Home » Mundo Espiritual » Actualidad Espiritual » Educación » La primera obligación de los alumnos. Secreta Oración.

La primera obligación de los alumnos. Secreta Oración.

         Hombre de luz

 

 

 

 Antes de dar paso a la lectura de lo que está escrito, yo voy a hacer unas cuantas notas breves. Estos conocimientos, que podéis adquirir en una escuela oculta, afectarán no solo vuestra vida presente, sino también vuestra vida futura. Estos conocimientos os serán útiles no solo ahora, sino a lo mejor por miles de años desde ahora por delante.

 

            Cada escuela oculta, o sea la Gran escuela oculta Divina, está acompañada de grandes dificultades. Y no es tan fácil que el hombre llegue a ser alumno de una escuela oculta. Vosotros podéis pasar en esta Gran escuela tan solo como oyentes. Porque alumno es solo aquel que puede trabajar con los deberes de esta escuela Oculta, así como el matemático debe saber todas las reglas de la matemática para trabajar con los deberes complejos, y el músico – con los ejercicios complejos en la música. El alumno siempre debe saber su posición en la Escuela, él no debe hacerse ilusiones.

 

PUBLICIDAD GOOGLE

            La primera regla en una escuela Oculta es: el alumno debe tener una gran humildad, no pasividad, sino humildad en esta gran idea que lo Eterno, lo Ilimitado no puede caber en lo limitado. Él no debe hacerse la ilusión que en esta cabecita pequeña, dentro de este cerebro pequeño podrá caber todo el conocimiento secreto – por el momento esto es imposible. Se hace una comparación que el cerebro humano tiene una gran capacidad para adquirir grandes conocimientos. Esta comparación es la siguiente: si unimos todo el conocimiento actual (podemos meterlo en noventa libros grandes como la Biblia) y si lo imprimimos en las células de nuestro cerebro, todavía quedará sitio para 900 libros más como estos. Así que tomad 90:900 y veréis cuál es la correspondencia – 1:10; entonces, el hombre ni siquiera ha llegado hasta la mitad de su estudio.

 

            El alumno en esta escuela Oculta debe saber dónde está su sitio. Él debe saber que los alumnos del nivel más bajo se distinguen de los alumnos del nivel más alto por conocimiento, o sea, que su conocimiento y fuerza en comparación con aquel de los avanzados es nada. El ser humano en un aspecto puede saber, pero en otro aspecto no sabe. Ahora, esto no debe servirles para desánimo, pero el que quiere estudiar debe saber esta cosa. Y de nuevo os voy a repetir la idea: la gente envejece, solo cuando piensa que lo sabe todo. El que quiere envejecer, esto es muy fácil, en el día en que tú piensas que lo has terminado todo, tú has envejecido. Y para que te rejuvenezcas pensarás que sabes muy poco, empezarás a recibir como un niño. A tal vejez yo le llamo prematura. Por eso deseo que todos en la Escuela seáis jóvenes. Y que seáis jóvenes significa que penséis que ahora empezáis la Gran enseñanza Divina.

 

            La enseñanza que el mundo da es un prefacio de la enseñanza Divina. Cuando terminéis todo en el mundo – la primaria, la secundaria, el bachillerato, luego la universidad -, os haréis especialistas y llegaréis a ser el hombre más sabio, esto es solo un prefacio del conocimiento Divino que debéis empezar. Por lo tanto, si vosotros habéis adquirido este prefacio, podéis llegar a ser un buen alumno en la escuela Divina. Por eso yo recomiendo a cada uno que adquiera cuanto más puede del conocimiento mundano. Porque alguien dice: “A nosotros conocimiento mundano no nos hace falta, sino Divino”. Si no tienes lo mundano, no puedes adquirir lo Divino; si lo mundano te es difícil, lo Divino es miles de veces más difícil. Ahora, en una universidad contemporánea pagan una tasa de 800 levas, pero en una enseñanza Divina con 8000 levas no puedes entrar, y con 10.000 levas no puedes entrar, y con 20.000, y con 100.000, y con 1.000.000, y con 10 y con 100 millones no puedes entrar, y con un millar no puedes entrar. ¿Comprendéis? Si es por dinero, con dinero no se puede redimir. En la escuela Divina vas a empeñar tu corazón y tu mente, y la voluntad quedará tuya. Y entonces redimirás tu corazón y tu mente, para que muestres que tan héroe eres. La voluntad quedará para ti, pero la mente y el corazón – ahí -. Y por eso las Escrituras dicen: “¡Hijo mío, dame tu corazón!” El corazón lo empeñarás. Por supuesto este empeño no es como empeñan en el mundo.

 

            En cada escuela oculta os acercaréis con toda vuestra veneración. Esto es algo interno. No vais a andar desaliñados, pero ahí, cuando entre el hombre, debe tener toda la nobleza de la mente y del corazón – que sepáis que este es uno de los trabajos más grandes y más nobles que hay. Y sobre los conocimientos, sobre este material que el alumno va a adquirir, descansará su felicidad, puesto que él edificará su vida futura y su hogar futuro sobre estos conocimientos suyos. Algunos dirán: “¿Sin estos conocimientos no se puede?” – No se puede. Podéis entrar consciente o inconscientemente, pero de todas formas vais a pasar por la escuela Divina y vais a terminarla. Solo que algunos han entrado sin saberlo y otros saben que han entrado en esta Escuela. La gente religiosa dice: “A nosotros muchos conocimientos no nos hacen falta”, o sea, “Nosotros y sin escuela oculta podemos pasar. Esto sobreentiende que ellos pasarán esta Escuela inconscientemente. Alguna gente la pasará consciente y otra – inconscientemente. Y os voy a decir por qué: los alumnos cobardes los pasan por el puente por la noche, que no vean, y los que no tienen miedo – por el día. A los cobardes les ponen vendaje en los ojos. Y cuando alguien dice: “¿Sin esta Escuela no se puede?”, yo digo: se puede, pero con vendaje, y también se puede sin vendaje.

 

            Luego, la regla dice que nosotros no queremos mucho, lo contrario – lo que requerimos es muy poco. De cada alumno queremos que aparte una hora de su tiempo al día. Siete días por una hora al día – siete horas de trabajo –. Y además esta hora del tiempo, que la vas a perder en algún lugar, que la dediques a esta ocupación – y esta hora la dedicaréis conscientemente, por Amor –. Yo de nuevo os diré: si vosotros trabajáis sin Amor, nada os va a aprovechar. La regla de la escuela Divina dice que el conocimiento debe adquirirse por la ley del Amor; si adquieres un conocimiento sin Amor, él no te va a ser útil. Y el Apóstol Pablo en su carta a los Corintios dice: ….Si lo hacemos con amor, nos aprovechamos.

 

            Ahora, en esta escuela Oculta, vosotros vais a familiarizarse con todos los sistemas religiosos, posiciones, leyes – por qué han aparecido las religiones, en qué condiciones, etc. Y entonces estos malentendidos – si estamos del lado correcto o del lado incorrecto – no estarán. Desde el punto de vista oculto, nosotros reflexionamos de otra manera sobre lo recto y lo incorrecto. Desde el punto de vista de la escuela Oculta el derecho actual es falta de derechos. Y cuando alguien os dice: “¿No hay derecho?…” ¡Derecho! Vuestro derecho desde el punto de vista oculto es falta de derecho. Y por lo tanto, para que tengamos una percepción correcta de esta Gran evolución Divina de las cosas, debemos tener este conocimiento verdadero, una comprensión verdadera, y entonces podremos observar las cuestiones filosóficamente. Nosotros no tememos a las preguntas. Algunas preguntas podemos solucionarlas muy fácil, pero otras preguntas las dejamos sin respuesta. ¿Por qué? – Porque en cada una de las escuelas ocultas, cada pregunta debe observarse a su tiempo y no a destiempo. Hay preguntas que se hacen a destiempo. Se hace la pregunta si existe el Señor o no. Esta pregunta no está a tiempo. ¿Hay vida futura o no? – Y esta pregunta tampoco está a tiempo. Porque yo, – que vivo al mismo tiempo en este y en el otro mundo –, ando y converso con todos estos Ángeles, pero si me preguntan si hay Ángeles, yo me callo. Alguien me va a convencer que esto es tonto – yo de nuevo me callo, veo lo que es tonto. Alguien pues, preguntará: “¿Tú ves esto?” ¿Y tú comprendes esto lo que preguntas? Tanto como tú tienes derecho de dudar en mi punto de vista, tanto yo tengo el derecho de dudar en tu comprensión. Y dos fuerzas en dos direcciones contradictorias una hacia otra, mutuamente se destruyen. Pero mira, a tales preguntas hechas en la escuela Oculta: “¿Cómo debemos vivir?, ¿cómo podemos mejorar vuestra vida?” – a esto la escuela Oculta puede responder. “¿Cómo renovar nuestra vida, cómo desarrollar nuestra mente, cómo purificar nuestro corazón, cómo desarrollar nuestras fuerzas espirituales?” – a todo esto se responde directamente, se dan métodos.

 

            Aquellos que entran en la escuela deben saber que son alumnos, y el alumno debe ser sin prejuicios – él debe ser limpio como una ropa lavada. Solo la gente vieja, que ha vivido largo tiempo en el mundo, dice: “El hombre no debe ser tonto”. Y desde el punto de vista Oculto nosotros preferimos ser tontos en cierto aspecto. Así que cada uno de vosotros debe abandonar sus prejuicios. Y si de esto, lo que se enseña, no se logran resultados, él mismo va a hacer su conclusión. Pruebas pequeñas, microscópicas – trabajos grandes no vamos a hacer. Os diremos que sembréis un grano de trigo y luego os voy a preguntar si ha crecido. – “Ha crecido”. Luego ¿cuántos granos dio? ¿Maduró? ¿Es real este grano? Porque aquello que ocurre con un grano de trigo, lo mismo ocurre y  con diez millones como este.

PUBLICIDAD GOOGLE

 

            No vais a esperar resultados de golpe. Alguien, cuando entra en la Escuela, piensa, que va a tirar la cortina y que de repente todo se va a arreglar. El que piensa que va a levantar la cortina de repente, yo le prevengo que no pierda su tiempo. Así que tendremos que comprendernos – que no digan algunos: “Pero yo que pensaba”. Si pensáis en cosas grandes, yo os voy a mostrar el sitio donde podéis ir para eso – ahí se adquiere  mucho.

 

            Y así de primera mano nosotros vamos a dar paso al estudio del hombre integral – el hombre actual tal como es, que lo estudiemos en esta fase suya, con estas fuerzas que se desarrollan en su organismo, que se manifiestan en su mente, que actúan en su corazón y que se realizan en su voluntad. Y después que estudiemos el hombre de esta manera, nosotros vamos a pasar entonces en otra región, más amplia y más agradable. El estudio del hombre en algún aspecto es agradable y en otro aspecto – desagradable. Cuando estudias el lado positivo del ser humano – es agradable, cuando estudias sus lados negativos es muy desagradable. Y cada alumno debe ser muy valiente y decidido. Que estudiemos el hombre, esta es una cosa difícil. Os pondrán en una escuela oculta y os van a mostrar los lados positivos y negativos de vuestro carácter, como si estuvierais delante de un espejo – que veáis los pensamientos. Y en tal examen no sé, pero vuestra temperatura bajará por lo menos 35 grados bajo cero, os vais a enfriar y no tendréis ganas de vivir. Y por eso en la antigüedad muchos alumnos enloquecieron. Pero nosotros no vamos a hacer esto. En estas escuelas, donde se da mucho, el hombre sale, o bien con mucha mente, o bien sin mente – este es un juego de azar –. Y el método que nosotros vamos a utilizar, es uno de los más inofensivos. Pero cuando digo inofensivo, que no penséis que vais a pasar fácil – aquí también vais a empeñar vuestra mente y vuestro corazón. Ahí hay cajoncillos y llaves, y cada día, cuando decís: “Quiero mi corazón de vuelta” podéis abrir, cuando queráis, y tomar vuestra mente y vuestro corazón. Y la otra manera – donde mucho se adquiere, esto está en otra clase –. Y entonces, cuando termines la escuela, llegará el Gran Maestro y Él mismo te abrirá. Y si vosotros me preguntáis acerca de los locos contemporáneos, de por qué la gente chiflada es así, todos ellos son alumnos de tales escuelas, no han terminado. En primer lugar pondréis en vuestra mente el pensamiento: “Debemos terminar la escuela de cualquier manera que sea”. La religión dice: “Debemos hacer la Voluntad de Dios”, y nosotros decimos: “La Tierra es una escuela y ella debe terminarse de cualquier manera”.

 

            Ahora, ¿quién de vosotros puede leer bellamente? ¡Que se lean los temas! (Hermano Bélev lee).

 

            Ahora vais a determinar una comisión, la cual después de que lea todos los deberes sacará algo en común. De todo esto vais a sacar las cosas más importantes y haréis una definición común – cuál es la mejor mente. Podréis empezar de ahí: la mente y sus conexiones con el mundo material, sus diferentes cualidades en la Naturaleza, etc. ¿Quiénes entrarán en esta comisión? Vosotros podéis elegirse, para vosotros 14 es el mejor número – 7 hermanos y 7 hermanas. Vosotros los elegiréis, es un asunto vuestro. (Silencio). Entonces yo elijo a los hermanos Tólev, Bélev, Rúschev, Rádev, Cólev y Radoslavov, y de las hermanas – Nediálkova, Zdrávka Popóva, Spiridónova, Stoyánova, Dónkova, tía Gina, Ivanóva.

 

            Ahora, aquí se requiere habilidad para sacar los pensamientos importantes, porque esta definición común que vais a hacer, todos la vais a estudiar y todos los alumnos la van a re-escribir, para que lo tengan. Que esto sea algo bello. Lo leeremos aquí y lo someteremos a voto, para ver si todos lo aprobaréis.

 

Secreta oración.

Cuarta lección del Maestro, dada delante de la clase oculta General, el 16 de Marzo de 1922, jueves, a las 19:30 h, Sofía.         

ESPACIO PATROCINADORES
ESPACIO PATROCINADORES
Sobre Jorge (Coordinador GHB)
Jorge es uno de los coordinadores de hermandadblanca.org, uno de los silenciosos fundadores del proyecto en el año 2006. Meditador y apasionado del desarrollo de la auto-consciencia.
2 comentarios
  1. User comments

    hola Adriana
    gracias por compartir este mensaje; pero me quedo con una especie de “desilución” porque pensé que de verdad estaba en esta clase… pero tiene fecha de 1922 ¿?… quisiera saber si habrá continuidad de estas clases o solo fue una muestra de lo que se dio en ese tiempo?…

    Pero me sentí muy involucrada, como si yo misma estuviera en la clase.
    Gracis

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend