El Sexto Sentido

Sexto sentido

¿Sabias que el sexto sentido existe y lo tenemos todos?

Efectivamente existe, es uno más de los sentidos que la vida nos otorga como regalo cuando nacemos, por ello tenemos que tratarlo como uno más, aprendiendo toda aquella información que nos ofrece, al igual que aprendemos a guiarnos de los cinco sentidos restantes.

 

¿Por que dudamos del sexto sentido?

Sencillo, porque es el único que no vemos, debido a que en esta sociedad en la que vivimos nos han enseñado que lo que no podemos ver no existe ni es real, desgraciadamente lo dejamos a un lado y perdemos todas las ventajas que nos otorga.

 

¿Como podemos saber su funcionamiento?

Para saber el funcionamiento de nuestro sexto sentido primero tenemos que hacer repaso de los cinco que ya conocemos.

 

Tenemos la vista, que a demás de mostrarnos las maravillas del mundo y aquello que no es tan agradable, es una alerta constante y permanente hacia los peligros. Nosotros podemos ver un fuego a la lejanía y ello nos indica peligro, cuando los demás sentidos no pueden comunicarse con nosotros, como sería el olfato, pues no llega el olor aún a nuestra pituitaria.

 

El olfato nos indica, a demás de los placeres que producen los perfumes y olores agradables, que puede haber una fuga de gas, la cual no vemos ni escuchamos, nos vuelve a poner en alerta de una situación de alarma.

 

El gusto nos avisa de aquello que nos es desagradable de sabor y que probablemente puede ser tóxico para nuestro organismo. Hace una función que la vista y el oído no podrían, nos vuelve alertar.

 

Gracias al oído podemos escapar de una situación de peligro solo por el hecho de escuchar el estruendo o sonido fuera de lo normal, lo cual hace que nuestro cuerpo este alerta y dispuesto a salir del sitio donde estamos antes de que eso que hemos escuchado se acerque a nosotros, como puede ser una estampida.

 

No menos importante es el tacto, que nos indica que nos podemos quemar ante una fuente de calor que no podemos ver, oler, escuchar ni oler, pero ahí esta el tacto, cuando nos acercamos al objeto nos dice de nuevo peligro.

 

Como ves, todos son individuales y complementarios, por ello cuando perdemos un sentido los demás se agudizan para estar más alertas y suplir el espacio en blanco que nos ha dejado del que ya no disponemos. Todo esto es normal en nuestra vida cotidiana y llega a ser tan habitual que olvidamos para que nos lo fueron dados.

 

Al actuar en las cosas que vemos y sentimos los damos por ciertos porque es lo que nos han enseñado.

 

¿Pero… que pasa con el sexto sentido?

¿Por qué nadie nos ha dicho que existe y que lo necesitamos?

Sencillamente porque no lo vemos.

Pero sin embargo el hombre no solo es lo que vemos. Estamos compuestos por energía, nuestro cerebro da ordenes que nosotros ignoramos continuamente, como puede ser que funcionen todos nuestros órganos a la perfección, que se nos curen las heridas o lo que es más impresionante para mi, crear una vida humana sin tener conciencia que algo superior a lo que conocemos está trabajando para nosotros, para que ese bebe salga perfecto.

 

Los científicos han descubierto que utilizamos una parte muy insignificante del cerebro y aunque pasaran mil años no terminaríamos de descubrir su funcionamiento.

 

Entonces…¿por qué no reconocer desde el principio que el sexto sentido existe?

Con todo esto llegamos a la conclusión que el sexto sentido es tan importante como los otros, es el que nos avisa de aquello a lo que el resto no tiene alcance, es el que nos hace tener una corazonada tanto para lo bueno como para lo malo, es aquel que nos ha llevado hacer algo en un momento determinado sin saber por que, pero que los resultados han sido positivos.

 

Su comportamiento sigue siendo igual a los cinco anteriores, es individual y complementario a la vez.

 

No podemos ignorar esto, sería como no querer ver, oír, oler, disfrutar del placer del paladar o del tacto. Este temido sexto sentido que intentan catalogarlo como algo sobre natural, nos da el regalo de saber actuar ante las personas y situaciones, que nos avisa cuando nos da la corazonada de que algo no va a salir bien.

 

Aprendamos de él, pues hará que tengamos muchas oportunidades y satisfacciones en la vida.

Inma Blanco

http://luzblanca.info

inma@luzblanca.info

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
Un comentario
  1. User comments

    Ese sexto sentido que la autora cree, que es un sentido, no es tal, sino que es algo muy conocido llamado subconsciencia, y desde luego que se ha enseñado, existen hasta unversidades que se ocupan de ello.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend