Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Crecimiento Personal » La Maravilla y el asombro del todo – Parte 1 de 2 por Patricia Diane Cota-Robles

La Maravilla y el asombro del todo – Parte 1 de 2 por Patricia Diane Cota-Robles

Guardianes de la luz
Este es el artículo más difícil que he escrito alguna vez, simplemente porque las palabras no pueden expresar adecuadamente la maravilla de lo que ha sucedido. Desde el comienzo de este año, los Seres de Luz en los Reinos de la Verdad Iluminada han estado diciendo que el año 2009 es un punto de giro. Ellos dijeron que será el año al que se refiere a través de las Edades como el Momento Cósmico cuando las masas colectivas de la Humanidad cambiaron nuestro curso de orientación y reclamaron nuestro Derecho de Nacimiento Divino como Hijos Amados e Hijas de Dios. Aún cuando los Trabajadores de Luz alrededor del mundo escucharon esas palabras no creo que alguien haya llegado a comprender la magnitud de sólo lo que ellos querían significar.


Lo que voy a compartir con ustedes ahora es conocido a través de su Presencia YO SOY y es registrado en el interior de los más profundos recovecos de su corazón. No es algo nuevo que ustedes estén aprendiendo a través de este artículo. Esto es algo que personalmente experimentaron a través de la Presencia de Dios pulsando en su Flama Corazón. Pídanle a su Presencia YO SOY que los ayude a recordar a un nivel consciente la gloria de este acontecimiento. Permitan que la Flama de la Verdad en el interior de su corazón les revele a ustedes el milagro que ha ocurrido.


Para una mayor claridad, la Compañía del Cielo me ha pedido que les reitere un poco sobre la información que ellos han compartido con la Humanidad en el pasado. Su intento es ayudarnos a comprender el trabajo de base que está trazado en preparación para este momento. Mientras ustedes leen estas palabras, por favor pidan a su Presencia YO SOY que los ayude a “ver con nuevos ojos y escuchar con nuevos oídos.” Este glorioso acontecimiento ha estado en progreso durante milenios.


Al comienzo de la Era de Piscis, hace un poco más de 2,000 años, nuestro Padre-Madre Dios observó el progreso de sus Hijos e Hijas evolucionando sobre la Tierra. Esta evaluación le permitió determinar cuál debería ser la necesidad más grande de la hora para nuestro crecimiento espiritual y cuál debería ser nuestra próxima experiencia de aprendizaje para lograr ese objetivo. Este tipo de evaluación deviene al amanecer de cada Nueva Era. Es una parte natural del proceso de evolución en esta escuela de aprendizaje de terrenal.


Nuestros Padres Dios sabían que sus preciosos Hijos morando sobre la Tierra habían perdido nuestro sendero. Nosotros estábamos enterrados en la ilusión de separación y habíamos olvidado que somos Hijos Divinos e Hijas de Dios. No éramos conscientes de la realidad que todo lo que tiene nuestro Padre-Madre Dios tiene es nuestro.


La Humanidad estaba experimentando el dominio opresivo del dolor y sufrimiento insoportable. Esto fue causado por nuestras elecciones de libre albedrío y el abuso de nuestras facultades creativas de pensamiento y emoción, que ocurrieron como resultado de nuestra caída de la Gracia hace eones de tiempo. Ante los efectos de nuestra miseria, llegamos a la conclusión errónea que somos viles pecadores y gusanos en el polvo. Desde que nos convertimos en quienes creemos que somos esta creencia auto-destructiva nos estuvo catapultando en las profundidades de la oscuridad y la desesperación. Era bien claro que para revertir la espiral descendente de la Humanidad hacia el olvido, necesitábamos recordar la Verdad acerca de quiénes somos y reclamar nuestro Potencial Divino.


Se puso en movimiento un Plan Divino y un Amado hijo de Dios fue convocado desde el Gran Silencio. Este precioso Ser es uno al que llamamos Jesús, el Cristo. Jesús se ofreció como voluntario para encarnar en el Planeta Tierra para demostrar a los Hijos de Dios que estaban evolucionando aquí la Verdad de nuestra propia Divinidad. Fue elegido para anclar, a través de su ejemplo, el arquetipo para el regreso de la Humanidad hacia la Consciencia Crística. Una faceta crítica de su Misión Divina era modelar el sendero de Unidad y Amor Divino que es el único camino hacia el Hogar, al Corazón de Dios.


Durante lo que se refiere como “los 18 años perdidos,” Jesús estudió en las escuelas de misterio de la India, Tíbet, y Egipto. A la edad de 30, años cuando era ya tiempo para que él comenzara su misión de anclaje del arquetipo para el regreso de la Humanidad a la Consciencia Crística, él dejó constancia para que el mundo viera el primer paso imperativo del regreso del Divino Femenino, nuestra Madre Dios, el Espíritu Santo.


La Inteligencia Divina a la que nos referimos como Dios es un radiante campo de fuerza de pura Luz que abarca cada partícula y onda de Vida en toda la Creación. Dios es omnipotente, omnisciente y omnipresente. Dios el Alfa-YO–y el Omega-SOY-el comienzo y el final del YO SOY Cósmico. Dios es Todo lo Que existe.


Esta Inteligencia Divina pulsa con una polaridad masculina y una polaridad femenina. La polaridad masculina es nuestro Padre Dios. Este aspecto de Dios irradia una frecuencia azul zafiro de Luz que infunde a toda la Creación con Voluntad Divina, Poder y Autoridad. La polaridad femenina es nuestra Madre Dios. Este aspecto de Dios difunde una frecuencia rosada cristalina de Luz que infunde a Toda Creación con Amor Divino, Adoración y Reverencia por Toda Vida. La actividad de nuestro Padre Dios es la Exhalación de la Creación. La actividad de nuestra Madre Dios en la Inhalación de la Creación.


Cuando están en perfecto balance, la frecuencia azul zafiro de nuestro Padre Dios y la frecuencia rosada cristalina de nuestra Madre Dios se fusionan en una frecuencia insondable de Divina Luz. Esta pulsación equilibrada de nuestro Padre-Madre Dios es el Fuego Sagrado, conocido a través de toda la Creación, como la Flama Violeta de la Perfección Infinita de Dios.


Al comienzo la Flama azul zafiro de nuestro Padre Dios activó nuestros hemisferios cerebrales izquierdos y el centro del amor dentro de nuestros Chakras Corazón. Cuando estos dos Fuegos Sagrados se reunieron en nuestro interior en balance perfecto, la Flama Violeta resultante activa nuestros centros cerebrales espirituales.


Estos centros consisten de nuestras glándulas hipotálamo, pineal, pituitaria y los centros ganglionares en la base de nuestros cerebros. Cuando estos centros espirituales son completamente activados, nuestros Chakras Corona de iluminación se abren con una esfera de acción plena. El Fuego Sagrado asociado con nuestros Chakras Corona es la Flama de la Sabiduría de la Consciencia Crística de color amarillo dorado. Solamente cuando las polaridades masculinas y femeninas de nuestro Padre-Madre Dios están en equilibrio en nuestro interior y nuestros Chakras Corona están abiertos con plenitud, podemos alcanzar nuestro Potencial Divino como Hijos e Hijas de Dios.


Estas tres Flamas: la Flama azul de Poder, la Flama rosada de Amor y la Flama dorada de la Sabiduría están aseguradas en el interior de la Divinidad del corazón de cada persona. Ellas forman lo que es conocido como nuestras Triples Flamas Victoriosas Inmortales. Estas Flamas se vieron claramente pulsando en el interior del corazón de Jesús. Esa es la razón por la que el Sagrado Corazón de Jesús es delineado con una Flama resplandeciente en el interior de su centro.


Nuestras Triples Flamas Inmortales Victoriosas representan el verdadero significado de la Sagrada Trinidad: la Flama Azul del poder de nuestro Padre Dios, la Flama rosada del Amor de la Madre Dios–el Espíritu Santo y la Flama dorada del Hijo o Hija de la Sabiduría de Dios-el Cristo.


La faceta más trágica de la caída de la Humanidad de la Gracia es que cuando comenzamos a utilizar nuestros pensamientos, palabras, sentimientos y acciones para crear patrones de imperfección que resultaron en dolor y sufrimiento, cerramos nuestros Chakras Corazón para no sentir el dolor tan intensamente. Este evento horroroso bloqueó el portal a través del que el Amor Divino de nuestra Madre Dios, el Espíritu Santo ingresó al plano físico.


Este evento forzó a nuestra Madre Dios a retirar su amor a un mero goteo de su influencia original en nuestras vidas. Este desequilibrio causó que el hemisferio de nuestros cerebros izquierdos se atrofiara, que a su vez ocasionó que nuestros centros cerebrales espirituales se desactivaran y nuestros Chakras Corona se cerraran. Perdimos la Consciencia Crística y la percepción que somos Divinos Hijos e Hijas de Dios. También perdimos la conciencia de nuestra Madre Dios.


Con desesperanza, nos aferramos a una percepción distorsionada del Espíritu Santo. Supimos que era el Objeto de Consuelo Santo y la Naturaleza del Amor de Dios pero debido a que conocíamos la Verdad de la existencia de nuestra Madre Dios por más tiempo, pensamos sobre el Espíritu Santo como un aspecto masculino de nuestro Padre Dios. Por primera vez, comenzamos a utilizar nuestro poder masculino sin el balance de nuestro amor femenino. Esto produjo que fuéramos agresivos, belicosos, y dominantes cuando estábamos en los cuerpos masculinos y provocó la supresión de nuestro poder permitiéndonos ser oprimidos y dominados cuando estábamos en cuerpos femeninos. Podemos observar los horrendos resultados de este desequilibrio extremo hasta este mismo día.


La inversión de esta trágica situación que involucraba el anclaje del arquetipo para el regreso de nuestra Madre Dios fue el primer paso imperativo de la Misión Divina de Jesús. A la edad de 30 años el Amado Jesús vino a los bancos del Río Jordán y se sumergió en él en el elemento agua sagrada. El agua representa la capa emocional para la Tierra como así también los cuerpos emocionales para la Humanidad.


Una vez él estuvo en el agua y Jesús en una Ceremonia Divina ancló el arquetipo para el regreso de Nuestra Madre Dios, en representación de toda la Humanidad. En esa ceremonia, Juan el Bautista simbólicamente lavó los pecados del mundo bautizando a Jesús con el Amor de nuestra Madre Dios-el Espíritu Santo.


Todos hemos visto imágenes de Jesús parado en el Río Jordán con la Paloma del Espíritu Santo descendiendo hacia su Chakra Corona. En ese momento el hemisferio del cerebro izquierdo de Jesús fue llevado a un perfecto balance con su hemisferio del cerebro izquierdo. Sus centros cerebrales espirituales fueron activados y su Chakra Corona fue abierto plenamente. Cuando esto ocurrió Jesús se convirtió en el Cristo adulto a su estatura completa y su misión de modelar el Potencial Divino de la Humanidad como Niños Amados de Dios comenzaron en verdad.


Durante los siguientes tres años Jesús modeló el sendero de la Unidad y el Amor Divino que cada uno de nosotros debe seguir para reclamar nuestro regreso al Corazón de nuestro Padre y Madre. Jesús demostró nuestro Potencial Divino a través de los diversos Milagros que realizó y claramente reveló la Unidad de Vida a través de su dedicación y reverencia por TODA Vida.


Mucho de la misión de Jesús ha sido mal interpretada. El no vino a establecer una nueva religión. El vino para recordar a cada hombre, mujer, niño que somos Hijos Divinos de Dios. Su misión era demostrar esta Verdad de acuerdo a la forma en que él vivió su vida. Muchos creen que Jesús sólo era el Hijo Divino de Dios, el único Hijo concebido. Ellos creían que el vino a hacer todo por nosotros porque estábamos perdidos y somos almas depravadas. Ellos tienen la percepción incorrecta que si simplemente hablamos las palabras que afirmamos de que aceptamos a Jesús nuestro salvador personal, él nos salvará a nosotros. Esta creencia distorsionada está basada en emociones profundamente arraigadas de falta de mérito, pero no es ciertamente lo que el Amado Jesús nos enseñó.


El mensaje de Jesús era que la Divinidad en el interior de cada uno de nosotros-el Cristo-es el verdadero Hijo de Dios, el único Hijo o Hija concebido/a. El dijo hasta el final de su ministerio, “Estas cosas deberán hacer y aún cosas más grandes que éstas, ustedes realizarán.”



Estas son algunas de las declaraciones en la Biblia que también reflejan esta Verdad:



Y Jesús les contestó a ellos “No está escrito en su ley que yo dije “VOSOTROS SOIS DIOSES?”


“VOSOTROS SOIS DIOSES y todo lo que proviene de ustedes, ustedes son los Hijos de lo Más Elevado”


Y de los Romanos 8: 14-17, “Porque tantos son guiados por el Espíritu de Dios, ellos son los Hijos de Dios-el Espíritu mismo que da a luz la presencia con nuestro Espíritu de que somos los Hijos de Dios, entonces herederos, herederos de Dios. “ÚNANSE HEREDEROS CON CRISTO.”


A LA EDAD DE 33, Jesús logró las facetas finales de la Misión Divina. Treinta y tres es el número maestro que refleja el Cristo puesto de manifiesto. Hay muchos argumentos en este momento referentes a si Jesús fue crucificado en realidad o no y si él resucitó su cuerpo. La Compañía del Cielo ha confirmado que los dos eventos fueron vitalmente importantes para la consumación del Plan Divino de Jesús.


Contrariamente a las cosas que nos indujeron por culpabilidad y que frecuentemente nos cuentan, Jesús no fue torturado y crucificado para expiar los pecados de la Humanidad. Este concepto proviene de la creencia que somos pecadores despreciables y de tan de baja estirpe que afuera, alguien debe salvarnos. Esta creencia perpetúa la noción que nosotros somos incapaces de salvarnos a nosotros mismos, pero nada puede estar más lejos de la Verdad. En realidad nuestro Padre-Madre Dios nos dio a cada uno de nosotros el regalo del libre albedrío y a NADIE se le permite hacer esto por nosotros.


Perdimos la conciencia de nuestra propia Divinidad a través de nuestras elecciones de libre albedrío y el Mal uso de nuestras facultades creativas de pensamiento y sentimiento. En consecuencia, la única manera que regresaremos a la Consciencia del Cristo es a través de nuestros propios esfuerzos y siguiendo el sendero de Unidad y de Amor Divino que Jesús nos demostró.


Jesús estuvo de acuerdo en ser crucificado para probar al mundo que no existe nada que el ego humano caído pueda hacer que destruya la Divinidad en nuestro interior. Su crucifixión y resurrección demostraron que aún si el propio cuerpo físico es abusado, torturado y crucificado, el Cristo interno es eterno y vive en nuestro Cuerpo de Luz.


Se dice que Jesús perdonó los pecados del mundo y en una manera él lo hizo. Cuando Jesús estaba colgando de la cruz un Centurión atravesó su costado con una espada. Su intención era acelerar la muerte de Jesús y sacarlo de su aflicción. A medida que su sangre y la Fuerza de Vida fluían hacia la Tierra, Jesús dijo, “Perdónales Padre, porque no saben lo que hacen.” En ese instante a través de la Gracia de Dios, nuestro Padre-Madre Dios autorizó que la Ley del Perdón se iniciara por primera vez como la orden del Nuevo Día sobre la Tierra.


Antes de ese momento, los Hijos de Dios estaban supeditados exclusivamente a la Ley del Karma o a la Ley de Causa y Efecto. Luego que la Ley del Perdón fuera establecida sobre la Tierra, tuvimos otra opción. La Humanidad podía pedir perdón por el mal uso de nuestro precioso regalo de Vida y ser perdonado. Todavía estamos supeditados a la Ley de la Causa y del Efecto, pero ahora cuando reconocemos el error de nuestras formas, podemos pedir perdón. Esto nos permite ser perdonados sin tener que experimentar personalmente todo lo que creamos deliberada o inadvertidamente a través del mal uso de nuestros pensamientos, palabras, sentimientos y acciones.


Es importante que nosotros comprendamos que no somos perdonados simplemente porque Jesús estaba aquí como algunos creen. Somos perdonados si reconocemos nuestros errores, pedimos perdón y cambiamos nuestros patrones de conducta.


Luego de la crucifixión y resurrección de Jesús hacia su Cuerpo de Luz, Él todavía tenía una muy importante Verdad para revelar a la Humanidad. Era obvio que los Hijos de Dios habían sido abatidos en una consciencia de falta de dignidad. Jesús se dio cuenta que debido a esta baja opinión de nosotros mismos las oportunidades eran magníficas y que no comprenderíamos el ejemplo que modeló para nosotros, el ejemplo que cada uno debe seguir si vamos a regresar a la Consciencia Crística. Jesús sabía que nuestra falta de confianza en nosotros mismos era abrumadora. El potencial era grande para que entendiéramos mal su misión creyendo que él nos había salvado y que había hecho por nosotros las propias cosas que vino a demostrar que debemos hacer para nosotros mismos.


Así que la faceta final de la misión del Amado Jesús era claramente revelar a la Humanidad que él no puede hacer esto por nosotros y que no estamos a salvo simplemente porque él estuvo aquí. Jesús dejó un ejemplo para demostrar que no importa cuán dedicados somos hacia él y sus enseñanzas, cada uno de nosotros somos responsables de nuestro regreso a la Consciencia Crística. Para poder lograr esta faceta del Plan Divino, Jesús invocó la ayuda de sus Amados Discípulos.


Luego de la resurrección de Jesús, él permaneció en la Tierra durante 40 días. Durante ese tiempo demostró a los Discípulos lo que era experimentar la Consciencia Crística. Jesús expandió su Cuerpo de Luz y elevó a los Discípulos en consciencia para que ellos pudieran saber a qué se asemejaba convertirse en el Cristo.


En este estado elevado, los Discípulos recordaron su Herencia Divina como Amados Hijos de Dios y fueron capaces de realizar todos los milagros que Jesús realizó. Ellos rápidamente aprendieron las lecciones que les permitiría continuar la misión que habían comenzado por su Amado Hermano. Ellos se prepararon para desparramar la Verdad de la Divinidad Humana, y para enseñar el sendero de Unidad y Amor Divino que conduciría a la Consciencia Crística por cada alma en evolución.


Al final de los 40 días, fue el tiempo para que Jesús Ascendiera hacia la próxima fase de su misión. Cuando los Cielos se abrieron y Jesús Ascendió hacia los Reinos de la Verdad Iluminada, no fue posible por más tiempo sustentar a los Discípulos en la frecuencia elevada de la Consciencia Crística.

Cristologia 06

Dado que los Discípulos no habían alcanzado la Consciencia Crística a través de sus propios esfuerzos, una vez que Jesús retiró su Cuerpo de Luz ellos comenzaron a vacilar y tuvieron miedo. Los Discípulos se dieron cuenta que a pesar de su gran amor por Jesús y su dedicación hacia él y su misión, él no podía salvarlos o sostenerlos en la Consciencia Crística. Esto era algo que cada uno de ellos debería lograrlo por sí mismo. Lo que Jesús podía hacer era anclar los arquetipos para el regreso a la Consciencia Crística de la Humanidad y demostrar el sendero de Unidad y Amor Divino que debe seguir cada uno.


Durante diez días los Discípulos se debatieron con su predicamento. En el día 50 luego de la resurrección de Jesús, el día que ahora llamamos Pentecostés, los Discípulos se dieron cuenta lo que ellos deben hacer para lograr y sustentar la Consciencia Crìstica.


En ese día los Discípulos ingresaron a lo que era llamada la “Habitación o Cuarto Superior.” Esta en realidad era un estado más elevado de consciencia que cada uno de ellos alcanzó al consagrar sus vidas al sendero de Unidad y Amor Divino. En ese elevado estado de consciencia cada uno de los Discípulos abrió su corazón y desde las profundidades de su Ser invocó el regreso de nuestra Madre Dios a través de un Bautismo del Espíritu Santo. Esta vez, el Bautismo fue Fuego Sagrado en vez de agua.




En ese instante, el hemisferio cerebral izquierdo del Discípulo fue llevado a un balance perfecto con su hemisferio del cerebro izquierdo. Sus centros cerebrales espirituales fueron activados y sus Chakras Corona fueron abiertos a su máximo exponente. Todos hemos visto retratos de los Discípulos luego de su Bautismo por el Espíritu Santo en Pentecostés. Ellos se ven con una Flama que pulsa desde sus Chakras Corona reflejando que han recuperado la Consciencia Crìstica y que su misión de desparramar las enseñanzas de Jesús hacia el mundo estaba al alcance de la mano.


En ese día santo de Pentecostés, se les dio a los Discípulos lo que ha sido llamado “el don las lenguas.” Este es otro aspecto de la Era de Piscis que frecuentemente ha sido malinterpretado. El regalo de las lenguas no significaba que el Espíritu Santo hablaría a través de los Discípulos en sílabas ininteligibles y sonidos para que alguien los ensayara y los descifrara. El don de las lenguas era la habilidad para viajar por la faz de la Tierra y enseñar la Verdad de la Divinidad, de la Humanidad y el sendero de Unidad y Divino Amor a los pueblos del mundo en su propia lengua. Esto eliminó el problema de las barreras del idioma y aseguró la claridad del mensaje de Jesús.


Aún cuando todo el trabajo de base fuera cuidadosamente posicionado durante la Era de Piscis, Jesús sabía que pasarían milenios antes de que la Humanidad comprendiera realmente su mensaje y reclamara nuestro Derecho Divino de Nacimiento como Amados Hijos de Dios. El confirmó este conocimiento en las Revelaciones, cuando declaró: “En el Día del Séptimo Ángel, cuando el comience a resonar, el misterio de Dios será cumplido cabalmente y ya no habrá más tiempo”. El dijo que esto involucraría la Segunda Venida del Cristo.


La influencia predominante que inunda el planeta durante los 2000 años de la Era de Piscis, fue el Sexto Aspecto Solar de la Deidad. Este Fuego Sagrado es oro rubí y refleja las Cualidades Divinas de Paz, Sanación, Culto Devocional, Dirección de la Gracia, el Cristo trabajando a través de la personalidad y la Imagen Divina encarnada en la carne. Estas influencias fueron el apoyo perfecto que Jesús necesitaba a fin de realizar su Misión Divina.


La Era de Piscis fue el Día del Sexto Ángel. Jesús es conocido como el Príncipe de la Paz debido a estas influencias y su símbolo es el pez porque Él era el Avatar de la Era de Piscis que está representado por el pez.


Ahora nos movemos rápido hacia el Día del Séptimo Ángel, quien está empezando a resonar. Este Ángel está anunciando el Amanecer de la Nueva Era de Acuario.


Existe mucha información errónea sobre el término Nueva Era. Déjenme compartir brevemente con ustedes lo que realmente es una Nueva Era. No es una nueva religión, un movimiento, una filosofía, o el trabajo del diablo como algunos están declarando. El Amanecer de una Nueva Era es nada más que un intervalo de tiempo.


A medida que nuestra Tierra gira sobre su eje cada 24 horas, experimentamos un nuevo día. Mientras ella orbita alrededor del Sol cada 365 y ¼ de días, experimentamos un nuevo año. En esta órbita alrededor del Sol, la Tierra atraviesa los campos de fuerza de 12 constelaciones naturales, que forman nuestro zodiaco. Durante esta órbita anual, la Tierra y Toda Vida evolucionando en ella, son mantenidas en la Luz e influencian a estas constelaciones de 28 a 31 días. Estos son nuestros ciclos solares familiares: Capricornio, Acuario, Piscis, etc.


Además de estos marcos obvios de tiempo, la Tierra es parte de un acontecimiento celestial más inmenso llamado la Precesión del Equinoccio. Esta rotación del eje de la Tierra crea un movimiento contra agujas del reloj a través de 12 constelaciones en nuestro Sistema Solar. Esta lenta rotación del eje de la Tierra lleva entre 24000 y 26000 años en completarse. El movimiento de la Tierra es medido al punto donde el Sol pasa por el ecuador en el Equinoccio de primavera. Este punto se mueve alrededor de 52 segundos por año. Así que toma cerca de 70 años para que la Tierra se mueva un grado. Durante esta rotación, la Tierra es sostenida en el abrazo de cada constelación aproximadamente 30 grados, o 2000 años aproximadamente. Estos ciclos de 2000 años son a lo que nos referimos como las diversas Eras.


El Amanecer de una Nueva Era es un período que dura entre 150 y 300 años. Es una ventana de oportunidad durante la Precesión del Equinoccio cuando las energías de la Era que estamos dejando empiezan a menguar y las energías de la constelación hacia la que estamos moviéndonos, aún no se arraigan. Es durante este momento de calma de la energía que nuestro Padre-Madre Dios evalúa el progreso de sus Hijos y determina la necesidad colosal de la hora para nuestro crecimiento espiritual.


Desde la última parte de los 1800 hemos estado experimentado el Amanecer de la Nueva Era de Acuario. La influencia predominante para toda Vida en la Tierra durante este ciclo de 2000 años, es el Séptimo Aspecto Solar de la Deidad. Este Fuego Sagrado es la Flama Violeta, que refleja el equilibrio perfecto de las polaridades de nuestro Padre-Madre Dios. También reverbera con las Cualidades divinas de la Infinita Perfección de Dios, Misericordia, Compasión, Perdón, transmutación, Libertad, Justicia, el Poder de Invocación, la Ceremonia Divina y la Victoria.


Se debe al poder astronómico y poderío contenido dentro de las frecuencias de la Flama Violeta que el amado Jesús conocía que en el Día del Séptimo Ángel, la Humanidad al fin recuperaría la Conciencia Crística. A esto es a lo que Jesús se refería cuando El habló de la Segunda Venida de Cristo y el misterio de Dios siendo realizado


Él estaba dando a conocer el tiempo cuando los Hijos e Hijas de Dios en evolución en la Tierra revertirían los efectos adversos de nuestra caída de la Gracia. Este sería el tiempo cuando la Humanidad consagraría nuestras vidas al sendero de la Unidad y el Amor Divino, abriendo nuestros Chacras del Corazón, invocando el regreso de nuestra Madre Dios recibiendo un Bautismo del Espíritu Santo mediante el Fuego Sagrado. Este sería el tiempo cuando los Hijos e Hijas de Dios reclamarían nuestro Potencial Divino y se convertirían en Cristo maduro, en su total estatura, el momento en que aceptaríamos nuestra verdadera realidad como los únicos Hijos e Hijas de Dios concebido.


A causa de los sentimientos de falta de mérito de dignidad de la Humanidad, mucha gente cree que es una blasfemia pensar que cualquiera con la excepción de Jesús podía convertirse en Cristo pero en Verdad, Jesús vino a revelarnos que cada Hijo de Dios tiene el Potencial Divino de llegar a ser Cristo. Esto no significa que todos seremos iguales a Jesús. Cada Hijo de Dios es único. Cada uno tendremos nuestra forma individual de vivir y expresar nuestro Potencial Divino como el Cristo.


Durante más de 100 años, la Flama Violeta ha estado creando el impulso en este planeta. Esto causó un despertar gradual en el interior de los corazones y mentes de la gente orientada espiritualmente por todo el mundo. Entonces el 15, 16 y 17 de Agosto de 1987, experimentamos un fenómeno global que fue referido como la Convergencia Armónica. Este evento implicó un influjo de la Luz Divina que causó un cambio cuántico de energía, vibración y conciencia para cada partícula de Vida evolucionando en esta dulce Tierra.


Desde ese Momento Cósmico, la Tierra ha estado en movimiento ascendente en la espiral de la evolución a gran velocidad. Esto ha inspirado una miríada de actividades de Luz, que ha implicado los esfuerzos unificados de los Trabajadores de la Luz encarnados y a toda Compañía Celestial. Estos eventos han acelerado el despertar de la gente que está buscando la Verdad y aquellos que están buscando respuestas que revelarán su verdadero propósito y razón de existencia. Estas actividades de Luz han resultado en milagros más allá de las grandes expectativas del Cielo y ellas han catapultado a la Humanidad hacia la c consumación de nuestro Destino Divino.


Ahora es tiempo para el siguiente paso; es tiempo para que la Humanidad en masa despierte a la Verdad de quienes somos y por qué estamos aquí. Es tiempo para que cada Hijo de Dios reclame nuestro Derecho Divino de Nacimiento y recupere la Conciencia Crística. Es tiempo para la Segunda Venida de Cristo.




En el año 2008, alcanzamos una masa crítica de Luz en este planeta que permitió que los patrones de perfección para la Tierra Nueva fueran anclados en el plano físico. Este acontecimiento tuvo lugar durante el 21º aniversario de la Convergencia Armónica. Una vez que los patrones de perfección para la Nueva Tierra fueron anclados con seguridad, la Presencia YO SOY de cada hombre, mujer y niño en la Tierra, recibió permiso de nuestro Padre-Madre-Dios para expandir nuestra Triple Flama Victoriosa Inmortal.


Cuando la expansión de la Divinidad en cada corazón fue realizada en Dios Victoriosamente, nuestro Padre-Madre Dios concedió una Dispensación Cósmica diseñada para ayudar a que las almas más recalcitrantes recordaran su Divinidad y el sendero de la Unidad y Amor Divino que conduciría a la Conciencia Crística. Esta extremadamente rara dispensación le dio permiso a la Presencia YO SOY de cada persona sobre la Tierra para intervenir en nuestro proceso de despertar en una forma sin precedentes.


Nuestros Padres Dios determinaron que la gran necesidad de la hora era que los Hijos de Dios recordaran nuestra Divinidad y la Unidad de TODA Vida. Para asistirnos en esta decisiva faceta de nuestro proceso de despertar se puso un plan en movimiento en marcha. Nuestro Padre-Madre Dios emitió un Decreto Divino que demandaba que el Templo de la Primera Iniciación en los Reinos Celestiales fuera abierto para toda la Humanidad por un período de doce meses a fin de acelerar nuestro esclarecimiento e iluminación espiritual. Comenzando en Agosto del 2008 y continuando a través del 22º. Aniversario de la Convergencia Armónica en Agosto 2009, se le permitió a nuestra Presencia YO SOY para que nos acompañara en nuestros cuerpos más sutiles mientras dormíamos durante la noche, hacia el Templo de la Primera Iniciación.


No existe eso de que nuestra alma esté inconsciente, así que siempre dejamos nuestros cuerpos cuando dormimos. Esta vez fue diferente. Esta vez, la Presencia YO SOY de cada hombre, mujer y niño tenía una misión especial. Durante este ciclo de 12 mese, fuimos escoltados hacia el Templo de la Primera Iniciación donde nos enseñaron el proceso para regresar hacia la Conciencia Crística. La Primera Iniciación es la iniciación de la Unidad y Reverencia por TODA vida. Es el sendero que Jesús dio forma para nosotros durante la Era de Piscis. Lo hizo en preparación para este mismo momento.


Esta rara dispensación fue concedida a la Presencia Yo SOY de la Humanidad por nuestro Padre-Madre Dios debido a la urgencia de la hora. Debido a los milagros que se han llevado a cabo durante las dos décadas pasadas cada Hijo de Dios en evolución en la Tierra eligió a niveles más internos realizar lo que fuere necesario para avanzar hacia la 5ª. Dimensión. El problema es que muchas personas no se han dado cuenta a nivel consciente que han hecho esta elección. En consecuencia y debido a las creaciones erróneas humanas que han creado deliberada o impensadamente a través de sus estadías temporales en la tierra éstas son empujadas a la superficie para ser transmutadas en Luz y las personas se sienten temerosas y abrumadas.


La intención de la Dispensación Cósmica concedida por nuestro Padre Madre Dios es ayudar con esta situación. Cuando alcanzamos la Conciencia Crística, nosotros “distinguimos con ojos nuevos y escuchamos con oídos nuevos”. Desde esta perspectiva más elevada somos capaces de reconocer nuevas soluciones para las dolencias que existen a nuestro alrededor y comprendemos la importancia de tratar los desafíos de la vida desde una conciencia de Unidad y Reverencia por TODA Vida. Nuestro Padre-Madre Dios sabía de las oportunidades que serían presentadas a la Humanidad en el año 2009 y permitió este paso final de preparación para ayudar a las masas de la Humanidad a dar un salto cuántico hacia la Luz




CONTINUA EN LA PARTE 2 DE 2 – LA MARAVILLA DEL TODO


Patricia Diane Cota-Robles

New Age Study of Humanity’s Purpose

a 501 (c) 3 nonprofit educational organization


Website: http://eraofpeace.org


FAX: 520-751-2981;

Phone: 520-885-7909


New Age Study of Humanity’s Purpose

PO Box 41883,

Tucson, Arizona 85717


This article is copyrighted, but you have my permission to share it through any medium as long as the content is not changed and the proper credit line is included.


©2009 Patricia Diane Cota-Robles


The information in this monthly sharing is being given to Humanity by the Beings of Light in the Realms of Illumined Truth. The Divine Intent of these celestial sharings is to encourage, empower, uplift and inspire Humanity by allowing us to see the bigger picture during these wondrous but often challenging times.





Patricia Diane Cota-Robles

New Age Study of Humanity’s Purpose

a 501 (c) 3 nonprofit educational organization


Website: http://eraofpeace.org


FAX: 520-751-2981;

Phone: 520-885-7909


New Age Study of Humanity’s Purpose

PO Box 41883,

Tucson, Arizona 85717




Este artículo tiene derechos de autor, pero tienes permiso para compartirlo a través de cualquier medio siempre que se incluya los créditos correspondientes



©2009 Patricia Diane Cota-Robles




Traducción: Alicia Virelli


http://eraofpeace.org


ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
ESPACIO PATROCINADORES
4 comentarios
  1. User comments

    Gracias por esta maravillosa informacion. Donde puedo continuar leyendo la 2a parte.

  2. User comments

    Es un artículo muy esclarecedor y a la vez muy emocionante.

    Gracias,

    Pilar

  3. User comments

    Gracias por la simpleza y claridad que transmite este mensaje.Asi como lo es nuestra coneccion con nuestro Amado Padre Madre Dios y toda Vida..ES hermosamente Simple!

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend