Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Crecimiento Personal » La música como pilar para una espiritualidad infantil sana

La música como pilar para una espiritualidad infantil sana

 

20170505 kikio327154 id125547 imagen 1 - La música como pilar para una espiritualidad infantil sana. - hermandadblanca.org

El momento idóneo para acercar a los niños a la música y la espiritualidad, es a temprana edad.

La música es ideal para crear vínculos con la espiritualidad.

La música es la base para una espiritualidad sana en nuestros niños. Los estudiosos de estadística y mediciones sociales, aseguran que los países que promueven actividades musicales entre los infantes, presentan altos niveles de individuos felices. El desarrollo vinculado a actividades artísticas, facilita que el niño, alcance más rápidamente, una consciencia estética y de armonía con su espiritualidad.

Mientras más pronto iniciemos al menor en el mundo musical, más rápido veremos los asombrosos resultados. Algunos Pediatras afirman que permitir al bebé escuchar música, antes de nacer, a través del abdomen de su madre, generará en él, su futuro gusto por el deleite musical. Los grandes maestros de la música clásica, son una excelente opción para brindar a los chiquitines. Géneros como el Jazz y la composición zen, también promueven altos beneficios.

Desde luego podemos recurrir a cualquier género. Pero habremos de preferir los que demuestren virtuosismo en la interpretación, pues esto ayudará al niño a crear una consciencia de belleza estética y de excelencia musical.

20170505 kikio327154 id125547 imagen 2 - La música como pilar para una espiritualidad infantil sana. - hermandadblanca.org

Como cosa de juego. Así se inician los niños en el camino musical.

 

El grado de armonía y estética dela música que elijas para que escuchen tus niños, determinará su avance espiritual.

Mozart, era un gran compositor, que cuenta con mucho material ideal para que escuchen los peques. Sinfonías, conciertos para piano y violín, cuartetos, divertimentos y serenatas. El primer movimiento de su sinfonía # 40 y el concierto para piano y orquesta # 21, son perfectos para los niños.

Las obras de Tchaikovsky, específicamente su obertura 1812 y la música compuesta para el ballet “El Cascanueces”. Vivaldi y su primavera de las cuatro estaciones. Bach y su concierto de Brandemburgo # 3. Beethoven y el himno a la alegría de su novena sinfonía. Brahms y su danza húngara # 5. Dvorak y su danza eslava # 1, también encantan a los chiquitines.

Involucrar a nuestros hijos con la música no es un asunto problemático. Bastará con que ambientemos el área de juegos o la habitación de los niños, con estas bellas composiciones. Así, de forma natural, encontrarán su armonía y disfrutarán escuchándola.

Una vez alcanzados los dos años de edad, podremos determinar si los peques en casa, gustan de algún instrumento en particular. Será entonces el momento propicio para que inicien con clases de música y del instrumento elegido.

20170505 kikio327154 id125547 imagen 3 - La música como pilar para una espiritualidad infantil sana. - hermandadblanca.org

Si tu hijo expresa interés, busca una academia o maestro calificado para su instrucción musical.

Hoy sabemos que el uso de llaves tonales, facilita la elevación de la consciencia. En el caso de los niños, acercarlos de forma temprana a la música, ayudará en su proceso a futuro.

Ahora bien, es probable que nuestros hijos no se inclinen por la música al grado de desear tomar clases específicas. En ese caso, lo que podemos hacer, es programarles actividades rutinarias que involucren un ambiente musical adecuado. Por ejemplo, para los más pequeñitos, es ideal acompañar las horas destinadas a juegos y diversión con música. Para los que están ya en edad de asistir al colegio, la música clásica o suave (de preferencia sólo instrumental) crea un ámbito perfecto para el momento de cumplir con los deberes escolares.

Descubrirás que los niños se conducen de forma mucho más armónica. Su espiritualidad estará enmarcada por la tranquilidad y el equilibrio. Así se gestan niños emocionalmente sanos y muy comprometidos con el respeto a sí mismos, a los demás y al entorno.

Los pequeñines que tienen la costumbre de escuchar música, son por lo general, muy empáticos y creativos. Las notas musicales, combinadas de forma artística y estética, crean conexiones neuronales sólidas. Promueven el los infantes el razonamiento matemático y la solución de problemas. Y, referente a su cuerpo emocional, las vibraciones de las notas, alinean la energía de sus chakras y limpian de las impurezas acumuladas por el estrés cotidiano.

Fomenta en tus hijos el gusto musical. Siempre será mejor que dediquen su tiempo a escuchar buena música, en lugar de perder horas valiosas viendo programas sin contenido en el televisor.

20170505 kikio327154 id125547 imagen 4 - La música como pilar para una espiritualidad infantil sana. - hermandadblanca.org

De forma personal o en grupo, existen muchas opciones para acercar a tus peques a la música.

Sin importar el carácter de tus chiquitines, ya sean tímidos o protagónicos, ten siempre a su alcance música adecuada.

En la actualidad, muchos padres de familia, quisieran ver a sus infantes comprometidos con convertirse en estrellas de futbol o en empresarios exitosos. Sin embargo, el valor de la música en la vida de todos los seres humanos es tan importante, que no debemos descuidar ese aspecto. Y no olvidemos que, la formación musical e incluso su instrucción profesional, no está peleada con sueños deportivos o de otros ámbitos. Por el contrario, un niño que disfruta y entiende de música, tiene más probabilidades de destacar en las actividades que decida emprender.

Y la gama de posibilidades es infinita. La música clásica, el jazz o el new age, no son los únicos géneros. Todas las tendencias musicales pueden aportar valiosas contribuciones. Y al final, se trata de despertar en los pequeñines el gusto por escuchar música. La decisión del género, será meramente cuestión de gusto personal.

Pero definitivamente, iniciarlos en dicha formación, debe ir de la mano de los virtuosos exponentes de los primeros géneros. Aquellos que dedicaron su vida a entender la métrica y la armonía. Aquellos que estudiaron hasta el final de su vida, para poder componer las grandes obras maestras que regalaron al mundo y que siguen tan vigentes como cuando las crearon.

20170505 kikio327154 id125547 imagen 5 - La música como pilar para una espiritualidad infantil sana. - hermandadblanca.org

La espiritualidad y la consciencia de unión con todos y con todo, es la consecuencia de una vida acompañada por la música.

¿Recuerdas haber soñado con ser concertista de piano o estrella de rock, cuando eras niño?

Prácticamente ningún niño se resiste a “tocar” un instrumento que caiga en sus manos. Para las siguientes navidades o para el próximo cumpleaños de tu hijo, puedes considerar la opción de un regalo diferente. No necesitas gastar los ahorros de toda tu vida. Bastará con que le compres una flauta, un pequeño tambor, o incluso una guitarra de segunda mano. Todos estos instrumentos son económicos y pondrán al alcance de los niños un horizonte creativo, emocional y espiritual, insospechado para ellos.

Y si tú, como padre, tienes el don musical y sabes interpretar algún instrumento, es genial. Nada mejor para generar un vínculo afectivo y de disciplina con tus hijos, que el hecho de que seas justo tú, quien les enseñe a disfrutar la música.

20170505 kikio327154 id125547 imagen 6 - La música como pilar para una espiritualidad infantil sana. - hermandadblanca.org

Todos tenemos talento musical en potencia.

Deja que tus niños encuentren su espiritualidad y eleven su consciencia mediante la música.

Y los beneficios no terminan ahí. Imagina a tu hijo adolescente, siendo el alma de las reuniones o fiestas con amigos y compañeros de colegio. Si él sabe tocar la guitarra, recibirá admiración y respeto. Lo que se traducirá en buena autoestima. O visualiza a tu hija de quince años, invitando a la familia y amigos a escucharla en sus recitales de piano. Será el centro de atención y su formación musical le brindará una excelente actitud ante la vida.

Uno de los muchos beneficios de la disciplina que exige la música, radica en gestar personas responsables y comprometidas. Espiritualmente sanas y con una energía vital, tan luminosa como el sol.

Si no se te había ocurrido, piénsalo. No en vano se dice que la música es la voz de Dios.

 

Bendiciones para ti.

 

AUTOR: Kikio, redactora en la gran familia hermandadblanca.org

 

 

Para saber más:

La música para sanar cuerpo y alma. Descubre como se ha logrado

Video: Música para bebes en gestación. Mozart Adagio de Copas.

 

 

 

 

 

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Kikio (Redactora GHB)
ESPACIO PATROCINADORES

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend