Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Crecimiento Personal » El Sentido de la Vida Humana – Por Jan Anguita

El Sentido de la Vida Humana – Por Jan Anguita

luz resplandeciente

Es muy posible que te hayas preguntado varias veces quiénes somos realmente y cuál es nuestra función dentro del universo. Pues bien, el objetivo de este artículo es dar una respuesta clara i concisa a esta cuestión.

El primer paso es tener bien claro que todos formamos parte inseparable del universo. De entrada, te puede parecer una obviedad que te diga esto, pero es importante recordarlo porque, a pesar de que sabemos perfectamente que somos parte del universo, a la práctica no lo tenemos mucho en cuenta.

Seguramente, durante tu día a día no piensas mucho en los otros planetas y estrellas, ni en cómo les debe de ir la vida, ¿me equivoco? Es muy posible que no; nos pasa a todos. Tenemos al resto del universo completamente olvidado, como si la cosa no fuera con nosotros.

En parte es comprensible –la vida en la Tierra ya nos da suficientes dolores de cabeza como para atrapar completamente nuestra atención–, pero la realidad es que esta actitud nos impide entender el sentido profundo de nuestra vida.

Es imposible entender el sentido de la vida sin tener en cuenta al universo

Intentar entender el sentido de tu existencia sin considerar el resto del universo es como querer comprender la función de un empleado sin tener en cuenta a la empresa en la que trabaja. O como querer descubrir el funcionamiento de las partes del cuerpo sin una visión global del organismo completo.

Si olvidáramos por un momento los conocimientos que tenemos sobre el cuerpo humano, y miráramos un órgano cualquiera aisladamente, podríamos pensar que lo que hace no tiene mucho sentido. El corazón, por ejemplo, se relaja y se contrae una y otra vez durante muchos años, y esto, por sí solo, no parece que sirva de gran cosa. En cambio, si observamos el conjunto del organismo, veremos que este latido incesante impulsa la sangre por todo el cuerpo, nutriéndolo y calentándolo para mantenerlo en vida. Si el corazón se para, el cuerpo deja de funciona y se muere, así que su función se encuentra muy lejos de ser inútil.

Pero la importancia de este órgano sólo se hace visible si observamos el cuerpo al completo; y contigo y conmigo pasa lo mismo. Si miramos nuestra vida aisladamente, también podemos pensar que no tiene sentido. Nacemos en la Tierra, vivimos durante un tiempo, y al final nos morimos y dejamos el planeta. Si nos analizamos de este modo, podemos caer en el error de pensar que lo que hacemos no tiene mucha utilidad, y que si no lo hiciéramos tampoco pasaría nada. Pero no es así, nuestra existencia es vital para la salud del universo, y si no  estuviéramos, el conjunto lo notaría y mucho.

Tu vida tiene sentido: tú ayudas a mantener el universo en vida

La humanidad tiene un papel dentro del panorama global de la existencia muy similar al que tienen el corazón o los pulmones dentro del cuerpo. Aunque no estemos acostumbrados a considerarlo de este modo, el universo es un ser vivo. Cada uno de nosotros es dentro de este organismo universal lo que una célula es a nuestro cuerpo, y la Tierra sería equivalente a uno de nuestros órganos.

¿Y cuáles la función principal de las células y los órganos? Mantener el cuerpo en vida. Pues esta es exactamente la razón por la cual estamos aquí ahora mismo: la humanidad existe para mantener el universo vivo; este es el sentido de la vida humana. Dicho de este modo, parece una función vital que comporta una responsabilidad muy grande, ¿verdad? Pues sí, somos así de importantes. Tú eres así de importante.

Tú Haces que el Universo Avance

Así pues, tienes una función muy importante en el correcto funcionamiento del universo. Seguro que te preguntarás, ¿y cuál es esta función? Pues bien, eres uno de los encargados de hacerlo avanzar. Tú evitas que se estanque.

Todos sabemos que una de las características principales de la vida es que se encuentra en continua expansión; siempre está buscando nuevas maneras de manifestarse. Lo que pasa es que tendemos a pensar que este fenómeno se produce sin que nadie  intervenga, como si  hubiera una especie de inercia mágica que impulsara la vida.

Pero esto no es del todo cierto, porque no hay nada que pase por simple inercia. Todos los fenómenos tienen una conciencia viva detrás que los impulsa. Así pues, para que el universo pueda expandirse, tiene que haber alguien que lo impulse a hacerlo. Y este alguien eres tú.

El universo necesita avanzar para no estancarse. Y tú eres el encargado de llevar a cabo esta tarea: tú creas los caminos por los cuales se expande.

Eres un Creador

Tú eres el encargado de crear nuevos caminos para que el universo pueda avanzar. Ahora bien, es posible que te preguntes: ¿y esto cómo se hace?

Pues de una manera muy sencilla: a través de tus actos cotidianos. Tú formas parte inseparable del universo, y por lo tanto, todo lo que haces también. Por este motivo, si creas una situación nueva, sea la que sea, el universo se expande.

Si escribes un libro, por ejemplo, el universo se hace más grande porque pasa a contener una cosa que antes no existía. Pasa lo mismo si llevas a cabo cualquier otra actividad: tener una conversación, montar un negocio, salir a la calle a hacer un paseo, etc. El universo está formado por el conjunto de todo lo que existe, así que cualquier cosa nueva, sea de la naturaleza que sea, lo enriquece.

Eres valioso por tu creatividad

Si te lo miras desde este punto de vista, podrás comprender mejor el sentido de tu vida, i la importancia que tiene. Habitualmente, nos valoramos en función de parámetros como la belleza física, la simpatía, el dinero o la profesión, y dado que la mayoría de la gente no destaca especialmente en ninguno de estos aspectos, nos consideramos mediocres. Creemos que un gran porcentaje de la humanidad, en el cual seguramente nos encontramos incluidos, no aporta nada de especial a la vida; que nada de lo que hacemos tiene mucho valor y que todo seguiría igual si no estuviéramos.

Pero esto no es cierto; ni para ti ni para nadie. Tú, como todo el mundo, tienes la capacidad de crear situaciones completamente nuevas en cada momento de la vida, y es aquí donde está tu valor como persona: tú eres valioso por tu creatividad. Si alguna vez has pensado que tu vida no tiene sentido, quítatelo de la cabeza: tú, al moverte y actuar en el día a día, contribuyes activamente en el crecimiento del universo. Y esto tiene un valor incalculable.

Por Jan Anguita

www.jananguita.es

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to friend