Home » Sabiduria y Conocimiento » Gran Hermandad Blanca » Geoenergética de Iberia. España y Portugal: Una nueva ciencia espiritual, por Domingo Diaz

Geoenergética de Iberia. España y Portugal: Una nueva ciencia espiritual, por Domingo Diaz

En este correo me complace introducir y presentarles un nuevo concepto acuñado por la Escuela de Nueva Consciencia de la Comunidad de Numú. Se trata del concepto de GEOENERGÉTICA. Para explicar este concepto partamos de otros más conocidos que han inspirado éste:

Geopolítica es un término lingüístico acuñado por la ciencia social en las últimas décadas para describir mejor la relación entre la política internacional y su dependencia con la ubicación geográfica de los diferentes países, civilizaciones, áreas mundiales y continentes que constituyen el mundo y la humanidad. En similares términos se ha acuñado otro nuevo concepto muy relacionado con el anterior como es el de Geoestrategia, el cual describe la relación entre cualquier tipo de estrategia por parte de un país, o una empresa, o una institución, etc, sea aquella económica, bélica, cultural, política, comercial, etc, y la distribución geográfica de los países, zonas mundiales o continentes a los que se aplica dicha estrategia. En definitiva, Geo, que viene del griego Gea, que significa el planeta Tierra, y lo que se quiera poner en relación con éste, política, estrategia, etc.

En la Escuela de Nueva Consciencia hemos acuñado el término GEOENERGÉTICA como la ciencia sagrada o materia espiritual que pone en relación a los diferentes grupos humanos, etnias, pueblos, países, naciones, religiones o civilizaciones con las energías que llevan asociadas, o llevaron, como tales grupos humanos y el movimiento de esas energías en el tiempo y en el espacio, a lo que llamamos corrientes energéticas, sean éstas temporales (a lo largo de la historia) o espaciales (a lo largo de la geografía), o espaciotemporales (ambas cosas a la vez).

Todo aquello que tiene un nombre tiene una energía. Esto no solo aplica a seres físicos, vivos o no vivos, sino a agrupaciones humanas, entidades colectivas humanas, lugares, habitados o no, es decir, todo aquello que tenga un nombre dado y públicamente consensuado. Esta ley aplica especialmente a cualquier colectivo humano. Naciones, pueblos, tribus, etnias, razas, religiones, civilizaciones, imperios, etc, contienen o portan un formato o patrón energético específico, diferenciado del de otros y dinámicamente evolutivo, que es susceptible de ser identificado y definido, y cuyo movimiento puede ser rastreado a lo largo del tiempo y del espacio y sus consecuencias identificadas y comprendidas.

El conocimiento y la comprensión de estas energías de las naciones y pueblos y su movimiento espaciotemporal (corrientes energéticas) es lo que hemos acuñado con el nombre de Geoenergética.

Es esta una materia cuyo aprendizaje y dominio es necesario y fundamental para conocer y comprender el Plan Evolutivo de la Humanidad con mucho mayor detalle y su evolución a lo largo del tiempo y del espacio, conocimiento éste que yo considero crucial para todo Trabajador de la Luz que quiera incrementar sustancialmente su nivel de consciencia para así poder ser más útil en el servicio al Plan Divino.

PUBLICIDAD GOOGLE

La Geoenergética no debe confundirse con la ciencia que trata del conocimiento y estudio de las energías de la Madre Tierra, la cual se denomina Telurología. Aquí nos referimos a energía de colectivos humanos en movimiento, físico, emocional o mental.

La Geoenergética extrae su conocimiento de múltiples fuentes. Una de las más importantes es la Historia. Los hechos históricos, objetivamente descritos y conocidos, son el resultado de una acción o del movimiento energético de un colectivo humano. Si conocemos el efecto, que es el hecho histórico, tenemos información valiosa para encontrar la causa energética, ya que partimos del hecho de que toda manifestación física viene auspiciada y precedida por una situación o manifestación energética. El problema aquí es que la Historia es una ciencia subjetiva por mucho que pretenda arrogarse carácter de objetividad, ya que ineludiblemente parte de la interpretación necesariamente subjetiva por parte del historiador de los hechos históricos analizados. Esta subjetividad intrínseca, cuando es inconsciente, con ser un problema de método no es muy relevante ya que se puede acudir a otras interpretaciones subjetivas de otros historiadores sobre los mismos hechos y encontrar en el valor medio un fondo de verdad objetiva.

El verdadero problema surge cuando la Historia se interpreta y enseña maliciosa y tergiversadamente por parte de grupos en el poder para engañar, confundir y manipular las conciencias de la gente común (no expertos) y hacer uso de esa manipulación para satisfacer sus propio intereses de clase, partido, grupo de presión, económicos o políticos. Este es, por desgracia, el panorama muy habitual en el conocimiento histórico y un inconveniente grave al que se enfrenta el estudioso de la Geoenergética, que deberá tener esto muy presente y no dejarse llevar por los conocimientos habitualmente establecidos y buscar por otras fuentes la mayor aproximación posible a la verdad histórica, como base de la captación y comprensión de la verdad energética.

Cuando se aborda el estudio de la Geoenergética desde un punto de vista espiritual, o por un propósito espiritual, otra fuente de adquisición de información no desdeñable es la canalización, sea directa por parte de la presencia de un Maestro Ascendido que nos libera información no disponible en la tercera dimensión, o sea por el acceso, consciente o inconsciente a los registros akásicos, y la recepción interna de “certezas supremas” respecto de hechos acaecidos y las energías que los generaron.

La incipiente metodología de esta ciencia espiritual excede con creces los estrictos cánones científicos tridimensionales, tanto por la especial naturaleza de la materia a estudiar, las energías, como por el contexto ampliado y heterodoxo de la realidad cósmica en que estas se manifiestan. A este respecto, para el estudio de la Geoenergética partimos de una concepción de Universo Multidimensional, en cuyas dimensiones superiores se producen y evolucionan los procesos energéticos en estudio, e interaccionan con la tercera dimensión mediante patrones de conducta muy variados, heterodoxos, a menudo incomprensibles e inexplicables para la mentalidad de la tercera dimensión. Este es un desafío que plantea la Geoenergética, al que se añade el hecho multidimensional, cada vez más aceptado por la física avanzada, de que el tiempo es una propiedad de la tercera dimensión, y que en dimensiones superiores, todos los hechos suceden a la misma vez, en el mismo ahora más allá del tiempo y fuera de la mente, con lo cual los efectos de las manifestaciones energéticas del pasado, y del futuro se superponen a los del presente en un esquema complejo de difícil comprensión.

Earthday
Es por esta razón que desde el punto de vista de la Geoenergética el conocimiento histórico recupera y redobla su valor a nuestros ojos, ya que los efectos energéticos de los hechos más trascendentes del pasado, desde dimensiones superiores, están incidiendo y resonando, según patrones y modelos aún por descubrir, en el presente, al cual se superponen sutiles manifestaciones retroactivas de los movimientos energéticos del futuro, donde, repito, pasado, presente y futuro no son más que un constructo mental de una realidad virtual matricial en su nivel tridimensional.

Como aplicación más concreta y práctica de la idea anterior, y como una herramienta importante de análisis de la Geoenergética, tenemos el concepto de “Karma histórico” de pueblos, naciones, religiones, civilizaciones, etc, actuando permanentemente en este presente convulso y complejo.

Desde el punto de vista espiritual, la Geoenergética llega a poner de manifiesto con mediana claridad al estudioso las evoluciones e interacciones de la Luz y la Oscuridad en este plano de existencia, sus ascensos y decadencias, el origen de sus fuerzas respectivas y sus manifestaciones, lo cual ayuda grandemente a comprender en la medida de lo posible el Plan Divino, su evolución y manifestaciones, y ello es una herramienta principal en la formación y desarrollo de los niveles superiores de consciencia.

En este contexto definido para y por la Geoenergética voy a describir en sucesivos correos la prometida relación entre Iberia e Inglaterra.

Geoenergéticamente hablando España y Portugal son países huérfanos el uno del otro. La energía de nación, y por tanto, el poder y la capacidad para participar a plenitud en el Plan de Evolución de la Humanidad, le corresponde al concepto Iberia al completo, que el es territorio/país que surgiría si se unieran los dos países. Mientras no estén unidos políticamente y no se cree Iberia, el rol de ambos países y su capacidad de acción energética en el contexto de las naciones y pueblos en evolución estará notablemente limitado.

España constituye la energía Yang, la parte masculina del conjunto ibérico, el arquetipo Solar, que aún quema y se autoquema en lugar de calentar, que aún es más Fuego en lugar de ser más Luz. Una de las múltiples formas que adquiere esta energía en su implementación tridimensional es el arraigo y reflorecimiento de la copla y el pasodoble, formas yang de expresión musical. Por ende, Portugal es su contrapunto energético Yin, el arquetipo lunar, el agua que en cantidades adecuadas atempera el fuego pero que a la vez se hace vapor, se eleva y toma vuelo con el calor de ese fuego. En este caso es el Fado la expresión musical de la emoción íntima portuguesa que deriva en una especie de melancolía indefinida intimista rayana en la tristeza que es la “saudade”. Todo muy Yin.

PUBLICIDAD GOOGLE

El equilibrio entre ambas energías a través de la unión entre los dos países sería perfecto para desarrollar la misión espiritual que les corresponde a ambos y así interaccionar con una energía equilibrada yin-yang con el resto de las naciones y pueblos en la meta común evolutiva de la Humanidad que es la Ascensión Crística.

Por ello, a nivel colectivo patrio, el renacimiento de Iberia, desde un punto de vista energético y espiritual, debe ser un objetivo claro y prioritario de ambos pueblos y de ambos países, en general, y en particular, de sus comunidades del mundo espiritual.

Para empezar a tener una visión Geoenergética más amplia de este tema, voy a numerar unos brevísimos apuntes de los principales vaivenes históricos de la relación entre ambos países hasta llegar a la situación actual (puedes saltarte estos puntos si no te interesa el contexto histórico).

1. Nunca existieron España y Portugal como tales hasta la Edad Media, en concreto hasta el periodo de la reconquista de la invasión musulmana, en que aparecen como unidades políticas diferentes.
2. La razón viene desde la invasión de los pueblos bárbaros (extranjeros) a la caída del Imperio Romano. Entonces los invasores suevos se desplazan e instalan en lo que hoy es Galicia y el Norte de Portugal y los invasores visigodos se instalan en el resto de la Península Ibérica, estableciendo su capital en Toledo.
3. Cuando se inicia la reconquista, los descendientes de los suevos toman la dirección Sur y van configurando un gran condado independiente que acabaría siendo Portugal. De la misma manera, los señores feudales visigodos van dirigiendo la expansión hacia el Sur y van consolidando los reinos de Castilla y Aragón, entre otros.
4. La separación definitiva se consolida en 1.386 en la batalla de Aljubarrota entre Castilla y Portugal, que se resuelve a favor de Portugal y que es el momento energético, podríamos decir, de la creación de Portugal.
5. Portugal se alía con los partidarios de Juan II en las luchas por la sucesión al trono de Castilla en el siglo XV. Esta vez son los castellanos partidarios de la pretendiente Isabel los que derrotan a los portugueses y a sus rivales y llevan al trono a la que sería la reina Isabel la Católica.
6. En la cúspide de los poderes imperiales de España y Portugal la corona de Portugal recae, por cuestiones dinásticas sucesorias, en manos del rey Felipe II en el año 1.580. La madre y educadora de Felipe II era una princesa portuguesa, Isabel de Portugal, como también lo fue su primera esposa, María de Portugal, que murió de parto muy joven. La lengua materna del monarca era el portugués, que lo aprendió antes que el castellano.
7. España y Portugal estaban de nuevo unidas (aunque el pueblo portugués no deseara ni ambos pueblos comprendieran esta unión). Uniendo sus imperios respectivos, jamás ha existido un poder político similar en la Tierra y en la historia, ni siquiera el imperio británico, que sería el segundo más grande tres siglos después, en su momento de mayor expansión.
8. 7.- En 1640, bajo el reinado de Felipe IV y en la cuesta abajo de decadencia política del imperio español, ambos pueblos deciden por acuerdo volverse a separar e Iberia vuelve a dividirse. Los portugueses temerosos de la agresividad de los españoles inician un largo periodo de alianzas de protección y defensa con Inglaterra que durará casi tres siglos. Esta alianza conecta estrechamente una parte de Iberia con Inglaterra (tenemos pendiente el jugoso dossier energético angloibérico) pero en una relación desigual de pseudocolonización.
9. Así están las relaciones mutuas, de espaladas un pueblo al otro, hasta el siglo XX, en que ambos pueblos sufren un periodo de purificación kármica y limpieza energética bajo la forma de una régimen dictatorial más o menos violento por un periodo aproximado de 40 a 60 años. Al término de ese periodo, y casual y exactamente en el mismo año, 1975, ambos pueblos se liberan de sus cadenas y reingresan en el mundo democrático a la misma vez.
10. A la misma vez, otra vez una sincronía muy sugerente, el 1 de Enero de 1986, ambos países se integran en la Unión Europea, en cuyo seno se dan las condiciones para su acercamiento y hermanamiento.
11. Desde entonces, el temor del pueblo portugués a los españoles se da totalmente la vuelta y en este momento se vive un proceso económico y social de interpenetración, de integración, de convivencia y de aceptación mutua cada vez más intenso y productivo, hasta que en la primavera de este año 2007 aparecen los resultado de una encuesta realizada en Portugal en la cual un 30% de los portugueses aceptaría de buen grado una unión política con España.

Esta es una sensacional noticia desde todos los puntos de vista, pero especialmente desde el punto de vista energético-espiritual. La energía de unión entre ambos pueblos está en marcha y ahora está la puerta energética abierta y es el momento para propiciar esta fusión en el plano tridimensional.

Al calor de esta noticia, el escritor portugués José Saramago, Premio Nobel de Literatura y personalidad pública muy admirada en Portugal, puso el dedo en la llaga diciendo en un medio público español (entrevista al diario El País en Julio de 2007) que la solución de futuro para Portugal, algo renqueante y desacelerado en su crecimiento económico, era la unión política con España en términos de igualdad formando la nación de Iberia (este nombre también lo usó Saramago). En esta nueva Iberia de Saramago Portugal sería la 18ª Comunidad Autónoma y la capitalidad sería trasladada a Lisboa, lo cual resaltaría la vocación ultramarina de la nueva Iberia, propiciaría un aún mayor acercamiento a Iberoamérica y realizaría una más adecuada labor de puente entre América y Europa. Un sueño perfecto y posible.

En la Comunidad de Numú, desde que en 2004 recibimos por canalización la instrucción de llevar a cabo el Programa Iberia Activa, de activación energético-espiritual de Iberia, siempre hemos trabajado espiritualmente tanto en España como en Portugal, considerando ambos territorios sin distinción como una unidad energético espiritual, y en los planos superiores hemos realizado varios trabajos energéticos de eliminación de las fronteras físicas y energéticas entre ambos países y pueblos. Pero ahora llega el momento de ir más allá, de proceder en el plano tridimensional bajando esta energía de fusión a la tierra, por lo cual, en nuestra Comunidad, dentro de su unidad operativa de Cuidado de la Madre Tierra, vamos a arrancar una iniciativa en este sentido que comunicaremos pronto al mundo espiritual a través de la Red.

Por ahora es suficiente. Seguiremos desarrollando este tema y poco a poco dibujando el panorama geoenergético de la terna de países de nuestro entorno y su importante relación mutua: Francia, Iberia e Inglaterra, todos los cuales se hallan presentes, de diferentes maneras, en esa unidad territorial que lleva el muy adecuado e inspirador nombre de Península Ibérica.

 

 

 

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en VALENCIA (España) - Del 01 al 08 de Diciembre de 2017
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.
2 comentarios
  1. User comments

    preocioso, y verdadero, ademas la penisula iberica es una unidad geografica, gracias

  2. User comments

    Si comparamos las naciones con un ser humano, nos encontramos que las naciones tambièn tienen alma y personalidad, una visión y una misión. El reconocimiento de la importancia de los derechos de la humanidad, como un todo, llegó al mundo por intermedio de Francia y marcó un punto elevado y culminante en la evolución de la nación. Gran Bretaña (Inglaterra, Escocia y Gales) se considera a sí misma como que mantiene el equilibrio del poder entre las naciones, otorga justicia e indica los correctos métodos de la ley y el orden. España cuenta con el fanatismo, el ferviente idealismo, el arrogante orgullo y la cualidad religiosa y mística del carácter hispano. ¿cuál será el papel que juega Portugal? Cuáles serán la Visión y la Misión de Iberia para con la humanidad?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend