Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Desarrollo Interior » La Comprensión: entre el aprendizaje y la sabiduría. Por pedagogos y Maestros

La Comprensión: entre el aprendizaje y la sabiduría. Por pedagogos y Maestros

Monjes budistas meditandoSerá de mucho beneficio estudiar la diferencia o conexión entre Conocimiento, Comprensión y Sabiduría, en un tiempo en el que la calidad del cerebro de los niños que nacen es cada vez mejor y superior. Tales niños son, en muchos casos, anormalmente inteligentes y su cociente intelectual es con frecuencia notablemente elevado, e irá en aumento hasta que los jóvnes de 14 años tengan el acervo y la inteligencia de los brillantes universitarios de hace 100 años.  Aunque en el lenguaje común estos términos parecen sinónimos,  en el lenguaje  técnico son diferentes. (1)

Cuando empezamos a vivir como almas, ingresamos a la escuela interna para emprender el camino de regreso. Las tres etapas de ese sendero son la del aspirante,  la del discípulo, y  la del iniciado.

ASPIRANTES

DISCIPULOS

INICIADOS

Primaria

Secundaria

Universitaria

Instinto

Intelecto

Intuición

Civilización (conocimiento)

Cultura

Desarrollo

Colaboración

Comprensión

Compasión

Participación

Propósito

Planificación

De 4 a 14 años

De 14 a 21 años

De 21 a 28 años

 

Mientras el hombre recorre el sendero de probación, se le enseña principalmente a conocerse a sí mismo, a cerciorarse de sus debilidades y a corregirlas. Al principio aprende a trabajar como auxiliar invisible, manteniéndose generalmente durante va­rias vidas en este tipo de trabajo. Más tarde, y a medida que progresa, se le da un trabajo más selecto, se le enseña los rudi­mentos de la Sabiduría Divina y entra en los últimos grados del Aula del Aprendizaje. Es conocido por un Maestro y está bajo el cuidado, para su enseñanza definitiva, de uno de los discípulos de ese Maestro, o de un iniciado si posee grandes aptitudes.

Los iniciados de primero y segundo grado instruyen a los discípulos aceptados y a quienes están en probación, realizándolo en todo el mundo entre las diez de la noche y las cinco de la mañana, lográndose así la completa continuidad de la enseñanza. Se reúnen en el Aula del Aprendizaje, y el método es parecido al de las grandes Universidades, clases a ciertas horas, trabajo experimental, exámenes, y un gradual ascenso y progreso a me­dida que se aprueban los exámenes. Cierto número de egos en el sendero de probación están en un sector análogo al de las escue­las de enseñanza secundaria y otros han ingresado en la Univer­sidad. La graduación se obtiene cuando se recibe la iniciación y el iniciado entra en el Aula de la Sabiduría.

Conocimiento es el resultado del Aula del Aprendizaje (2). Po­dría decirse que constituye la totalidad de los descubrimientos y experiencias humanos y lo que puede ser reconocido por los cinco sentidos y correlacionado, diagnosticado y definido por el intelecto humano. Es aquello de lo que estamos mentalmente seguros o podemos corroborar por el experimento. Es un compendio de las artes y las ciencias. Concierne a todo lo que trata de la construcción y el desarrollo del aspecto forma de las cosas y, por lo tanto, del aspecto material de la evolución, la ma­teria de los sistemas solares en el planeta, en los tres mundos de la evolución humana y en los cuerpos humanos.

Sabiduría es el resultado del Aula de la Sabiduría.  Concier­ne al desarrollo de la vida dentro de la forma, al progreso del espíritu a través de los vehículos, siempre mutables, y a las ex­pansiones de conciencia que se suceden una vida tras otra.

La sabiduría es la ciencia del espíritu, así como el conoci­miento es la ciencia de la materia. El conocimiento es separa­tista y objetivo, mientras que la sabiduría es sintética y subje­tiva. El conocimiento separa, la sabiduría une. El conocimiento hace diferencias, mientras que la sabiduría fusiona. Entonces, ¿qué significa comprensión?

Comprensión puede definirse como la facultad del Pensador, en el tiempo, para apropiarse del conocimiento como base de la sabiduría, aquello que permite adaptar las cosas de la forma a la vida del espíritu, recibir destellos de inspiración, provenientes del Aula de la Sabiduría, y vincularlos a los hechos del Aula del Aprendizaje. Quizás la idea podría ser mejor expresada si se dijera que:

La sabiduría concierne al yo y el conocimiento al no-yo, mien­tras que la comprensión es el punto de vista del ego o pensador, o la relación entre el yo y el no-yo.

EL CONOCIMIENTO

Dentro del camino por el que los aspirantes pasan, se esconden ciertos descubrimientos que a medida que son alcanzados impactan en mayor o menor grado la vida de los discípulos. A medida que el alma empieza a inundar cada vez más la mente del estudiante, su comprensión de la vida empieza a adquirir la característica de síntesis que tan importante es en la batalla con la mente concreta.

Esta batalla a la que me refiero se da en términos de conocimiento y sabiduría; la mente concreta busca conceptos, hechos, datos, fechas, mientras que la mente abstracta, madre de la sabiduría y de la síntesis, estudia los porqués, las causas, las esencias de todo lo que ocurre en el mundo fenoménico.

Así como la mente se va entrenando a medida que va acumulando conocimientos, su psiquis va madurando y desarrollando nuevas habilidades gracias a un mecanismo distinto de aprendizaje. Este mecanismo a que me refiero tiene que ver con las acciones reflejas que el niño o el joven mantiene incesantemente provenientes de su cuerpo físico y esas nacientes necesidades de un Yo interior que busca salir a la manifestación a través de una personalidad que se va formando.

Puede pensarse que si todo conocimiento es una construcción, todo el aprendizaje será necesariamente constructivo. La confusión entre el plano epistemológico (la naturaleza del conocimiento)  y el plano psicológico (los procesos de aprendizaje) se debe a la indiferenciación entre construcción estática y construcción dinámica que existía antes del enfoque de sistemas.

La concepción sistémica de la realidad se trasladó a las funciones mentales para concebir el aprendizaje como un sistema complejo compuesto por distintos subsistemas en estado de equilibrio dinámico (3). La ciencia cognitiva ofrece una concepción científica unificada de cerebro y mente, remontándose directamente a los años pioneros de la cibernética.

Cuando el pensamiento tiene correlación y continuidad correcta, entonces estamos hablando de lógica, porque se une a la razón y al sentido común de pensamientos estructurados y adaptados a las formas verdaderas del conocimiento. Esta sabiduría se basa en los métodos y símbolos de la matemática, la cual posee un lenguaje formalizado que evita ambigüedades.

La racionalidad,  como cualidad del cerebro,  nació cuando el hombre fue uniendo la experiencia y la vivencia. Con el resultado de ellas dos, el pensamiento se fue hilvanando. La racionalidad en el planeta Tierra comenzó cuando tuvo conciencia de sí mismo y de su entorno. La razón está basada en la percepción de los sentidos y del conocimiento que el hombre ha acumulado a través de su desarrollo. Este conocimiento no acepta una razón basada en conceptos fantasiosos o irreales. La razón está fundamentada en hechos reales, por eso es parte importante de la intelectualidad.

 

KarmaEL APRENDIZAJE:

El proceso de enseñanza-aprendizaje, consiste en realidad en la emanación de una cierta energía con una determinada calidad, que una vez que el aspirante la recibe a través de sus mecanismos normales de percepción, empieza una transformación derivada de la interacción entre la energía entrante y la energía propia del discípulo. Esta transformación se manifiesta en los seres humanos como una crisis de conceptos, una crisis entre lo que venían creyendo como válido y en lo que ahora empiezan a aceptar como la verdadera interpretación de la vida

Mientras que para el discípulo y aspirante, el aprendizaje constituyen una actividad de su personalidad ha logrado incorporar a su inventario de conocimientos, algunos hechos que ha tomado de su cotidiana expresión, el proceso de aprendizaje para el Iniciado, es el acto de poder llevar esas experiencias acumuladas por su aspecto personalidad, hasta los planos superiores de su existencia: Mental Superior, Intuitivo e Intencional.

La comprensión facilita superar los obstáculos que se presentan en el aprendizaje por maya, el espejismo y la ilusión. El maya es importantísimo para aquellos seres que recién ingresan al reino humano, pues es la garantía de que sabrán cumplir con sus funciones como individuos, pero a medida que el ser progresa y su cuerpo astral le permite percibir las dulces mieles del amor, del odio y también otras emociones que caracterizan al vehículo astral humano, es el espejismo ahora el que le ayudará a entender a manejar estas energías nuevas para él.

El maya entonces, para este ser que empieza a subir nuevos niveles es un obstáculo, pero el espejismo es su maestro y seguirá siendo así hasta que no desarrolle en sí mismo la gran facultad de razonamiento y empiece a descubrir que la vida es más equilibrada cuando el cerebro domina las emociones. Cuando esto ocurra, las grandes luchas entre lo que debe hacer y lo que quiere hacer empiezan a darse en su vida.

El espejismo entonces empieza a ser un obstáculo, mientras que la ilusión empieza a mover su vida, llena su mente de ideales, empieza a perseguir grandes ideales y su vida se mueve en ese sentido. Finalmente cuando la intuición haga su aparición en el ser, la ilusión empezará a ser un obstáculo. La mente deberá ser dominada, aquietada, a fin de que la intuición pueda tomar el lugar que le corresponde dentro del individuo y así cada uno de estos tres aspectos representa una vía de aprendizaje por un lado y un obstáculo a vencer por el otro.

La Comprensión: Interpretación y Entendimiento (4)

Entender,  para los seres humanos,  ha significado un arduo trabajo: gracias a la investigación, hemos clasificado y organizado el conocimiento en disciplinas, descubrimos que la investigación debía complementarse con el análisis; este debía ser trabajado con el conocimiento de la causa. Para llegar a la causa, teníamos que usar la lógica y el raciocinio. Estos, a su vez, tenían que acompañarse con la estructuración de la acción, que definitivamente se basaba en las leyes universales, sustentadas en los métodos y símbolos de la matemática. Al entrar a investigar el análisis del conocimiento, descubrimos también que todo este compendio de sabiduría analizado se encauzaba en el sentido común del saber, y al hacerlo, el lenguaje evitaba la ambigüedad.

Con estos resultados extraordinarios pudimos formar el idioma universal de pensamientos, lo que impidió que la expresión se diversificase y permitió que el entendimiento se ajustase a una realidad real y no fantasiosa.

La racionalidad ordenó al conocimiento, lo organizó y aumentó el rendimiento del entendimiento, puesto que al colocarse en la debida canalización expresiva, la idea-pensamiento no se perdió en divagaciones y se convirtió en una verdad tangible y eterna.

Cuando comenzamos a trabajar con secuencias de lógica y razón, todo se encajó. Era como un rompecabezas: las piezas se colocaban en su lugar y comenzamos a ver con claridad y nitidez.

Fue extraordinario, porque la continuidad matemática unía y conectaba las formas con los signos y las vibraciones, lo que daba como resultado el orden rítmico. De esta manera se creó la frecuencia, que redundó en ritmo, y este en escala, creando la armonía y la paz. El ritmo secuencial de la energía se distribuyó equitativamente, y las estructuras se encajaron perfecta y cadenciosamente, a tal grado que formaron las claves universales del entendimiento, sabiduría que se encuentra en la séptima zona de la mente universal (glándula pituitaria). En esta zona están los secretos milenarios del entendimiento; para descubrirlos se necesita abrir la puerta del dinamismo circunstancial. Una vez hecho esto, el ser ya nunca más tendrá obstáculos en su camino: obtendrá el conocimiento total de la causa y el efecto del pasado, presente y futuro en uno solo.

Por ser el lenguaje el medio universal en el que se realiza la comprensión misma. La forma de realización de la comprensión es la interpretación. La interpretación se presenta como el modo fundamental específico del humano entender, el cual en cuanto entendimiento interpretador, es en su última intención comprensión. Entender una lengua extraña, por ejemplo, quiere decir justamente no tener que traducirla a la propia. Comprender una lengua no es por sí mismo todavía ningún comprender real, y no encierra todavía ningún proceso interpretativo, sino que es una realización vital.

El entendimiento es un proceso químico que se produce en el cerebro, el cual separa adecuadamente los cristales grabados y los distribuye a la zona a la cual pertenece. Esto se llama activación espontánea. Este proceso ya se encuentra grabado desde que el hombre fue creado; es una secuencia automática de definición por signo, forma, color, vibración, etcétera.

Cuando los cristales se acomodan en el lugar que les corresponde, se forman alineaciones espontáneas de secuencias matemáticas que inducen al cerebro a pensar, y al hacerlo, da un resultado inmediato de entendimiento. Este resultado será acorde con los datos y contenido del cerebro. Para que dé un resultado perfecto, el cerebro tiene que nutrirse de conocimiento positivo.

 

El auraLA SABIDURIA

El conocimiento del universo fue clasificado por códigos que determinaron y clasificaron los símbolos. Estos, a su vez, se convirtieron en la expresión energética vibratoria y, consecuentemente, el lenguaje se creó.

Todo lo creado en la imaginación consiste en imágenes que se expresan en una secuencia literaria. Las imágenes están acompañadas de colores que nos indican la intensidad de la imagen y la importancia que tienen. Para ello, cada imagen cuenta con  un código que consiste en un número, un color, un signo, una vibración, un ritmo, una forma, etcétera, creando el lenguaje. Así podemos comunicarnos con otras dimensiones.

Con el avance del lenguaje, se descubrió que servía solo para las dimensiones que podían captar las ideas puras, porque estas eran comunicadas a través de símbolos. Las otras dimensiones que se encontraban lejos de su centro no comprendían el lenguaje simbólico: era muy complicado, porque su realidad era muy diferente. Así pues, los simbolismos-imágenes tuvieron que ser desglosados en una secuencia numerológica de colores, signos, vibraciones, ritmos y formas, etcétera. Con el desglosamiento nació el idioma, que era el lenguaje adaptado a cada realidad, expresado según el conocimiento que lo alimentaba.

Cuando el lenguaje fue entendido y desglosado en idiomas, surgieron las técnicas para que la expresión se concretara y ellas se dividieron en signo, sonido, intensidad, y ritmo. Fue así como las dimensiones inferiores comenzaron a correlacionarse, intercambiando conocimiento y entendimiento.

El símbolo es una idea. Partiendo de esta premisa, podemos entender el funcionamiento de la mente universal. El conjunto de símbolos forma una idea, y la agrupación de ideas se llama dinámica de asociación. Esto significa que, con el nacimiento de un símbolo, este genera una reacción en cadena de ideas que se desplazan en pensamientos hasta llegar al infinito de la mente. Cuando llega a lo más profundo, comienza a regresar, pero al hacerlo, carga consigo las miles de millones de posibilidades de cómo la idea y el símbolo se podrían desarrollar.

 

Más allá de las palabras subsiste la idea, es por eso que exhorta a todos los lectores de  obras canalizadas, que previamente a lectura de las mismas, se sumerjan en un estado de meditación profunda, eleven su conciencia y puedan recorrer todas estas líneas con su mente puesta en la luz, tratando de captar aquellas ideas revestidas de palabras.

Muchos libros ya hay escritos mediante este mecanismo. Los libros sagrados incluso, fueron recibidos de la misma manera y los traductores en las diferentes épocas, fueron también muchas veces inspirados por Maestros, de tal forma que pudieran seguir inalterables las ideas que se buscan plasmar para los aprendices. Sin embargo, la ignorancia humana y las buenas voluntades las cuales son fruto de una época y de un lugar, de una cultura, de una familia, de una filosofía o de alguna escuela en particular, inevitablemente adaptan de tal forma estas ideas, que aún cuando ellas subsisten, quedan revestidas de tal manera que dejan de ser universales, para pasar a ser propiedad exclusiva de alguno de estos grupos o naciones.

Justo al despertar por las mañanas, el ser humano no está en contacto todavía con el mundo físico; sin embargo, su mundo interior se encuentra en un nivel exaltado y es fácilmente escuchado por una mente atenta.

Las ideas que provengan en las primeras horas de la mañana deberán ser observadas cuidadosamente, puesto que es muy seguro que ellas sean efecto de un impulso proveniente del Yo superior. Tales ideas habrá que anotarlas y mantener un registro de ellas cuando menos por tres meses. Lógicamente, las ideas que serán anotadas deben ser aquellas que tengan que ver con el desenvolvimiento espiritual del discípulo, es decir, todas aquellas que tengan que ver con el esfuerzo consciente del discípulo para alcanzar estos estados de conciencia superior.

Para ser realmente un sabio, el ser debe profundizar, analizar, conocer y entender el símbolo, la idea y el pensamiento. Tendrá también que dominar el conocimiento de la transacción atemporal de estructuras aplicadas en la cábala numeral, y podrá obtener este conocimiento en la quinta dimensión.

 

Estudien cuidadosamente todas las comunicaciones reveladas, porque cada una de ellas representa una gran oportunidad para todos ustedes de desarrollar esa facultad tan importante para el contacto de nosotros, los Maestros con ustedes.

 

PREGUNTAS DE LA MENTE COLECTIVA

1. ¿Cuáles son las diferencias y relaciones entre el cerebro, la mente y la conciencia y por qué los procesos mentales son tan importantes?

Siendo el cerebro una central telefónica, su función es únicamente enlazar todas las diferentes regiones del organismo, con aquellos puntos de contacto de los vehículos superiores, es decir, el cerebro a través de su complejo sistema de información y comunicación, mantiene en orden el vasto y complejo mecanismo a través del cual este vehículo físico trabaja.

El cerebro tiene también una segunda función de enlace entre los cuerpos espirituales y el vehículo orgánico; esta función de enlace la efectúa a través del sistema glandular por un lado, y por otro lado a través de la glándula pineal que actúa como una interfaz entre el lenguaje y los estímulos de los vehículos superiores.

El cerebro es un milagroso descodificador y traductor y una antena sorprendentemente compleja hacia los campos mental y físico. Procesa señales provenientes de los sentidos externos de  y las correlaciona para brindarles un cuadro completo de la realidad física. Cuando los ojos ven un patrón de energía, el cerebro convierte la maraña de señales en imágenes de mesas, sillas, árboles, y así sucesivamente. Pero las funciones de la mente,  como por ejemplo, el acto del pensamiento, están ancladas en su campo mental, no en su cerebro.

Así pues, démosle al cerebro el valor que realmente tiene y pensemos que en el mejor conocimiento de sus funciones y en el mejor aprovechamiento de sus capacidades, se encuentra el secreto fundamental para el desarrollo armónico espiritual del ser humano.

El aspecto mente constituye la habilidad o capacidad para pensar, actuar, construir y evolucionar, a fin de desarrollar la facultad del amor activo. Constituye el medio por el cual se alcanza la comprensión y se genera y utiliza la actividad. La mente no es un objeto, sino un proceso, el proceso mismo de la vida, la actividad organizadora de los sistemas vivos, las interacciones de un organismo con su entorno son interacciones cognitivas, mentales. Los procesos mentales son los que facilitan el paso de la diversidad a la unidad, de las diferencias a las semejanzas, del análisis a la síntesis, de lo binario a lo analógico.

La mente trabaja de manera dual y de forma subjetiva, la fusión de la dualidad mente-amor produce conciencia. La conciencia es la que resuelve la dualidad, establece la relación entre el Yo y el no-yo, entre el Pensador y lo pensado, entre el Conocedor y lo conocido. Los cinco sentidos son los medios de contacto establecidos por el pensador, que se expresan en la forma física mediante los centros nerviosos, zonas cerebrales, ganglios y plexos.

Las zonas del cerebro pertenecen al cuerpo físico (materia) y los Centros Energéticos pertenecen al Cuerpo Psíquico (conciencia).

La mente es fundamentalmente electricidad manifestándose en sus actividades superiores, y principio animador de la conciencia misma. Crea un campo magnético para trabajar por gravedad (materia)  y magnetismo (conciencia).

2. ¿Por qué una persona con mente brillante puede llegar a padecer de esquizofrenia o paranoia?

La introversión de las personas preocupadas por las formas mentales autocreadas, centrados en una forma mental dinámica que han construido, hace que se olviden de su parte emocional.

Cuando el cerebro  deja de producir  Serotonina y Endorfinas, el cuerpo sustituye esas sustancias químicas con Adrenalina, esto  produce un desbalance generando el Antagonismo de la personalidad. Esto deriva en: El Autismo, La Sicopatía y la Esquizofrenia.

La tristeza, el desamor, el abandono, la impotencia, violencia etc. deriva del sentir profundo de dicha emoción separatista.

3.¿Por qué se presenta el síndrome del sabio y cuál es su relación con el autismo?

La mayor característica de  los sabios es su memoria prodigiosa, que es de un tipo especial. Es una memoria que se la define como “muy profunda, pero excesivamente estrecha”. Estrecha en el sentido de que pueden recordar pero tienen dificultad a la hora de utilizar su memoria.

En general, y teniendo en cuenta el enorme repertorio de conocimientos del ser humano, es curioso el hecho de que las habilidades más usuales de los sabios se centren en 4 categorías principales:

  • Arte (música, pintura y escultura): Se caracterizan por ser grandes intérpretes musicales, especialmente al piano, pintores y escultores. Suelen tener habilidades innatas para comprender e interpretar la música.
  • Cálculo de fechas: Algunos sabios pueden memorizar calendarios enteros y recordar datos referentes a cada uno de esos días.
  • Cálculo matemático: Capacidad para la realización de complejos cálculos matemáticos mentalmente de forma instantánea y con gran precisión, como por ejemplo el cálculo de números primos o la realización de divisiones con 100 decimales mentalmente.
  • Habilidades mecánicas y espaciales: Capacidad para medir distancias casi exactas sin la ayuda de instrumentos, construcción de detalladas maquetas, memorización de mapas y direcciones.

Existen además otra serie de habilidades, más inusuales y en general más particulares del individuo, como facilidad para el aprendizaje de múltiples idiomas, fuerte agudización de los sentidos, perfecta apreciación del paso del tiempo sin necesidad de relojes, etc. Algunos neurólogos apoyan la tesis de que los sabios tal vez “compartan” con los superdotados ciertos subprocesos mentales, pertenecientes a un nivel específico del cerebro.

No todas las personas autistas padecen el síndrome del sabio al igual que no todas las personas con el síndrome del sabio tienen desorden autístico”.

El autismo es una imperfección de los genes hereditarios. Es un problema cerebral de ensamblaje. Cuando el cerebro se forma, varios circuitos no se ligan y esa parte del cerebro no se alimenta con información y queda desligado del mundo. Los circuitos que no se unen pertenecen a la corteza cerebral. Es un centro de información que acumula información hereditaria. En el campo metafísico, serían los recuerdos pasados de vidas y existencias.

En la concepción, esta parte del cerebro  tiene alguno de los circuitos desligados de los otros, por lo tanto la información queda restringida a ese lado cerebral y no lo expande a las otras zonas. Es una enfermedad que se puede curar; los médicos tienen que localizar los circuitos que no están conectados y abrirlos a través del estímulo energético del aprendizaje y de la repetición constante, de ejercicios acumulativos de palabras consonantes de igual pronunciación. Cuando el córtex es estimulado, llega la cura. Este también puede ser estimulado a través de ejercicios matemáticos o utilizando figuras geométricas que se encajen unas con otras; de esta forma, el cerebro está recibiendo la orden de encajar sus circuitos.

También se estimula el cerebro con colores que deben partir del oscuro al claro, repitiendo el ejercicio miles de veces, en el mismo orden y en el mismo tiempo.

4. ¿Cuál sería la relación entre la comprensión y la llegada de niños índigo o cristal?

Todos los pensamientos que se relacionan con el bebé, éste lo hace parte de él. Es así como va formando su cerebro y es así también como la familia es responsable por la formación de ese bebé. La transmisión de sentimientos de la madre hacia su hijo es muy importante. Pero  se ha de  tener claridad en que los pensamientos serán parte del bebé a partir de la formación de su cerebro, o sea después del tercer mes.

Los tres primeros meses el feto es energía materia, su funcionamiento se basa en los comandos de reproducción celular que la masa encefálica tiene grabado de la especie hombre.

Los tres meses siguientes el bebé es energía materia (masa encefálica) en este período la masa encefálica activa la energía cerebral-astral, desarrollando el lado izquierdo del cerebro, albergando energías-pensamientos que provienen de la madre, del padre y toda percepción del entorno.

De los seis a los nueve meses está completo. Es energía materia (masa encefálica) y energía psíquica (cerebro) A partir de los seis meses, dependiendo con qué clase de energías-pensamientos el bebé se está alimentando, se define si el bebé nacerá con la función total del cerebro-metafísico, o sea, los dos lados funcionando. El izquierdo con energía-astral de alta calidad y el derecho con la energía del Ser Energético, que se gesta en la gándula pineal, llega a través de la garganta al corazón y allí se divide en luz dorada, rosa y azul. Toda  comprensión es una evocación de luz pues hace que nos demos cuenta, o seamos conscientes de las causas que condicionan el mundo del significado. La iluminación de la mente a través del estímulo  o la meditación, tiene como consecuencias la hiperactividad, la hipersensibilidad, y el surgimiento de la sombra (ilusión, espejismo y maya)

5. Existe una analogía directa entre la mente y la electricidad, la inteligencia humana y la inteligencia artificial?

No, la analogía nunca es exacta en detalle, sólo ofrece ciertas correspondencias amplias y fundamentales. El conocimiento es una fuerza y la sabiduría es energía, que al activar la mente se presenta como electricidad. La inteligencia humana no es inteligencia artificial, es inteligencia natural, porque su origen es el Principio Único y este no es artificial. A las máquinas-robots tampoco se les debería calificar de   inteligencia artificial,dado que  no tienen voluntad propia, siempre estarán supeditadas a su creador. Para la mente universal, quedarse sin un pensamiento no tiene importancia, pero si un pensamiento se queda sin la mente, no existe pero está. Esta es la gran diferencia entre nosotros, seres-pensamientos, y nuestro creador. Por eso no lo podemos llamar inteligencia artificial, porque los pensamientos no fueron creados: ellos ya formaban parte importante de la mente universal. La religión cristiana ha transmitido el concepto de inteligencia como El Espíritu Santo y sus siete dones.

6.¿Es la red de Internet un sistema nervioso compuesto de sistemas nerviosos, una mente compuesta de mentes?(5)

Todavía no, al menos en el sentido clásico de mente colectiva. Comunica ciertamente, pero no piensa. Sin embargo, se esboza ya un proceso global de toma de decisiones, que comienza a tomar forma afectando a todos para bien o para mal.

 

NOTAS DEL EDITOR

1. Tomado del libro Iniciación humana y solar, de Djwhal Khul.

2. Este artículo hace parte de una trilogía, los otros dos artículos son: El aprendizaje: de la individualización a la iniciación y La sabiduría: de la iniciación a la ascensión.

3.Libros que presentan el cerebro y la mente como una tríada son El cerebro triúnico de Mclean y La Teoría triárquica de la mente de Robert Stenberg. Tres libros que recomiendo a los pedagogos son: Aprendices y Maestros de Mauricio Ignacio Pozo,  Pedagogía del Conocimiento de Louis Not y Obra abierta Umberto Eco.

4.La fundamentación sobre pensamiento y lenguaje fue tomada de los libros de El Ser Uno.

5. Respuesta dada por el Neurofisiológo colombiano Rodolfo Llinás en su libro El cerebro y el mito del yo.

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Jorge Ariel (Editor GHB)
Es uno de los colaboradores de la hermandad desde 2009. Pedagogo del comportamiento, orientador escolar de una Institución educativa en Caldas-Colombia, seguidor del Maestro Tibetano y estudiante de cuarto grado de la Escuela Arcana. Lleva 130 artículos publicados durante siete temporadas y a partir del año 2016 empezó a difundir los fundamentos de la alquimia, la magia y la astrología en términos de creatividad.
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend