Home » Autores Espirituales - Canalizadores » Geoffrey Hoppe » ¿Dónde Está Dios? By Geoffrey Hoppe

¿Dónde Está Dios? By Geoffrey Hoppe

Dios Interior

 

 

 

En medio del caos mundial y guerras sangrientas nos preguntamos, “¿Dónde está Dios?” Cuando violentos terremotos destruyen miles de vidas, nos preguntamos, “¿Dónde está Dios?” Cuando un ser querido es asesinado por un conductor ebrio nos preguntamos, “¿Dónde está Dios?” Cuando leemos historias en los periódicos sobre niños maltratados o mujeres violadas, nos preguntamos dónde está Dios. En nuestra noche oscura del alma personal, cuando todo parece haber fracasado y nuestra vida parece ser nada más que vacío, clamamos a Dios, pero no se escucha la voz – ni la nuestra, ni la de Dios.

 

 

 

¿Dónde está Dios? Buscamos a ese ser esquivo en las iglesias y los libros, tratamos de encontrarlo a Él o a Ella a través de garúes y de los santos. A menudo es nuestro primer pensamiento en el nuevo día y nuestro último pensamiento antes de desaparecer en nuestros sueños durante la noche. Hacemos un llamado al Espíritu en nuestras oraciones, en nuestras meditaciones y por medio de nuestras lágrimas. Tenemos muchos nombres para este Ser – Espíritu, El Eterno, YHWH, Dios, Alah, Creador, La Luz, Ishvara. Algunos niegan la existencia de Dios pero la mayoría reconocen la presencia de un ser divino, un Ser infinito, incluso si nunca han tenido un encuentro consciente con el que No Se Puede Hablar.

 

 

 

Algunos sostienen que Dios es la naturaleza. Otros dicen que Dios está dentro. Pero casi todos pasan los días de su vida sin una relación íntima con este Ser. La mayoría tienen un profundo deseo de corazón de conocer a Dios, pero se resignan a esperar hasta llegar a un reino celestial igualmente desconocido.

 

 

 

Dios está aquí, yo lo siento, justo aquí, en esta realidad física. Dentro de mí, a mi alrededor, en otras personas, en la naturaleza y en las dimensiones que nos rodean. El Espíritu está en cada respiración que tomo, en cada paso que doy, en cada minuto que pasa a través del día. Pero, ¿dónde está Dios? ¿Por qué Dios no se me ha parecido? ¿Por qué? me pregunto, no puedo ir más allá de mi estado mental de deber entender, conocer, ver y oír a este ser al que quiero mucho recordar. Si amo tanto a Dios ¿por qué, oh porque, es este Ser tan difícil de alcanzar?

 

 

 

Yo sé por qué. Me sorprende que hasta tenga que hacer la pregunta, pero por desgracia, yo finjo no saber. Salí a la calle el día de hoy en una hermosa tarde de invierno en Colorado para fumar un cigarrillo en silencio. Ni siquiera estaba pensando “¿Dónde está Dios”. No sé en qué estaba pensando, pero no se trataba de algo importante. Supongo que he preguntado “Dónde está Dios” tantas veces que finalmente esta cuestión tuvo que ser contestada. Y así fue. Una vez más. Quizás esta vez no lo olvide porque lo estoy escribiendo.

 

 

 

Dios siempre está aquí. Pero la luz del Espíritu es de tal pureza, simplicidad e intensidad que me desintegraría si tuviera que contemplarla. Es de tal amor y compasión que quedaría pasmado en su presencia. Es de tal magnitud que podría destruir mi oscuridad – una parte de mí que se ha desarrollado durante eones de tiempo – y me da miedo que no quedara nada de mí.

 

 

 

La esencia de Dios suavemente me susurró: “Ámate a ti mismo como Yo te amo, entonces, me podrás contemplar. Ama a tu ser y me recordarás”. La luz del Espíritu es magnífica. Cerramos la puerta por temor a que nos aniquilaría si capturamos el más mínimo atisbo. Trancamos la puerta, incluso cuando llamamos a conocer la presencia del Espíritu. Nos retiramos de nuevo a nuestra rutina diaria preguntando, “¿Dónde es Dios?” En nuestra rutina una vez más olvidamos amarnos a nosotros mismos. Volvemos a estudiar de Dios, preguntando a los demás si saben dónde está Dios, y buscamos a Dios en las cosas externas. Nos acostamos en la noche con la esperanza de que, al día siguiente, por fin conoceremos el amor de Dios.

 

 

 

Por último, cuando nuestro deseo de Dios es superado por el amor a nuestro ser, conocemos lo incognoscible.

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
ESPACIO PATROCINADORES
8 comentarios
  1. User comments

    gracias por este articulo…pero en medio de tanto caos…como podemos ayudar a dios…no lo se…como podemos agradarle…cuando nos nos venga a buscar…estamos en una escuela…pero no se como prepararme para la siguiente clase…eso significa…tengo miedo…ojala que dios nos abriera la mente a todos…nos ayudara a comprender o a sentrilo asi…simplemente que esta en todo y con todos…besos.gracias.

  2. User comments
    Agustín Alberto

    ¿Dónde está Dios?….deberiamos preguntarnos…¿Dónde estamos nosotros?,hacia que lugar nos hemos conducido a través de milenios,sembrando cosechas que después no queremos,tratando de dominar a la naturaleza y a los hombres como si fueramos separados de todo lo que en realidad es una unidad.Competimos por el último lugar del mundo,por el egoísmo que nos ciega por alcanzar riquezas,poder y todo aquello material que pensamos es la felicidad.Al final quedamos vacíos,aniquilados,con las manos tratando en vano de atrapar una brisna de aire en el desierto de la soledad.Competimos desmesuradamente en vez de cooperar con todos y con todo,deseamos más en recibir que en dar,cuando el dar es la fuerza de la creatividad y el recibir su forma,sin dar nada creado puede permanecer por mucho tiempo,estas dos fuerzas o energías deben complementarse en la armonía sagrada de todo lo creado,en la expansión y contracción como ley del universo.Por ello como bien dice este escrito,Dios,la fuente primaria,la luz,la energía,la inteligencia universal y tantos y tantos nombres que hemos etiqueteados nos pregunta¿Dónde están ustedes?…¿Cuando regrezarán?…¿Qué hacen por vuestro crecimiento espiritual para de esta forma sentir mejor mi presencia?…¿Son impecables con vuestras palabras?…¿Aman a vuestro prójimo como YO los amo?…¿Cuidan la tierra hermosa,a sus plantas,ríos y mares,a los animales que como hermanos mayores les dejé a vuestro cuidado?…mientras estoy en todos los días,con todas sus horas;en todas partes,en el mundo físico y en el mundo no manifestado,en otros mundos en que la mente racional esta limitada a entrar y conocer,…los amo,DIOS.

  3. User comments

    Dios esta en nosotros , no hace falta levantar los ojos y clamar al espacio que llamanos cielo, basta con mirar dentro de nuestro corazon…alli esta Dios, pero no tenemos tiempo, o quizas tememos lo que Dios tenga que decirmos, por mi parte lo voy conociendo de a poco y mi vida se esta tranformando,Dios es alegria,amor,sueños y esperanzas…bendiciones a todos.

  4. User comments

    infinitas gracias un abrazo en la luz excelente concejito.

  5. User comments

    GRACIAS Geoffrey Hoppe POR ESTAS ENSEÑANZAS Y COMPARTO MI OPINIÓN CON Agustín Alberto, MUCHA VERDAD.

  6. User comments

    Cuando te sientas con libertad de acciòn y llevas un equilibrio en tu vida sentiras la acciòn de Dios dentro de tì, habla con èl, respira tomando luz y bota energia al universo, con pensamientos y sentimientos positivos, busca el silencio, ora, èl està en todas partes y dentro de tì sentiràs el gozo en tu corazòn

  7. User comments
    Dionisio Adorno Rodriguez

    Gracias por las lecciones bendecidas que nos esta dictando. Dios esta en cada uno de nosotros. Somos sus hijos seres vivientes, por lo tanto somos Reyes. Gratitud, Bendiciòn y Luz al poder Divino, la Sabiduria y el AMOR.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend