Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Desarrollo Interior » La inteligencia corporal, tercera parte

La inteligencia corporal, tercera parte

 

inteligencia_corporal_energia_conciencia

LA INTELIGENCIA CORPORAL, TERCERA PARTE

Empezando a “Notar” los Sentimientos importantes

¿En dónde comenzar?

 

Cómo podemos saber cuáles sentimientos son importantes y nos están pidiendo que los notemos y atendamos? Generalmente son emociones más intensas, que surgen por los eventos diarios y que se notan más que los sentimientos habituales. Nos enojamos, nos sentimos solos, tristes, excitados o retados. De pronto algo nos toca y reaccionamos.

Pero también pueden existir otros sentimientos igual de importantes, que son más silencio

sos y que parecen estar ocultos. Estos permanecen en la trastienda  de nuestra conciencia. Como por ejemplo: siempre sentirse menos que, no ser tan bueno, tan atractivo o atlético que los demás. A veces existe una preocupación crónica acerca de nuestra salud, futuro o sobre alguna experiencia del pasado. Tal vez, es una escondida  añoranza que viene y se va, pero que siempre regresa una y otra vez.

Los sentimientos importantes interrumpen el flujo diario de vivir. Ya sea que soliciten una atención inmediata como una llamada en nuestra conciencia, ósea una sensación diaria que nos inquieta, como alguien desgarrando una puerta o un sentimiento  de que algo va a suceder. Sin importar si los  sentimientos son fuertes o débiles, positivos o negativos, hay algo  más de esa  historia esperando a pronunciarse  en nuestro interior. Esto es más que una curiosidad ocasional que necesita ser rascada. Los sentimientos importantes contienen una notificación o mandato, una  invitación o una necesidad no resuelta que está buscando tu respuesta.

Este tipo de sentimientos tiene una luz que parpadea en su interior. Empecemos tratando de comprender en dónde buscar tales uniones de sensaciones sentidas en tu interior.

Alguna vez te has dado cuenta cuando paseas por la calle como que algo que has visto te esta ´llamando y si lo observas, te das cuenta de que la mayoría de los que caminan a tu lado ni siquiera se han percibido de ello.

Esta experiencia representa un maravilloso pistoletazo de  partida para empezar a observar tu capacidad para notar ciertos sentimientos que parecen tener más historia o un significado especial en sí mismos.

Este es un mundo en la conciencia que está vivo en  tus propias conexiones corporales y nudos  personales.

Tu cuerpo te llama diciendo que algo está sucediendo en tu interior.

Hacia donde se dirige tu atención. Generalmente, es un sentimiento, emoción o sensación física intensos, o cuando menos, lo suficiente para hacerse notar y atraer tu atención hacia tu interior. Te permite saber que un enlace corporal ha sido activado. Esto es sólo el comienzo, algo que sirve para llamar tu atención.

Escuchar que suena el teléfono no significa que sabes quién o qué está del otro lado. Los sentimientos, emociones y sensaciones físicas son como el timbre sonando. Tienes que abrir la puerta o levantar el auricular.

El camino está en sentir esa sensación hacia adentro y no huir de ella, ese llamamiento representa la punta del iceberg.

 

Para adéntranos más en el trabajo vamos a efectuar tres breves ejercicios

Imagina que alguien a quien amas o has amado profundamente y te importa, te está esperando y en unos momentos te vas a encontrar con el (ella). Date cuenta cómo llevas en tu interior la sensación corporal de esa persona, el sonido de su voz, la imagen de su cara, su sonrisa, su olor, sus pequeñas manías, su pelo, tu contacto con su piel, etc…

“Toma unos momentos para notar en qué parte de tu cuerpo parece que cargas de manera más intensa a esta persona.

Pregúntate, ¿“está en mi pecho, plexo solar, cara, en todo el cuerpo, etc.?

“¿Hay alguna palabra, imagen o recuerdo que se conecte con eso o exprese mejor, mi sensación corporal acerca de esta persona?”

Toma el tiempo que quieras para saborear cualquier sentimiento que exprese tu sensación corporal de esta persona.

 Mantente en silencio y efectúa el ejercicio de la postura de colocar  el brazo sobre la cabeza y el otro sobre el estómago, significa que  una persona está escuchando a la inteligencia del estómago mientras trata de hablarle a la inteligencia de la cabeza. La persona está hablándole  a  la inteligencia de la cabeza y esta le está hablando a la inteligencia del estómago. Que te están diciendo los elementales de la cabeza y del estomago.

 

Vamos con el siguiente ejercicio

 Ahora, imagina que, tienes que encontrarte con la persona más difícil en tu vida, alguien que realmente te ha hecho daño, o que temes te pueda herir. Él o ella está cerca y la identificación se va a dar muy pronto.

Cierra tus ojos y nota lo que está sucediendo en tu cuerpo.

Pregúntate, “¿cómo carga mi cuerpo en mi interior a esta persona difícil?”

“¿En qué parte de mi cuerpo noto más el sentimiento de esta persona? Por ejemplo, en mi pecho, plexo solar, cara, garganta, en todo el cuerpo, etc.”

Pregúntate, “¿surge alguna palabra, imagen o recuerdo que mejor exprese cómo lleva mi cuerpo a esta persona, esta relación?”

Toma el tiempo que quieras para dejar que surja cualquier otro mensaje, imagen o recuerdo que exprese la conexión de tu cuerpo con esta persona.

 

SILENCIO Ejercicio de postura

 

La postura de colocar  el brazo sobre la cabeza y el otro sobre el estómago, significa que  una persona está escuchando a la inteligencia del estómago mientras trata de hablarle a la inteligencia de la cabeza. La persona está hablándole  a  la inteligencia de la cabeza y esta le está hablando a la inteligencia del estómago

Ahora toma el tiempo que necesites para notar la diferencia entre cómo lleva tu cuerpo a la persona que amas y cómo a la persona que tanto te ha herido.

Si tuvieras que utilizar alguna palabra o palabras para describir cómo tu cuerpo carga con cada persona, ¿podría sentirse que con cada una de ellas hay una más diferencia de sensación o sentimiento que con cada historia de relación tu cuerpo los conoce?

Deja algún tiempo para notar cuanto “más” o de la “historia” conoce tu cuerpo sobre de sentimientos importantes.

Nota que esto es un “más” que tu intelecto nunca podría captar plenamente en una palabra o concepto.

Debemos de darnos cuenta que TODOS nuestros sentimientos importantes tienen un “más”, o alguna historia, un significado, un mensaje que quieren que conozcamos. La práctica de notar nos abre una puerta para dejar pasar estos significados. La experiencia se convierte en nuestro enlace con este mundo del “Más” en todos nuestros sentimientos importantes. Cada vez que una historia oculta se abre camino, experimentaremos que cambia la forma  en el que las cargas de los sentimientos actúan en el cuerpo.Seguimos trabajando con las sensaciones

 

La “Sensación Sentida”

Alguna vez  has hecho las maletas  para un viaje y experimentado la sensación molesta de haber olvidado algo? Revisando tu lista, tratas de pensar qué podría ser, Pero nada aflora. Nada cambia.

Luego, te vas a la cama, das vueltas y más  vueltas repitiendo el mismo proceso una y otra vez.

Te dices “que sea lo que Dios quiera ”,. Poco después, cuando finalmente has dejado de de resolverlo en  tu cabeza y comienzas a quedarte dormido, de repente la conexión salta a tu conciencia.

Mi cámara de fotos  se la deje a mi hermano. ¿Qué pasa en nuestro interior cuando los pensamientos  se conectan con esa  incomodidad sentida en nuestro cuerpo? Hay un cambio interior, ¿no es así? Esa tensión interior se relaja. Ahora sabes qué ahora sabes que no solo está en tu mente, sino que tu cuerpo también lo ha sentido.  Eso es una sensación sentida en el cuerpo.

Una sensación sentida es como una moviéndose debajo de la superficie de nuestro vivir agitado. Las sensaciones sentidas son muy diferentes a pensar. Tu cuerpo sabía que habías olvidado guardar la cámara. Es por eso que te hizo sentir inquieto/a. Pero tu mente racional no pudo resolverlo. Este nivel de conocimiento es muy real, pero todavía poco claro para nuestras mentes pensantes. Así que lo llamaremos la “sensación sentida”. Las sensaciones sentidas incluyen sentimientos comunes, emociones y sensaciones físicas, pero son siempre mucho más. Las sensaciones físicas son en general más fácilmente reconocidas y conectadas directamente a algo en nuestras vidas. Sentimos miedo. Nos sentimos solos, felices o tristes. Pero una sensación sentida es más sutil y compleja. Sabemos que sentimos algo dentro de nuestro cuerpo, pero con frecuencia no sabemos bien todavía “qué” es o cómo se conecta.

“El cuerpo es un ser inteligente. El cuerpo recuerda, los huesos recuerdan, los órganos recuerdan, las memorias se instalan en imágenes y sentimientos dentro de las células mismas” Las sensaciones sentidas no son sólo sobre  lo experimentado en el pasado. ¡Contienen un tesoro increíble para el futuro! Cuando se les toma en cuenta y se las alimenta, las sensaciones sentidas  abren nuevas puertas.

Las sensaciones sentidas son enlaces vivientes grabados en nuestro cuerpo. Representan el mundo interno esperando ser descubierto. Pero, ¿cómo encontramos un camino donde esta  una historia más profunda, donde hay  conexiones dentro del conocimiento de nuestro cuerpo? ¿Dónde está el maestro que pueda mostrarnos el camino?

Es nuestro propio cuerpo que ya sabe el camino, ahí está el maestro. Psicológicamente y frecuentemente cuando se  hace el ejercicio con una persona a la que aman y con otra que es difícil, comúnmente escogen a la misma persona para ambos ejercicios. Muchas veces encaja en nuestra experiencia. ¡Alguien a quien realmente amas y te interesa, puede al mismo tiempo ser tierno y cariñoso, e irritante y inoportuno!

Es casi imposible para tu mente sostener unido como un todo, este conflicto. Sin embargo, el cuerpo normalmente hace esto con facilidad. Así que, es dentro de tu sabiduría corporal, dentro de tu “sensación sentida”, que puedes trabajar mejor con opuestos aparentemente irreconciliables, porque tu cuerpo es capaz de incluir ambas piezas juntas dentro de una sola experiencia. Tu cuerpo tiene una sensación del todo de una relación, del todo de una situación, del todo de tu experiencia.

Al ir desarrollando el trabajo de sentir, la sensación en el cuerpo, las preguntas que te debes de  hacer  son: “¿cómo se siente todo esto en mi cuerpo ahora?” “¿cómo  estoy cargando toda esta relación, esta  situación, este reto, mi emoción, mi soledad?”

Luego, permítete estar en silencio contigo mismo/a y escuchar el sonido de  lo que viene de una manera “sentida” en tu cuerpo.

Pero cuando te preguntas “¿cómo se siente todo esto dentro de mí?”, permite a tu sensación corporal interior ampliarse, esa sensación   que primero atrajo tu atención hacia tu interior.

También puede ayudar preguntarte, “¿esto me es familiar, o es ahora, date permiso  para dar un espacio interior y experimentar cómo se siente esa sensación “familiar” en tu cuerpo, hasta dónde pueda llevarte, y qué más  le añade a tu sensación corporal

Con frecuencia lo “familiar” se extiende en tu cuerpo hacia otras sensaciones. Por ejemplo, expectativas no logradas, comparaciones entre ti mismo con otros, promesas rotas, sueños no realizados, etc. También te puede conectar  con sensaciones más positivas – emoción, “corazonadas” de que estás en el blanco, un anhelo constante de algo que está justo por conseguirse  en tu vida, el recuerdo de una satisfacción o el sentirse cerca de lograr una meta.

El punto es que todo esto pasa en tu cuerpo, es muy parecido a las cuerdas de un guitarra.. Tú tocas una cuerda y otra vibra porque están “conectadas”. Hay resonancia, como cuando acercas un diapasón vibrando a otro que está quieto, y ¡milagrosamente el otro empieza a vibrar!

El siguiente ejercicio es sobre   recordar una experiencia de alguien que jugó un papel primordial y constructivo en tu vida. Pudo haber sido cualquier persona – un profesor, un entrenador, un buen amigo, un compañero de trabajo, un socio, un sacerdote, o quien sea.

Recuerda a alguien que haya hecho una diferencia significativa en tu vida y que no sea la misma persona que escogiste en el ejercicio anterior, que era una persona que amas. Toma un momento para entrar en silencio y sentir quién podrá ser esa persona. Cuando la hayas identificado, continúa

 

 ¿CÓMO LLEVO A ESTA PERSONA DENTRO DE MÍ EN ESTE MOMENTO?”

¿CUÁL ES MI SENSACIÓN CORPORAL DE “TODA” SU PRESENCIA EN MI VIDA?

  • Haz un silencio interior y toma tiempo para notar si tienes alguna sensación corporal de “toda” la presencia de esta persona en tu vida.
  • Toma más tiempo y espera pacientemente con cualquier sensación corporal que tengas, y toma conciencia si algo -tal vez una palabra, imagen o recuerdo especial- surge y encaja en la forma como llevas la presencia de esta persona en tu cuerpo.
  • Surge algo más en tu cuerpo que te muestre el impacto que esta persona ha tenido en ti con respecto a las opciones tomadas, relaciones iniciadas?
  • Toma tiempo también, para recordar si hubo cambios internos importantes en ti que pudieron ocurrir debido a esta persona. Por ejemplo, crecer en auto confianza, habilidades aprendidas, sueños creados, compromisos contraídos.
  • Aún en estas pocas posibles facetas de la relación, ¿pudiste notar físicamente la diferencia en tu sensación corporal de sólo pensar acerca de esta persona en tu mente, a de hecho sentir algunos de los efectos duraderos “del todo” de esta relación en tu cuerpo? ¿Existen otros efectos duraderos de esta relación que se sentirían bien notar y nutrir ahora, antes de que termines? Toma el tiempo que necesites para hacer esto. Luego, detente de nuevo para notar si algo más ha surgido, que encaje con la forma en que tu experiencia total de esta persona se siente en tu cuerpo.
  • Finalmente, permite un tiempo de cierre para agradecer como tu sabiduría corporal ha enriquecido tu conciencia de esta relación en tu vida.

Al aprender el lenguaje más profundo de experimentar la “sensación sentida” en tus sentimientos, ¡entras a un  viaje interior! Es un proceso. Hay movimiento. Desarrollo. Cada uno tiene una historia que contar. ¡Este es tu viaje interior personal! El el viaje del Héroe,  Nadie más puede hacerlo por ti. Tú eres el único que puede recorrer este camino dentro de ti mismo. Es tu llamada sagrada y sólo tu espíritu puede responder.

 

AUTOR: Mario Martinez, redactor de la gran familia de hermandadblanca.org

 

 

 

 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Mario Martínez
Terapeuta transpersonal Constelaciones Familiares DMC (desprogramación de la memoria corporal) Hipnosis, clínica y reparadora PNL EFT
ESPACIO PATROCINADORES
2 comentarios
  1. User comments

    lo siento te amo perdon gracias en ti confio borro memorias limpio suelto….luz

  2. User comments
    rodolfo castell

    HE TENIDO VISITAS RARAS DESDEHACE 10 AÑOS ALGUIE M PUEDE AYUDAR

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to friend