Home » Sabiduria y Conocimiento » Manejo de las Energias » La Funci贸n de las coincidencias por Deepak Chopra

La Funci贸n de las coincidencias por Deepak Chopra

Deepak Chopra 2

 

 

Decir que las coincidencias son mensajes codificados provenientes de la inteligencia no circunscrita, plantea a la vida como una novela de misterio. Presta atenci贸n, busca pistas, descifra su significado y, al final, la verdad ser谩 revelada. En muchos sentidos, eso es exactamente lo que pasa. Despu茅s de todo, la vida es el misterio m谩s grande.

 

Lo que hace que la vida sea misteriosa es que nuestro destino parece estar oculto para nosotros; s贸lo al final de la existencia estaremos en posici贸n de mirar hacia atr谩s y ver el camino recorrido. En retrospectiva, la historia de nuestra vida parece perfectamente l贸gica. Es f谩cil seguir el hilo de continuidad alrededor del cual hemos trenzado nuestras experiencias. Incluso ahora, en cualquier punto que te encuentres de tu vida, puedes mirar hacia atr谩s y ver con cu谩nta naturalidad ha fluido tu vida de un hito a otro, de un lugar o empleo a otro, de un conjunto de circunstancias a otro completamente diferente. Observa cuan sencillo pudo haber sido para ti, de sabido hacia d贸nde conduc铆a tu camino. La mayor铆a se pregunta: 芦驴Por qu茅 me preocupaba tanto? 驴Por qu茅 fui tan duro conmigo, con mis hijos?禄

 

Si pudi茅ramos vivir en el nivel de la mente todo el tiempo no necesitar铆amos esperar a ver en retrospectiva para conocer las grandes verdades de la vida. Las sabr铆amos de antemano. Participar铆amos en la creaci贸n de la aventura de nuestra vida. El camino ser铆a evidente y no necesitar铆amos se帽ales, pistas ni coincidencias.

 

Sin embargo, la mayor铆a no vive en el nivel del alma. Por eso, lo 煤nico que puede mostrarnos la voluntad del Universo son las coincidencias. Todos hemos experimentado coincidencias en nuestra vida. La palabra misma describe perfectamente su significado: 芦co禄 significa con; 芦incidencia禄 significa suceso. As铆 pues, las coincidencias son sucesos que ocurren con otros acontecimientos, dos o m谩s sucesos que pasan al mismo tiempo. Como la experiencia de la coincidencia es universal, la mayor铆a tendemos a restarle importancia. Son momentos extra帽os de la vida que nos maravillan y olvidamos al poco tiempo.

 

Las coincidencias son mucho m谩s que una fuente de diversi贸n. Una coincidencia es una pista que nos indica la intenci贸n del esp铆ritu universal y, como tal, es rica en significados. Algunas personas utilizan la frase 芦coincidencia significativa禄, al hablar de sucesos que ocurren al mismo tiempo y que tienen alg煤n significado especial para quien los experimenta. Sin embargo, creo que la frase 芦coincidencia significativa禄 es redundante, pues todas las coincidencias los son. Si no fuera as铆, no existir铆an. El hecho mismo de que ocurran ya es significativo, s贸lo que a veces somos capaces de entender su significado y otras no.

 

驴Qu茅 significan las coincidencias? La parte m谩s profunda de tu ser lo sabe禄 pero hay que atraer ese conocimiento a la superficie. El significado no proviene de la coincidencia misma sino de ti, de la persona que la experimenta. De hecho, sin nuestra participaci贸n, ning煤n suceso tendr铆a significado, el Universo entero carecer铆a de significado. Somos nosotros quienes damos significado a los acontecimientos y lo hacemos a trav茅s de la intenci贸n. Las coincidencias son mensajes del 谩mbito no circunscrito que nos indican c贸mo actuar para hacer que nuestros sue帽os 鈥攊ntenciones鈥 se manifiesten. As铆 pues, primero debes tener una intenci贸n y entonces ponerte en contacto con tu ser espiritual. S贸lo entonces podr谩s utilizar las coincidencias para satisfacer tus intenciones.

 

Tener una intenci贸n es f谩cil, tan f谩cil como formular un deseo. Ser m谩s espiritual es dif铆cil. Muchas personas que se creen espirituales no se han sumergido a煤n en el vasto oc茅ano de la fuerza espiritual; m谩s bien, nadan en la superficie alejadas de las profundidades de la experiencia universal.

 

Milagros en el mundo real

 

Los milagros son un fen贸meno real. En todas las tradiciones se habla de milagros, pero cada una utiliza un lenguaje diferente. Decimos que un suceso es milagroso cuando el resultado deseado se manifiesta de manera sorprendente: queremos sanar de una terrible enfermedad, adquirir riquezas materiales o hallar nuestro objetivo. Cuando esto sucede, decimos que es milagroso. Alguien tiene una intenci贸n, un deseo o un pensamiento y entonces eso ocurre. Un milagro es un ejemplo dram谩tico de lo que pasa cuando una persona es capaz de aprovechar el 谩mbito espiritual, y de aplicar una intenci贸n para manifestar su destino.

 

D茅jame darte un ejemplo de una notable coincidencia. David estaba enamorado de una mujer llamada Joanna. El la amaba profundamente, pero no estaba seguro de querer comprometerse y casarse. Finalmente, decidi贸 que la llevar铆a a un parque y que ah铆 se le declarar铆a. Todav铆a recelaba del compromiso, pero esa ma帽ana, al despertar, se sinti贸 invadido por una sensaci贸n de paz, de que todo estar铆a bien. David extendi贸 el mantel sobre el pasto y mientras reun铆a el valor para formular la pregunta, pas贸 sobre ellos un avi贸n con un cartel publicitario. Joanna volte贸 a verlo y pregunt贸: 芦驴Qu茅 dir谩 el letrero?禄 Sin pensarlo, David contest贸: 芦Dice: 鈥楯oanna, 驴quieres casarte conmigo?鈥櫬 Ambos miraron con m谩s cuidado y en efecto el letrero dec铆a: 芦Joanna, 驴quieres casarte conmigo?禄 Ella se ech贸 en sus brazos, se besaron y, en ese momento, David supo que casarse con ella era lo mejor que pod铆a hacer. Al d铆a siguiente leyeron en el peri贸dico que otra persona se hab铆a declarado a su novia Joanna con un letrero en el parque; el avi贸n pas贸 en el momento justo para David. Esta notable coincidencia fue una pista, un milagro, que le indicaba a David su futuro. Ellos siguen felizmente casados hasta ahora.

 

Las personas que no se interesan en la espiritualidad atribuyen esta clase de sucesos a la suerte. Creo que la suerte, al menos como normalmente la entendemos, no tiene nada que ver con esto. Lo que la mayor铆a llama suerte no es nada m谩s ni nada menos que la aplicaci贸n de la sincronicidad en el cumplimento de nuestras intenciones. Luis Pasteur, el cient铆fico que descubri贸 que los microbios pueden provocar enfermedades, afirm贸: 芦El azar favorece a la mente preparada禄. Esto puede trasladarse a una sencilla ecuaci贸n: 芦Oportunidad + Preparaci贸n = Buena suerte禄. A trav茅s de las lecciones del sincrodestino, es perfectamente posible adoptar un estado de 谩nimo que permita ver que en la vida existen momentos oportunos y que cuando los identificamos y aprovechamos, pueden cambiar todo. 芦Suerte禄 es la palabra que utilizamos en el mundo moderno para nombrar lo milagroso.

 

As铆 pues, sincronicidad, coincidencia significativa, milagro o buena suerte, son distintas formas de referirse al mismo fen贸meno. Como hemos visto, la inteligencia del cuerpo se manifiesta a trav茅s de la coincidencia y la sincronicidad. Tambi茅n la inteligencia m谩s amplia de la naturaleza y el ecosistema 鈥攍a gran red de la vida鈥 y la inteligencia fundamental del Universo.

 

Cuando empezamos a considerar las coincidencias como oportunidades, cada una adquiere significado. Cada coincidencia se convierte en una oportunidad para la creatividad. Cada coincidencia se convierte en una oportunidad para convertirte en la persona que el Universo quiere que seas.

 

Esta es la verdad 煤ltima del sincrodestino: la suma total del Universo est谩 modific谩ndose para crear tu destino personal. Para ello utiliza 芦conexiones no circunscritas y no causales禄.

 

驴Qu茅 son las conexiones no causales? Si analizamos todos los sucesos inconexos de nuestra vida, todos tienen una historia entrelazada con un destino personal. No causal significa que los sucesos est谩n relacionados entre s铆, pero no por una, relaci贸n directa de causa y efecto, por lo menos en la superficie. Son no causales sin causa. Volvamos al ejemplo que mencion茅 en el primer cap铆tulo: 驴qu茅 tiene que ver que Lady Mountbatten apreciara a mi padre con el hecho de que yo leyera a Sinclair Lewis, o que mi amigo Oppo me inspirara? No existe conexi贸n excepto porque forman parte de mi historia individual, la cual me condujo a mi destino particular. Ninguno de estos acontecimientos provoc贸 los dem谩s. Lady Mountbatten no orden贸 a mi padre que me diera un libro de Sinclair Lewis; sin embargo esos dos sucesos actuaron conjuntamente para moldear mi destino. Todos estaban conectados en un nivel m谩s profundo.

 

Es imposible imaginar siquiera la complejidad de las fuerzas que est谩n detr谩s de cada acontecimiento de nuestras vidas. Existe una combinaci贸n de coincidencias; el 谩mbito no circunscrito teje la red del karma o destino, para crear la vida personal de cada individuo, tu vida o mi vida. La 煤nica raz贸n por la que no experimentamos la sincronicidad en nuestra vida diaria es porque no vivimos desde el nivel en donde est谩 ocurriendo. Normalmente percibimos s贸lo relaciones de causa y efecto: 茅sto causa eso, que causa esto otro, que causa aquello: trayectorias lineales. Sin embargo, debajo de la superficie ocurre algo m谩s. Existe toda una red de conexiones, invisibles para nosotros. Cuando se hacen evidentes, vemos c贸mo nuestras intenciones est谩n entretejidas en esta red, que es contextual, condicional, hol铆stica y rica, a diferencia de nuestra experiencia superficial.

 

Con frecuencia caemos en comportamientos rutinarios; seguimos los mismos patrones y actuamos de manera predecible, d铆a tras d铆a. Programamos nuestra mente y s贸lo continuamos poniendo un pie delante del otro. 驴C贸mo podr铆an ocurrir milagros si simplemente marchamos mec谩nicamente por la vida, sin pensar ni estar conscientes? Las coincidencias son se帽alamientos en el camino que atraen nuestra atenci贸n hacia algo importante de nuestras vidas, atisbos de lo que ocurre m谩s all谩 de las distracciones cotidianas. Podemos ignorar esas se帽ales y seguir adelante o podemos prestarles atenci贸n y vivir el milagro que est谩 esper谩ndonos.

 

Cuando estaba concluyendo mi formaci贸n como m茅dico, supe que me especializar铆a en neuroendocrinolog铆a, el estudio del funcionamiento de las sustancias qu铆micas del cerebro. Desde entonces sab铆a que 茅se es un lugar donde la ciencia y la conciencia se tocan; quer铆a explorarlo. Solicit茅 una beca para estudiar con uno de los endocrin贸logos m谩s prominentes del mundo. Este respetado cient铆fico estaba realizando investigaciones dignas del premio Nobel y ansiaba poder aprender de 茅l. Entre miles de solicitantes, fui uno de los seis elegidos para trabajar con 茅l, ese a帽o.

 

Poco despu茅s de que empezamos, percib铆 que su laboratorio ten铆a m谩s que ver con la gratificaci贸n del ego que con la verdadera ciencia. Los t茅cnicos 茅ramos tratados como m谩quinas y se esperaba que produj茅ramos trabajos de investigaci贸n en serie, listos para publicarse. Aquello era tedioso y frustrante. Era terrible y decepcionante trabajar con alguien tan famoso, tan respetado y sentirse tan desdichado como me sent铆a. Hab铆a asumido muy ilusionado el puesto, pero no hac铆a nada m谩s que inyectar sustancias qu铆micas a las ratas, todo el d铆a. Cada ma帽ana revisaba la secci贸n de anuncios clasificados del peri贸dico Boston Globe, onsciente de mi desilusi贸n pero pensando que el camino que estaba siguiendo era el 煤nico posible.

 

Recuerdo haber le铆do un peque帽o anuncio de un puesto en la sala de emergencias de un hospital local. De hecho, cada ma帽ana, cuando abr铆a el peri贸dico, ve铆a ese peque帽o anuncio. Aunque lo hojeara r谩pidamente, siempre lo abr铆a en la misma p谩gina, en el mismo sitio. Lo ve铆a e inmediatamente lo sacaba de mi mente. En el fondo me imaginaba a m铆 mismo trabajando en esa sala de emergencias y ayudando a las personas en vez de seguir inyectando ratas, pero mi sue帽o hab铆a sido btener esa beca con el renombrado endocrin贸logo.

 

Un d铆a, ese endocrin贸logo me trat贸 de manera cruel y degradante. Discutimos y sal铆 a la sala e espera para calmarme. Sobre la mesa estaba el Boston Globe abierto en la p谩gina del peque帽o nuncio, ese mismo anuncio que hab铆a estado ignorando durante semanas. La coincidencia era demasiado evidente como para ignorarla. Todo cay贸 finalmente en su lugar. Supe que estaba en el lugar eqivocado haciendo las cosas equivocadas. Estaba harto de la rutina, del ego de ese endocrin贸logo, de las ratas, del sentimiento de no estar haciendo lo que mi coraz贸n quer铆a hacer. Regres茅 a la oficina y renunci茅. El endocrin贸logo me sigui贸 al estacionamiento gritando a los cuatro vientos que mi carrera estaba acabada, que 茅l se encargar铆a de que nadie me contratara.

 

Con su voz retumbando todav铆a en mis o铆dos, sub铆 a mi auto, fui directamente a aquella peque帽a sala de emergencia, solicit茅 el puesto y empec茅 a trabajar ese mismo d铆a. Por primera vez pude tratar y ayudar a personas que realmente estaban sufriendo; por primera vez en mucho tiempo me sent铆 feliz. El anuncio del Boston Globe me hab铆a hecho se帽as durante semanas, pero las hab铆a ignorado. Finalmente me di cuenta de la coincidencia y pude cambiar mi destino. Aunque parec铆a que el trabajo de laboratorio era lo que hab铆a deseado toda mi vida, el hecho de prestar atenci贸n a esta coincidencia me permiti贸 romper con mis patrones habituales. Era un mensaje s贸lo para m铆, una se帽al personalizada. Todo lo que hab铆a hecho hasta ese momento eran preparativos para ese cambio. Algunos pensaron que la beca misma hab铆a sido un error, pero si no la hubiera obtenido tal vez no habr铆a estado en Boston. Y si no hubiera estado trabajando en el laboratorio del endocrin贸logo, tal vez no habr铆a visto ese anuncio y nunca hubiera escuchado el llamado de mi coraz贸n. Tuvieron que ocurrir muchas cosas para que esta parte de mi vida se desarrollara como lo ha hecho.

 

De acuerdo con un poema de Rumi, uno de mis literatos y fil贸sofos favoritos, 芦茅sta no es la realidad real. La realidad real est谩 detr谩s del tel贸n. En verdad no estamos aqu铆; 茅sta es nuestra sombra禄. Lo que experimentamos como realidad cotidiana es s贸lo una representaci贸n de sombras. Detr谩s del tel贸n est谩 un alma viviente, din谩mica e inmortal, que est谩 m谩s all谩 del tiempo y el espacio. Si actuamos desde ese nivel, podemos influir conscientemente en nuestro destino. Esto ocurre a trav茅s de la sincronizaci贸n de relaciones, aparentemente no causales, que dan forma a un destino.

 

De aqu铆 el sincrodestino. En el sincrodestino participamos conscientemente en la creaci贸n de nuestras vidas, por medio del entendimiento del mundo que est谩 m谩s all谩 de nuestros sentidos, el mundo del alma.

 

La coincidencia del Universo

 

Nada existir铆a, absolutamente nada, de no haber sido por una notable serie de coincidencias. Una vez le铆 un art铆culo en el que un f铆sico describ铆a el Big Bang que dio origen a nuestro Universo. En ese momento, el n煤mero de part铆culas que se crearon fue ligeramente mayor al n煤mero de antipart铆culas. Las part铆culas y las antipart铆culas chocaron y se aniquilaron entre s铆 llenando el Universo de fotones.

 

Debido al desequilibrio inicial, hubo algunas part铆culas que sobrevivieron a la aniquilaci贸n, y 茅stas dieron origen a lo que conocemos como mundo material. T煤, yo y el resto del Universo 鈥攊ncluyendo estrellas y galaxias鈥 somos restos del momento de la creaci贸n. El n煤mero total del part铆culas que quedaron es de 10m (esto es, el n煤mero 1 seguido por 80 ceros). Si el n煤mero de part铆culas hubiera sido un poco mayor, las fuerzas gravitacionales hubieran forzado al joven Universo a colapsarse en s铆 mismo formando un enorme hoyo negro, lo que significa que no habr铆a t煤) yo, estrellas ni galaxias. Si el n煤mero de part铆culas de materia hubiera sido un poco menor, el Universo se habr铆a expandido tan r谩pidamente sin opci贸n para que las galaxias se formaran como lo hicieron.

 

Los primeros 谩tomos fueron de hidr贸geno. Si la poderosa fuerza que sostiene el n煤cleo de un 谩tomo hubiera sido un poco m谩s d茅bil, el deuterio 鈥攅stado por el que atraviesa el hidr贸geno antes de convertirse en helio鈥 no habr铆a existido y el Universo hubiera continuado siendo hidr贸geno puro. Si, por otra parte, las fuerzas nucleares hubieran sido un poco m谩s fuertes, todo el hidr贸geno se habr铆a quemado r谩pidamente, dejando a las estrellas sin combustible. As铆 pues, tal como las fuerzas gravitacionales necesitaban tener exactamente la fuerza que tuvieron, las fuerzas electromagn茅ticas que mantienen los electrones en su lugar, necesitaban ser exactamente como fueron, ni m谩s fuertes ni mas d茅biles, para que las estrellas se convirtieran en supernovas y los elementos pesados se desarrollaran.

 

El proceso del carbono y del ox铆geno, esenciales para el crecimiento de organismos biol贸gicos, requiri贸 y requiere muchas coincidencias desde el momento del Big Bang. El hecho de que t煤 y yo existamos, y que el Universo, las estrellas, las galaxias y los planetas existan, 隆es un suceso muy improbable! 隆Una absoluta coincidencia! Un milagro que se remonta al principio del tiempo.

 

De haber podido ver el Universo en un momento determinado de esa 茅poca, hubiera sido imposible distinguir el patr贸n general que estaba desarroll谩ndose. Cuando las estrellas se estaban formando, no habr铆amos podido imaginar a los planetas, por no mencionar a las jirafas, las ara帽as, las aves y los humanos. Cuando el espermatozoide se uni贸 al 贸vulo para crear al ser humano que eres ahora, nadie pod铆a haber imaginado la incre铆ble historia de tu vida, las fant谩sticas vicisitudes de tu pasado, las personas que conocer铆as, los hijos que tendr铆as, el amor que generar铆as, la huella que dejar铆as en este mundo. No obstante, aqu铆 est谩s, una prueba viviente de los milagros cotidianos. El hecho de que no podamos ver los milagros como vemos los trucos de magia, con su gratificaci贸n instant谩nea, no significa que no est茅n ocurriendo. Muchos milagros necesitan tiempo para revelarse y poder ser apreciados.

 

Voy a contarte otro ejemplo de mi vida para ilustrar el funcionamiento pausado de la sincronicidad. Todo empez贸 cuando ten铆a diez u once a帽os, un d铆a en que mi padre nos llev贸 a mi hermano y a m铆 a ver un partido de criquet, entre la India y las Indias Occidentales. Los pa铆ses del (Caribe ten铆an maravillosos jugadores de criquet; algunos pod铆an lanzar la pelota a 95 millas por hora. Las Indias Occidentales estaban apaleando a India por cinco carreras, lo que es un desastre en criquet. Fue entonces que entraron en escena dos j贸venes jugadores. Para proteger su privac铆a, los llamar茅 Saleem y Moh谩n.

 

Estos jugadores eran sorprendentes. Refinaron el juego, defendieron cada pelota y anotaron 芦sixers禄 una y otra vez. Gracias a ellos, el equipo hind煤 gan贸 este juego imposible. Las celebraciones casi terminan en mot铆n; la gente quem贸 los palos de criquet. Para mi hermano y para mi, estos dos jugadores se convirtieron en h茅roes. Todo lo que hadamos era so帽ar en d criquet Formamos un club de este deporte, y empezamos un. 谩lbum de recortes para coleccionar informaci贸n sobre Moh谩n y Saleem.

 

Cuarenta a帽os despu茅s, en compa帽铆a de tres amigos viajaba por Australia. Era imposible tomar un taxi hacia el aeropuerto, porque estaban saturados debido a un partido de criquet entre los equipos de Australia y las Indias Occidentales. Tampoco siquiera pod铆amos rentar un auto porque todos estaban alquilados. Finalmente, el portero del hotel nos dijo que hab铆a una limusina que iba rumbo al aeropuerto; hab铆a otras personas en ella, pero estaban dispuestas a compartirla. Nos sentimos afortunados por conseguir el avent贸n y nos subimos al veh铆culo. En 茅l estaban una mujer llamada Kamla y un hombre. Durante el camino al aeropuerto escuchamos al chofer gritar una y otra vez, y nos preguntamos qu茅 estar铆a ocurriendo. Nos dijo que las Indias Occidentales estaban vapuleando al equipo australiano. En ese momento mi mente se inundo totalmente con los recuerdos de aquel juego de mi infancia. Fue un sentimiento tan incre铆ble que no pude evitar comentarlo con los dem谩s pasajeros. Aunque hab铆a ocurrido varias d茅cadas atr谩s, a煤n pod铆a relatarlo con detalle.

 

Cuando finalmente llegamos a la taquilla del aeropuerto, el agente le dijo a Kamla que su vuelo estaba programado para el d铆a siguiente. 隆Ella se hab铆a equivocado de fecha! Pregunt贸 si hab铆a boletos para ese d铆a, pero todos los vuelos estaban vendidos. Luego llam贸 a su hotel para reservar otra noche, pero 茅ste tambi茅n estaba lleno debido al juego de criquet. Nosotros le sugerimos que nos acompa帽ara a Brisbane. Uno de mis amigos le habl贸 de la combinaci贸n de improbabilidades, de que las coincidencias son pistas que nos indican la voluntad del Universo. Ella termin贸 subi茅ndose a nuestro vuelo. En el avi贸n, un pasajero hind煤 que estaba sentado a mi izquierda, me reconoci贸 y sac贸 un ejemplar de uno de mis libros, 芦Las siete leyes espirituales del 茅xito禄. Me pidi贸 que se lo autografiara y yo le pregunt茅 su nombre.

鈥擱amu 鈥攃ontest贸.

鈥擝ien, Ramu, 驴c贸mo te apellidas?

鈥擬enon 鈥攃ontest贸.

鈥擭o eres hijo de Moh谩n Menon, 驴o s铆?

脡l contest贸 que s铆.

 

隆Moh谩n Menon hab铆a sido mi h茅roe d茅cadas atr谩s en ese partido de criquet! Habl茅 con Ramu durante m谩s de dos horas. Estaba totalmente sobrecogido por la emoci贸n. Para m铆, era como estar hablando con el hijo de Babe Ruth. Le pregunt茅 si jugaba criquet y me contest贸 que ya no, pero que en su momento hab铆a alternado con algunos excelentes jugadores. Cuando le pregunt茅 con qui茅nes, 茅l contest贸: 芦Ravi Mehra禄. En ese momento, Kamla, que estaba sentada detr谩s de m铆, hizo una exclamaci贸n. Ravi Mehra era su hermano. Cuando empezaron a hablar, result贸 que cada uno ten铆a contactos de negocios que pod铆an servir al otro y m谩s tarde pudieron ayudarse de tal modo que ambos obtuvieron grandes ganancias. Y yo fui el afortunado catalizador que transform贸 las vidas de estos dos extra帽os a los que acababa de conocer. Cuarenta a帽os despu茅s de ese partido de criquet, la compleja e impredecible red de relaciones dio origen a una serie de oportunidades in茅ditas. Uno nunca sabe c贸mo y cu谩ndo reaparecer谩 una experiencia; uno nunca sabe cu谩ndo una coincidencia nos guiar谩 a la oportunidad de nuestra vida.

 

Atenci贸n e intenci贸n La conciencia organiza su actividad en respuesta a la atenci贸n y a la intenci贸n. Aquello en lo que pones tu atenci贸n se llena de energ铆a; aquello de lo que apartas tu atenci贸n pierde fuerza. Por otro lado, la intenci贸n es la clave para la transformaci贸n, como ya vimos. Puede decirse que la atenci贸n activa el campo de energ铆a y que la intenci贸n activa el campo de informaci贸n, lo que da lugar a la transformaci贸n.

 

Cada vez que hablamos, transmitimos informaci贸n a trav茅s de un campo de energ铆a usando ondas sonoras. Cada vez que enviamos o recibimos un correo electr贸nico, utilizamos informaci贸n y energ铆a. La informaci贸n est谩 en las palabras que eliges y la energ铆a es el impulso electromagn茅tico que viaja por el ciberespacio. La informaci贸n y la energ铆a est谩n inextricablemente unidas.

 

驴Has notado que cuando empiezas a prestar atenci贸n a una palabra, un color o un objeto en particular, suelen aparecer m谩s frecuencia en tu entorno? Mi primer auto fue un Volkswagen Beetle. Yo nunca hab铆a prestado mucha atenci贸n a los autos, y rara vez hab铆a notado Volkswagens en la calle, pero despu茅s de que compr茅 mi Beetle, empec茅 a verlos por todos lados. 隆Parec铆a que uno de cada tres autos era un Beetle convertible rojo! No es que estos autos estuvieran desempe帽ando un papel m谩s importante en el Universo, pero mi atenci贸n hizo que cualquier cosa relacionada con ellos saltara a mi campo de atenci贸n.

 

Todos los d铆as ocurren millones de cosas que jam谩s entran en nuestra mente consciente: sonidos de la calle, conversaciones de las personas que nos rodean, art铆culos del peri贸dico que recorremos r谩pidamente con la vista, patrones en la ropa, colores de zapatos, aromas, texturas, sabores. Nuestra conciencia solo puede manejar una cantidad limitada de informaci贸n, por lo que contamos con una atenci贸n selectiva. Cualquier cosa en la que decidamos concentrar nuestra atenci贸n atravesar谩 el sistema de filtraci贸n de la mente. Por ejemplo, imagina que estoy hablando contigo en una fiesta. T煤 y yo tenemos una conversaci贸n interesante y el resto de la fiesta es s贸lo un murmullo de fondo. Entonces, algunas personas empiezan a hablar de ti en el otro extremo de la habitaci贸n y de un momento a otro empiezas a escuchar lo que est谩n diciendo. El murmullo de la fiesta desaparece, y aunque yo est茅 junto a ti habl谩ndote al o铆do, t煤 no me escuchas. As铆 de poderosa es la atenci贸n.

 

En el mundo f铆sico contamos con muchas maneras diferentes de obtener informaci贸n: peri贸dicos, libros, televisi贸n, radio, conversaciones por tel茅fono celular, radios de onda corta. Todas estas formas de explotar esa clase de informaci贸n, y muchas otras, est谩n a nuestra entera disposici贸n. S贸lo tenemos que sintonizarlas con nuestros sentidos: mirar, escuchar, sentir, oler y saborear el entorno que nos rodea. Pero si lo que queremos es explotar la informaci贸n que est谩 en el nivel del alma, necesitamos otra manera de obtenerla.

 

Normalmente no dirigimos nuestra atenci贸n hacia esa dimensi贸n oculta, pero todo lo que ocurre en el mundo visible ah铆 tiene sus ra铆ces. Todo est谩 conectado con todo lo dem谩s. En el mundo espiritual esas conexiones se hacen visibles, pero en el f铆sico s贸lo las vislumbramos a trav茅s de las pistas que nos dan las coincidencias. As铆 como la atenci贸n genera energ铆a, la intenci贸n permite la transformaci贸n de esa energ铆a. La atenci贸n y la intenci贸n son las herramientas m谩s poderosas del experto en espiritualidad. Son ellas las que atraen una determinada clase d茅 energ铆a, y una determinada clase de informaci贸n.

 

As铆 pues, mientras m谩s atenci贸n prestes a las coincidencias, m谩s atraer谩s otras coincidencias que te ayudar谩n a aclarar su significado. La atenci贸n prestada a las coincidencias atrae la energ铆a y la pregunta 芦驴qu茅 significa?禄 atrae la informaci贸n. La respuesta puede llegarte como una cierta idea, un sentimiento intuitivo, un encuentro o una nueva relaci贸n. Puedes experimentar cuatro coincidencias aparentemente inconexas y comprender todo de repente, al ver el noticiero de la noche: 芦Ah, 隆eso es lo que significaban!禄 Mientras m谩s atenci贸n prestes a las coincidencias y m谩s te preguntes por su significado, m谩s frecuentemente ocurrir谩n y m谩s evidente ser谩 su significado. En el momento en que eres capaz de percibir e interpretar las coincidencias, tu camino hacia la realizaci贸n salta a la vista.

 

Para la mayor铆a de las personas, el pasado reside s贸lo en la memoria y el futuro s贸lo en la imaginaci贸n. Sin embargo, en el nivel espiritual, el pasado, el futuro y todas las distintas probabilidades de la vida existen simult谩neamente. Todo ocurre al mia帽o tiempo. Es como si estuvi茅ramos reproduciendo un CD; el disco tiene 25 pistas, pero en este momento s贸lo estoy escuchando la n煤mero 1. Las dem谩s pistas est谩n en el disco en este mismo instante, s贸lo que no las estoy escuchando. Y si no soy consciente de ellas, puedo dar por hecho que no existen.

 

Si tuviera un reproductor de pistas de las experiencias de mi vida, podr铆a escuchar el ayer, el hoy o el ma帽ana con la misma facilidad. Las personas que est谩n sintonizadas con el yo profundo pueden acceder a este 谩mbito profundo porque ese yo no est谩 separado del Universo. Los budistas dicen que tu 芦yo禄 es un 芦inter-ser禄 que est谩 interrelacionado con todo lo que existe. Eres una parte inseparable de la sopa cu谩ntica del cosmos.

 

C贸mo fomentar las coincidencias

Ya sabemos que la atenci贸n que prestamos a las coincidencias atrae m谩s coincidencias y que la intenci贸n revela su significado. De este modo, las coincidencias se convierten en pistas que nos indican la voluntad del Universo y nos permiten su sincronicidad y aprovechar las infinitas oportunidades de la vida. Sin embargo, con todos esos billones de fragmentos de informaci贸n que nos est谩n llegando en todo momento, 驴c贸mo sabemos a qu茅 prestar atenci贸n?, 驴c贸mo evitamos estar busc谩ndole significados a cada tasca de t茅, a cada comercial de televisi贸n, a cada mirada de un desconocido en la calle? A la vez 驴c贸mo evitamos pasar por alto informaci贸n valiosa?

 

Estas preguntas no tienen una respuesta f谩cil. Parte de aprender a vivir el sincrodestino consiste en aprender a ser instrumentos sensibles en nuestro entorno. Cierra los ojos un momento. Trata de percibir todo lo que hay en el ambiente. 驴Qu茅 sonidos escuchas? 驴Qu茅 est谩s oliendo, sintiendo o saboreando en este preciso instante? Pon tu atenci贸n en cada uno de tus sentidos individualmente y toma plena conciencia de ellos.

 

Si no has practicado este ejercicio antes, es probable que hayas pasado por alto algunos de estos est铆mulos, no porque sean d茅biles, sino porque estamos tan acostumbrados a ellos que ya no les prestamos atenci贸n. Por ejemplo, 驴qu茅 sentiste?, 驴cu谩l era la temperatura? 驴Hab铆a brisa o el aire estaba quieto?, 驴qu茅 partes de tu cuerpo estaban en contacto con la silla en la que est谩s sentado? 驴Notaste la presi贸n en la parte posterior de tus muslos, en la parte baja de la espalda? 驴Qu茅 me dices de los sonidos? La mayor铆a podemos distinguir f谩cilmente el ladrido lejano de un perro o el ruido de ni帽os que juegan en la habitaci贸n contigua, pero 驴qu茅 hay de los sonidos m谩s sutiles? 驴Escuchaste el ruido del calentador o del aire acondicionado?, 驴percibiste tu respiraci贸n o los gru帽idos de tu est贸mago?, 驴qu茅 me dices del barullo del tr谩fico?.

 

Las personas sensibles a los acontecimientos y est铆mulos de su entorno son sensibles a las coincidencias que les env铆a el Universo. Las pistas no siempre vendr谩n a trav茅s del correo o de la pantalla de la televisi贸n (aunque a veces lo har谩n). Pueden ser tan sutiles como el olor del humo de una pipa que entra por una ventana abierta y que te recuerda a tu padre, lo que a su vez te recuerda un libro que le gustaba, y que, por alguna raz贸n, llega a desempe帽ar un papel importante en tu vida, en ese momento.

 

Por lo menos una vez al d铆a, conc茅ntrate durante uno o dos minutos en alguno de tus cinco sentidos: vista, o铆do, gusto, tacto u olfato, y perm铆tete apreciar tantos aspectos de este sentido como sea posible. Aunque al principio te cueste trabajo, pronto lo har谩s con toda naturalidad. Clausura los otros sentidos si te distraen demasiado. Por ejemplo, prueba distintos alimentos mientras te tapas la nariz y cierras los ojos; conc茅ntrate en la textura de la comida, sin distraerte con su aspecto u olor.

 

Naturalmente, tu atenci贸n se ver谩 atra铆da por los est铆mulos m谩s poderosos e inusuales; estos son los que debes observar con detenimiento. Mientras m谩s inveros铆mil sea la coincidencia, m谩s vigorosa ser谩 la pista. Si est谩s considerando casarte y tomas conciencia de los anuncios de los anillos de compromiso, 茅sa es una coincidencia menor, pues dichos anuncios abundan. Sin embargo, si est谩s ponderando pedirle matrimonio a Joanna y en ese momento pasa sobre tu cabeza un letrero que dice: 芦Joanna, 驴quieres casarte conmigo?禄, la situaci贸n es totalmente inaudita y constituye un mensaje muy poderoso sobre el camino que el Universo tiene planeado para ti.

 

Cuando surja una coincidencia, no la ignores. Preg煤ntate: 芦驴Cu谩l es el mensaje? 驴Qu茅 significa esto?禄 No tienes que salir a buscar las respuestas. Formula la pregunta y las respuestas surgir谩n. Pueden llegar como la comprensi贸n repentina de algo, como una experiencia creativa espont谩nea o como algo muy diferente. Tal vez conocer谩s a una persona que est茅 relacionada de alg煤n modo con la coincidencia. Una conversaci贸n, una relaci贸n, un encuentro casual, una situaci贸n o un suceso te dar谩 inmediatamente una pista sobre su significado. 芦隆Ah, se trataba de esto!禄

 

Recuerda c贸mo la discusi贸n final que tuve con el endocrin贸logo le dio significado al anuncio del Boston Globe que hab铆a estado viendo, y que hasta ese entonces ignoraba. La clave est谩 en prestar atenci贸n y preguntar.

 

Otra cosa que puedes hacer para fomentar las coincidencias es llevar un diario de las coincidencias de tu vida. Despu茅s de a帽os de tomar notas, las clasifico en peque帽as, medianas, bomba y doble bomba. T煤 puedes hacerlo como se te haga m谩s f谩cil. Para algunos, lo m谩s sencillo es llevar un registro diario y subrayar o se帽alar palabras, frases o nombres de cosas que se manifiestan como coincidencias. Otros llevan un diario especial de coincidencias; utilizan una nueva p谩gina para cada coincidencia significativa, y apuntan en esa p谩gina otras conexiones con ese suceso.

 

A las personas que quieran ahondar con mayor profundidad en las coincidencias, les recomiendo la recapitulaci贸n. 脡sta es una manera de tomar la posici贸n de observador de tu vida y tus sue帽os, de modo que las conexiones, temas, im谩genes y coincidencias se hagan m谩s claras. Como nuestra conexi贸n con el alma universal es mucho m谩s evidente cuando so帽amos, este proceso nos permite acceder a un nivel de coincidencias totalmente nuevo.

 

Cuando vayas a la cama por la noche y antes de dormir, si茅ntate unos minutos e imagina que est谩s viendo en la pantalla de tu conciencia todo lo que ocurri贸 durante el d铆a. Observa tu d铆a como si fuera una pel铆cula. M铆rate despertando en la ma帽ana, cepill谩ndote los dientes, desayunando, conduciendo al trabajo, arreglando tus asuntos, regresando a casa, cenando; todo lo que haya ocurrido en el d铆a hasta el momento de ir a la cama. No tienes que analizar, evaluar o juzgar lo que ves; s贸lo ve la pel铆cula. Apr茅ciala completa. Incluso es posible que repares en cosas que no te parecieron importantes en su momento. Tal vez notes que el color del cabello de la mujer que estaba detr谩s del mostrador de la farmacia era el mismo que ten铆a tu madre cuando eras ni帽o. O tal vez prestes especial atenci贸n al chiquillo que lloraba mientras su madre lo arrastraba por el pasillo del supermercado. Es sorprendente la cantidad de cosas que puedes ver en la pel铆cula de tu d铆a, que tal vez no notaste conscientemente durante el d铆a.

 

Mientras ves c贸mo pasa tu d铆a en la pel铆cula, aprovecha la oportunidad de observarte objetivamente. Tal vez te veas haciendo algo que te enorgullece en especial; a veces te ver谩s haciendo cosas vergonzosas. Te repito: el objetivo no es evaluar, sino obtener un poco de informaci贸n sobre el comportamiento del protagonista, de ese personaje que eres t煤.

 

Cuando hayas concluido la recapitulaci贸n, que puede durar s贸lo cinco minutos o hasta media hora, di estas palabras para ti: 芦Todo lo que he observado, esta pel铆cula de un d铆a de mi vida, est谩 guardada en un lugar seguro. Puedo evocar esas im谩genes en la pantalla de mi conciencia, pero tan pronto como las dejo ir, desaparecen. La pel铆cula ha terminado禄. Luego, cuando vayas a dormir, afirma: 芦As铆 como he recapitulado el d铆a, doy instrucciones a mi alma, a mi esp铆ritu y a mi subconsciente para que observen mis sue帽os禄. Al principio tal vez no notes cambios, pero si practicas cada noche durante algunas semanas, empezar谩s a tener una experiencia muy n铆tida de que el sue帽o es el escenario y de que t煤 eres la persona que est谩 observando todo. Cuando despiertes en la ma帽ana, recapitula la noche tal como recapitulaste el d铆a al anochecer.

 

Una vez que seas capaz de recordar la pel铆cula de tus sue帽os, anota algunas de las escenas m谩s memorables. Incl煤yelas en tu diario. Apunta especialmente las coincidencias. La inteligencia no circunscrita nos proporciona claves en el sue帽o tal y como lo hace en la vigilia. Durante el d铆a conozco personas, tengo interacciones, me encuentro en situaciones, circunstancias, sucesos, relaciones; por la noche tambi茅n experimento estas situaciones. La diferencia es que en el d铆a parece haber una explicaci贸n l贸gica, racional, de lo que ocurre. Nuestros sue帽os no s贸lo son proyecciones de nuestra conciencia; son, de hecho, la interpretaci贸n que hacemos de las trayectorias de nuestra vida. Los mecanismos del sue帽o y de lo que nos pasa en lo que llamamos realidad, son las mismas proyecciones del alma. S贸lo somos observadores. As铆 pues, empezamos gradualmente a notar correlaciones, im谩genes que se repiten tanto en los sue帽os como en la realidad cotidiana; m谩s coincidencias nos ofrecen m谩s pistas para guiar nuestro comportamiento; empezamos a isfrutar m谩s oportunidades; tenemos m谩s 芦buena suerte禄.

 

Estas pistas se帽alan la direcci贸n que debemos dar a nuestra vida. A trav茅s del proceso de recapitulaci贸n reparamos en los patrones recurrentes y empezamos a desentra帽ar el misterio de la vida.

 

Este proceso es especialmente 煤til para liberarse de h谩bitos destructivos. La vida tiene ciertos temas que interpreta. A veces, esos temas act煤an a nuestro favor pero tambi茅n en contra, especialmente si repetimos los mismos patrones o temas una y otra vez con la idea de obtener un resultado distinto. Por ejemplo, muchas personas que se divorcian vuelven a enamorarse, pero terminan en un tipo de relaci贸n exactamente igual a la que tuvieron antes. Repiten el mismo trauma, reviven la misma angustia y luego preguntan: 芦驴Por qu茅 me sucede lo mismo?禄 El proceso de recapitulaci贸n puede ayudarnos a observar estos patrones y una vez que los hemos discernido podemos tomar decisiones m谩s conscientes. La revisi贸n diaria de nuestro d铆a no es algo en absoluto necesario, pero nos ayuda a comprender y a atraer coincidencias a la superficie.

 

Procura mantenerte sensible, observa las coincidencias en tu vida diurna y en tus sue帽os, y presta especial atenci贸n a lo que traspase el l铆mite de probabilidades, esto es, la posibilidad estad铆stica de que un acontecimiento ocurra en el espacio-tiempo. Todos necesitamos planear las cosas hasta cierto punto, elaborar suposiciones sobre ma帽ana aunque de hecho no sepamos qu茅 va a pasar. Cualquier cosa que perturbe nuestros planes o nos desv铆e de la trayectoria que creemos llevar, puede ofrecernos informaci贸n valiosa. Incluso la ausencia de sucesos que esperas puede ser una pista que te indique la intenci贸n del Universo.

 

Quienes tienen dificultades para salir de la cama en las ma帽anas para ir a un trabajo que odian, los que no son capaces de comprometerse con sus actividades profesionales, aquellos que se sienten emocionalmente 芦muertos禄 despu茅s de un d铆a en la oficina, necesitan prestar atenci贸n a esos sentimientos. Son se帽ales importantes de que debe haber una forma de obtener m谩s satisfacci贸n de la vida. Tal vez un milagro est谩 esperando a la vuelta de la esquina. Nunca lo sabr谩s mientras no formules una intenci贸n, seas sensible a las pistas que te ofrece el Universo, sigas la cadena de las coincidencias y ayudes a crear el destino que tanto deseas.

 

Por supuesto, la vida puede ser dif铆cil y todos tenemos tareas, responsabilidades y obligaciones cotidianas que pueden llegar a abrumarnos. Las coincidencias pueden volar hacia ti desde todas direcciones o pueden aparentar haberse secado por completo. 驴C贸mo encontrar el camino en un mundo tan complejo? T贸mate cinco minutos todos los d铆as y simplemente permanece sentado en silencio. Durante esos momentos, plant茅ale estas preguntas a tu atenci贸n y a tu coraz贸n: 芦驴Qui茅n soy? 驴Qu茅 quiero para mi vida? 驴Qu茅 quiero de mi vida hoy?禄 Entonces rel谩jate y deja que el flujo de tu conciencia, esa suave voz interior, las conteste. Luego, despu茅s de cinco minutos, escr铆belas. Haz esto todos los d铆as y te sorprender谩 c贸mo las situaciones, circunstancias, acontecimientos y personas se organizar谩n en funci贸n de las respuestas. 脡ste es el comienzo del sincrodestino.

 

La primera vez puede resultar dif铆cil contestar estas preguntas. Muchos no estamos acostumbrados a pensar en t茅rminos de nuestras necesidades y deseos, y si lo hacemos, no creemos poder satisfacerlos. Si no has definido la meta de tu vida por ti mismo, 驴qu茅 est谩s haciendo entonces? Ser铆a maravilloso si el Universo pudiera mostrarnos una gran pista, o si prefieres, una br煤jula gigante qu茅 nos se帽alara la direcci贸n que debemos tomar.

 

El hecho es que la br煤jula est谩 ah铆. Para encontrarla s贸lo necesitas buscar en tu interior el deseo m谩s puro de tu alma, el sue帽o que tiene para tu vida. Si茅ntate en silencio. Una vez que revelas ese deseo y comprendes su naturaleza esencial, cuentas con un punto de referencia constante que puedes expresar en forma de s铆mbolos arquet铆picos.

 

Deepak Chopra

 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Rosa (Coordinadora redacci贸n GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacci贸n. Es todo coraz贸n y una incansable buscadora de la verdad.
ESPACIO PATROCINADORES
5 comentarios
  1. User comments

    Un articulo interesante como los otros de Chopra. Dejar de ver las coincidencias como situaciones transitorias que nos sirven o no, m谩s bien conectarnos con lo escencial para acrecentar nuestra conciencia al continuo SER. Gracias por la publicaci贸n de este y los otros art铆culos.

  2. User comments

    Vivir para percibir o percibir para vivir!!!
    Sensibilizarme a las coincidencias y dejarme llevar por el corazon y el alma me ha facilitado y abierto puertas en la vida.
    Verdaderamente el Sincrodestino funciona en cada uno de nosotros, lo que sucede es que algunos no percibimos los hilos que quieres conducirnos hacia el camino correcto.
    Gracias por compartir tan bello articulo.

  3. User comments

    Me gusta percibir lo que me sucede y la verdad nunca pense que fuera tan profundo este tema de coincidir, hoy entiendo porque algunas cosas que me sucedian se quedaban grabadas en mi mente y despues de tiempo decia pero que coincidencia. gracias a la hermandad por ense帽arme esto y m谩s.

  4. User comments

    Bien interesante… Muchas gracias…

  5. User comments

    me parece raro seguin intentando ser abogado, hace a帽os q estoy con este proyecto y me admira no abandonarlo y seguir insistiendo.
    jose luis de mar del plata

Su direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada.Los campos necesarios est谩n marcados *

*

Send this to a friend