Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Desarrollo Interior » La Ira, emoción limitante

La Ira, emoción limitante

ira¿Cómo podemos manejar la crisis, el miedo, la ira y la inseguridad cuando vienen a nuestra conciencia?:

La Crisis, El miedo, La Ira y La inseguridad se confunden entre sí cuando se experimentan. La Crisis es la saturación de muchos miedos cultivados en la mente de aquellos individuos que creen no poseer la habilidad para ser creativos en momentos de tensión, pero sin darse cuenta llegan a resolver. El miedo es duda con respecto al futuro, se tiene miedo pues no se sabe que pasará, Hay expectativa.

La ira es una actitud derivada del miedo y se está demente cuando aparece, no se tiene información de lo que pasa, nos volvemos como locos porque algo o alguien no llenó nuestras expectativas. La inseguridad se manifiesta cuando tenemos miedo en sus distintas formas y cuando nos llenamos de ira pues se expresa a través de la manipulación; mostrándonos distantes para llamar la atención, como víctimas de todo para más tarde culpar a alguno de nuestra desgracia, siendo intimadores utilizando la amenaza verbal o física para someter a las personas o interrogando para más tarde criticar. A fin de cuentas las expectativas no se llenan ni se alcanzan a través de estos métodos.

¿De donde procede el mal genio, cual es su origen? Es simple, del empeño de que la gente o las cosas cambien para nuestro beneficio. Suele ser esa actitud, si el caso es el tuyo, deja el apego a que la gente o las cosas sean como tú quieres. Hay que practicar mucho para deshacernos de los malos hábitos.

Hay personas y cosas que no llenan nuestras expectativas. En esos casos el método a utilizar es simple:

Solo sonríe y suelta, que nadie tiene por qué llenar tus expectativas. Es Fácil, sólo hazlo.

Podríamos decir la Ira como: Un estado de demencia temporal y al mismo tiempo una reacción inmovilizante que se manifiesta cuando nos falla algo con que contábamos.

Cuando procuras tener siempre la razón o intentas engancharte en discusiones estériles para de alguna manera obtenerla, no haces sino hacer cada vez más fuerte ese comportamiento limitante dentro de ti, interrumpiendo el proceso de sanación para su eliminación.

Querer tener la razón no es beneficioso, es preferible soltar querer tener razón que quedarte con ella pues estarás vigilándola constantemente para no perderla y eso genera tensión corporal enfermando tu cuerpo más tarde.

A través de la ira podemos alcanzar algún fin, sí, pero la mejor manera o forma de alcanzarlo es MANIPULANDO. ¿Así pretendes llevar tu vida? Tú eliges.

Tipos de Manipulación:

1)        LA VÍCTIMA: Comparten con las personas las cosas horribles que le están sucediendo. De esta manera le dan a entender a quienes lo escuchan, que ellos son responsables de su desgracia, y que si no lo ayudan esas cosas van a continuar sucediendo. Les hace sentir culpa aun cuando saben que no hay ninguna razón para ello. De esta manera tratan de controlar y obtener tu energía desde un nivel más pasivo.

2)        EL INTIMADOR: Usan la amenaza verbal y física, de esta manera “la víctima” se ve forzada a prestarle atención por temor a que les pase algo malo y así le entrega su energía a través de la agresividad.

3)        EL INTERROGADOR: Se ponen a hacer preguntas y a sondear el mundo del otro con el propósito firme de encontrar alguna equivocación. Si es así, comienza a juzgar y criticar el mundo del otro. Si esta estrategia tiene éxito, la persona criticada se incorpora en su drama; de pronto comienza a sentirse tímida ante este ser y presta atención a lo que piensa y hace para no cometer ningún error susceptible a ser notado por él. Esta diferencia psíquica le da la energía que quiere.

4)        EL DISTANTE: Crea un patrón en su mente en el cual se retira y se muestra misterioso. Te dice que es cauto pero en realidad lo que hace es esperar que alguien se involucre en su patrón y trate de imaginar qué le pasa. Cuando esto ocurre, se muestra vago y fuerza al otro a esforzarse y tratar de discernir sus verdaderos sentimientos, al lograrlo le presta total atención y le envía su energía. Cuanto más tiempo te mantenga interesado e intrigado, más energía recibe.

Si recibes de un INTIMADOR serás VÍCTIMA.

Si recibes de un DISTANTE serás un INTERROGADOR.

Si recibes de un INTERROGADOR serás un DISTANTE.

Si recibes de una VÍCTIMA serás un INTIMADOR.

 Si recibes ABANDONO o FALTA DE ATENCIÓN, para llamar la atención recurrirás a Sondear, Espiar y por último a encontrar algo malo en las personas para conseguir atención y energía.

Sólo se necesita darse cuenta de la energía universal e infinita que es Dios y que puedes obtenerla gratuitamente y no tener que buscarla en otros con actitudes y comportamientos limitantes que frenan tu evolución.

Estos son algunos comportamientos limitantes que se expresan a través de la Ira: La crítica, desvalorarse, manipulador, inseguro, intolerante, desconfiado, celoso, arrogante, débil, terco, enfermizo, impaciente, deshonesto, cobarde, culpable y una serie de actitudes infinitas que maneja nuestro ego, tantas que no alcanzaría escribir aquí.

Si no tomamos consciencia de lo que realmente es la ira en nuestras vidas puede llegar a ser un comportamiento limitante en el cuerpo y además lo puede lesionar. Sí, la ira es debilitante, produce físicamente urticaria, palpitaciones cardíacas, migraña, cáncer, ulceras, insomnio, cansancio físico e incluso enfermedades del corazón entre otras.

¿A través de qué síntomas podemos ver aparecer en nuestro cuerpo, la ira?

Un síntoma notable es la falta de comunicación principalmente contigo mismo, con tu pareja, hijos, padres, compañeros de trabajo entre otros, pues psicológicamente acaba con las relaciones afectivas conduciéndote a la culpabilidad y la depresión. Estos dos últimos factores son el aviso que tu cuerpo te envía para que resuelvas tomar otra actitud y conscientices el amor en ti.

Para eliminar la Ira debemos: Déjala salir en formas que no perjudique ni tu salud ni la de otros, reemplázala por emociones gratificantes, sonríe, canta, camina e imagina que la dejas atrás, respira y llénate de la energía circundante pues cada vez que aparece la ira, es como que si hubieses descargado parte de tu energía vital dejándola o depositándola donde nada ni nadie la requiere.

Procura estar vigilante porque se puede utilizar la ira como forma de manipulación y quizá no te des cuenta de lo que haces pues no conoces el tema. Si, puedes manipular siendo intimador, víctima, distante o interrogador, pero no servirá a ningún fin. Eso sería como vivir en la miseria.

¿Cuál es la diferencia entre estar enfadado y molesto?

Cuando te enfadas no necesariamente estás lleno de ira, sólo observas neutralmente lo que paso, obtienes un aprendizaje, te haces responsable y sueltas el empeño de querer cambiarle la vida a los demás, las cosas las hace cada cual como deseen hacerlas y no es asunto tuyo el estilo que tiene cada persona con respecto a su proceder. Cuando te molestas te muestras limitante, lleno de ira y quieres que los demás llenen tus expectativas, las cosas deben hacerse como tú las haces.

A continuación te sugiero un ejercicio especial para manejarla y más tarde eliminarla.

Si, práctica hacer ruidos guturales durante 5 minutos todos los días y veras que dentro de un mes podrás experimentar la ira, y en tan sólo 5 ó 6 segundos, solo con recordar los ruidos, desaparecerá. A eso se le llama incoherencia, tu mente no entiende nada pues no dices nada, sólo haces ruidos. La mente, al no entender se queda en blanco y es en ese momento que puedes hacer afirmaciones que reprogramen el subconsciente, eliminando o corrigiendo tú supuesto comportamiento limitante. ¡En algunas ocasiones no has podido conciliar el sueno por estar pensando excesivamente en algún problema?, eso es coherencia, es un pensamiento infinito: el primero se relaciona con el segundo y después con el tercero y así sucesivamente. Haz este ejercicio (El Ruido) justo cuando te ocurra esto y verás que te dormirás en menos de 5 minutos. Este ejercicio en una meditación dinámica y lo recomiendo constantemente pues es efectivo.

Por último recuerda lo siguiente: Tú elijes, provocas, creas y permites todo lo que te sucede en la vida. Hazte responsable y desaparecerá la ira de tu vida.

Tú elijes, es tu decisión: Los Celos, La Crisis, El Miedo, La Ira, La inseguridad o un nuevo enfoque o proceso que te permita eliminar la necesidad hacia esas actitudes limitantes. Recuerda esto: Especialmente la ira es tan insignificante como el impacto que produce arrojar una gota de agua con un gotero en la inmensidad del mar.

Te ama, tu amigo Juan Ross.

 

La Ira, emoción limitante

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Eva (Redactora GHB)
Eva es una de las redactoras de la gran familia de hermandadblanca.org.
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend