Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » Ha desaparecido el velo por Jordi Morella

Ha desaparecido el velo por Jordi Morella

Angeles En Cielo Estrellado

 

 

La sensación que se tiene cuando se sienten las presencias de los seres que pertenecen a un mundo sutil de la luz rodeándonos, hace que se alejen todos los miedos y las dudas de si tu camino acabará bien. Todo se convierte en una sensación de paz, orden, armonía, amor, protección y el hecho de “sentirte en casa, con la familia”. No se duda cuando sentimos estas energías llenas de Luz y Amor con nosotros. Ellos están con nosotros, entre nosotros, y cuando nos abrimos a ellos, todo parece cambiar: nuestros pensamientos dejan de ser reiterativos, las preocupaciones desaparecen, los miedos se disipan y sabes, entonces, que pase lo que pase, nada deberás de temer porque lo que te sucederá será lo adecuado para llevarte hacia tu mayor bien. Por momentos te dejarás ir del todo y te librarás a la vida, a sus manos, porque juntos caminaréis hacia tu evolución. Es como si hubieses de travesar un abismo, y encontrándote donde la tierra queda cortada, ves el otro lado sabiendo que llegarás. Entonces, a pesar de no haber ningún puente ni pasarela que las una, ves como en el fondo, la tierra nunca ha dejado de existir, y justo por donde te encuentras aparecen unas losas que te llevan al otro lado.

 

Ha finalizado el tiempo de ser dos mundos separados, pero a la vez, conviviendo en el mismo espacio.

 

Actualmente, el velo que separaba la terrenalidad y la espiritualidad se ha fundido, mezclándose uno con el otro. El universo y el ser humano ahora son uno y la relación entre el firmamento y el ser encarnado una sola.

 

Somos parte del inmenso espacio que hay sobre nosotros cuando miramos hacia arriba, tanto de día como de noche. Años atrás, sólo unos cuantos podían entrar en contacto con los “habitantes” del otro lado del velo, pero el telón se ha alzado y todos formamos ahora, una misma compañía, representando una Voluntad Superior para el mayor bien del firmamento.

 

De todos los confines del cielo llegan, cada vez más, seres de energía sutil para relacionarse con nosotros, para hacer de nuestro planeta un lugar donde vivir y poder, todos juntos, hacer una nueva humanidad. Habitan entre nosotros y cada vez son más. Ha llegado la hora que el cielo y la tierra sean Uno. Legiones de ángeles, arcángeles y otros seres luminosos y llenos de amor al servicio de la Gran Voluntad Divina se encuentran entre nosotros para ayudar a elevar al ser humano que habita este mundo en el cual nos encontramos.


No estamos solos, y nunca lo hemos estado. Las energías de los nuevos tiempos abrazan las esencias de quienes existimos en esta encarnación. Ha llegado la hora de dar la mano a estos seres de energías más sutiles, procedentes todos ellos, de la misma Fuente Creadora de Vida.

 

¿Qué podemos hacer para sentirlos y aceptarlos en nuestras vidas? Sencillamente abrir el corazón y dejar que él nos hable, que ellos nos hablen. Cuando dejamos que nuestro interior se abra, apaciguaremos nuestra mente y nos dejaremos ir, y entonces sus presencias se manifestaran. No hay nada más amoroso con una gran sensación de plenitud y de “estar en casa”, que dejar que nos abracen. ¡Hay tanto amor en estos encuentros, en estas “uniones”!

 

Ahora todos pueden sentirlos y saber de ellos, sólo es necesario quererlo, silenciar nuestra mente y abrir nuestro corazón. En este estado de “dejadez” es cuando damos pie a poderlos sentir. Es desde este estado que podemos sentir el Amor del Hogar en nosotros. Somos seres espirituales, y cuando nos abrimos es cuando nuestra verdadera esencia se manifiesta. Es cuando “los hermanos se reencuentran”.

 

A medida que la Tierra va evolucionando y elevando sus energías, más se predispone todo para que aquel ser humano que quiere contactar con Casa y sentir la calidez de su verdadero Hogar, pueda hacerlo. Ya no sólo unos cuantos pueden contactar con nuestros hermanos de la Luz.

 

Tú también eres Luz y Amor, y por lo tanto, conectando con ellos, te permitirá sentir la sensación de protección, guía y estima de todos aquellos seres que están contigo y para ti para ayudarte en tu vida desde tu nacimiento. No estás solo.

 

Puedes comunicarte con Ellos y ser Uno con Ellos. No se necesita ser alguien especial para hacerlo. Recuerda: el velo se ha retirado. Ya no existe. Las vibraciones del planeta cada vez se acercan más a las de Ellos. Tú eres un ángel encarnado. Eres un ser divino dentro de un cuerpo, y esto, probablemente te confunda. Tú eres espíritu, como Ellos, no eres forma. Esta que ves cuando te miras en el espejo sólo es el reflejo de tu proceso de aprendizaje, de evolución. Lo que hay dentro de la materia es lo que predomina y cuenta para poder “visitar el Hogar de donde procedes y a tus hermanos de la Luz”. Todos lo pueden hacer. Todos pueden conseguirlos. Sólo es necesario que por un momento no te identifiques con la forma y sientas al verdadero ser que hay en ti.

 

¡Hay tanto Amor para ti desde el Hogar!

 

Aprende a abrir tu corazón y deja que este te lleve. No importa la ocupación que tengas en esta encarnación, solo se necesita que busques unos momentos de serenidad y querer que quienes están contigo desde el nacimiento puedan “darte una mano en tu vida” y recibir las energías amorosas que te transmiten. ¡Háblales y diles que te abracen! Quédate un rato quieto, en silencio, y siente. Éste puede ser un buen principio. Con el tiempo escucha a tu corazón, para que a través de él se comuniquen.

 

Una nueva vida y un nuevo ser humano están apareciendo en el planeta. Muchos de ellos están viviendo su resurrección y tú eres uno de ellos. Durante un rato cada día, regálate una visita con tus “guías angelicales”. ¡Quieren transmitirte tantas cosas! Escúchalos porque ha llegado la hora que tu vida dé un vuelco para mostrar al verdadero ser que hay en ti y está llamando a la puerta para manifestarse.

 

Tu ser, un ángel encarnado, vuelve a casa después de muchas vidas. El Padre te acogerá y una gran fiesta se hará en tu honor por tu despertar.


Una nueva vida iniciarás y tu cuerpo y tu espíritu reposarán en la inmensidad de la placidez amorosa, armoniosa y serena de saber que en todo momento te encuentras en “Casa”.

Que el Amor y la Paz sean en ti, hermano/a de la Luz.

Http://emael.blogspot.com

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
7 comentarios
  1. User comments

    Me encanta leer esto, ver lo seguro y tranquilo que estás , pero yo tengo mucho miedo de ver u oir "algo" , cómo puedo perder ese miedo???

    Sobre todo por la noche, que cada vez que estoy a punto de dormirme me despeja de nuevo un ruido y vuelta a empezar a dar vueltas en la cama, hasta que me duermo de puro aburrimiento…Y la verdad, lo llevo fatal, sería genial para mi encontrar ese punto de paz y confianza sin miedo.

    Saludos

  2. User comments

    ¡Hola Sara! Una manera de empezar a crear nuestra vida y "nuestra seguridad", es a través de nuestra mente, nuestra imaginación. La técnica de la visualización és útil cuando se empieza el camino, y durante su proceso también, del autoconocimiento y la evolución espiritual. Empieza visualizando cuando estás en la cama, antes de dormirte, a tus ángeles protectores, a tus guías de luz (visualízalos como tu creas que son). Visualízalos que se encuentran a tu lado, rodeándote, protegiéndote, no dejando entrar a "nadie" que no sea amor, luz y paz. Siente su protección y amor hacia ti. Quieren lo mejor para ti y están para ayudarte. Imáginate, incluso que alguien quiere entrar pero ellos no lo permiten porque te están protegiendo. Nada debes de temer. Estás segura y protegida con ellos. Siente y ve su Luz y su Amor hacia ti. Déjate dormir con esta sensación. Vuestra relación es armoniosa, como unos buenos amigos.¡ Buenas noches!

  3. User comments

    Gracias por estar aqui… quiero comentarte que hace casi tres años que mi hija estaba recien nacida, dormia conmigo en mi cama y yo estaba triste porque entre otras cosas no habia podido comprarle la cuna para ese momento, una madrugada entre dormida y despierta vi a lo que pienso que pudo ser un angel, con un vestido blanco, cabellos blancos y una luz a su alrededor que no molestaba pero era como muy alto y la miraba, no me dio miedo pero en seguida me dormi. Crees que pudo haber sido un angel??? Agradezco tu respuesta!!!

  4. User comments

    Dichosa tu, Katty por haber vivido una experìencia de este tipo, la prueba es que todavía hoy, te acuerdas. Cuando nos encontramos ante un ser de luz, un ángel, la sensación que tenemos es de paz, tranquilidad y un gran bienestar, amor. En tu caso te dormiste plácidamente. La respuesta es sí. Era un ángel. Tu hija está siendo muy protegida. No temas.

    Un abrazo.

  5. User comments

    cuando era pequeña unos 8 o 9 años,despierta vi sali de un rincon del techo de la pared de mi dormitorio,un ser precioso,un guerrero que me sonreia, me acuerdo que la parte del pecho lo envolvia una prenda azul, bueno, pues yo le sonrei,y al momento lo vi sacar una espada y enfurecerse viniendo hacia mi,yo asustada me meti debajo de las sabanas y la sacudi,luego desaparecio, no se siseria que estaba enferma con fiebre y tendria una pesadilla, pero aquello me marco mucho tiempo y es asin qaue aun me acuerdo,en fin un encuetro si asin fuera un poco desastroso

  6. User comments

    Gracias, por estar siempre a mi lado. Estaba ansiosa de mi renacimiento…ahora veo la luz y lo más importante es que lo disfruto!!! Amén. Me queda DISFRUTAR DE MI VIDA…Y dejar que cada alma despierte en su momento apropiado.

  7. User comments

    Bello, muchas gracias mis ángeles amados, y adorados. Me quedan pequeñas las palabras ante tal celebración. Mi alma está gozosa, porque juntos lo hemos logrado. Simplemente la PAZ que inunda mi corazón no tiene comparación, y todo lo vivido queda en un mínimo recuerdo y alerta para el disfrute de mi aqui y ahora valorando cada respiro, en el día a día mi quietud interior refleja mi mayor éxito como ser espiritual encarnada…Gracias por tan valiosa oportunidad, la de vivir y habitar en Gaia. Antes de regresar agradezco el disfrute total de todo lo que hemos creado…namasté!

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend