Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Crecimiento Personal » Estudio sobre la curacion desde los planos sutiles | Conferencia de Vicente Beltran Anglada

Estudio sobre la curacion desde los planos sutiles | Conferencia de Vicente Beltran Anglada

vicente-anglada-hermandadblanca.org

 

Estudio sobre la curación desde los Planos Sutiles 

Conferencia: Vicente Beltrán Anglada :  Buenos Aires, 18 de octubre de 1985

 

 El tema que vamos a tratar hoy es muy específico, muy concreto, a pesar de que su raíz es profundamente esotérica. Ustedes saben que la Jerarquía está interesada, desde siempre, en mejorar la situación física y psicológica de la humanidad.

 

Si la Jerarquía no ha dispuesto una respuesta hasta el momento presente sobre ciertos puntos concretos en la vida física y psicológica de la humanidad, es porque la humanidad todavía no ha sido suficientemente invocativa como para producir una respuesta concreta a ciertos puntos concretos que estamos produciendo juntos en el seno de nuestra sociedad.

 

Porque uno se pregunta, a veces; ¿por qué la Jerarquía no resuelve los problemas de la humanidad en lo que respecta a la curación de enfermedades, la resolución de esas necesidades vitales en los centros de esta sociedad y produce una catarsis, una limpieza ambiental para producir la liberación de los gérmenes que constituyen, según científicamente se nos dice, a las enfermedades?

 

Pero, la Jerarquía precisa que la humanidad haga un esfuerzo de su parte para poder invocar la energía, pues hay una disposición jerárquica –desde siempre repito– para aliviar las necesidades de la humanidad en lo que corresponde, primero, a enfermedades físicas, a enfermedades de tipo emocional y a perturbaciones de orden mental. Entonces, al esoterista entrenado, al discípulo, que ha logrado entrever en cierta manera y hasta cierto punto, cuál es la disposición jerárquica para el momento presente, visto el estado invocativo de un gran sector de la humanidad, se ha perfilado un intento ya, en el presente, en la actualidad, para resolver de alguna manera estas convulsiones y estas crisis internas dentro de la humanidad que crea las enfermedades del tipo triple que hemos enunciado anteriormente.

 

Una de las grandes virtualidades en la vida del discípulo es saber apreciar cuáles son, en cualquier momento, las disposiciones jerárquicas y la voluntad del Maestro a través de su Ashrama. Esto ha podido ser apreciado actualmente por un gran número de discípulos, principalmente discípulos del 2º Rayo, para crear unos vórtices de energía en las regiones etéricas del planeta, para producir allí un núcleo liberador con respecto a las enfermedades típicamente físicas y a las demás, que tienen su origen en los mundos invisibles.

 

Entonces, el aspirante espiritual que confía más en la Jerarquía que en sí mismo, está constantemente tratando de comprender este sentido de cómo la Jerarquía no ha dispuesto todavía un plan ejecutivo con respecto a la desaparición total de enfermedades del tipo conocido como incurables, como el cáncer, la diabetes y otras enfermedades de tipo cardiovascular o de tipo nervioso que están asolando la Raza. Esto viene porque la humanidad todavía no se ha hecho –como digo y repito– suficientemente invocativa en su totalidad, pero sí ha visto la posibilidad de acción en ciertos definidos grupos esotéricos del mundo, entonces ha aplicado allí el poder, aquel poder innovador que crea el vínculo con los Devas que son realmente los curadores del mundo.

 

No podemos hablar de curación y de enfermedades sin contar con los Devas, pero a la ciencia no se le puede decir que existen unas entidades de tipo espiritual que pueden realmente curar las enfermedades; desdichadamente depende mucho de la humanidad. Un ángel puede curar, puede asistir en cierta manera y hasta cierto punto, al desarrollo del Plan de Curación en el Mundo pero tendrá que contar siempre con el apoyo de un núcleo de seres humanos interesados profundamente en este tipo de servicio que es el de la curación en los tres niveles antes descriptos.

 

 

 

Invocando a los Angeles o Devas

 

Yo creo que aquí en la Argentina se puede trabajar en el sentido de la curación, estableciendo en el país las bases del descubrimiento de las causas de las enfermedades que, como dijimos anteriormente, se basan profundamente en la expresión psicológica de la humanidad en cualquier momento de su historia.

 

De la manera cómo la humanidad responde a ciertas impresiones jerárquicas, dependerá cómo y de qué manera se puede aliviar la humanidad. Ustedes saben que Buda tuvo ante sí la visión de estos tres puntos principales antes descriptos, de lo que era la enfermedad, lo que era la vejez y lo que era la muerte, y decidió, de su propia vida y de acuerdo con los patrones cósmicos que están en los arquetipos secretos de la Jerarquía, aliviar este tipo de enfermedades que asolan a la Raza; y comprendido esto en su infinita sabiduría, decidió venir a la Tierra año tras año (Wesak) desde el Nirvana Cósmico para ayudar con su energía a producir una catarsis dentro del aura etérica de la humanidad y determinar con el tiempo la creación de estos grupos esotéricos destinados a la curación de los tres tipos de enfermedades: físico-etéricas, psíquicas del plano astral y mentales, en el plano de la mente.

 

Una de las grandes razones que ha movido a la Jerarquía es el gran despertar observado en ciertas regiones del planeta, entonces, utilizando muy sabiamente las energías, ha empezado a trabajar -se den o no se den cuenta- con ciertos grupos esotéricos muy definidos, y puedo decirles que en Argentina hay muchos grupos esotéricos actualmente que están siendo vivificados por la fuerza de la Jerarquía, y que hay algunos Adeptos que, en nombre de la Jerarquía, están trabajando acá, en Argentina para producir en el ambiente etérico esta catarsis a la cual hacía referencia.

 

La primera gran disposición es dar idea de la enfermedad como siendo una entidad psíquica, que abarca el nivel mental inferior, el plano astral en sus niveles inferiores también y el plano etérico. Esto implica sus repercusiones en el plano físico creando los orígenes de la enfermedad o las causas.

 

Cuando llega esta fuerza tremenda e incide en el cuerpo etérico, automáticamente, porque el cuerpo etérico es el enlace del cuerpo físico con el plano astral, para producir una reacción negativa dentro del compuesto celular del cuerpo, entonces si todo el mecanismo va hacia la derecha, esta fuerza negativa marcha hacia la izquierda y esto produce una reacción, una fricción, y esta fricción produce una enfermedad, tal como clásicamente la venimos considerando.

 

Pero las causas no están en el plano físico; aquí sólo se revisan los efectos. Entonces, enfermedades como las que estamos discutiendo no pueden ser curadas en tanto que la ciencia no penetre en la cuarta dimensión y trate honradamente el aspecto de curación de una manera muy directa y muy simple como debe ser y no dentro de este gran fragor que existe en el mundo, que es la lucha de los diversos científicos que están buscando una solución a este problema. Si la persona interesada en descubrir este gran mecanismo que crea las enfermedades se decide a trabajar, se decide a percibir estas energías, o cómo se producen en el plano que sea, entonces tenemos la posibilidad de que se trabaje directamente sobre el egregor que llamamos cáncer, que llamamos diabetes, que llamamos perturbación mental, que llamamos posesión astral y todo cuanto hasta aquí hemos estudiado en el campo de la parapsicología, para de esta manera empezar, como digo, a trabajar científicamente desde el ángulo oculto y determinar con el tiempo la liberación de estas plagas.

 

Si la enfermedad del tipo que sea, es una entidad y sabemos que esta entidad está en el Plano psíquico, deberemos trabajar en un nivel etérico donde se refleja el Plano psíquico. Entonces no podemos trabajar en el aspecto de curación siguiendo los sistemas de antaño. Los sistemas de antaño se basan en la extirpación de los efectos y aparentemente existen ciertos tipos de curaciones, pero la causa persistirá y en cualquier momento se va a apoderar nuevamente del cuerpo físico a través del cuerpo etérico.

 

¿Qué sucederá entonces si un grupo de discípulos interesados en el bien común de la humanidad y en seguir los Planes de la Jerarquía, empieza a trabajar etéricamente utilizando el conocimiento que tiene de la energía, los Mántrams y singularmente la buena voluntad? La voluntad es básica, no se puede curar si no hay buena voluntad.

 

Una parte de la gran compasión del corazón Crístico debe estar con los curadores. Puedo adelantarles que existe un Departamento en el 2º Rayo que se dedica actualmente y desde hace muchos años a la curación de las enfermedades por medio de corrientes de energía dévica, inteligentemente aplicada por los discípulos de los distintos Ashramas. Entonces, si ustedes se consideran discípulos de un Ashrama y tienen buena voluntad en servir a sus hermanos en estos niveles, pueden ¿por qué no? empezar a crear grupos subjetivos para trabajar en el nivel etérico y producir allí, aquella tremenda fuerza, aquel núcleo de fuerza que va a destruir los tentáculos de esas enfermedades desde el plano etérico. Entonces ustedes preguntarán, ¿cómo se puede trabajar? Se puede trabajar en grupos pequeños y definidos, no en grandes concentraciones. Pequeños grupos de unas siete personas; podríamos decir que es un número clave o de doce o de nueve, creando con este número ciertas reorientaciones de la energía etérica en lo que corresponde al plano de las enfermedades que intentamos curar. Al llegar a este punto cada uno se unirá por simpatía o por grupos dentro del mismo grupo, para trabajar conjuntamente a ciertas horas elegidas un plan de trabajo, utilizando Mántrams pero singularmente la buena voluntad.

 

Dense cuenta que no podemos aliviar inmediatamente los males del mundo, pero sí podemos mejorar, curar o aliviar a todas aquellas personas con problemas físicos, astrales y mentales que kármicamente estén unidos a los miembros del grupo; esto no es crear una división, una separatividad, porque surge con un espíritu de amor que viene a

dar como consecuencia o como resultado la unificación de los grupos de curación de acuerdo con un propósito bien establecido, sabiendo de antemano que el Maestro estará con ustedes si crean un grupo de personas que así lo decidan, y aún personas dentro del mismo grupo y quizás también se puedan hacer cónclaves de grupo en un momento determinado, cuando existen causas más graves que las habituales.

 

Todos sabemos de personas que sufren de alguna enfermedad o que tienen alguna diferencia interna o un desequilibrio interno que produce una posesión astral, y hay muchas posesiones astrales, muchos médium que están poseídos y no se dan cuenta y producen fenómenos que aparentemente no tienen importancia, pero que desde el ángulo de la Jerarquía son negativos. Y existe también un gran caudal de energía que podemos utilizar creadoramente para crear distensión en los ambientes sociales, esta es la primera gran verdad: distensión. No podemos curar si estamos tensos, si estamos sufriendo los efectos de algo tremendo en nuestro ambiente psicológico. Así que si alguna vez estamos realmente tensos, no trabajemos aquel día, esperemos un día que estemos bien tranquilos.

 

En todo caso, la labor de los pequeños grupos de 7, 9 ó 12 -son números clave- pueden trabajar primero en silencio, haciendo un gran silencio, y cuando sientan la llamada interna, entonces empezar a trabajar con Mántrams, porque primero el hermano que tenga tensión habrá quedado equilibrado y armonizado con el silencio del grupo. Cuando todo esté silenciosamente expectante, cuando la rueda empiece a girar creadoramente, entonces se pronuncian los Mántrams.

 

En mi libro “Los Misterios del Yoga” hay tres Mántrams: uno que está destinado a invocar a los Devas del Plano etérico, los Devas violeta que son los curadores de las enfermedades físicas. Hay una invocación para los devas del equilibrio -técnicamente astrales- que ayudan en la cooperación cuando hay casos de posesión, de perturbación de tipo emocional o cuando hay grandes crisis y tensiones en una vida kármica, o grupo de personas que están unificados con ellos. Después hay -y esto es más difícil porque es más profundo-, una invocación de los Ángeles Solares que trabajan con grupos, no trabajan con individuos, y que por lo tanto, es para influir a los grupos de tipo espiritual que aparentemente no siguen una línea realmente espiritual, o que se están separando sin darse cuenta, porque han creado una torre de marfil alrededor de sus propias convicciones, una estructura tan rígida que se hace separativa, se les puede ayudar en el sentido de destruir la estructura invocando la fuerza mística de los Ángeles Solares. (Leer sobre cómo se invocan estos tres tipos de devas o ángeles)

 

 

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
Un comentario
  1. User comments

    quiero compartir una experiencia,hacia bastante tiempo que me dolia la muñeca por un mal movimiento y se me trababa cuando realizaba alguna actividad.una noche en un sueño se me presento un angel muy magestuoso,me toco la muñeca y se hizo como una lucesita.a la mañana siguiente me doliio menos,y al otro dia no me dolio mas,desde ese dia no tuve mas problemas con mi muñeca.debemos esperar milagros y tener mas fe,en este tiempo todo es posible.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend