Home » Mensajes del Cielo » Entidades y Maestros Cósmicos » Dirigiéndonos a Nuestro Lugar y Ser por Jordi Morella

Dirigiéndonos a Nuestro Lugar y Ser por Jordi Morella

personas juntasSiento un agradecimiento por todo lo que se me da y se me permite conseguir. Siento algo diferente en mí, como si me estuviera alejando de todo academicismo establecido al transmitir y llevar a término lo que siento y quiero hacer. Soy yo. No tiene nada que ver a cómo lo hacía. La energía es diferente, más amorosa, más pura. Yo no soy el mismo.

Desde el punto donde he llegado, me doy cuenta de las diferentes maneras y papeles que puede tener cada uno al transmitir unos conocimientos o mensajes. Me doy cuenta de las diferencias en el momento de obrar y decir, entre almas que están dedicando su vida a los demás, a mostrar a los demás que ellos no son ellos. Diferentes energías transmiten, a veces, el mismo mensaje. Cada uno tiene la destinación adecuada, no para todos, pero sí para una parte de los que están buscando o se han adentrado en el camino. Todos son respetados. Unos más puros que otros, a nivel energético, pero su grado vibracional les permite llegar a un tipo de energía de la humanidad que les puede dar una mano. No por tener mayor vibración, todos deben de entender y aceptar lo que se les está transmitiendo. Diferentes palabras, actitudes, temas, aspectos y energía. Cada momento del camino puede necesitarse una energía diferente para darnos una mano. Las energías iguales o parecidas se atraen. No todos pueden entender y aceptar una energía de más alta vibración a la de uno. Debe de estar predispuesto y preparado para que así sea. Debe de estar en su camino que en esta vida actual así sea. Nuestro Plan Divino individual facilitará el acercamiento y la aceptación de unas energías en nuestras vidas, incluyendo en ellas, unos conocimientos y sabiduría adecuadas a las que podemos necesitar. Cuando el discípulo está preparado, le llega su maestro. No todos el mismo, sino el adecuado para que se le acepte y el discípulo se abra para recibir y aceptar aquello que se le está dando y transmitiendo. Cada alma necesita la afinidad, una resonancia para abrirse a quien la vida le ha concedido según el grado de vibración que está irradiando hasta ahora.

Me siento diferente. Siento mis energías vibrar diferente a como lo hacían meses o semanas atrás. Ha sido como subir nuevos peldaños en mi proceso elevando a mi ser y mi alma, y desde aquí estando, poder ver mejor y más de lo que veía, dándome cuenta de mis hechos situaciones y sentimientos a los que he ido viviendo y sabiendo hasta ahora. Un grado de consciencia superior, u una percepción de las nuevas energías, de la nueva etapa que ya he iniciado.

Tengo la sensación como si, cada vez más, me dejase llevar por una barca de aguas tranquilas y pausadas. El flujo me lleva, desde una serenidad interior profunda, a unos puertos donde poder manifestar, más en acorde a como ahora vibro y soy aquello que siento y quiero hacer.

Hay paz en mí, en mi interior, una inmensa calma que me acuna y me permite ver y sentir más todo lo hecho hasta ahora.

Se están creando canales de conexión con mi ser para la creación de nuevas oportunidades a partir de ahora. A finales del año 2014serà el sentir de aquello que hasta ahora era anunciado, empezando a materializarse y a sentir de una manera más notable, el ser que somos. Nuestro interior nos hará saber de los grandes cambios que las almas estamos viviendo en el proceso individual de cada una de ellas.

Tengo la sensación de estar estirado en un colchón inflable de piscina sobre las aguas que se encuentran en un profundo pozo, y estas me van empujando a ritmo rápido hacia arriba. Siento elevarme y elevarme, viendo una luz cada vez más grande, intensa y luminosa. Cuanto más me elevo, más alegría y emoción siento dentro de mí, y a la vez, con más serenidad y naturalidad acepto cada instante de mi ascensión. No tengo tiempo para pensar en el presente, porque cuando lo quiero hacer este ya ha pasado y me encuentro en este otro, por lo tanto, sencillamente siento el movimiento ascendente en mí y continúo escuchando aquello que mi corazón y me interior me dicen. Haciéndolo, he ido notando la aceleración de mi proceso hacia aquello que siento.

Hay un gran agradecimiento en todo mi ser, en cada una de mis células, haciéndome sentir y vibrar sintiéndome inmensamente bendecido, apoyado, alimentado, protegido y amado.

Nos estamos dirigiendo hacia los últimos días de este año lleno de brotes y a empezar a recoger algún que otro fruto, diferente a los que estábamos recogiendo hasta ahora. Ha habido una gran limpieza para los seres despiertos y predispuestos a dar nuevos pasos en su camino. La ascensión está en todos, pero no todos han querido, ahora, seguir el flujo de nuestra elevación según las nuevas energías nos permiten.

Algunos ya hemos recogido muestras de estos frutos, y durante los tres próximos años, irán a más hasta colocar a cada uno en su lugar. Hasta ahora ha sido dar pasos para encontrarlo, transmitiendo un tipo de conocimiento en lugares concretos. Todo ha tenido una finalidad para definir, todavía más, el camino, el sentido de servicio de cada uno. En los próximos tres años la fuerza de despertar hará tambalear el mundo donde vivimos. Cambios importantes y radicales sucederán de cara a la convivencia, y el retorno a la Unidad y Respeto de las almas encarnadas que lo habitamos. Los intereses irán dejando lugar a un bien mayor, para acercar a todos los miembros de la humanidad entre ellos y valorar más a las personas que la dualidad que pueda existir todavía.

En este período mucha densidad se liberará de nuestro planeta porque el amor y la divinidad individual puedan ser manifestados en decisiones, de lo que ahora denominamos políticas, económicas y del bienestar humano. Serán tres años de cambios profundos desde el interior del ser que hará que el mundo que hasta hace poco ha ido imperando, se vaya alejando más del sentido por el cual estamos encarnados. El corazón nos hablará mucho más alto y claro que hasta ahora.

¡Confiad! Dejad que vuestro corazón os hable y no temáis el llevar a término aquello que sentís. Este será el camino para el mayor bien de todos. Aquello que e corazón os dicte o diga, está en resonancia y unido a todos los corazones de los seres encarnados.

Hasta ahora, ha habido un proceso aparentemente lento, pero todo se está acelerando. Ya no podemos ir poco a poco. Ya no se nos permite estamos siento empujados hacia un fuerte cambio energético en nosotros. Nuestro ADN se está reestructurando para poder manifestar la divinidad que cada uno es. No podemos frenar el proceso ha llegado la hora de adaptarnos o quedaremos desfasados de este mundo, habiendo de continuar nuestro camino en otro lugar diferente a nuestro planeta. Este está destinado, porque las almas despiertas han ayudado a salir de la somnolencia espiritual de sus habitantes. Se han plantado semillas donde sus frutos no permiten ningún paso atrás.

Sentimos lo que sentimos por este cambio interior, este cambio vibracional en cada ser para llegar a él.

Iniciaremos un nuevo año de muchas alegrías por una gran parte de la humanidad si vivís desde el corazón, os daréis cuenta que lo que viviréis procede del amor y os liberará de la densidad que uno pueda llegar a tener todavía. Nuevas puertas se abrirán, y no solo para unos elegidos, sino para todo aquél que se abra y acepte las energías que nos acompañan en estos tiempos.

Los grandes cambios procederán de vuestro interior. Estos cambiarán vuestro entorno, vuestra vida externa. Será vuestro interior el que os mantendrá firmes y aposentados en vuestro camino y la materialización de aquello por lo cual nacisteis.

Un nuevo período para una nueva raza en este amado planeta. Una raza donde se basará en el libre albedrío desde el corazón, y la manifestación de la comprensión y el amor hacia este mundo y sus hermanos de la humanidad.

Un nuevo camino que acabará de deshacer los viejos patrones que hasta ahora han regido nuestra dirección a seguir.

¡No hay nada mejor que vivir despierto en este mundo creado desde la ilusión de la dualidad! Esta se va desvaneciendo para ver de una manera clara la luz interior de cada ser con el corazón abierto y consciente, iluminando sus pasos para llegar al momento de encontrarse ante un gran resplandor amoroso y librarse a él: nuestra Divinidad manifestada y Una con la Divinidad Universal, creadora de toda Vida y existencia.

En el 2015……continúa puesta la pasarela pero no por tiempo ilimitado.

¡Crúzala! ¡Ven! No estarás sola, amada alma. Nosotros estaremos contigo en todo momento.

Que el Amor y la Paz sean en todos vosotros.

Fuente: https://jordimorella.blogspot.com

por Jordi Morella

 

Dirigiéndonos a Nuestro Lugar y Ser por Jordi Morella

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Jordi_Morella
2 comentarios
  1. User comments

    Agradezco y celebro!! este mensaje de mi mismo a mi. Gracias…

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend