Home » Sabiduria y Conocimiento » Evolución » La Importancia de La Madre para El Anclaje Del Cuerpo de Luz en El Bebé

La Importancia de La Madre para El Anclaje Del Cuerpo de Luz en El Bebé

bebe_madre acariciando al bebe

El cuerpo Ka está hecho de la luz de las dimensiones superiores. Está por encima de las dimensiones de cuerpo astral. Tiene una vibración más rápida que la sustancia del cuerpo astral que es menos brillante pero mucho más densa. La principal diferencia entre Ka y el Astral (aunque ambos son luz) es que el Astral tiene una densidad que le permite cristalizar, y las cristalizaciones tienden a bloquear y distorsionar la luz. El Ka no puede cristalizarse como el Astral porque está vibrando demasiado rápido.

Para que su cuerpo sea capaz de encarnar las fuerzas superiores; la vibración física debe aumentar. La elevación de la energía sexual es esencial aquí, junto con la limpieza del sistema de meridianos o nodis.

El cuerpo de luz contiene diferentes tipos de luz que se mezclan. La mezcla se determina por su espíritu (conciencia superior) y se juntan de acuerdo con lo que el espíritu quiere hacer. El objetivo es purificar la capa astral y elevar la vibración de los cuerpos etérico y físico, encarnar más del cuerpo de luz y obtener que sus estructuras y sus centros de energía o chakras, estén equilibradas y funcionando correctamente.

Es posible explorar las dimensiones superiores, ya sea entrando por los chakras o elevando su conciencia y su Ka hacia arriba a través de la columna. Por supuesto, antes deben haberse limpiado los bloqueos energéticos.Cuanto más se asciende por la columna, mayor es la dimensión en la que estamos, por eso la Madre Divina quiere que trabajemos con la columna llenándola de luz blanca desde el chakra base hasta el chakra corona – moviendo la luz hacia arriba y hacia abajo.

De la novena dimensión hacia arriba es luz pura porque son los planos de la conciencia superior, desde la novena dimensión; la luz se vuelve un poco más densa, y así gradualmente en las dimensiones anteriores a la novena hasta que se convierte en lo que se llama Sustancia Astral que es aún luz pero más densa y su vibración es mucho más lenta que la luz en las dimensiones superiores.

Al enfocar la conciencia hacia arriba a través de la columna; puede el ser humano tomar conciencia de sí mismo en las dimensiones superiores. Los chakras nos conectan con otras dimensiones que contienen partes de nosotros mismos. La limpieza y la activación de los chakras, hará posible traer las Fuerzas de la conciencia desde sus respectivas dimensiones a su cuerpo físico, para su uso en el mundo físico. El objetivo de la meditación en los chakras conectados al ser superior; es limpiar sus cuerpos sutiles, y activar sus centros de energía para encarnar estas dimensiones superiores de sí mismos en el mundo físico. Una vez hecho esto usted puede experimentar sus aspectos dimensionales superiores, mientras está en un estado de meditación profundo elevando su conciencia desde la base de la Columna.

Cuando nace un ser humano, el cuerpo astral es muy claro porque sus sustancias han salido de las capas astrales más puras superiores. Por tanto, la conciencia superior del Cuerpo de Luz que ha encarnado en el bebé se experimenta a través de su cuerpo astral. Toda la inocencia, el amor y las virtudes positivas de un bebé son el resultado de su ser superior que brilla a través del cuerpo astral. Las características más específicas de la personalidad; son el resultado de las sustancias astrales que componen el cuerpo astral. La personalidad del bebé es una mezcla de su Ser Superior y sus cuerpos inferiores, así como los instintos, que son una parte del cuerpo físico del bebé y de las fuerzas de las dimensiones inferiores.

Según la Madre María en la quinta dimensión nacen bebés. El Ser Superior del bebé es un ser sensible y cariñoso. Ha venido desde un lugar de mucha luz de amor, de seguridad, y de sabiduría.

La vida en la Tierra es muy diferente a la de las ciudades de luz de la quinta dimensión. Tan pronto como nace una bebé hay una pequeña desconexión con su ser superior, lo que lleva al bebé a la necesidad de la madre con la que se siente nutrido y seguro. Cuando el bebé es huérfano o está enfermo en un hospital, llora muchísimo por el síndrome de hospitalismo – si no siente a la madre en su entorno, se verá claramente el dolor y la pena que el bebé siente. El cuerpo astral del niño comenzará a cristalizar para dejar fuera el dolor y esto en la práctica excluye a las energías más altas también.

Cada vez que el bebé siente emociones desagradables como el miedo, la angustia, el abandono; el cuerpo astral cristaliza aún más, para bloquear el dolor. Finalmente, el cuerpo astral se ha convertido en una estructura cristalizada que bloquea el dolor de la desconexión del espíritu que es su fuente.

René Spitz era un médico de origen austriaco psicoanalista. Uno de sus intereses centrales de Spitz era la infancia, concretamente el primer año de vida, y los factores que incidían en el desarrollo emocional y afectivo de los bebés. Él fue el primero que utilizó la observación como método de estudio de la infancia y la aplicó no sólo a niños enfermos y huerfanos, sino también en los que estaban completamente sanos. La mortalidad de los bebés hospitalizados que eran separados de sus madres era estadísticamente mucho mayor de la esperada, especialmente cuando habían sido ingresados tras haber establecido ya un vínculo afectivo con sus madres. Es decir, por más que los bebés fueran debidamente alimentados, aseados y medicados, si eran tratados fríamente, sin ninguna muestra de afecto, ni siquiera con el tono de voz, la tasa de fallecimientos era anormalmente alta. Spitz descubrió que los bebés así tratados, mostraban un cuadro similar a la depresión adulta, que incluía pérdida de la expresión facial, desaparición de la sonrisa, completo mutismo, pérdida de apetito, insomnio, pérdida de peso y retardo en las capacidades psicomotoras. Si la separación de la madre era breve (menos de tres meses) los síntomas parecían completamente reversibles: Bastaba con entregar el niño o la niña a su madre para que el cuadro remitiera con rapidez. Sin embargo, si la separación se prolongaba por más tiempo, los síntomas se agravaban, la tasa de mortalidad crecía y las consecuencias se volvían irreversibles: parecían quedar completamente incapacitados de forma permanente para entablar vínculos afectivos apropiados, limitación que no remitía tras la salida del hospital, ni en los años siguientes. Spitz llamó a este síndrome, Hospitalismo y su investigación supuso una seria advertencia acerca de la importancia del vínculo afectivo entre la madre y su criatura. Una vez que el vínculo se había formado, una ruptura prolongada de éste era fatal: Muchos bebés se dejaban morir y el resto no alcanzaba una normalidad.

El Hara es un portal que está situado en el ombligo, unos cinco centímetros hacia el interior. Es la puerta de entrada a la envoltura etérica que rodea el planeta. Hara significa “mar de energía” y esto es exactamente lo que es. El plano etérico es como un océano infinito de energía. El feto es alimentado a través del ombligo. Para que funcione bien hay que disolver los bloqueos energéticos en el vientre.

Cuando el cordón umbilical se corta, el bebé sufre un trauma debido al dolor físico que causa que su cuerpo etérico se cierre en este punto. El cuerpo físico cerrado desde el exterior como la piel curada juntos formando el ombligo y, al mismo tiempo el cuerpo etérico se cierra desde adentro, cortando la conexión con el Hara. El Hara es una puerta de entrada, al etérico. Para obtener energía desde el Hara, éste debe ser suavizado con la luz. El Hara es el centro del cuerpo etérico. Es alrededor de una pulgada de diámetro y es la puerta de entrada en el océano del chi. Alrededor del Hara y con ella como el centro hay un sobre de energía llamada el tan tien. Es una bola de energía etérica del tamaño de un balón de fútbol. Está lleno del Hara. Esta bola de energía interactúa con todos los órganos y especialmente los intestinos, ya que es donde la comida se convierte en energía. La energía se toma de la comida y se mezclaron en el tan tien o caldero antes de ser distribuidos en todo el cuerpo. Tener el Hara abierto y un completo tan tien es vital para la salud y la vitalidad. Desafortunadamente la mayoría de la gente tiene muchas Samskaras o bloqueos energéticos en esta área y la plenitud que se debe sentir en el tan tien está ausente. Esta es la causa principal de muchas adicciones, especialmente a los alimentos.

La columna es una estructura de luz que pasa directamente a través del centro de su cuerpo desde la parte superior de la Corona en el perineo (el área entre los genitales y el ano). Este tubo se extiende hacia arriba desde la corona a través de todas las dimensiones superiores y hacia abajo desde el perineo a través de todas las dimensiones inferiores. La columna es el canal central de su cuerpo de luz. Es a través de este canal que su conciencia puede moverse entre dimensiones con facilidad. Debido a la interacción entre el cuerpo astral y el cuerpo de luz, la columna está bastante bloqueada y puede tener problemas. Por lo general, está bloqueada en la parte superior de la cabeza y el perineo o base de la espina por lo que se hace difícil tomar su conciencia hacia arriba o hacia abajo de la columna y para desbloquearla y balancear los chakras la Madre nos ha enseñado a suavizar con la luz blanca en el chakra de la base de la espina y en el chakra de la corona.

Una vez que esto se ha logrado se hace fácil tomar conciencia y comunicarse con muchos aspectos de sí mismo de muchas dimensiones diferentes. La inmensidad de lo que realmente es, se conoce en cuanto usted tiene experiencia espirituales por llamarlas de alguna manera.

El cuerpo de luz es una estructura de luz de dimensiones superiores. Al igual que su cuerpo físico tiene órganos, sistemas, músculos huesos y otras estructuras físicas, su cuerpo de luz contiene varias estructuras de luz. Los chakras, el hara, la columna, los nodis y el MerKaBa son todas las estructuras del cuerpo de luz. Entre vidas, el cuerpo de luz es el vehículo utilizado para encarnar en cualquiera de las doce dimensiones. Para la encarnación en la tercera dimensión;el cuerpo de luz necesita un cuerpo astral. Este cuerpo astral encarna en la dimensión física a través de su interacción con el cuerpo etérico o ka. El cuerpo de luz que brilla a través del aura, encarna por el cuerpo astral. Es mucho más grande que el cuerpo astral, alrededor de él y por encima de él. Para que la luz se encarne en la materia; necesita algo para conectar a tierra y es el chakra que está por debajo de los pies. Un bebé es demasiado pequeño para contener realmente el cuerpo de luz y conectarlo a tierra y esta es otra razón espiritual de la crianza. Cuando el bebé está con la madre y ella es lo suficientemente abierta, ayuda al cuerpo de luz del bebé con su cuerpo. Así que mientras esto sucede, el bebé puede sentir el amor, que es una parte de sí mismo (su cuerpo de luz). Este es el principio de buscar el amor fuera de uno mismo. El bebé cree que el amor viene de su madre porque ella lo apoya. Sin ella el bebé no puede sentir su cuerpo de luz de la misma manera, ya que carece de la conexión a tierra necesaria para sostenerlo.

Cuando una persona crece y el cuerpo astral se encarna en lo físico, los Samskaras o bloqueos de vidas pasadas se activan junto con otros nuevos que se crean a través de trauma emocional. El cuerpo astral se vuelven mucho más estructurado y cristalizado porque bloquea el cuerpo de luz que no puede brillar a través del cuerpo astral. El cuerpo de luz está más arraigado ahora pero su luz es bloqueada por la estructura del ego. El cuerpo permanece en la luz, alrededor y por encima del cuerpo físico, sino en función de la estructura del ego de la persona, no se sintió con fuerza y lo que se siente se ve distorsionada por el astral. Mientras meditamos, el cuerpo de luz se tira en el cuerpo astral. Se crea un terreno y un espacio para la luz, ya que se intensifica, los samskaras del astral comienzan a disolverse. La razón por la que las sustancias astrales son capaces de cristalizar y permanecer de esa manera es debido a su vibración lenta.

Al elevar con amor la vibración del cuerpo astral del bebé; se comenzarán a romper la cristalizaciones que traiga de sus vidas anteriores y de esta manera el cuerpo de luz podrá brillar más en el cuerpo etérico o ka del bebé y su cuerpo de luz tomará conexión a tierra con la ayuda del cuerpo de la madre. Con Amor eterno Susannah

Fuente:http://esferadelaunidadmaitreya.blogspot.com.es/2014/10/la-importancia-de-la-madre-para-el.html

 

ESPACIO PATROCINADORES
PUBLICIDAD GOOGLE
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
Un comentario
  1. User comments
    ROSALBA DURAN VAZQUEZ

    Hola buenas tardes, si me interesa un tema sobre los maestros ascendidos que vi en el 2008- 2009sobre ello como enseña a subir los peldaños ponen el ejemplo como subir la montaña y llevar el equipaje.Por favor no se su nombre del articulo me lo pueden proporcionar aquí. Gracias.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend