Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Crecimiento Personal » El ejercicio continuo de asumir nuestro mejor destino por Marisa Ordóñez

El ejercicio continuo de asumir nuestro mejor destino por Marisa Ordóñez

meditacionEl ser nos ha dotado de muchas virtudes, de las cuales somos aun desconocedores y por tanto al no verlas tampoco podemos tomar los beneficios que nos dan.

Un privilegio es poder reconocernos lo suficientemente poderosos como para crear un destino propio, diferenciándonos de lo que sucede en el curso de la vida de quienes conforman nuestro contexto afectivo, familiar y social en general.

Tenemos la posibilidad de volvemos cada vez mas consientes de las reglas del juego y comprender la intima y necesaria interrelación que existe SIEMPRE entre todas las cosas; de cómo cada una influye sobre las otras y que es, que importancia y qué utilidad tiene el fenómeno llamado Sincronía.

Cuando estamos abiertos al dialogo con el Universo, con el “mas allá” de lo habitual, con lo desconocido e “invisible” por ignorado o incomprendido enfocamos la intención de que suceda y entonces comienza a tomar forma y se presenta como evidencia.

Cuando aprendemos a Vivir desde el Alma se vuelve claro ante nuestros ojos el despliegue de los patrones y ritmos sincronicos (leyes) que gobiernan silenciosamente el desenvolvimiento de la vida y ordenan nuestras experiencias otorgándoles pleno sentido a nuestro transito por la tierra.

Ninguna corriente de vida, ningún destino, ninguna presencia es porque sí y para nada… no hay error, imprecisión ni desperdicios en el Gran Juego de los juegos.

Somos una raza con la capacidad de desdoblarnos y ser creadores, testigos y observadores de nuestras propias creaciones. Somos capaces de autorreferenciarnos y gestionar todos nuestros dones, darnos cuenta de cómo funcionamos y direccionar nuestra energía vital hacia donde queramos.

El pensamiento hace de nosotros un motor de diseño y manifestación de nuestras propias realidades. Lo que pensamos, la actitud con que lo hacemos y las emociones con que acompañamos nuestros referentes mentales son determinantes a la hora de nuestras vivencias y resultados materiales. Cada uno es libre de construir con sus propias creencias su Cielo o su Infierno, poder entrar y salir de ellos… y aún así, a esta libertad personal la acompaña y la sostiene una Fuerza Inagotable y misteriosa que establece los “buenos” limites a la creación personal de nuestra mente humana finita y relativa dándonos garantía para manifestarnos en sincronía con la inteligencia espiritual-perfecta, procedente de las mas altas esferas de Conciencia, integradora de todas las creaciones y experiencias.

A eso podríamos llamar el Pleno Sentido de la Existencia. De ella venimos. A ella debemos todo. Reconocerla… Honrarla… Comprenderla… Tomarla con toda su “magia” es nuestro ejercicio diario… asumir su misterio, el que no puede ser captado por la mente de nuestro ego humano, es nuestra tarea cotidiana. Eso es autotrascendernos…

Cuando estamos dispuestos a esto, facilitamos el proceso de entrar en el continuo flujo de la Ley del mínimo esfuerzo, donde hay una potenciación de la expresión y el reconocimiento de las sincronías que nos orientan hacia el mejor rumbo en nuestro camino de crecimiento. Estar disponibles a esa ayuda, pedirla, valorarla y asumirla sin cuestionarle nada es garantía de nuestro mejor destino, que en todos los casos y en el seno de los matices de la propia original individualidad es alcanzar la frecuencia de la alegría, la gratitud y el Amor por la vida.

Que recursos nos ayudan a mejorar nuestra conexión con el oceàno de infinita potencialidad existencial para crear nuestra mejor realidad? Algunos de ellos son:

  • El sostenimiento de la idea y la entrega de confianza en una Fuerza Ordenadora y magnificente que nos garantiza los mejores resultados en nuestra propia espiral evolutiva y, a su vez, es garantía de lo mismo en cada parte de la totalidad en una bella y misteriosa sincronía. El decreto sugerido básico es: “Confío en el Benevolente Misterio de la Vida.”
  • La práctica diaria de la respiración autodirigida con foco en el corazón reconocido como sede del cerebro de esa otra dimensión inteligente y superior de dentro de nosotros mismos. Podemos acompañar con el mantra: “Me entrego, en confianza, a la Sabia Conducción del Perfecto Amor en mi corazón”.
  • El establecimiento de pautas mentales simples, claras, positivas y abiertas o flexibles que den lugar al asombro y al milagro de lo “imposible o extra-ordinario”, incluso a lo que no parece ser congruente con ellas mismas. Aquí es importante centrarnos en la construcción de afirmaciones que prescindan del NO como enunciación. El alma solo reconoce la figura de lo que se inscribe como concepto. Aquello que se nombra, en eso se enfoca, mas allá del no. Si alguien se propusiera sentirse mejor mediante el propósito de “no dejarme avasallar por los demás”, la fuerza creadora omitirá el no y se dedicará a manifestar lo que queda expresado en el resto de la oración, lo cual es una habilitación declarada a “dejarme avasallar por los demás”. En este caso, una formula mas acertada sería, por ejemplo, “a partir de ahora inscribo en mi corazón la intención de establecer amorosamente mis limites en toda relación para la manifestación de un Bien Mayor. Confío en la Fuerza del Amor”.
  • La expresión de la Gratitud a toda señal, recurso, desafío, misterio, fuerza, don, restricción y virtud. Esto nos lleva a Honrar la totalidad diciéndole SI! a cada aspecto de la polaridad (luz-oscuridad). Lo que requiere necesariamente la RENUNCIA a todo afán de controlar y manipular el ritmo dual con que la vida se nos da. Rechazar una parte seria como rechazar nuestro modo de respirar. La respiración es fundamental para que la vida sea sostenida y si rechazáramos el inhalar o el exhalar y quisiéramos permanecer en uno de esos momentos la vida no sería posible y el proceso quedaría incompleto. Entonces, rechazar lo que parece ser una contraposición, frustración o desvío a nuestra expectativa o intención es volver más difícil nuestra experiencia en el circulo del crecimiento, donde solo crecemos cuando completamos nuestro paso por cada opuesto complementario. Una frase para considerar aquí: “lo no agradecido, es un beneficio perdido” y la afirmación sugerida: “Agradezco la riqueza de la totalidad, tomando la vida todo tal cual se me da”.
  • Elegir la decisión de accionar con responsabilidad ante las sincronías. La intención o poder creador tiene todo para actuar por sí mismo y cuando cobra cuerpo en nuestra vida y llega a nosotros es indispensable que podamos reconocernos como merecedores de sus efectos viendo en cada sincronía (sea cual fuera) la máxima oportunidad para nuestra evolución multidimensional (intrapersonal o psicológica, interpersonal o social y transpersonal o espiritual). Podemos ejercitar el propósito: “Asumo la responsabilidad de mi mayor bien-estar”.

Te deseo disciplina, humildad y compasión en el ejercicio continuo de asumir tu mejor destino.

 

Sat Nam

MARISA ORDOÑEZ

Lic. En Psicología. Entrenadora Transpersonal.

Master en Técnicas de Sanación Energética de Ultima Generaciòn.

Asesora Luminosa Litios- Cristales de la Nueva Era

Encuentros de Metafisica- Activacion de Nuevas Inteligencias.

Constelaciones multifocales Individuales y grupales

Supervision de Casos

“Que laLuz Sea tu Guía y tu Corazón la fuerza en tu acción, cada instante, cada día.”

Fuente: www.fuerzapositiva.com

El ejercicio continuo de asumir nuestro mejor destino por Marisa Ordóñez

 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Eva (Redactora GHB)
Eva es una de las redactoras de la gran familia de hermandadblanca.org.
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend