Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Crecimiento Personal » El impostor del Ser, el ego

El impostor del Ser, el ego

falsa_personalidad

 

El impostor, el ego

El falso ego es un componente de la psique que nos sigue allá donde vallamos y allá donde estemos. Es el payaso de nuestro reino el bufón de turno, un desgraciado acompañante, pero es difícil desprenderse de él.  Para conocer su apariencia tenemos que definir sus extremos, observarle y unificar sus acciones.  Nada ganamos con taparle o encubrirle. Es como el  hombre de las mil caras, se disfraza según las circunstancias. Cambia de una forma a otra, aglutina frases rimbombantes y las recita como un loro, sin conocer ni saber su significado, aprende el lenguaje espiritual hablando de los estados superiores de conciencia, de prácticas místicas, de poderes ocultos y conexión con los Maestros Espirituales.  Habla es  su especialidad, le encanta hablar, pero si no puede encontrar quien le escuche, inicia un monólogo o se sume en conversaciones imaginarias con él mismo, con algún amigo o admirador.

Le encanta que le admiren alardeando y dándose importancia como un cuervo con plumas de pavo real, para él el aplauso es el más sublime de los placeres.  Pero si alguien le critica, si alguien es tan osado como para sugerir que ese plumaje es un disfraz  y que todo ese montaje es una farsa, su amargura y resentimiento aflora, explotando en angustiosos lamentos de protesta para quien le ha “difamado”. No satisfecho con quejarse con todas las personas  que encentra a su paso, esta “posesa entidad” ahogara la psiquis con lamentaciones, aireando las ofensas con diálogos ficticios, dando vueltas y más vueltas en su cerrado  circuito mental y repitiéndolas interminablemente por estas  ofensas recibidas y supuestamente infundadas. “Me insultó, me maltrato, hirió mi reputación, me hizo parecer como un imbécil” Con estas frases de alivio y con miles de variantes  según las circunstancias, el falso Ser, el ego, manifiesta su obstinación  cuando el elogio  le es negado o sus bufonadas son descubiertas como si fueran  burlas.

 

Bufon

 

El falso ser, el ego

La cura de esta enfermedad del falso Ser, el ego, es evitar que de las órdenes en nuestra vida, evitar las situaciones  en las que se sienta seguro usurpándonos el papel del verdadero Ser.

Este aspecto de la psiquis se lanza siempre deliberadamente en busca en busca de la compañía de tontos que le inciten a alimenten sus debilidades y ensalzar sus payasadas. Ciertas personas, se congregan con el único fin de fortalecer y reforzar sus egos, formando pequeñas sociedades de admiración mutua, dentro de las cuales puedan desplegar sus plumas de pavos reales y extender sus envolturas más artificiales sin temor a la censura.

Los amigos del falso Ser, el ego, son enemigos de la esencia. Un verdadero amigo esencial no es adulador y no admira las extravagancias del bobo. Jesús decía; “Puedo hacer ver al ciego, hacer oír al sordo, hacer correr al lisiado  y resucitar a los muertos, pero no puedo alejar al tonto de su torpeza”. Busca amigos esenciales y espirituales, que sus propósitos sean similares a los tuyos, en ese sentido espiritual. Dicen que; “Solo un hombre muy inteligente puede hacer intencionalmente el papel de tonto, porque el tonto ya lo es”

No solo el truco de simular ser más tonto proporciona vislumbres de la estructura del propio falso Ser,  el ego, sino del también falso ego de los demás, cuyas reacciones (desprecio, condescendencia, cortesía, menosprecio o sonrisas tolerantes) dan una clara indicación de donde se encuentran en la escala del Ser.  

La representación profunda de la interacción entre el falso Ser, el ego y la esencia, estos dos aspectos de la psiquis del hombre, están dramáticamente yuxtapuestos en contraste  con un fondo de tormenta y catástrofe; el elemento consciente hace adrede el papel de tonto mientras que el falso ego, en el papel de bobo, declama y se contonea ante la indiferente tempestad, echando la culpa de sus infortunios a todo y a todos excepto a su propia estupidez 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Mario Martínez
Terapeuta transpersonal Constelaciones Familiares DMC (desprogramación de la memoria corporal) Hipnosis, clínica y reparadora PNL EFT
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to friend