Home » Curso sobre la RADIESTESIA » Curso sobre la RADIESTESIA – PARTE 2

Curso sobre la RADIESTESIA – PARTE 2

Curso sobre la RADIESTESIA – PARTE 2

 

INDICE

 

CLASE  6

–          Regímenes alimenticios.

–          Plan de estudio Radiestésico de la Alimentación.

–          Ejercicios de Entrenamientos.

–          El Péndulo y los colores.

 

CLASE  7

–          Astrología

–          Casas  Astrológicas

 

CLASE  8

–          Los  Planetas – Tabla Y

–          El mundo maravilloso de las Piedras

–          Piedras y sus propiedades.

 

 

(VOLVER AL INDICE)

(VOLVER AL INDICE PRINCIPAL)

 

 

——————————-

 

CLASE  6    

REGIMENES ALIMENTICIOS

Para determinar un régimen de alimentación para una persona, hay que investigar desde un principio, si lo necesita y porqué.

Hay tres tipos de regímenes:

1º)   De nutrición: Es para los niños y adolescentes en edad de crecimiento, para aquellas personas que no se alimentan como deben y que hacen una vida de trabajo y desgaste y no ingieren suficiente para no descompensarse, para los que han salido de una enfermedad o cirugía y que su restablecimiento se prolonga demasiado.

2º)   Curativo: Es para aquellas personas o niños que padecen ciertos tipos de problemas, digestivos, anemias, diabetes, alergias, reuma, etc. y que por medio de un régimen alimenticio se pueden aliviar; si son obesos bajarán de peso, y si les falta lo pueden recuperar.

3º)   De manutención: Es para aquellos que han pasado por los otros y deben mantenerse para no decaer.

Antes de componer un régimen alimenticio, se debe averiguar el estado de salud en general, y luego investigar, siempre Radiestésicamente, si con eso solamente mejorará o necesita la intervención del médico. Se puede hacer simultáneamente con la consulta a su facultativo y ayudar con las comidas, pues al principio seguramente necesitará una desintoxicación.

El régimen alimenticio no se hace por que sí, sino que el radiestesista está conectado con la persona a través de la muestra testigo, y el péndulo irá manifestando en positivo o en negativo las comidas que necesita, y como lo que contesta es por el sujeto, su cuerpo físico, los resultados serán para que mejore indudablemente.

Se debe comenzar una lista de todo tipo de alimentos, carnes, verduras, hortalizas, legumbres, frutas frescas o cocidas, etc.

Hay que tener en cuenta sus valores, ya sean vitamínicos, proteicos, etc. Conviene agrupar cada uno de ellos para que sea más fácil su elección.

Cantidad de alimento a ingerir, (esto tiene que ser muy estricto).

Horarios de las comidas, (es importantísimo, pues no es lo mismo al mediodía que a la noche).

Determinar el grado de sal en el alimento, lo mismo con el azúcar, sucedáneos. Averiguar si el alimento se debe ingerir sólo o en combinación con otro.

Determinar el tiempo de elaboración en el estómago, para combinar con otras comidas.

En todo régimen alimenticio se debe tener en cuenta por “convención mental”, todo lo que le está sucediendo a la persona investigada, para que dé resultados esperados.

Otra determinación que cabe en esta investigación, es que si puede esa persona hacer un cambio, si tiene una reunión o si se va del lugar en que reside por un tiempo y el clima no es el mismo, calor al frío o viceversa.

También se puede determinar un régimen dietético para grupos, pueblos, teniendo en cuenta el lugar, la estación, etc.

Para determinar el concepto del alimento, siempre la forma de preguntar es que sea la óptima, sabiendo eso al comenzar a investigar, no se tendrán dudas, pues todo alimento que el individuo necesite debe tener aquello que le es necesario, nunca se debe dar alimentos que no actúan en forme beneficiosa, pues cada uno de ellos tienen sus propiedades curativas, y en conjunto actuarán doblemente mejor.

Se debe averiguar cada cuantos días, una vez por semana, por mes, etc. Si puede ingerirlo durante el día, las veces que quiera, etc.

Los regímenes tienen una duración, al terminar de confeccionarlos se debe constatar en cuanto lo ha cumplido y qué mejoras o cambios tiene, pues no se debe seguir un régimen por mucho tiempo (el péndulo contestará), porque puede hacer daño, siendo que al principio será de desintoxicación y después se seguirán agregando otros alimentos, a medida que el físico lo pida.

No es de extrañar que se adelante a la fecha dada, lo que pasa es que algunas personas, generalmente los más jóvenes, reaccionan rápidamente, así que se les aclarará que si en menos tiempo necesitan agregar algo más, cuando se confeccione el régimen se lo agrega aparte. Es preferible hacer eso y no que después cuando vuelvan, hayan comido cosas que no debieran por que tenían hambre o sentían el estómago vacío o frío (falta de calorías). Como esto se hace individualmente, y no en líneas generales, hay que tener en cuenta todo lo correspondiente a la persona, si es glotona, si necesita “sentir” el estómago lleno, si es ansiosa y calma su ansiedad comiendo, etc.

 

GRUPOS DE ALIMENTOS Y SU PREPARACIÓN

Carnes: Roja, ternera, vaquillona, asada, a la parilla, etc. ¿¿Vísceras son convenientes?? Jamón cocido, paleta, crudo, embutidos, ¿¿conviene??

Aves: Pollo, pavita, a la parilla, al horno, sin piel, ¿¿qué parte??

Pescado: Filetes de merluza, pejerrey, etc…. ¿¿hervido, asado??

Derivados del animal: Leche, manteca, queso, etc…..¿¿de vaca, cabra??

Hortalizas: Alcaucil, apio, berro, cebolla, coliflor, espárragos, espinacas, acelgas, ajo, lechuga, zanahorias, hinojos, remolachas, zapallo, zapallitos, papas, perejil, batatas, pepinos, pimientos, tomate, soja, radicheta, etc…¿¿crudas, hervidas, etc…??

Cereales, pastas, harinas: Arroz, común o integral, avena, cebada, centeno, salvado, soja, garbanzos, porotos, lentejas, sémola, pan blanco, pastas frescas o secas, con o sin huevo, harina común, de soja, etc….??

Frutas: Ananás, ciruelas, manzanas, peras, bananas, naranjas, mandarinas, pomelos, damascos, duraznos, uvas, sandía, melón, cerezas, frutillas, frescas o cocidas, enlatadas, etc.

Secas: ciruelas, duraznos, peras, etc.

Frutas secas: Dátiles, higos, avellanas, almendras, nueces, castañas, maníes, uvas pasas, etc.

Azúcar, dulces: Refinada, negra, edulcorantes, mermeladas – cuáles – dulce de batata, membrillo, miel, melaza, jaleas, caramelos, chocolates, etc.

Aceite: Maíz, uva, girasol, oliva, si tiene que ser puro o mezcla y en qué porcentaje, aceite de soja, etc.

Caldos: De verduras, con carnes, pollo, etc.

Hervidos: Con agua, leche, jugos de verduras, jugo de frutas, mezclas, etc.

Comidas: Frías, calientes, ensaladas de verduras y frutas para que sean más frescas y completas, las carnes pueden acompañarse con ensaladas, verduras hervidas, etc.

Condimentos: Sal, mayonesas, azafrán, ajo, pimentón, orégano, perejil, albahaca, mostaza, salsa de tomate, laurel, clavo de olor, etc.

Frutas: Peladas, sin semilla, hervidas, asadas, compotas, purés, con azúcar si no son dulzonas, licuadas, zumos, de varios o puros, después de las comidas o fuera de ellas, etc.

Bebidas: Agua mineral, común, soda, gaseosas, vinos, té, café, mate, mate cocido, manzanilla, tilo, hierbas, etc.

 

PLAN DE ESTUDIO RADIESTÉSICO DE LA ALIMENTACIÓN

El plan de estudio de alimentos puede referirse a una familia o ser individual.

Cuando se refiere a un grupo, se reúnen los elementos óptimos de investigación de cada uno y sobre el total se realiza el trabajo.

Debe considerarse óptimo el más digestivo, sobre todo en los enfermos; en los sanos puede investigarse solamente los positivos, y en ese caso conviene averiguar la cantidad que se debe comer, y la frecuencia con que puede repetirse.

El esquema de trabajo se puede ordenar así:

1º  Alimentos óptimos o positivos

2º  Preparación óptima (crudo, cocido, etc.)

3º  Cocción óptima (parrilla, horno, gas, carbón, etc.)

4º  Condimentos óptimos y digestibilidad

5º  Combinaciones de alimentos (carne de pollo con arroz, con papas, etc.)

6º  Bebidas e infusiones posibles

7º  Utensilios óptimos (aluminio, barro, enlozados, etc.)

ELEMENTOS EMPLEADOS PARA LA ELECCIÓN

Sangre, orina, saliva, etc. seleccionando el óptimo en cada caso, el que se obtendrá sobre un trozo de papel secante blanco, procurando que no sea manoseado.

TESTIGOS

Una lista de alimentos, la muestra o sobre del alimento. La lista se confecciona en un orden que puede ser:

Aceite de girasol                              Carnes y pescados

Aceite de oliva                                 Cereales y granos

Aceite de uva                               Condimentos

Aceite de maíz                             Dulces, almíbares, compotas

Aceite de mezcla                         Fideos, pastas, puré

Grasa de cerdo                                        Frutas frescas, secas, orejones

Grasa de vacuno                          Fiambres y vísceras

Grasa de margarina                      Harinas, granos, legumbres

Grasa de vegetal                          Hortalizas, vegetales frescos o secos

Manteca de leche                         Lácteos y quesos

Bebidas e infusiones

De esta lista se buscan todos los alimentos óptimos y sobre ellos se traza el régimen alimenticio.

ESTUDIO A REALIZAR

Desayuno, refrigerio, almuerzo, merienda, cena.

SE DETERMINARÁ

Siempre dentro de las posibilidades de cada uno:

1º  Qué comida y a qué hora deben realizarse.

2º  Cuál es la composición de cada comida, y cuál es la combinación.

3º  Forma de cocción o si deben ser crudos. Condimentos a usar.

4º  Cuáles son las bebidas que puede o debe utilizar.

Se determina cuáles son los alimentos óptimos o positivos, estudio que puede hacerse para un solo individuo con los testigos correspondientes, o de toda la familia, reuniendo los testigos de cada uno para establecer  el alimento tipo, agregando a cada uno el que le fuera indispensable.

Ejemplo:

Desayuno: Si la base es la leche, se indagará si será sola, con café, con té, con mate cocido, chocolate, etc. Si se acompaña con pan, galletitas, tostadas, manteca, huevos, queso, etc.

Almuerzo: Composición de sopa o caldo, calidad de carnes, preparación. Huevos, cómo deben usarse y con qué alimento, en la sopa, el bife, a caballo, etc.

Hortalizas, cuáles y cómo deben cocinarse, teniendo en cuenta que cada alimento debe ser positivo también con el anterior. De esta manera se estudiará toda la alimentación, lo que permite que los trastornos digestivos no existan.

Si hay una enfermedad, ejemplo obesidad, al estudiar el alimento que conviene, deberá agregarse al elemento de investigación un papelito con el escrito, como ayuda memoria, que diga:”alimentos óptimos para impedir o disminuir la obesidad”.

En caso de estreñimiento: “alimento óptimo para disminuir o evitar el estreñimiento; y así en cada caso, con lo cuál se colaborará con el médico y se ganará en salud.

Con estos datos uno realiza su propio programa de investigación.

 

MEDICO

Si queremos averiguar qué medico le conviene a “Mary”, hacemos una lista de por ejemplo 3 nombres y luego le preguntamos al péndulo, trabajando con testigo.

Si un medico quiere averiguar qué medicamento le conviene al paciente, pone delante suyo por ejemplo 4 o 5 frasquitos, toma al paciente de un brazo y que éste con la otra mano vaya señalando de uno en uno los distintos medicamentos, mientras nosotros le preguntamos al péndulo.

Medicamentos

Si nos recetan un medicamento y queremos averiguar si la cantidad recetada es la adecuada, destapamos por ejemplo el frasquito y le preguntamos al péndulo si me conviene tomar 15, 20 o 25 gotas.

Si me conviene tomarlo repartido en 1, 2, 3 o 4 veces.

A qué hora me conviene tomarlo, después de las comidas, a la mañana en ayunas, o a la noche antes de acostarme.

Si el frasquito está herméticamente cerrado, lo ponemos sobre un papel blanco, con la etiqueta para abajo, y se pasa el péndulo encima y se le pregunta.

Se puede poner muestra encima del nombre de la persona.

Remedio por osmosis

Cuando una persona le cae mal tal o cual medicamento, lo puede tomar por ósmosis con la ayuda del péndulo.

La persona tiene que pararse en orientación óptima.

Sacamos un comprimido del envase, lo colocamos sobre el papel blanco en la mesa.

Preguntar a la muestra si ¿es orientación óptima?

¿Si orientación nuestra es óptima?

¿Estoy en condiciones de que pase a mi organismo este medicamento?

¿Si tomo esto por ósmosis se me pasará el dolor que tengo?

Poner el péndulo sobre la pastilla y la otra mano apoyarla sobre la parte dolorida.

CONVENCIÓN MENTAL:”Que pase todo el medicamento a mi organismo”.

Cuando el movimiento del péndulo empieza a disminuir, es que pasó todo el efecto que se necesitaba del remedio.

Preguntar:¿Puedo guardar comprimido para hacerlo nuevamente? No, Si lo guardamos es como si tomáramos un comprimido de harina, es decir sin ningún efecto terapéutico.

Este procedimiento se puede emplear para cualquier medicamento.

alimento

Mediante este sistema podemos pedir la transferencia del alimento, apoyando la mano sobre el estómago.

Para hacer este tipo de trabajos, siempre hay que pedir permiso a la persona a la cual se lo queremos hacer.

Al trabajar con muestra testigo, hay que escribir el nombre, no sirve pensarlo. El papel después es el elemento representativo de la persono.

MUESTRA: Puede ser nombre, escritura de la persona, números escritos por ella, y especialmente en el caso de chicos, un algodoncito con algo de saliva.

Inyecciones

Sin péndulo. Se sacude la ampolla, se corta el pico y se pone un poco del remedio en el doblez del brazo y se va frotando con los dedos hasta que la piel lo haya absorbido, y así se hace con toda la ampolla.

Tomar presión

Se coloca el péndulo sobre antebrazo.

Si la persona es hipertensa, y su presión es 17 y tiene normalmente equilibrio con la mínima, le pregunto al péndulo si tiene 18.

Preguntar todos los números hasta que dé afirmativo

Preguntar si la mínima está equilibrada.

 

¿Es poca?

¿O demasiada?

¿Es peligroso para ella?

Preguntar si está en condiciones de que se le tome la presión, y si es normal.

fiebre

Usar el mismo procedimiento de los distintos números, apoyando la otra mano sobre la frente.

En personas adultas hay muchos casos en que sin saberlo ellos, la normal es de 35 o 36.

EJERCICIOS DE ENTRENAMIENTO

TARJETAS POSTALES

Toma 4 tarjetas postales de ciudades diferentes, por ejemplo: Rosario, Mendoza, Córdoba y Bariloche. Mete cada una de estas tarjetas postales en un sobre, sin pegar, pero de forma que no puedas ver lo que contiene.

Busca con el péndulo las ciudades representadas por las tarjetas postales ocultas, después de haber mezclado bien los sobres.

Para hacerlo, coloca frente tuyo los sobres que contienen las tarjetas postales. Poné tu péndulo encima del primer sobre y haz la pregunta: “¿Contiene este sobre la tarjeta de Mendoza?” Si el péndulo responde: “Sí”, pon el sobre a un lado y pasa al siguiente; si la respuesta es “No”, pregúntale entonces: “¿Contiene este sobre la tarjeta de Rosario?”, etc. hasta que responda “Sí”.

Cuando con este sistema hayas encontrado las 4 tarjetas postales, abre los sobres y verifica los resultados; consígnalos entonces en un cuaderno de trabajo, incluso, y sobre todo, si has cometido errores.

Estas notas te serán siempre útiles para verificar tus condiciones y tu forma, así como para seguir tu evolución.

 

GEOMETRÍA

Haz el mismo ejercicio con tarjetas blancas sobre las que hayas dibujado figuras geométricas corrientes: círculo, triángulo, cuadrado, rectángulo, hexágono, etc.

 

COLORES

El mismo ejercicio que el precedente, también con tarjetas blancas, sobre cada una de las cuales habrás hecho una mancha de color, siendo, por supuesto, diferentes dichos colores: azul, violeta, verde, amarillo, rojo, naranja, marrón.

 

FOTOS

Para este ejercicio utiliza fotos de personas que conozcas (¡Atención! En cada foto debe figurar un solo sujeto para evitar confusiones. Si una foto contiene dos o más personas, es preciso cortarla y no contentarse con camuflar a las que sobran). Siempre siguiendo el procedimiento descrito anteriormente, buscarás la identidad de las personas cuya foto se encuentra en los sobres.

Cuando estés ya bastante entrenada, complica el ejercicio buscando, no ya la identidad, sino el estado de la persona: ¿”Está viva? ¿Goza de buena salud? ¿Se encuentra en casa?”, etc. Todas aquellas preguntas a las que el péndulo pueda responder mediante Sí o No y que tú puedas verificar.

Nota: En todos los ejercicios hay que tener cuidado de mezclar bien los sobres antes de hacer las indagaciones. No mires cada vez si la respuesta es exacta, anótala y pasa al sobre siguiente. No hagas la verificación hasta el final del ejercicio, y hacela globalmente.

No te inquietes por los errores que cometas al principio de tu entrenamiento, ya que a medida que éste progrese quedarás sorprendida de los extraordinarios resultados que obtendrás.

 

VASO DE AGUA

Toma un vaso de agua. Moja en ésta la extremidad de tu índice y después pedí a alguien que esconda el vaso en una habitación de la casa, sin que lo veas – por ejemplo, detrás de un mueble, sobre un armario, etc. Entra en la pieza -, y después busca con tu péndulo dónde se encuentra el vaso de agua.

Para hacerlo, sitúate en el centro de la habitación, y después, señalando con tu mano libre una dirección, pregunta: “¿S encuentra el vaso de agua en esta dirección?” Si el péndulo te responde No, gira ligeramente y busca en otra dirección, y así sucesivamente hasta que tu péndulo te diga Sí. Entonces ya tienes la dirección adecuada, y no te queda más que buscar, por el mismo procedimiento, a qué distancia se encuentra, y después a qué altura.

Toma un objeto cualquiera que pueda ser roto sin causar extorsión: una varita de madera, una chaucha, una página de un diario atrasado, etc. Corta el objeto en dos y haz esconder una de las partes en una habitación, como hiciste con el vaso de agua.

Realiza la búsqueda del mismo modo que con respecto al vaso, llevando en tu mano, como testigo, el otro trozo del objeto.

 

EJERCITACIÓN EN LA CAJA

Debe construirse una caja rectangular de madera o de cartón cuyas dimensiones aproximadas sean de 70 cm. de longitud, 50 cm. de ancho y 20 a 25 cm. de profundidad.

Es recomendable no utilizar clavos y pegar la madera o el cartón con goma vegetal. Una vez construida la caja debe llenarse con arena fina. En la arena de la caja una persona debe ocultar un objeto cualquiera y cerrarla.

Toma ahora tu péndulo, dirígete a la caja y crúzala de este a oeste, traslada el péndulo de este a oeste sobre toda la caja hasta que notes una oscilación especial. Si no notas nada particular, pasa el péndulo norte/sur por toda la caja hasta encontrar el lugar exacto donde el objeto dentro de la caja está escondido en la arena.

 

ESTABLECER PROFUNDIDAD

La caja radiestésica nos permite también explorar la profundidad en que un objeto fue colocado en la arena.

Supongamos que la caja fue construida con unos 20 o 25 cm. de profundidad. Pasamos el péndulo en dirección este/oeste y norte/sur hasta encontrar el lugar exacto donde se encuentra el objeto. Detenido allí el péndulo, comenzamos a levantarlo desde la madera de la caja hacia arriba, en forma lenta.

En el sitio en que empieza a girar al levantarlo, lo detenemos y la medida que hay entre éste y la caja nos dará la profundidad en que el objeto fue escondido.

Tomamos ahora in alambre y medimos la profundidad en que se hallaba el objeto, comparándolo con la altura en que se encontraba nuestro péndulo.

 

EL PÉNDULO Y LOS COLORES

Los colores pueden ser transmitidos a través del péndulo. Se recomienda utilizar un péndulo de madera de forma esférica. El sistema de transmisión es sencillo.

Concentrado el operador sobre la foto testigo del receptor del color, debe desimpregnar el mismo haciendo girar el péndulo sobre la fotografía en sentido antihorario, realizando 21 giros. Luego golpear el péndulo levemente sobre la mesa, tomar un papel de color, colocarlo sobre la foto y realizar veintiún giros con el péndulo en sentido horario, mentalizando la emisión del color.

Durante el tiempo que dure esta experiencia, repetir la frase: “Envío energía a tu cuerpo “. Utilizar la tabla de colores.

Practica diariamente y obtendrás resultados de acuerdo a tu actitud mental. Recuerda utilizar la teleradiestesia cromoterápica con un sentido altruista y benéfico.

 

 

(VOLVER AL INDICE)

(VOLVER AL INDICE PRINCIPAL)

 

CLASE 7

ASTROLOGÍA – Parte 1

Te adjunto una serie de tablas que te ayudarán a adivinar los rasgos de tu personalidad a través de la astrología. Lo más importante que hay que decir al respecto es que no hace falta que sepas nada acerca de la astrología para utilizar estas tablas.

Signos del zodíaco y fechas de nacimiento:

Aries  –             22 de marzo al 21 de abril

Tauro  –            22 de abril al 21 de mayo

Géminis  –        22 de mayo al 22 de junio

Cáncer  –          23 de junio al 23 de julio

Leo  –               24 de julio al 23 de agosto

Virgo  –            24 de agosto al 23 de septiembre

Libra  –             24 de septiembre al 23 de octubre

Escorpión  –     24 de octubre al 22 de noviembre

Sagitario  –       23 de noviembre al 21 de diciembre

Capricornio  –  22 de diciembre al 20 de enero

Acuario  –         21 de enero al 19 de febrero

Piscis  –            20 de febrero al 21 de marzo

Con los años los equinoccios y los solsticios se desplazan unos dos o tres días, de forma que las fechas correspondientes a estos fenómenos varían también.

Te pido que mantengas una postura abierta con respecto a lo que te puedan mostrar las tablas y luego adopta tu postura personal al respecto. No a todo el mundo le gusta la astrología, pero en combinación con la radiestesia (léase: intuición), puede ofrecerte un método único e individualizado de observarte.

Ahora aparta de ti todos los conocimientos previos que puedas poseer sobre astrología, aunque tan sólo sea durante el tiempo en que practiques la radiestesia sobre estas tablas.

Busca la tabla que corresponde a tu signo del zodíaco. Debajo del mismo verás una serie de palabras y frases que describen rasgos típicos del signo en cuestión, las partes del cuerpo que rige el signo y a qué elemento (fuego, tierra, aire o agua) está asociado.

En cada tabla aparecen cuatro esferas de tu vida sobre las cuales puedes practicar la radiestesia: amor, felicidad, salud y trabajo. He aquí una serie de preguntas por las que te sugiero empezar cuando practiques:

1)    ¿Qué tal mi vida sentimental?

2)    ¿Qué me hace feliz?

3)    ¿De qué temas relacionados con la salud debo preocuparme más?

4)    ¿Qué rumbo o cambio debería dar a mi vida profesional en este momento

Con  la tabla del signo que te corresponde haz las preguntas correspondientes. Por ejemplo, en la esquina marcada “trabajo” aparecen cinco tipos de profesiones que los representantes de este signo suelen hacer con eficacia.

Sostén el péndulo encima de la esquina inferior derecha de la tabla y pregunta: “¿Qué rumbo (cambio) debería dar a mi vida profesional en este momento?” Determina la dirección empleando el concepto del límite de orientación. Es posible que ya ejerzas la profesión a la que apunta el péndulo. Sin embargo, también puede darse el caso de que encuentres algo que te sorprenda, porque se trata de algo que por intuición ya sabías que querías hacer, ¡pero que nunca te habías detenido a pensar conscientemente!

Observa que hay una sección del abanico que te indica “vea el zodíaco”. Si el péndulo apunta hacia esta sección, pasa a la tabla de la rueda del zodíaco. Verás que esta rueda contiene los 12 signos del zodíaco. En tanto que muchas personas del mismo signo que el tuyo ejercen alguna de las profesiones relacionadas en la tabla de tu signo, parece que tú encontrarás tu profesión en un área distinta.

Sostén el péndulo por encima del centro de la tabla de la rueda del zodíaco y pregúntate: “¿Qué rumbo (cambio) me beneficiaría más?” Si tu “posición de búsqueda” se manifiesta en una oscilación de adelante hacia atrás, dirige el péndulo hacia la línea que separa Sagitario de Capricornio en la parte superior de la tabla. Observa el límite de orientación hasta que se detenga sobre un signo determinado. Si tu “posición de búsqueda” es estática, sostén el péndulo sobre el centro de la tabla de la rueda del zodíaco y observa en dirección a qué signo oscila.

Apunta hacia uno de los dos signos y utiliza tus respuestas del SI, NO y QUIZÁS para preguntar: ¿Es este? Si no lo es, dirígete hacia el otro signo y formula la misma pregunta. Si obtienes un SI, pregunta: ¿La respuesta es verdadera?

Ahora pasa al abanico de las “profesiones” de la tabla de ese signo y aplícale la radiestesia en lugar de hacerlo en la tabla de tu propio signo.

Si obtienes una respuesta a la pregunta: “¿Qué rumbo (cambio) debería dar a mi vida en este momento?”, pregúntale al péndulo: “¿la respuesta es verdadera?” Si obtienes un NO, vuelve a empezar desde el principio.

Si obtienes un SI, pasa a la siguiente categoría. Por ejemplo, aplica la radiestesia al abanico de la salud y pregunta: “¿De qué temas relacionados con la salud debo preocuparme más?” Tal vez obtengas respuesta o tal vez el péndulo te indique que recurras de nuevo a la tabla de la rueda del zodíaco. Repite la operación descrita anteriormente en todas las esferas de la vida contenidas en las tablas de los signos.

Cada una de las categorías descritas en las tablas de los signos del zodíaco revela reacciones características de las personas de cada signo. Algunas de ellas pueden parecer algo desagradables, sobre todo en lo que atañe a las cuestiones de la salud, pero presta atención a lo que tu lado intuitivo está intentando decirte. Es posible que no tengas esa enfermedad o ese problema ahora mismo, pero puede ser que seas propensa a tener el problema que te indica el péndulo. Mantente alerta.

Si te encuentras en un dilema por una respuesta particular que te ha dado el péndulo, puedes seguir trabajando con ella a través de las reacciones del SI, NO, QUIZÁS. A veces, las respuestas que parecen más carentes de sentido son las más importantes de entender. En tanto que siempre es agradable oír la confirmación de algo que ya se sabe, debo instarte a que prestes la mayor atención a aquella respuesta que no parezca tener sentido en un principio. Es importante y debe ser tenida en cuenta durante la continuación de la lectura.

CASAS ASTROLÓGICAS

Si deseas investigar un poco más, es posible que quieras trabajar con la tabla de las Casas Astrológicas. Si te detienes a reflexionar, te darás cuenta de que nuestras vidas están divididas en diferentes áreas: nuestros sentimientos respecto a nosotros mismos, nuestra relación con la familia, con nuestros amigos, por mencionar unas cuantas.

Una serie de métodos de adivinación dividen nuestra vida en distintas porciones o áreas. Estos “pasteles” adivinatorios representan nuestra totalidad, y las porciones o divisiones son escenarios diferentes en los que nuestra totalidad puede manifestarse.

En la astrología, la tabla astrológica divide nuestras vidas en doce áreas. Cada área corresponde a un signo del zodíaco (Aries, Tauro, Géminis, etc.). Cada signo del zodíaco tiene correspondencia natural con una de las doce casas.

El objetivo de la tabla de las Casas Astrológicas es concienciarte en mayor medida de las energías de las que puedes disponer en cada uno de los doce aspectos zodiacales de la vida y de la forma de utilizarlas.

Las doce casas son los diversos escenarios sobre los que representamos nuestras vidas: el personal, la familia, el trabajo y las áreas sociales de nuestra vida. La primera casa nos habla de la parte de nuestra totalidad que se refiere a la “consciencia del yo”, es decir, de quién soy y de cómo me manifiesto frente al resto del mundo.

El escenario de la segunda casa se refiere a la parte de la vida ven la que trabajamos con nuestras energías personales; y así sucesivamente, en el sentido de las agujas del reloj, pasando por la educación primaria, el hogar, la vida sentimental, la salud, el trabajo, la educación superior, las aspiraciones, el estatus, la consciencia de nosotros hasta llegar por fin al final del ciclo en el que ha llegado el momento de buscar un nuevo yo.

Hay muchas formas de utilizar una tabla de estas características (del mismo modo que hay muchas formas de utilizar las tablas de los signos zodiacales). Puedes intentar seguir trabajando con un tema del que ya te has ocupado cuando trabajabas con las tablas del zodíaco, utilizando las reacciones del SI, NO, QUIZÁS, en conexión con la tabla de las casas astrológicas.

Pongamos por caso que te acomete un sentimiento de aprensión y que quieres saber de dónde procede, a qué se debe.

Pasa a la tabla de las casas astrológicas. La primera casa debería estar situada a tu izquierda, entre las 8 y las 9 de la esfera de un reloj. Toma tu péndulo y dile:”Quiero averiguar la razón por la que me ha acometido este sentimiento de aprensión. ¿Soy capaz de hacerlo? ¿Puedo hacerlo? ¿Estoy preparada?” Suponiendo que a todas las preguntas obtengas un SI, sostené el péndulo directamente sobre el centro de la tabla.

“¿A qué se debe originariamente esta depresión? ¿En qué parte de mi vida se encuentra el nubarrón?” Si tu “posición de búsqueda” es estática, al cabo de un rato el péndulo empezará a oscilar hacia atrás con la parte central del arco exactamente sobre el centro de la tabla, y los dos extremos de la oscilación se dirigirán hacia dos casas situadas en puntos opuestos. Apunta hacia una de las casas y pregunta: “¿Es ésta la casa?” Si la respuesta es SI, conocerás que está es la casa; Si es NO, entonces se trata de la otra. No lo olvides: “¿La respuesta es verdadera?”

Si ya te sientes segura utilizando el concepto del límite de orientación, lo más probable es que llegues a la conclusión de que es un método muy rápido para obtener respuesta. No requiere la segunda operación de radiestesia del SI/NO que consiste en preguntar:”¿La respuesta es verdadera?” (aunque nunca está de más verificar la respuesta).

Pongamos por caso que tu aprensión se centra en última instancia en la novena casa (filosofía de vida; viajes/viajes espirituales; educación ulterior/superior; religión/creencias; mente supraconsciente). “¿De aquí procede en última instancia mi aprensión?, pero ¿De qué área concreta de la novena casa?” (En este punto creo que es importante señalar que si tú eres una estudiosa de la astrología y empleas palabras distintas para recordarte a ti misma lo que para vos significa la novena casa, por favor, hazlo. Pero asumamos para el objetivo de este debate que las palabras que he utilizado son apropiados.)

Puedes emplear tus propios reacciones, sostener el péndulo sobre la tabla del SI, NO, QUIZÁS y preguntar: “¿La aprensión que siento se basa en mi filosofía de la vida?” NO. “¿Se refiere a la educación superior?” SI. “¿Se trata de alguna otra área de la novena casa?” NO. “¿La respuesta es verdadera?” SI.

De modo que ya sabes que sientes algún tipo de aprensión en lo que se refiere a la educación superior. ¿Has estado pensando en realizar estudios superiores o matricularte en alguna escuela de adultos?

¿No te puedes identificar con esta información? Sostén el péndulo sobre el centro de la tabla de tu propio signo zodiacal. Colócalo en la “posición de búsqueda” y observa si oscila en dirección al amor, la felicidad, la salud y el trabajo. Esto te dará una idea sobre qué área de tu vida saldrá más beneficiada de la realización de estudios superiores. Por ejemplo, en el caso de la felicidad, esto puede querer decir que el tipo de escalada que estás practicando se está volviendo demasiado peligrosa y que ya es hora de que vayas a una escuela de perfeccionamiento de la escalada.

En el caso del trabajo, es posible que haya llegado el momento de volver a estudiar y poner al día tus conocimientos. Los descubrimientos que hagas al respecto en el área del amor pueden ser también muy reveladores. Es posible que te haga falta práctica o aprender nuevas técnicas. Tantra. Siempre existe la posibilidad de mejorar. Del mismo modo, si el péndulo se dirige hacia el área de la salud es posible que tengas que analizar tu carácter nervioso.

Puedes emplear las reacciones del SI, NO, QUIZÁS para formular más preguntas que te ayuden a aclarar la situación. No olvides formular la última pregunta: “¿La respuesta es verdadera?”

Es probable que ya sepas con bastante exactitud a qué se debe tu sentimiento de aprensión, pero vuelve a echar un vistazo a las preguntas iniciales. Empleando la misma técnica que he descrito, es posible que encuentres otras áreas o casas que puedan facilitarte más información.

 

Para explicar un último punto sobre radiestesia y astrología debo volver sobre Mercurio en particular. Una de las preguntas clave que muchos astrólogos emplean para definir a Mercurio, el mensajero de los dioses, es oscilación, o sea, “mucho hacia y desde”.

Esto es exactamente lo que hace el péndulo: oscila. Al igual que Mercurio, se mueve adelante y atrás, hacia y desde. El péndulo es un mensajero, un instrumento de Mercurio que nos puede llevar de la razón a la intuición, de lo sabido a lo sabido por intuición. Encuentra formas con sentido para  vos para utilizar el péndulo como mensajero y habrás ganado un amigo para toda la vida.

CASAS ASTROLÓGICA

Si deseas investigar un poco más, es posible que quieras trabajar con la tabla de las Casas Astrológicas. Si te detienes a reflexionar, te darás cuenta de que nuestras vidas están divididas en diferentes áreas: nuestros sentimientos respecto a nosotros mismos, nuestra relación con la familia, con nuestros amigos, por mencionar unas cuantas.

Una serie de metodos de adivinación dividen nuestra vida en distintas porciones o áreas. Estos “pasteles” adivinatorios representan nuestra totalidad, y las porciones o divisiones son escenarios diferentes en los que nuestra totalidad puede manifestarse.

En la astrología, la tabla astrológica divide nuestras vidas en doce áreas. Cada área corresponde a un signo del zodíaco (Aries, Tauro, Géminis, etc.). Cada signo del zodíaco tiene correspondencia natural con una de las doce casas.

El objetivo de la tabla de las Casas Astrológicas es concienciarte en mayor medida de las energías de las que puedes disponer en cada uno de los doce aspectos zodiacales de la vida y de la forma de utilizarlas.

Las doce casas son los diversos escenarios sobre los que representamos nuestras vidas: el personal, la familia, el trabajo y las áreas sociales de nuestra vida. La primera casa nos habla de la parte de nuestra totalidad que se refiere a la “consciencia del yo”, es decir, de quién soy y de cómo me manifiesto frente al resto del mundo.

El escenario de la segunda casa se refiere a la parte de la vida ven la que trabajamos con nuestras energías personales; y así sucesivamente, en el sentido de las agujas del reloj, pasando por la educación primaria, el hogar, la vida sentimental, la salud, el trabajo, la educación superior, las aspiraciones, el estatus, la consciencia de nosotros hasta llegar por fin al final del ciclo en el que ha llegado el momento de buscar un nuevo yo.

Hay muchas formas de utilizar una tabla de estas características (del mismo modo que hay muchas formas de utilizar las tablas de los signos zodiacales). Puedes intentar seguir trabajando con un tema del que ya te has ocupado cuando trabajabas con las tablas del zodíaco, utilizando las reacciones del SI, NO, QUIZÁS, en conexión con la tabla de las casas astrológicas.

Pongamos por caso que te acomete un sentimiento de aprensión y que quieres saber de dónde procede, a qué se debe.

Pasa a la tabla de las casas astrológicas. La primera casa debería estar situada a tu izquierda, entre las 8 y las 9 de la esfera de un reloj. Toma tu péndulo y dile:”Quiero averiguar la razón por la que me ha acometido este sentimiento de aprensión. ¿Soy capaz de hacerlo? ¿Puedo hacerlo? ¿Estoy preparada?” Suponiendo que a todas las preguntas obtengas un SI, sostené el péndulo directamente sobre el centro de la tabla.

“¿A qué se debe originariamente esta depresión? ¿En qué parte de mi vida se encuentra el nubarrón?” Si tu “posición de búsqueda” es estática, al cabo de un rato el péndulo empezará a oscilar hacia atrás con la parte central del arco exactamente sobre el centro de la tabla, y los dos extremos de la oscilación se dirigirán hacia dos casas situadas en puntos opuestos. Apunta hacia una de las casas y pregunta: “¿Es ésta la casa?” Si la respuesta es SI, conocerás que está es la casa; Si es NO, entonces se trata de la otra. No lo olvides: “¿La respuesta es verdadera?”

Si ya te sientes segura utilizando el concepto del límite de orientación, lo más probable es que llegues a la conclusión de que es un método muy rápido para obtener respuesta. No requiere la segunda operación de radiestesia del SI/NO que consiste en preguntar:”¿La respuesta es verdadera?” (aunque nunca está de más verificar la respuesta).

Pongamos por caso que tu aprensión se centra en última instancia en la novena casa (filosofía de vida; viajes/viajes espirituales; educación ulterior/superior; religión/creencias; mente supraconsciente). “¿De aquí procede en última instancia mi aprensión?, pero ¿De qué área concreta de la novena casa?” (En este punto creo que es importante señalar que si tú eres una estudiosa de la astrología y empleas palabras distintas para recordarte a ti misma lo que para vos significa la novena casa, por favor, hazlo. Pero asumamos para el objetivo de este debate que las palabras que he utilizado son apropiados.)

Puedes emplear tus propios reacciones, sostener el péndulo sobre la tabla del SI, NO, QUIZÁS y preguntar:”¿La aprensión que siento se basa en mi filosofía de la vida?” NO. “¿Se refiere a la educación superior?” SI. “¿Se trata de alguna otra área de la novena casa?” NO. “¿La respuesta es verdadera?” SI.

De modo que ya sabes que sientes algún tipo de aprensión en lo que se refiere a la educación superior. ¿Has estado pensando en realizar estudios superiores o matricularte en alguna escuela de adultos?

¿No te puedes identificar con esta información? Sostén el péndulo sobre el centro de la tabla de tu propio signo zodiacal. Colócalo en la “posición de búsqueda” y observa si oscila en dirección al amor, la felicidad, la salud y el trabajo. Esto te dará una idea sobre qué área de tu vida saldrá más beneficiada de la realización de estudios superiores. Por ejemplo, en el caso de la felicidad, esto puede querer decir que el tipo de escalada que estás practicando se está volviendo demasiado peligrosa y que ya es hora de que vayas a una escuela de perfeccionamiento de la escalada.

En el caso del trabajo, es posible que haya llegado el momento de volver a estudiar y poner al día tus conocimientos. Los descubrimientos que hagas al respecto en el área del amor pueden ser también muy reveladores. Es posible que te haga falta práctica o aprender nuevas técnicas. Tantra. Siempre existe la posibilidad de mejorar. Del mismo modo, si el péndulo se dirige hacia el

área de la salud es posible que tengas que analizar tu carácter nervioso.

Puedes emplear las reacciones del SI, NO, QUIZÁS para formular más preguntas que te ayuden a aclarar la situación. No olvides formular la última pregunta: “¿La respuesta es verdadera?”

Es probable que ya sepas con bastante exactitud a qué se debe tu sentimiento de aprensión, pero vuelve a echar un vistazo a las preguntas iniciales. Empleando la misma técnica que he descrito, es posible que encuentres otras áreas o casas que puedan facilitarte más información.

Tabla de la rueda del Zodiaco

Para explicar un último punto sobre radiestesia y astrología debo volver sobre Mercurio en particular. Una de las preguntas clave que muchos astrólogos emplean para definir a Mercurio, el mensajero de los dioses, es oscilación, o sea, “mucho hacia y desde”.

Esto es exactamente lo que hace el péndulo: oscila. Al igual que Mercurio, se mueve adelante y atrás, hacia y desde. El péndulo es un mensajero, un instrumento de Mercurio que nos puede llevar de la razón a la intuición, de lo sabido a lo sabido por intuición. Encuentra formas con sentido para  vos para utilizar el péndulo como mensajero y habrás ganado un amigo para toda la vid

 

 

CASAS ASTROLÓGICAS

Tabla de casas astrológicas

Si deseas investigar un poco más, es posible que quieras trabajar con la tabla de las Casas Astrológicas. Si te detienes a reflexionar, te darás cuenta de que nuestras vidas están divididas en diferentes áreas: nuestros sentimientos respecto a nosotros mismos, nuestra relación con la familia, con nuestros amigos, por mencionar unas cuantas.

Una serie de métodos de adivinación dividen nuestra vida en distintas porciones o áreas. Estos “pasteles” adivinatorios representan nuestra totalidad, y las porciones o divisiones son escenarios diferentes en los que nuestra totalidad puede manifestarse.

En la astrología, la tabla astrológica divide nuestras vidas en doce áreas. Cada área corresponde a un signo del zodíaco (Aries, Tauro, Géminis, etc.). Cada signo del zodíaco tiene correspondencia natural con una de las doce casas.

El objetivo de la tabla de las Casas Astrológicas es concienciarte en mayor medida de las energías de las que puedes disponer en cada uno de los doce aspectos zodiacales de la vida y de la forma de utilizarlas.

Las doce casas son los diversos escenarios sobre los que representamos nuestras vidas: el personal, la familia, el trabajo y las áreas sociales de nuestra vida. La primera casa nos habla de la parte de nuestra totalidad que se refiere a la “consciencia del yo”, es decir, de quién soy y de cómo me manifiesto frente al resto del mundo.

El escenario de la segunda casa se refiere a la parte de la vida ven la que trabajamos con nuestras energías personales; y así sucesivamente, en el sentido de las agujas del reloj, pasando por la educación primaria, el hogar, la vida sentimental, la salud, el trabajo, la educación superior, las aspiraciones, el estatus, la consciencia de nosotros hasta llegar por fin al final del ciclo en el que ha llegado el momento de buscar un nuevo yo.

Hay muchas formas de utilizar una tabla de estas características (del mismo modo que hay muchas formas de utilizar las tablas de los signos zodiacales). Puedes intentar seguir trabajando con un tema del que ya te has ocupado cuando trabajabas con las tablas del zodíaco, utilizando las reacciones del SI, NO, QUIZÁS, en conexión con la tabla de las casas astrológicas.

Pongamos por caso que te acomete un sentimiento de aprensión y que quieres saber de dónde procede, a qué se debe.

Pasa a la tabla de las casas astrológicas. La primera casa debería estar situada a tu izquierda, entre las 8 y las 9 de la esfera de un reloj. Toma tu péndulo y dile:”Quiero averiguar la razón por la que me ha acometido este sentimiento de aprensión. ¿Soy capaz de hacerlo? ¿Puedo hacerlo? ¿Estoy preparada?” Suponiendo que a todas las preguntas obtengas un SI, sostené el péndulo directamente sobre el centro de la tabla.

“¿A qué se debe originariamente esta depresión? ¿En qué parte de mi vida se encuentra el nubarrón?” Si tu “posición de búsqueda” es estática, al cabo de un rato el péndulo empezará a oscilar hacia atrás con la parte central del arco exactamente sobre el centro de la tabla, y los dos extremos de la oscilación se dirigirán hacia dos casas situadas en puntos opuestos. Apunta hacia una de las casas y pregunta: “¿Es ésta la casa?” Si la respuesta es SI, conocerás que está es la casa; Si es NO, entonces se trata de la otra. No lo olvides: “¿La respuesta es verdadera?”

Si ya te sientes segura utilizando el concepto del límite de orientación, lo más probable es que llegues a la conclusión de que es un método muy rápido para obtener respuesta. No requiere la segunda operación de radiestesia del SI/NO que consiste en preguntar:”¿La respuesta es verdadera?” (aunque nunca está de más verificar la respuesta).

Pongamos por caso que tu aprensión se centra en última instancia en la novena casa (filosofía de vida; viajes/viajes espirituales; educación ulterior/superior; religión/creencias; mente supraconsciente). “¿De aquí procede en última instancia mi aprensión?, pero ¿De qué área concreta de la novena casa?” (En este punto creo que es importante señalar que si tú eres una estudiosa de la astrología y empleas palabras distintas para recordarte a ti misma lo que para vos significa la novena casa, por favor, hazlo. Pero asumamos para el objetivo de este debate que las palabras que he utilizado son apropiados.)

Puedes emplear tus propios reacciones, sostener el péndulo sobre la tabla del SI, NO, QUIZÁS y preguntar:”¿La aprensión que siento se basa en mi filosofía de la vida?” NO. “¿Se refiere a la educación superior?” SI. “¿Se trata de alguna otra área de la novena casa?” NO. “¿La respuesta es verdadera?” SI.

De modo que ya sabes que sientes algún tipo de aprensión en lo que se refiere a la educación superior. ¿Has estado pensando en realizar estudios superiores o matricularte en alguna escuela de adultos?

¿No te puedes identificar con esta información? Sostén el péndulo sobre el centro de la tabla de tu propio signo zodiacal. Colócalo en la “posición de búsqueda” y observa si oscila en dirección al amor, la felicidad, la salud y el trabajo. Esto te dará una idea sobre qué área de tu vida saldrá más beneficiada de la realización de estudios superiores. Por ejemplo, en el caso de la felicidad, esto puede querer decir que el tipo de escalada que estás practicando se está volviendo demasiado peligrosa y que ya es hora de que vayas a una escuela de perfeccionamiento de la escalada.

En el caso del trabajo, es posible que haya llegado el momento de volver a estudiar y poner al día tus conocimientos. Los descubrimientos que hagas al respecto en el área del amor pueden ser también muy reveladores. Es posible que te haga falta práctica o aprender nuevas técnicas. Tantra. Siempre existe la posibilidad de mejorar. Del mismo modo, si el péndulo se dirige hacia el

área de la salud es posible que tengas que analizar tu carácter nervioso.

Puedes emplear las reacciones del SI, NO, QUIZÁS para formular más preguntas que te ayuden a aclarar la situación. No olvides formular la última pregunta: “¿La respuesta es verdadera?”

Es probable que ya sepas con bastante exactitud a qué se debe tu sentimiento de aprensión, pero vuelve a echar un vistazo a las preguntas iniciales. Empleando la misma técnica que he descrito, es posible que encuentres otras áreas o casas que puedan facilitarte más información.

 

 

(VOLVER AL INDICE)

(VOLVER AL INDICE PRINCIPAL)

 

 

CLASE  7

ASTROLOGÍA – Parte 2

Capricornio

Sagitario

Libra

Virgo

 

Leo

 


 

(VOLVER AL INDICE)

(VOLVER AL INDICE PRINCIPAL)

 

CLASE  7

ASTROLOGÍA – Parte 3

 

Cáncer

Géminis

 

 

Tauro

Aries

Piscis

 

 

Acuario

 

CLASE 8

LOS PLANETAS – Tabla Y

(Lamentablemente torcida dado que no tengo propio Scanner)

Tabla de los planetas

EL MUNDO MARAVILLOSO DE LAS PIEDRAS

Desde épocas inmemoriales, en los pueblos primitivos y en las antiguas civilizaciones, las piedras preciosas fueron consideradas objetos de valor. Se les daba un uso religioso y se les atribuía un complejo simbolismo, que las relacionaba con las divinidades, los planetas, los días de la semana, los números, etc.

Los pueblos prehistóricos ya conocían y utilizaban las gemas, como lo prueba el hecho de haberse encontrado, en muchas de las tumbas, collares y cuentas de cuarzo, cornalina, granate, amatista, lapislázuli, turquesa, azabache y ámbar, junto con oro, plata y cobre. Estos hallazgos abarcan desde la época del hombre de Cromagnon (24.000 años a.C.), pasando por los natufios – pueblos asiáticos que dieron origen a los celtas – y siguiendo con las culturas mesolíticos y de la Edad de Bronce, las civilizaciones cretense, sumeria y egipcia, hasta llegar a la antigua Grecia.

Del uso que los antiguos hebreos hacían de las gemas queda constancia en la Biblia. En el capítulo 28 del Éxodo se lee que Aarón, hermano de Moisés y sumo sacerdote del pueblo judío, vestía una túnica ornada con dos ónices, que llevaban grabados los nombres de las doce tribus de Israel, y un pectoral de oro con doce piedras incrustadas, distribuidas en cuatro filas horizontales de tres gemas cada una, que representaban las doce tribus.

Las piedras eran: cornalina, topacio, esmeralda, rubí, zafiro, diamante, jacinto, ágata, amatista, crisolita, sardónice y jaspe. Además, Aarón llevaba una bolsa con piedras que le servían “para conocer la voluntad de Dios”.

Por otra parte, en el Ramayana (célebre poema indio atribuido a Valmiki), se cuenta que la prometida de Vishnu llevaba, el día de su boda, joyas con forma de mariposas en sus cabellos, y que sus vestiduras y el resto de su cuerpo refulgían por efecto de los collares, brazaletes, diademas, anillos y otros adornos y joyas hechos con piedras y metales preciosos. El simbolismo religioso de cada joya ornamental se describe en un antiguo tratado indio (Guía de la Vida), que incluye rituales para cada día y las joyas correspondientes con su significado.

En el antiguo Egipto, los reyes y las reinas destinaban las piedras preciosas para adornar sillas, divanes, tronos, carros, tocados, anillos, brazaletes y ceñidores; la turquesa y el lapislázuli (piedra de la sabiduría) tenían preeminencia.

También en las grandes civilizaciones de América (azteca, maya e inca) las piedras preciosas fueron muy utilizadas y con fines análogos. Curiosamente, cuando en los pueblos primitivos se las llevaba sobre el cuello, eran usadas con mayor frecuencia por los hombres que por las mujeres, posiblemente porque cumplían más una función ritual y de protección que de adorno.

El más antiguo talismán usado por los monarcas mongoles desde épocas precristianas es el “naoratma”, una pieza de oro que llevaba incrustada nueve piedras distintas sin tallar, cuya función es proteger contra influencias astrales nocivas.

En civilizaciones míticas como la de la Atlántida, los usos de los cristales iban más allá de lo conocido en la antigüedad y se acercaban a las aplicaciones que actualmente les dan la ciencia y las disciplinas para-científicas. Se dice que los atlantes empleaban el cuarzo como acumuladores energéticos para desarrollar la telepatía y comunicarse con los dioses, así como para construir varas de poder y de curación (que eran varas de cobre revestidas de piel de nonato y provistas de una punta de cristal).

PIEDRAS Y SUS PROPIEDADES

Averiguar mediante la radiestesia si tal o cual piedra puede resultar beneficiosa. Detalle de las cualidades de algunas piedras:

ÁGATA: Pertenece a la familia del cuarzo (anhídrido silícico, que forma cristales hexagonales, o masas compactas, de diversos colores y grados de transparencia, de fractura concoidea – cóncava, cuchillas – de granito y otras rocas). Se encuentra en gran cantidad en Uruguay y Argentina, pero hay buenos yacimientos también en Alemania y Escocia.

El nombre de “ágata” deriva del río Agate que corre en Sicilia; es una isla de la península – el río actualmente se llama Drillo – de cuyas aguas se obtuvieron las primeras piedras de este nombre áGATA.

Tiene propiedades medicinales y desde el tiempo de los romanos ha sido utilizado como talismán. Reducida a polvo y mezclada con agua consideraban curativas contra el veneno de las serpientes. Antiguamente se creía que, si esta colgada del brazo del campesino que ara la tierra o de los cuernos de los bueyes, influyen positivamente en la cosecha y mantiene alejadas las tormentas.

Actúa positivamente sobre los intestinos y las vísceras en general, también sobre los trastornos psicosomáticos, ligados al mal funcionamiento del sistema neurovegetativo.

En casos que se desee hacer una dieta para adelgazar, esta piedra aporta nuevas energías y contribuye al balance físico.

AMATISTA: Esta piedra es un simple cristal de cuarzo, y su color proviene del óxido de manganeso o peróxido de hierro; a éste se debe el color purpúreo de la piedra, que recuerda los racimos de la uva madura.

La Amatista es la piedra que llevan engarzada en sus anillos los obispos de la Iglesia Católica y por ello también se la denomina “la piedra de los obispos”.

Según la leyenda “Amatista” era una ninfa amada por Baco (Dios del Vino), éste luego prefirió a Diana y transmutó a la ninfa en piedra – amatista – en el momento de abandonarla. Desde entonces, dice la leyenda, posee poderes que preserva a quien la lleva, de estado de ebriedad y de los efectos perjudiciales del alcohol. Por esta historia, en tiempos antiguos, se usaba beber el vino en cálices adornados con amatista.

Los rayos violeta que emanan de la Amatista, influyen en el sistema nervioso y mejoran la vitalidad; poseen también propiedades calmantes y ayudan, a los portadores de la piedra, a gobernar sus pasiones; es recomendable para meditar mejor, como así también para reducir la intensidad de las migrañas.

Muy bueno para los pies y epidermis. Reuma. Infecciones de carácter epidérmico y las intoxicaciones, tanto por remedios como por los alimentos en descomposición.

CUARZO: Esta piedra simboliza (con su color claro y frío, que recuerda el aspecto del hielo), la lógica y la determinación. Se dice que los Atlantes empleaban el Cuarzo como acumuladores energéticos para desarrollar la telepatía y comunicarse con los dioses, así como para construir “varas de poder y de curación”, que eran de cobre revestidas de piel nonato y provistas de una punta de cristal.

Desde épocas milenarias, el GRANATE y el CRISTAL DE CUARZO se utilizaron para curar diferentes dolencias, restañar heridas, facilitar los partos, prevenir la ebriedad y, en general, devolver al ser humano a ese estado de equilibrio llamado “salud”. También se les reconocía el “poder de matar al enemigo”, (dicen que el Rey Arturo tenía la empuñadura de cristal).

El cristal de cuarzo (dióxido de silicio) es un receptor, acumulador, transformador y transmisor de energía. Esto ya lo conocían en el siglo III antes de Cristo, a raíz de investigaciones hechas por un naturalista griego llamado Teofrasto.

Muy bueno para fracturas y torceduras, trastornos de la piel, artritis, reuma, eczemas, cálculos hepáticos (litiasis en general: hepáticos o renal).

Los cristales son curativos y algunos aseguran que llevar anillo con esta piedra ayuda a desarrollar la inteligencia y aclarar los pensamientos.

DIAMANTE: Es la piedra más dura que se conoce. Dicen que cuando la llevaba puesto el Sumo Sacerdote de la Religión Hebrea, el diamante tenía el “poder” de revelar si un acusado era culpable, en ese caso la piedra perdía su brillo; si era inocente, resplandecía en todo su fulgor.

Se creía que tenía el poder de ahuyentar a los fantasmas y de vencer a los enemigos. Ayudar a los poseídos por el demonio y a los dementes, alejar a las bestias feroces y otorgar a su portador la fuerza y el coraje necesarios para superar cualquier dificultad. Se considera un talismán para los caracteres débiles que, confiándose en su fuerza, se sienten reconfortados.

Antiguamente se recomendaba llevar en la parte izquierda del cuerpo para que surta efecto, porque ese lado corresponde a la salida del Sol y al nacimiento de la Vida.

Es beneficioso para los riñones, la vejiga, el sistema nervioso y trastornos metabólicos, como así también para fortalecer los lazos amorosos.

IMPORTANTE: Durante los días de dieta es conveniente evitar usar diamante.

ESMERALDA: Durante toda la antigüedad se le atribuyeron propiedades desintoxicantes y curativas de las inflamaciones intestinales. Según la tradición, la esmeralda promueve, en quien la lleva consigo, las actividades del hígado y de los órganos de la bilis, y, en especial, impide enfermarse de desintería (Es una enfermedad infecciosa consistente en la inflamación y ulceración del intestino grueso).

Además, esta piedra, de un maravilloso color verde, protege especialmente los ojos de su dueño. Otra de sus propiedades es la de infundir coraje a quien la lleva, frente a las adversidades de la vida. Es aconsejable para estimular la creatividad y las ideas nuevas; “se dice” que puede romperse cuando quien la usa no tiene sus ideas muy claros.

Influye positivamente sobre los senos, el estómago y el vientre, como así también sobre las glándulas endocrinas (de secreción interna). Ayuda a prevenir las enfermedades neurológicas.

GRANATE: Su color oscuro e íntimo, refleja una imagen de tristeza y dureza. La base del Granate, es de un rojo casi castaño. Dicen que es la asociación del tiempo que sobrevive a la muerte; es la alternativa de la vida y de la muerte. La vida, entendida como supervivencia, sólo es posible si existe la muerte.

Tiene mucha afinidad con Saturno, por lo tanto, es muy beneficioso para las articulaciones, huesos, dolencias en la edad senil o en la segunda parte de la vida.

Igual que el Rubí, esta piedra ayuda a vencer las dificultades que provocan los regímenes para adelgazar, pues balancea los desequilibrios de la tiroides.

Muy bueno para las ENFERMEDADES CRÓNICAS.

JASPE VERDE: Es una piedra muy conocida desde tiempos lejanos. A ella se le asignan poderes curativos en relación con la boca, el estómago y las heridas, pudiendo detener la sangre que emana de las mismas. El JASPE VERDE está también relacionado con los rayos de luz, porque cuando inciden sobre ella, ésta los refleja otorgando a la persona que los recibe bravura y coraje.

En la antigüedad, se consideraba que el nombre de Pedro derivaba de esta piedra preciosa sobre cuya fuerza y ardor se apoya la Iglesia de Cristo.

Muy bueno para el sistema nervioso, aparato digestivo, agotamiento nervioso, hemicráneas. Ayuda en los casos de problemas estomacales.

El jaspe es una piedra de colores variados en forma de vetas, es una especie de calcedonia – sílice de estructura fibrosa similar a la del Cuarzo, como las ágatas, el ónix, etc. – (Mármol veteado).

MAGNETITA: Durante la edad media se le atribuyeron “poderes” para alejar la melancolía, ser una buena base para preparar elixires de amor y para comprobar la castidad de una mujer.

Se creía que perdía sus poderes si se la frotaba con ajo y los recuperaba si se trataba con sangre de cabra. Más allá de estas creencias populares, podemos decir que si se los lleva con uno, ayuda a sentirse más seguro, ya que, así como la piedra misma, se puede conseguir atracción.

Influye sobre el aparato respiratorio, hombros, articulaciones de los brazos, codos y muñecas. Actúa positivamente en los tímpanos y oídos.

Es un óxido ferroso-férrico llamado también PIEDRA-IMÁN, por lo tanto posee propiedades magnéticas, como su nombre lo indica.

ÓNIX: Su origen se remonta a las murallas de la “Nueva Jerusalén”, retomada luego por los Templarios (del Templo de Salomón). Es una piedra preciosa actualmente clasificada en la familia de las Amatistas.

Existen cinco variantes, la más conocida es la denominada “Uña del dedo”. Es una pioedra casi blanca que recuerda la forma de la uña. Los otros colores son: blanco con vetas estriadas rojas, blanco con vetas negras, completamente negro y negro con vetas blancas. Esta última variedad es la más valiosa.

Las propiedades maravillosas del Ónix hacen que, aplicada la piedra sobre un ojo que duele por un factor que lo estorba, éste suba a la superficie y pueda expulsarse del ojo. Sirve también para calmar los humores alterados. Tiene propiedades curativas respecto al ojo.

Muy bueno para las extremidades inferiores en la zona de las rodillas, tobillos y pantorrillas. Circulación sanguínea, contusiones y calambres, dolor de garganta, como así también para el hipertiroidismo. Actúa muy especialmente en la coordinación física.

Es un ónice o calcedonia de estructura fibrosa, similar al cuarzo, ágatas. etc.

RUBÍ: Además de ser una piedra considerada “rara”, al menos en la tonalidad más oscura de sus reflejos. Es un color cálido que recuerda el fuego, la vida, por su afinidad con el Sol. En lo que respecta a la piedra preciosa, se puede señalar que el Rubí tiene la propiedad de alejar la tristeza, el pecado y el vicio.

Es famosa por sus virtudes, según Collin de Plancy, “Los antiguos le atribuían la propiedad de resistir al veneno, preservar de la peste, desterrar la tristeza, reprimir la lujuria y quitar los malos pensamientos; si llegaba mudar de color tornándose más oscuro, presagiaba desgracias a su portador; volviendo a su color natural al momento que ésta había pasado”.

Sus propiedades implican la eficacia contra los venenos, los malos espíritus; mantiene a su portador saludable y de buen humor. Esta piedra es sumamente positiva y da energía adicional para poder adelgazar en los tratamientos, disminuyendo la ansiedad que se tiene hacia las comidas, ayudando a que la energía se autocontrole.

Muy beneficioso para el plexo solar y la circulación sanguínea, también para las arritmias y alta presión. Presta ayuda al corazón, porque estimula el fluido de energía que recorre todo el cuerpo. Aconsejable en los casos de hemorragia.

El Rubí es un tipo de cuarzo perteneciente a una variedad roja del coridón – alúmina nativa cristalizada, de la cual muchas piedras preciosas son variedades – Alúmina: es el óxido de aluminio puro o formando feldespatos o arcillas.

Feldespato: grupos de minerales compuesto de silicatos de eruptivas de aluminio y de uno o más metales alcalinas, que entra en la formación de rocas eruptivas.

TOPACIO: Esta piedra tiene un color cálido, por ello algunos lo definen como “quemado”. Es conocido desde antaño, atribuyéndosele poderes de curación en las enfermedades relacionadas con inflamaciones. Se obtiene beneficio de esta piedra si se lleva puesta, tanto para el organismo como para la serenidad espiritual. Muy buena para los trastornos en los órganos genitales y también en los problemas derivados de la retención intestinal.

Referente al bienestar espiritual, el Topacio otorga calidez necesaria para interpretar los hechos de la vida de manera más desapegada, renunciando a los sentimientos de venganza.

Investigar si es útil en los casos de hipertrofia de la próstata, en los trastornos ginecológicos (dismenorrea, polimenorrea, amenorrea, ovaritis, anexitis). También en casos de hemorroides y fístulas. Es positivo para prevenir la anemia.

Esta piedra, de color amarilla-naranja, muy dura, está compuesta de sílice, alumina y flúor

ZAFIRO AZUL: En orden de importancia, en la escala de valores de las piedras preciosas, viene después del Diamante. Se encuentra en el Extremo Oriente, y se extrae principalmente de los yacimientos que se hallan en Birmania. También existe una especie que se encuentra en Occidente, pero es mucho menos valiosa y de un color más claro.

Su color recuerda el fondo del mar y la quietud que allí impera, por ese motivo tiene propiedades de distensión y produce calma. El Zafiro tiene el “don” de hacer a quien lo usa, pacífico, amable, devoto y afecto a realizar buenas obras. “Dicen” que se rehúsa brillar frente a la impureza, y con la sola fuerza de sus rayos puede destruir todas las criaturas nocivas y venenosas.

Las propiedades curativas del Zafiro están particularmente dirigidas a los reumatismos, a las inflamaciones del estómago y de los intestinos. Benéfico en las disfunciones circulatorias, gota, ciática, flebitis, neumonía y otras enfermedades agudas del aparato respiratorio, como así también en caso de eczemas de origen tóxico.

Era considerado un antídoto para todos los venenos y así también con “poderes” curativos en caso de melancolía. Sus propiedades energéticas contribuyen a aumentar el nivel de potasio, magnesio y calcio.

Muy benéfico para la garganta, afonía, ronquera, cuerda vocales, oído, etc.

Zafiro: es un corindón cristalizado de color azul; también existen incoloros y transparentes. Corindón es una alúmina nativa cristalizada, de la cual muchas piedras preciosas son variedades. (Alúmina: es el óxido de aluminio que es hallado puro o formando feldespato y arcilla) Feldespato: mineral compuesto de silicatos de aluminio y de uno o más metales alcalinos.

* * * * * * *

(VOLVER AL INDICE)

(VOLVER AL INDICE PRINCIPAL)

 

ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend