Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » El poder de la “cirugía psíquica”, por Claudio Alvarez-Dunn

El poder de la “cirugía psíquica”, por Claudio Alvarez-Dunn

Sanación por imposición de manos reiki 002

Todo bloqueo emocional comienza con un pensamiento y si no se trabaja con ellos, esos mismos pensamientos pueden producir problemas físicos.

Bajo esta premisa la Master Reiki Esperanza Saurín me preguntó si quería recibir una cirugía psíquica, a lo que respondí gustoso.

Reiki es una palabra japonesa que literalmente significa poder espiritual o atmósfera misteriosa y que en la práctica es una medicina complementaria y alternativa que logra la sanación o equilibrio del paciente a través de la imposición de las manos. Los reikistas, que no siguen los preceptos de ninguna religión, sino que invocan al poder divino y a seres espirituales ascendidos, canalizan esa energía vital universal y la alinean con los chakras del paciente para lograr su eficacia contra enfermedades y otros desequilibrios físicos y mentales.

(Los chakras son siete centros de energía que están alineados desde la base de la columna vertebral hasta la coronilla).

En la sociedad occidental muchas personas no confían en la eficacia de estas prácticas, sin embargo, ya se usa el Reiki como terapia complementaria en un número cada vez más creciente de clínicas y hospitales.

“El propósito es darnos cuenta que esos pensamientos no nos pertenecen, y así como los hemos puestos sobre nosotros, los podemos sacar y enviar a las luz divina”, me explica Esperanza con infinito amor y paciencia ante mi mudo escepticismo.

Había escuchado algo del proceso de limpiar viejas emociones y pensamientos negativos acumulados en nuestro cuerpo y mente y había leído sobre ello, pero nunca lo había vivido en aura propia.

Esperanza me explicó el proceso y luego me pidió permiso para empezar. Me pidió que identificara algún bloqueo emocional y comencé a recordar las viejas peleas de mis padres durante mi infancia. Se quitó su cadena del cuello y usándola como péndulo fue “midiendo la energía” de cada uno de mis chakras mientras yo permanecía sentado respirando de manera profunda.

Luego me pidió que “visualizara” mis achaques. De inmediato percibí que alrededor de mi corazón había un entramado de cables pesados por donde circulaba un líquido viscoso. Ella indagó un poco más y pude ver su textura cuasi metálica, su color rubí y hasta percibí cierto olor a podrido. Como un virus troyano que acecha a una computadora, vi mi propio corazón amenazado por un artefacto que parecía los que atacaban la nave nodriza en la película “The Matrix”. Mi hipertensión acababa de ser visualizada.

Durante el proceso de introspección de mis dolencias observé una bolsa de azúcar sobre mi cabeza y demás está decir que era el peso de los lípidos glucémicos sobre mi cuerpo, es decir mi propia azúcar descontrolada.

Esperanza me preguntó si obtenía algún beneficio de esos pensamientos, ante mi respuesta negativa me dijo simplemente “pues, es el mejor momento para dejarlos ir”.

Comenzó a hacerme una exploratoria con sus manos frente a mí, pero sin tocarme, a una distancia de 10 centímetros (4 pulgadas) de mi cuerpo, para detectar toda la energía bloqueada en mi interior. Cuando pasó por el chakra del corazón comencé a dar pequeños saltos convulsos, como si tiritara. En ese momento sentí que lo que me oprimía el corazón salía disparado y al llegar a una lejana pared explotaba y se transmutaba en luz blanca, mientras la exploratoria seguía.

Ella me fue guiando con algunas profundas inspiraciones y exhalaciones para soltar todo lo limitante que tenía acumulado en el pecho. Con el nuevo aliento recordé vívidamente una pelea entre mis padres durante mi preadolescencia. Vi el negocio donde tuvo lugar la discusión, recordé claramente la vestimenta de ambos y les pedí con mucho amor y respeto que se llevaran esa energía, que esa carga no era mía. Esperanza siguió “limpiando” los desechos de aquella ruptura hasta que solté todo pensamiento negativo que hasta es momento mantenía oprimido a mi propio corazón. Mis venas se expandieron y estaba mucho más liviano de equipaje.

La maestra luego fue a trabajar con mi cabeza y sentí como si mi cerebro fue rajado como un coco, mientras ella con sus manos y sus dedos afilados de energía como largas tijeras cortaban gruesas raíces hasta liberar esas viejas cargas. Veía sus dedos trabajando en mi cabeza como si ella fuera la intérprete de la película “Edward Scissorhands”, dirigida por Tim Burton en 1990 e interpretada por Johnny Depp.

Cuando la bolsa de azúcar y hasta las hormigas circundantes fueron extraídas de mi cabeza, Esperanza guió mi respiración hasta tirar ese pensamiento al Universo y sin pensarlo transmuté esa energía por luz blanca.

En ese momento, la maestra reikista me preguntó con qué iba a llenar ahora esos agujeros vacíos. En mi pecho puse amor incondicional por todo lo que me rodea; mientras que en mi cabeza puse abundancia y salud perfecta, que brotaban a borbotones a través de la luz blanca de la Conciencia Universal. Al enfocar mi ser hacia esa Luz que me iluminaba de manera radiante, lloré sin poder contenerme, de felicidad, de éxtasis, de tanto amor vivo.

Esperanza me dejó llorar por rato, puso un pañuelo en mi mano y luego me hizo una sesión de Reiki. Finalmente, con un pase de manos cerró mi áurea. Con las manos en el corazón ambos dimos gracias a los maestros de Reiki, a los maestros sanadores y demás espíritus y familiares que nos acompañaron y con ello cerramos la sesión. Luego me abrazó fraternalmente mientras compartía su felicidad por dar amor a los demás.

Por un rato tuve náuseas y eructé un par de veces pues la energía seguía moviéndose en el interior de mi cuerpo. Sin embargo el éxtasis se notaba en la sonrisa que iluminaba mi rostro. Para mi mente controladora era difícil aceptar que tras una sesión de menos de 30 minutos había soltados las energías negativas acumuladas por más de 40 años, pero mi Ser Superior me sonreía desde lo profundo de mí.

Esa noche soñé vívidamente que estaba flotando sobre una mesa de operaciones donde varias entidades trabajaban con mi cráneo, que era como un cuarzo transparente color verde suave. Tuve hermosas sensaciones de paz y amor mientras reajustaban mis chakras superior. Una vez terminada la “operación de sanación” abrí mis ojos: las 4:44 a.m. No pude volver a dormir y ya ni me importa. Sé que soy un hombre nuevo; sé que estoy listo para trabajar por la luz, que estoy lleno de amor incondicional y cuento con el apoyo de Maestros Ascendidos que nos apoyan en esta batalla terrenal.

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Claudio Alvarez (Redactor GHB)
Claudio es unos de los más veteranos y expertos redactores de la familia de hermandadblanca.org
7 comentarios
  1. User comments

    muy agradesido por leer tu esperiencia tan maravillosa y doy gracias ha dios por esto que compartes con todo el que lo lee….gracias de nuevo..luz y progreso en tu camino espiritual

  2. User comments

    me gusto el articulo y creo que esposible hacer este tipo de operaciones pero como podria yo, tener una experiencia igual.

    porque tengo muchas cargas de tipo sentimental, complejos y frustraciones ya que mi infancia la vivi en medio de la guerra de el salvador

    por lo que le tu tenias muy poco trauma yo podria escribir un libro por eso me gustaria saber si yo podria tener acceso a un tipo de cirugia remota o algo asi

    espero comentarios

    paz y amor infinita para todos

    saludos,

  3. User comments

    HERMANO CLAUDIO: TU EXPERIENCIA TE HA DEJADO HUELLA, COMPARTE TU SANACION CON TODOS LOS QUE TE PREGUNTEN Y NO DEJES DE AGRADECER Y BENDECIR A NUESTROS HERMANOS DE LUZ QUIENES CON PERMISO DEL PADRE TE HAN SANADO….RECUERDA TODO CON PERMISO DEL PADRE. ES EL QUIEN DECIDE Y ES EL , POR EL Y PARA EL, POR QUIENES SE TRABAJA EN ESTE CAMPO DE LA SANACION.

    BENDITO SEAS TU TAMBIEN HERMANO POR CREER SIN VER.

  4. User comments

    Claudio:

    Que profunda tu experiencia y que agradable tu intencion de compartirla. Definitivamente eres un hombre nuevo con la bondad de usar tu gran tesoro – la palabra escrita.

    Luego de la experiencia de Haiti y de esta operacion, debes estar encaminandote a ser tu el cirujano para otros.

    Un abrazo,

    Cookie

  5. User comments
    Lucia Ivon Avena Cru

    HOLA,ME DA MUCHO GUSTO QUE COMPARTAN SUS EXPERIENCIAS DEL REIKI,PERSONALMENTE PUEDO DECIRLES QUE MI EXPERENCIA CON ESTA TERAPIA HA SIDO TAN AGRADABLE,QUE HOY EN DIA ESTOY POR TERMINAR EL NIVEL TRES DE REIKI.ES UNA TERAPIA MUY SUTIL,QUE NOS PROPORCIONA RELAJACION FISICA,MENTAL,EMOCIONAL Y ESPIRITUAL.QUE ADEMAS TE PROPORCIONA LA OPORTUNIDAD DE TENER EXPERIENCIAS MISTICAS O SUEÑOS TAN REALES QUE SIEMPRE TE DEJAN UN MENSAJE DE AMOR Y CONSUELO. BESOS GRACIAS

  6. User comments

    quisiera saber como conectar a este maravilloso ser namaste

  7. User comments

    realice varias estudios como reiki karuna reiki y magnifight healing y son verdaderamente hermosos.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend