Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Filosofia » Emprendimiento: una ética para el siglo XXI

Emprendimiento: una ética para el siglo XXI

emprendimientoConciencia y vida son nombres distintos de una misma cosa, según se le mire interior o exteriormente. No hay vida sin conciencia; no hay conciencia sin vida. El científico ha investigado las formas, la so­lución del problema referente al carácter y naturaleza de las energías–enfocadas o localizadas en diferentes formas del mundo natural o material—, ha sido  considerado por  las mentes más capaces en el mundo del pensamiento. Sin embargo, los interrogantes ¿qué es la Vida? ¿qué es la Energía? o ¿cuál es el proceso de Ser y la naturaleza del Ser?, permanecen sin respuesta.Para la razón pura y mediante el correcto fun­cionamiento de la intuición, estos problemas pueden ser resuel­tos y estas preguntas contestadas. Su solución es una de las revelaciones comunes y uno de los logros de los visionarios. Los únicos verdaderos biólogos son los iniciados en los misterios, porque tienen una comprensión de la vida y su propósito, y están tan identificados con el principio vida, que piensan y hablan en términos de energía y sus efectos. Uno de esos pioneros fue Ludwig von Bertalanffy que empezó su carrera como biólogo en la Viena de los años veinte. Pronto se unió a un grupo de científicos y filósofos conocido internacionalmente como el Círculo de Viena y su trabajo incluyó desde sus inicios amplios temas filosóficos.

 

 

Hoy la humanidad ha llegado a un momento de crisis. La mente ha alcanzado un poder funcionante y las personalidades están coordinadas. En la actualidad no hay personajes sobresalientes como en el pasado, sino grupos que representan ciertas ideas. Estos grupos se clasifican generalmente en cuatro sectores principales: cultural, político, religioso y científico. En tiempos más modernos han aparecido, en forma definida otros tres grupos: filosófico, psicológico y financiero.

 

El grupo más moderno de filósofos está moldeando poderosamente el pensamiento y han investigado la interesante sensibilidad del ser humano con sus tres características sobresalientes, instinto, intelecto e intuición, porque la índole del tema de los filósofos es la realidad y el medio para adquirir conocimiento. Los otros dos grupos  son el de los psicólogos, que trabajan bajo el mandato délfico, “conócete a ti mismo”, y el de los financistas, custodios de los medios con los cuales se logra la efectividad. Gracias a estos tres grupos se ha podido llegar a una síntesis de lo que es vida y conciencia, dando forma a una práctica fenomenología del espíritu: el espíritu emprendedor.

 

El siglo XX nos dejó una nueva forma de pensar. Las ideas propuestas por los biólogos organicistas durante la primera mitad del siglo contribuyeron al nacimiento de una nueva manera de pensar: pensamiento sistémico, en términos de conectividad, relaciones y contexto.

 

El emprendimiento es una forma de pensar, razonar y actuar centrada en las oportunidades que ofrece el entorno, planteada con visión global y llevada a cabo mediante un liderazgo equilibrado y la gestión de un riesgo calculado, su resultado es la creación de valor que beneficia a la empresa, la economía y la sociedad.

 

ADN emprendedorFUNDAMENTOS TEÓRICOS.

 

PENSAMIENTO Y LENGUAJE: Las principales características del pensamiento sistémico emergieron simultáneamente en diversas disciplinas durante la primera mitad del siglo XX, especialmente en los años veinte. El pensamiento sistémico fue encabezado por biólogos y posteriormente se vio enriquecido por la psicología gestalt y la nueva ciencia de la ecología.

 

El tomar la vida misma, la vida entera en su generalidad, en toda su continuidad, como una prueba formativa y discriminante, da lugar a muchos interrogantes: ¿qué es esta preparación? ¿Preparación para qué? ¿Prepara la relación de identificación, de asimilación del alma a la razón universal y divina? ¿Se trata de preparar al hombre para el cumplimiento de su propia vida hasta el punto decisivo y revelador de la muerte? ¿Se trata de prepararlo para una inmortalidad y una salvación?  Ocuparse de sí mismo será ocuparse en cuanto uno es “sujeto de” cierta cantidad de cosas: sujeto de acción instrumental, sujeto de relaciones con el otro, sujeto de comportamientos y actitudes en general, sujeto también de la relación consigo mismo. Pero ¿Cuál es la diferencia entre el precepto antiguo “conócete a ti mismo” y el precepto moderno “conoce al Yo”? El yo es al punto al cual se vuelve a través del extenso proceso de preparación y la práctica de sí. Esas relaciones que uno tiene consigo mismo pueden tener la forma de actos. Por ejemplo: protegemos el yo, defendemos el yo, lo armamos, lo equipamos. Dichas relaciones también pueden adoptar la forma de relaciones de actitudes: respetamos al yo, lo honramos. Y, finalmente, pueden asumir, en cierto modo, la forma de una relación de estado: uno es dueño de sí, posee su yo, lo hace suyo.

 

El hombre moderno ha avanzado notablemente en el conocimiento de sí mismo. La literatura moderna, y en particular la novela, es un ejercicio de autoconciencia. Las ciencias humanas: la sociología, la psicología, la antropología, la lingüística y el psicoanálisis, entre otras disciplinas, se han propuesto esclarecer las razones últimas del comportamiento humano.

 

LA CIBERNETICA: como movimiento intelectual,  se desarrolló con independencia de la biología organicista y la teoría general de sistemas. La cibernética es la ciencia que trata de los principios generales de la dirección y de su aplicación en la técnica. Como técnica de pilotaje nos permite ver la mente como el sistema de comunicación y control del ser humano: La mente es el buque, el pensamiento es el piloto, la voluntad humana es el capitán. En esta metáfora de la navegación se hace referencia a la conversión a sí y el retorno a sí, dando soporte a una ética del autocontrol  al analizar sus elementos constituyentes:

 

Primero, la idea de un trayecto, un desplazamiento efectivo de un punto a otro. Segundo, ese desplazamiento implica que se dirija hacia una meta, que tenga un objetivo: el puerto, el lugar seguro en donde se está al abrigo de todo. Tercero, el puerto es el lugar de amarre, en él encontramos nuestro lugar de origen, nuestra patria, el trayecto hacia sí mismo tendrá siempre algo de odisea. Cuarto, el trayecto en sí mismo es peligroso y en todo su recorrido se enfrentan riesgos imprevistos que puede comprometer el itinerario e incluso perdernos. Quinto, para terminar bien y llegar al puerto, se requiere un saber, una técnica, un arte. Saber complejo, a la vez teórico y práctico; saber conjetural y un saber muy próximo al pilotaje.

 

LA CIENCIA COGNITIVA: El modelo  informático de actividad mental se convirtió en la visión predominante de la ciencia cognitiva y dominó toda la investigación cerebral durante los siguientes treinta años.

Las tecnologías de la información y en especial la cibernética, contribuyeron significativamente a  la relación entre inteligencia y procesamiento de la información al utilizar palabras como “memoria” y “lenguaje” para describir a las computadoras, lo que ha generado un mal entendido al reforzar la imagen de los seres humanos como máquinas. Recientes progresos de la ciencia cognitiva han dejado claro que la inteligencia humana es radicalmente distinta de la inteligencia artificial. El sistema nervioso humano procesa información al interactuar con el entorno por medio de una constante modulación de su estructura. La inteligencia, la memoria y las decisiones humanas no son enteramente racionales sino que están influenciadas por las emociones, mejor aún, por los sentimientos.

La capacidad de aprender, la memoria y la respuesta diferenciada al medio ambiente, es la provisión de la mente. La mente puede aprovecharse de la experiencia, puede aprender de los hábitos reactivos del comportamiento en respuesta a la repetición de los estímulos. Para ello, los aprendices han de aprender a controlar y regular sus procesos cognitivos, así como habituarse a reflexionar sobre su propio comportamiento, es decir, a ejercitar el metaconocimiento. Se ha de fomentar esa conciencia que permite modificar lo que sabemos y lo que hacemos. Pero esa conciencia sólo puede obtenerse de la instrucción, han de ser los maestros los que, haciéndose conscientes de su tarea, acaban por transferir su conocimiento y control a los aprendices.

 

Al ejercitar la metacognición, se potencian las competencias intelectuales de orden superior: solución de problemas, creatividad y toma de decisiones. El desempeño mejora cuando el aprendiz se siente comprometido con la tarea por realizar y este compromiso se hace aún más evidente cuando se le permite seleccionar sus metas y participar de manera activa en la toma de decisiones acerca de su aprendizaje. En el caso de la creatividad, se requiere que el aspirante se responsabilice, haga un esfuerzo deliberado por mejorar su desempeño intelectual, se proponga niveles de exigencia cada vez más altos  y trate de entender la razón y el significado de su esfuerzo.

Con la metacognición se trata de hacer una transición del aprendizaje adaptativo al aprendizaje significativo. Algo similar ocurría con la metanoia cristiana: una conversión, un pasaje de un tipo de ser a otro, de la muerte a la vida, del reino del demonio al reino de Dios, de la oscuridad a la luz.

 

LA CREATIVIDAD: De acuerdo con la teoría de los sistemas vivos, la mente no es una cosa sino un proceso: el proceso mismo de la vida. En otras palabras, la actividad organizadora de los sistemas vivos, a todos los niveles de la vida, es una actividad mental. Cualquier forma mental es considerada como una entidad subjetiva y existente, revestida de materia sutil y capaz de manifestarse. Es lo que comúnmente se denomina “elaborar una idea” o “llevar a cabo un proyecto”. A veces llega al nivel del “descubrimiento” o de la “invención”, dando a entender cómo todo lo que es pensado viene a la existencia. Dos conceptos son claves para la capacidad autororganizadora de la mente: autopoiesis y ethopoiesis.

 

La autopoiesis es la capacidad de creación de sí mismo. La autopoiesis es el patrón de organización de los sistemas vivos. La cognición, el proceso de vida, está directamente relacionado con la autopoiesis, la creatividad.

 

En la relación vida-cognición entran en juego los espíritus ayudantes de la mente. Son auxiliares para los niveles inferiores de la mente experiencial, y se los puede describir, en el orden de los logros evolucionarios, como sigue:

 

La intuición —rápida percepción, los instintos primitivos físicos y reflejos inherentes, la dotación direccional y otras de autopreservación de todas las creaciones mentales; el único de los ayudantes que actúa tan ampliamente en las órdenes más bajas de la vida animal y el único que se pone ampliamente en contacto funcional con los niveles no enseñables de la mente mecánica.

El entendimiento —el impulso de coordinación, la asociación espontánea y aparentemente automática de ideas. Éste es el don de coordinación del conocimiento adquirido, el fenómeno de razonamiento rápido, juicio rápido y decisión pronta.

La valentía —la dotación de fidelidad— en los seres personales, la base de la adquisición del carácter y la raíz intelectual de la fibra moral e intrepidez espiritual. Al ser iluminada por los hechos, e inspirada por la verdad, ésta pasa a ser el secreto del impulso de la ascensión evolutiva por los canales de la autodirección inteligente y consciente.

El conocimiento —La curiosidad que es madre de la aventura y el descubrimiento, el espíritu científico; la guía y asociada fiel de la valentía y el asesoramiento; el impulso de dirigir las dotaciones de valor hacia caminos de crecimiento útiles y progresivos.

El asesoramiento —el impulso social, la dotación de la cooperación en la especie; la habilidad de las criaturas volitivas para armonizar con sus congéneres, el origen del instinto gregario entre las criaturas más bajas.

La  adoración —el impulso religioso, el primer impulso diferencial que separa a las criaturas de mente en las dos clases básicas de existencia mortal. El espíritu de adoración eternamente distingue al animal con él asociado, de las criaturas de dotación mental sin alma. La adoración es la insignia de la candidatura a la ascensión espiritual.

La  sabiduría —la tendencia inherente de todas las criaturas morales hacia el avance evolucionario ordenado y progresivo. Éste es el más elevado de los ayudantes, el espíritu coordinador y articulador de la tarea de todos los demás.

 

La ethopoiesis, por su parte,  es aquello que tiene la cualidad de transformar el modo de ser de un individuo. Escuchar y hablar, leer, escribir, son las cuatro habilidades que le dan al ser humano un soporte permanente para la subjetividad y la creatividad. La escucha es el procedimiento mediante el cual la verdad percibida, escuchada y recogida como corresponde, se hunde en el sujeto, se incrusta en él y empieza a convertirse en parte de sí mismo para construir así la matriz del ethos. El pasaje del discurso al acto comienza desde luego con la escucha. La lectura y la escritura constituyen toda una actividad de cuidado de sí y cuidado de los otros de mucha importancia. La lectura, la escritura y el cálculo simbolizan en forma curiosa el total desarrollo evolutivo de la raza. La lectura reviste de formas a las ideas y está relacionada con el primer paso del proceso creador. La escritura simboliza el método por el cual se lleva a cabo el proceso pero es más personal  en sus implicaciones. El cálculo aritmético concierne a la producción de las formas que gestarán adecuadamente la idea y la llevarán a su concreción.

 

LA HERMENEUTICA: finalmente encontramos en la hermenéutica un método de interpretación de significados, que al aplicarse a la pedagogía, facilita la interpretación de las acciones humanas. Una hermenéutica semiológica nos lleva a la interpretación del Yo, para lograrlo se interpretan las zonas simbólicas producidas por los sujetos en su historia de vida. Sueños, ritos, metáforas nos permiten identificar la verdadera esencia del sujeto, los arquetipos que dan forma a su alma como la trama de la vida.

 

el emprendedorREQUISITOS PARA SER UN EMPRENDEDOR:

 

La inquietud por sí mismo se presenta como una actitud general, una manera determinada de considerar las cosas, de estar en el mundo, realizar acciones, tener relaciones con el prójimo. Implica además una serie de acciones que se ejercen sobre sí mismo, acciones por las cuales se hace cargo de sí mismo, se modifica, se purifica, se transforma y trasfigura. El emprendimiento requiere una serie de prácticas que toman forma de tecnologías del Yo: técnicas de meditación, técnicas de memorización del pasado, las técnicas de examen de conciencia, las técnicas de verificación de las representaciones a medida que se presentan a la mente. Estas tecnologías, llamadas así por Michel Foucault, son consideradas por Peter Senge como disciplinas, entendida una disciplina como la senda de desarrollo para adquirir ciertas habilidades o competencias. Así estaríamos efectuando una innovación en el aprendizaje, en conducta humana.

 

1.      La formación del carácter, primero y esencial requisito.

 

El emprendedor ha de aprender a evaluar su entorno, a identificar las oportunidades y amenazas que le ofrece para contrarrestarlas con sus fortalezas y debilidades. Llega el día en que el alma despierta a la necesidad de dominar las situaciones y afirmar su propia autoridad, entonces hace un inventario de la situación. Primeramente debe descubrir con qué tipo de fortalezas cuenta y cuál es la fuerza motivadora de su experiencia diaria. Habiendolo descubierto empieza a reorganizar, reorientar y reconstruir su personalidad. Toda esta enseñanza se ha resumido  en dos palabras: Vicio y virtud, palabras que sintetizan la actitud del hombre hacia sí mismo y sus relaciones sociales para con Dios y sus semejantes.

La virtud es la expresión en el hombre del espíritu de colaboración hacia sus hermanos, en forma altruista, comprensiva y con total olvido de sí mismo. El vicio es la negación de dicha actitud. Ambas palabras significan simplemente perfección e imperfección, conformidad con la divina norma de la hermandad o el fracaso de alcanzar tal norma. Las normas son muy variables y cambian de acuerdo a cómo progresa el hombre hacia la divinidad.  Varían de acuerdo al destino del hombre al ser afectado por su época y según la etapa de desarrollo evolutivo y tiempo, naturaleza y medio ambiente. La norma para llegar a la meta no es la misma de hace mil años ni la que será dentro de mil.

FORTALEZAS

 

¡Usalas!

OPORTUNIDADES

 

¡Saca ventaja!

DEBILIDADES

 

¡Elimínalas!

AMENAZAS

 

¡Esquívalas!

 

2.      El estudio psicológico de la motivación.

 

La pregunta que se formula aquí el emprendedor y que sólo él tiene derecho de responder es: ¿Cuál es el móvil que rige mi aspira­ción y esfuerzo? ¿Por qué trato de construir sobre una base verdadera? ¿Por qué invoco mi alma con tanta diligencia?

El desarrollo del móvil correcto es un esfuerzo progresivo; continuamente cambiamos el enfoque de nuestro incentivo a me­dida que nos descubrimos a nosotros mismos, entonces la Luz brilla más firmemente en nuestro camino y constantemente sur­ge un móvil nuevo y superior.

La motivación es una tensión interior que es resuelta y calmada por la acción y que en tal sentido es fuente de acción. La motivación pone al individuo en estado de tensión para llevarlo  a la acción correspondiente, a la satisfacción de una necesidad o deseo. Tres han sido los patrones de conducta que más afectan  la motivación: el logro, la afiliación, el poder.

La necesidad de afiliación predomina en aquellas personas preocupadas por tener relaciones positivamente amistosas, cordiales y afectuosas con los demás. Esta clase de interés afiliativo puede ser identificado como sensibilidad y habilidad social.

La necesidad de logro predomina en aquellas personas preocupadas básicamente por realizar objetivos definidos e importantes, logrados creativamente con éxito y con eficacia. Esta clase de interés puede también ser identificado como capacidad de realización productiva y emprendedora. Una persona con alta motivación de logro prefiere situaciones en las que haya que asumir responsabilidad personal para encontrar soluciones a problemas específicos, con sentido de excelencia. Se fija metas de realización moderadas y toma riesgos calculados, con un íntimo sentimiento de desafío. Valora una oportuna evaluación e información concreta sobre su propio comportamiento, a manera de retroalimentación sistemática.

3.      El servicio.

 

El servicio generalmente se interpreta como algo muy deseable, pero raras veces se comprende cuán difícil es servir. Implica sacrificar tiempo, todo aquello que nos interesa y las propias ideas; requiere un trabajo excesivamente arduo, porque necesita un esfuerzo deliberado, sabiduría consciente y habilidad para trabajar sin apego. Estas cualidades no las logra fácilmente el aspirante común; sin embargo, la tendencia a servir es una actitud que posee hoy una vasta mayoría de personas en el mundo.

 

4.      La meditación.

 

Por meditación se entiende el intento de pensar con intensidad particular en algo, sin profundizar su sentido o bien, dejar que el pensamiento se despliegue en un orden más o menos regulado a partir de la simiente sobre la cual se piensa. Pero la lectura también juega un papel importante en la meditación. Se trata de apropiarse de un pensamiento, convencerse de él tan profundamente que, por un lado, lo creemos verdadero, y por el otro podemos repetirlo sin cesar, repetirlo tan pronto se presente la necesidad o se presente la ocasión. Se trata de actuar de tal manera que esa verdad se grabe en la mente a fin de poder recordarla y de convertirla de inmediato en un principio de acción.

 

5.      El estudio técnico de la ciencia de la gestión.

 

Se entiende por gestión la generación de recursos a partir de los propios. La gestión incluye la identificación de cada una de las actividades que se llevan a cabo en un proceso, proyecto o área de trabajo. Esto ha dado lugar a definir las áreas de gestión como el conjunto de actividades o grupo de actividades que contribuyen al logro de los objetivos de una organización. En el caso del organismo humano esas áreas de gestión son las glándulas endocrinas. El sistema glandular por intermedio de las hormonas, afecta todas las partes del organismo físico a través de la corriente sanguínea. El funcionamiento ordenado y eficiente de un organismo multicelular y complejo, como es el del ser humano, requiere que las diversas partes actúen concertadamente. Los sistemas nervioso, endocrino e inmunológico funcionan como controles principales del cuerpo. El sistema nervioso controla la actividad corporal al aumentar o disminuir la secreción de muchas de las hormonas del organismo, estas hormonas a su vez, regulan muchas, sino la mayor parte de las funciones metabólicas corporales. Mucho puede aprender un ser humano del funcionamiento del organismo se relaciona los indicadores de gestión con la actividad propia de las áreas de gestión: sus hormonas.

 

GLANDULAS

HORMONAS

INDICADORES

Pineal

Melatonina

Afecta la debilidad.

Hipófisis

Oxitocina

Estimula el crecimiento.

Tiroides

Tiroxina

Disminuye el nivel de calcio en la sangre

Timo

Timosina

Aumenta la producción de glóbulos blancos.

Páncreas

Insulina

Baja el nivel de azúcar en la sangre.

Gónadas

Testosterona

Afecta el desarrollo de caracteres sexuales

Suprarrenal

Adrenalina

Prepara el cuerpo para luchar o huir.

 

6.      El aprendizaje de la técnica de la planeación.

 

Aprender a aplicar la voluntad mediante el desarrollo del firme propósito y la organización de la vida diaria para que ese propósito pueda ser cumplido. Sólo cuando el ser humano se somete a la disciplina de su propia voluntad, controla la actividad de sus formas mentales y se orienta hacia la meta, a medida que progresivamente hace un llamado a su visión, llegará a una verdadera comprensión de su proyecto de vida. De manera que el orden en la planeación es Visión-Misión-Objetivos-Estrategias-Metas. Así habrá coherencias entre metas e indicadores.

 

La voluntad moral abraza decisiones basadas en el conocimiento razonado, aumentadas por la sabiduría y sancionadas por la fe religiosa. Se ha de  comenzar por organizar el conocimiento en ideas-decisiones; luego, exhortar a la sabiduría que trabaje sin descanso en la tarea de transformar las ideas autoposeídas en ideales cada vez más prácticos. La coordinación de ideas-decisiones, ideales lógicos y verdad divina constituye la posesión de un carácter recto, el prerrequisito para la admisión del ser humano a los niveles espirituales.

 

7.      El estudio técnico del flujo de efectivo: contabilidad y finanzas.

 

Comprender los conceptos propios de la contabilidad en términos de flujo y equilibrio, debe-haber, ingresos-egresos, activos-pasivos, fuentes-usos, nos facilitará el aplicar tal conocimiento en el examen de conciencia, conciencia que sigue los principios de la partida doble. El examen del anochecer responde al de la mañana como un balance general, balance real de la acción que se había programado o considerado en la mañana. Es una prueba de reactivación de las reglas fundamentales de la acción, reactivación de los fines que debemos tener presentes, reactivación de los medios que debemos emplear para alcanzar esos fines y los objetivos inmediatos que podemos proponernos. Gracias al examen de conciencia podemos ponderar dónde estamos: si todavía tenemos que hacer un gran esfuerzo, si estamos lejos de la meta, si fuimos o no efectivamente capaces  de traducir en nuestro accionar los principios de verdad que tenemos en el orden del conocimiento ¿dónde me encuentro como sujeto ético de verdad? ¿Hasta qué punto soy alguien capaz de ser idéntico como sujeto de acción y como sujeto de verdad?

 

 

 

8.      El desarrollo de la capacidad para emplear creativamente el tiempo.

 

Aprender a ser más proactivos frente al factor tiempo, además de organizarlo y utilizarlo. Aprender a hacer varias cosas simultánea­mente y a utilizar los tres componentes de la personalidad en forma sincronizada. Daré un ejemplo: mientras nuestro cuerpo físico está bajo la ducha, el cuerpo emocional está entonando una canción y el cuerpo mental está organizando las acciones del día, así se está dando libre curso a la creatividad. Al comprender la ley de los ciclos, se adquiere conocimiento de las leyes fundamentales de la evolución y llegamos a darnos cuenta del trabajo rítmico de la creación. Incidentalmente logramos equilibrio a medida que estudiamos los impulsos de nuestra propia vida, porque también tienen su flujo y reflujo.

claves-ser-emprendedorACTITUDES EMPRENDEDORAS:

 

Se entiende por actitud emprendedora la disposición personal a actuar de forma proactiva frente a cualquier situación de la vida. Esta actitud propicia el crecimiento y la mejora permanente del proyecto de vida.

 

Las personas proactivas asumen la responsabilidad de su propia vida y ven su existencia como una prueba. La prueba la convierten en una actitud general frente a lo real. La prueba en cuanto interrogación sobre sí mismo, la prueba como ejercicio por partida doble, esto es, como ejercicio a la vez en lo real y sobre el pensamiento. El trabajo de la prueba es un trabajo de neutralización del pensamiento, el deseo y la imaginación, es un trabajo característico de la pureza cristiana, diferente a la abstinencia pagana. El sentido de responsabilidad es la primera expresión principal del contacto con el alma que influencia al individuo y la buena voluntad es la segunda expresión del Yo.

 

Sabemos pues mediante tres fenómenos, que el hombre tiene un espíritu o espíritus divinos residentes en él: en primer término, por experiencia personal, la fe religiosa; en segundo término, por la revelación, personal y racial; y en tercer término, por la exhibición sorprendente de reacciones tan extraordinarias y poco naturales a su medio ambiente material, el emprendimiento.

 

A través de la fe religiosa, el alma del hombre se revela a sí misma y demuestra la divinidad potencial de su naturaleza emergente por la forma característica en que induce a la personalidad  a reaccionar ante ciertas situaciones intelectuales y sociales difíciles y de prueba. La genuina fe espiritual, conciencia moral auténtica,  se hace evidente en las siguientes actitudes emprendedoras:

ü  Promueve  el progreso de la ética y de la moral a pesar de las tendencias instintivas inherentes y adversas.

ü  Produce una confianza sublime en la bondad de Dios aun frente a un amargo desencanto y una derrota total.

ü  Genera profundo valor y confianza a pesar de la adversidad natural y la calamidad física.

ü  Exhibe un aplomo inexplicable y una tranquilidad constante a pesar de la presencia de enfermedades desconcertantes y aun de sufrimiento físico agudo.

ü  Mantiene un aplomo misterioso y un equilibrio de la personalidad frente al maltrato y las injusticias más flagrantes.

ü  Mantiene una confianza divina en la victoria final a pesar de las crueldades de un hado aparentemente ciego y de la aparente indiferencia total al bienestar humano de las fuerzas naturales.

ü  Persiste en la creencia indestructible en Dios a pesar de todas las demostraciones contrarias de la lógica y resiste con éxito todos los demás sofismas intelectuales.

ü  Continúa exhibiendo una fe infalible en la supervivencia del alma a pesar de las enseñanzas engañosas de la ciencia falsa y de los delirios persuasivos de una filosofía defectuosa.

ü  Vive y triunfa a pesar del peso demoledor de las civilizaciones complejas y parciales de los tiempos modernos.

ü  Contribuye a la supervivencia continuada del altruismo a pesar del egoísmo humano, de los antagonismos sociales, las avideces industriales y los desajustes políticos.

ü  Se adhiere en forma inquebrantable a la creencia sublime en la unidad universal y en la guía divina a pesar de la presencia desconcertante del mal y del pecado.

ü  Continúa adorando a Dios a pesar de todo y de cada cosa. Se atreve a declarar “aunque me matare, seguiré sirviéndole”.

 

Cualidades_emprendedorCOMPETENCIAS EMPRENDEDORAS:

 

Por competencia se entiende un saber hacer en contexto. Tanto el desarrollo de una competencia como el desarrollo de la virtud implican tanto un saber teórico como un saber práctico. Esfuerzo, celo y entrenamiento son los que permiten alcanzar el saber práctico.

 

El fomento de una cultura del emprendimiento requiere la integración de las competencias intelectuales, ciudadanas y laborales en el diario actuar del ser humano. Las competencias intelectuales dan el soporte para el desarrollo del pensamiento sistémico y estratégico gracias a la creatividad, la solución de problemas y la toma de decisiones, las competencias ciudadanas promueven el valor de la convivencia y el respeto por la ley. Platón en Las leyes explica que para formar un buen ciudadano es preciso formar a la vez su valor físico y su moderación. Las competencias laborales  se traducen en resultados efectivos que contribuyen al logro de los objetivos de una organización, lo laboral se torna comportamiento organizacional.  Las competencias comportamentales se definen como un conjunto de características personales que favorecen el desempeño de las funciones de un cargo.

 

Sería de utilidad llevar, lo que se puede llamar un diario personal. Se trata de hacer una lista de chequeo y registrar toda iluminación que les llegue, que arroje luz sobre algún problema y revele el camino que cada uno o el grupo debe seguir. Toda intuición -corroborada por la razón – que lleve hacia el conocimiento y evoque la sabiduría del alma y la registre el cerebro.

La finalidad del diario es poner a disposición del aspirante un instrumento que le facilite y lo acompañe en la autoobservación de su comportamiento en lo que atañe a sus cualidades de emprendedor.

 

Tener autoconfianza y ser independiente

            Cree fuertemente en sí mismo y sus habilidades.

            Manifiesta confianza en su propia habilidad para realizar una tarea difícil.

 

Ser persistente

            Repite acciones o busca nuevos caminos para superar un obstáculo.

            Realiza un sacrificio personal o emprende un esfuerzo excepcional para terminar el trabajo.

 

Ser persuasivo y crear redes de apoyo

            Utiliza estrategias deliberadas para influenciar o convencer a otros.

            Utiliza contactos personales y laborales para cumplir sus propios objetivos.

 

Ser fiel a los acuerdos pactados

            Se interesa por satisfacer las necesidades de otros.

            Acepta plenamente la responsabilidad para resolver eventuales problemas en     la finalización de una tarea.

 

Conseguir información

            Busca sistemáticamente información.

            Evalúa alternativas.

 

Buscar oportunidades y mostrar iniciativa

            Percibe y reacciona frente a nuevas oportunidades que le ofrece el entorno

            Aprovecha oportunidades poco usuales para obtener reconocimiento.

 

Planificar y hacer seguimiento sistemático.

            Desarrolla y utiliza planes detallados para alcanzar sus objetivos.

            Realiza seguimiento a sus metas y usa estrategias alternativas.

 

Fijar metas

            Fija metas de corto plazo de manera clara y específica.

            Fija objetivos de largo plazo de manera clara

 

Exigir eficiencia y calidad

            Busca mantener o superar estándares existentes o mejorar trabajos anteriores

            Se preocupa por hacer las cosas mejor o más rápido.

 

Correr riesgos

            Corre riesgos moderados.

            Prefiere situaciones que significan un riesgo moderado.

 

Al evaluar las competencias emprendedoras desde el punto de vista de un examen de conciencia estamos dando forma a un saber espiritual que implica cuatro condiciones: desplazamiento del sujeto, valorización de las cosas a partir de su realidad dentro del cosmos, posibilidad de que el sujeto se vea a sí mismo y trasfiguración del modo de ser del sujeto por efecto del saber. Así nos estaríamos preparando para el tercer y último llamado espiritual: “¡Conoce al Uno!”.

 

Cuadro comparativo de auxiliares, inteligencias, tecnologías y disciplinas del Yo.

 

AUXILIARES

INTELIGENCIAS

TECNOLOGIAS

DISCIPLINAS

Valentía

Activa

La Producción (técnica)

Pensamiento sistémico

Entendimiento

Armónica

La Significación (semiótica)

Visión compartida

Conocimiento

Matemática

La Modelación (lógica)

Modelos mentales

Asesoramiento

Interpersonal

La Dominación (política)

Trabajo en equipo

Sabiduría

Intrapersonal

La Identificación (ética)

Dominio personal

 

 

Emprendimiento: una ética para el siglo XXI

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jorge Ariel (Editor GHB)
Es uno de los colaboradores de la hermandad desde 2009. Pedagogo del comportamiento, orientador escolar de una Institución educativa en Caldas-Colombia, seguidor del Maestro Tibetano y estudiante de cuarto grado de la Escuela Arcana. Lleva 130 artículos publicados durante siete temporadas y a partir del año 2016 empezó a difundir los fundamentos de la alquimia, la magia y la astrología en términos de creatividad.
ESPACIO PATROCINADORES
3 comentarios
  1. User comments
    erlinda aguilar

    Saludos, extraordinario para mi de mucho interés , mil gracias y un feliz año.

  2. User comments

    Fabuloso!!!… importantísimo para mejorar mi formación en gestión y emprendimiento cultural, un valioso material para quienes desean ser emprendedores y concretizar su proyecto de vida… AN`ANNASHA

    • User comments

      Estimada Rosario tu comentario me hace ampliar una parte del artículo que no quedó muy desarrollada y es el concepto de inteligencia. La vida afluye a través de las siete inteligencias mediante la acción, la organización y el propósito, el emprendimiento es el soporte para el desarrollo de cada una de las siete inteligencias:
      1. Inteligencia dinámica, los estadistas.
      2. Inteligencia intrapersonal, los maestros.
      3. Inteliengencia matemática, los ingenieros.
      4. Inteligencia armónica, los artistas.
      5. Inteligencia lógica, los científicos.
      6. Inteligencia interpersonal, los idealistas.
      7. Inteligencia organizacional, los economistas.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend