Dinero y espiritualidad

Dinero y espiritualidad

Dinero y espiritualidad

Somos espíritu y materia

Dinero y espiritualidad, ¿están reñidos? ¿se complementan? Es posible ser espiritual e interesarse po lo material?

Como seres humanos estamos compuestos de materia y espíritu, y si bien es cierto que somos espíritus dentro de un cuerpo físico, como suele decirse habitualmente,  esto no quiere decir que no tengamos necesidad de lo material, del dinero concretamente.

Tenemos que cubrir necesidades básicas como alimentarnos, vestirnos, habitar en una casa, para lo cual necesitamos dinero para poder acceder a ello. Como suelo decirlo siempre, para vivir en la tercera dimensión, la energía moneteria, es necesaria.

Tener un trabajo, más allá de la remuneración económica, también nos brinda una oportunidad para desarrollarnos en lo personal y evolucionar.

El dinero es energía, (yo prefiero llamarlo “energía monetaria”) y tenemos que tratar de  integrarlo a lo espiritual. 

 

Si encasillamos al dinero como algo sucio, vil, algo que nos aleja de la espiritualidad a la cual aspiramos para elevarnos, nos limitamos, porque comenzamos a realizar afirmaciones inconscientes en nuestra mente que poco a poco van alejando esa energía monetaria que tanto necesitamos en lugar de atraerla. 

Estas afirmaciones nos llevan a pensar que si buscamos el dinero no somos espirituales, que si somos espirituales tenemos que negar toda necesidad física que como humanos tengamos, que si somos espirituales no deberíamos enojarnos jamás, o que no podemos expresarnos sexualmente, etc.

Todas estas ideas subconscientes, que nosotros mismos vamos creando sin darnos cuenta, van alejando el flujo de prosperidad, y ya no importará si deseamos tener dinero, seguramente ese dinero no llegará pues de modo inconsciente estaremos rechazándolo.

Dado que el dinero es energía, debemos siempre analizar, como nos llega, de que forma lo recibimos, como lo administramos y utilizamos  y como lo damos a otros.

Esto significa si lo recibimos con culpa o con placer, si sabemos administrarlo y utilizarlo sabiamente, sin volvernos compradores compulsivos ni  avaros o tacaños, y si al darlo, nos desprendemos de él con alegría o con bronca, con temor a no volver a recuperarlo, etc.

También sería bueno darnos cuenta de que el dinero puede ser la clave del tu propósito espiritual primordial, y que será más fácil que ingreses en ese flujo de prosperidad si lo admites.

PUBLICIDAD GOOGLE

Es decir, si sientes realmente que ese dinero te ayudará a lograr tu verdadera meta.

Generalmente solemos cuestionarnos el porqué hay tanta gente que tiene una infinita facilidad para hacer dinero, o bien nacen ricos, o todo lo que emprenden tiene éxito,  y por otro lado, hay personas a quienes les cuesta muchísimo subsistir, pagar sus cuentas, alimentarse, etc.

Lo que debería ser algo normal, se transforma en algo tedioso y en un sufrimiento que los aleja más y más del  flujo de dinero que deberían atraer  a sus vidas.

Pensemos en un obrero de la construcción, un albañil, una empleada doméstica, o un oficinista, realizando un trabajo aburrido y monótono, trabajando muchísimas horas, haciendo trabajos pesados, cansadores, y todo para llevar a sus casas, muchas veces una mínima parte de lo que necesitan para sobrevivir. Algo que nos parece y es totalmente injusto.

Y sin embargo y aunque parezca una locura, todo esto sucede debido a nuestro propósito espiritual aunque a priori no se vea tan claramente.

Esto significa que toda experiencia que tengamos nos hace crecer y evolucionar, mucho más de lo que se puede ver a simple vista, y  todo lo que aprendamos dentro de nuestro trabajo, es también un gran aprendizaje para nuestro espíritu, por eso es que lo espiritual y  lo material, están indisolublemente unidos, dado todo es aprendizaje y nos deja una gran enseñanza de vida.

Un albañil por ejemplo, aprenderá mucho construyendo, si lo hace a conciencia, tomando con responsabilidad su tarea, dado que eso que hace, le servirá en un futuro o en ese mismo presente, para construir su propio hogar, y aunque no tenga ganas y sea un trabajo cansador y tedioso.

Eso le dará una experiencia a capitalizar y el día de mañana, si lo piensa bien y hace bien las cosas, tal vez le sirva para enseñar a otros y tener gente a cargo, además de haberse construido su primera casa, habiendo construido para otros en primer lugar. 

Esto en sí mismo, habrá significado una gran evolución en su vida, y un motivo de orgullo y autoestima, si supo ver la oportunidad en ello.

Hay otras personas para las cuales el dinero no está dentro de sus prioridades, su vida la basan en otros aspectos, no es que no deseen el dinero, simplemente no es lo más importante para ellos.

Se concentran en su familia, el amor… y esto no significa que no lo necesitan, simplemente no lo ponen en la cima de su escala de valores, y esto le hace ver la vida desde otra perspectiva, muy lejana a la de aquellos para los cuales el dinero sí lo es todo, y  ahí es cuando vemos que hay una marcada diferencia entre ambos tipos de personas.

Hay mucha gente poderosa y millonaria, para quienes el dinero lo es todo y no podrían concebir la vida sin él, y ellos parecerían tener una varita mágica para atraer mucho dinero.

No siempre esto será positivo para sus vidas, por ello, lo que aprendan, les servirá en otros planos en un futuro en esta o en otras vidas.

No importa cual sea tu caso, si debes saber que  tus Ángeles pueden ayudarte a abrir o expandir tu camino material.

dinero y  espiritualidad

Es humano, no es un pecado hacerlo, y no está reñido con tu evolución espiritual ni la detendrá, siempre y cuando no se abuse, y se deseen lujos o excentricidades o sumas inimaginables o imposibles de dinero.

Obviamente que está de más aclarar que todas las peticiones y deseos deben estar dentro del camino de la Luz, y en un marco de honestidad y moralidad, dado que Seres de Luz de tan alta vibración como lo son los Ángeles, aprobarían acciones ilícitas o corruptas.

PUBLICIDAD GOOGLE

Si hay quienes crean que son Ellos los que los ayudaron, están equivocados y seguramente habrán pactado con la oscuridad para obtener el cumplimiento de sus deseos.

La moderación y el sentido común siempre serán la clave para lograr estos objetivos y la ayuda de los Ángeles.

Nada en exceso es bueno, ni conviene tener excesivas sumas de dinero, como tampoco la pobreza de ningún modo es una bendición.

Los Ángeles solo quieren para nosotros felicidad, no que nos desesperemos o constantemente estemos sufriendo a causa de lo material.

Por eso con total certeza puedo decirte que pidas a tus Ángeles la ayuda que necesitas para multiplicar tus ingresos, y así atraer el flujo de  energía monetaria que necesites.

 

Tomado del libro :

“Ángeles en tu vida

Aunque no los veamos, Ellos siempre están “

 

Marianela Garcet

 ISBN-10: 1548793760

ISBN-13: 978-1548793760

1ª edición

 

Copyright© 2010 a la fecha  Marianela Garcet.

Todos los derechos reservados. 

ESPACIO PATROCINADORES
ESPACIO PATROCINADORES
Sobre Marianela Garcet
Soy Maestra de Reiki sistemas Usui y Karuna, Profesora de Visualización Creativa, Master Teacher in Magnified Healing®. Escribo sobre temas espirituales, terapias alternativas, de autoayuda y superación personal y sobre actualidad. He publicado hasta el momento los siguientes libros: Camino hacia la Luz, Los Ángeles te hablan: Escúchalos I, Los Ángeles te hablan: Escúchalos II, Camino hacia la Luz II: Cuentos de Cristal, Vidas Pasadas- Tiempo Presente, Mauricio Macri, El Elegido, Cristal-Índigos, la Esencia del Cambio, Reiki, Amor y Luz

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend