Home » Sabiduria y Conocimiento » La sabiduría del Espantapájaros. (Fábula sobre el agradecimiento)

La sabiduría del Espantapájaros. (Fábula sobre el agradecimiento)

La cancion de la Tierra

Recuerdo que ese día me levanté temprano, antes que los demás, quienes quedaron remolones en sus aposentos.

Afuera se palpaba como un clima primaveral, para lo ya avanzado del invierno. caminé lentamente y respirando profundo el aire puro y fresco matinal.

Recorrí el trecho que, en subida me llevaría hasta una suave loma con muchas pendientes y desde donde podría observar con más facilidad el entorno hasta sus horizontes, todo con solo un giro de mi mirada, se lograba en ello, un estado conciente de plenitud del momento, con la madre naturaleza.

Observé con detenimiento los perfiles de bosques a la distancia, en su mayoría de hermosos y majestuosos eucaliptos, unos que otros grupos de pinares, plantaciones de hortalizas, árboles frutales, flores silvestres en su pleno colorido, olor a tierra húmeda de amanecer, volutas de vapor se desprendían de la madre tierra en proporción al calor de los rayos de sol que todo comenzaba a bañar de un tejido en blanco pálido.

Sólo atiné en agradecer aquel hermoso estado, que de ser en mi plenamente conciente en su asimilación, además lo fue en su proyección, pues quizás mañana o pasado, no podría así disfrutarlo, también fui conciente de quien tenia ese poder tal de producir tanta belleza, verdad y comunicación en un solo lugar al instante y con tanto esplendor.

Sólo atine en agradecer alzando mi vista hacia las nubes que se desplazaban lentamente persiguiéndose unas a otras, al igual que las crías y cachorros se dejan guiar por aquel que les da la vida y sustento.


Agradecí luego AL CREADOR, de ser poseedor en el sostener los cuatro vértices simbólicos de la gran pirámide:

? algo de salud,

? una proporción de dinero,

? haber conocido el amor, y

? estar en el camino de la evolución en la luz.


Cuatro elementos fundamentales para lograr en nuestra existencia terrenal, cierto grado de calidad de vida en nuestro entorno y estados plenos concientes que nos lleven a nuestra individual liberación, dándonos en la practica diaria , la oportunidad de entender el equilibrio, la armonía, estados concientes también, con su propio color y sabor.


Luego, logré estar conciente del quinto vértice de la sagrada pirámide cual es:

? el que reboza en su cúspide, de por siempre apuntando a los cielos que son propiedad también de nuestro DIOS.


Posteriormente, también di gracias por la oportunidad que pudieran tener todos aquellos afines nuestros, el de entender tarde o temprano donde está LA LUZ, ¿cuántos colores y formas tiene?, ¿quiénes son sus regentes?, ¿quién su creador?, ¿cómo llevarla en el corazón? — En una expresión: Estar Conciente, De Donde Venimos, Donde Estamos Y A Donde Vamos.

Había tomado la actitud de concurrir temprano al lugar, en consideración a que durante el día habría que dedicar todo esfuerzo voluntario en apoyar una serie de actividades tendientes a preparar y luego ejecutar la conmemoración del primer aniversario de creación DEL SANTUARIO en aquel terreno singular, en memoria de la AMADA MADRE MARÍA.

Sólo me cabía hacer lo mas elemental: agradecer y así al lograrlo de corazón, sentir una sensación, un sentimiento, una energía que entrando por el plexo solar, conectaba directamente con la naturaleza toda, a la brisa matinal, a la humedad de la tierra, al movimiento de las arboledas, al calor del sol.


En todo ello me encontraba extasiado, cuando de improviso sentí a mis espaldas alguien que me habló:


– Gracias por venir –. . . . escuché claramente,


Giré hacia mis espaldas para descubrir quien se había dirigido a mi persona no lográndolo de inmediato, escudriñé mas atentamente y me percaté de que a cierta distancia y a cortos pasos de mi se destacaba una forma como humana, de aspecto descuidado, descolorido, desgreñada, pero, que representaba en su cara, una semblanza de bondad.

Al fijar mi atención observé los detalles de su figura: estaba como de pie mirando hacia el santuario, sus brazos y piernas salían por fuera de sus desteñidos ropajes y estaban conformados por MADEROS. Sus extremidades superiores abiertas como en un intento permanente de abrazo, las inferiores, sobre la tierra húmeda y enterradas en ella, manteniéndolo inmóvil a perpetuidad. El tronco de su figura era un rellenado de HENO, conformando su delgado tórax, su pecho, hombros, espaldas y cintura; una CALABAZA por cabeza y sobre ella un rústico SOMBRERO, la forma de sus ojos: tiernos, el orificio de su boca pleno de diálogo, de sus oídos atentos al escuchar y su pequeña nariz, suficientes para el aroma del viento.


– ¿Quien habla ?, pregunté un tanto inquieto.

– Yo fui quien agradeció tu presencia, contestó contra el soplar de la brisa…..

– ¿Pero cómo tú puedes hablar o expresarte, dado tu condición?, le enrostré sorprendido,…..

Entonces me contestó:

– ¿ Y tus ojos no lo hacen?, ¿la expresión de tus manos no lo demuestran?, ¿no lo logra así tu pensamiento?, ¿ tu misma estancia en este lugar así no lo manifiesta ? —y tu sabes que el lenguaje, hay de muchas maneras de manifestarlo y entenderlo—…


Quedé realmente impresionado por su proceder, al llegar al lugar embelesado por la belleza natural, no me había percatado de la presencia de quien me agradecía el estar con él.

– Tienes verdad en lo que dices, -le comenté-, …..todo erudito logra conciencia de ello, que las manos de un ser tienen su propio lenguaje, que la mirada puede darlo todo a entender, y la presencia física en cualquier lugar tiene siempre una finalidad, una razón de ser.

– Así es como es-, asumió. Continuando dijo: “Por ello mi razón de ser es la que ves y aquí estoy, y por esto agradezco que hayas venido, en esta ocasión para mi, a este hermoso paraje, dándome una oportunidad única de dialogar contigo, un humano tal cual es, no siempre es habitual que alguien se acerque a mi y sobre todo un humano, quien, según me han comentado, es el que rige los destinos de esta Madre Tierra a la cual estoy enclavado en cumplimiento de mi propia misión”.

Le consulté entonces admirado: ¿Y cómo has logrado El Saber Agradecer? …… me dirigió su nueva respuesta:

– Lo he obtenido a través de la suma de los devenires, gracias a mis amigas, las aves, el viento, los animales, las flores y uno que otro insecto, que tienen como derrotero, en ocasiones, este lugar.

– ¿Cómo has logrado comunicarte con las aves? ¿cómo conversas con ellas? ¿qué lenguaje ellas poseen?,…… escudriñé a mi personaje, intrigado?.


Me replicó: “Ellas tienen su propio entender, su propia lengua, su hablar, saben comunicar, a ellas también les agradezco lo que me han enseñado de cuando en vez”.

– ¿Y qué enseñanza es la que tu agradeces a las aves?, fue mi consulta…. mi protagonista, mirando con sus grandes ojos vacíos me proclamó..

Aquí, en este hermoso rincón que hoy en día se ha convertido en un espléndido Santuario, llegan muchos tipos de aves: – grandes, medianas y pequeñas, algunas hermosas de colores brillantes, sobrias y elegantes, majestuosas, de plumajes soberbios; otras de alas enormes, pero curiosamente, éstas son más sobrias, calladas y un tanto desdeñosas y no me dirigen mucho la palabra, son más frías y pensativas, son como arrogantes, tienen un estilo indiferente hacia mi, de igual forma le estoy agradecido, pues alegran el lugar, lo hermosean, son un bello espectáculo, he aprendido de ellas que existen tantos colores, cada uno con su propia energía, que alegran el heno de mi pecho, y sus vuelos son lentos y cadenciosos a gran altura y de poder en sus movimientos, por ello, por todas esas sensaciones y sentimientos, debo agradecer, pues me hacen sentir como casi un humano. También se posan en distintas ramas de las arboledas y allí permanecen largas horas, como meditando o reflexionando sobre sus propios destinos o existencias; en otros rincones siento sus graznidos comunicando quizá sus propias alegrías, experiencias o sufrimientos; más allá unos chillidos estridentes desde los nidos, reclamando aquellos pequeños, su alimento, son los que dependen de su sustento. Mucho he aprendido y por ello del conocimiento por ellas entregado SOY AGRADECIDO, aunque poco me hablen, lo he obtenido observando desde este lugar en donde estoy sometido, luego se van y otras llegan, es como la rueda del destino.


Quedé asimilando su expresión y expectante le consulte “¿Y del resto de las otras aves, tienes alguna referencia?”.

Me respondió: “Las más afines para mí son aquellas especies de tamaño pequeño, no tienen mucho colorido, son más bien de tonos grises, no son ruidosas, no son ostentosas ni arrogantes, son más bien humildes y mas conversadoras, entienden mi lenguaje, de éstas soy más agradecido, pues como mas dialogan, Más Aprendo Y Más Entiendo Lo Que Es La Sobriedad, La Humildad, La Tolerancia, La Honestidad, La Modestia, El Respeto, La Sumisión, La Bondad, La Compasión, Lo Afable, El Arte De Ser Solidario, y tantos otros conceptos y elementos que obligadamente deben ser la práctica diaria de todo ser, cualquiera sea su condición, pues me han asegurado que todos estamos sometidos en este PLANETA ESCUELA a la Evolución Espiritual, entonces, ¿qué cosa queda? AGRADECER, pues, si yo también en mi condición, practico, algún día, mas adelante, seré un ser como tú, que a mi lado pareces un rey”.


Meditando por lo mi escuchado, no demoré en inquirir nuevamente: “¿Cómo es posible que todas estas aves que se posan permanentemente en tu derredor pueden tener tanto conocimiento?


Correspondió a ello con claridad y prontitud: “Porque ellas recorren todo el planeta, unas emigran más lejos y otras a lugares más próximos y tanto unas y otras, recepcionan sabiamente todo lo entregado por EL CREADOR”, y prosiguió con su relato:

– Estas especies de aves tienen entre otras de sus propiedades, la condición de que todo lo observan, todo lugar recorren, distancias enormes, siempre en grupos y son miles y millones, sus derroteros son inimaginables y aún hoy en día, tu ciencia terrenal no puede descubrir ¿cómo? después de trasladarse a miles en distancias de este lugar, vuelven inexorablemente sin extraviarse, ellas… con este maravilloso don, agradecen y no pierden la razón, muchas quedan en el camino, pero ello es por lo que me han contado consecuencia de la maldad que el ser humano tiene en su corazón, pues unos cuantos de los tuyos tienen mentes en depravación, pues ellas me han relatado de todo: lo bueno y de lo malo que existe en la faz de la tierra, y también agradecen a su creador pues han llegado a la conclusión, de que hoy en día, se han percatado de que existe más el bien que la desolación, es así como me han comentado que en grandes extensiones, son más los campos cultivados, es más el amor por los bosques y los aguados, tus semejantes se reúnen hoy en mayor número para acordar cómo purificar el aire que todavía respiramos, los mas potentados reúnen dinero para llevar alimento a los desamparados de continentes colapsados, grandes potencias enemigas antes, hoy se dan la mano, donde la tierra se hunde y mucho se ha desplomado, llega la ayuda solidaria de pueblos enteros, sin que se les haya llamado, tu ciencia se esfuerza por lograr medicamentos curas y elementos que hagan la vida de mayor calidad, sobre todo hacia aquellos de los tuyos que se han comprometido con una condición karmática mas severa en aras de su propia evolución, me han comentado que en muchos lugares apartados existen miles de puntos de luz de día y de noche y cuando ellas se han acercado a vislumbrar que es lo que los produce, han denotado con asombro que están conformados por grupos de seres, todos dedicados en la obtención del conocimiento perdido antiguas civilizaciones ya no existentes, pero cuyo saber les está siendo dispensado por entes de luz con el único fin de que eleven su nivel y estén preparados para cuando llegue el momento del cual sólo EL CREADOR está enterado y así, esta tierra cumpla su propio ciclo en la actual tercera dimensión y triunfalmente sea traspasada a la superior, cuya cuarta nivelación es habitada de hermanos de calidad y evolución excelsa, ellos son hermanos mayores vuestros o vuestros hermanos de las estrellas, que siempre han estado colaborando con vuestro planeta en toda ocasión, por mandato de vuestros propios Maestros Superiores, quienes además, os asisten en todas vuestras reuniones, en una palabra, todos -con o sin el conocimiento debido- cumple a voluntad dentro del gran ciclo cósmico universal con nuestra propia tarea y ello, debemos agradecerlo, con sumisión.


– También me han aclarado que está en aumento la polarización, y es así, como a pesar que en determinados lugares han surgido nuevas manifestaciones de maldad, en mayores lugares esta brotando MAS EL AMOR, la diferencia y confusión es que minorías de seres magnifican lo negativo, pero lo positivo trasmutará hacia la posteridad, entonces se notará día por día, que el malo será más malo y el de luz dará mas luz hasta que llegue el momento de que cubra completamente la oscuridad.


– De mis amigas las aves, las mas ancianas y a las cuales les ha sido trasmitido conocimiento de generación por generación, me han asegurado que esta vigente aún hoy, las palabras de un gran sabio de oriente que expresó: “todo lo del sistema de cosas imperante pasará…. más mis palabras no pasarán”.


– Otras, también eruditas, me han asegurado que todo lo que ese Maestro iluminado dijo, se ha cumplido a cabalidad.


– Ello también debe impulsarme en agradecerlo, pues también me contaron que EL prometió se cumpliría su profecía, que de así serlo, se haría mucha justicia en esta tierra, cual es: “todo aquellos que se mofaron y vituperaron de ser los primeros, serán los últimos, y todos los que sufrieron en su condición de últimos, estarán primero en la próxima dimensión.

– Como verás, no puedo evitar de ser agradecido pues, con todo lo que me han enseñado mis amigos, tengo conocimiento, y si a ello le agrego lo que sí entiendo por fe, estoy contento, por mucho tiempo he soportado mi condición de ultimo en este ciclo y he pedido, no ser de los primeros sino que tan sólo tener algún día como tú, cinco sentidos.


– Si tu me entiendes como lo asevero, yo también te comprendo en tu sorpresa e incredulidad, pues muchos como tu, todavía por mucho conocimiento, les cuesta asimilar ¿cómo es posible que yo estando conformado de MADEROS, HENO, CALABAZA Y SOMBRERO, sé agradecer tanto estando sujeto, más acuérdate de que entre todo el conocimiento ya dispensado, se os dijo que todo átomo por minúsculo que sea su existencia, es divino, inteligente y de ellos ninguno se pierde en la nada, pues ésta no existe, lo que está presente ES EL TODO, y yo, soy parte del mismo.


– Cuando a tus afines le cuentes todo lo que agradezco, ellos te entenderán posiblemente, y si de alguno surge una mente perspicaz y te pregunte sobre -si cumplo o no mi misión- debiendo ser enemigo de mis aves, coméntale, que POR AMOR he llegado con ellas a un acuerdo: yo no las espanto, y ellas me cuidan el huerto, no lo dañan, sino que del producto del mismo que excede, busquen su alimento y así, estaremos todos contentos, y será entre nosotros, una bendición el estar concientes de lo que significa el agradecimiento.

– De esta misma forma, mis ancianas amigas aves, me han dejado claro, que en el caso de los humanos, tampoco debe existir el daño, ni de mente, ni de acción, y ello al cumplirse a cabalidad, VUESTRO CREADOR os compensará, ya sea públicamente o quizá en vuestros propios silencios.


– Para ti, por haberme escuchado con respeto, por admirable que todo esto te parezca, vaya de mi corazón de heno a tu propio corazón, mi mayor agradecimiento y que todo el saber DEL CREADOR quede en lo que ustedes llaman vuestro Átomo Permanente.


– Saluda de mi parte a tus afines hermanos del conocimiento y permíteme por último, entregarles una interrogante que en mi ha superado el llamado tiempo. .. esto te lo pido porque mis aves amigas, en ello han guardado siempre el silencio mas absoluto, que yo respeto, pero no soy vidente, y alguien tiene que saberlo… me refiero que ustedes los humanos, en la madre tierra son millones en existencia y cuando fenecen, depositan su vehículos terrenales en sus cementerios, más, mis amigas las aves, son en cantidad más millones que ustedes en número existencial en esta escuela del saber, entonces lo que no entiendo, cuando ellas fenecen,…¿en donde quedan tantos millones de sus pequeños cuerpos?


– Para terminar y no aburrirte con tanto comento, existe en mi algo que me abruma de saberlo, mi fuentes son fidedignas, y es que en todo lugar de este hermoso planeta, existen algunos seres que no merecen lo que portan en sus testas, para que me entiendas te lo pregunto de una simple manera: ¿Porqué DIOS le da sombreros a aquellos que no tienen cabeza?


– Si tu o los tuyos no me dan la respuesta, le preguntaré entonces a otro amigo que tengo, el es EL VIENTO, que también viene acá de vez en cuando, y él tiene a su vez, otra amistad que podría saberlo que es EL AIRE, y este a su vez, a lo mejor le pueda preguntar a su primo EL PRANA, o por último, se lo consultarán a quien vuela con todos ellos que es EL ÉTER, y tal vez con mayor seguridad ahí tenga la respuesta, pues he sabido que EL ÉTER se expande en EL TODO y en EL TODO ESTA NUESTRO CREADOR, que todo lo sabe, pues una de sus infinitas condiciones es el de ser OMNISAPIENTE.


– – – – – – – – – – – – – – – –

Agrupación Metafísica: Grupo Fuego Violeta – Www.grupofuegovioleta.cl – e-mail: jebu27bruna@yahoo.es

Este relato fue recibido en Julio del 2005, de Maestros Ascendidos, en Amor y Privilegio, gracias. Todos los derechos reservados

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Claudio Alvarez (Redactor GHB)
Claudio es unos de los más veteranos y expertos redactores de la familia de hermandadblanca.org
ESPACIO PATROCINADORES
2 comentarios
  1. User comments

    gracias,..—

  2. User comments

    Es una hermosa fábula y contiene una gran enseñanza sobre el agradecimiento, entregada por Seres de Luz, gracias.

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend