Home » Autores Espirituales - Canalizadores » Emanuel Swedenborg: el místico sueco, el Buda del norte

Emanuel Swedenborg: el místico sueco, el Buda del norte

ss-swedenborg-graphic

 Científico, filósofo y teólogo. Un hombre brillante. Conocido como el “genio universal”, “poli matemático”, “hombre del Renacimiento”, adelantado para su época. Diseñador de un submarino antes de que éste existiera; psicólogo 140 años antes que Freud; ingeniero aeronáutico 190 años antes que los hermanos Wright; matemático, geólogo, metalúrgico, mineralogista, cristalógrafo, anatomista, botánico, químico, físico, cosmólogo, astrónomo, autor, inventor, legislador, ingeniero minero, economista, editor, poeta y músico.

La vida de Emanuel Swedenborg (1688-1772) estaba inmersa en el mundo racional de las ciencias físicas y una profunda fe cristiana. Vivió durante el apogeo de la Ilustración, un período en que los intelectuales rechazaron las enseñanzas religiosas dogmáticas en favor de la ciencia y la razón; y su teología refleja precisamente una larga lucha para entender el mundo del espíritu a través de la investigación del mundo físico. Esa lucha se resolvió cuando (como lo describió el mismo) sus sentidos espirituales se abrieron y comenzó a interactuar directamente con los “habitantes” del cielo, el infierno y del mundo de los espíritus entre éstos. A pesar de que sus escritos teológicos se basan en experiencias y visiones que pueden parecer increíbles para una audiencia moderna -como lo hicieron con muchos de los contemporáneos de Swedenborg-, él escribe con plena conciencia de lo difícil que pueden ser aceptadas sus explicaciones. En consonancia con su formación académica temprana, presenta sus ideas en un orden lógico, dibujando ejemplos de la vida cotidiana como prueba de la verdad de sus palabras, invitando a los lectores a juzgar por sí mismos.

Primeros Años

Nacido en Estocolmo, Suecia (1688), fue el segundo hijo de Jesper Swedberg, un pastor de una iglesia estatal luterana de Suecia. A la edad de once años, Emanuel entró a la Universidad de Uppsala, donde su padre era profesor. Éste dejó la universidad para convertirse en obispo de Skara unos años más tarde, mientras que Emanuel se mantuvo en Uppsala terminando sus estudios en 1709. Era costumbre que los hombres jóvenes ricos suecos de su época viajaran al extranjero para ampliar lo que habían aprendido. Su primer destino fue Inglaterra, un centro mundial de aprendizaje y una gran potencia marítima, donde estudió las técnicas de observación del astrónomo John Flamsteed y viajó en los mismos círculos intelectuales de luminarias como Isaac Newton y Edmund Halley. Emanuel también estudió geología, botánica, zoología y las ciencias mecánicas bajo un número de académicos, inventores y mecánicos, continuando esos estudios en Ámsterdam y París.

Cuando regresó a Suecia cinco años después, trabajó como asistente del inventor sueco Christopher Polhem. Como resultado de la asociación, Emanuel fue presentado al rey Carlos XII de Suecia, quien se impresionó con el intelecto de Emanuel y le proporcionó un puesto en el Consejo de Minas. Esta posición era adecuada para él, no sólo por las conexiones de la familia a la industria minera, sino porque le daba amplias oportunidades para la investigación científica. Tras la muerte de Carlos XII en 1718, su hermana Ulrika Eleonora, ascendió al trono. En 1719, se ennoblece la familia Swedberg, cambiando su nombre por el de Swedenborg, el nombre con el que Emanuel se conoce hoy en día.

Investigación Científica

Durante este primer período, la mayor parte de la energía intelectual de Swedenborg fue encauzada al trabajo científico y técnico. En los años posteriores de su regreso a Suecia, publicó una revista científica titulada Daedalus Hyperboreus. Aunque la revista pretendía destacar los logros de Polhem, también incluyó una serie de ideas e invenciones propias de Swedenborg, entre éstas, los planes para una máquina voladora. A partir de esta revista, surgieron libros de química y física, así como el primer libro en sueco sobre álgebra. 

La primera publicación importante de Swedenborg fue Opera Philosophica et Mineralia (Trabajos Filosóficos y Metalúrgicos), un conjunto de tres volúmenes. Esta obra fue escrita en latín y publicada en el extranjero para su distribución a un público internacional. Mientras que el segundo y tercer volumen -uno sobre hierro y el otro sobre cobre y latón- atrajo la atención por su información técnica de la metalurgia, que fue el primer volumen, titulado Principia Rerum Naturalium (Principios Básicos de la Naturaleza), que sentó las bases filosóficas de investigaciones posteriores de Swedenborg sobre la naturaleza del alma.

 A los trabajos filosóficos y metalúrgicos, le fue seguido una serie de libros sobre anatomía. El primero de ellos de dos volúmenes, Oeconomia Regni Animalis (Dinámica de Dominio del Alma), publicado en 1740 y 1741. El primer volumen se dirige al corazón y la sangre; el segundo, al cerebro, el sistema nervioso y el alma. Nuevamente, Swedenborg estaba buscando una conexión entre los mundos espiritual y físico. Sobre los trabajos de los científicos y filósofos contemporáneos, describe un fluido espiritual sutil que impregna y sostiene a todos los seres vivos, existiendo en una interacción compleja con la sangre y el líquido cefalorraquídeo. El origen de la vida es una energía sustentadora que permea toda la creación, y la fuente de esa energía es Dios. De esta forma, la naturaleza, desde el punto de vista de Swedenborg, se deriva la vida en todas sus formas desde esa energía creativa y estaría muerta sin la influencia divina.

A pesar de que la obra Dinámica del Dominio del Alma se vendió bien y recibió críticas favorables, el propio Swedenborg no estaba satisfecho y casi inmediatamente comenzó a trabajar en una serie de volúmenes sobre la anatomía de manera más profunda. Publicó tres volúmenes de esta serie titulada Regnum Animale (Dominio del Alma), y escribió borradores de varios más, pero ese trabajo fue interrumpido por un momento de crisis espiritual que marcaría el inicio de su período de videncia.

Crisis Espiritual

Comenzando en 1743 y continuando a lo largo de 1744, Swedenborg experimentó sueños intensos y visiones por la noche que registró en su diario personal. Muchos de ellos giraban en torno a un sentimiento de falta de mérito espiritual, una sensación de que tenía que purificarse del pecado. En un sueño, un hombre apareció y le preguntó si tenía un certificado médico; Swedenborg interpretó esto como si Cristo le hubiera preguntado si estaba preparado para llevar a cabo una vocación espiritual. En otro caso, meses más tarde, él estaba pensando en su trabajo y oyó una voz decir: “¡Cierra la boca o te golpearé!” Esto lo interpretó como una advertencia en contra de las tareas mundanas realizadas en un domingo.

moksha-deviantLa apertura de su videncia espiritual -en algunas ocasiones en un estado de completa vigilia-, comenzó en 1745, aunque las circunstancias exactas en que se dieron siguen siendo un misterio y un tema de debate. Desde este punto en adelante, comenzó a registrar las experiencias de su contacto con el mundo espiritual. Al mismo tiempo, comenzó a escribir una exploración del significado interno de la Biblia basado en la nueva comprensión que obtuvo de sus visiones. Al principio parecía difícil para él y dejó los borradores iniciales de esta exposición inéditos. En 1747, rechazó una promoción que le habían ofrecido a cambio de pedir al rey ser liberado de su servicio en el Consejo de Minas para poder dedicarse de tiempo completo a la escritura teológica.

 

Escritos Teológicos

Sw1008Swedenborg publicó su primera obra teológica, Arcana Coelestia (Secretos del Cielo) en 1749; el octavo y último volumen se publicaron en 1756. Decidió publicar el libro en Londres, en parte para evitar las estrictas leyes anti-heréticas de Suecia, pero también porque sentía que Londres era el mejor ambiente intelectual con una forma completamente nueva de mirar las Sagradas Escrituras. 

Los Secretos del Cielo es una discusión verso por verso del significado interno de la Biblia, comenzando con el Génesis para continuar con el Éxodo. Swedenborg escribe que la Biblia no debe tomarse literalmente -de hecho, partes de ella no tienen sentido si se toma al pie de la letra-, pero todo lo escrito allí tiene un significado espiritual interior que él llama una “correspondencia” o “conexión”. Intercalados entre los capítulos de comentario, se encuentran algunas explicaciones de los principios que se convertirían en piezas clave de la teología de Swedenborg: la conexión entre el mundo físico y el mundo espiritual, la estructura del cielo y el infierno y la vida de los ángeles y los demonios, la interacción entre el alma y el cuerpo, y la interconexión de fe y caridad. Nativity_by_Blake

Aunque pareciera que Swedenborg planeaba ir a través de toda la Biblia en este tipo de exégesis verso por verso, nunca lo hizo. En vez de esto, regresó a Londres con cinco nuevos títulos para publicar: El Cielo y el Infierno, una descripción de la vida después de la muerte y la vida de sus habitantes; Caballo Blanco, que habla sobre el significado interno de la Biblia; Otros Planetas, que describe a los seres que viven en otros planetas, algunos dentro y otros fuera de nuestro sistema solar; El Juicio Final; y La Nueva Jerusalén. Estos dos últimos se refieren a un aspecto único de la teología de Swedenborg. En El Juicio Final, escribe que no es un evento futuro que marcará el fin de nuestro mundo, sino un acontecimiento espiritual, donde los malos espíritus que habían logrado infiltrarse en el cielo fueron arrojados al infierno, permitiendo que los seres humanos en la tierra y en el cielo reciban las verdades espirituales más claramente. Por otra parte, afirma haber sido testigo de este evento en 1757, un año que marcó el comienzo de una nueva era espiritual para la humanidad. En La Nueva Jerusalén, establece los principios generales para la nueva iglesia que le continuaría al Juicio Final.

Historias de Videncia

newton_blakeA partir de 1759, una serie de incidentes que demuestran las interacciones de Swedenborg con el mundo espiritual, atrajo la atención internacional. La primera, en julio de 1759, ocurrió mientras Swedenborg estaba asistiendo a una cena en la ciudad sueca de Gotemburgo. Durante la cena, de repente se sintió agitado y comenzó a describir un incendio en Estocolmo -más de 250 millas de distancia-, que amenazaba su casa. Dos horas más tarde, informó que el fuego había sido extinguido a tres puertas de su casa. No fue hasta dos días después que los mensajeros de Estocolmo llegaron a Gotemburgo y confirmaron los detalles como Swedenborg se los había transmitido.

En 1760, la viuda del embajador francés en Suecia recientemente fallecido, se le presentó con una factura por un servicio de plata muy caro que su marido había comprado. Estaba segura de que había pagado, pero no pudo encontrar el recibo. Después de pedir ayuda a Swedenborg, tuvo un sueño en el que su marido reveló la ubicación del recibo, que resultó ser exacta.

Al año siguiente, Swedenborg fue presentado en la corte de la reina de Suecia Louisa Ulrika y le pidió transmitir una pregunta en particular a su fallecido hermano, el príncipe Augusto Guillermo de Prusia. Swedenborg regresó a la corte tres semanas más tarde y le dio la respuesta en privado, sobre la cual ella exclamó que sólo Swedenborg supiera lo que su hermano le había dicho. Estos tres incidentes bien documentados, junto con otros, hicieron que Swedenborg fuera el tema de conversación no sólo en su propio país, sino también en Europa continental. La atención impulsó que se reconociera a Swedenborg como autor de los libros que había escrito.

Trabajos Posteriores

En los años que siguieron a los incidentes descritos anteriormente, Swedenborg publicaría varias obras teológicas importantes: El Amor Divino y Sabiduría (1763), La Divina Providencia (1764), La Revelación sin Velo (1766) y El Amor en el Matrimonio (1768). Amor Divino y Sabiduría y Providencia Divina, pueden tomarse como dos partes de un mismo tema: la primera trata de la naturaleza de Dios, que en su esencia es el amor y la sabiduría, y haciéndose eco de los primeros trabajos de Swedenborg sobre el origen del mundo material, es la fuente de toda la vida. La Providencia Divina aborda el libre albedrío, la naturaleza del mal y del sufrimiento, y describe las leyes espirituales que gobiernan el mundo.

 La Revelación sin Velo, es un retorno al discurso principal de Swedenborg acerca del significado profundo de la Biblia, esta vez examinando el libro de la Revelación en gran parte con el mismo formato de verso por verso. Este fue el primer libro en el que Swedenborg incluyó lo que llamó memorabilia (sucesos memorables): descripciones de encuentros con ángeles, demonios o espíritus, ilustrando por lo general un punto teológico que quería remarcar. Estos sucesos memorables se añadieron al final de un capítulo y, a menudo no tenían conexión aparente con lo que había escrito inmediatamente antes, aunque en dos cartas personales le aconsejó a la gente leer los “sucesos memorables” antes de pasar al texto principal. The-True-Christian-Religion-670x851

Contrariamente a su título, El Amor en el Matrimonio, trata del amor entre los sexos en todos sus aspectos, incluidas las relaciones sexuales fuera del matrimonio. Swedenborg consideraba el amor conyugal como la más alta forma de conexión entre un hombre y una mujer. Escribe que los aspectos masculino y femenino de los seres humanos son complementarios. En el cielo, donde nuestra verdadera naturaleza se revela plenamente, un hombre y una mujer que comparten una compatibilidad verdadera, cuando se encuentren, se conocerán al instante entre sí y con el tiempo se unirán en espíritu como si fueran una sola persona. Esa persona no es necesariamente una pareja terrenal. Las personas de la tierra que están en un matrimonio infeliz o que nunca se casan, todavía pueden encontrar el verdadero amor, una vez que se muevan al cielo -una enseñanza que pudo haber tenido un significado personal para Swedenborg, quien nunca se casó.

 

Cargos de Herejía

 Todos los libros teológicos de Swedenborg fueron escritos en latín y publicados fuera de Suecia, con mayor frecuencia en Londres o Ámsterdam. Esto fue sin duda, una estrategia deliberada para evitar contravenir las estrictas leyes de censura de Suecia, que prohibían la publicación de cualquier cosa que contradijera las enseñanzas de la iglesia estatal Luterana. Aunque Swedenborg nunca fue blanco directo de investigación, dos de sus seguidores fueron acusados de herejía después de la publicación de libros y artículos en sueco sobre las ideas de Swedenborg. Durante el transcurso del juicio, las obras teológicas publicadas de Swedenborg también fueron objeto de investigación. Cuando se hizo un mandato real final, se decretó que los libros de Swedenborg contenían errores de doctrina pero no eran heréticos; entonces sus libros fueron prohibidos, y sus dos seguidores se vieron obligados a abandonar su posición de profesores.

Como respuesta a la noticia de estos cargos, Swedenborg comenzó a trabajar en la obra La Verdadera Religión Cristiana (1771), una discusión sistemática de sus ideas teológicas que se relacionan con muchos aspectos de las creencias del Cristianismo (específicamente Luterano). En el proceso, puso un mapa de ruta para la nueva iglesia que él creía que estaba por venir.

when-we-dieEl mismo Swedenborg expresó no tener deseo de ser venerado como un profeta o de ser el fundador de un nuevo movimiento religioso; cuando él habla de la “nueva iglesia” o la “nueva Jerusalén”, se está refiriendo a un cambio en la forma en que la humanidad como conjunto, experimenta y practica la religión. En varios lugares a través de sus libros teológicos, Swedenborg describe cinco edades en la historia espiritual de la humanidad: desde la iglesia más antigua, cuando los seres humanos estaban en su infancia espiritual y estaban más en sintonía con Dios a la cuarta edad, el Cristianismo, cuando las personas poseían verdaderas enseñanzas en la forma de la Palabra (la Biblia), pero esas enseñanzas gradualmente fueron corrompidas por la mala interpretación humana. En la quinta edad, una religión completamente nueva surgiría en la que las personas tendrían un conocimiento mucho más claro y más directo, del entendimiento de la verdad espiritual.

 

Días Finales

La Verdadera Religión Cristiana fue el último libro publicado de Swedenborg. A pesar de que el texto principal fue impreso en Ámsterdam, Swedenborg viajó a Londres para publicar un suplemento. Ese suplemento no se imprimió durante su vida. En diciembre de 1771, cuando aún estaba en Londres, Swedenborg sufrió un derrame cerebral. A pesar de que se recuperó parcialmente, presintió que no estaría mucho tiempo en este mundo. En febrero, en respuesta a una carta que sugería una reunión en seis meses, respondió que le sería imposible asistir porque iba a morir en el vigésimo noveno día del mes siguiente. Fiel a su palabra, Swedenborg falleció el 29 de marzo de 1772, a la edad de ochenta y cuatro años.

 

 

 

 

Autor y Traducción: Laura Gamboa-Cavazos, redactora de la gran familia de hermandadblanca.org

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Laura Gamboa-Cavazos
Un comentario
  1. User comments

    lo siento te amo perdon por todo lo creado borro memorias confio suelto limpio gracias gracias gracias

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend