La percepción y nuestros patrones de creación

INTRODUCCIÓN

¿Por qué reaccioné así ante las palabras soeces de mi interlocutor? ¿Por qué no confío en las personas que me rodean? ¿Por qué siempre se cruza en mi camino gente que me lastima? 
Estas  son  sólo algunas de las clásicas preguntas del ser humano en su generalidad. Y pregunto,  ¿será acaso que es la mala suerte de algunas personas? ¿será tan sólo una percepción mental?  ¿será que hay alguna otra posibilidad escondida en lo más recóndito del laberinto del Fauno

Nuestros sensores

Inicio esta reflexión con otra pregunta más,  ¿alguna vez te has detenido a observar que el vehículo físico de los seres humanos,  con toda su fascinante complejidad y hermosura,  entre otras funcionalidades,  es un conjunto de sensores finísimos? Los ojos para ver,  los oídos para escuchar,  la lengua para saborear,  la piel para sentir y la nariz para oler. Además,  de los sentidos psíquicos que permiten percibir información más sutil. 
Bajo este contexto,  nos damos cuenta que el cerebro realiza una impresionante decodificación de toda esta información que en todo momento inunda nuestros sentidos o sensores.
Una vez de codificada esta información,  el cerebro la pasa a través de unos filtros formados por nuestras creencias y prejuicios adquiridos desde la niñez en casa,  la escuela,  la iglesia,  el colegio,  los amigos,  etc. Y son estos filtros los que en este escrito nos interesa ahondar. 
Dependiendo el círculo social en el que tú querido lector te desenvuelves,  encontrarás que les llaman de una otra manera: creencias subconscientes,  prejuicios,  modelos mentales,  etc. Lo importante ahora es tener claro de qué estamos hablando. 

EL MUNDO QUE PERCIBIMOS

En lo personal me gusta mucho el término “percepción“.  Si,  percepción.  Porque todo se reduce a la percepción que tengo del mundo que me rodea. Por ejemplo, si la información que recibo a través del sentido del tacto,  al pasar por el filtro de mis creencias, contratos y prejuicios, se genera una percepción de que es agradable,  entonces lo califico como algo bueno. De lo contrario, lo califico como algo malo.

La percepción del ser humano es lo que le permite calificar su entorno

¿Pero, que hay detrás de esa percepción? Detrás de esta, está la quintaesencia de mis creencias.  Ni más ni menos. 
Desde que nacemos en esta dimensión,  en este planeta,  comenzamos a absorber de quienes nos rodean sus prejuicios y creencias. Comenzando por el círculo familiar,  la iglesia y la escuela.  Y conforme vamos creciendo,  los amigos entran a ese grupo de influencia también,  así como la TV y demás medios de comunicación
Todos estos actores van formando en nosotros un filtro a través del cual aprendemos a ver e interpretar el mundo que nos rodea.  Y todavía más allá,  a través de este filtro,  creamos nuestra realidad día a día.  Increíble,  no te parece? 
Si tú,  amiga lectora,  crees que no se puede confiar en los hombres, ¿adivina qué  tipo de hombres se atravesarán en tu vida? O,  si tienes la convicción de que tienes mala suerte,  ¿qué tipo de circunstancias crees que atraerás a tu vida? 
Es fundamental comenzar a prestar atención a nuestras creencias,  y continuamente observarnos, y preguntarnos: ¿por qué reaccioné de esta manera ante esta situación? ¿Por qué me molestó tanto tal comentario? ¿Realmente creo que el dinero es bueno? O,  ¿me da miedo tener dinero porque me podrían asaltar, secuestrar o incluso matar? 
Si jamás nos cuestionamos,  jamás lograremos avanzar más allá de donde estamos

HERRAMIENTAS DE AUTODESCUBRIMIENTO

Afortunadamente,  hoy día existen muchas opciones para ayudarnos a descubrir estas creencias,  hacerlas conscientes y reemplazarlas por mejores creencias.  En lo personal creo que como en ningún otro tiempo,  hoy día tenemos una gran variedad de terapias alternativas que han demostrado ser de gran ayuda en este autodescubrimiento
Con el autodescubrimiento rompemos las cadenas que limitan nuestra percepción
Por ejemplo, la Terapia de Respuesta Espiritual (TRE), permite investigar a fondo en el subconsciente, bajo la dirección de Yo Superior todas aquellas creencias, programas, votos, contratos, etc. que están limitando nuestra vida. Otra terapia que también funciona muy bien para limpiar todos estos patrones de pensamiento es la terapia de Kunanik. En esta terapia se trabaja en toda la zona del abdomen, el cerebro emocional, para deshacer los nudos emocionales que condicionan los patrones emocionales. Otras terapias son Hipnosis Clínica, Masaje Atlante, diversas terapias angelicales, y la lista podría seguir y seguir.

CONCLUSIÓN

Estoy convencido que el Universo ha puesto al alcance de toda la humanidad una gran cantidad de herramientas para que logremos sanar y elevar nuestra vibración y estar listos para el cambio vibracional de nuestro planeta Tierra.
Hombre conócete a tí  mismo y conocerás a los dioses!
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Omar Soto
2 comentarios
  1. User comments
    Guadalupe romo vazquez

    Mi comentario no es muy bueno aserca del tema que EH leído pero ay similitud con lo que pienso personal mente

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to friend