Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Desarrollo Interior » Crear relaciones sanas, me hago completamente responsable de todo lo que sucede a mi alrededor (segunda parte).

Crear relaciones sanas, me hago completamente responsable de todo lo que sucede a mi alrededor (segunda parte).

Honro al dios/diosa que habita en ti.

Honro al dios/diosa que habita en ti.

Lo más fácil es siempre echarle la culpa a los demás, a aquellos que nos ignoraron o nos agredieron. Podemos enfrentar a estas personas o situaciones, o bien ignorarlas, pero siempre queda esa sensación de ser una víctima de la vida.

Las antiguas enseñanzas nos invitan a reflexionar en que somos todos solo uno, que estamos todos conectados, en que yo soy tu y tu eres yo. Nuestro ego reclama: “- Yo no soy ese que es insoportable, ni siquiera ella que no sabe lo que quiere o está drogado/a, enfermo/a. Yo no soy tu, yo soy yo y con suerte me puedo hacer cargo de que yo soy yo.”
Y sí, tenemos razón cuando decidimos creer que estamos separados, porque nuestra experiencia es única, nuestra historia de vida es única, y por tanto la forma en que miro y leo el entorno también es incomparable.
Pero, ¿qué pasa si te digo que el mundo es un telón en el que yo proyecto todo mi mundo interno y genero los acontecimientos que se desencadenan a todo mi alrededor?
Eso implicaría que si hay algo que en mi campo es difícil, es doloroso, es complicado, debo asumir que yo lo estoy proyectando.

La relación con mis ancestros

Gracias por lo que me has dado, porque me dieron la vida.

Gracias por lo que me has dado, porque me dieron la vida.

Echarle la culpa a nuestros padres, a nuestros ancestros, a nuestras parejas presentes pasadas o futuras, a la economía, el sistema de salud…. de todos nuestros dolores, penas e infelicidades, no es la solución. Porque no puedes cambiar afuera lo que estás generando adentro. Y claro, tu no eres el único responsable del sistema financiero, pero puedes no estar dentro del sistema si te empoderas, y el sistema pasará a tu lado sin hacerte daño.
Todo lo que entra en tu campo lo estás generando al prestarle atención, al creer en ello, al darle poder.

En efecto, por lealtad y amor a nuestros padres y ancestros, hemos cargado (voluntaria pero inconscientemente) muchos de sus dolores. Estos son las manifestaciones de sistemas de creencia basados en el miedo, en la carencia, en la falta de amor. Con el mismo amor toma todo esto agradécelo, perdónalo, hónralo y devuélvelo, porque no es tuyo, no te pertenece y al seguir sustentando estas creencias vas transmitiéndolas a tu descendencia.

Desde esta perspectiva, cada pareja que has tenido, no ha sido más que la representación del amor propio que te tienes. Si tu pareja te agrede, debes preguntarte cuánto te has agredido a ti mismo(a), si te abandona ¿Cuando tu te abandonas?, si no se siente suficiente para ti ¿tu te sientes suficiente?. Nos quejamos de lo que nos han hecho otros y no somos capaces de identificar lo que nosotros mismos nos hacemos día a día, momento a momento. Creemos que nos sentimos mal por lo que los otros nos hacen, pero no vemos todo lo que nosotros nos hacemos.

Para crear una relación sana, necesitas amarte y perdonarte.

Comienza a prestar atención a todo lo que aparece en tu campo y reconoce que también eres tu, que es la manifestación de lo que vives internamente para así hacerte consciente y comenzar a cambiar, y no lo que está afuera, si no lo que está adentro. Si cambias tu interior, el mundo va a comenzar a transformarse en tu exterior.
Una vez que te haces responsable de todo lo que sucede, perdónate, porque lo has creado con las herramientas y las experiencias que has tenido hasta ahora. Hónralo, porque ha sido gracias a todas estas experiencias no tan buenas que hoy estás leyendo estas líneas y estás dispuesto(a) a hacer la diferencia. Agradece tu experiencia y ámala. Al amar tu experiencia también te vas a estar amando a ti, porque tu experiencia también eres tu.

En este punto, toma una foto tuya y colocada en tu altar, o en un lugar destacado y privado. Cada día préndele una vela a tu fotografía y dile a esa persona que te mira desde ahí que es digna(o) de ser amada(o), y abrázala(o) con el alma.

AUTOR: Beatriz Cueto, redactora de la gran familia de hermandadblanca.org
Puedes descubrir más de Beatriz en su web: www.cocreandomimundo.cl

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Beatriz Cueto
Beatriz Cueto Mires Marzo de 1973 Antropóloga de formación. Nacida en Santiago de Chile, a los pocos meses se traslada con su familia a Alemania y posteriormente a Budapest; Hungría donde vive hasta los 10 años. De regreso en Santiago el año 1983 comienza un largo camino en busca de su identidad el que la lleva a experimentar diversos procesos de autosanación, de introspección y de integración de sus experiencias a través del Reiki, las terapias florales y fundamentalmente a través de la Cocreación. Actualmente se dedica gran parte del tiempo a enseñar y a guiar a cientos de persona para reconocer su propia capacidad de crear realidad y su automaestría. El resto del tiempo realiza otra de sus grades pasiones, viajar y conocer otras culturas, pasión que comparte con sus hijos que la acompañan cada vez que pueden. Autora de un blog llamado "ejercicios de la semana” en www.cocreandomimundo.cl

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend