Home » Vida Consciente » Desarrollo Transpersonal » Desarrollo Interior » La Sabiduría: de la iniciación a la ascensión. Por Djwal Khul

La Sabiduría: de la iniciación a la ascensión. Por Djwal Khul

Ascension Humana

El aforismo oculto amar, saber, osar y callar, tiene un significado especial aún no revelado y sólo me es posible dar una simple indicación. ”  Djwal Khul 1934

SABER, OSAR, CALLAR Y AMAR, serán los cuatro filtros a través de los cuales describiremos el sendero que conduce a la ascensión. 1988 (1)

El tema de estudio será desarrollado de una manera simbólica en cuatro grandes fases: a una le llamaremos SABER, a la otra la llamaremos OSAR, en la tercera la denominaremos CALLAR y a la última en la que se sintetizan los cuatro senderos, la llamaremos AMAR.

En cada uno de ellos estaremos dando material que nos permita entender claramente su conexión con el resto de los caminos, es decir, paradojicamente hablando, entraremos en un caleidoscopio de conceptos que nos permitirán observar las pruebas por las que se pasa, a través de cuatro cristales distintos, que si bien nunca se presentan separados, juntos producen una infinita combinación de resultados que corresponden a la realidad, a través de la cual caminan los iniciados.

Un estudio sistemático de cada uno de ellos por separado, nos presentará las armas adecuadas para poder entender las diversas combinaciones que se presentan en la vida de cada uno. Cada problema, cada prueba, podrá ser estudiado y analizado a la luz de cada uno de estos cuatro cristales, sin embargo, el estudiante deberá de estar preparado para entender que en la realidad, son los cuatro cristales en sus múltiples combinaciones, los que se presentan como pruebas a resolver.

La razón del por qué de este sistema de estudio, se encuentra encerrada en los secretos de la creación del universo. DIOS creó a través de siete cristales y después dejó que los productos de estos siete se combinarán, para dar lugar a todo lo que hoy conocemos como la Creación.

A las emanaciones primeras, a los frutos primeros de su trabajo, se les llamó Querubines, aunque bien podríamos hablar de Los Siete ante El Trono, o podríamos hablar de Potestades, o podríamos hablar de muchas formas distintas, simbolizando siempre a aquellos seres perfectos en su creación y que corresponden completamente a una emanación pura de la fuente primera que dió origen a toda la Creación.

Cuando estos Siete ante El Trono trabajaron para hacer crecer la Creación Universal, sus creaciones fueron producto de la combinación de todas y cada una de sus escalas, cada una de las distintas generaciones en que fueron creándose unas a otras, llegó hasta nuestros días como el Misterio de la Creación.

Aun cuando es muy pronto para sumergirnos en las profundidades de estos misterios, seguiremos el método ya trazado, presentando de esta manera conceptos que en esencia corresponderán exactamente a estas cuatro virtudes, que deben moldear la personalidad de un iniciado.

Trataremos de describirlas lo más limpiamente posible unas de otras, para que al momento de ser asimiladas, se puedan observar no únicamente las armas que cada una de ellas provee para hacer frente a la escuela de la vida, sino también las enseñanzas implícitas, los riesgos asociados, los diversos matices en que es posible observarlas, y que permite al ser utilizadas en ciertas condiciones, cumplir la VOLUNTAD del PADRE; o bien comprenderla, cuando es la vida la que presenta una determinada situación.

Deberemos comprender igualmente, que todo proceso telepático lleva implícitos ciertos riesgos que es preciso correr: Uno de ellos es el maya; todo el cúmulo de conceptos e ideas preconcebidas que invariablemente se presentan en las mentes, tanto de los lectores como de los canales.

Otro aspecto a considerar es la increíblemente poderosa tendencia de las mentes humanas, a querer comprender todo lo que les acontece en términos de experiencia. La mente del hombre no es capaz de recibir un concepto nuevo, sin que inevitablemente sea asociado a aquello que ya conoce; esto se debe a que la cultura humana va creciendo en la misma forma como crece un edificio al estarse construyendo, cada piso debe sustentarse en los anteriores.

Cuando es el maya el que ha construido un edificio y se pretende entonces corregir lo que ha sido mal construido, es preciso recomenzar todo el edificio; de allí la enorme dificultad de reeducar a los aspirantes, a fin de que entiendan que las leyes que gobiernan la evolución espiritual, son muchas veces, diferentes a las que se encuentran acostumbrados en su vivir cotidiano.

Es preciso hacer esta aclaración para poder entender aquel valioso consejo tantas veces repetido: “Al Reino de Los Cielos Deberán Entrar Como Niños”.

Finalmente, quisiera también mencionar que en lo sucesivo, todas las ideas que iremos mencionando de manera sintética, deberán ser guardadas en sus mentes preferentemente de memoria, para que el subconsciente continúe trabajando en ellas, mientras su conciencia permanece atareada en las labores que normalmente efectúa.

Les dejo todo mi deseo de que este material pueda ser de provecho para ustedes.

Que Así Sea.

EL DRAMA DEL CAMINO DEL INICIADO

 


El camino de los Iniciados empieza en el punto donde las aguas se separan y terminan en donde el infinito se une en un punto. Que el Iniciado aprenda a distinguir las aguas porque ambas constituyen la mitad del enigma, que voltee sus ojos hacia su interior y descubra el punto misterioso en donde la creación empezó.

 

El camino de SABER.

Cuando el Iniciado reconoce que su fuente de inspiración ha sido mayormente el maya y el espejismo, descubre que los ídolos que venía persiguiendo empiezan a esfumarse, de la misma forma como el espejismo lo hace cuando el viajero se acerca; comprende, entonces, el misterio de la evolución Divina.

Sólo cuando el Iniciado alcanza a sus ídolos empieza entonces a entrever que lo que él reconocía como la Voluntad Divina, está formada de creaciones sutiles, muchas veces existentes tan sólo en la mente de aquellos andantes de estos senderos. Se pregunta si esos ídolos, esas luces que venía persiguiendo, eran reales o fueron producto de la misma Voluntad Divina, actuando desde adentro de él mismo.

Al esfumarse aquello que perseguía, se sienta nuevamente y en su meditación descubre nuevos porqués de la vida; su desconcierto es temporal, pero empieza a entrever que más allá de todo aquello que lo impulsó, existe una realidad suprema de la cual él es una muestra.

Reconoce entonces, el misterio de la realidad subjetiva; se pregunta a sí mismo si no habrá convertido su propia imagen en fuente de inspiración para hermanos atrasados en el camino. Se pregunta si esas luces que venía persiguiendo, no eran otros viajeros más adelantados en su camino. Entiende que la realidad que acaba de abandonar pertenecía a otra dimensión y ahora que él ha ascendido, debe empezar a comprender esa nueva realidad que empieza a ser su dominio.

Las misteriosas nubes del espejismo empiezan a mezclarse con las de la ilusión; el maya ha quedado atrás y se convierte a sus ojos como una densa niebla que envuelve todo aquello que hoy ha dejado. Aún cuando sus pies hollan todavía los mundos densos de su existencia corpórea, su mente vislumbra otras realidades; a sus ojos el mundo ha cambiado, ha dejado de existir como antes era, y empieza a reconocer las formas y las entidades que en ellas moran.

Su conciencia empieza a fluctuar entre ese estado que alcanza cuando se sumerge en la meditación y aquél a donde sus recuerdos lo llevan y que constituyen su mundo antes de Iniciarse; el antes y el después son para él una realidad palpable, reconoce el peso de su pasado y entiende que ese mundo oscilante, inarmónico en el que vivía, ha pasado a convertirse en un mundo confuso pero fascinante, en donde debe aprender a vivir.

Todas las cosas toman una nueva dimensión; frecuentemente se siente solo y busca refugiarse en sus recuerdos, pensando que sus antiguas amistades o compromisos podrán ofrecerle algo de descanso, pero la llama que se ha encendido en él tiene nuevas necesidades, el mundo ha dejado de ser el motor que lo impulsaba para convertirse en tan sólo una obra de teatro, en donde cada quien representa un papel y cada uno de los personajes ha olvidado su verdadero nombre.

PUBLICIDAD GOOGLE

En su búsqueda, los estímulos más reconfortantes los encuentra durante la meditación; nunca como ahora siente el Iniciado el gran peso de la decisión que ha tomado; su vida lo ha llevado hasta ese punto y ahora debe emprender el camino con voluntad firme.

Murmullos de voces le llegan del exterior, trata de entender perfectamente el lenguaje en que se tratan de comunicar con él, busca establecer el vínculo con el resto de los moradores de ese misterioso plano en que hoy mora, empieza a entender que esas voces lo llaman con un nombre, pero el nombre carece de sentido; empieza a descubrir tres siluetas: Una de ellas le habla, se llama OSAR; la otra pareciera envolverlo en una mirada comprensiva, se llama AMAR; la tercera no dice nada, permanece impasible, tan sólo observándolo, como si quisiera comprenderlo todo sin necesidad de preguntar nada, se llama CALLAR; por fin entiende que su propio nombre, aquél con que lo llaman, es SABER.

Todo parece tan confuso y sin embargo comprende que está viviendo un mundo simbólico, que su vida ha tomado ahora una nueva dimensión y debe descifrar el enigma de esos cuatro seres incluyéndose él mismo.

Hasta ahora descubre que su mente posee una claridad excepcional; puede entender la naturaleza de sus tres compañeros; puede entender que la realidad en que ahora vive es temporal y que su verdadera conciencia mora en otro lugar; se ve a sí mismo como una parte de un todo; se siente comprometido a descubrir el enigma que lo mantiene unido a sus tres compañeros.

Poco a poco la luz empieza a iluminar otras regiones de su mente a medida que aprende a enfocar su atención en ese punto, las imágenes empiezan a revelarle conceptos intrigantes pero reveladores:

Cuando los hombres reconocieron su existencia en unidad y lograron alcanzar la Iniciación, el movimiento inicial del fuego kundalínico elevó la conciencia a otro nivel, sus ojos entonces percibieron la esencia que yace detrás de las formas y al disiparse lo concreto y percibir lo abstracto, la continuidad de las leyes físicas que gobernaban el mundo que conocían, se derrumbaron estrepitosamente, para dejar al descubierto un nuevo escenario, en donde debería desarrollarse su futura evolución.

 

Arcano del Tarot

En este nuevo escenario los seres vivían con cuatro aspectos: Por un lado parecían hombres; por otro, más bien parecían leones, un tercer aspecto era como águila y el otro como toros. Los cuatro caminaban hacia el frente y sin embargo, el ser se movía como una unidad, una realidad en cuatro dimensiones, un mundo nuevo que hacía aparecer todo lo anterior como si fueran caricaturas.

Entendió que la fusión de los cuatro seres en uno sólo, era la clave de su nueva existencia; entendió que los cuatro pensaban de una manera particular y que sin embargo, estaban unificados por algo que de momento no podía explicar, había que ir más allá.

Terminó su meditación, volteó a ver a sus tres compañeros y le pareció percibir que los misterios que él desconocía eran comprendidos por aquél que callaba y por aquél que le amaba. Buscó entonces comunicarse con ellos y esto fué lo que encontró…

 

El Camino de OSAR

Cuando SABER observó a sus tres compañeros, un chispazo en su mente le permitió entrever lo que ellos significaban para él; comprendió que el saber era la cualidad fundamental que lo caracterizaba, descubrió que él poseía algo que sus compañeros necesitaban, entendió también que aun cuando su cualidad era aquélla que explicaba todo y le permitía entender el mecanismo de evolución en la creación universal; requería poder comprender perfectamente lo que sus tres compañeros guardaban en sí mismos.

El poder entender no lo llevaría a donde su intuición le marcaba; descubría que en sí mismo, más atrás de sus pensamientos y razonamientos, yacía un impulso que no llegaba a entender ni a poder expresarlo en palabras, ese impulso lo movía a escudriñar en sus tres compañeros; fue entonces cuando buscó la comunicación.

El que se llamaba OSAR fue el primero que le habló con estas palabras: “¿Quién eres?, ¿por qué todo lo piensas? ¿Qué no entiendes que tenemos que salir de aquí?, ¿no ves que este plano en que nos encontramos es tan confuso que nos impide ver lo que hay más allá?. Tenemos que buscar juntos el camino del retorno.

Yo fui el primero que llegó y sabía muy bien que esto es tan sólo una etapa, no pierdas el tiempo pensando, tenemos que actuar, el universo se mueve mientras nosotros nos quedamos quietos, seguramente recuerdas que eras parte de mí y también parte de éstos, pero no hay tiempo que perder, tenemos que ir más allá.

Yo ya he empezado a asomarme, he visto otra luz, he percibido el punto donde se juntan los caminos, hasta creí escuchar un verbo poderoso; pero creo que era únicamente el eco; se que más allá está nuestra gloria y la solución a este misterio de símbolos, toma la mano de tus compañeros y la mía y unámonos en esta búsqueda, sé bien que este no es el final del camino, más allá hay algo en donde se percibe más luz, y en donde desaparecen estas tinieblas que hoy nos invaden.

¿Porqué eres tan quieto?, ¿no ves que aquél no habla? ¡no podemos hacer que actúe! ¿No entiendes cómo éste, aun cuando sí habla, pareciera que todo lo quiere componer con su mirada y con sus manos? Yo ya quise hablarles, me acerqué primero a ellos que a ti.

Con CALLAR no pude encontrar nada, sólo sus ojos que pareciera que entendiera todo pero no dice nada. Es verdad que presiento que cuando nos mira pareciera decirnos: ¡Pobres ingenuos!, pero sinceramente no comprendo su pasividad, pero si hemos de llevarlo a cuestas, lo habremos de llevar con tal de seguir el camino que nos saque de este simbolismo.

También hablé con el que se llama AMAR, habla poco pero habla, tampoco entiendo su lenguaje, me habla de unidad, me habla de armonía en esto, me habla de incluir dentro de mí mismo todo este simbolismo, cuando yo lo que quiero es realmente salir de él.

OSAR se dirigió a SABER

Se que tú aunque piensas más de lo que hablas, parece que llegas a comprender mejor que los otros lo que está pasando, por eso es que me he dirigido a tí. He visto en tus ojos las interrogantes, pero también he visto las soluciones; yo sé lo que hay más allá porque lo he visto, pero tú puedes entenderlo, tienes que explicármelo y juntos encontrar la salida de este laberinto.

He buscado las puertas y tan sólo he encontrado nieblas y más nieblas. He visto viajeros pasar por aquí, pero al acercármeles ellos han desaparecido como si fueran habitantes de otras dimensiones. He visto también formarse maravillosas creaciones, para luego desvanecerse como si fueran castillos de humo. No entiendo porqué, pero hay razones en donde la niebla parece más ligera, cuando eso ha ocurrido, he logrado percibir que la niebla tiene relación con el movimiento de los astros, como si cada estrella portara cierto tipo de bruma, cuando se juntan dos, las brumas se complican o se aligeran.

En ciertas combinaciones de astros, he podido observar también, como el mundo de los hombres se hace transparente a nosotros, y el mundo de los ángeles igualmente. Por escasos momentos he podido percibir más allá de esas brumas, y una extraña luz que provee un maravilloso bienestar nos ha unido a los ángeles, a nosotros y a los hombres. Es por eso que he entendido que estamos en un punto intermedio dentro de este largo camino.

He podido entender también que dentro de estas brumas no estamos solos, existen más como nosotros pero no he podido encontrarlos, tan sólo con ustedes puedo comunicarme. No llego a entender los porqués, pero se que somos más, cada quien camina dentro de sus propias nieblas, lograr toparnos con otro, probablemente sería hacer más densas estas brumas que nos envuelven.

He observado igualmente, que en ciertos lugares las brumas parecieran hacerse más densas, mientras que en otros toman coloraciones extrañas. He explorado este lugar más que todos ustedes, buscando la salida y es por eso que he observado tantas cosas. He visto como algunas líneas de luz opacas envuelven nuestro planeta, en sentido vertical y en sentido horizontal. He visto los cruces de esas líneas y percibido como las brumas toman diferentes coloraciones. He visto las montañas y he observado el resplandor a su lado que imprimen a las nieblas que lo rodean.

He logrado percibir algunos seres que caminan por la tierra, parecen hombres en su apariencia externa, pero internamente pareciera que están perfectamente conectados con los ángeles; poseen canales que impiden a la niebla acercarse a ellos, he tratado de entrar en contacto con ellos pero cuando les hablo, la niebla se mueve a mi alrededor y no entiendo lo que me contestan.

También he buscado comunicarme con los ángeles cuando he notado que me están observando, pero cada vez que emito mis palabras parece como si la niebla saliera de mí mismo y ya no me es posible recibir la respuesta. En una ocasión, uno de los ángeles me habló y me dijo cosas que no entendí; cuando le pregunté la explicación todo se nubló y perdí contacto con él, sus palabras fueron:

“UNE LA TIERRA CON EL AGUA,

AL AIRE CON EL FUEGO,

JÚNTALOS EN EL ÉTER

Y ENCONTRARÁS LOS CIELOS”.

No entiendo qué significa, pero presiento que tiene que ver con ustedes tres. Te digo esto, porque sé que tú sí puedes descifrar estos enigmas, sé que allí está la respuesta para liberarnos finalmente de esto que nos envuelve, pero sólo tú puedes explicarme lo que significa.

Esta niebla forma parte de nosotros y se que la única forma de comunicarnos es a través de lo que cada uno de nosotros aporta. Yo busco y exploro por ustedes porque veo que no se atreven a hacerlo; he tenido que ir más allá del cordón que limita estas nieblas, estos planos, de aquellos otros de donde venimos y a donde vamos. He buscado por todos lados y no he encontrado la salida; resulta extraño pero he encontrado otros iguales que yo, buscadores por naturaleza, pero incapaces de darme la explicación, de la misma manera como fui incapaz para darles yo la mía, probablemente fueron parte de otros seres como yo soy parte de ustedes.

He regresado aquí, junto a ustedes, porque afuera no he encontrado lo que andaba buscando.”

A las palabras de OSAR, SABER iba a contestar, pero vio primero que su hermano que se llamaba AMAR se acercó, tomó una mano de su hermano OSAR y tomó la otra de su hermano el SABER y empezó a hablar:

El camino de AMAR

Hermanos míos: “Ustedes son parte de mi ser, yo soy parte de ustedes, entiendo tus interrogantes, OSAR, y también entiendo tus necesidades, SABER; pero escuchen cuidadosamente lo que tengo que decirles, porque en esto reside el secreto de todo lo que existe”.

Sé que tu sientes la imperiosa necesidad de salir de este mundo de nieblas, pero entiéndeme hermano OSAR, a donde quiera que vayas tú seguirás buscando la salida, fuiste el primero que nos impulsó a venir hasta aquí, apartándonos del mundo en que antes morábamos, ahora eres el primero también en querernos llevar más lejos.

Entiende que a donde quiera que vayamos siempre será igual, entiende que nos movemos en un mismo espacio iluminado por diferentes cristales, si bien estas brumas nos confunden la visión, recuerda antes las cárceles en que morábamos, recuerda cómo desesperadamente buscabas la forma de escabullirte de esa cárcel limitante y opresiva en que estábamos viviendo en esos cuerpos físicos.

Ahora tenemos libertades, antes compartíamos un mismo ser, una misma conciencia, estábamos fundidos unos con otros, tú fuiste el primero en empujarnos de allí, ahora tenemos existencias separadas y sin embargo, seguimos siendo el mismo ser. ¿No puedes entender que por más que trates de escapar seguirás ligado eternamente a nosotros y el camino que recorramos tendrá que ser siempre juntos?

¿No entiendes que cada vez que te encontrabas con seres similares a ti, al momento de desear expresarte carecías del saber para poder hacerlo, te faltaba la comprensión que sólo el AMAR te da y por supuesto, esa niebla que mencionas que salía de ti al establecer tu comunicación, era precisamente porque te faltaba CALLAR?

¿No entiendes que nosotros cuatro somos el mismo ser y no entiendes también que más allá de nosotros, el mundo de los ángeles y el mundo de los hombres como tú los llamas, están también dentro de nosotros mismos, al igual que esta niebla?

¿No entiendes que cuando tomo tu mano, tú te enriqueces al igual que yo lo hago?

¿No entiendes que es a través de la unión de nuestras manos como podemos sentir que empezamos a estar completos?

Y tú hermano SABER, con esa claridad que tienes para entender todas las cosas, sé muy bien que me comprendes, pero eres inexpresivo y te es difícil establecer la comunicación, porque la tuya es una cualidad interna y no externa, eres capaz de comprender todo lo que yo digo, pero te es imposible expresarla adecuadamente.

No entiendes la desesperación de OSAR, porque esas son emociones y tú sólo entiendes los porqués intelectuales, te da igual salir o quedarte porque tus emociones son vacías, es probable que no entiendas lo que yo te estoy diciendo, porque a tu mente le falta el ingrediente del amor, pero trata intelectualmente de entender esto.

Esa necesidad de que te habla OSAR es tan importante para él, como lo es para ti desentrañar el misterio de estas nieblas y del simbolismo que nos presentan este mundo. Ese deseo que tienes de entender perfectamente todo lo que te rodea incluyéndonos nosotros tres, es de la misma naturaleza que ese imponderable deseo de escapar que tienen nuestro hermano OSAR.

Yo los comprendo porque siento lo que ustedes sienten, aún cuando no puedo explicarme en la forma tan clara como tú lo entiendes, ni tampoco sienta esa asfixiante necesidad de escapar de aquí como nuestro hermano OSAR la siente, pero dejenme decirles algo más: No importa a donde vayamos, yo siento que ese mundo que dejamos atrás, ese mundo de seres humanos que luchan y se debaten dentro de sus cárceles privadas, es en realidad un mundo unificado en otro nivel, hay un ser morando dentro de cada cárcel, pero todos juntos son la expresión de un ser más grande.

He entendido que esos seres en conjunto forman pequeñas unidades de conciencia y son parte de una conciencia muy grande, de un ser que apenas alcanzo a intuir.

He entendido que estos ángeles de los que OSAR hablaba, forman todos juntos también, parte de otra conciencia de ese mismo Gran Ser.

Entiendo que nosotros igualmente formamos los niveles intermedios de la conciencia de ese Gran Ser Cósmico.

Empiezo a entender que existen lazos que nos unen no a nivel intelectuales, sino más bien, lazos de energía que dan cohesión tanto a los mundos superiores como a los mundos inferiores y que todos juntos constituimos el campo de expresión y de desarrollo del Gran Ser Cósmico. Entiendo sus inquietudes y no puedo más que decir que es similar a la Voluntad de DIOS.

He pensado si ese Gran Ser será DIOS, pero eso no lo puedo entender, yo sólo siento sus necesidades, y siento su necesidad de mantener a esos hombres encerrados en cárceles, y siento su necesidad de que nosotros permanezcamos aquí, y también siento que esos ángeles constituyen para El un motivo de gran regocijo y que en ellos se encierra cuando desea momentos de paz. Siento que baja a nosotros cuando sufre, si es que pudiéramos llamarlo de esa manera, de angustias o de deudas y siento también un enorme deseo de trabajo, de actuar, de manifestarse, cuando trabaja a través de esas cárceles humanas.

PUBLICIDAD GOOGLE

No veo su cuerpo, no veo su forma, sólo siento su interno, sé que existe y sé que en nuestro viaje desde el mundo de los hombres hasta aquí y también cuando abandonamos esto a otro nivel, seguirá siendo un viaje dentro de EL mismo, somos parte de EL y puedo entenderlo y sentirlo como probablemente ustedes no lo puedan hacer, pero también sé porque lo siento, que nuestro hermano CALLAR puede entrar en contacto con ese GRAN SER, no sé cómo lo hace y nunca nos lo dirá, pero sé que lo siente, sé que lo hace.

Vayamos nosotros y tomemos las manos de nuestro hermano CALLAR, porque sólo él es capaz de encontrar esa salida de que habla OSAR, sólo él entiende las interrogantes tuyas hermano SABER, y sólo él probablemente comprenda y pueda entender quién es ese GRAN SER a quien yo siento y del cuál formamos parte.”

El camino de CALLAR

Los tres observaron a CALLAR, mientras éste sumido en sus pensamientos, los ignoraba. Se le acercaron y OSAR fue el primero que habló.

“CALLAR,  escúchanos, es preciso que te unas a nosotros, porque sólo así saldremos de este lugar que tan sólo nos limita en nuestro proceso de evolución.”

CALLAR los miró más no dijo nada, ni se movió de su lugar. SABER que podía entender el comportamiento de su hermano, le dijo lo siguiente: ” mira hermano, entiendo que no desees comunicarte con nosotros porque sería negarte a tí mismo y contrario a tu naturaleza, pero hemos entendido que los cuatro formamos una sola unidad, mientras que separados permanecemos incompletos e inmóviles en este lugar en que nos encontramos. Deseamos contar contigo, porque lo que tu percibes es completamente por nosotros.”

Es probable que tú no entiendas que formamos parte de una interminable cadena de ciencias, que somos nosotros quienes damos vida a la conciencia de los hombres y que a la vez, nosotros mismos somos vitalizados por las conciencias angelicales.

Probablemente no entiendas que está en nuestro plano evolutivo el seguir ascendiendo por esta escala de frecuencias que determina la evolución de la conciencia. Es preciso que tu naturaleza se una a nuestra parte, que volvamos a recuperar nuestra unidad, pero ahora conscientemente y no a la manera como lo hacen los seres humanos, cuya unidad es inconsciente y por lo tanto, limitada en cuanto a las capacidades que usan para su evolución.

Aquí nosotros hemos caminado separados. Cada uno por su cuenta ha logrado ciertas conquistas, cada uno de nosotros mantenía sus propios logros y caminaba en sus propios rumbos, cada uno de nosotros miraba hacia adelante, sin entender que en sus flancos y a sus espaldas, permanecíamos eternamente unidos el resto de los cuatro. Entender que nuestros caminos son progresivos y ascendentes, en cuatro direcciones distintas y sin embargo nos mantenemos unidos, ese es el secreto que probablemente no te hayas podido explicar.

Por fin CALLAR volteó a verlos, miró a SABER y éste se estremeció, creyó percibir en sus ojos una luz destellante que de momento lo hizo comprender lo que CALLAR encerraba, él era el guardián de toda la síntesis del conocimiento. SABER se vio reflejado en sus ojos y entendió que más allá de todos sus razonamientos, más allá de todas sus deducciones, más allá de todo lo que él consideraba lo supremo, la llave maestra del conocimiento abstracto y concreto, se encontraba el chispazo Divino, encarnación perfecta de la síntesis que explicaba todo sin decir nada.

CALLAR miró ahora a OSAR y éste se estremeció. OSAR entendió que CALLAR no necesitaba buscar la salida de ese plano, porque él ya estaba fuera de él, entendió que la salida misma de ese plano era justamente su hermano.

OSAR entendía que la puerta la constituía CALLAR, sin embargo, a pesar de todo lo que representaba el haber descrito la salida justamente en su hermano, soportó la mirada y haciendo acopio de toda su voluntad, logró percibir que lo que estaba observando era su propio reflejo. De momento quedó aturdido, sin saber si la salida la representaba CALLAR o era él mismo, cerró sus ojos y entonces CALLAR volteó para mirar a su hermano AMAR, pero AMAR no se estremeció, AMAR lo miró de una manera dulce, entendiéndolo y comprendiendo lo que su hermano significaba para todos, le tomó las dos manos y CALLAR empezó a derramar lágrimas, mientras los demás se sumergían en sí mismos, tratando de descifrar lo que acababan de percibir.

AMAR le habló así: “Hermano, entiendo tu vacío y tu universalidad, sé que eres el portador de la fuerza y energía que ha permitido a SABER entender el misterio de la creación, que ha permitido a OSAR entender la clave para encontrar la salida, sé que tu energía había sido dispuesta para darnos la solución a la salida, y ahora que nos la has proporcionado has quedado vacío, pues en tu comunicación, tu naturaleza misma se ha alterado, pero entiende que el supremo secreto del amor está en negarse a sí mismo para alcanzar la trascendencia y la inmortalidad, entiende que tu CALLAR debía terminar para que todos juntos pudiéramos trascender el estado de existencia que hoy tenemos, mi amor te envuelve a ti como envuelve también a nuestros hermanos.

El SABER nos permite explicar todo lo que aquí acontece, mientras que OSAR es la fuerza impulsora que nos sacará de este nivel de conciencia.

CALLAR, descansa, porque cada uno de nosotros estamos en deuda contigo, unámonos en un abrazo que nos fusione y empecemos a caminar hacia el centro de nosotros mismos, en lugar de hacerlo hacia afuera, porque ésa es la clave para encontrar la salida de este nivel.”

Los cuatro hermanos voltearon sus rostros: de León, de Toro, de Aguila y de Hombre y empezaron a caminar hacia el centro, hasta que quedaron fundidos en una pequeña llama que lentamente se fue disipando hasta desaparecer en un ligero aroma que se esparció por el ambiente.

* * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * * *

Unas palabras quisiera comentar: En los siguientes párrafos buscaré dar pequeñas claves, que intuitivamente iluminarán la comprensión de todo esto que en imágenes simbólicas han visto representado como el drama del Camino del Iniciado.

Todo lo mencionado hasta aquí cumple con un objetivo secretamente velado, para que algunos cuantos puedan encontrar la respuesta a los problemas que actualmente tan sólo les parecerá interesante, mientras que a la gran mayoría, les parecerá algo divertido tratar de descifrar el simbolismo que ha sido utilizado.

Cada quien en su nivel recibirá los beneficios de esto, pues mientras a unos les ayudará a dilucidar la solución a los problemas por los que están pasando, a otros les permitirá intuir los terrenos a los que apenas se asoman, y finalmente a unos cuantos, podrá servirles como una explicación de los procesos que ya han pasado.

Recuerden que esta lectura no debe de ser abordada sin antes haber hecho una preparación mental, en donde conecten su conciencia espiritual a su conciencia material.

En lo referente a la fisiología interna. (2)

Amar. Esta palabra se relaciona con la última realización, cuando por un acto de la voluntad del alma, combinada con la del hombre inferior, se produce la unificación y la comprensión. Implica el centro en la base de la columna vertebral.

Saber. Esta palabra concierne al centro ajna, el centro entre las cejas. Hay una insinuación en la frase “Que la Madre conozca al Padre”. Se relaciona con la boda en los Cielos.

Osar. Esta palabra da la clave de la subordinación de la personalidad, y tiene una íntima relación con el plexo solar, el gran centro de distribución del deseo y de las fuerzas astrales y el principal centro del trabajo de transmutación.

Callar. Esta palabra concierne a la transmutación de la energía inferior creadora, en la vida superior creadora. El centro sacro debe permanecer en silencio.

En lo referente a la astrología interna (3) y a la vida vertical y horizontal en la Cruz Fija, es instructivo observar que la vida vertical del hombre en esa Cruz (no importa en qué signo pueda hallarse temporariamente su Sol) es siempre Acuario-Leo. Esto indica que el individuo autocentrado en Leo, aprende la lección de la Cruz, se descentraliza, es consciente del grupo y se dedica a prestar servicio. El brazo horizontal es Tauro-Escorpio, indicando que el deseo por lo material es finalmente sustituido por el deseo de los valores espirituales, demostrado por medio de las pruebas en Escorpio. La Tierra y el Agua (Tauro y Escorpio) deben fusionarse y relacionarse, y esta verdad, vinculada a estos dos signos del zodíaco, fundamenta todas las enseñanzas sobre el bautismo y la purificación. Los deseos materialistas terrenos en Tauro deben, a su debido tiempo, quedar bajo la influencia del agua purificadora en Escorpio. El bautismo por el agua (nombre dado a la segunda iniciación) requiere un período preparatorio de prueba y purificación, lo cual debe proporcionar la experiencia en Escorpio. Análogamente también deben ser fusionados fuego y aire (Acuario y Leo), y de esta manera los cuatro elementos, lo mismo que seis de los siete rayos, deben desempeñar su parte en el condicionamiento del hombre en Escorpio para las etapas finales del Sendero.

LOS MAESTROS DE SABIDURÍA

Será de valor considerar el tema del acceso a los Maestros por medio de la meditación.  Empezaré con algunas afirmaciones fundamentales concernientes a los Maestros y el lugar que ocupan en la evolución.  Por lo tanto trataré el primer punto. De esta manera expondré, a quienes lean estos artículos, algunas ideas sobre Su Jerarquía, Su abarcante desenvolvimiento y Sus métodos de trabajo. Es innecesario decir que gran parte de lo que diré no contiene nada nuevo ni de importancia. Las cosas que más de cerca nos conciernen y con las cuales estamos más familiarizados, son las que más frecuentemente pasamos por alto y las más oscuras para nuestra facultad razonadora.

Maestro de Sabiduría es aquel que ha pasado la quinta iniciación. Esto, en realidad, significa que Su conciencia ha alcanzado tal expansión, que ello incluye el quinto reino o reino espiritual. Se ha abierto camino a través de los cuatro reinos inferiores: el mineral, el vegetal, el animal y el humano, y, por medio de la meditación y el servicio, ha expandido Su Centro de conciencia hasta incluir el plano del espíritu.

Maestro de Sabiduría es aquel que ha transferido la polarización desde los tres átomos de la vida de la personalidad -incluidos en el cuerpo causal- a los tres átomos de la Tríada espiritual. Conscientemente es espíritu-intuición-mente abstracta, no potencialmente sino en pleno poder efectivo, alcanzado por medio de la experiencia. Esto lo ha logrado, como dije anteriormente, por el proceso de la meditación.

Maestro de Sabiduría es aquel que no sólo ha encontrado el acorde del Ego sino también el pleno acorde del Espíritu, y puede, por lo tanto, pulsar a voluntad las variaciones de todas las notas, desde la más baja hasta las del plano espiritual. Esto significa esotéricamente que ha desarrollado la facultad de crear y puede emitir la nota correspondiente a cada plano y construir en el mismo. Este poder de descubrir -primero las notas del acorde espiritual y después utilizar estas notas en el trabajo constructivo- se realiza primeramente por medio de la meditación practicada según el método ocultista, equilibrado por el servicio prestado amorosamente.

Maestro de Sabiduría es aquel que puede aplicar la ley en los tres mundos y dominar todo lo que evoluciona en esos planos. Por el aprendizaje de las leyes de la mente, mediante la práctica de la meditación, el Maestro expande estas leyes hasta abarcar las leyes de la Mente Universal, tal como se expresan en la manifestación inferior. Las leyes de la mente se aprenden en la meditación y se aplican en la vida de servicio, consecuencia lógica del conocimiento verdadero.

Maestro de Sabiduría es aquel que ha pasado del Aula del Aprendizaje al Aula de la Sabiduría; ha cursado los cinco grados, ha trasmutado la mente inferior en mente pura y sin mácula y el deseo en intuición, anegando su conciencia con la luz del Espíritu puro. La disciplina de la meditación es el único camino por el cual esto puede realizarse.

Maestro de Sabiduría es aquel que, por el conocimiento adquirido mediante los cinco sentidos, ha aprendido que existe una síntesis y ha fusionado los cinco sentidos en los dos sintéticos, que marcan el punto de realización en el sistema solar. Por medio de la meditación se ajusta el sentido geométrico de proporción, se reconoce claramente el sentido de los valores y, mediante tal reajuste y reconocimiento, se disipa la ilusión y se conoce la realidad.  La práctica de la meditación y la concentración interna que en ella se realiza despierta la conciencia respecto al valor de la fórmula y su verdadero empleo. Por ello se hace contacto con la realidad, y los tres mundos ya no pueden atraparnos.

Maestro de Sabiduría es aquel que conoce el significado de la conciencia, de la vida y del espíritu, y puede llegar directamente, por la línea de menor resistencia, al “seno de su Padre, en el Cielo”. El acercamiento a la línea de menor resistencia, el camino directo, se descubre mediante la práctica de la meditación.

Maestro de Sabiduría es aquel que se ha trasformado a Sí mismo, de quíntuple en triple y de triple en dual. Se ha convertido en la estrella de cinco puntas, y cuando ha llegado ese momento la ve brillar sobre el Único Iniciador y la observa en todos Aquellos que han alcanzado Su misma posición. Ha santificado (en sentido esotérico) el Cuaternario, utilizándolo como piedra fundamental, sobre la cual erige el Templo de Salomón. Ha progresado más allá del templo mismo, llegando a considerarlo una limitación. Ha salido de sus muros limitadores y ha penetrado en la Triada.  Lo ha hecho empleando siempre el método ocultista, es decir, conscientemente y con pleno conocimiento de cada paso dado. Aprendió el significado de cada forma limitadora, asumió el control y aplicó la ley en el plano correspondiente a la forma.  Habiendo trascendido la forma, la desechó por otras superiores. Así progresa constantemente a través del sacrificio y de la muerte de la forma.   Reconoce que ella siempre aprisiona, que hay que sacrificaría constantemente y debe morir para que la vida interna progrese rápidamente hacia adelante y arriba. El camino de la resurrección presupone la crucifixión y la muerte; luego conduce al Monte donde tendrá lugar la Ascensión.  Durante la meditación se puede apreciar y conocer el valor de la vida y las limitaciones de la forma, y mediante el conocimiento y el servicio la vida puede liberarse de todo lo que limita y traba.

Maestro de Sabiduría es aquel que ha decidido permanecer en este planeta para ayudar a sus semejantes. Quienes alcanzan la quinta iniciación son Maestros de Sabiduría, pero no todos se quedan para trabajar como servidores de la raza.  Algunos emprenden otros trabajos de igual o mayor importancia. Para el público en general esta expresión significa que algunos Maestros deciden permanecer y limitarse a Sí Mismos en beneficio de quienes tratan de avanzar en la escala de evolución. Por la meditación el Maestro alcanza Su meta y por la meditación (alga que a menudo no se comprende) o la manipulación de la materia mental y por su actuación sobre los cuerpos mentales de la raza, lleva a cabo el trabajo que ayuda al proceso evolutivo.

Maestro de Sabiduría es aquel que ha recibido esa primera Iniciación que lo vincula con la gran Fraternidad de Sirio, y como ya he dicho, es un iniciado de Primer Grado en la Gran Logia. Ha alcanzado una expansión de conciencia que le ha permitido entrar en contacto con muchos sectores del sistema solar. Ahora tiene ante Sí una vasta región de expansiones que eventualmente lo llevarán más allá de la conciencia del sistema, hacia algo mucho más grande y amplio. Debe empezar a aprender los rudimentos de la meditación cósmica, que le permitirá entrar en esa Conciencia que está más allá de cuanto podemos concebir.

Maestro de Sabiduría es aquel que actúa conscientemente, como parte del Hombre celestial, a Cuyo cuerpo puede pertenecer. Comprende las leyes que rigen a los grupos y a las almas grupales. Él mismo rige conscientemente un alma grupal (un grupo que se halla en el sendero de retorno, compuesto por muchos hijos de los hombres) y conoce el lugar que le corresponde en el cuerpo del sistema. También conoce ese Centro en el Cuerpo del Hombre celestial, mediante el cual se mantiene la vibración armoniosa entre Él y Su grupo, y lo conduce a relacionarse con otros grupos en el mismo Cuerpo, de acuerdo a determinadas leyes. El estudiante que reflexiona se dará cuenta de cuán útil es la meditación, como preparación para esta actividad, pues es el único medio de trascender todo sentimiento de separatividad y comprender esotéricamente la unidad con nuestros semejantes.

Maestro de Sabiduría es aquel a quien se le han confiado, en virtud del trabajo realizado, ciertas Palabras de Poder. Por medio de estas palabras aplica la ley a otras evoluciones distintas de la humana y, a través de ellas, colabora con el aspecto actividad del Logos. Así fusiona Su conciencia con la del tercer Logos. Por medio de dichas Palabras ayuda en el trabajo constructor y en el esfuerzo manipulador cohesivo del segundo Logos; comprende la acción interna de la ley de gravedad (o de atracción y repulsión) que rige todas las funciones del segundo aspecto Logoïco. Mediante estas Palabras colabora en el trabajo del primer Logos, y al recibir la sexta y séptima iniciaciones (lo cual no siempre logra), aprende el significado de la Voluntad, tal como es aplicada en el sistema Estas Palabras le son comunicadas oralmente y mediante la facultad de clarividencia, pero el Iniciado debe descubrirlas por Sí mismo una vez que alcanza la conciencia átmica… y la utiliza.

Al desarrollar esta conciencia por medio de la intuición, el Iniciado puede hacer contacto con la reserva de conocimientos inherente a la Mónada y así aprender las Palabras de Poder. Esta capacidad sólo se adquiere después de la aplicación del Cetro de la Iniciación por el Señor del Mundo. Por  tanto, en las etapas superiores de la meditación ocultista, el maestro de Sabiduría amplía más aún Su conocimiento. Su conciencia no permanece estática, sino que cada día es más abarcante.

Maestro de Sabiduría es aquel que ha obtenido el derecho, por similitud de vibración, de trabajar con los Guías de la Jerarquía de este planeta, conjuntamente con los de otros planetas conectados con nuestra cadena. Cuando ha recibido otras iniciaciones puede hacer contacto con los siete Logos planetarios y trabajar conjuntamente con ellos, y no sólo con los tres que controlan las cadenas afines, pudiendo abarcar el entero sistema, pues Su conciencia se ha expandido hasta incluir todo el sistema solar objetivo.

Podría enumerar otras definiciones y dilucidar el asunto más ampliamente, pero con lo dicho  basta. El punto alcanzado por un Maestro es elevado sólo relativamente, pues se ha de recordar que cuando lo alcanza, comprueba que es realmente inferior, comparado con la perspectiva que se extiende ante Él. Cada expansión de conciencia y cada peldaño de la escala, no hace más que abrir ante el iniciado otra esfera que ha de abarcar y otro paso que ha de avanzar. Cada iniciación lograda sólo revela otras más elevadas a alcanzar, de manera que nunca se llega al punto en que el aspirante (sea un hombre común, iniciado, Maestro, Chohan o Buda) puede permanecer en condición estática, incapaz de mayor progreso. Hasta el Logos Mismo aspira llegar, y aún Aquel a Quien el Logos aspira, a su vez, aspira llegar a otro superior a Él.

Lo que ocurre en el sistema se repite en los planos cósmicos y lo que se aprende aquí debe aprenderse nuevamente, en más vasta escala, en el cosmos mismo. Esta idea encierra inspiración y desenvolvimiento, no cansancio ni desesperación.

LA ASCENSIÓN

Se ha de  tener presente que cada iniciación permite al iniciado “ver adelante” un poco más, pues la revelación es siempre un factor constante en la experiencia humana. La vida toda es revelación; el proceso evolutivo, en relación con la conciencia, es guiar al ciego fuera de las zonas oscuras de la conciencia hacia la luz mayor y, por lo tanto, a una visión más vasta.

Como bien se sabe, la quinta iniciación en la vida Crística ha sido denominada “Resurrección” por el mundo cristiano, destacando ese aspecto en la experiencia del iniciado, que conduce a la revelación, es decir a su “ascensión desde el océano de la materia a la clara luz del día”. La idea de la revelación también puede verse en la enseñanza cristiana acerca de la “Ascensión” -iniciación que no tiene existencia real ni debe ser llamada iniciación. Tenemos, por lo tanto, la siguiente secuencia relacionada con la cuarta y la quinta iniciaciones:

1. Renunciación, que produce la crucifixión y conduce a la…

2. Ascensión, o a la total “elevación fuera de” o “al ascenso más elevado” que conduce a la

3. Revelación, que da la visión, recompensa de las dos etapas anteriores.

A  la sexta iniciación (la verdadera Ascensión)  se le denomina la Iniciación de la Decisión, dado que  El Maestro elige entonces cuál de los siete caminos o senderos seguirá, porque Su experiencia de eones le ha permitido elegir cualesquiera de ellos y saber que ha elegido correctamente.

NOTAS DEL EDITOR.

1. Tomado del Texto con el mismo título: De la iniciación a la ascensión, dado en 1989. El artículo hace parte de una Trilogía que aborda el Sendero de Retorno, los otros dos artículos son: El Aprendizaje: de la individualización a la iniciación y La Comprensión: entre el aprendizaje y la sabiduría.

2.Tomado del libro Tratado sobre magia blanca.

3. Tomado del libro Astrología esotérica.

4. Tomado del Discipulado en la nueva era.

5. Tomado del libro Los rayos y las iniciaciones.

ESPACIO PATROCINADORES
Formación Intensiva de Thetahealing en Córdoba (España) - 03 al 09 de Noviembre de 2017
Sobre Jorge Ariel (Editor GHB)
Es uno de los colaboradores de la hermandad desde 2009. Pedagogo del comportamiento, orientador escolar de una Institución educativa en Caldas-Colombia, seguidor del Maestro Tibetano y estudiante de cuarto grado de la Escuela Arcana. Lleva 130 artículos publicados durante siete temporadas y a partir del año 2016 empezó a difundir los fundamentos de la alquimia, la magia y la astrología en términos de creatividad.
10 comentarios
  1. User comments

    Excelente!

    Gracias Amado Maestro Dwal Kul. Ahora estoy aprendiendo mas sobre el camino de luz y la ascención…

    Un abrazo en la luz

  2. User comments
    lucas camilo alvarez

    Agradesco todo lo que me es dado, conscientemente voy caminando y sigo atento a lo que se me presente para poder resolverlo de la mejor manera. prestar mi servicio y ayudar a otros en su camino.

  3. User comments
    Virginia Fern&aacute

    Maravillosa Enseñanza !!! Gracias por darnosla !!! Pido Discerniento y Comprensión para asimilarla como corresponde… Otra vez gracias MaestroDwal Kul…

  4. User comments
    Luke William Marte V

    Te amo Maestro Dwjal Khul, siento la similitud que hay entre tu Presencia y mi actual vibración, Bendito Seas AMADO.

  5. User comments

    todo cuanto hagamos en nuestra vida debe ser con amor,porque el amor es la base de todo en el mundo.debemos luchar por nuestra espiritualidad,cada dia esforzarnos más por agradar a los seres de la luz más no al hombre.me siento feliz de pertenecer a la comunidad.los amo.sandra

  6. User comments

    Gracias por este gran mensaje maestro

  7. User comments

    Adhiero plenamente a los comentarios de nuestros HERMANOS y desde el centro de mi corazón bendigo a qienes han hecho llegar este mensaje hasta nosotros es lo mas bello ,completo y sintetico que he visto , muy esclarecedor sumamente beneficioso y amoroso y envio mi AMOR y BENDIONES a los Maestros Ascendidos y a la Gran Hermandad Blanca como asi tambien a todos los hermanos en la LUZ.

    A todos BENDICIONES

  8. User comments
    lidia gladys ramos

    gracias a los maestro ascendidos por enseñarme el valor de las cuatro palabras que me vienen acompañando casi 20 años, ya que siempre me pregunte que enserraban en verdad, nunca me imagine que era el camino de iniciacion a la ascension.-

  9. User comments

    gracias maestro por este mensaje

    namasté hermanos

  10. User comments

    Maestro Tibetano Djwal Khul: Mi consciencia espiritual se ve colmada sobre La Sabiduría contenida en la presente publicación; aunque, queda mucho para meditar sobre estos caminos de nuestra evolución espiritual.

    Muchas gracias Maestro Ascendido. Gracias, gratos miembros de la GHB.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend