Ciudad Virtual Gran Hermandad Blanca Banner

Curso de relajación consciente, por Rolando Leal

Separador

 

Meditacion Curso de relajación consciente, por Rolando Leal
Por medio de estos escritos pretendemos compartir algunos conocimientos relacionados con la práctica del relajamiento consciente, revisaremos el concepto de tensión y relajamiento, en sus diferentes aspectos o tipos: muscular, respiratorio y mental; estudiaremos el concepto de yoganidra o sueño del yoga y el pratyahara o abstracción de los sentidos, todo ello con la finalidad de ayudar a los lectores en su proceso de autorrealización. Tomado del Libro: MEJORA TU SALUD CON YOGATERAPIA.

 

 

La vida se expresa en la naturaleza en períodos alternados de actividad y reposo, uno sigue al otro como el día y la noche, la inhalación y la exhalación. Así también en la vida humana después de la actividad diaria viene el descanso nocturno, al dormir nuestro cuerpo se afloja, se suelta, se relaja en forma natural y al mismo tiempo la mente se tranquiliza, se aquieta y disminuyen las ondas cerebrales hasta alcanzar los niveles de las ensoñaciones y del sueño profundo.

 

Mujer meditando Curso de relajación consciente, por Rolando Leal
Sin embargo esto que es un proceso natural de liberación de tensiones psicofísicas y de recuperación de energías gastadas, no siempre se verifica en forma óptima y al despertar si es que acaso dormimos toda la noche, nos sentimos cansados, agotados y no rendimos lo suficiente durante el día en nuestras actividades diarias. Esta situación que es muy común en la vida actual de muchísimas personas ocasiona no sólo un bajo rendimiento en el trabajo o en el estudio, sino alteraciones psicológicas y físicas de muy diversa índole. La persona que sufre de esta falta de descanso comienza a mostrar síntomas de desarmonía y enfermedad en su unidad mente-cuerpo.

 

El relajamiento es el estado opuesto a la tensión, es un aflojar y soltar totalmente el cuerpo como si fuera a dormirse, sólo que el practicante permanece atento tanto al proceso de relajarse como a los resultados y efectos del ejercicio; por eso se considera consciente, se trata de alcanzar un estado psicofísico de paz, armonía y serenidad, esto se logra al relajar voluntariamente cada parte o zona del cuerpo en coordinación con la respiración y la concentración. Se practica después de la gimnasia psicofísica para complementar los efectos positivos de ésta y alcanzar un mejor descanso integral. Siendo la gimnasia el aspecto dinámico, el relajamiento representa el aspecto estático, puesto que el cuerpo permanece inmóvil estando sólo en actividad la respiración y la atención.

 

Después del relajamiento practicamos las asanas o posturas que conjugan ambos aspectos lo activo y lo pasivo cuyo estudio práctico realizaremos más adelante.

 

En el relajamiento se trata de alcanzar un estado de ausencia total de contracciones o tensiones, de esta forma la energía vital puede fluir más libremente y sin obstrucciones de ninguna especie. Es el único ejercicio de reposo completo que existe, puede realizarse de muchas formas, utilizando procedimientos físicos o mentales.

 

Estiramiento Yoga 002 Curso de relajación consciente, por Rolando Leal
Cuando se utilizan medios físicos puede ser de tipo muscular o respiratorio, en el primero la persona primero tensiona una parte de su cuerpo y luego la suelta totalmente, utilizando el principio de tensión y relajamiento; en el segundo tipo es la respiración el factor más importante, se inhala y al exhalar se suelta el cuerpo parte por parte o en conjunto.

 

También se puede llegar a un estado de relajamiento mediante procesos mentales como la sugestión y la visualización, consiste en repetir mentalmente algunas afirmaciones que ayuden a inducir el estado de descanso, al mismo tiempo que se está imaginando el resultado deseado.

 

Cada uno de estos tipos de relajamiento los estudiaremos en los siguientes capítulos. En la Yogaterapia utilizamos una combinación de los tres tipos para obtener mejores resultados, por eso el último ejercicio de la gimnasia es el estiramiento total, cuya finalidad es prepararnos para el relajamiento, luego nos enfocamos en la respiración para aflojar más el cuerpo, continuando con la visualización y sugestión para alcanzar un estado más profundo de descanso completo. Los beneficios que se obtienen gracias a esta técnica milenaria son maravillosos, revisemos algunos de ellos:

 

Pensamiento Armonia Curso de relajación consciente, por Rolando Leal
1. Descanso completo físico y mental.

 

2. El corazón se tranquiliza y funciona mejor.

 

3. Mejora la circulación de la sangre.

 

4. La actividad cerebral disminuye, lo mismo que el consumo de oxígeno a semejanza de lo que ocurre en el sueño fisiológico.

 

5. La energía vital fluye con mayor libertad gracias a la eliminación de obstrucciones, tensiones y a la tranquilización del sistema nervioso.

 

6. Se recuperan las energías gastadas, acrecentándose un estado de bienestar psicofísico.

 

7. Eliminación del cansancio y la fatiga de cualquier tipo.

 

8. Normaliza los procesos fisiológicos alterados por los problemas de tipo psíquico y el estrés.

 

9. La vida afectiva se enriquece y se equilibra.

 

10. Mejoramiento de la salud integral.

 

Estos son algunos aspectos benéficos que se han estudiado en muchos casos de practicantes de esta técnica, tanto en individuos con un equilibrio físico y mental adecuado que gozan de buena salud y bienestar, como en otros que manifiestan graves alteraciones funcionales en el nivel orgánico o en el psíquico.

 

El relajamiento ha probado su eficacia en ambas situaciones en salud y en enfermedad; es por eso que actualmente se practica tanto en medicina y psicoterapia como en sistemas de superación personal y desarrollo humano. Diez minutos de relajamiento consciente complementan el descanso de una noche de sueño, puesto que normalmente no alcanzamos a descansar todo lo necesario en el reposo nocturno.

 

Sin embargo el relajamiento no es un sustituto del sueño, ya que éste cumple además con otras funciones, como la actividad onírica tan importante y vital para la salud del individuo, no importa que la persona no recuerde sus sueños, de todas maneras se verifican y cumplen una función básica de equilibrio psíquico y orgánico, además de otras actividades que se manifiestan en niveles no-conscientes para el sujeto. El relajamiento es un complemento para el descanso nocturno en cuanto permite alcanzar los niveles más profundos que sólo se logran cuando dormimos.

 

Aquí conviene mencionar los descubrimientos de la Alfagénica que estudia los niveles de las ondas cerebrales humanas, se han estudiado cuatro niveles: beta, alfa, theta y delta.

 

Beta de 14.1 a 55 ciclos/segundo, corresponde al estado normal de vigilia, en relación con el funcionamiento objetivo de los sentidos y la mente.

 

Alfa de 7.1 a 14 ciclos/segundo, es el nivel de la meditación profunda y el relajamiento consciente; descanso corporal, mente tranquila y concentración, gran capacidad mental para la imaginación creativa, conciencia expandida y plenitud del ser.

 

Theta de 4.1 a 7 ciclos/segundo, se manifiesta en el sueño con ensoñaciones, la anestesia, la hipnosis, y en los estados alterados de la mente.

 

Delta de 0 a 4 ciclos/segundo, aparece en el sueño profundo, y en los niveles no-conscientes durante el descanso nocturno.

 

El nivel alfa se produce en el relajamiento consciente y esto no sólo es benéfico en el aspecto físico o mental sino como persona en su totalidad, el practicante que llega voluntariamente a este nivel desarrolla en un grado mayor todas sus capacidades, por eso se experimenta una expansión de sentimientos e ideas sublimes cuando se logra un buen relajamiento.

 

Durante la práctica de esta técnica puede suceder lo siguiente:

 

1. Que se duerma el practicante, significa que en ese momento se necesita descanso completo debido a falta de sueño o agotamiento.

 

2. Que la mente divague aunque el cuerpo esté relajado, lo que acontece muy frecuentemente debido a tensiones mentales acumuladas, de esta manera son eliminadas mediante esos pensamientos y sentimientos que brotan de los niveles del subconsciente.

 

3. Que se experimenten sensaciones extrañas ya sea en el cuerpo como vibraciones o en la mente como ensoñaciones, esto se manifiesta al estar en un estado de abstracción que el relajamiento permite, todo lo anterior se considera normal y natural cumpliendo una función liberadora.

 

4. Que se logre el estado óptimo de paz profunda, comunión espiritual y alegría interior: meta sublime del relajamiento consciente.

 

Cada una de estas experiencias es buena, puesto que se manifiestan a quien lo necesita en el momento adecuado, sin embargo debemos de buscar alcanzar el ideal de esta técnica de Yoga para posteriormente disfrutar y beneficiarnos plena y conscientemente con la práctica de las asanas o posturas yóguicas.

 

Es importante vitalizarnos al terminar el relajamiento, esto se logra con ejercicios de respiración profunda sosteniendo las inhalaciones y sintiendo la energía en todo el cuerpo. Al salir del relajamiento debe de hacerse en forma gradual, nunca bruscamente, de ahí la necesidad de un lugar adecuado para nuestra práctica, donde no se nos moleste.

 

El relajamiento lo podemos practicar en grupo o individualmente, en el primer caso dirigidos por un instructor, y en el segundo utilizando una grabación o bien totalmente en silencio (auto-relajamiento).

Estiramiento Yoga 001 Curso de relajación consciente, por Rolando Leal
TENSIÓN Y RELAJAMIENTO

 

Constantemente estamos realizando esfuerzos en la vida diaria, estos son totalmente normales y naturales, sin una cierta cantidad de esfuerzo no se podrían lograr grandes cosas, sin embargo cuando existe un exceso de esfuerzo, y éste se mantiene constante aparece lo que se llama el estrés que podríamos definir precisamente como un exceso de esfuerzo. El esfuerzo es natural y benéfico, el exceso suele ser nocivo, provoca tensiones, no sólo de tipo físico sino también psicológico e incluso existencial.

 

Las tensiones de tipo físico se experimentan principalmente en contracciones musculares, también en excitación del sistema nervioso, y alteración de las glándulas endocrinas, afectando al organismo en su funcionamiento integral.

 

Las tensiones psicológicas se manifiestan por medio de pensamientos y emociones, en cuanto a los primeros comenzamos a pensar negativamente, nos invade el pesimismo y llegamos a tener ideas perturbadoras que nos afectan grandemente; en relación con las emociones éstas se desequilibran y sufrimos cambios drásticos que nos impiden disfrutar de la vida con plenitud.

 

Las tensiones existenciales son en el ámbito de la personalidad, existe una desorientación que afecta las actitudes básicas de la persona y provoca conflictos con relación al sentido de la vida, por lo tanto no hay metas definidas que alcanzar y el ser entra en crisis.

 

Estas formas de tensiones pueden darse en forma aislada algunas veces, en otras se combinan dos de ellas y en los casos más drásticos las tres, cada una de ellas requiere un tratamiento especial que veremos a continuación.

 

Las tensiones físicas se eliminan con ejercicios apropiados de estiramiento y relajamiento, también ayudan mucho los masajes, la hidroterapia y el sueño. Todo aquello que ayude a soltar el cuerpo.

 

Las tensiones psicológicas se corrigen con lecturas especiales, trabajo constructivo agradable, diálogo terapéutico y actividades recreativas que ayuden a la persona a pensar con mayor claridad y entendimiento.

 

En cuanto a las tensiones existenciales desaparecen con el conocimiento de uno mismo, la meditación y la psicoterapia.

 

En la Yogaterapia buscamos el desarrollo integral del ser, de tal manera que al practicar la gimnasia psicofísica, el relajamiento consciente y las asanas o posturas estamos liberando las tensiones físicas, mentales, existenciales, y aunado a esto las enseñanzas complementarias le van dando al estudiante un panorama de sí mismo y de la vida más adecuado y completo, esto trae como resultado el bienestar del practicante, sobre todo la comprensión y el conocimiento para manejar mejor las tensiones propias de la vida humana.

 

Retomamos ahora el tema del estrés, el cual vimos que puede definirse como el exceso de esfuerzo, es una respuesta del organismo a las demandas que se hacen sobre él, se manifiesta un ajuste del comportamiento. Muchas veces el estrés se presenta como una amenaza a la supervivencia del individuo, que provoca una excitación o alteración, que lo prepara de tal manera de poder enfrentar y salir adelante de esa situación de conflicto o crisis.

 

Existen tres fases o pasos del estrés y son:

 

1. Alarma o alerta.

 

Se presenta la respuesta orgánica ante la amenaza de una situación de peligro, el cuerpo reacciona mediante el estrés, se producen cambios orgánicos significativos en el funcionamiento hormonal que preparan al individuo para enfrentar el evento provocador.

 

2. Ajuste al esfuerzo.

 

En esta fase se produce una gran actividad orgánica, que sirve para resistir la fuerza contraria al organismo, representada en la posible amenaza, desgraciadamente esto debilita al organismo, se está propenso a enfermedades.

 

3. Agotamiento.

 

Si no se soluciona el conflicto, las defensas del cuerpo comienzan a debilitarse, pudiendo llegar al quebrantamiento orgánico, normalmente esto se manifiesta en los órganos más débiles.

 

Existen una serie de cambios orgánicos que ocurren durante este proceso de adaptación y respuesta, entre ellos podemos mencionar los siguientes:

 

* La respiración se altera, se incrementa el oxígeno en la sangre.
* Se acrecienta el ritmo del corazón y la presión arterial.
* Hay un aumento de azúcares y grasas que pasan a la corriente sanguínea, para generar más energía.
* Se activan los mecanismos de coagulación de la sangre, para prepararse por si ocurren heridas.
* La digestión se interrumpe, la sangre se dirige a los músculos y al cerebro.
* Se activa la tensión muscular para prepararse a la acción.
* Los sentidos se agudizan.

 

Al estudiar estas reacciones orgánicas, nos damos cuenta que el estrés es un proceso tan maravilloso como todos los que ocurren en el organismo, todo esto es bueno y natural; el problema es mantener este estado tensionante o estresante durante mucho tiempo, llegando al quebrantamiento y al agotamiento, porque las defensas del organismo se han debilitado, están en pie de lucha contra un enemigo… muchas veces invisible, es decir, en la vida primitiva estos mecanismos eran vitales para la supervivencia individual y colectiva, pero en situaciones actuales donde no hay realmente un peligro físico real, estos procesos quedan fuera de lugar, sobre todo llevados a su extremo, porque no se llega a descargar la energía en algo tangible, y esa energía transformada ahora en ira, odio, angustia, preocupación, miedo etc., se regresa contra la misma persona provocándole enfermedades y trastornos que son muy difíciles de manejar, porque han sobrepasado la barrera del control.

 

Una vez que se ha generado una energía en el cuerpo ésta tiende a expresarse, y si no se manifiesta abiertamente, entonces busca otros cauces y éstos pueden ser nocivos para la misma persona. Es por ello la importancia de estar constantemente liberando la energía psicofísica de manera constructiva y benéfica, por ejemplo a través de la gimnasia, el trabajo, el estudio, la diversión y la ayuda a nuestros semejantes. Revisemos algunos de los principales provocadores del estrés tanto en el nivel físico como mental.

 

NIVEL FÍSICO:

 

* Drogas, alcohol, tabaco.
* Medicamentos sin control.
* Alimentación inadecuada.
* Falta de higiene.
* Problemas de sueño y descanso.
* Trabajo excesivo.
* Vida sedentaria, no hacer ejercicio.
* Respiración deficiente.

 

A NIVEL MENTAL:

 

* Cambios bruscos en la vida.
* Crisis y conflictos sin solucionar.
* Emociones negativas.
* Ideas perturbadoras.
* Sentimiento de culpa.
* Miedo a la muerte y a la vida.
* Preocupaciones.

 

La lista puede ser mayor, con estos ejemplos es suficiente para darnos una idea de esta situación que afecta a miles de personas, en mayor o menor grado. Para contrarrestar lo anterior tenemos una de las técnicas milenarias del Hatha Yoga que es el relajamiento consciente, el cual vamos a practicar en su forma muscular en este capítulo. El relajamiento se puede realizar sentado o bien acostado en el suelo, es más recomendable la segunda opción puesto que el peso del cuerpo se distribuye completamente en toda su extensión.

 

RELAJAMIENTO CONSCIENTE DE TIPO MUSCULAR

 

SHAVASANA = EL CADÁVER

 

Shava = cadáver;

 

asana = postura.

 

Postura del cadáver, especial para el relajamiento consciente.

 

PREPARACIÓN

 

Acostado boca arriba con los brazos a los lados del cuerpo. Si es de noche se apagan las luces, se utiliza música de fondo de tipo instrumental y tranquila.

 

EJECUCIÓN

 

Se tensa la pierna izquierda y se suelta completamente, se repite tres veces.

 

Se tensa la pierna derecha y se suelta completamente, se repite tres veces.

 

Se tensan los glúteos y el abdomen y se sueltan completamente, se repite tres veces.

 

Se tensa el pecho, los costados y la espalda y se sueltan completamente, se repite tres veces.

 

Se tensa el brazo izquierdo, cerrando el puño fuertemente y se suelta completamente, se repite tres veces.

 

Se tensa el brazo derecho, cerrando el puño fuertemente y se suelta completamente, se repite tres veces.

 

Se estira el cuello, se aprietan los dientes y se tensa el rostro, se sueltan completamente, se repite tres veces.

 

Se tensa todo el cuerpo, levantando un poco las piernas, apretando los puños y los dientes, se suelta completamente, se repite tres veces.

 

Ahora nos quedamos totalmente sueltos, libres de tensiones musculares, descansando plenamente, dejando que el cuerpo se siga aflojando más y más hasta alcanzar un descanso total, con los ojos cerrados, apoyamos la punta de la lengua en la parte de adentro de los dientes superiores, dejamos la respiración tranquila y serena. Permanecemos así de 5 a 10 minutos y volvemos a activarnos para continuar con nuestras actividades diarias. Se puede practicar en la cama antes de dormirnos, y el relajamiento nos conduce al sueño natural. Recomendamos practicar este ejercicio todos los días durante una semana.

Estiramiento Yoga 003 Curso de relajación consciente, por Rolando Leal

AGOTAMIENTO Y DESCANSO

 

El cansancio que todos experimentamos después de una intensa actividad, es perfectamente normal y natural, en cambio el agotamiento es dañino. Existe un mecanismo de autorregulación del organismo para funcionar siempre correctamente, en la situación que nos ocupa se presenta como fatiga o cansancio que viene siendo como un aviso de que debemos detenernos en nuestras actividades, si hacemos caso entonces comienza la etapa de descanso para recuperar las energías gastadas, si no hacemos caso la fatiga se prolonga y viene el agotamiento.

 

La fatiga viene siendo entonces el mecanismo de defensa del organismo para evitar sobrepasar los límites del esfuerzo, ya vimos en el capítulo anterior que el exceso de esfuerzo o estrés es provocador de tensiones que afectan grandemente la salud integral del individuo. También se ha visto que cuando se presenta la fatiga lleva en sí una insuficiencia energética, o sea que hay una relación directa entre la cantidad de energía disponible y la mayor o menor capacidad para resistir el esfuerzo de nuestras actividades.

 

Una persona que está acostumbrada a tener y manejar mayor cantidad de energía vital o prana, tendrá más oportunidades de resistir durante un mayor tiempo esfuerzos constantes que le exija su trabajo. En cambio quien no sabe como guardar energía adicional sucumbirá más pronto ante los embates de situaciones conflictivas ocasionadas por exceso de actividad.

 

Es por ello la importancia de la respiración diaria, tal como la hemos estudiado en los capítulos anteriores; quien practica regularmente los ejercicios de respiración se carga de energía vital adicional que se almacena en los centros sutiles o chakras, para ser utilizada cuando se necesite, no sólo en el aspecto físico, sino también en el mental y en el espiritual.

 

La fatiga también revela que existe desnutrición e intoxicación celular, la vida de la célula está basada en el fenómeno de alimentación y eliminación, si esto no se produce adecuadamente entonces las células se enferman, se intoxican, y no trabajan correctamente. Cuando hay demasiada actividad, sin descansos periódicos en igual proporción, o bien insuficiente asimilación de energía vital, las células no pueden eliminar las toxinas, y entonces se envenenan, y esto afecta a los tejidos, los órganos y a todo el cuerpo, produciéndose la fatiga, que es propiamente una desenergetización.

 

Existen varios factores que pueden influir en la fatiga y el agotamiento, como una mala alimentación con abundancia de substancias perturbadoras, una mala eliminación, insuficiente asimilación de energía vital a través de la respiración, falta de descanso apropiado, intensa actividad, emociones negativas, conflictos psicológicos y crisis existenciales.

 

Todos estos factores pueden acelerar el proceso de desenergetización y provocar el agotamiento, casi siempre se dan varios de ellos combinados, es precisamente esto lo que ocasiona el derrumbe de las defensas y la aparición del desgaste orgánico y muchas veces el desequilibrio psicológico también. No es sólo la intensa actividad lo que propicia la fatiga sino todos los otros aspectos complementarios que ya hemos mencionado, y que influyen en el mantenimiento de la salud integral del individuo. Vamos a definir una serie de reglas generales que nos puedan servir de guía para eliminar la fatiga y el agotamiento:

 

* Cuidar la salud integral: física, mental y espiritualmente.
* Alimentación natural, sin toxinas, bien balanceada.
* Vitaminizarse, comer frutas y jugos naturales, se puede incluir un tratamiento vitamínico como suplemento alimenticio.
* Utilizar el agua como relajante y estimulante natural mediante baños.
* Tomar agua durante el día.
* Hacer ejercicio moderado. gimnasia psicofísica Yoga.
* Practicar ejercicios de respiración.
* Caminata Yoga y paseos al aire libre.
* Tomarse descansos regulares.
* Moderar el trabajo.
* Regular el sueño.
* Practicar el relajamiento.
* Meditación.
* Descansar al sentirse cansado.
* Tomar las cosas positivamente.
* Ser optimistas y alegres.
* No preocuparse.
* Leer libros de elevación y estimulantes.
* Aprender a reír.
* Cultivar una afición.
* Amar y dejarse amar.
* Disfrutar de la naturaleza.
* Si se considera necesario ir con un médico o con un orientador o psicoterapeuta.

 

Uno de los graves problemas que se presentan en la actualidad es la falta de descanso al dormir, veamos algunos de los problemas más comunes que se presentan debido a esta situación.

 

1. Debilidad general.

 

2. Tensiones musculares que ocasionan dolor y malestar.

 

3. Alteración del sistema nervioso, irritación y malhumor.

 

4. Somnolencia durante el día.

 

5. Poca resistencia a las enfermedades y a los conflictos emocionales.

 

6. Disposición al estrés.

 

7. Inclinación a la preocupación y al pesimismo.

 

8. Falta de atención y concentración en las actividades diarias.

 

9. Reducción de la alegría de vivir.

 

10. Desarmonía y desequilibrio general.

 

Todo lo anterior se manifiesta más claramente cuando la persona no sólo no descansa bien al dormir, sino que padece de insomnio. Ante esta situación el sistema Yoga nos proporciona una técnica muy eficaz para complementar los beneficios del descanso nocturno: El relajamiento consciente, cuyos efectos positivos se han comprobado efectivamente. En el capítulo anterior vimos la variante del relajamiento de tipo muscular, ahora vamos a estudiar el relajamiento respiratorio.

 

meditacion en la naturaleza Curso de relajación consciente, por Rolando Leal
RELAJAMIENTO CONSCIENTE DE TIPO RESPIRATORIO

 

SHAVASANA = EL CADÁVER.

 

Shava = cadáver;

 

asana = postura.

 

Postura del cadáver, especial para el relajamiento consciente.

 

PREPARACIÓN

 

Acostado boca arriba con los brazos a los lados del cuerpo. Si es de noche se apagan las luces, se utiliza música de fondo de tipo instrumental y tranquila.

 

EJECUCIÓN

 

Inhalar profundamente por la nariz, sostener un momento y exhalar lentamente por la nariz, soltando el cuerpo en cada exhalación. Se repite el proceso siete veces hasta alcanzar un estado de relajamiento total. Recordemos que la punta de la lengua se acomoda en la parte de adentro de los dientes superiores.

 

También se puede hacer por zonas.

 

En la primera exhalación se aflojan las piernas, en la segunda exhalación las caderas y el bajo vientre, en la tercer exhalación el abdomen y la espalda baja, en la cuarta exhalación la espalda alta y el pecho, en la quinta exhalación los brazos y el cuello, en la sexta exhalación el rostro y la cabeza, en la séptima exhalación todo el cuerpo.

 

Dejamos que la respiración se normalice, cada vez más pausada, más tranquila y más serena, en cada exhalación nos seguimos relajando más y más. Nos quedamos así de 5 a 10 minutos, disfrutando de este relajamiento consciente.

 

Para activarnos nos energetizamos con la respiración.

 

Inhalamos profundamente y sostenemos lo más posible: Respiración Sostenida.

 

Exhalamos lentamente.

 

Repetimos este proceso siete veces, movemos los brazos y las piernas, nos estiramos completamente y nos incorporamos para continuar nuestras actividades diarias; si es en la noche entonces del relajamiento nos pasamos al sueño nocturno, y en la mañana al despertarnos hacemos las inhalaciones para cargarnos de prana.

 

Recomendamos practicar este ejercicio durante una semana, antes de pasar al siguiente. Para terminar revisaremos algunos conceptos relacionados con este capítulo. El descanso es el mecanismo mediante el cual la unidad cuerpo-mente recupera las energías gastadas por la actividad física y mental. Existen dos tipos de descanso: el completo y el parcial, el primero se realiza cuando dormimos y entramos en el sueño profundo y también mediante el relajamiento consciente; el reposo parcial se puede lograr mediante un cambio de actividad, practicando ejercicio moderado, con distracciones y diversiones, por medio de masajes, hidroterapia, vacaciones, Yoga y meditación. Como podemos comprobar sólo el relajamiento consciente iguala al sueño profundo para alcanzar el estado de reposo completo.

YOGANIDRA

 

Yoganidra es un concepto que se refiere a un estado de profundidad que se puede alcanzar por medio del relajamiento consciente, la palabra nidra significa sueño, y se traduciría como el sueño del Yoga. Es como una especie de autohipnosis. Se llama así porque el sujeto al relajarse profundamente entra en una especie de sueño pero sin perder su conciencia, de tal manera que recibe los beneficios del sueño profundo o sueño sin ensueños que es precisamente la etapa del descanso nocturno cuando más recuperamos energía gastada durante el día.

 

En este nivel del sueño profundo se generan las ondas delta del cerebro, y la actividad cerebral disminuye al máximo, los antiguos yoguis conocedores de estos fenómenos trataron de encontrar técnicas para alcanzar dicho estado sin perder conciencia. Y así descubrieron el relajamiento y el nivel de Yoganidra, el sueño consciente del Yoga, veamos algunos efectos de este estado de reposo completo:

 

* Descanso completo del cuerpo.
* Reducción de la actividad cerebral.
* Se alcanza el nivel delta del sueño profundo.
* La actividad metabólica disminuye.
* El corazón descansa y recupera su energía necesaria.
* Equilibrio y paz en el sistema nervioso.
* Regulación del funcionamiento endocrino.
* Se calma la actividad mental.
* Las emociones se estabilizan y armonizan completamente.
* Los pensamientos se tranquilizan.
* Se olvidan las sensaciones superficiales del cuerpo; después se olvidan las sensaciones profundas.
* El cuerpo empieza a vibrar.
* Se armonizan el cuerpo, la mente y el yo.
* Los chakras se liberan de energía negativa.
* Se manifiesta un magnetismo en todo el cuerpo-mente.
* La personalidad se abandona en el Absoluto.
* Se produce una comunión espiritual consciente.
* Puede haber manifestaciones sutiles.

 

Estos son algunos de los efectos que se pueden presentar al llegar al estado de Yoganidra. Si se practica el relajamiento en la cama antes de dormir y se abandona luego al sueño natural es casi seguro que el practicante tendrá una experiencia sublime que podrá recordar al despertar en la mañana, plenamente descansado y feliz. Si la práctica se hace en otro momento del día, la felicidad y la paz que se llegan a sentir es maravillosa, es como encontrar su origen, su verdadero ser, el sentido de la vida se aclara y todo se ilumina en la mente del practicante. Practicar el relajamiento consciente y alcanzar el Yoganidra es realizar una terapia integral porque incluye lo espiritual, lo mental y lo físico.

 

Junto a este conocimiento del Yoganidra es conveniente que platiquemos acerca de la sugestión, la cual la podemos definir como una petición o deseo sutil de la mente consciente de una persona a la mente subconsciente de otra.

 

Constantemente estamos recibiendo sugestiones de otras personas y nosotros a la vez estamos enviando también a otros, es preciso saber manejar esto para evitar ser sugestionados negativamente. Las sugestiones pueden crear una pseudo necesidad, como en el caso de la publicidad comercial, o bien infundir temores, angustias, ira y otras emociones negativas; es por eso muy importante conocer el mecanismo de su funcionamiento para saber manejar estas ideas sugestivas que llegan diariamente a nosotros. Y también saber emplear esta capacidad natural de los humanos, para hacer el bien a los demás; cada vez que nos comuniquemos con alguien transmitirle ideas positivas que lo ayuden a ser mejor y a sentirse bien.

 

Este conocimiento de la existencia de las ideas sugestivas, que recibimos y generamos nos lleva a valorar el porqué debemos ser siempre optimistas, sinceros, positivos y alegres, de esta manera tendremos siempre una actitud mental adecuada que nos defenderá de las sugestiones nocivas, y al mismo tiempo nos capacitará para ser emisores de energías altamente benéficas para nuestros semejantes. La sugestión es una idea sutil que se filtra a través del nivel consciente de la mente y alcanza el subconsciente, cuando es negativa al llegar allí trabaja como una obsesión, que puede tener diferente grado de intensidad. Cuando esta obsesión no tiene mucha fuerza, entonces la podemos manejar fácilmente, pero cuando se fortalece por repetidas sugestiones, entonces se convierte en un enemigo oculto pero potente que lucha en contra de nuestros principios y decisiones de tipo consciente y voluntario. Si no se libera esta energía así formada en nuestra mente, puede llegar incluso a convertirse en un estado patológico que requiera atención psicológica o psiquiátrica.

 

Podemos nosotros conociendo estos principios, utilizar a nuestro favor esta forma de trabajar de la mente subconsciente, de recibir sugestiones, y así uno mismo puede enviarse estas ideas sutiles al subconsciente, llamándose entonces a este proceso autosugestión. De hecho siempre lo hacemos pero involuntariamente y en forma no-consciente, ahora vamos a utilizar esta facultad mental de manera positiva y benéfica, mediante ideas elevadas que nos ayuden a sentirnos mejor cada vez.

 

Las oraciones espirituales funcionan también como sugestiones, por lo que debemos escoger aquellas que digan cosas muy positivas y elevadas, que nos ayuden a sentirnos bien y a ser mejores en todos los aspectos de nuestra vida. Algunas escuelas le llaman a estas sugestiones positivas, afirmaciones o decretos, las cuales funcionan perfectamente bien si cuidamos el contenido de lo que repetimos, porque el subconsciente no razona, sólo reacciona a lo que recibe.

 

Si un individuo se dice a sí mismo que es un fracasado, que está enfermo o que no puede hacer tal cosa, eso se cumple, porque su mente subconsciente que es muy poderosa en cuanto a cumplir lo que recibe, lo convierte en un hecho psicofísico. En cambio si uno se repite constantemente y así lo acepta, de que puede salir adelante, de que se siente bien, que cada día es una oportunidad de vivir plenamente, eso se cumple, porque nuestro poderoso subconsciente comienza a trabajar para que aquellas ideas o sugestiones se realicen completamente.

 

Veamos ahora el ejercicio de relajamiento mental o sugestivo tal y como lo practicamos en la Yogaterapia.

 

Chakraposter Curso de relajación consciente, por Rolando Leal
RELAJAMIENTO CONSCIENTE DE TIPO MENTAL

 

SHAVASANA =EL CADÁVER

 

Shava = cadáver;

 

asana = postura.

 

Postura del cadáver, especial para el relajamiento consciente.

 

PREPARACIÓN

 

Acostado boca arriba con los brazos a los lados del cuerpo. Si es de noche se apagan las luces, se utiliza música de fondo de tipo instrumental y tranquila.

 

EJECUCIÓN

 

Comenzamos a decirnos las siguientes afirmaciones: “Mis piernas se relajan, mis piernas se relajan, mis piernas están relajadas, mis piernas están completamente relajadas.

 

Mi abdomen se relaja, mi abdomen se relaja, mi abdomen está relajado, mi abdomen está completamente relajado.

 

Mi espalda se relaja, mi espalda se relaja, mi espalda está relajada, mi espalda está completamente relajada.

 

Mi pecho se relaja, mi pecho se relaja, mi pecho está relajado, mi pecho está completamente relajado.

 

Mis brazos se relajan, mis brazos se relajan, mis brazos están relajados, mis brazos están completamente relajados.

 

Mi cuello y mi cabeza se relajan, mi cuello y mi cabeza se relajan, mi cuello y mi cabeza están relajados, mi cuello y mi cabeza están completamente relajados.

 

Mi cuerpo está relajado, mi mente está tranquila, yo estoy en paz”. (repetir tres veces).

 

Nos quedamos así de 5 a 10 minutos, disfrutando de este relajamiento consciente.

 

Para activarnos nos energetizamos con la respiración y la sugestión mental positiva. Inhalamos y nos decimos: “Estoy recibiendo la energía vital en todo mi cuerpo”. Exhalamos lentamente. Repetimos el proceso dos veces más. Nos estiramos completamente, si el relajamiento es durante el día. Si es antes de dormir entonces del relajamiento nos pasamos al sueño natural, y en la mañana nos activamos como ya lo explicamos. Recomendamos practicar este ejercicio durante una semana.

PRATYAHARA

 

Pratyahara es aquello que está más allá del relajamiento, es uno de los pasos fundamentales del proceso yóguico. Es la abstracción y el control de las percepciones sensoriales orgánicas, es la maestría de los sentidos.

 

Recordemos lo que dice al respecto el texto clásico de Raja Yoga de Patanjali:

 

“Se retiran los sentidos desde los objetos a los conceptos mentales. Entonces se adquiere el máximo dominio sobre los sentidos”.

 

(Yoga Sutras. 2.54, 2.55).

 

Cuando realizamos un relajamiento consciente no sólo estamos soltando nuestro cuerpo y tranquilizando la mente sino además estamos alcanzando un estado de abstracción de los sentidos, estamos viajando dentro de nosotros mismos al reino de la paz interior y el gozo espiritual, este estado sublime se conoce como ananda, que significa felicidad en la paz.

 

El lograr esta abstracción consciente es el estado conocido en el Yoga como pratyahara, y es una preparación necesaria para la concentración y la meditación. Sin pratyahara no se puede alcanzar un estado de concentración completa y por ende no podemos llegar a la meditación profunda.

 

Ya hemos visto como el relajamiento consciente nos conduce al Yoganidra, pues bien este estado pertenece al pratyahara. Cuando se realiza el relajamiento sentado entonces nos vamos preparando para después de alcanzar el pratyahara pasar a la concentración y luego a la meditación profunda, éste es el camino.

 

Los pasos completos del proceso yóguico son los siguientes:

 

1.Asana o postura de meditación.

 

2.Pranayama o control de la energía por medio de la respiración.

 

3.Pratyahara o abstracción de los sentidos mediante el relajamiento consciente.

 

4.Dharana o concentración de la mente.

 

5.Dhyana o meditación profunda.

 

6.Samadhi o contemplación.

 

El relajamiento consciente (pratyahara) es uno de los pasos básicos para alcanzar la concentración y posteriormente la meditación y la contemplación. Estos tres aspectos forman el Samyama en la disciplina milenaria del Yoga tal y como aparece en nuestro libro Mejora tu salud con Yogaterapia (www.librosenred.com/ld/roleal/).

 

Es una secuencia perfectamente estudiada y sobre todo efectiva, los grandes maestros del Yoga de la antigüedad diseñaron este sistema que ha resistido el paso de los milenios, y que hoy se enseña como ayer para ayudar a los seres a su despertar consciente. Estudiemos ahora los grados del pratyahara.

 

* Relajamiento corporal.
* Tranquilidad mental.
* Abstracción de los sentidos.
* Armonización cuerpo-mente-yo.
* Yoganidra = sueño del Yoga.
* Ananda = felicidad en la paz.

 

Estos son algunos aspectos que se manifiestan en este estado yóguico. En cuanto a los beneficios podemos mencionar los siguientes:

 

* Relajamiento consciente.
* Autocontrol sensorial.
* Recogimiento de las percepciones.
* Desidentificación física y mental.
* Sintonización del cuerpo físico y el cuerpo sutil.
* Abandono en lo divino.
* Alcanzar niveles cerebrales más tranquilos y serenos.
* Auto armonización.
* Liberación de tensiones profundas.
* Equilibrio emocional.
* Paz interior.
* Gozo espiritual.
* Profundizar en el ser.

 

Pasamos ahora a explicar lo relacionado con la forma de relajamiento que se practica en las clases de Yogaterapia, utilizamos un relajamiento integral, es decir incluye los tres tipos que hemos estudiado y practicado, el muscular o físico, el respiratorio y el mental o sugestivo. El desarrollo de este relajamiento integral lo voy a describir más adelante. Veamos lo que nos dice Svatmarama sobre el pratyahara en su texto clásico de Hatha Yoga.

 

“La mente es el señor de los órganos de los sentidos, el prana o energía vital es el señor de la mente, la abstracción o pratyahara es el señor del prana y tiene al sonido interior como su punto de apoyo.

 

La quietud de la mente, en sí misma, puede llamarse liberación; algunos dicen que no lo es. Sin embargo, cuando el prana y la mente se encuentran en el estado de pratyahara, se presenta un éxtasis indefinible.

 

Cuando se suspenden la inhalación y la exhalación, cuando ha cesado por completo todo intento de los sentidos de asirse a los objetos, cuando no hay movimiento del cuerpo ni alteraciones de la mente, los yoguis triunfan en la abstracción o pratyahara.

 

Cuando todas las transformaciones mentales han cesado por completo y cuando no hay movimientos físicos se presenta un indescriptible estado de pratyahara o abstracción que es conocido por el Yo, pero que está más allá del alcance de las palabras”.

 

(Hatha Yoga Pradipika. 4.29 – 4.32).

 

En el fragmento anterior, se nos aclara el proceso del pratyahara, nos dice su autor que la mente controla los sentidos, esto significa no solamente durante un ejercicio de relajamiento, sino lo que se busca con las prácticas yóguicas es aplicar estos principios en la vida diaria, es decir debemos de aprender a controlar los sentidos, y esto se logra con la práctica de la técnica del pratyahara o relajamiento consciente.

 

La vista, el oído, el gusto, el olfato y el tacto deben ser controlados por la mente del aspirante a yogui, para que puedan servirle como instrumentos fidedignos y adecuados. El control de los sentidos es aprender a manejar mejor nuestro cuerpo, de tal manera de no ser esclavo de los instintos corporales. Por ejemplo el sentido del gusto si no lo controlamos nos puede llevar a los vicios: drogadicción, alcoholismo, tabaquismo, e incluso gula o no tener control del apetito. La vista sin control nos lleva a encadenarnos a las apariencias ilusorias de la vida. El oído nos conduce si no lo encauzamos correctamente a no saber escuchar a nuestros semejantes, a la naturaleza y a nuestro verdadero Ser. El olfato si no lo despertamos no nos ayuda a diferenciar una buena comida de otra que no nos conviene, el olor es clave para detectar lo anterior. Y el tacto puede esclavizarnos a placeres sensoriales en desequilibrio, cuando no tenemos control de este sentido. Estos son algunos ejemplos de cómo la falta de control de los sentidos nos puede afectar profundamente en nuestra vida personal y de relación.

 

Port Curso de relajación consciente, por Rolando Leal
También se nos revela uno de los efectos más impresionantes del pratyahara que es el estado de ananda, que el autor del mencionado texto dice que es un éxtasis indescriptible. El requisito para ello es que la mente y el prana o energía vital se encuentren en este estado de abstracción de los sentidos.

 

Ya sabemos que existe una correspondencia entre la mente y el cuerpo, y de que manera estos dos aspectos se fusionan, es gracias a la energía vital y principalmente por la respiración adecuada. En este caso cuando la respiración llega a su nivel más bajo, de mayor tranquilidad y serenidad, esto se traduce en una mente llena de paz y armonía interior, y así el practicante disfruta por unos momentos un estado de conciencia muy especial. Este estado es el pratyahara.

 

SOBRE EL AUTOR

 

Rolando Leal Martínez es arquitecto, psicólogo, maestro universitario y escritor, dirige el Centro de Superación Integral RLM desde 1988 a la fecha, donde ha sido instructor de Yogaterapia y cursos de desarrollo humano; actualmente es maestro de cátedra del ITESM y tiene un consultorio de Psicoterapia integral.

 

BIBLIOGRAFÍA

 

Libros clásicos:

 

Los Upanishads.

 

El Bhagavad Guita.

 

Yoga Sutras de Patanjali.

 

Hatha Yoga Pradipika de Svatmarama.

 

Viveka Suda Mani de Sankaracharya.

 

Obras de Rolando Leal: www.librosenred.com/ld/roleal/

 

Mejora tu salud con Yogaterapia. Editorial Libros en Red, Argentina. 2004.

 

Herencia del pasado. Editorial Libros en Red, Argentina. 2005.

 

Escritos de un buscador de la verdad. Editorial Libros en Red, Argentina. 2005.

 

El sendero de la paz y la armonía interior. Editorial Libros en Red, Argentina. 2006.

 

Libros relacionados:

 

Bailey, Alice A. La Luz del Alma. Editorial Kier. Buenos Aires. 1963.

 

De la Ferriere, Serge Raynaud. Yug, Yoga, Yoghismo. Editorial Diana. México. 1974.

 

Devi, Indra. Yoga para todos. Editorial Diana. México. 1982.

 

Feuerstein, Georg. Libro de texto de Yoga. Editorial Kier. Buenos Aires. 1979.

 

García-Salve, Francisco. Yoga para jóvenes. Editorial El Mensajero. España. 1968.

 

Hermógenes. Autoperfección con Hatha Yoga. Editorial Kier. Buenos Aires. 1981.

 

Pranavananda, Swami. Yoga. Editores Mexicanos Unidos. México 1972.

 

Editora y distribuidora Yug. México. 1983.

 

Rawls, Eugene S. Manual de Yoga para la vida moderna. Editorial Diana. México. 1974.

 

Roberts, Nancy. Libro completo de Yoga. Editorial Diana. México. 1981.

 

Saponaro, Aldo. Sanos y Jóvenes con el Yoga. Editorial De Vecchi, S.A. Barcelona. 1969.

 

Sivananda, Sri Swami. Hatha Yoga. Editorial Kier. Buenos Aires. 1971.

 

DESPEDIDA

 

Con esto terminamos este curso básico de Relajamiento Consciente, si ha sido de tu agrado o deseas recibir mayor información sobre estos temas, puedes comunicarte con el autor en: info@centrosirlm.org y en www.centrosirlm.org

 

Te recomendamos nuestro libro: MEJORA TU SALUD CON YOGATERAPIA, www.librosenred.com/ld/roleal/ donde encontrarás además temas como:

 

El Yoga

 

Cinco tipos de Yoga

 

Relaciones del Yoga

 

Yogaterapia

 

Aspectos de Yogaterapia

 

Gimnasia psicofísica

 

Posturas o asanas del Yoga

 

Características de las asanas

 

Mudras, bandhas y chakras

 

La respiración

 

La respiración yogui

 

Pranayama efectos físicos

 

Pranayama efectos mentales

 

Pranayama efectos internos

 

Relajamiento consciente

 

Tensión y relajamiento

 

Agotamiento y descanso

 

Yoganidra

 

Pratyahara

 

Descripción de la gimnasia psicofísica

 

Descripción del relajamiento consciente

 

Descripción de las posturas

 

AG1 Asanas grupo 1

 

AG2 Asanas grupo 2

 

AG3 Asanas grupo 3

 

AG4 Asanas grupo 4

 

Despedida

 

Glosario

 

Bibliografía.

 

Puedes adquirir el Cd RELÁJATE Y ALCANZA LA PAZ, donde encontrarás cuatro ejercicios dirigidos de relajamiento con sugestiones positivas.

 

 

www.librosenred.com/ld/roleal/

 

Autor: Rolando Leal.

 

www.centrosirlm.org

 

www.egrupos.net/grupo/superacion/

 

info@centrosirlm.org

 

¡Terapia Online - Primera Sesión GRATIS!
hermandadblanca.org

DEJANOS AQUI TUS COMENTARIOS



Una respuesta a “Curso de relajación consciente, por Rolando Leal”

  1. Rolando Leal Martine -- 10 noviembre 2009 17:40

    Saludos, revisando su hermosa página, me encontré uno de mis escritos que he publicado en internet, resulta que cambié un poco mi página y mis correos, no sé si sería mucha molestia, cambiar esa información para actualizarla.

    La dirección de la página es: www. centrosi.org

    y mi correo es info@centrosi.org

    Sin más por el momento, me despido felicitándolos por la maravillosa labor que están desarrollando al compartir toda la información trascendental de los artículos publicados. Hasta pronto.

Sientete libre dejando un comentario en respuesta al articulo...
Y si deseas que tu imagen aparezca en tu comentario solo debes tener activado tu cuenta en gravatar!