Home » Mensajes del Cielo » Maestros Ascendidos » Jesús » La verdad del viaje de María Magdalena

La verdad del viaje de María Magdalena

maría magdalena

Natalie: Recientemente tuve la oportunidad de visitar la Gruta de Santa Bauma que es una cueva en el sur de Francia donde se dice que María Magdalena pasó mucho tiempo después de la Crucifixión, la Resurrección y la Ascensión de Jesús. La cueva está en la ladera de una montaña; para llegar a este lugar sagrado se gastan alrededor de 45 minutos subiendo por una cuesta a través de un exuberante y glorioso bosque. Antes de entrar en la cueva, comencé a comunicarme con María Magdalena para descubrir el propósito de mi visita y el porqué estaba siendo guiada a visitar la gruta. Lo que recibí está enseguida, es información que María Magdalena quiso compartir no solamente conmigo, sino con todos.

 

María Magdalena:

 

 

Es un honor conectarme contigo; y Yo te baño con las vibraciones de la Diosa Divina y de la Diosa Isis. Ya desde niña Yo usaba el símbolo de la Serpiente Dorada; un símbolo de ser iniciada en las enseñanzas de la Femenina Divina y de la Diosa Isis. Yo fui y sigo siendo una Alta Sacerdotisa de la Diosa Isis, dedicada al poder, la magia y el Amor de la Diosa Sagrada en su forma más pura. Fue mi entrenamiento lo que allanó mi camino hacia mi unión con Jesús; y también me preparó para continuar las enseñanzas compartidas por nosotros dos, después de su Ascensión. Las enseñanzas que Jesús compartió nacieron del Amor y se dieron con Amor, representaban la unión de las vibraciones masculina y femenina del Creador con armonía y Unicidad, las cuales despiertan lo mismo dentro de todos. Durante el tiempo en el cual Jesús compartió sus enseñanzas, Yo también recibía las mismas descargas de energía e inspiración. Como representante de la Femenina Divina, Yo actuaba como un ancla, arraigando la Energía Sagrada en la Tierra y en la consciencia de la Humanidad.

 

 

 

Después de la Ascensión de Jesús fui guiada a continuar compartiendo las detalladas enseñanzas y prácticas de sanación que junto con otros Yo había recibido. En ese tiempo uno de mis mayores propósitos era compartir mi sabiduría con quienes estaban dedicados a la Diosa, pues ellos retendrían la pureza de las enseñanzas mientras las preservaban para las generaciones por venir. Las directrices y tareas Divinas que me daba el Creador, parecían interminables en ese tiempo. Me correspondía desarrollar la presencia de la Diosa en muchas personas de tal manera que esta energía pudiera continuar nutriendo al Mundo y a las enseñanzas de Jesús, así como sanando alguna devastación que ocurrió en la Humanidad cuando Jesús dejó la Tierra, debido a la mala comprensión. Me correspondía distribuír códigos y plantillas energéticos; y de sanación; así como pergaminos, objetos, herramientas y cristales de valor espiritual, en ciertos lugares sagrados. El propósito era apoyar la preservación y la continuación de la sanación y el despertar que Jesús había comenzado.

 

 

 

Yo tuve otro papel muy bello, un rol que todos los días sanaba a mi corazón, roto por haber perdido físicamente a Jesús; aún cuando Yo entendía la verdad del asunto. Este papel me estimuló a tener determinación para lograr las tareas que me dio el Creador Divino, mientras también llenaba mis días con diversión, Amor y risa. En mi opinión, éste es el papel más sagrado de una mujer: Yo recibí el don de ser madre. Sar’h fue la Creación del Creador Divino para incorporar mis energías como María Magdalena y las vibraciones sagradas de Jesús; realmente ella era la imagen de la unión de nosotros dos de más maneras que las que parecían posibles. Fue un don sagrado para la Tierra y para mí; ella tenía muchos nombres: El Cáliz Dorado, la Serpiente Dorada; y la Unión de lo Divino en Manifestación, para mencionar unos pocos.

 

 

 

Sar’h y Yo, junto con unas pocas hermanas de la Luz, tuvimos como destino a Francia. Cuando llegamos al sur de Francia, nuestro propósito era comenzar el proceso de distribuír los muchos pergaminos, herramientas y plantillas sagrados, tanto energéticos como físicos, que nos habían dado en posesión. Correspondía darlos a personas específicas y ocultarlos en ciertos lugares para preservar su seguridad. Fuimos recibidas y apoyadas por las participantes en un Templo de la Diosa Isis dedicado a la Femenina Divina; estas mujeres de muy profunda belleza interna apoyaron nuestra misión y posteriormente nos condujeron a un espacio del santuario cercano a su Templo. Nuestro santuario era una caverna en el sur de Francia conocido como la Gruta de Santa Bauma. Sar’h tenía 3 años cuando llegamos a nuestro nuevo hogar, que para nosotros era un escondite donde podríamos continuar enseñando.

 

 

 

Natalie: Mientras estuve en la cueva, la presencia de María Magdalena era muy fuerte, aunque esta área que ahora es como una iglesia ha estado durante muchos años a cargo de monjes, las vibraciones de la Femenina Divina permanecían en su energía. Cuando María Magdalena apareció ante mí en mi Tercer Ojo, fue Sar’h quien la empujó hacia mí. Me pareció que Sar’h tenía alrededor de 12 años cuando María Magdalena la trajo a mi consciencia. María Magdalena quería que Sar’h compartiera conmigo algunos de sus pensamientos sobre su vida en la cueva. Nunca antes había conocido conscientemente a Sar’h, así que era una experiencia nueva para mí.

 

rosa-maria-magdalena-405x405

 

Sar’h compartió conmigo algunas visiones. La primera fue de una procesión de mujeres vestidas de blanco y llevando la marca de la serpiente dorada, quienes caminaban por el bosque hasta la cueva. Sar’h me dijo que ellas venían todos los días a la caverna a visitarlas y les traían alimentos y lo que necesitaran. Dijo que disfrutaba sus visitas, pues algunas de las iniciadas del Templo de la Diosa Isis tenían una edad similar a la suya o incluso eran menores; así que tenía tiempo de hablar y jugar con ellas antes de la ceremonia diaria conducida por María Magdalena. Me contó que le encantaba correr por el bosque con sus amigas, quienes tal como ella, realmente no sabían cómo era el Mundo exterior; sin embargo se complacían en compartir historias de sus experiencias de sus Planos Internos. Sar’h me contó que también disfrutaba la ceremonia diaria que llevaban a cabo en la cueva, pues le permitía ver a su madre trabajando, con el poder, la gracia y la sabiduría que irradiaba.

 

 

 

La 2ª visión que Sar’h compartió conmigo era de ella en brazos de su madre durante la noche en la caverna, mientras su madre le contaba sus recuerdos de Jesús. Ella le pedía a su madre que le contara todo lo que supiera sobre su padre, desde su nacimiento hasta su Ascensión. Sar’h dijo que los que más le gustaban eran esos momentos íntimos con su madre, pues algunas veces su padre aparecía en la cueva como una forma energética para pasar algún tiempo con ellas. Sar’h me contó que le gustaba vivir en la cueva pues allí tenía todo lo que necesitaba. Yo creo que lo que le contaba María Magdalena a Sar’h sobre la vida de Jesús, era su manera de guiarla en sus iniciaciones y preparaciones para su vida adulta.

 

 

María Magdalena:

 

 

 

Después de 15 años, cuando Sar’h tenía 18, supe que era tiempo de apoyar a Sar’h en la siguiente etapa de su vida. Desde cuando llegamos a la cueva, Yo sabía que en 15 años Sar’h y Yo abandonaríamos la seguridad de la cueva y viajaríamos a la Sagrada comunidad Druida de Inglaterra; nuestro destino se conoce ahora como Glastonbury. Yo sabía que su propósito era casarse y quedarse con la Comunidad Druida; así que nuestro viaje a Inglaterra era excitante, Yo sabía que a Sar’h le esperaba una nueva vida; aunque también me rompió el corazón pues sabía que Yo haría el viaje de regreso a Francia sin su compañía.

 

 

 

No mucho tiempo después, Sar’h se enamoró y se casó con un Alma que era profundamente familiar para ella, un Alma con la cual había compartido muchas vidas. Tuvieron muchos hijos y una vida muy dichosa. Sar’h asumió el papel de compartir las enseñanzas de Amor que le pasamos su padre y Yo. Sus poderes de sanación eran asombrosamente bellos. Sar’h pasó 50 años en Glastonbury; a los 68 años viajó a Escocia donde vivió el resto de su vida y murió cuando tenía alrededor de 80 años.

 

 

 

Yo, María Magdalena, retorné al sur de Francia y viví mis días en el Templo de la diosa Isis con las mujeres que durante 15 años nos habían cuidado a Sar’h y a mí. Yo ya no necesitaba vivir en la cueva para proteger a mi hija y mantenerla a salvo, así que disfruté mi tiempo rodeada por las bellas Almas del Templo. Yo visitaba la cueva de vez en cuando al sentir que Jesús quería aparecer ante mí y pasar algún tiempo conmigo. Viajé un poco por Francia; sin embargo ya había completado las tareas que me había dado el Creador Divino, así que podía pasar mucho tiempo en soledad y en paz, reviviendo algunas veces mis recuerdos de otros tiempos en profunda comunión con el Creador. Ascendí abandonando mi cuerpo cuando tenía alrededor de 100 años de edad.

 

 

 

Yo quise compartir la verdad de mi viaje después de la Ascensión de Jesús para que podamos conectarnos en un nivel más profundo; y para que puedas tener más acceso a la verdad de mi Ser y de mi Alma.

 

 

YO SOY María Magdalena.

 

 

Gracias.

 

 

TRADUJO: Jairo Rodríguez R. Consultoría Energética y Espiritual

 

 

jairorodriguezrr@gmail.com

 

 

 

AUTOR: Natalie Glasson

 

 

VISTO EN: http://www.jairorodriguezr.com/

ESPACIO PATROCINADORES
Si te ha gustado compartelo y regalanos un like
Sobre Eva (Redactora GHB)
Eva es una de las redactoras de la gran familia de hermandadblanca.org.
ESPACIO PATROCINADORES
11 comentarios
  1. User comments

    confio gracias gracia gracias

  2. User comments

    Gracias… el relato me es muy familiar y creíble… Gracias…?

  3. User comments

    siempre a estado en mi memoria, pensar en Jesus, es pensar en Maria Magdalena….. gracias!!

  4. User comments

    Gracias por platicarme la conversación que tuviste con Maria Magdalena, que bendecida fuiste. Felicidades!!

  5. User comments

    Una historia de verdadero amor, entrega y Unidad con El Creador….Gracias🌷

  6. User comments
    Carmen Alicia Soto

    Siento una infinita devoción por María Magdalena.

  7. User comments

    MARIA MAGDALENA JAMAS ESTUVO EN LA CUEVA Y ESTA ES UNA BURDA COPIA DEL MANUSCRITO DE MARIA MAGDALENA PRESENTADA POR TOM KENYON EL CUAL TAMPOCO LO CANALIZO EL , ESE MANUSCRITO FUE ENTREGADO EN EL TIBET

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

Send this to a friend