Home » Mensajes del Cielo » La Nueva Tierra y la Ciudadanía Cósmica por Judith Kusel

La Nueva Tierra y la Ciudadanía Cósmica por Judith Kusel

nueva Tierra y ciudadania cósmica

Que haya paz en tu mente, tu corazón y tu entendimiento.

Que haya amor en tu corazón y tu ser al tiempo que lees esto.

Pues aquí está la verdad sin diluir de las Eras:

Ustedes crean su propia realidad y la manera como la viven.

 

En esencia, esto es lo que está sucediendo por todo el cosmos; su ser ha elegido encarnarse en este tiempo a fin de traer ciertos regalos, talentos y habilidades a la superficie. Por tanto, hónrenlos y vívanlos, y no se retraigan de dar de sí mismos al mundo.

Sí, hay muchos de ustedes que tienen lazos y residuos kármicos todavía por los que pasar: ésta es una vida en la que pueden liberar el 51% de todo el karma y pueden pedir que esto sea liberado y limpiado para que su ser pueda ser purificado y ustedes sean libres para asumir y entrar a un servicio más elevado para la humanidad.

Por lo tanto, comprendan que depende de ustedes verdaderamente elegir esta senda. Un gran número de seres se mueve a las sendas más elevadas y luego permite que los detractores, quienes no han despertado, pisoteen sus visiones, sus sueños y sus esperanzas y aspiraciones más elevadas, y luego regresan al estado de entumecimiento y olvido. Esto jala hacia abajo todo su campo energético, que se vuelve muy lento y cada vez más denso porque no se trabaja y transmuta el dolor emocional y la escoria acumulados.

Hay tanto temor en algunos que ellos no entienden cómo el temor tapona sistemas energéticos completos y luego los mueve a una existencia robótica de la que no pueden librarse porque ellos eligieron por libre albedrío vivir este tipo de vida — esclavizados al temor.

Sin embargo, por más que haya estos seres perdidos, recordemos que hay inmensos cambios en tantos – aquellos que han estado sosteniendo firmemente de verdad la Luz para el resto de la humanidad. Ellos están entrando cada vez más a un estado de Ser más elevado donde captan que uno es el capitán y maestro del propio ser, y por lo tanto, de su propia vida.

Aquí es donde uno tiene que estar consciente del ego negativo, esa voz que trata de jalar a uno hacia abajo al estado histérico de las masas. No crean esa ilusión; sí, ustedes siempre van a destacar con mucho, y sí, otros se aferrarán a ustedes pues los ven como un tipo de salvador y como alguien que está más iluminado que ellos. Sin embargo, ustedes no pueden permitir esto pues cada ser es responsable de su propio bienestar y del bienestar de su propio ser y la vida en su miríada de formas. Nadie puede jalar a otro a los estados más elevados del Ser – únicamente ellos mismos lo pueden hacer.

Este tiempo es verdaderamente ilustre en la historia del planeta Tierra. A medida que la Vía Láctea está elevándose en la escala evolucionaria, también lo está haciendo el planeta Tierra. Él no puede permanecer más en los estados bajos y no puede permitir vivir en su superficie a quienes lo están previniendo de ascender y de avanzar a estados evolucionarios más elevados. En consecuencia, tiene que limpiarse y purificarse a sí mismo y se despojará de quienes están atascando sus arterias y diseminando la enfermedad en su cuerpo porque no tiene otro remedio; él se está rejuveneciendo y está asumiendo una nueva forma, y la está reclamando. Por lo tanto, ustedes tienen que estar conscientes de la manera como están asistiendo y asimilando este proceso y cómo están contribuyendo al bienestar general del planeta y luego ascender en sincronicidad con él.

Sí, estos son los estados más elevados del ser que se están abriendo ahora cada vez más. Es un estado hermoso y precioso. Es un estado de paz interna y armonía, y ese sentimiento de integridad que trasciende tiempo y espacio.

Es hora de abrazar la ciudadanía cósmica y vivir dentro de las Leyes del Uno. No puede haber divisiones, no puede haber competención ni lucha — pues se le permite a cada uno a su propia manera brillar y simplemente ser.

Por lo tanto, no vean lo que su hermano o hermana está haciendo o no; eso no es asunto suyo verdaderamente. En vez de esto, vean cómo pueden asumir cada vez más la verdad de quién y qué son ustedes, sin achicarse.

Ustedes no tienen que encajar en la idea o normas de nadie. Están destinados a expanderse en cada momento y con cada respiro que dan a un estado evolucionario más elevado.

Ustedes están destinados a asumir cada vez más su verdad y autenticidad. Están destinados a asumir ese estado de Amor incondicional, sin importar cuán retados sean. Ustedes no van a perder ese estado; ese estado se volverá una manera más elevada de vida y de vivir.

Como ser cósmico, van a entender que reina la perfección. No hay correcto ni equivocado, simplemente maneras de expresión de vida. No hay necesidad de defender a nadie ni necesidad de estar en una comedia y predicar. Permitan que cada ser encuentre su propio camino a un estado más elevado de ser, y a su propio tiempo.

Esto no significa que no pueden prestar ayuda a nadie: — es más bien entender que ustedes pueden sanar a cualquier momento. Entonces ellos se pueden sanar a sí mismos. Hay quienes se aferran a la idea de la enfermedad, pues es una manera confortable de obtener simpatía. Tienen libre albedrío y elección.

Recuerden entonces que sí hay quienes desean jalarlos a su propia oscuridad porque odian la Luz. No permitan que esto los afecte. Hagan su limpieza y despeje a diario pues ustedes no saben qué vendrá en su camino, pero sepan que con cada nivel de existencia que limpien y despejen, inclusive el celular, el del ADN y la historia genética, el del linaje ancestral, son bendecidos pues ésta es una labor de servicio más elevada.

Mientras más hagan esto, más asisten al planeta Tierra pues así se abren los campos energéticos aún más y las energías ascienden, y a medida que se transmute la vieja y densa oscuridad a energías de luz pura, puede ser entonces reciclada y usada de maneras mucho mejores y más elevadas.

Comprendan que se está formando un nuevo estado de Ser — y que este estado de Ser se forma siempre desde profundo en el interior, no desde el exterior.

Pues el mundo externo fabrica ilusiones – y tratará de confundirlos y de mostrarles toda la dureza y el no perdonar del viejo mundo: ésas son sus últimas patadas y su manera de tratar desesperadamente de reclamar su poder y su control de regreso.

Recuerden quién y qué son ustedes y reclamen su Derecho Divino de nacimiento como un verdadero hijo o hija de Dios.

Permanezcan firmamente anclados en el Amor y la Luz – sin importar qué se está desplegando afuera en el escenario mundial a su alrededor – permanezcan allí firmes e inquebrantables, anclados en los firmamentos cósmicos mismos, y por lo tanto inquebrantables, inmovibles, anclados así en el Amor y la Luz que llenan cada parte de su Ser, y con una gran paz, contento y amor en su interior.

Sobre todo, sepan esto – que ahora ustedes se están anclando verdaderamente en la nueva Era Dorada – ¡no hay retorno!

Ésta es la Era del Corazón Dorado y la inmensidad de un estado nuevo y más elevado de Ser, firmemente anclado en el Amor, la Sabiduría y el Poder, la Flama Tríada de la vida misma según es personificada por la Divinidad.

(Judith Kusel)

Photo: Jean-Luc Bozzoli

 

LA NUEVA TIERRA Y LA CIUDADANÍA CÓSMICA   Publicado el 25 de mayo del 2014 ~ Judith Kusel

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Rosa (Coordinadora redacción GHB)
Rosa es una de las coordinadoras de hermandadblanca.org, responsable del equipo de redacción. Es todo corazón y una incansable buscadora de la verdad.
ESPACIO PATROCINADORES
2 comentarios
  1. User comments

    Doy fe de como comienza a fluir esta energía llena de luz…como corrientes de agua tal como manantiales que llegan al corazon para poder llenar el alma y tras regar cual planta del espacio regala su fruto el amor y así el espíritu se eleva en finas notas sutiles agudos sonidos cual esferas del cosmos y se produce la armonía. ..

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend