Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Crecimiento Personal » Devoción al maestro o Gurú

Devoción al maestro o Gurú

pup

En algunos contextos la palabra Gurú se relaciona con alguien que tiene el poder de predecir eventos, magia o adivinar el futuro. En éste caso no es ese el significado  que se le atribuye en la cultura tibetana.

¿Qué significa Gurú?

En realidad en éste sentido el término Gurú está relacionado con la palabra maestro, amigo espiritual o lama. De alguna manera es aquél al que consideras tu guía en el camino o sendero emocional y espiritual.

mas5

Cuando hablamos de la devoción al Gurú tiene que ver con la confianza que depositas en aquél que te guía, que te da dirección, no debe ser una fé o creencia ciega, debe estar en todo momento sustentada por hechos, debes poner a prueba de manera sana las cualidades que posee aquél que tiene la intención de ayudarte en tu superación.

Por ejemplo, una cualidad muy importante es la congruencia, esto es que si tu maestro espiritual te enseña que debes respetar a los que te rodean, el mismo debe de ser ejemplo de respeto a los demás seres, si te enseña que no debes mentir debes de notar que él se dirige con transparencia en sus relaciones personales y profesionales, si te enseña que debes de ser generoso, el debe de ser generoso en sus pensamientos, sus palabras y acciones.

un proceso atento y gradual

Es importante tener cuidado, no apresurarte al elegir a un maestro o a tener plena confianza en él, de hecho debe ser un proceso gradual, de mucha observación y  análisis, debemos recordar que le estamos confiando nuestra salud emocional, espiritual y ulteriormente nuestro bienestar mental.

mast

En algunos casos podemos encontrar a maestros que se enriquecen con la explotación de una imagen espiritual, no reflejan lo que dicen y la mayor parte del tiempo actúan de manera contraria a lo que los textos y enseñanzas contienen. Es importante tener cuidado.

Se dice también que el maestro debe elegir quién es su discípulo, y si es un auténtico guía, te pondrá a prueba una y otra vez, retará tus capacidades, te corregirá aún cuando eso signifique que tú te enojes o dejes la práctica, en el fondo un buen maestro sabe hasta dónde aflojar y apretar esa relación que no es otra que de la de  aprendizaje y desarrollo.

Bhutan, Bumthang, Karchu Dratsang Monastery, Buddhist Lama teaching

 

Si tu maestro te inspira a ser generoso está muy bien, si te enseña a ser diligente está muy bien, si te enseña que debes ser paciente está muy bien…si en el camino te descubres como una mejor persona podrás estar cada vez más seguro de que has dejado tu instrucción en buenas manos.

maestros edificantes y genuinos

En ocasiones se afirma que el toparse con maestros genuinos es resultado de un karma positivo, de gran cantidad de mérito positivo acumulado que florece en buenas condiciones, también si te encuentras con maestros charlatanes, se dice que es resultado del karma negativo o de semillas no edificantes que florecen en tu detrimento. En consecuencia, y sabiendo que el Karma no es destino, lo que debemos hacer es ponernos en todo momento a prueba y también a nuestros maestros.

Es importante también resaltar que la relación discípulo-maestro es una que tarda muchos años en consolidarse pues depende de la aceptación y trabajo de ambas partes, a algunos alumnos les lleva cinco años a otros más, no hay un tiempo definido cada quien uno tiene su propio tiempo de realización.

piu

Es así que, como lo señalo el Budha, “no practiques ni creas lo que te enseño solo porque yo lo enseño, ponlo a prueba una y otra vez, solo así y con pleno convencimiento hazlo tuyo”. Esta relación no es un dogma, no es algo que tiene un precio en dinero, es algo que alimentará en el largo plazo tu corazón y tu mente.

una relación en dirección constructiva

Como siempre la recomendación es permanecer atentos a las enseñanzas que recibimos y de quien las recibimos, si nos llevan en una dirección constructiva o no y que no hay prisa en generar una relación adecuada, lleva tiempo, esfuerzo y análisis,  así que si ya encontramos a nuestro maestro raíz, como se le conoce, debemos involucrarnos en la práctica respetuosa y perseverante y si aún no llega a nuestra vida el maestro adecuado podemos seguir generando acciones positivas, acumulando mérito y haciendo plegarias para que un buen guía espiritual llegue a nuestra vida, sin duda esto acontecerá en el momento justo, en el que estés preparado para recibir la instrucción, ni antes ni después, con la actitud e intención correcta no puede ser de otra forma. Mientras tanto a crecer interiormente en espera del momento fresco del encuentro con tu gurú.

AUTOR: Pilar Vázquez, colaborador de la gran familia de la Hermandad Blanca

 

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Pilar Vazquez (Editora GHB)
Licenciada en Mercadotecnia, Maestría en Economía de Negocios, Coach Certificada en ejecutivos y equipos de trabajo del ITESM - CCM, alumna de Casa Tibet México.
Un comentario
  1. User comments

    lo siento te amo perdon gracias en ti confio borro mis memorias limpio suelto yo soy luz quien como dios

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend