Home » Sabiduria y Conocimiento » De controlar, a rendirse al control; por Jennifer Hoffman

De controlar, a rendirse al control; por Jennifer Hoffman

Luz


El viaje de vuelta a nuestro poder promete muchas bendiciones que se vuelven reales para nosotros cuando aprendemos el equilibrio de control y entrega. Para nuestro entendimiento humano, estos son opuestos que tienen poco en común. No obstante están en la misma longitud de onda y dependiendo de donde estén nuestras vibraciones energéticas, los experimentaremos de diferentes formas. La relación entre rendirse y controlar es estratégica, vibracional, intencional y energética y todo esto ocurre simultáneamente. Pero, más importantemente, sin control no podemos aprender sobre la entrega y sin la entrega, nunca podemos estar en control.


Usamos muchas estrategias diferentes para estar en control, incluyendo la manipulación, el ruego, el alegato, la fuerza y la negociación. Nuestra meta final es saber que podemos hacer que nuestra vida luzca como pensamos que debería, de acuerdo a las metas que queremos cumplir. Si queremos éxito, haremos lo que sea para sentirnos exitosos. Si queremos amor, haremos lo que sea para probar que somos encantadores. Pero lo que queremos y con lo que terminamos es muy diferente y nuestras metas con frecuencia son a corto plazo porque están basadas en nuestro miedo a no tener lo que queramos si no lo obtenemos ahora, en lugar de que se basen en nuestro conocimiento de que el proceso siempre funciona cuando le damos el tiempo, la energía, el esfuerzo y la confianza que necesita.

PUBLICIDAD GOOGLE


A un nivel vibracional estamos en el nivel de control que resuena con el nivel de vibración con el que resonamos. Esta es la Ley de la Atracción en acción y vivimos con ella cada día. Cuando cambiamos nuestra vibración, podemos traer otras cosas a la realidad. El proceso de cambio de nuestra vibración está basado en la rendición, reconociendo que estamos haciendo lo mejor que podemos y permitiendo que el espíritu entre en nuestra realidad con opciones nuevas y diferentes. Cuando nos rendimos dejamos de pelear y reconocemos la sanación que necesitamos hacer para lograr nuevos niveles de crecimiento y entendimiento.


Siempre es nuestra intención estar en control, manifestar nuestra realidad en formas sin esfuerzo y poderosas pero cuando esa intención está basada solamente en el control, simplemente estamos reflejando nuestro miedo de no tener poder. Con una intención basada en el miedo por control, tenemos miedo de que si dejamos ir el control que pensamos que tenemos, tendremos que enfrentar la verdad de que no somos dignos de lo que queremos. Y el dolor de esa realización es tan grande que haremos cualquier cosa para evitarlo. No obstante mientras estamos en este estado de ser, la impotencia es lo que estamos creando, así estamos creando ejemplos de nuestros grandes miedos en lugar de cuán poderosos podemos ser cuando cambiamos nuestra intención de controlar a rendirse.


Como humanos asociamos el poder con control, y aquellos que son más poderosos a un nivel material, que tienen más dinero, conexiones y éxitos, parecen tener más control sobre sus vidas. Al menos, pensamos eso porque ellos tienen los medios materiales para controlar su realidad, ellos no tienen los mismos problemas que aquellos que tienen menos. Pero eso es solo una opinión porque no hay relación entre el dinero y el control sobre el plano espiritual. Hay, sin embargo, una muy fuerte relación entre la energía y el dinero, ya que son la misma cosa. El dinero es la manifestación de energía en el plano material. Cuando nuestra energía está alineada con lo que deseamos crear, nos hacemos poderosos manifestadores de nuestros sueños. Si no estamos manifestando lo que queremos, tenemos un problema energético, el cual es revelado a través de lo que se está manifestando en nuestra vida. Con la rendición, podemos alinear nuestra energía con nuestros sueños y aprender a liberar los bloqueos del flujo de energía en nuestra vida.


¿Cuándo creamos los bloqueos a nuestro control? Mientras que traemos problemas de poder y control de la vida pasada, ellos son amplificados con nuestra primera experiencia de trauma. Este trauma ocurrió en algún punto en nuestra vida, pero especialmente en nuestra niñez. La primera experiencia traumática de nuestra niñez creó la creencia de que no estábamos en control y desde ese punto, vivimos a través de la creencia de que no estábamos en control de nuestra vida y que teníamos que pelear para mantener el control en cada nivel. ¿Tienen el recuerdo de alguna experiencia traumática de la niñez en donde se sintieron fuera de control, con miedo a morir física, mental o emocionalmente o que los lastimaron al punto de que no pensaron que podrían recuperarse? Ahí es donde están buscando controlar su vida y en donde sus creencias sobre control están centradas. Todos tienen un recuerdo de este tipo y para recuperar el control debemos rendir esta creencia, hacer las pases con esa experiencia y aprender a calmar al niño interno para que podamos rendirnos sin el miedo de que nuestro pasado se repetirá en cada situación. Sin este nivel de trabajo de sanación, cada experiencia de vida repetirá nuestros miedos al control.

PUBLICIDAD GOOGLE


Rendirse significa reconocer que no podemos hacer esto solos, nunca se tuvo la intención de que camináramos solos nuestro viaje humano. Es por eso que tenemos equipos de ángeles y guías que están aquí para ayudarnos. Es por eso que tenemos la promesa de ascensión como la meta de nuestro viaje. Y es por eso que el espíritu espera nuestra invitación para expandir nuestra realidad en formas que no podemos imaginar para que podamos saber qué significa tener la vida de nuestros sueños. Habrá tiempos en los que no nos sentiremos en control, cuando los deseos del ego sean hechos a un lado para que algo más apropiado pueda ser creado. Rendirse requiere que aprendamos a controlar el ego y entendamos sus miedos y después trabajemos a través de ellos para que puedan estar equilibrados con la intención del espíritu para nuestra vida, la cual es crear el cielo en la tierra.


A través de la rendición liberamos la polaridad del miedo que el ego carga y traemos las energías del cielo, creando el cielo en la tierra para nosotros y para toda la humanidad. Cada uno de nosotros puede crear su propio cielo en la tierra el cual se extiende a toda la humanidad y que abre las puertas de la ascensión para todos los de la tierra y nuestro viaje estará completo.

– – – – – – – –

( © 2009 por Jennifer Hoffman y Enlightening Life OmniMedia, Inc. Todos los derechos reservados.

Puede circular libremente en su totalidad siempre que los créditos y la fuente sean mencionados).

Traducción: Xitlalli Contreras – www.templodelsol.com –  Sitio en inglés: www.urielheals.com

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en VALENCIA (España) - Del 01 al 08 de Diciembre de 2017
Sobre Claudio Alvarez (Redactor GHB)
Claudio es unos de los más veteranos y expertos redactores de la familia de hermandadblanca.org
4 comentarios
  1. User comments

    Muy hermoso mensaje….. muchas gracias….

  2. User comments
    GIOVANNI VIGNAtti li

    muchas gracias por informe, lo nesecitaba nesecito mas de esto mil graciaS

    DENDITO SEAS O DIOS DE UNVERSO.

  3. User comments
    maria alba reyes

    doy gracias al DIVINOcreador por tan maravilloso mensaje

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend