Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » Índigos y Cristal y su relación con el TDAH

Índigos y Cristal y su relación con el TDAH

 Índigos y Cristal y su relación con el TDAH 

(trastorno de déficit Atencional e Hiperactividad)

extractados del libro : Cristalindigos, la Esencia del Cambio

Índigos y Cristal y su relación con el TDAH

…“Siempre ante todo aclaro que no siempre un niño diagnosticado con TDAH, será índigo o cristal, pero es importante y por eso he dedicado tantas páginas al tema, que también seamos conscientes de que este diagnóstico puede involucrarlos poder ayudarlos…

…Un niño diagnosticado con TDAH va habitualmente hacia la depresión y la baja autoestima. Así es que si usted ve que esto sucede deberá tomar las acciones necesarias para mantenerse al margen de estos inconvenientes. Y si la situación lo requiere, será fundamental solicitar ayuda de un experto.

Nuevamente vuelvo a reiterar que no pretendo igualar a niños o adultos con TDAH con Índigos o Cristal, pero establezco esta comparación por parecerme muy importante a tener en cuenta dado que en muchos casos, la mayoría, los niños Índigo sobre todo, presentan muchos síntomas similares a los niños con este trastorno y  es muy importante entonces hacer uso del conocimiento sobre este tema para conocer y tratar mejor a niños que son Índigos o Cristal.

 

Esto puede despertar una cierta polémica pues en este libro estoy hablando demasiado sobre el tema, pero la investigación realizada y el material que he recopilado merecen la pena ser leídos y expuestos ante los ojos de padres de niños Índigos pues muchos me han comentado que tenían estos síntomas y que estaban siendo medicados con Ritalín.

 

Es obvio que no irán a un pediatra tradicional a decirles que su hijo es Índigo o Cristal, pues no los escucharían, sin embargo sí los atenderían si les presentan sus inquietudes sobre un niño con TDAH.

 

Índigos y Cristal y su relación con el TDAH

La diferencia más importantes es que, a todos los síntomas expuestos en este libro, también hay que agregar que los niños Índigos y Cristal tienen una marcadísima percepción, casi extrasensorial, muchas veces capacidades sanadoras, y la idea de haber vivido en otro lugar, y un sentido de no pertenecer a la tierra.

 

Eso es lo que los hace más diferentes, y es lo que hay que tener en cuenta para poder completar un diagnóstico, que de hecho no puede ser hecho de ningún modo “a priori”.

 

 Un niño índigo generalmente no tendrá conciencia de ser diferente, pero sentirá de algún modo que lo es, pero fundamentalmente será muy humilde con respecto a cualquier habilidad especial que tenga, ya sea ver más de lo que sus amigos ven, sentir o percibir cosas que nadie más siente, etc, y esto generalmente porque no se creen más que nadie, y saben inconscientemente que han venido a acompañar la evolución de los demás, a ayudar, y no a sobresalir ni a ser más que nadie.

 

Si bien un índigo sobre todo tendrá una gran facilidad para aprender, será paciente con otros que no sean tan rápidos y muchas veces se encontrará enseñándoles o ayudándolos en tareas. 

 

Por otra parte, puede haber niños que sean índigos y que no tengan la posibilidad de estudiar, por falta de oportunidades ya sea en su casa, su familia, es decir, sus circunstancias no se lo permitan,, pero ellos, lo harán por su cuenta.

Esto significa que finalmente en su edad adulta, tendrán una sabiduría y conocimiento sobre muchos temas, adquiridas asistemáticamente pues es el mejor método aparentemente para que ellos aprendan.

 

Índigos y Cristal y su relación con el TDAH

Sin embargo, esto no quiere decir que no deba exigírseles en su época escolar, pero tal vez habría que sugerirles de acuerdo a sus talentos y encaminarlos a desarrollarlos, ya sea si estos van hacia las ciencias, las artes, o lo que fuera, ellos deberían ser apoyados en lo que más sepan hacer, pues están llamados a destacar en lo que hagan, pero debería ser algo que los apasione.

 

De este modo, podrían también evitarse los problemas de trastornos con su autoestima, pues si se los ayuda y empuja, y apoya en aquello para lo cual ellos tienen capacidad, la vida los irá premiando en todos los esfuerzos que hagan y eso será algo que refuerce mucho su personalidad por momentos con tendencia a la depresión o a la baja autoestima, debido a su dispersión y al trastorno sobre el cual hemos venido hablando.

 

Este sería el consejo más importante que puedo darles desde mi experiencia, tanto con los casos tratados como con el mío personal.

 

Hay una característica muy marcada tanto en los Índigos como en los Cristal y es la capacidad para hacer muchas cosas, para saber sobre muchas cuestiones, para también poder hacer varias cosas a la vez, pero, para que éstas puedan tener un buen resultado hay que enseñarles a ordenarse, a organizarse, a no dispersarse.

 

En una palabra: a utilizar mejor su energía, a optimizarla, aprovecharla, pues muchas de sus frustraciones provienen de darse cuenta que han desperdiciado parte de sus vidas haciendo una cosa y otra, estudiando o practicando varias cosas a la vez y no han profundizado en nada en particular, llegando muchas veces a la edad adulta sin tener una carrera, sin hacer algo con total pasión.

 

Por eso conocemos casos aislados de Índigos o Cristal, como los que nombré en capítulos anteriores, los famosos, aquellos que han dedicado pasión a lo que hacían pero porque tuvieron la posibilidad tal vez o alguna guía de algún adulto de enfocarse en aquello para lo cual tenían mayor capacidad, pues si bien pueden abarcar muchas cosas y saber sobre una diversidad de cuestiones no son excelentes para todo, y lo que los ayudaría sería descubrir junto a ellos en qué pueden sentirse más cómodos y que sería aquello que los apasionaría y realizaría como personas.

 

Para ayudar en esta tarea, que no digo que sea fácil ni sencillo, pueden estar sus padres, o bien terapeutas, maestros, profesores, que son quienes pueden llegar a descubrir estas capacidades.

 

La tarea de todos será la de afianzar y generar confianza en estas habilidades dado que los índigo generalmente no la tienen, y son a veces temerosos de sus propias habilidades, los Cristal si bien son más tímidos suelen sentirse cómodos con lo que pueden saber hacer, pero son igual de inconstantes que los índigos, pues al tener capacidad para tantas cosas a la vez suelen ser dispersos y no enfocarse en una sola actividad o carrera, y allí surgen esos posteriores traumas o frustraciones que quisiéramos ayudar a evitar.”

 

Del libro : Cristal-Índigos, La esencia del cambio

Su relación con el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad

© 2012 a la actualidad Marianela Garcet

Todos los derechos reservados

ISBN-13: 978-1523635061

ISBN-10: 1523635061

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Marianela Garcet
Soy Maestra de Reiki sistemas Usui y Karuna, Profesora de Visualización Creativa, Master Teacher in Magnified Healing®. Escribo sobre temas espirituales, terapias alternativas, de autoayuda y superación personal y sobre actualidad. He publicado hasta el momento los siguientes libros: Camino hacia la Luz, Los Ángeles te hablan: Escúchalos I, Los Ángeles te hablan: Escúchalos II, Camino hacia la Luz II: Cuentos de Cristal, Vidas Pasadas- Tiempo Presente, Mauricio Macri, El Elegido, Cristal-Índigos, la Esencia del Cambio, Reiki, Amor y Luz
ESPACIO PATROCINADORES
12 comentarios
  1. User comments

    Me abre virus e en todos los artículos que han publicado ultimamente. 🙁

  2. User comments

    MUY INTERESANTE EL ARTICULO Y ACLARA LAS DIFERENCIAS DE INDIGO A CRISTAL ,SON NIÑOS QUE VIENENA ACOMPAÑAR LA EVOLUCION DEL PLANETA Y TIENEN DONES ,PERSIBEN EL AURA OTROS VEN LAS OTRAS DIMENSIONES ,ETC.SIGAN ASI DESPERTANDO A LA GENTE .LOS SALUDO MUY CORDIALMENTE ,NORMA GOMEZ .

  3. User comments

    Siempre me he visto atraìdo por los temas espirituales y esotèricos; me voy a permitir a compartir una experiencia de dice relaciòn con la energìa calòrica producida en las manos; recuerdo que estando en una convivencia fraternal y posterior àgape, con una Hermanda Blanca, en donde participaban muchos hermanos, recuerdo que el Instructor nos lo convoco a un jardìn, todos juntos, se hicierron algunas alabanza a los Maestros Ascendidos, como el Conde de Saint Germain, todos concetrandos en el rito con las palmas de las manos alzadas hacia el Cielo Azul, vividamente sentì haber recibido unos haz de energìa còsmica; una vez terminada las invocaciones, procedì a mirar mis manos y gran fue mi sorpresa al haber constatado unos puntitos dispersos que, me provocaban la sensaciòn de ardor; terminada la reuniòn dominical y estando de regreso en casa, note, que al juntar las manos y haciendo una esfera, comensè a sentir un intenso calor, que jamas logre explicarme el fenòmeno paranormal, toda vez, que esta experiencia, para mi era estar haciendo un juego, pero no era tan asì, porque esa energìa que no logre canalizar, comenzo a manifestarse en el inmueble, en cuyas habitaciones, aparecieron quemaduras en el piso de manera, que no tenìan explicaciòn alguna, para mi, pero lo mas impactante fue una mañana al tomar el cepillo, para limpiarme los dientes, perplejo observe que el mango de plàstico translucido de colores, presentaba, una alteraciòn atòmica en sus estructura al revizarlo, daba la impresiòn que el mango habìa sido sometido a alta temperatura, por la evidente modificaciòn molecular del mango, situaciòn que me dejò desconcertado y con temor al darme cuenta que Yo era el vector de esa gran energìa calòrica, que no pude canalizar positivamente, toda vez, que asumì que pude haberla aplicado transmitirla, para la Sanaciòn Efectiva, por imposiciòn de mano, y nunca mas, tuve la posibilidad de volver a desentrañar el Don, que encerraba, este tema de la Energìa Divina.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend