Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Artículos de opinión » Cuentos de Otoño: La hoja que quería volar…. por Montse AlmaLuz

Cuentos de Otoño: La hoja que quería volar…. por Montse AlmaLuz

hoja de color rojo volandoCUENTOS DE OTOÑO ….

mira… mira… la magia de la naturaleza..

La hoja que quería volar… “

Una hoja, que estaba bien sujeta a la rama de una árbol, un día al ser calentada por los rayos del sol, comenzó a tomar consciencia de Ser y de su existencia. Al mirar a su alrededor, pudo contemplar la magnitud de la creación que le acompañaba, el sol, las nubes,la tierra verde,las montañas, donde ella estaba sujeta a la rama, y de ahí continuo al tronco bien plantado en la tierra.

Era muy feliz con lo que tenia sintiendo su seguridad en las raíces del árbol, sentía el calor del sol en su cuerpo, ((como el aire la mecía)) veía el baile de las mariposas y los pájaros cantar; se posaban en su rama y cuando echaban a volar ese mecer de la rama donde ella estaba la hacia sentir la libertad que ellos tenían… se preguntaba: que se podrá ver más allá? estaba excitada de alegría de cada pajarillo que se apoyaba en su rama, por la emoción que sentía al movimiento rítmico cuando se echaba a volar… y ahí comenzó su sueño…

 

Se dormía soñando quería tener alas como los pájaros deseando despertar y ver volar a las mariposas, volaba en la imaginación cada vez que la rama se agitaba cerraba los ojos y se dejaba llevar por la sensación de liviandad que le producía..

 

Y así paso el verano, las tardes se iban haciendo mas cortas notaba que los rayos del sol que la hicieron despertar ya no calentaban tanto, asombrada comenzó a ver como cambiaba su vestido de una tonalidad verde se iba coloreando con un rojizo y mirando a su alrededor vio asombrada como el paisaje que se erguía con su mismo tono verde en todo su entorno tiempo atrás, también se tornaba rojo no sabia porque pero le gustaba ese nuevo vestido que la naturaleza le había regalado.

Miraba las demás hojas pero no les notaba que se movieran con la misma vida que lo hacia ella, estaban serias, casi no parpadeaban no tenían la alegría que manifestaba en su colorido; Un día de lluvia al despertar como otros muchos, hizo un balance a su alrededor observando, se sintió mas sola de lo normal, faltaban hojas a su alrededor, oh!! donde se abrían ido..? si todas estaban sujetas a las ramas, como podían haberse movido, habrían realizado su sueño.. podrían volar??

 

Y cual fue su sorpresa cuando miro al suelo y las vio allí tendidas cubriendo como un manto el suelo habían cambiado de color… estaban amarillas no se movían..

 

Las mariposas ya no la iban a visitar, los pájaros que tanto cantaban en su rama ahora se formaban en grupos, se comentaba algo de un largo viaje… cruzando el mar… que seria el mar ?? buscando el sol, el calor… seguían comentando los pajarillos y ante su curiosidad les pregunto..:

 

Donde vais? porque os estáis formando en grupos para viajar, que es el mar?

entonces la respondió:

El mar es inmenso, es una llanura infinita de agua.. hasta donde tus ojos alcanzan a mirar y más; volamos buscando las tierras mas cálidas que se encuentran al otro lado del océano.

Qué nostalgia de repente invadió su pequeño cuerpecito… se iban.. y que iba ha hacer ella estaba asustada, pedía con todas sus fuerzas que su sueño se hiciera realidad quería volar, ella también quería cruzar el océano a tierras cálidas encontrar mas hojas con las que compartir.

 

Llego la noche, mirando el cielo cubierta por un manto de estrellas pedía… pedía, y así… se quedo dormida pidiendo que su sueño se hiciera realidad; pero cual fue su sorpresa al despertar:

oh!! que esta pasando.. su cuerpecito que siempre había estado sujeto con firmeza a la rama que le daba seguridad, comenzaba a soltarse.. podía ver como mas de la mitad de su base estaba separada ya… sentía cual era su final.. yacer inerte, inmóvil, como el resto de las hojas.. ese era su fin… para que servia pedir.. nadie la escuchaba.. se estaba soltando para caer al vacío… y se abandono a su suerte.

Ese día casi no sonrrió a los pocos pajarillos que quedaban, ya no quería sentir esa libertad.. para que iba a soñar.. ella sabia perfectamente cual era su destino y así se durmió.. dejándose llevar una vez más por la cálida sensación de ese sueño en el que volaba libre, una lagrima se deslizo por su vestido que empezaba a tornarse amarillo, se quedo mirando la poca sujeción que le quedaba a la rama, no sabia si despertaría así… o yacería en el suelo…

 

Pero decidió dar las gracias por todo lo que había vivido, por todo lo que había podido sentir…. la lluvia deslizarse sobre ella, el calor de los rayos del sol por la mañana, el aire fresco, el baile de las mariposas y los pájaros.. sus amigos que fueron el inicio de su sueño.. y así con una sonrisa en sus labios se quedo dormida feliz.. muy feliz por todo lo que había vivido.

 

Mientras tanto… la magia de la naturaleza había sido participe de todo su soñar, siempre atenta a todos sus hijos… no hay nada que a ella se le escape, la miro.. y miro en su corazón.. que resplandecía de bondad y gratitud.. aun sabiendo del destino que la aguardaba se sentía feliz y agradecida, miro en sus anhelos mas profundos y vio que su mayor deseo era volar.. se hacia de día.. sus pies de hoja se soltaban por instantes de la rama, esa rama que había sido su sujeción durante toda su vida ahora dejaba de serlo.. se soltaba y no podía hacer nada, pero así tenia que ser la vida continuaba es parte del ciclo y a él se entrego.

 

Al alba, cuando el primer rayo de sol toco su cuerpo la pequeña sujeción que tenia se soltó…. comenzó a caer era consciente estaba despierta, su mirada estaba al cielo sintiendo esa sensación que anhelaba era feliz… volaba… En ese momento solo sentía gratitud en la pureza de su corazón, estaba feliz por los pájaros sus amigos por lo menos podrían realizar su sueño…

 

De repente, un soplo de viento comenzó a sujetarla, un cálido escalofrío recorrió su tallo y un volcán de sensaciones en una explosión de colores inundo todo su cuerpo de hoja, la madre en una inmensa compasión que la envuelve y el amor por todos sus hijos decidió regalarla ese soplo de luz y de creación, el viento paro.. se dio cuenta que podía volar donde sentía que quería ir se movía, iba sin más se dirigía hacia el cielo, sus movimientos eran gráciles y sutiles, hacia arriba hacia abajo de repente vio que la empezaron a rodear, eran sus amigos los pajaros, podía volar… !!! su sueño hecho realidad y voló… lejos hasta cruzar el mar.. en completa LIBERTAD!!!

 

En una reflexion se dio cuenta, que las cosas nunca son lo que parecen, a veces aunque se vean las cosas que llegan a su fin… que todo se termina.. eso solo es el inicio, el principio de otras !!! y si confiamos con todas nuestras fuerzas y seguimos nuestros sueños creyendo en ellos, se haran realidad, porque nada es para siempre, todo esta sujeto a cambios en la impermanencia…

 

SAT NAM WAHE GURU

Sat Nam

con amor Montse AlmaLuz

Cuentos de Otoño: La hoja que quería volar…. por Montse AlmaLuz

 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend