Home » Sabiduria y Conocimiento » Temas iniciaticos » El faraón Tutankamón en la conciencia masculina

El faraón Tutankamón en la conciencia masculina

El faraón Tutankamón en la conciencia masculina

 

EL FARAÓN TUNTANKAMÓN EN LA CONCIENCIA MASCULINA

 

En la historia del faraón Tutankamón hay un gran misterio que aún no ha sido resuelto por nadie. La manera en la que se ha entendido el concepto de misterio deja mucho que desear a la hora de permanecer oculto en la conciencia masculina, ya que lo que se entiende por misterio es algo que nunca ha sido desvelado y lo que aquí nos acontece está muy visible a los ojos de quien sea capaz de descifrar el mensaje.

PUBLICIDAD GOOGLE

Lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de determinar el alcance del misterio, es la forma en cómo se le plantea al hombre el despertar de su energía masculina, que no es igual a la que se le plantea a la mujer a la hora de despertar la suya. La energía del hombre pone de manifiesto la fuerza y la de la mujer se encamina por el lado de la belleza y la intuición, pero ambas son necesarias para complementarse la una con la otra con el propósito de unirse algún día para crear algo bello y hermoso que le dé sentido a sus vidas.

La historia del faraón Tutankamón tiene mucho sentido si la comparamos con el alma del hombre, que busca ubicarse en el interior del cuerpo en el lugar que le corresponde como varón, al igual que el niño-rey buscaba ocupar su lugar en la corte del faraón. Este niño no fue reconocido por nadie a su alrededor desde el momento en que no se le permitía acceder al poder si no llegaba a desposar a su propia hermana para dirigir al pueblo en su nombre debido a su minoría de edad. La mujer toma entonces las riendas del gobierno y deposita el poder en manos de los dioses a pesar de que su padre había sido conocido por adorar a un solo dios. El disco solar de Akenatón fue el desencadenante de la revuelta de los sacerdotes en Egipto cuando se vieron desposeídos de su poder de control de las mercancías y víveres que transitaban por el Nilo para ser repartidas entre la población. Cuando el poder de los sacerdotes fue asumido por el faraón Akenatón, la gente del pueblo comenzó a recibir alimentos de nuevo después de haber estado sometida al hambre a causa de la codicia del clero que exigía recompensas por el servicio que prestaban en el templo y deseaba apropiarse de todo lo que era de valor para la supervivencia y el lujo.

Akenatón murió desolado por no haber podido conseguir su objetivo de reunificar su corona en manos de un solo dios, el dios Ra, a pesar de todos sus esfuerzos para que los sacerdotes accedieran a compartir su poder con la Fuente de Luz del sistema solar. El designio de los dioses fue compartido por su hijo que no supo como encauzar la situación que había heredado de su padre y deseó reparar el daño ocasionado con la vuelta a la antigua religión, que le permitía mantener el orden entre los sacerdotes para evitar mayores conspiraciones a sus espaldas.

La tumba de tutankamón

La tumba de Tutankamón

Lo que a nosotros interesa de esta historia es desvelar el misterio de su muerte y el lugar donde se halla oculto el cuerpo, que no llegó a aparecer dentro del sarcófago que le había sido destinado. La máscara que cubría su rostro fue lo único que estaba dentro de él, pero por lo demás nada se sabe y nada ha sido nunca desvelado sobre si fue enterrado vivo en algún otro lugar lejos de donde se encuentra su tumba en el Valle de los Reyes en la ciudad de Luxor.

PUBLICIDAD GOOGLE

Dentro de la tumba de Tutankamón se hallaron preciosos objetos de culto ante la mirada atónita de quien la descubrió, por no haber visto nunca semejante riqueza en ninguna de las tumbas encontradas hasta entonces. El poder del oro despertó la codicia en los buscadores de reliquias del pasado faraónico y la tumba se vio invadida por personajes ajenos a la expedición que la localizó, despertando el poder del mal en su interior que culminó con la creencia de que la tumba estaba maldita y se cobraba la vida de aquellos que se atrevieran a entrar en ella. Cuando llegó la hora de la verdad, todo había sido sacado de la tumba a excepción del sarcófago que aún permanece vacío con la esperanza de que el cuerpo que nunca apareció descanse en paz algún día dentro de él.

La expedición que encontró la tumba, se asemeja a la expedición que vino a la Tierra en busca de oro y decidió quedarse en ella para siempre, despertando la codicia y el amor al dinero de los demás, que no son conscientes de la riqueza que hay en el interior de sus tumbas de carne y hueso. La riqueza del hombre está aún por ser descubierta dentro de su corazón, que es el lugar donde se guarda el cofre de los tesoros, pero antes de eso, la energía de luz del varón debe manifestarse para que nadie le usurpe su poder en el interior de sí mismo, porque él siempre desea que la mujer tome las riendas para gobernar en su vida, al igual que ocurrió con la hermana de Tutankamón y de esa manera nunca podrá ser un hombre y seguirá siendo un niño enfermo e indefenso como lo fue el faraón.

La riqueza del alma masculina aparece por sorpresa ante los ojos atónitos de la mujer que lo considera como su igual y no como un niño perdido a quien es necesario dar cobijo como si de una madre se tratara y ella misma se convierte en la esposa perfecta para que él pueda dirigir a su pueblo en su compañía sin tener que recurrir a subterfugios de manipulación y engaño para asumir el poder que no le toca ejercer. El faraón Tutankamón fue engañado por la persona que tuvo a su lado al igual que le ocurre al hombre cuando permite que su mujer le manipule y le destituya de su cargo como faraón.

Lo que la historia viene a revelar, es la desaparición del poder masculino en el interior del sarcófago de su cuerpo de hombre y la aparición de la máscara en su lugar, para aparentar la imagen de un rey poderoso que no conoce límite a su ambición de poseer riquezas materiales fuera de la vista de los demás para que no se las roben. Y así es como vamos a terminar esta historia del faraón Tutankamón, con el deseo de que todos los hombres recuperen su poder y vuelvan a ocupar su lugar dentro del sarcófago de luz que les espera en el interior de su corazón.

 

AUTORA: Asunción Chavarri, redactora de la gran familia de hermandadblanca.org

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en VALENCIA (España) - Del 01 al 08 de Diciembre de 2017
Sobre Asunción Chavarri
Mi nombre es Asunción Chavarri y nací en Madrid donde sigo desarrollando mi actividad profesional. Estudié Ciencias Políticas y colaboré con diferentes ONGs de ayuda humanitaria hasta que mi vida dio un cambio brusco y dejé todo lo que hacía para emprender la búsqueda de mí misma que se hallaba perdida en la inmensidad del mundo exterior. Y ahí comencé un nuevo registro que he ido desarrollando hasta el momento actual en el que puedo decir que por fin sé quién soy y hacia dónde me dirijo. Mi aprendizaje externo en estos últimos años se ha centrado en las terapias alternativas y energéticas para mejorar la salud del cuerpo a la vez que la del alma y mientras tanto he sido capaz de abrir mi canal de luz a la conexión con mi Ser multidimensional que me está permitiendo despertar mis capacidades y ser consciente de la misión que vengo a realizar. Actualmente desempeño mi labor como terapeuta, imparto talleres grupales de conexión espiritual y escribo libros y trabajos relacionados con la Ascensión y el desarrollo de la conciencia.
Un comentario
  1. User comments
    fepazvida@Gmail.com

    Hola yo tan bien esoy en Madrid me gustaría hablarte asuncion

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend