Home » Sabiduria y Conocimiento » Religiones » Qué es el Espiritismo y el Sincretismo? – Septima y última Parte

Qué es el Espiritismo y el Sincretismo? – Septima y última Parte

Qué es el Espiritismo y el Sincretismo? – Sexta Parte

8- Los santos Orishas de la santería, o entidades del espiritismo, en ocasiones prohíben a los santeros y espiritistas entrar a iglesias o cementerios portando ciertas prendas personales como resguardos o collares que representan a sus santos Orishas o espíritus protectores en los cuales ellos han sido consagrados o iniciados. Pues se dice que estos objetos pierden su valor o fuerza. Si estas entidades dicen venir de Dios, qué sentido tiene que sus objetos religiosos pierdan fuerza dentro de una iglesia o cementerio?

9- Es común que los creyentes en el espiritismo y la santería crean en doctrinas como la reencarnación, idea que es contraria a la fe cristiana. Pues cada persona tiene una vida e identidad única. La reencarnación proviene de religiones como el hinduismo, el budismo, las religiones africanas, y la doctrina espiritista de Allan Kardec. La Biblia en el Antiguo Testamento dice: “Una sola es la entrada a la vida y una la salida” (Sabiduría 7, 6). San Pablo en su Carta a los Hebreos dice: “Los hombres mueren una sola vez y después viene para ellos el juicio: los que hicieron bien saldrán y resucitarán para la vida, pero los que obraron mal resucitarán para la condenación” (Hebreos 9, 27). Por lo tanto creer que una persona necesita reencarnar varias veces hasta lograr su purificación total, niega el significado salvífico que tiene el sacrificio de Cristo en la Cruz. Pues por el misterio de su muerte y resurrección es que somos salvados y lavados o purificados de nuestros pecados.

 10- El espiritismo básicamente es comunicación con los muertos o espíritus de difuntos. Es común la creencia de que los espíritus de las personas que han muerto se quedan como vagando en un espacio y que hay que llamarlos para darles luz, progreso espiritual, y salgan de ese limbo en que se encuentran. Esto es contrario totalmente a la Palabra de Dios revelada en la Sagrada Escritura que establece que cuando una persona muere va al encuentro de Dios para ser juzgada. (Véase Hebreos 9, 27) Por lo tanto no tiene sentido creer que alguien fuera de Dios esté capacitado para dar luz ni progreso espiritual a ningún difunto, o tratar de adivinar o modificar su estado de existencia después de la muerte. Eso es un engaño del Demonio para desviarnos del significado que tienen la muerte y la resurrección en Cristo. Se supone que si somos cristianos le creamos a Dios, no a ningún negrito Congo, indio, o gitana, en una misa espiritista. Los demonios tienen cierto poder para crear todo tipo de confusión y manifestaciones para desviar a las personas de la sana doctrina de la Fe. Satanás usa la ignorancia para pervertir a aquellos que no tienen una base sólida en su fe cristiana o no han sido totalmente evangelizados.

11- Generalmente los espiritistas y los santeros no eligieron dedicar sus vidas a realizar estas prácticas.  Ellos primeramente comenzaron a sentir manifestaciones raras de temor y angustia, ruidos o voces, intentos de posesión a través de sirimbas o durante la fase del sueño cuando aun la persona está aun semi-consciente: se experimenta como una parálisis corporal donde la persona no puede moverse ni hablar para pedir ayuda. También hay sensaciones de que alguien los vigila, y a veces logran ver o notar la presencia de alguien cerca de ellos de manera sobrenatural. Es muy común que esas manifestaciones se presentan cuando la persona es aún muy joven. Con el paso del tiempo estas personas tratan de rechazar estas manifestaciones sin éxito ninguno en la mayoría de los casos. Entonces tratan de averiguar por sus medios el origen de estos fenómenos y terminan consultando a espiritistas o santeros, los cuales les aconsejan que ellos han sido escogidos para realizar el don de ser médiums, videntes o clarividentes, y que por lo tanto tienen que “desarrollarse” y ser iniciados en el campo del espiritismo o “hacerse santo” y permitir que estas “fuerzas espirituales” se manifiesten y pidan lo que ellos quieran hacer. Algunos santeros se inician para continuar una herencia familiar o porque fueron consagrados desde pequeños a ciertos Orishas. También se puede comenzar desde una jerarquía espiritista hasta llegar a otras más altas como santero o babalawo.

 Estas experiencias son muy comunes en el proceso de iniciación de una persona, especialmente en el espiritismo. Si la persona por temor trata de hacer resistencia a este fenómeno, generalmente sufrirá de manifestaciones más severas que pueden llegar hasta amenazas contra su vida por parte de estos espíritus; o experimentar posesiones violentas que pueden llegar a causar daños físicos. Es así que la persona, empujada por el temor, la coacción, la amenaza y la superstición, termina aceptando este pacto de dedicar su vida a estas prácticas y prestar su cuerpo para el trance o posesión de los espíritus, que casi siempre son “supuestamente” difuntos de negros esclavos del tiempo del colonialismo español, aunque también se dicen ser gitanas, indios, madamas y hasta piratas.

12- Para muchas personas es muy común la creencia de que el Espiritismo practica el bien, y que la Santería puede practicar el bien o el mal, según las necesidades del consumidor. En realidad esto no es así. Tanto el Espiritismo como la Santería tienen el mismo potencial de ejercer el bien o el mal. Hay que aclarar que lo que entendemos como “el bien” es algo aparente ya que estas prácticas y creencias disfrazadas de bien, nos apartan de la sana doctrina y de poner en Cristo nuestra única confianza, y reconocerlo como nuestro Salvador y Sanador personal. Por lo tanto el “espiritismo cruzado o cubanizado”, al estar mezclado con la Santería, sigue sus mismos patrones y muchos de sus rituales y creencias. El punto importante aquí es darse cuenta que los creyentes del Espiritismo creen en los mismos Orishas del panteón africano mezclados con los santos católicos. Por lo tanto el Espiritismo está fuertemente vinculado a las mismas entidades espirituales de la Santería que también tiene el potencial de ejercer el mal. Por este motivo decir que una es del bien y otra del mal no tiene sentido ninguno aquí. Además si estos espíritus vinieran del Dios verdadero entonces ellos deberían enseñar a sus creyentes a no creer en una religión pagana nacida de tribus primitivas africanas.

 13- Aquí trataré de explicar como el espiritismo y la santería crean  hábito y dependencia entre las personas que consultan a los médiums y videntes. Cuando una persona decide por primera vez consultar estas fuerzas ocultas, en ese momento la persona está dejándole saber al Demonio que ella es vulnerable a practicar y creer en doctrinas supersticiosas o religiones paganas. Las personas no se dan cuenta que al hacerlo es como si realizaran un pacto con lo oculto; se inician en el proceso de creerle al Demonio de manera inocente. Cuando las personas no conocen la Palabra de Dios, o no tienen fe en ella, o la creen a su manera, se convierten en fáciles presas del ocultismo.

Generalmente los que se inician en estas prácticas lo hacen por diferentes motivaciones. Obviamente la causa que genera esto es la falta de Dios en sus vidas: No conocen al verdadero Jesús ni su Palabra. O conocen a un Dios transformado, ajustado a la forma de pensar de este mundo. El género humano al estar creado por Dios hace que el hombre sea un ser religioso por naturaleza. El necesita creer en algo o alguien que le pueda proveer protección, seguridad y bienestar. Cuando la persona experimenta un vacío interior tratarán de llenarlo con algo o alguien. Algunas de las motivaciones por las cuales las personas se entregan a lo esotérico pueden ser estas: Simple curiosidad por conocer el futuro y el “más allá”; sanación de alguna enfermedad; buscar la buena suerte o librarse de la mala; comunicación con difuntos; proveer daño a alguna persona o librarse de uno; suerte para obtener dinero; éxito en el trabajo o estudios; suerte en el amor o lograr amarres amorosos, etc. La lista podría ser interminable.

14- Según las Sagradas Escrituras, hemos visto ya que cuando una persona muere es juzgada. La Palabra de Dios revela que hay solo dos lugares a donde el alma puede ir: una de ellos es al cielo o presencia de Dios, para aquellos que han sido salvos en Cristo. El otro lugar es el Infierno, para aquellos que no han aceptado la Salvación de la manera que solo Jesús la puede ofrecer. Por lo tanto partiendo de esta base de nuestra fe cristiana, no tiene ningún sentido la práctica de misas espirituales que realizan los espiritistas en donde los médiums invocan y logran ser poseídos por personas muertas o familiares difuntos. Si confiamos en los principios de la fe cristiana, este fenómeno es muy fácil de entender: Para aquellos que ha muerto en amistad con Cristo y han alcanzado el Cielo o Presencia de Dios, nada ni nadie les puede arrebatar de ese estado de unidad con Dios. Y para aquellos que han muerto en rechazo o haciendo caso omiso de la Salvación en Cristo Jesús, y que desafortunadamente han alcanzado el Infierno: el cual es un estado de condenación eterna, estas personas no pueden tampoco ser tomadas o sacadas de su estado de existencia para ser traídas a manifestarse a través de personas médiums.

Estas creencias van en contra de la Palabra de Dios y por tanto no forman parte de su voluntad como muchas personas piensan. Lo que las personas ignoran es que estos fenómenos se realizan gracias al poder del Príncipe de la Mentira, Satanás, el cual trata siempre de engañar y desviar a las personas de la verdad, y hacerles creer que ellos son capaces de comunicarse con sus muertos, los cuales no son más que demonios haciéndose pasar por sus familiares difuntos. Satanás quiere que usted ponga su confianza en poderes que no vienen de Dios. Tales prácticas ocultistas son un desafío a la voluntad de Dios y someten a sus creyentes a caminar dentro de ese peligroso mundo dominado por Satanás y sus demonios. Someterse a estas creencias y prácticas ponen en riesgo la Salvación de quienes las realizan.

 

Oración.

Dios Padre Todopoderoso, en nombre de tu hijo Jesucristo,

Vengo a ti reconociendo que soy un pecador. Señor he pecado

Contra ti y contra el cielo. Te pido Señor Jesús que me perdones.

Rechazo a Satanás y a todas sus obras y engaños.

Transfórmame Señor con tu Espíritu Santo. Te Ofrezco mi vida.

Quiero reconocerte como al Único Dios verdadero y como a mi único

Salvador, Sanador y Proveedor personal.

Quiero poner solo en ti mi confianza y mi Seguridad.

Creo, Señor, que tu eres el Cristo, el enviado del Padre para

Salvar mi alma de la muerte eterna y de las asechanzas del Demonio.

 Honor y Gloria, al Padre, al Hijo, y al Espíritu Santo, por los siglos de los siglos.

 Amén

 

No dejes de entrar a la fuente de más abajo donde encontrarás otros links interesantes y la respuesta a muchos interrogantes que estas religiones no pueden responderte cuando intentan captarte.

Fuente: http://fepopular.blogspot.com.ar/2011/11/sincretismo-religioso-origen-y.html

 

La Verdad nos hace libres

Vuelvo a recalcar que esto no es juzgar. Yo vengo de ancestros que han practicado esta religión y me costó muchos años y muchísimo tiempo salir de esa energía. Por qué? Porque cuando estás en un momento de enojo, de necesidad, con celos o con deseos de retener a alguien a tu lado, si no tenés sabiduría o conciencia de lo que hacés, fácilmente podés caer en manos de la señora que cura que te asegura que pronto tu marido o novio volverán, y en esa promesa estás haciendo un pacto o contrato con todo esto que estamos viendo aquí.

Cuando Bendecimos lo Bueno y lo malo, cuando Vemos y deseamos el Bien a alguien, estamos enviándole Ángeles y Seres de Luz que apoyen a esa persona y por ende, todo lo Bueno que a esa persona le suceda, también te volverá a vos. Y si le deseás el mal a alguien, pasará lo mismo. Tarde o temprano, lo que lanzaste volverá a ti. Entonces, qué prefieres desearle a tu prójimo? Pensalo, por vos y toda tu descendencia.

Vuelvo a repetir, todos venimos de esta conciencia. Pensemos que estas creencias de ofrendas y de conexión con espíritus de humanos y de la naturaleza existen desde la existencia del hombre en la Tierra. Si venimos del interior, como en mi caso, es probable que todos estemos conectados con estas creencias, o con las creencias indígenas.

Es muy bueno conocer, respetar, aprender, quizás también para liberarnos. Conocer sobre estas energías fue para mi una llave para liberar todas las maldiciones ancestrales y comprender el por qué de mi historia de Vida.

Quizás mi experiencia y mi camino, te pueda dar pistas de por dónde está tu camino hacia la Libertad.

Ante cualquier duda, estoy a tu disposición.

En Amor y Servicio a Cristo Miguel,

 

Viviana Rodriguez Cortejarena

www.vivianarodriguez.com

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Viviana Alejandra Rodriguez
Curriculum: Facilitadora de Registros Akáshicos, Munay Ki, Reiki y Memoria Celular. Terapeuta Holística desde el año 2001 www.vivianarodriguez.com Mail: despertandoalaluzra@gmail.com // rodriviv11@gmail.com

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend