Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » La experiencia de Ser narrada como un cuento

La experiencia de Ser narrada como un cuento

Nubes rosas

Erase una vez un Ser, un fragmento de luz consciente rodeado de colegas y amigos. Discutían la probabilidad de que Ser volviera a tener una experiencia humana.

 

 

 

Formaban un grupo de lo mas pintoresco. Ser era de naturaleza tranquila, si bien había tenido algunas experiencias de vida escalofriantes, a su regreso había logrado restablecer su energía plácida. A su lado su buen amigo y acompañante de aventuras en diferentes vidas, unas con cuerpo físico, otras en cambio, gran aliado desde el otro lado. Porfiado y cabezota eran algunos rasgos de este compañero, a veces exasperante y muy útil en otras ocasiones. Gracias a la tenacidad y perseverancia que aportaba, Ser había logrado cumplir sus objetivos.

 

 

Al otro lado su estimable compañera, su princesa, como él la llamaba. La energía femenina por excelencia, ella era capaz tanto de templar sus emociones en las ocasiones difíciles como de despertar sus instintos mas grutales en momentos de apatía y desazón. Cuando estaba encarnada ella podía ser amorosa y tierna o una fiera en erupción. La mejor manera de comunicarse con ella en esas ocasiones era conectando con su alma, esto le hacía volver a su estado natural. Sin duda una gran favorita para sus andanzas terrenales pues los dos se conocían muy bien.

 

 

 

En esta reunión de mesa redonda, Ser tenía enfrente a otro valor inestimable. La sabiduría por excelencia, una conciencia infinita que había empezado su camino hace tanto tiempo, cuando la mayoría de la energía no se planteaba aún conocerse a si misma, él ya estaba preparado para experimentar.

 

 

 

Había tres seres mas en esa alianza que se estaba formando. Ser no había tenido el placer todavía de interactuar con ninguno de los tres en cualquiera de sus vidas. Sin duda cada uno de ellos iba a aportar nuevas perspectivas para que Ser llegará mas lejos en el camino de su evolución.

 

 

 

“No lo tengo claro” dudaba Ser. “Cierto es que ya no tengo que vivir la experiencia de sufrir por sufrir. Me liberé del drama enquistado en la última encarnación. Esta vez sólo será puntual y hasta donde quiera compartir el dolor de los otros mientras sostengo la luz.

 

 

Tampoco tengo que vivir penurias de carencias en el próximo viaje. Aprendí a valorar lo que tenía y a integrar la abundancia dentro de mi. En realidad esta vez me toca vivir una experiencia con gozo y alegría.”

 

 

 

“Entonces”, le preguntó la conciencia sabia, “¿cual es tu duda ?”

 

 

 

“En realidad todo es tan bueno que, ¿que pasa si me aburro entre tanta dicha y me tienta divertirme con el lado oscuro de ya procesé? . ¿Hasta que punto seré capaz de vivir en la luz sin sentir la ausencia del mal, ahora justo que estoy llegando al final?”

 

 

 

“Amigo mío, no te preocupes. Eso es parte del juego. Si te corrompes, si verdaderamente te aburres, siempre puedes volver a comenzar, después de todo, tienes toda la eternidad.”

 

 

AUTOR: Loreto Alonso-Alegre Arana

 

 

VISTO EN: www.maestrareiki.es

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Eva (Redactora GHB)
Eva es una de las redactoras de la gran familia de hermandadblanca.org.
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend