Home » Mundo Espiritual » Ocio Espiritual » Arte » Experiencias de Findhorn: Ángeles y Flores, por Marion Leigh

Experiencias de Findhorn: Ángeles y Flores, por Marion Leigh

Marion Leigh- findorh

Armonízate con la naturaleza hasta que sientas el flujo del amor. Este sentimiento es tu flecha hacia el mundo angélico. El mundo de la naturaleza responde siempre a tu ser, no a lo que dices, no a lo que haces, sino a lo que eres. -Mensaje de un Deva de Findhorn.

La magia de Findhorn es renombrada mundialmente. Todo comenzó en la década de los 60, con un pequeño huerto en un lugar árido y desolado al norte de Escocia a petición de los mismos ángeles.  Las personas que llevaron a cabo dicha tarea fueron Eileen y Peter Caddy y Dorothy Maclean. Desde entonces, la comunidad ha crecido en torno a ese trabajo inicial con la cooperación y contacto con los reinos de la naturaleza. La profunda conexión con la naturaleza continúa nutriendo e inspirando  a todos aquellos que viven y visitan Findhorn.

 

Inicios 

Mi primer contacto directo con las inteligencias de la naturaleza comenzó en Australia. Yo había tomado la esencia floral de Shooting Starcon el propósito de vivificar mi conexión interior y con el universo. Me encontré a mí misma caminando a las tres de la madrugada cada mañana y durante esas horas comencé a recibir mensajes durante mi meditación.

Cuando regresé a vivir en Findhorn en 1992 junto a mi familia, toda el área estaba vibrante de Gorse en plena floración y me sentí atraída a prepararla como esencia floral. Decidí usar agua que había recogido de un pequeño y antiguo lugar muy conocido por sus propiedades sanadoras. Esa agua, me dijeron, era una regalo de sanación del reino de los elementales de la naturaleza y que, combinada con las flores, constituyeron una poderosa energía de transformación y sanación.

Una semana después, estaba meditando en el Santuario de Findhorn cuando inesperadamente vi lo que identifiqué como el Ángel del Paisaje, quien  me habló y me dijo que si bien mucha gente se sintonizaba con los reinos angélicos, pocos eran capaces de comunicar su deseo por la unificación:

 Los angeles y los humanos caminan por un sendero juntos. Mano a mano, nos ayudamos uno al otro para alcanzar a Dios. Pero el  ser humano todavía no quiere tomar su lugar junto a nosotros, y nosotros queremos que seamos compañeros de trabajo para brindar su energía que lleva fuerza al mundo. El templo del paisaje está vivo  con seres trabajando consciente y creativamente para hacer sentir su presencia. Todos quienes se sintonicen con nosotros serán bienvenidos, acogidos y guiados para dar nuestro mensaje al reino humano. Entrégate a este trabajo y juntos alcanzaremos la unidad, la paz y la sanación del planeta.

El elaborar esencias florales me llevó a una muy profunda conexión con la naturaleza y las inteligencias del reino natural: los devas o ángeles y los espíritus elementales de la naturaleza. Sentada en meditación antes de que una planta florezca, yo solicito orientación sobre las cualidades expresadas por la planta y qué propiedades serían beneficiosas para sanar a la humanidad.

Continué elaborando esencias florales hasta que un día asistí a un taller dado por Dorothy Maclean, una de los fundadoras de Findhorn. Por tres mágicos días, los participantes fuimos guiados a los reinos angélicos de los minerales, las plantas, los animales y a realidades suprahumanas. Dorothy nos explicó la forma en que nuestro sentido de limitación restringía nuestro contacto y nos pidió examinar aquello que nos detenía. Lo que recibí fue:

 El éxito depende sólo de tu habilidad de conectarte conscientemente con nosotros en el espíritu, en el amor y en la luz. Hazlo y estarás en unidad con la vida, con la naturaleza y con los reinos de seres celestiales que comparten la unidad en alegría y con espíritu de entrega.

 Ese taller fue un tremendo elemento de cambio para mí. Nunca más me sentí inhibida de hablar de mis comunicaciones con las inteligencias de la naturaleza y unos meses más tarde di a conocer mis primeras 12 esencias de Findhorn que había preparado ese año.

Cada preparación de una esencia ha sido una aventura en sí misma. Durante el tiempo en que la preparo, hasta su resultado final, experimento la naturaleza dentro de mí, con sentimientos en todas las partes de mi ser. También, durante el período de preparación, casi siempre conozco a una o varias personas que son la personificación de las cualidades expresadas por la esencia, o a aquellos que pudieran necesitarla.

Esta experiencia de primera mano, junto con la información recibida de niveles elevados y de inteligencias luminosas de la naturaleza, me da una idea de las cualidades de una flor. Luego, viene  una investigación de la esencia con una variedad de métodos terapéuticos durante extensos períodos de prueba con pacientes, amigos y terapeutas florales, con el fin de estudiar las indicaciones, cualidades y efectos de un remedio determinado.

Veo las esencias florales como un diamante de muchas caras. Hay diversas propiedades en cada esencia, y depende de nosotros sintonizarnos con ellas, pulir el diamante y, de esa manera, puede revelarse la belleza de cada una de sus caras. Sólo se dispone de una pequeña cantidad de información, de datos y de investigación sobre muchas de las flores de todo el mundo y de cómo trabajan éstas. Con el tiempo, a medida que se realice más investigación, seremos capaces de ver la dimensión completa de cada remedio floral.

Es por eso que las Esencias Florales de Findhorn se demoran al menos un año antes de entregar una esencia para uso público. Incluso cuando la información recibida de la inteligencia de la naturaleza permite ver con claridad la quintaesencia de cada remedio, para mí es un proceso largo y profundo definir una esencia y su acción en los diferentes niveles: físico, emocional, mental, y espiritual.

En cierto sentido, las esencias florales de Findhorn se hacen a sí mismas. El ambiente muy especial de los jardines de la  comunidad de Findhorn dan las bases perfectas para que ellas sean lo que son. Mi función en su co-creación es el ser simplemente un instrumento y un canal para el Espíritu. Las esencias, como las flores, pertenecen al mundo.

 
La Conexión con los Angeles 

En tiempos pasados, la humanidad vivía cerca de la tierra y en contacto con los ritmos y ciclos de la naturaleza. La civilización moderna ha olvidado o incluso perdido esa conexión.

El reconocimiento de que el mundo es un estado de equilibrio delicado, la búsqueda de estilos de vida con mayor armonía y la creciente conciencia de los mundos sutiles nos recuerdan la necesidad de entender y trabajar en cooperación con los reinos de la naturaleza.

El vivir de acuerdo con  las leyes de Dios y de la naturaleza comienza con nuestra conexión y  alineamiento interior. Desde esa conciencia, el pequeño huerto iniciado en Findhorn creció y floreció. Alimentó las mentes, los cuerpos y los espíritus de las personas que se sintieron atraídas por él; y la conciencia de cooperación con la naturaleza -tanto interior como exterior- fue el primer principio de trabajo con el huerto.

Conexión interior es la condición de estar en unidad y de manifestar conciencia del ser, la presencia viva de Dios en cada momento ¿Cómo se puede practicar ese estado de conciencia?

Le pedí a Eileen Caddy, co-fundadora de la Findhorn, que me enseñara su forma de hacerlo. Ella me dijo que es estar consciente, estar en estado de equilibrio con la mente y el corazón, estar consciente de Dios y de las “ondas de Dios” -que están siempre presentes- y conectarse con ellas. ¿Y cómo haces eso? -le pregunté.  La meditación, la plegaria y el escuchar hacen el cambio de estado -respondió. Somos transportados por nuestro estado de conciencia. De manera que el primer paso es estar serenos. ¿Has notado esos momentos en la naturaleza cuando quedas absorto por la belleza a tu alrededor? Observar una hormiga trabajar, el escuchar los sonidos de la naturaleza, el viento en la copa de los árboles, el sonido del río, nos da la sensación de paz en nuestro ser. A veces, incluso no lo notamos conscientemente, porque es algo muy sutil. En esos momentos, experimentamos la unidad con la naturaleza. Luego, la mente despierta una vez más y nos lleva de vuelta a la conciencia del día a día, y olvidamos todo como si hubiera sido sólo un sueño.

El método de Eileen nos lleva a un estado de conexión interior. Y como un niño, podemos armonizar nuestro ser con la naturaleza a través de la simple observación y quietud. Cuando nos identificamos con la naturaleza, reflejamos y observamos nuestros cambios de relaciones y la separatividad cede lugar a la unidad. Dorothy Maclean señala que es elegir estar en la supraconciencia. Es sentir al interior de la naturaleza; es despertar  a los sentidos y a las percepciones internas. Nos movemos hacia el estado de conocimiento o intuición más allá de la mente inferior. Para realizar esta conexión, se requiere una motivación o intención clara, confiar en nosotros mismos y ¡practicar!

Esencias Florales Findhorn: Condiciones Particulares

El lugar y sus energías, la persona que elabora la esencia, la hora del día y el año afectan la cualidad del remedio floral. Por ejemplo, es preferible hacer una esencia cuyo efecto y acción sea de ‘liberación’ cuando la luz solar esté decreciendo en la tarde; es decir, cuando la fuerza asociada a la luz solar esté decreciendo. De la misma manera, las energías disponibles en el momento de la luna llena son únicas y pueden usarse para aumentar ciertas cualidades de una esencia.

El medio ambiente y la conciencia del elaborador constituyen una parte importante en la elaboración de una esencia. Las flores seleccionadas para preparar una esencia deberían crecer en un lugar puro, alejado de todo tipo de contaminación. Las flores deben encontrarse en su cenit de florecimiento y en óptimas condiciones.

Una excepción a esto fue cuando hice la esencia de Margarita. Tuve grandes dudas sobre esa esencia, pues usé flores que crecían en un área común muy frecuentada en la aldea de Findhorn. Mis dudas surgieron porque era un área muy usada, pero luego vino a mi conciencia que justamente ésa era la razón para incluirla en mi repertorio. Una vez segura, me conecté interiormente y el mensaje recibido me confirmó que la esencia de Margarita ayudaría a aquellos que buscan calma en el apresuramiento de la vida diaria.

El desarrollo de las Esencias Florales de Findhorn ha sido un proceso educativo en sí mismo para mí. Con la práctica, el contacto con las inteligencias de la naturaleza se ha fortalecido con los años desde que inicié la elaboración de esencias. Es una gran alegría para mí poder entregar a otros mi experiencia enseñando la conexión, el alineamiento y la conciencia en la elaboración y terapéutica floral.

La habilidad de comunicarse y conectarse con los ángeles y seres de la naturaleza es innata. Nuestra tarea es hacerla consciente. Cuando en nuestros corazones y mentes -y con el espíritu de amor- hacemos un puente de lo que aparenta ser una separación entre nosotros y el mundo espiritual invisible, encontramos el regocijo de la unidad con la naturaleza y el poder de co-crear con ella.

 

 Experiencias de Findhorn: Ángeles y Flores, por Marion Leigh

Fuente.:http://www.mundonuevo.cl/blog/articulos/experiencias-de-findhorn-angeles-y-flores/

 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend