales, vegetales o incluso minerales. Sin embargo para cada caso, para cada ocasión, los efectos de las energías sutiles varían, por ello no se pueden sacar conclusiones o normas definitivas, especialmente cuando se relacionan con el ser humano.

 

Las plantas son buenas compañeras para convivir con ellas, su presencia crea una calidad del aire superior, absorben sustancias tóxicas y limpian el aire de virus y bacterias. Además si su forma, tamaño, color y olor nos resulta armónico o agradable, su presencia elevará nuestro tono vital reforzándonos contra las agresiones del entorno. Por otra parte existe la creencia ampliamente divulgada de que ciertas plantas, y en especial algún tiempo de cactus elimina o neutraliza distintos tipos de radiaciones o energías negativas, esto crea falsas expectativas ya que en ningún momento la radiación electromagnética de un televisor, por ejemplo, se ve modificado por la presencia de estas plantas, al igual que la radiación telúrica tampoco sufre ninguna variación. Sin embargo estas y otras plantas pueden, como comentábamos anteriormente dependiendo de sus características particulares, sintonizar adecuadamente con una persona en ciertas etapas de su vida y conseguir elevar su nivel energético, y por tanto potenciar sus sistemas defensivos permitiéndole una mayor capacidad de respuesta ante una agresión del entorno. De todas formas hemos de matizar una vez más que esta relación se muestra generalmente insuficiente para contrarrestar los efectos perniciosos de una prolongada estancia sobre alteraciones telúricas o en campos electromagnéticos artificiales superiores a las medidas límite umbral recomendables.

 

Con respecto a ciertas mantas, colchones… imanes o corrientes eléctricas que aparecen en el mercado como solución a los problemas de las zonas alteradas, hemos de puntualizar que está ampliamente demostrada la terapéutica a base de imanes o de corrientes inducidas de electricidad o campos magnéticos, pero, por supuesto. en las zonas del organismo que en cada caso sean necesarias, así como el tiempo y la intensidad adecuadas. Por ello no nos parece recomendable utilizar ningún elemento que provoque variaciones del campo magnético de forma indiscriminada, y sobre todo durante tantas horas, y en 109 momentos que más necesitamos acercarnos lo máximo a un entorno lo más natural posible, ya que se utilizan para dormir. Quizás algunos casos concretos sea favorable, al menos durante un cierto tiempo, debido a la coincidencia de su problemática específica con las características del sistema, sin embargo en general es difícil que esto concuerde.

Otros sistemas que utilizamos personalmente en nuestros trabajos es la neutralización o atenuación de los efectos de una corriente telúrica específica en un área concreta, con picas o tubos de cobre clavados en la tierra, también se puede utilizar para rebajar la dosis de campo eléctrico que provenga, por ejemplo, de una torre de alta tensión, poniéndolas entre la torre y el edificio, especialmente si es una vivienda de una sola planta, ya que las picas derivan a tierra parte del campo eléctrico, y así no incide directamente sobre ella. Esto es importante si el edificio es de una o pocas p]antas, por lo que no se reparte el campo eléctrico entre los diferentes pisos, aunque por supuesto también puede conseguirse el mismo efecto con un árbol o con una valla. En agricultura hemos comprobado la efectividad de este sistema, sobre franjas donde no crecía nada o se desarrollaba el cultivo en menor medida que el resto, a pesar de los cuidados especiales que en la mayoría de los casos se les suele dar a estos vegetales con menor desarrollo. Este sistema se remonta a miles de anos atrás, aún hoy en día quedan gran cantidad de menhires repartidos por todas partes como una forma antiquísima de geopuntura, tal vez usados para armonizar energéticamente determinadas zonas, se ha comprobado que, transcurridos tantos siglos, al quitarlas de ciertos lugares las cosechas posteriormente han sido inferiores, e incluso se han registrado movimientos microsísmicos de cierta envergadura. La pica puede tener aproximadamente entre 1 y 2 metros de largo, del cual dejamos aproximadamente la mitad enterrada y la otra mitad al exterior, logrando así la descarga o desbloqueo de una zona excesivamente energética, aunque en ningún caso se logra con éste u otros sistemas similares de neutralización rebajar los niveles de radiactividad de una zona. En este caso es conveniente realizar las mediciones con el geiger repetidas veces sobre el mismo lugar.

 

Los circuitos oscilantes pueden servir de ayuda en un momento determinado como complemento terapéutico o como un elemento de apoyo en una neutralización. En cada caso, al igual que en todos los sistemas de neutralización sutiles, realizaremos la elección de los materiales más adecuados, o de sus dimensiones, orientación, dosis, tiempo… mediante Radiestesia. Un experto-radiestesista será el único que inicialmente podrá determinar todos estos parámetros, eligiendo los más idóneos para cada caso, para cada circunstancia, más tarde la experiencia podrá orientar en cada caso la metodología más conveniente.

 

Una vez más insistimos en que la mejor forma de neutralizar, tanto para nosotros como para la propia tierra, es la de buscar el sitio favorable, dejando que la tierra utilice esos lugares para nosotros negativos, así como para la mayoría de los procesos biológicos, como puntos de descarga de sus tensiones internas.

 

Hemos nombrado en alguna ocasión anterior la posición más favorable de colocar a una persona para dormir. La tradición y la experiencia nos indican que debemos colocarnos con la cabeza orientada al norte y los pies al sur, ya que el descanso, la relajación y el sueño profundo mejoran. Aunque en nuestras prospecciones no es considerado un tema prioritario, como puede ser el saltar de una alteración telúrica, es aconsejable y puede servir, por ejemplo, como apoyo en una terapia de recuperación, y en general para descansar mejor, ya que al parecer favorece la fluidez de la circulación de la sangre. La presión arterial está con la cabeza situada al norte, y el sueño es más profundo en comparación con otras direcciones magnéticas. Se ha comprobado mediante encefalogramas conectados a una persona durmiendo en una cama giratoria, que la orientación donde se consigue un sueño más profundo es precisamente el norte.

 

Sin embargo, cuando una persona necesita revitalizarse puede colocarse durante un tiempo determinado con la cabeza al este y los pies al oeste. En más de una ocasión hemos podido constatar los beneficios que genera sobre la salud una orientación adecuada.

Una orientación adecuada de la cama o de la silla puede ser una forma de neutralizar o paliar un efecto nocivo en una habitación. Una adecuada ventilación puede servir para eliminar el gas radón o sustancias tóxicas de un lugar, o dejar entrar el sol con sus efectos bactericidas y estimulantes sobre las personas, arreglar una instalación eléctrica defectuosa, desenchufar un aparato eléctrico… son formas a nuestro alcance de neutralizar o paliar realmente los efectos de un lugar patógeno.

 

Cambiar de lugar’ abrir una ventana, una buena orientación, una adecuada higiene y alimentación acorde a nuestras necesidades y la búsqueda del sentido del equilibrio en la vida son posibilidades siempre a nuestro alcance, unas veces basta con mover una manivela, otras trasladar unos centímetros una cama, sin embargo las más importantes deben partir de nuestro interior, la búsqueda de una armonía que nos permita fluir con las energías del entorno.

 

Es preciso, al menos por nuestra parte, procurar mantener la máxima coherencia y responsabilidad cara a las personas que se dirigen a nosotros en busca de ayuda para sus problemas, y cada día más ya que la fiebre de los neutralizadores comienza a tener un gran auge en nuestro país, y por ello seguirán surgiendo personas que sin ningún rigor intentarán aprovecharse de ello.

 

© Asociaciación de Estudios Geobiológcos 1993

 

Fuente: http://www.gea-es.org/geobiologia/neutraliz_geobio.html

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en Córdoba (España) - 03 al 09 de Noviembre de 2017
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
5 comentarios
  1. User comments

    No teman, es tan solo un ciclo que esta terminando. Nadie puede detener el tiempo y menos destruir la luz.

    Los amo!

  2. User comments
    Nelson Valdivia

    Muy, buen Articulo. muy útil. ya que yo estoy trabajando en un Proyecto.relativo al Electrosmog, en estos momento Trabajo con Radiestesia. en mi Investigación. ayudado por un medidor de Electrosmog. conseguido hace poco Tiempo.su Articulo. es muy buena. me nutre de mucha Información muy valiosa para mi trabajo. ya que es todo un tema Serio y Ignorado. el Electrosmog. es un Flagelo en estos Tiempos Modernos

  3. User comments

    gracias un abrazo en la luz

  4. User comments

    Algunos de ustedes puede por favor enviarme cartones geométricos de las fragancias curaurativas de la india las cuales se pueden utilizar para cargar agua,alcohol u otra material como globulitos homeopáticos,no las consigo son parecidos a los de Don Gerrard en su libro "Doctor Paper " ,reciban un fraternal abrazo desde Venezuela

  5. User comments
    El pequeño Tesla

    Felicitaciones por el trabajo muy bueno.

    Sugiero que fabriquen una pirámide tal y como lo indica el experto Gabriel Silva y confirmen por sus propios ojos los resultados para rever lo que escribieron aquí.

    Abrazo!

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend